Literatura

Historia. Universal antigua. Épica y Lírica azteca. Producción literaria hindú. Nahuatl

  • Enviado por: José Luis Vanzzini
  • Idioma: castellano
  • País: México México
  • 8 páginas
publicidad
cursos destacados
Iníciate en LOGIC PRO 9
Iníciate en LOGIC PRO 9
Vamos a ver de manera muy sencilla y en un breve paseo de poco más de una hora como funciona uno de los...
Ver más información

Curso de reparación de teléfonos móviles / celulares
Curso de reparación de teléfonos móviles / celulares
El curso de Reparación de Telefonía Celular o Móvil está orientado a todas aquellas...
Ver más información

publicidad

LITERATURA NÁHUATL

La cultura náhuatl floreció en el Valle del Anáhuac, y dejó a su paso un gran legado de esplendor, traducidas en una multitud de expresiones plásticas, como monumentos arquitectónicos, esculturas, arte plumario, etc.

Los orígenes de esta gran cultura se remontan a Chicomostoc, “Lugar de las siete cuevas”, y hay incluso investigadores que aseguran que sus orígenes se encuentran en el vecino país del norte.

Durante el periodo clásico de esta cultura se añadieron a las expresiones artísticas los códices. Éstos utilizaban la escritura pictográfica (uso de ideogramas que eran vehículos de sus pensamientos), de ahí su dificultad en la interpretación.

Existen varias fuentes de donde provienen los textos de esta literatura: Varios códices prehispánicos, muchas copias que datan del siglo XVI de códices prehispánicos ahora desaparecidos, y un gran conjunto de himnos rituales y poemas que fueron traducidos por nativos bilingües, o recogidos por religiosos ayudados por indígenas.

Una característica muy importante y relevante de esta cultura es que fue sumamente religiosa. Sentían que eran el pueblo elegido para mantener con vida a los dioses por medio de la sangre humana, y de ahí su única aspiración de rendirles culto. Por ello es que dejaron a su paso maravillosos templos y miles de esculturas que combinaban la belleza y el dramatismo.

Estos textos rebozaban de cantares e himnos profundamente religiosos y llenos de simbolismos, que a su vez, se sumaban la danza y ritos religiosos. Claro que también existían grandes textos relacionados con poesía, canto y alabanza.

Existían dos tipos de corrientes literarias: Cuitatl (cantos y poemas) y Tlatolli (relatos y discursos).

Las creaciones poéticas, a su vez, daban lugar a muchas otras variantes, tales como:

  • Los cuícatl (“Que del interior del cielo vienen”), que a su vez se subdividían en:

  • Teocuícatl - Cantos de los dioses; materia principal del calmecac; ce carácter mítico.

  • Tepoxcuicatl - Cuantos que requerían acompañamiento musical; tenían temas guerreros.

  • Yaocuicatl - Enaltecían las hazañas guerreras; involucraban a los caballeros águilas y tigres.

  • Xochicuicatl - Cantos de flores.

  • Xopancuicatl - Cantos de primavera.

  • Inocuícatl - Cantos filosóficos, tristes.

    • Los tlatolli comprendían todo lo que no fuera inspiración poética, si no que fueran fruto de la invención y la experiencia. Éstas también se dividían en:

  • Huehuetlatolli - Palabras o discursos de los ancianos, que reflejan el lenguaje de la nobleza.

  • Teutlatolli - Disertaciones divinas.

  • Ye vecahu tlatolli - Versión nativa de la historia.

  • Tlamachilliztlatal-Azanuilli - Leyendas y narraciones.

  • In tonalli itlatlatolli - Sobre los destinos.

  • Nahuallallatalli - Conjuras pronunciadas por magos y brujas.

  • La mayoría de estas producciones fueron recogidas en tres importantes centros culturales: Tenochtitlan, Tlazcala y Tezcoco.

    A continuación se hablará un poco más de la poesía náhuatl, y sus dos grandes generalidades: La épica y la lírica.

  • POESÍA ÉPICA

  • Las primeras manifestaciones literarias de un pueblo están siempre

    dentro de la épica, poesía que lleva consigo la narración objetiva de algún hecho. Éstas tuvieron autores tales como Quetzalcóatl, Ixtlixóchitl, Nezahualcóyotl, Moctezuma Ilhuicamina y Moctezuma Xocoyotzin. Otros se referían a mitos sagrados o leyendas.

    La poesía se bailaba y se cantaba, y estaba estrechamente ligada con el arte dramático.

    Por su trascendencia, cabe mencionar el poema de la fundación de Tenochtitlan en 1325.

  • POESÍA LÍRICA

  • Esta rama de la poesía floreció con gran abundancia. Lo subjetivo se manifestó a través de onomatopeyas, disfrasismos y paralelismos. Se reviste de magia, sortilegios y ornamentos multicolores. Esta poesía es en su totalidad casi anónima. Poseen una estructura rítmica especial; su verso es irregular, y el poeta vuelca en ella lo íntimo de su pensamiento. Una característica importante es la repetición, y se encuentran frecuentemente en los himnos rituales, aunque también en la poesía épica.

    Un procedimiento muy empleado también fue el disfrasismo, de un profundo contenido poético y de verdad, así como el paralelismo, y el uso de “colores” (creación indígena que oscila entre el plano musical, mágico, filosófico y poético).

    Los recursos literarios abundan en la poesía indígena, tales como las metáforas, comparaciones y epítetos, todos ellos inundados por la vegetación del Valle del Anáhuac.

    La poesía fue sumamente religiosa. Existían dos temas básicos: Religioso - filosófico y Metafísico. Destacó en este campo el rey poeta Nezahualcóyotl. Su poesía es tersa, serena y de gran hondura filosófica. Los temas de sus poemas se centran alrededor de la esencia y la existencia, la inestabilidad de la raza humana, la vanidad del mundo y la caducidad de las cosas.

    La poesía náhuatl gira en torno de la presencia de dios en todas partes, de su invocación, búsqueda y procuración por estar cerca de él, así como los temas de la vida, la muerte, el gozo de vivir, la vida en el más allá, la guerra, y finalmente el poeta y la poesía, en donde el poeta se alude a sí mismo y a su producción.

    No es posible comparar la poesía lírica náhuatl con la de otros pueblos, ya que el nahua no tiene límites, ya sea porque hable de la vida, el fuego, el valor, o ya bien del sacrificio, la meditación, la filosofía y la serenidad. Además, su carácter religioso, su posición ante la trascendencia y su entrega ante lo sobrehumano, no nos deja de impactar.

    Creo que la literatura náhuatl no tiene comparación alguna, ya que es un complicado tejido entre lo sumamente religioso, lo mítico y la naturaleza, que difícilmente se llega a lograr.

    Es interesante observar como para nuestros antepasados la vida era algo sumamente hermoso, y que todo ello se debía sólo a un ser supremo, y además se le honraba en todo momento.

    LITERATURA HINDÚ

    No se puede hablar con propiedad de una literatura india debido a la diversidad de lenguas existentes en aquel territorio. Con decir que se hablan allí más de ochenta lenguas y dialectos correspondientes a cuatro familias lingüísticas. En general, las lenguas del norte se derivan del antiguo indoario, que se remonta al año 2000 a.C. Las del sur pertenecen casi todas al grupo de las lenguas dravidias o tamil.

    La literatura india más antigua es de inspiración religiosa y filosófica, y está escrita en sánscrito antiguo. Estas primeras manifestaciones están constituidas por los Vedas (Colección de libros sagrados que eran transmitidos oralmente por los sacerdotes brahmanes).

    Existen cuatro Vedas, de los cuales el Rig-Veda es el más antiguo de todos. Los otros son el Yajur-Veda, el Sama-Veda y el Atharv-Veda, que contienen numerosas fórmulas rituales. El Rig-Veda consta de 1,028 himnos distribuidos en 10 libros, y se refiere a los dioses de los antiguos arios que encarnaban personificaciones de los fenómenos celestes.

    Existen otros tres tratados en prosa que fueron añadidos a los himnos, que recibieron el nombre de Brahmanas, Aranyakas y Upanishads. Éstos contienen la doctrina del “alma universal”, de la cual el alma individual es sólo una parte que debe volver a la primera después de una serie de reencarnaciones.

    La literatura budista que se dearrolló después de la muerte de Siddhartha Gautama (Buda) estuvo constituida por los preceptos que él enseñó y que fueron recogidos por sus discípulos en un dialecto conocido con el nombre de Pali. Entre estos textos sobresalen por su valor litarario los conocidos con el nombre de Sutras, que narran las hazañas del maestro. Los Vinaya contienen los preceptos para las órdenes monásticas.

    Varios siglos antes de iniciarse la era cristiana eran ya conocidos los dos grandes poemas épicos: el Mahabarata y el Ramayana. El primero carece aparentemente de unidad. Con las interpolaciones que se le han hecho, consta de unos 220,000 versos, llamados zlocas.

    A este mismo periodo pertenecen las leyendas de tipo religioso llamadas Puranas, que tratan de los dioses indios y de la creación del mundo. Los Agma son libros rituales de carácter filosófico.

    Ene este mismo periodo, llamado clásico, la producción dramática también se hace presente. Uno de los primeros dramas conocidos es el “Micchakatika” de Sudraka. Otro drama de renombre es el “Mudra Raksasa”, cuyo tema es de carácter histórico. El más importante dramaturgo de la época de es Calidasa, quien fue al mismo tiempo poeta lírico. Su obra maestra es el “Sakuntala”, escrito en siete actos. Los otros dos dramas de Calidasa son el “Malaui Kagnimitra” y el “Vikramorvasi”. Calidasa escribió también un poema épico que lleva el nombre de “Raghuvamsha”, y el “Ritusamhara”, poema lírico sobre el ciclo de las estaciones.

    Cabe decir que esta época clásica se caracteriza por la gracia y elegancia de su pintura y escultura, y por haberse alcanzado en ella un estilo artístico unificado en toda la India. A ella pertenecen muschos de los famosos frescos de los templos budistas subterráneos de Ayanta, así como los relieves de Visnú y otras deidades del hinduismo halladas en Vdayagiri.

    En el siglo XII sobresalió en la poesía lírica Jayadeva, que tuvo asiento en la corte de los reyes de bengala. Su gran poema dramático es el “Gita Govinda”, que canta las amores de Krishna y Gopis con un acentuado tono de ezalatción panteísta y sensual.

    La literatura india se caracteriza por el desarrollo de un género literario de fines didácticos conocido con el nombre de cuentos o apólogos morales. Las más famosas fábulas de este tipo están recogidas en el Panchatantra (Cinco libros), y en el Hitopadesa (Libro de los consejos útiles). Estos libros se difundieron por el Asia Menor y por toda Europa.

    Después de haber analizado las características de la literatura hindú, así como de haber leído obras representativas de su producción, he llegado a la conclusión de que a esta literatura le falta lago.

    Tal vez sea que fueron escritas cuando la lengua no estaba unificada todavía, o de que tenga muchos regionalismos o aspectos propios de la India, pero en general, creo que como tal, la estructura en sus producciones deja mucho que desear.

    Por otro lado, la temática que toca en sus obras, en principio es interesante, pero no deja de ser más que un recuento de leyendas o historias míticas, que en lugar de entretener, aburren.

    Por el contrario, ante el budismo tenemos una concepción filosófica totalmente nueva, ya que ésta nos habla de buscar en nosotros mismos la verdad, y encontrarnos de este modo con nuestro yo interno, y de este modo llegar a alcanzar una plenitud espiritual en la tierra. Pero, a su vez, tampoco tienen muchas estructuras literarias estas producciones.

    En general, me identifiqué más con la literatura náhuatl que con la hindú, y creo que es por el modo de ver la vida desde el punto de vista nahua, en donde la naturaleza es un regalo, el más hermoso, y que debemos llegar a ser sabios para poder ser felices.

    BIBLIOGRAFÍAS

    • Textos literarios, Unidades XVII-XXIV

    Pérez Gutiérrez, Leticia

    Editorial ITESM

    PP 3-23

    Monterrey, N.L. 1976

    • Encyclopaedia Brittanica

    Tomo II, PP. 178-185

    Tomo VIII, PP. 287-302

    México, DF. 1989

    • Compton's Interactive Encyclopedia

    (CD-ROM)

    USA, 1997

    • Encarta Encyclopedia Publishers

    (CD-ROM)

    USA, 1995