Los Invertebrados

Zoología. Protozoos. Esponjas. Cnidario. Plantelminto. Nematodos. Nemertinos. Moluscos. Anélidos. Artrópodo. Equinodermo

  • Enviado por: Fran Rubio
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 15 páginas
publicidad
cursos destacados
Conoce el nuevo diseño de ICFES SABER 11 - 2014
Conoce el nuevo diseño de ICFES SABER 11 - 2014
En este curso comprenderás como está diseñado el nuevo examen ICFES Saber 11 - 2014....
Ver más información

Combo cursos de matemática y ciencia
Combo cursos de matemática y ciencia
¡Aprovecha esta gran oportunidad!

Ahora es posible, adquirir a manera de Combo, los siguientes...
Ver más información

publicidad

Los invertebrados son cualquier animal que carezca de columna vertebral o espina dorsal aunque dispongan de un esqueleto interno más o menos rígido. Los invertebrados constituyen la gran mayoría del reino animal,ya que comprende todas las especies excepto las compuestas por los vertebrados, que tienen vértebras (es lógico). El término invertebrado se usa tambien para describir a unos pocos miembros del filo de los cordados que carecen de espina dorsal. Existe un filo intermedio, los hemicordados, que comparte algunas características tanto con los vertebrados como con los invertebrados (por ejemplo el enteropneusto). Pese a todo esto los invertebrados mas importantes destacan los protozoos, esponjas, cnidarios, platelmintos, nematodos, nemertinos, moluscos, anélidos, artrópodos, equinodermos, e insectos. Los invertebrados fósiles más antiguos se remontan al periódico precámbrico.

A continuación ampliaremos la definición de los invertebrados señalados en azul.

PROTOZOOS: nombre que se aplica a todos los organismos animales unicelulares, algunos de los cuales puede formar colonias. En la clasificación de los seres vivos estos están clasificados en el reino de los protistas o protoctistas, junto con otros Los Invertebrados
organismos celulares cuyo núcleo celular está rodeado de una membrana. Los protozoos no tienen estructuras internas especializadas a modo de órganos, o están muy poco diferenciadas. Dentro de los protozoos se suelen admitir varios grupos: los flagelados del grupo de los Los dinoflagelados son el segundo grupo más importante del fitoplancton, que es el responsable de la producción de energía en la cadena trófica oceánica. Tienen una estructura semejante a un látigo llamada flagelo, que actúa como órgano de locomoción y muestran características tanto de vegetales como de animales. Los dinoflagelados pueden reproducirse de forma rápida, produciendo grandes poblaciones de forma inmediata; ciertas especies, mediante este tipo de crecimiento, forman las mareas rojas tóxicas que matan a los peces y contaminan los mariscos. Zoomastiginios, con muchos especies que viven con parásitos de plantas y de animales; los ameboides del grupo Sarconidos, que incluyen a los Foraminíferos y Radiolarios, y que son componentes importantes del plancton; los Cilióforos, que son ciliados, con diversos representantes que poseen estructuras

especializadas que recuerdan a la boca y el ano de los organismos superiores; los Cnidosporidios, parásitos de invertebrados, de peces y de algunos reptiles y anfibio, y los Esporozoos, con diversas especies parásitas de animales y también de seres humanos. Se conocen más de 20.000 especies de protozoos, que incluyen organismos tan conocidos como los paramecios y las amebas.

Los Invertebrados
Protozoos ciliados

Los protozoos ciliados son organismos unicelulares que se impulsan mediante unas diminutas proyecciones, a modo de pelos, llamadas cilios. Además de servir para la locomoción, los cilios también tienen la función de crear corrientes que ayudan a arrastrar pequeñas partículas alimenticias hacia el interior de una depresión pequeña de la superficie del cuerpo, a través de la cual se ingiere el alimento. Los protozoos ciliados viven en el agua o en el suelo, o establecen relaciones como parásitos o simbiontes de otros organismos. En los suelos, los ciliados actúan en la descomposición de los organismos, disgregando la materia orgánica en sustancias que pueden ser utilizadas por otros seres vivos.

Muchas especies viven en hábitats acuáticos como océanos, lagos, ríos, charcas... Su tamaño varía desde 2 hasta 70 micrómetros. Los protozoos se alimentan de bacterias, productos de desecho de otros organismos, algas y otros protozoos. Muchas especies son capaces de moverse utilizando diversos mecanismos: flagelos, cilios y movimientos ameboides.

ESPONJA: cualquiera de varios miles de especies que constituyen un filo de animales invertebrados sencillos. Las esponjas son sobre todo marinas, aunque hay unas pocas especies de agua dulce. Son abundantes en todo el mundo y, en especial, en aguas tropicales, donde junto con otros invertebrados, como los corales, son importantes en la formación de depósitos calcáreos (calizos).

Todos los grandes grupos existentes en nuestros días tenían representantes vivos en el cámbrico, hace unos 600 millones de años. Hay una considerable polémica acerca de la relación entre las esponjas y otros grupos de invertebrados.Se acepta que son una línea multicelular derivada de protozoos unicelulares, pero su relación con los celentéreos (medusas y corales) está menos clara. Un punto de vista habitual es que tanto los celentéreos como las esponjas tuvieron un antecesor común.

Los Invertebrados
Esponja tubular púrpura y amarilla

Esta esponja muestra una de las múltiples formas corporales típicas de las esponjas. Éstas, consideradas las más antiguas entre los animales multicelulares, se remontan en el registro fósil hasta el periodo cámbrico, hace 600 millones de años. Sus cavidades interiores ofrecen abrigo a cangrejos pequeños, estrellas de mar y otros invertebrados marinos.

Clasificación científica: las esponjas componen el filo Porifera. Existen cuatro grandes grupos. Todas las esponjas pertenecientes al grupo Calcarea son marinas, con espículas esqueléticas compuestas de carbonato de calcio. Las Hexactinellida viven en aguas profundas; dado que su esqueleto es de sílice y muestra bellísimas disposiciones de seis puntas, se denominan también esponjas de cristal. Las Demospongiae (un 95% de Los Invertebrados
las especies de esponjas vivas) comprenden las de agua dulce. Su red esquelética se compone de espongina, y en algunas especies hay también espículas de sílice. Las Sclerospongidae presentan un delgado esqueleto de espongina y sílice que rodea un esqueleto calcáreo central más robusto.

CNIDARIO:miembros del filo animal Coelenterata (o Cnidaria), que incluye el coral, la hidra, la medusa y la anémona marina. Los celentéreos se encuentran por encima de las esponjas entre los Metazoa, o animales multicelulares. Abarcan más de 9.000 especies, distribuidas en todos los océanos; sólo se conocen unas pocas especies de agua dulce. Existen dos formas de celentéreos, el pólipo y la medusa, que pueden alternarse a lo largo de un ciclo vital llamado metagénesis, comparable a la alternancia de generaciones entre las plantas. El filo se divide en tres clases: Hidrozoos, en los que predomina la forma pólipo; Antozoos, que sólo atraviesan la forma pólipo; y Escifozoos, compuestos fundamentalmente por formas medusa. La forma pólipo aparece en colonias con apariencia vegetal, como los corales constructores de arrecifes, y se fija sobre rocas o residuos del fondo marino. Por contraste, con raras excepciones, las medusas nadan libremente.

Anatomía

La forma pólipo presenta una estructura cilíndrica con la boca y los tentáculos que la rodean en un extremo. La forma medusa exhibe una superficie en forma de paraguas de la que salen los tentáculos, y tiene la boca en el centro del cuerpo. Todos los celentéreos muestran una mayor o menor simetría radial, son divisibles verticalmente en cuatro o seis segmentos similares. Las células de los celentéreos están organizadas en tejidos, algunos de los cuales se diferencian en órganos. Entre la cubierta interior y las capas celulares exteriores hay una capa de tejido indistinto. Este tejido puede ser delgado y firme o grueso y gelatinoso; incluye células nerviosas, musculares, esqueléticas y pigmentarias. Los celentéreos no tienen ano, ni sistema circulatorio, ni cavidad gastrovascular; la abertura oral conduce a un sistema de cámaras o tubos llamado celénteron (que, a pesar de su nombre, no es exclusivo de este filo). Presentan redes de tejido nervioso diferenciado, al igual que fibrillas musculares y órganos sensoriales sencillos. Estos órganos están adheridos a células urticantes, llamadas cnidocistos, características del filo, a las que éste debe su otro nombre, Cnidaria.

Fisiología

Las presas capturadas por los tentáculos mueren por la acción de venenos producidos por los órganos urticantes; son digeridas en el celénteron por secreciones producidas por las células que lo revisten. Este canal, a través de ramificaciones, distribuye los nutrientes a todo el cuerpo. Debido a la ausencia de ano, los productos de desecho procedentes del sistema digestivo se expulsan a través del orificio oral. Los celentéreos absorben el oxígeno que necesitan para sus procesos metabólicos de su entorno líquido. Se mueven al contraer las fibras musculares; sus órganos sensoriales responden a la luz, el calor y los estímulos mecánicos, químicos y gravitatorios. Se reproducen tanto por fisión como por vía sexual.

PLANTELMINTO: nombre común de un grupo de animales de cuerpo blando, por lo general parásitos. Son los animales más sencillos entre los que poseen cabeza. Presentan simetría bilateral y son un tanto aplanados. La mayoría son alargados. El filo al que pertenecen los gusanos planos o platelmintos comprende tres grandes clases: las tenias, que en su fase adulta son parásitos del tracto digestivo de los animales; las duelas, que parasitan diversos órganos de distintos animales; y gusanos planos de vida libre. Algunos científicos incluyen también un grupo de gusanos marinos no segmentados, pero otros los consideran un filo separado.

El ectodermo (superficie exterior) de los gusanos planos de vida libre suele estar cubierto de cilios en forma de pelo; en las formas parásitas, el ectodermo segrega una sustancia endurecida llamada cutícula. Una musculatura bien desarrollada debajo de la epidermis (capa de la piel) permite al cuerpo expandirse y contraerse, cambiando su forma hasta extremos notables. En ocasiones las formas de vida libre exhiben una llamativa pigmentación, pero las formas parásitas suelen carecer de ella. Los gusanos planos no tienen verdadera cavidad corporal; los espacios entre los órganos están rellenos de un tejido conectivo compacto llamado parénquima. Excepto en las formas más sencillas, un extremo del cuerpo está bastante especializado en la percepción sensorial. Las aberturas oral y genital se encuentran en el lado ventral (inferior). Cuando existe, el tracto digestivo es sacular o ramificado y tiene una única abertura. Ésta puede estar equipada con una ventosa, como en el caso de las duelas o, como ocurre en la mayoría de los gusanos planos de vida libre, puede tener una faringe bien desarrollada. El sistema nervioso consiste en una red con un gran ganglio (cerebro) y varios cordones nerviosos longitudinales. Los cilios sensoriales y las manchas oculares pueden estar presentes en las formas de vida libre y en las larvas de las formas parásitas. Los gusanos planos carecen de sangre o sistema vascular. Tienen unas células especializadas equipadas con cilios que guían los gases y residuos desde el interior a una o más aberturas del exterior por medio de una red de túbulos. De forma conjunta, estas estructuras forman el sistema excretor. El aparato reproductor es muy complejo y ocupa una buena porción del interior del animal. Aunque los gusanos planos son casi todos hermafroditas (cada animal posee órganos reproductores masculinos y femeninos), los huevos y el esperma se forman por separado. Estas células germinales abandonan el cuerpo por aberturas separadas o penetran en una cámara común, llamada atrio genital. Los gusanos planos también pueden reproducirse de forma asexual, tanto por fisión binaria —es decir, dividiéndose en dos y dando lugar a dos individuos— como por regeneración, produciendo un individuo entero a partir de un trozo que ha sido cortado.

Los gusanos planos de vida libre se encuentran en prácticamente todos los medios y así, se localizan tanto formas terrestres como marinas o de agua dulce. Estas especies se alimentan principalmente de plancton. Los gusanos planos parásitos suelen presentar ciclos de vida muy complejos, y a veces requieren de 4 o 5 huéspedes para completarlo.

Clasificación científica: los gusanos planos constituyen el filo Plathelminthes. Las tenias constituyen la clase Cestoda, las duelas la clase Trematoda, y los gusanos planos de vida libre, la clase Turbellaria.

Los Invertebrados
Duelas de la sangre

Esta microfotografía muestra las duelas intestinales adultas, Schistosoma mansoni, una de las especies que produce la enfermedad llamada esquistosomiasis. Los machos son gruesos y azules; las hembras delgadas y claras. La duela de la sangre es un tipo de gusano plano. En su forma larvaria entran en la sangre de personas o animales que han estado expuestos a agua contaminada en climas tropicales y subtropicales, y ponen sus huevos en el interior del huésped. En los seres humanos, los síntomas son diarrea, inflamación y hemorragias, pero varían en función de la especie de duela y la parte del cuerpo infectada. Sin tratamiento, la enfermedad puede ser fatal.

NEMATODOS: nombre común de cualquier miembro de un filo de gusanos no segmentados, que pueden ser terrestres, de agua dulce o marinos. Los gusanos cilíndricos están distribuidos por casi todo el mundo y son muy numerosos en las capas superficiales del suelo. Muchos son dañinos para la economía y para la salud, ya que viven como parásitos de plantas y animales, incluidos los seres humanos. Las infecciones por gusanos cilíndricos son frecuentes y normalmente pasan inadvertidas; sin embargo, algunas especies causan enfermedades graves.

Estos gusanos son animales cilíndricos, alargados, con una organización simple que consiste en un intestino interior y una pared muscular exterior, separadas por una cavidad llamada pseudocele, llena de líquido (véase Animal: Celoma). La pared exterior segrega una cutícula elástica que el animal muda cuatro veces durante su vida. Tienen una longitud que varía desde lo microscópico hasta 10 cm. La mayoría tienen sexos separados y la fecundación es interna. Las crías se parecen a los individuos adultos y se desarrollan sin metamorfosis.

La clasificación de las casi 12.000 especies conocidas (se cree que existen muchas miles desconocidas) es objeto de controversia entre los zoólogos. Muchos consideran a los gusanos gordianos (véase Gusano crin de caballo) como una subclase, pero otros los clasifican en un grupo aparte. Aunque muchos de los gusanos cilíndricos son de vida libre, se les presta más atención a las formas parásitas. Un grupo importante, los nematodos ascarídidos, comprende a las lombrices intestinales y al gusano común de los cachorros. Otro contiene los heterodera, que producen agallas en las raíces del algodón, y las especies que atacan al trigo. Otras formas de gusanos cilíndricos de importancia médica engloban varios géneros llamados: anquilostomas; filarias, que causan las elefantiasis; el gusano de la triquina, que origina la triquinosis, y los tricocéfalos, que infectan el intestino humano.

Clasificación científica: los gusanos cilíndricos o nematodos constituyen el filo Nematoda. Las lombrices intestinales pertenecen al género Ascaris. El gusano común de los cachorros es Toxocara canis. Los gusanos que atacan al algodón pertenecen al género Heterodera, las formas que atacan al trigo pertenecen al género Tylenchus y el gusano de la triquina al Trichinella. El tricocéfalo es Trichuris trichiura.

NEMERTINOS: nombre común de unas 800 especies de gusanos primitivos de cuerpo blando. Estos gusanos cintiformes no segmentados son largos, estrechos y planos. Carecen de celoma (véase Animal: Celoma) y aunque son generalmente pequeños, alguna especie alcanza los 27 m de longitud. Para capturar las presas sacan la probóscide del extremo anterior del cuerpo, tras lo cual se retrae completamente dentro de él (invirtiéndose como el dedo de un guante). Se desplazan lentamente; la mayoría vive en el fondo del mar, aunque también hay formas parásitas, terrestres y acuáticas. Tienen un aparato circulatorio y un tubo digestivo completo con boca y ano; el comportamiento y los órganos de los sentidos son simples. En general, los sexos están separados, aunque algunas especies se reproducen por fragmentación del cuerpo y cada parte regenera un nuevo gusano. Los nemertinos son frecuentes en las playas, pero no tienen importancia económica ni son comestibles.

Clasificación científica: los gusanos cintiformes forman el filo Nemertina.

Los Invertebrados
MOLUSCOS: nombre común de los miembros de un filo de animales de cuerpo blando (del latín mollus, `blando') que suelen tener una envoltura externa dura de naturaleza calcárea. Entre los moluscos más conocidos se encuentran las almejas, las ostras, los caracoles, las babosas, los pulpos y los calamares. El filo Moluscos es el segundo más grande del reino Animal después del filo Artrópodos. Algunas estimaciones prematuras sobre el número de especies de moluscos existentes situaban esta cifra por encima de las 100.000 formas. Los cálculos realizados más actuales y reflejados aquí han reducido este número a menos de 50.000 especies.

Los moluscos son animales de un gran éxito ecológico y adaptativo ya que tienen representantes en casi todos los hábitats, aunque en el marino su variación es mayor. Entre estos animales existen algunos evolucionados, como el pulpo y el

MOLUSCO BIVALVO

Las almejas son uno de los mariscos más populares. Llamadas moluscos bivalvos por las dos valvas o medias conchas que protegen su cuerpo, estos pequeños animales filtrantes viven en áreas intermareales de todo el mundo. Sus poderosos músculos internos, un ligamento de la charnela y una charnela calcificada en el ápice de la valva permiten al animal protegerse de muchos depredadores manteniendo las valvas cerradas. Los prominentes anillos de crecimiento de la valva son útiles para determinar su edad.

Principales grupos de moluscos

Los moluscos son un grupo diverso de invertebrados marinos, dulceacuícolas y terrestres, con formas tan variadas como los caracoles, quitones, lapas, almejas, mejillones, ostras, calamares, babosas, nudibranquios y otras formas abisales muy modificadas. Todos tienen un rasgo anatómico en común, la presencia de una concha o cubierta en alguna fase del ciclo vital. La mayoría tiene concha en su forma adulta, excepto el pulpo, el calamar y las formas abisales. Además, presentan una estructura parecida llamada glándula de la concha, que aparece durante un corto espacio de tiempo en el desarrollo embrionario.

calamares gigantes son también los invertebrados de mayor tamaño, pueden llegar a pesar hasta 2.000 kg. Sin embargo, la mayoría de los moluscos tienen de 1 a 20 cm de longitud y algunos son apenas visibles.

Los primeros moluscos fósiles aparecieron en rocas del periodo cámbrico inferior hace unos 600 millones de años. Existen representantes vivos de siete clases del filo: los aplacóforos, sin envoltura y parecidos a los gusanos, con 250 especies; los quitones, con 600 especies; los monoplacóforos, con 10 especies; los bivalvos, como las almejas, con 7.500 especies; los escafópodos o colmillos de mar, con 350 especies; los gasterópodos, como los caracoles y babosas, con 37.500 especies, y los cefalópodos, como los pulpos y los calamares, con 600 especies. Se conocen también varias clases y miles de especies fósiles.

Características generales

Aunque entre los moluscos existen pocos rasgos comunes, estos animales no se confunden fácilmente con otros y todos pueden considerarse como variantes de un mismo tipo (no confundir con un antepasado común). Un molusco ideal o teórico avanzaría arrastrándose sobre un único pie muscular liso y su cuerpo tendría, al menos, la insinuación de una cabeza en un extremo y un ano en el otro. Por la parte superior, su cuerpo sería una envoltura o concha externa montada sobre una giba visceral que contendría los órganos internos.

La envoltura de los moluscos es compleja. Está compuesta por carbonato de calcio y otros minerales en una matriz orgánica que es segregada en capas por una lámina de tejido (el manto) por el borde y bajo la envoltura. También suele estar cubierta por una capa externa sin minerales llamada periostraco. Puede ser múltiple como en los quitones o pareada como en los bivalvos. En varios moluscos es de tamaño reducido y, a veces, se ha perdido completamente. No existen pruebas directas de que en los aplacóforos existiera este tipo de envoltura calcárea.

En el extremo posterior del molusco teórico existiría un surco o depresión, denominado la cavidad del manto, con branquias a cada lado del ano y aberturas en los riñones y en las estructuras reproductoras. Lo más frecuente es que exista un par de branquias, pero muchos gasterópodos tienen sólo una; el cefalópodo nautilo tiene dos pares, y los monoplacóforos y quitones tienen desde varios a múltiples pares.

Generalmente, el aparato digestivo de los moluscos consta de una boca con una estructura parecida a una lengua, llamada rádula, sobre la que descansan unos dientes. También presenta un estómago y un par de glándulas digestivas. El sistema nervioso consiste en un anillo de nervios que rodea la parte anterior del aparato digestivo, con un par de troncos nerviosos, uno dirigido al pie y otro a las vísceras. Normalmente, los ganglios que rodean el aparato digestivo han desarrollado un cerebro con varios órganos sensoriales. De hecho, el sistema nervioso de los cefalópodos es tan complejo y está tan altamente organizado como el de los peces. El corazón se localiza en el extremo posterior del cuerpo, y manda la sangre hacia un sistema circulatorio cerrado que forma parte de la cavidad principal del cuerpo. Asociado al corazón existe un conjunto de órganos en el que se encuentran los riñones, las gónadas y, a veces, otras estructuras reproductoras.

Conducta

Aunque en la mayoría de los moluscos la visión es pobre, los cefalópodos como el calamar tienen ojos con cristalinos, retinas y otros rasgos notablemente parecidos a los de los vertebrados. Algunos gasterópodos tienen un sentido del olfato muy bien desarrollado y pueden localizar comida en el agua a una distancia considerable. De un modo similar, pueden detectar químicamente a los depredadores y los evitan alejándose nadando o dando brincos. Algunos moluscos presentan una conducta complicada durante el cortejo y los cefalópodos superiores tienen bastante capacidad para aprender de la experiencia.

Reproducción

El modelo de molusco básico tiene sexos separados que expulsan el esperma y los óvulos al agua donde tiene lugar la fecundación y el desarrollo embrionario. En la mayoría de estos animales sigue una etapa larvaria, en la que la larva nada durante algún tiempo y después se asienta en el fondo marino y madura. Sin embargo, muchas veces, esta etapa está modificada o no existe. La fecundación también puede ser interna, en la que unas glándulas secretan unas cubiertas protectoras alrededor de los huevos. Los moluscos de movimiento lento, como los caracoles, suelen evolucionar como hermafroditas (macho y hembra), con lo que doblan el número de parejas adecuadas. A veces, la hembra protege el desarrollo de los huevos. Algunas ostras se caracterizan por cuidar de las crías en el interior de la cavidad del manto y por cambiar de sexo sucesivamente.

Ecología e importancia

Los moluscos son abundantes y, por tanto, son importantes en las cadenas alimentarias de muchos hábitats. Muchos son herbívoros, en especial los quitones y numerosos gasterópodos. Los colmillos de mar y algunos otros moluscos se alimentan de la materia depositada en el fondo marino, mientras que la mayoría de los bivalvos filtran el material suspendido en el agua. Muchos gasterópodos son carnívoros; la mayoría de éstos atacan animales fijos o de movimiento lento. Los cefalópodos son depredadores activos de animales de gran tamaño, como los cangrejos. Numerosos moluscos son una importante fuente de alimento para los seres humanos, pero algunos gasterópodos dañan los cultivos y otros hospedan parásitos causantes de enfermedades.

Clasificación científica: los moluscos constituyen el filo Mollusca. En la clase Aplacophora (aplacóforos) el cuerpo es similar al de un gusano. No existe concha o envoltura, sino sólo un manto resistente y, prácticamente, el pie ha desaparecido. Los tres órdenes de la clase Polyplacophora (quitones) tienen una concha formada por ocho placas (valvas) dispuestas en fila y están bien adaptados para adherirse a las rocas. La clase Monoplacophora (monoplacóforos) es mayoritariamente fósil. Tiene un género vivo, Neopilina, descubierto en el año 1952 en aguas profundas. Este animal tiene una envoltura sencilla y lisa y múltiples branquias. En la clase Bivalvia (bivalvos) la cubierta está dividida en dos valvas y se alimentan a través de sus branquias. Como consecuencia de esto último, la cabeza está escasamente desarrollada. Los miembros de la clase Scaphopoda (colmillos de mar) viven en los fondos arenosos y tienen una envoltura larga, ahusada y ligeramente curvada. Los miembros de la clase Gastropoda (gasterópodos) son asimétricos y, o bien tienen una cubierta univalva o, como las babosas, no tienen ninguna. Las tres subclases de los gasterópodos son: Prosobranchia (principalmente caracoles marinos, con tres órdenes), Opisthobranchia (babosas de mar y especies afines, con ocho órdenes) y Pulmonata (moluscos pulmonados, en gran parte de agua dulce y terrestres, en el que se encuentran dos órdenes). La clase Cephalopoda (cefalópodos) se ha modificado por la reducción del pie y de la envoltura y por el desarrollo de brazos alrededor de la boca. Engloba tres subclases: Nautiloidea (Nautilus, con cuatro branquias y otras características arcaicas, como una cubierta externa), Ammonoidea, que incluye a los ammonites y presentan también cuatro branquias (según otra clasificación, estas dos subclases están agrupadas en una única subclase: Tetrabranchia), y Coleoidea o Dibranchia (pulpos, calamares y sepias, con dos branquias y otros rasgos evolucionados).

ANÉLIDOS: nombre común de unas 9.000 especies de invertebrados en forma de gusanos con segmentación bien desarrollada. Las tres grandes clases del filo de los Anélidos son: los gusanos con cerdas o poliquetos (unas 5.300 especies), sobre todo marinos y a menudo luminiscentes; los oligoquetos (unas 3.100 especies), que son, sobre todo, terrestres o viven en el suelo, como la lombriz de tierra; y las sanguijuelas o hirudíneos (unas 300 especies), que son, en su mayoría, de agua dulce pero también pueden ser marinas o terrestres.

Características

Los Invertebrados
Aunque los anélidos tienen formas diversas, los gusanos con cerdas o poliquetos, considerados en general el grupo ancestral, pueden ejemplificar su estructura. El cuerpo es alargado y de sección redondeada, con la boca en un extremo y el ano en el otro y presenta simetría bilateral. Está compuesto por varias unidades similares, o segmentos, separados externamente por surcos y en su interior por tabiques (septos). Los segmentos suelen tener

Lombriz de tierra

La lombriz de tierra carece de ojos, oídos o pulmones. Respira a través de la piel por difusión del aire presente en las partículas de tierra. Si esas bolsas de aire quedan anegadas por la lluvia la lombriz tiene que salir a la superficie. Cuando se mueve, usa los músculos longitudinales para extender el cuerpo hacia adelante, y después tira de la parte trasera del cuerpo. Las sedas o quetas, diminutas proyecciones de cada segmento, impiden que el animal se escurra.

unos lóbulos (parápodos) con cerdas (sedas o quetas) que sirven como medio de locomoción. La cavidad corporal llena de líquido (celoma), ofrece cierta sustentación estructural, por lo que el cuerpo es flexible. El sistema digestivo está formado por un tubo recto y el sistema nervioso es bastante sencillo, con órganos sensoriales poco desarrollados. En la cabeza puede haber ojos, palpos o tentáculos; unos pocos poliquetos tienen ojos muy desarrollados. Los poliquetos crecen por adición de segmentos al cuerpo en el extremo posterior.

Los oligoquetos (“pocos septos”),como su nombre indica, tienen menos septos que los anteriores y carecen de parápodos. Su cuerpo es estilizado, adaptado a la excavación y la cabeza carece de ojos o palpos. Las sanguijuelas tienen el cuerpo aplanado y pueden nadar o arrastrarse con un movimiento ondulante; acostumbran a carecer de septos.

Los gusanos con cerdas o poliquetos suelen tener sexos separados y se reproducen liberando esperma y huevos en el agua. Por contraste, el patrón habitual en la lombriz de tierra y la sanguijuela es el hermafroditismo, en el que la fecundación se produce internamente. Estos animales producen cápsulas para albergar los huevos y algunas sanguijuelas cuidan a sus crías.

Ecología y evolución

Algunos poliquetos son depredadores activos. Otros han adoptado un modo de vida sedentario y extraen partículas de comida del agua o depósitos del fondo. La lombriz de tierra se alimenta haciendo pasar tierra a través de su cuerpo para extraer nutrientes de ella, y de esta forma enriquece y airea el suelo con sus túneles. Así pues, desempeñan un papel esencial en la ecología del suelo. La mayoría de las sanguijuelas chupan la sangre de otros animales, y aún se usan en ocasiones con fines médicos para hacer sangrías; un extracto de su sangre se emplea como anticoagulante. Ciertas especies son depredadoras.

Los fósiles de anélidos son raros porque es difícil que su cuerpo blando se conserve. Los fósiles conocidos se remontan a más de 500 millones de años. Tal vez desciendan de los gusanos planos (Platelmintos) y se cree que dieron lugar a los artrópodos. A menudo algunos anélidos marinos aberrantes se asignan a clases separadas; otros pueden incluso estar en filos diferentes.

Clasificación científica: los anélidos componen el filo Annelida. Los gusanos con cerdas o poliquetos constituyen la clase Polychaeta, los oligoquetos la clase Oligochaeta y las sanguijuelas la clase Hirudinea.

ARTRÓPODO: término que se aplica a animales invertebrados dotados de un esqueleto externo y apéndices articulados, como los crustáceos, los insectos y las arañas; artrópodo significa `patas articuladas'. Constituyen el mayor filo del reino Animal, con unas 875.000 especies presentes en casi todos los hábitats.

Características

Es probable que los primeros artrópodos fueran muy similares a sus presuntos antecesores, los anélidos. Su cuerpo era largo y blando y tenía muchos segmentos, todos ellos muy similares y equipados con un par de patas. Posteriormente la superficie del cuerpo se endureció hasta formar un esqueleto externo (exoesqueleto). Esto tuvo muchas ventajas por lo que se refiere a la protección del cuerpo, pero también algunos aspectos negativos. Por ejemplo, el animal debe desprenderse del exoesqueleto (muda) para hacer posible el crecimiento, y durante este proceso su cuerpo es blando y vulnerable. La resistencia y otras propiedades del exoesqueleto disminuyen también al aumentar el tamaño, por lo que los artrópodos nunca son muy grandes. Las langostas pueden alcanzar un peso de unos 20 kg, pero los artrópodos terrestres, sin la sustentación del agua, nunca alcanzan tamaños similares. El exoesqueleto impide que se deshidraten, no obstante, impone mecanismos especiales para respirar, como tubos (tráqueas) que transportan aire directamente desde la `piel' hasta los tejidos del cuerpo.

La superficie corporal de los artrópodos presenta una gran variedad de órganos de los sentidos, muchos de los cuales son distintos a los de los vertebrados. Los órganos sensoriales incluyen de uno a muchos pares de ojos, simples o compuestos o ambos, y a menudo antenas, que sirven como órganos del tacto y el gusto. El sistema nervioso de los artrópodos es bastante complicado, pero limitado por su tamaño comparativamente pequeño.

Evolución

Los Invertebrados
La evolución de los artrópodos ha sido de forma especial digna de atención por las numerosas variaciones que se han producido en el modelo corporal básico, donde se incluyen órganos como las alas, que permiten gran variedad de modos de vida distintos. Es perceptible una clara tendencia hacia la reducción del número de segmentos y extremidades, y hacia la especialización y transformación de éstas. Las partes del cuerpo se forman por combinaciones de segmentos; las extremidades empleadas para caminar se hacen más largas, más eficaces para la locomoción, y se concentran en las proximidades de la cabeza, mientras que otras extremidades asumen otras funciones como la masticación o la percepción del entorno. El ciclo vital también experimenta un proceso de especialización, en función del cual diferentes fases se adaptan a diferentes circunstancias. A menudo se produce un pronunciado cambio de forma, llamado metamorfosis, en el que el individuo joven, o larva, es muy diferente del adulto, o imago. Estos cambios evolutivos, que en ocasiones se dice condujeron de los artrópodos `inferiores' a los `avanzados', se han producido de hecho una y otra vez en grupos separados. Por ello, algunos científicos mantienen que los artrópodos no constituyen una unidad que descienda de un antecesor común, y proponen que sean divididos en varios filos.

Clasificación científica: los artrópodos forman el filo Arthropoda, que se divide en cuatro subfilos. El subfilo Uniramia comprende los insectos y los miriápodos. El subfilo Crustacea, que es sobre todo marino (aunque no es infrecuente en tierra firme) y abunda en el agua dulce, comprende animales como las langostas, las quisquillas y los cangrejos. Los crustáceos tienen dos pares de antenas. Las tres clases de artrópodos que constituyen el tercer subfilo están agrupadas en función de sus piezas bucales especializadas, llamadas quelíceros; carecen de antenas. La miembros de la clase Pycnogonida (arañas de mar) tienen largas patas y se alimentan sorbiendo los jugos de animales marinos. El único representante vivo de la clase Merostomata es el cangrejo cacerola. La clase Arachnida incluye animales como las arañas, los escorpiones, las garrapatas y los ácaros, que son por lo general terrestres (en ocasiones, las clases Merostomata y Arachnida se fusionan en la clase Chelicerata). De los grupos de artrópodos extintos, el más conocido es el del trilobites, que constituye el cuarto subfilo Trilobitomorpha.

EQUINODERMO: nombre común de unas 6.000 especies vivas que constituyen un filo de animales marinos, como la estrella de mar, la ofiura, el erizo de mar, el dólar de arena o galleta del mar y los pepinos de mar (cohombros o pepinillos del mar). Superficialmente suelen presentar una simetría radial de cinco lados y por lo general tienen unas patas tubulares. El nombre del filo hace referencia a su cubierta espinosa.

Las fases larvarias de este grupo altamente modificado son bastante similares a las de los enteropneustos, lo que sugiere una relación con los cordados. No obstante, durante su desarrollo posterior, el lado izquierdo del cuerpo crece a expensas del derecho y los adultos son diferentes a todos los demás animales.

Los Invertebrados
Estructura

Un equinodermo típico, como la estrella de mar, tiene la boca rodeada por cinco brazos con diminutas patas tubulares o ambulacrales flexibles que el animal utiliza para sujetarse y moverse. Estas patas están sustentadas por un complejo sistema hidráulico basado en el agua de mar. Algunos equinodermos, en especial las ofiuras, se arrastran o nadan moviendo los brazos. A menudo, como ocurre entre los erizos de mar, tienen hileras de patas tubulares a lo largo de la superficie corporal y carecen de brazos. Las espinas están bien desarrolladas en los erizos de mar. El esqueleto, compuesto de carbonato de calcio, puede representar una proporción significativa del cuerpo o, como ocurre en algunos pepinos de mar, puede estar muy reducido. El registro fósil muestra que el patrón de simetría pentagonal es una adquisición evolutiva tardía y las desviaciones del mismo son frecuentes. Estos animales tienen un aparato digestivo bien desarrollado, pero su sistema nervioso y su aparato circulatorio son sencillos. Los equinodermos se mueven con lentitud y carecen de pautas complejas de conducta.

Ecología

Los equinodermos son comunes en los fondos oceánicos a cualquier profundidad; en los mares profundos por lo general constituyen la mayor parte de la materia orgánica viviente. Pueden ser herbívoros (la mayoría de los erizos de mar), alimentarse de pequeñas partículas (muchas ofiuras), o depredadores (la mayoría de las estrellas de mar). Las estrellas de mar y otras pocas especies constituyen plagas, sobre todo en los lechos de ostras. Los pepinos y erizos de mar son comestibles.

Clasificación científica: los equinodermos componen el filo Echinodermata. Los equinodermos vivientes suelen dividirse en dos subfilos. El subfilo Pelmatozoa, pedunculados o sésiles, tiene una única clase, Crinoidea, o lirios marinos (lirios del mar), con 650 especies. El subfilo Eleutherozoa, de vida libre, está formado por las clases siguientes: Holothuroidea, o pepinos de mar, con 900 especies; Echinoidea, o erizos de mar y dólares de arena o galletas de mar, con 850 especies; Asteroidea, estrellas de mar, con unas 1.500 especies, y Ophiuroidea, u ofiuras, con unas 2.000 especies. Con todo, muchos estudiosos fusionan las clases Asteroidea y Ophiuroidea en una clase única, Asterozoa (o Stelleroidea). En el registro fósil hay cerca de 20 especies extintas.