Lengua de signos

Lenguaje gestual. Alfabetos. Comunicación. Sordos. Sordomudos. Personas sordas. Deficiencias auditivas. Manos. Gestos. Palabras. Neologismos. Intérpretes

  • Enviado por: ESPINAKA
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 3 páginas
publicidad
cursos destacados
Curso Superior de Desarrollo Directivo
Centro de Estudios Financieros, CEF.-
Si ya posees un Máster oficial o profesional relacionado con la dirección de un negocio y deseas completar tu...
Solicita InformaciÓn

Doctorado en Literatura Hispánica (Catalana, Gallega, Vasca) en el Contexto Europeo
UNED
Ofrecemos aquí una somera descripción del Doctorado en literaturas hispánicas (catalana, gallega y vasca) en el...
Solicita InformaciÓn

publicidad

La Lengua de Signos

La lengua de signos es la lengua natural de las personas sordas. Mediante ella pueden relacionarse con su entorno social pues les permite establecer un canal de comunicación básico que es visual y espacial.

Conviene aclarar que la lengua de signos no es simple mímica y tampoco es una reproducción visual de alguna versión simplificada de lengua oral. Tiene una estructura gramatical rica y propia caracterizada por la configuración de las manos, de sus movimientos, de sus orientaciones, de su ubicación espacial y de los elementos no manuales como son los movimientos labiales, faciales, linguales, etc. Como cualquier otra lengua se puede usar para discutir cualquier tema, ya sea sencillo y concreto o denso y abstracto. Además, al igual que la lengua oral, se organiza por unidades elementales sin significado.

Es una lengua viva que está en continúa renovación y va incorporando neologismos según se van necesitando.

A pesar de que las únicas referencias documentales que tenemos sobre este lenguaje datan del siglo XVIII, su origen es tan antiguo como la lengua oral de los hombres y ha sido utilizada por comunidades de oyentes como por ejemplo es el caso de algunas tribus amerindias. No obstante, los escasos datos que se poseen tratan especialmente de la educación de los sordos y reflejan la injusta desestima que han padecido a lo largo de la historia.

El caso es que un sordo que viva entre personas oyentes y se encuentre aislado del contacto con otros sordos, desarrollará un sistema de comunicación basado en signos manuales espontáneos. Esto indica que tanto sordos como oyentes nacemos con unos principios lingüísticos básicos, abstractos, que luego utilizamos deduciendo la lengua de nuestra comunidad. El lenguaje de signos va surgiendo de manera natural cuando un sordo entra en contacto con otro u otros sordos. De esta forma, las lenguas de signos gestuales existen desde que dos o más personas sordas tuvieron la oportunidad de comunicarse. Así, es erróneo pensar que la lengua de signos depende de la lengua oral y que utiliza básicamente el deletreo de una lengua oral a través de símbolos gestuales o que fue inventada por oyentes.

Por otra parte, es importante destacar que la lengua de signos no es universal sino que existen diferentes lenguas de signos en unos países y en otros, e incluso dentro de un mismo país hay variedades dialectales. Aproximadamente existen cincuenta lenguas inteligibles entre sí y numerosos dialectos, algunos de los cuales coexisten en una misma zona. Por poner sólo un ejemplo, la lengua de signos americana difiere mucho más de la lengua de signos inglesa de lo que difieren ambas lenguas en el plano oral. En general, las variaciones entre las lenguas de signos de las diferentes regiones españolas no son muy acusadas, excepto en Cataluña. Pero en lo referente a este aspecto las investigaciones no han avanzado demasiado y todavía no se sabe si esas diferencias se dan únicamente en el campo léxico o también en el campo morfológico y sintáctico.

Existe un Sistema de Signos Internacional (SSI) o también conocido como gestuno. Se trata de una mezcla artificial de los signos de las diferentes lenguas que forman una nueva lengua estándar o internacional. Podríamos decir que este sistema de signos o lengua de sordos internacional sería el equivalente (en intenciones) a la lengua oral del esperanto. Sin embargo, ni la una ni la otra han conseguido un buen desarrollo a causa de su artificialidad. Pero al igual que entre la comunidad de oyentes se ha impuesto el saber inglés como lenguaje internacional para facilitar los encuentros entre personas de diferentes nacionalidades, en el caso de los sordos la tendencia es la de utilizar prioritariamente la lengua de signos americana entre las personas que no comparten una lengua de signos común y necesitan comunicarse sin la intermediación de un intérprete.

En las lenguas de signos se emplea el alfabeto dactilológico, es decir la representación manual del abecedario en el espacio, cuando no existe un signo para el elemento o pensamiento que se desea expresar, para los datos personales (nombre, apellidos) o cuando se necesita conocer la escritura correcta de alguna palabra. Si bien este alfabeto sólo es una de las numerosas herramientas existentes… No debemos olvidar que para proporcionar acceso a la información oral de las personas con deficiencias auditivas y ayudarlas a integrase en la sociedad tenemos que utilizar tecnologías apropiadas como: DTS (teléfonos de texto), vídeo comunicación, internet, programaciones televisivas adaptadas mediante subtítulos y lengua de signos, etc. Asimismo en los centros de enseñanza reglada, conferencias, espacios culturales y demás, debe haber un intérprete de lengua de signos siempre que haya individuos sordos.

Es interesante comentar que normalmente las lenguas de signos no se escriben porque, entre otras cosas, la mayoría de las personas sordas leen y escriben en la lengua oral de su país. A pesar de esto, ha habido propuestas para desarrollar sistemas de trascripción de lengua de signos. No obstante, todas tienen deficiencias en el momento de captar todas las características físicas que utilizan las lenguas de signos, sobre todo, los elementos no - manuales y posicionales.

Como ya hemos apuntado la lengua de signos no es simplemente una serie de gestos naturales, no hay un lenguaje universal ni tampoco debemos considerarla únicamente como una serie de signos icónicos. Aunque es cierto que existe un porcentaje importante de signos icónicos, es mucho mayor el porcentaje de signos completamente arbitrarios. Si relacionamos iconicidad con transparencia y, por tanto, con la comprensión inmediata entenderemos que la mayor parte de los signos no pueden ser comprendidos por las personas que desconocen el lenguaje de signos. Asimismo, hay objetos o acciones que se representan en lengua de signos española a través de signos supuestamente icónicos, pero a pesar de esta aparente iconicidad no se representan de la misma manera en las diferentes lenguas de signos. Un ejemplo curioso es la iconocidad que se atribuye al signo de ´comer`. Fácilmente podemos creer que este signo es universal por lo que tanto sordos como oyentes de todo el planeta lo entienden. Sin embargo, esto sería una equivocación porque en los países orientales el citado signo no es entendido directamente ya que su forma de comer es distinta, lo cual conlleva que adopten otro signo para representar esta acción. Otro ejemplo llamativo es que en españa para significar la palabra ´perro` se utilizan hasta dieciocho signos diferentes dependiendo de la ciudad en la que nos encontremos.

En resumen, la iconocidad de muchos signos está relacionada con la cultura en la que han surgido dichos signos.

A partir de la década de los sesenta comenzó a producirse un importante cambio en la educación de las personas sordas. Igualmente, se puso de manifiesto que la adquisición temprana del lenguaje de signos por parte del niño con deficiencias auditivas eran muy importantes para su desarrollo cognitivo y lingüístico posterior. Asimismo, los educadores empezaron a tomar conciencia de que el método oral puro no proporcionaba a los alumnos un nivel suficiente de lenguaje, ni le permitía comunicarse con los oyentes.

En la actualidad, la comunidad de personas con deficiencias auditivas mantiene una ardua batalla para que la lengua de signos sea reconocida, aceptada y valorada por el resto de la sociedad.

  • Bibliografía empleada:

http://gestiona.madrid.org/psga_gestiona/servlet/Servidor?opcion=DetalleProcedimiento...

http:/gratisweb.com/leticiahdez/asocsordos.html

http:/wikipedia.org/wiki/Lengua_de_signos

http://www.personal2.redestb.es/martingv/ls/ls_consideraciones_previas.htm

http://www.proel.org/alfabetos/signos.html