Leviathan; Hobbes

Ciencias sociales. Contexto. Autoconservación. Contrato social. Política

  • Enviado por: Pilimili
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 2 páginas
publicidad
cursos destacados
Curso completo de piano - Nivel básico
Curso completo de piano - Nivel básico
Este curso de piano está pensado para todos aquellos principiantes que deseen comenzar a tocar el piano o el...
Ver más información

Iníciate en LOGIC PRO 9
Iníciate en LOGIC PRO 9
Vamos a ver de manera muy sencilla y en un breve paseo de poco más de una hora como funciona uno de los...
Ver más información

publicidad

El texto de Hobbes “Leviathan” es un texto de suma importancia intelectual así como política. Así Hobbes impregna al conocimiento de unas ideas nuevas o por lo menos antagónicas con las ideas vigentes. Hagamos un rápido repaso histórico para darnos cuenta en el entorno en el cual vivía y escribió su obra Hobbes:

Estamos en el transito de una monarquía a otra, Jacobo I le da el reinado a su hijo Carlos I. Es un tiempo de tensión y el parlamento enseguida discrepa de las ideas monárquicas y entra en conflicto con este. Se diferencian así dos entidades políticas en pugna: Monarquía versus parlamento. No obstante la situación se acentúa debido a un sentimiento de malestar generalizado hasta que la tensión explota y los diputados constituyen un ejercito. No quiero extenderme más en esta breve explicación no obstante si la curiosidad acucia entorno a estos datos estos pueden completarse utilizando el libro de S.Giner “Historia del Pensamiento social”.

Lo que es verdaderamente relevante es la visión política que Hobbes plasma en sus textos así aboga por el absolutismo y dice que este el mejor estado de defensa contra la violencia humana y así da dos razones que parecen demostrar la peligrosidad extrema del hombre frente a cualquier sistema político. Al decir esto, debemos recordar esa famosa sentencia que acuño Hobbes haciendo referencia al tema: “El hombre es un lobo para el hombre” así Hobbes da dos razones para afirmar lo antedicho con tal rotundidad: la autoconservación, que sería un principio inherente al hombre, y los distintos apetitos que no harían mas que perturbar al hombre y guiar sus actos hacia la consecución del propio beneficio. Estas dos ideas son extremadamente originales y así Freud tomará la idea de autoconservación de Hobbes y le dará un nuevo significado acuñando el término pulsión de autoconservación que según este es inherente a todo individuo.

No obstante volvamos a Hobbes, lo que es verdaderamente significativo de su texto es que defiende la idea de ser humano como individuo egoísta y peligroso para la vida en comunidad. Por lo tanto debe haber una institución que vele por la seguridad del estado. Esta institución quedará representada bajo un monarca absolutista. Por otro lado, los individuos deben de estar contentos con esta forma de gobierno pues esta es garante de la seguridad. Así los individuos deben hacer un pacto o contrato social en el que la “espada descanse en ese pacto”

Lo que me resulta verdaderamente curioso de este texto son las similitudes terminologías que se dan entre los textos de Rosseau y Hobbes. Así estos autores antagónicos utilizan la misma terminología a la hora de hablar del estado. Así para estos dos virtuosos es necesaria la utilización de un pacto para que ese estado se sostenga. Así vemos que aunque se partan de ideas totalmente distintas en cuanto a la naturaleza y génesis del hombre cuando hablamos de política se pueden llegar a conclusiones más o menos similares.

1