Lecciones de poesía para niños inquietos; Luís García Montero

Educación. Aprendizaje. Animación a la lectura. Enseñanza de poesía. Acercamiento a los libros

  • Enviado por: Ana
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 6 páginas

publicidad

LECCIONES DE POESÍA PARA NIÑOS

INQUIETOS

LUIS GARCÍA MONTERO

EDITORIAL COMARES

RESUMEN:

Este libro trata de introducir a los niños en el mundo de la poesía como una manera de conocerse a sí mismos y al mundo que les rodea a través de una serie de lecciones practicas.

Desde mi punto de vista los capítulos estarían agrupados de la siguiente manera:

  • capítulos que explican los tópicos sobre los niños aficionados a la poesía (cap.1, 2)

  • capítulos en los que se explica que lo primero de todo para comprender y escribir poesía es aprender a mirar y aprender a sentir la poesía leyendo en voz alta. ( cap. 3, 4, 5)

  • capítulos con una serie de poemas para que practiquen los niños(cap. 7, 8, 9, 10, 13,)

  • Capítulos con los aspectos fundamentales para crear poesía como son el tiempo, la palabra, conversación, escritura, imaginación...( cap. 11, 12, 14, 15, 16, 17, 18, 19, 20, 21, 22, 23).

A continuación destacare los elementos fundamentales de cada uno de estos capítulos.

Capitulo I

“No somos tontos”: Este capitulo nos hace ver que escribir poesía no es cosa de tontos que escriben tonterías. Simplemente tenemos que observar nuestro alrededor y escribir el sentimiento que genere aquel objeto, persona, animal... en un poema se pueden escribir muchas cosas; el tiempo, imaginación, la gente...

Capitulo II

“Tampoco somos niños góticos”: trata de una forma irónica el hecho de que muchas personas piensen que los escritores de poesía sean personas raras o demasiado cursis. Opina que para escribir bien, tenemos que escribir cosas bonitas pero no “DEMASIADO BONITAS”.

Capitulo III

“Aprendiendo a mirar”: El elemento más importante para cualquier artista es aprender a mirar. La poesía surge de una mirada viendo el mundo de una manera especial. Tenemos que aprender a ser curiosos, indagando en nosotros mismos y en el mundo. También destaca la importancia de ser discretos a la hora de curiosear y a sacar nuestras propias conclusiones acerca de aquello que vemos, dándonos cuenta de los grandes y pequeños detalles para poder crear nuestras poesías.

Capitulo IV

“Seguimos mirando”: tenemos que aprender a mirar el mundo de una forma divertida. Aprendiendo las reglas, fundamentos, técnicas de la vida pasándonoslo bien y de esta manera podremos sacar nuestras propias conclusiones.

Capitulo V

“Ya sabemos mirar”: una vez que ya hemos aprendido a mirar todo lo que nos rodea comenzaremos a comprender las palabras que utilizan los poetas en sus obras, como son por ejemplo: metáfora, prosopopeya y metonimia. El autor pone ejemplos útiles para que los niños comprendan estas palabras que parecen difíciles de entender.

Capitulo VI

“Leer en voz alta”: después de haber realizado los pasos anteriores los niños pueden empezar a leer algunos poemas en voz alta, fijándose bien en las palabras, en los versos ya que estos nos proporcionan imágenes. Es importantes que los niños lean en voz alta ya sea a sus padres, a sus muñecos...

Capitulo VII, VII, IX, X, XIII, XVIII

En estos capítulos se exponen cinco poesías para que los niños lean, observen la construcción y saquen sus conclusiones sobre la creación de poesia.

Las poesías tratan sobre las cuatro estaciones del año: verano, primavera, otoño e invierno, en el capitulo XIII el tema es el tiempo (aspecto muy importante en la poesía) y finalmente en el capitulo XVIII se expone una canción para dormir.

Capitulo XI

“El tiempo”: algo tan importante y a tener en cuenta como el aprender a mirar es ser consciente del tiempo. Los niños tienen que aprender el significado que tiene el tiempo, ya que todos estamos hechos de tiempo.

Capitulo XII

“Más cosas y más tiempo sobre el tiempo”: los niños deben aprender también a sacar aquellas palabras, pensamientos, ideas del rincón de la memoria. Esto es necesario para ser un buen poeta. Hay que saber viajar en el tiempo, recordar lo que paso ayer o imaginar lo que puede pasar mañana o en un futuro más lejano.

Capitulo XIV

“¿Nace o se hace?”: ironiza con la pregunta ¿nace o se hace?, el autor piensa que si una persona se toma en serio la poesía, si se lees y escribes mucho, acabarás siendo un buen poeta. Todo está en que la persona muestre un interés y esfuerzo diario. Aunque si es verdad que hay personas que nacen con una sensibilidad especial para este arte pero es necesario lo descrito anteriormente para conseguir ser buenos poetas.

Capitulo XV:

“La palabra”: cuando queremos dejar un sentimiento claro, afirmar una verdad o cuando necesitamos que alguien nos crea es necesaria la palabra. Es muy importante comprender su significado y saber medir nuestras palabras.

Capitulo XVI:

“Somos una conversación”: mediante las palabras podemos escribir sobre nuestros sentimiento y que mediante ellas podemos comunicarnos con otras personas a través de las conversaciones. En definitiva “el mundo es una conversación”.

Capitulo XVII

“Las palabras compartidas”: el hecho de compartir las palabras mediante la conversación con los demás implica compartir nuestros sentimiento e imaginación. Es muy importante saber expresarse correctamente en cada momento, sabiendo que palabra utilizar, que adjetivo...

Capitulo XIX

“La escritura”: las palabras de las conversaciones de los humanos se las lleva el viento, por lo que los niños tienen que aprender saber plasmar esas palabras con sus sentimientos y emociones sobre un papel para que de esta manera no se pierdan y permanezcan en el tiempo, como por ejemplo se hace en los libros.

Capitulo XX

“La imaginación”: otro aspecto de gran importancia es nuestra imaginación para poder crear poesía. Mediante ella podemos burlar la realidad, creando esta a nuestra manera.

Capitulo XXI

“La rima”: los poetas utilizan la rima para crear a partir de los sonidos una raya que sirve para delimitar el espacio del poema, un lugar intermedio entre la ficción y la realidad que nos invite a levantar historia en nuestra imaginación. Para ello se pueden utilizar dos tipos de rima: consonante( repiten al final de las palabras los sonidos de las vocales y las consonantes) y la asonante (se repiten las vocales que se esconden entre otras letras). La rima sirve para llamar la atención sobre algunas ideas y palabras y para crear “música” en el poema.

Capitulo XXII

“Leer un poema”: se tiene que aprender a leer un poema, disfrutando de él, comprendiéndolo y descubrir la relación entre lo que nos cuenta y lo que significa para nosotros.

Capitulo XXIII

“escribir un poema”: además de aprender a leer un poema es necesario que aprendamos también a escribirlos. Para ello lo primero que necesitamos es copiar un poema ya escrito y observarlo para sacar nuestras conclusiones y a partir de ahí elaborar nuestras propias creaciones, ajustando nuestros versos a lo que queramos decir

VALORACIÓN PERSONAL

Este libro me parece muy interesante para iniciar a los niños a la poesía. El autor trata de dar una serie de lecciones poéticas dirigidas a niños. Debido a esto todo el libro esta escrito en exclusiva para ellos, con ejemplos reales.

Todos los capítulos del libro están relacionados y explicados de una manera muy sencilla y muy cercana a la vida de los niños, para que estos comprendan mejor lo que es una poesía, como se interpretan, como se leen, como se escriben...

Esta forma de escribir el libro me ha gustado mucho, pienso que tanto en los adultos como en los niños, en especial en los niños se aprende mejor si las ideas están claras y adaptadas con ejemplos reales de su propia vida.

A parte este libro contiene varias poesías con lo que los niños pueden comenzar a acercarse y experimentar con ellas con el fin de aprender a escribir sus propias obras poéticas y disfrutar con la poesía.