Libertad humana

Comparativa filosófica. Idealismo. Existencialismo. Hombre libre. Sartre. Hobbes. Bacunin. Spinoza. Masías. Ricoeur. Libertinaje. Exclavitud

  • Enviado por: Jesús Manuel Jarabo Amores
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 16 páginas

publicidad

La Libertad Del Hombre

1º de Bachillerato Grupo D

Presentación

Para el hombre común y corriente, “libertad” significa sentirse con derecho de hacer lo que le plazca, es decir, actuar de acuerdo a su propio gusto y ser interior. De algún modo, todos compartimos esa grata sensación. A veces cuando invade nuestra mente, nos hace típicamente exclamar: ¡libres, al fin!. Sabemos, sin embargo, que las sensaciones placenteras no duran mucho. Nos damos cuneta que en nuestra situación humana, casi nunca somos “realmente” libres para hacer lo que queramos, ni menos únicamente lo que nos gusta. ¿qué significa, entonces, realmente libertad?

He decidido abarcar, en mi trabajo, el tema de la libertad humana, con el fin de aclara algunas dudas acerca de esta. Partiendo del básico comportamiento ¿somos libres?

Creemos encontrar en la libertad la o una de las esencias en el concepto integral de hombre. Sin embargo, presenta especial interés y controversia por cuanto atañen cosas tan disímiles (y paradójicamente unidas) como son la libertad de cuerpo y alma.

Es por ello que vemos tantos matices que conforman, sin una respuesta totalmente convincente, nuestra idea de libertad. Existe en nosotros una creciente inquietud acerca de ciertas preguntas... ¿qué nos limita? ¿Qué es ser libre? ¿Existe autonomía? ¿Es libertad el libre albedrío?

El trabajo, lo he realizado desde el prisma único de la libertad humana, analizando diferentes tendencias que respondan la inquietud.

Conceptos básicos:

Para desarrollar el tema de la libertad en el hombre, debe conocer algunas acepciones aplicables del estudio del mismo; estas son:

1.- Libertad: del latín libertas, significa, en general, capacidad de actuar según su propia decisión. Según el ámbito en donde se ejerce la decisión, puede hablarse de diversa clase de libertad:

a) libertad sociológica: se refiere a la autonomía que el individuo goza frente a la sociedad (libertad política, económica, cultural, etc.)

b) libertad psicológica: capacidad que posee el individuo de no sentirse obligado a actuar a instancias de la situación más fuerte.

c) libertad moral: es la capacidad del hombre de actuar por la razón sin ser dominado por sus impulsos.

2.- Libertinaje: es el desenfreno de las obras o en las palabras.

3.- Libre Albedrío: potestad de obrar por reflexión y elección; facultad de decidirse por una conducta mejor que por otra totalmente posible, o simplemente como la capacidad de autodeterminarse o escoger el motivo por el que uno se decide a obrar de una u otra manera, o a no obrar.

4.- Deseo: movimiento enérgico de la voluntad hacia el conocimiento, posesión o disfrute de una cosa.

5.- Voluntad: potencia del alma que mueve a hacer o no hacer una cosa. Es una fuerza matriz o causa eficiente de los movimientos que te atribuye.

6.- Autonomía: estado y condición del pueblo que goza de entera independencia política. Condición del individuo que de nadie depende en ciertos conceptos.

7.- Heteronomía: dícese del que esta sometido a un poder ajeno que le impide el libre desarrollo de su naturaleza

Introducción

Lo más inmediato que se viene a la mente cuando se nos consulta el significado de libertad, es que esta existe cuando un hombre hace lo que quiere, o sea, es él quien tiene la facultad interior para decidir y moverse.

Esta libertad deja de existir cuando hay algo, o alguien, que no nos permite realizar nuestra voluntad. También ocurre esto cuando en una determinada circunstancia opera un modo de pensar distinto al nuestro. Aquí no se nos comprende y so nos refuta. Es decir, se nos impone otra ideología.

Esto puede ocurrir en cualquier tipo de ambiente y con cualquier tipo de relación; la sociedad, el ambiente profesional, la familia, el colegio, etc. Aquí somos consumidos por la maza y debemos acomodarnos al resto; comenzamos a perder toda autonomía hasta el punto en que perdemos no sólo la voluntad exterior, sino que también la interior. Además, en todo ambiente tenemos un superior, a quien debemos aceptar sea como sea. Todo esto es un ejemplo de no libertad y, de algún modo, todos participamos de él.

Por esto, solo seremos completamente libres cuanto seamos dueños de nuestros movimientos y resoluciones; es muy importante luchar por esta libertad, para que siempre mantengamos firme nuestros sueños, nuestras ideas, etc. No podemos aflojar ni desviarnos en este camino, solo así encontraremos la libertad exterior tan preciosa que nos hace genuinos y auténticos.

Por otro lado, supongamos que existe un hecho, o algún objeto, al cual todos miren y comenten, declarando lo magnífico. Un cierta persona sería víctima de “semejante libertad” si considera lo alabado por el resto como un fracaso, pero no tiene la fuerza interior para expresar su desacuerdo con la mayoría. Es decir, la maza lo detiene y no lo deja expresarse, se limita su libertad al no atreverse a manifestar sus convicciones frente al grupo. Por fuera puede parecer tan libre como un pájaro, pero un su interior, es un esclavo de la opinión publica. Es decir, depende de su libertad en el vecino.

También ocurre esto cuando en un grupo existe un líder, o una camarilla, a la cual todo el resto esta sometido y nadie se atreve a expresar su propia libertad. Para estos casos se podría decir que existe libertad absoluta, solo cuando se rompe con la opresión de la masa o de aquel líder. Es muy difícil y se requiere de mucha autoestima para expresar aquello que motiva nuestra voluntad.

Incluso, se puede apreciar falta de libertad un una amistad, en donde uno someta al otro. Aquí, seríamos testigos de una esclavitud más que una amistad. El amigo sumiso va perdiendo su independencia y cuando intenta recuperar su libertad, es considerado infiel.

Además de a los hombres, existe esclavitud a las cosas, en donde se destaca una obsesión a algo, que le impide desviar su mirada y centra su vida en aquel objeto. No puede desprenderse del y su libertad queda completamente limitada.

Con esto podemos ir agregado nuevos conceptos a nuestra definición de libertad; no tan solo es libre quien hace y dice lo que quiere, sino quien es completamente independiente de hombres y de cosas. Para esto, es necesario mantenerse fiel a nuestra propia conciencia, nuestro propio juicio y al sentido del propio ser.

Por esto, debe ser la conciencia la que domine al hombre, y que no sean las pasiones ni los instintos los que definan el modo de actuar de la personas. Cuando logra actuar así, encontrara la autentica libertad, la moral; y de este modo, elaborará su personalidad.

Finalmente y tomando en cuenta todo lo desarrolla, podemos decir que el hombre es libre cuando, exteriormente, es dueño de sus decisiones. Además, cuando se independiza de toda influencia de hombres y cosas y actúa conforme a su propia intimidad. Pero, lo más importante, el hombre es libre cuando donde lo más profundo de su ser, su conciencia, impone señoría y dominio absoluto sobre todo el mundo de instinto y pasiones.

Desarrollo:

“La Libertad Humana Según Algunos Filósofos”

El hombre a lo largo de la historia, a filosofado acerca de la libertad del hombre es su afán de comprender y globalizar la condición del mismo. Por ello presentaremos dos fuentes o tendencias acerca de la disyuntiva.

a) “el hombre es absolutamente libre”

Esta tendencia es defendida por los existencialistas, como Sartre, según la cual la existencia precede a la esencia, es decir, fundamenta toda condición absoluta, la cual es la esencia del “yo” pienso, “yo” actúo, “yo” puedo, que define el proyecto de ser. Es decir, la libertad es una cualidad propia del hombre, en sus palabras citamos:

“Estoy condenado a existir para siempre, allende mi esencia, allende los motivos y móviles de mis actos: estoy condenado a ser libre. Esto significa que no podría encontrarse otros limites que ella misma o, si se prefiere, que no somos libres de cesar de ser libres”

Acá introducimos el termino de la voluntad, por cuanto las cosas que hacemos tendrán una fuerza matriz totalmente independiente y libre, extrapolando las palabras de Sartre, puesto que todos los actos del hombre, por mucho que sean una necesidad (como alimentarse) son realizados voluntariamente por el hombre, aún cuando sea necesario, pues todo acto tiene una causa. Esta posición la defienden también filósofos como Hobbes y Mijail Bacunin.

Con ello, podemos explicar que el hombre puede en su integridad, decidir sin presión todos aquellos deseos que convergen hacia él.

b) “libertad condicionada”

Para explicar de mejor manera lo que quiere decir una libertad condicionada citaremos unas palabras de Baruch Spinoza;

“La experiencia enseña que los hombres creen ser libres sólo a causa de que son consientes de sus acciones, e ignorantes causas que las determinan y, además porque las decisiones del alma no son otra cosa que los apetitos mismos.

La idea de libertad se reduce al desconocimiento de las causas de sus acciones, pues todo eso que dicen que las acciones humanas dependen de la libertad son palabras sin idea alguna que le corresponda”

Aquí Spinoza, nos quiere decir que el hombre cree ser libre por solo el hecho de estar consiente de lo que hace, pero el gran problema, que coarta su libertad es que la mayoría de la gente no sabe él por que de sus acciones, las hace, sabe como la hace, pero no sabe las causas que lo llevan a hacerlo, lo hace porque solo sabe que debe hacerlo.

Otro filosofo que defiende la libertad condicionada J. Masías quien señala que la conducta se rige en virtud de descargues de energía no siempre relacionadas con lo cognitivo; puede tener que ver con los deseos o descargas; pero el hombre está sujeto al derminismo causal de influjos y pulsaciones de dentro. Según esto, el hombre tiene nociones más allá de lo racional que impide su absoluta libertad, condicionándolo con causas a vese ajenas a nosotros.

Así mismo Masías señala que no nacemos libres sino que se nos hace una tarea. Según él “obrar libremente sería conducirse no deterministicamente, con dominio para asumir la propia situación (...) libertad no es capacidad para hacer cualquier cosa al margen de las leyes físicas o psíquicas, sino hacer algo con lo que la vida ha hecho de mi”

Según ello, no es necesario hacer lo que uno quiere para ser libre, sino adaptar lo que somos para ser lo que quiero ser.

El filósofo P. Ricoeur, quien define la libertad humana haciéndola terrenal y mundana, diciendo la paradoja “yo muevo este cuerpo que a su ves me lleva y me traiciona. Yo cambio este mundo que a su ves me sitúa y me engendra”. O sea querer algo no es crear algo según mis cánones, sino hacer algo según lo que las circunstancias han hecho de mi.

Finalmente Ricoeur califica la libertad según cuatro criterios; estos son:

  • Mi libertad es humana y no divina.

  • No es pura racionalidad, sino que limitación corporal.

  • No está encarnada en un cuerpo dócil, sino resistente.

  • No es la libertad de un sujeto aislado, sino en una circunstancia y con un carácter.

“así de vulnerable es nuestra libertad”

Juicio Crítico:

Como ya hemos visto en el trabajo dos oposiciones idealistas, comenzaremos nuestra opinión al respecto.

Según los filósofos existencialistas, ya sea Sertre, Heideger, Ortega y Gasset, el hombre nace absolutamente libre, y por su existencia permanece como tal, es donde aquí la existencia precede la esencia. Critican abruptamente el “pienso, luego existo” del racionalismo filosófico, desechan toda norma que impida la libertad del hombre, ya que lo único importante es la existencia de éste. Dentro de las normas refutables que impiden la libertad absoluta que esta el destino, que para algunos es controlado por Dios, pues bien sabemos que si nuestro superior lo rigiese, nuestra vida estaría completamente controlada por Dios o bien el Destino. Pero aquí viene una gran interrogante para nosotros, pues si bien Dios existe ¿qué rol es el que cumple si no es de regirnos, y hasta ayudarnos? Eso es hasta donde llega la pregunta de Dios con respecto al destino.

Si el hombre fuese absolutamente libre, anárquico ¿podría convivir en una sociedad donde el fuerte aplasta y expele al más débil? Es bien como digo Roussou “mi libertad termina cuando comienza la libertad del otro”, para tal se crearon las leyes las cuales cumplen un papel asociativo al destino, ya que nos rige, encamina e impide hacer acciones cuestionadas por la sociedad, pero tales leyes ¿impiden nuestra libertad?... Creemos que con respecto a esta pregunta que si impiden nuestra libertad absoluta, para si vivir en una sociedad mejor donde nadie sea sobrepasado por la libertad abusiva de otros. Ahora bien, algunos pensadores como Alfred Ayer piensan que la libertad está vinculada estrechamente con la voluntad.

Cuando se me dice que he hecho algo porque yo mismo lo he querido, se querrá decir que podría haber actuado de otro modo; y solo cuando se cree que yo podría haber actuado de otro modo es cuando se sostiene que yo soy moralmente responsable de lo que he hecho. Se supone que los hombres son capases de actuar libremente, en el sentido necesario para que se les haga moralmente responsables, como que el comportamiento humano está regido totalmente por leyes casuales; y el aparente conflicto entre estos dos supuestos es lo que da lugar al problema filosófico: libertad de la voluntad.

Francisco Suarez supone su propia investigación filosófica sobre la voluntad libre y la libre elección. En principio, la metafísica de la voluntad supone la psicología de la voluntad, porque Suarez piensa que la voluntad humana cumple dos roles bien definidos y ligados entre si. Uno tiene que ver con lo que la voluntad humana es. Suarez la expresa en términos de un estado mental interno de “deseo vital elicitivo”. El otro rol, derivado del primero, tiene que ver con como funciona la voluntad, como un solo ser activo-pasivo quien el ámbito mental es capas por si mismo de producir el acto mental más perfecto, es decir, la libre elección. Suarez insiste además que la libertad esta formalmente en la pura voluntad entendida como un sujeto, pues la libertad es el dominio de los actos propios.

Nosotros hemos llegado después de reiteradas discusiones grupales que la libertad del hombre está condicionada por los mismos defectos de éste. Ya sea la dependencia en vicios, la publicidad que se entromete en nuestra psiquis y la controla hasta que el hombre sólo sea controlado por sus impulsos inconscientes.

Las situaciones históricas varían: el hombre puede nacer esclavo en una sociedad pagana, o señor feudal o proletario. Lo que no varia es la necesidad para él de estar en el mundo, de estar ahí en el trabajo, de estar allí en el medio de los otros y de ser allí mortal. Con estos antecedentes nuestro grupo a concordado que son cuatro, pues, los ingredientes de la condición humana:

1.- estar en el mundo.

2.- trabajar en ese ámbito.

3.- convivir con los demás, que trabajan en el suyo.

4.- ser mortal.

La libertad del hombre, en otra palabras, no es absoluta. La condicionan o limitan factores metafísicos -los que hemos denominados como condición humana- psicológicas, históricas y sociales

La libertad humana se da situada, y la situación, en cierto modo, lo amurallan todas las direcciones. Para concluir, para poder trascender esas paredes el hombre tiene que inventar, tiene que inventares a sí mismo y actuar de acuerdo con ello.

Conclusión:

Como estudiante, al finalizar este trabajo, me he dado cuenta de lo importante que son estos tipos de trabajos, puesto que nos llama e invita a reflexionar sobre un tema realmente actual y polémico, como el la libertad. Es un trabajo sobre algo que vivimos y sentimos día a día, no sobre cosas que pasaron hace mucho tiempo, sino, al contrario sobre algo que aún se discute.

La libertad me resultó un tema muy atrayente porque actualmente en el mundo se discute si es que somos realmente libres o no, es atrayente porque es un tema sobre el cual aún no hay un consenso, no hay una certeza sobre lo que realmente implica esta palabra. En el mundo estamos pasando por un momento en el que la libertad está realmente en duda, en el que hay países que manejan la economía mundial oprimiendo a los países más pequeños los que se ven obligados a hacer lo que los países más grandes quieran. No solo al nivel de países se nota esta falta de libertad, sino que también al nivel de personas. Actualmente las personas son invadidas con publicidad y con productos, esta publicidad nos ataca y nos maneja, en cierto modo, y nos quita la libertad de elección, otros ejemplos de falta de libertad que se pueden apreciar en el mundo de hoy son el trato que se da a la gente en diversos países en los cuales se les ata a sistemas a los que no están de acuerdo y se les prohibe realizar derechos básicos del hombre ( Cuba, China, Chile en tiempos del gobierno militar).

Lo que debemos aspirar ahora como humanidad es a conseguir que la libertad este al alcance de todos por igual, que el hombre de menos recursos en todo el mundo llegue a tener la misma libertad que el hombre más rico o influyente del mundo, tenemos que conseguir que la libertad este presente en todas las acciones de la humanidad y que ninguna de ellas este exenta de libertad.

Este trabajo en realidad me sirvió mucho para plantearme este tema que creemos que es tan obvio y claro pero que realmente está muy enredado y para darnos cuenta del papel que nosotros jugamos en la formación de nuestra propia libertad y, lo que es mas importante, en la formación de la libertad del otro.

En realidad este trabajo me pareció muy interesante, porque como ya comenté anteriormente esta es una oportunidad de hacer un trabajo sobre nosotros mismos y no sobre plantas o sobre guerras de hace 300 años.

Bibliografía:

  • Teología y Vida, La Libertad: Seminario Interdisciplinar. Vol. XL-1999.

  • El Ser y La Nada, Jean Paul Sartre. Editorial Losana S.A

  • El Hombre Animal Vulnerable, Cap. Las Paradojas de la Libertad, Juan Masías.

  • El Tema del Hombre, Julián Marías, editorial Espasacalpe

  • Enciclopedia de la Filosofía en Cd.rom

  • El Hombre. Folleto prestado por un amigo

  • Apuntes y Fuente Internet

  • La libertad del Hombre

    Pág. 13