Lazarillo de Tormes

Renacimiento literario. Novela picaresca. Crítica social. Estructura externa

  • Enviado por: El remitente no desea revelar su nombre
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 6 páginas

publicidad
cursos destacados
Graba audio con Apple Logic Pro 9
Graba audio con Apple Logic Pro 9
En este curso aprenderemos a realizar grabaciones de audio de calidad utilizando Apple Logic Pro 9. Exploraremos todo...
Ver más información

Cómo montar un Ordenador
Cómo montar un Ordenador
En este curso te guiamos de una forma muy práctica y gráfica, para que puedas realizar el montaje de tu...
Ver más información


Lazarillo de Tormes.

ÍNDICE:

Introducción...................................................................................1

La crítica social...............................................................................2

Estructura externa e interna............................................................3

Opinión personal.............................................................................

Bibliografia......................................................................................

INTRODUCCIÓN:

Hace años podíamos ver por los pueblos y ciudades de España la figura de un ciego acompañado de un niño que le servía de guía, el cual, recibía el nombre de “Lazarillo”. Ahora, esos perros que acompañan y conducen a los invidentes también son conocidos como perros lazarillo. Este nombre, es heredado de uno de los personajes literarios españoles más importante, original y universal: el pícaro Lázaro de Tormes.

No sabemos realmente si Lázaro ha existido, pero lo que si es cierto es que para nosotros es, junto con personajes como Don Quijote y Celestina, uno de los personajes literarios más incorporado a nuestra cultura.

Desde el punto de vista de la literatura el Lazarillo de Tormes es la primera novela moderna (picaresca), un gran mérito sabiendo que hoy en da la novela es el género literario por excelencia.

He recopilado en este trabajo los puntos que he creído des de mi punto de vista, más interesantes: la crítica social, la estructura interna y externa.

LA CRÍTICA SOCIAL:

El Lazarillo de Tormes es una obra en la que podemos encontrar una crítica con la sociedad de la época. Si nos situamos en la época, el siglo XVI, observamos que hay una diferencia que clasifica las personas. Basándose en el dinero se distinguen personajes privilegiados (nobles, clérigos) y los no privilegiados, es decir la clase social baja los trabajadores. En el inicio del prólogo encontramos una frase dicha por Lazarillo que se define: "Yo por bien tengo que cosas tan señaladas y por ventura nunca oídas ni vistas vengan a noticia de muchos y no se entierren en la sepultura del olvido, pues podría ser que alguno de las que lea halle algo que le agradece, y a los que no ahondaren tanto los deleite." Por tanto se clasifica en los personajes nacidos para trabajar y ganarse el pan de cada día sin ninguna ilusión de que su vida de un giro en un momento dado.

El autor da una visón descarnada de la sociedad española de aquella época, centrada en los tres sectores sociales más representativos: pueblo, clero y nobleza. Relacionando los sectores con las críticas tenemos:

La crítica de la mendicidad y la marginalidad. Esta se basa en la preocupación fundamental del autor del Lazarillo, es la denuncia de las condiciones de vida miserable de un sector de la población. Lázaro y su familia, el negro Zaide, el ciego, son personajes representativos de esta crítica. Su papel da a conocer eprsonajes ambrientos y de un nivel de vida en condiciones pésimas, típicas de la gente trabajadora que estaban a disposición de los privilegiados gente con poder económico.

La crítica anticlerical esta basada en la clase social relacionada con la iglésia, el clero. No puede ser en absoluto casual la elevada presencia de clérigos en la novela. Todos ellos, además, caracterizados negativamente por un rasgo que contradice uno de los principios basicos del espíritu evangélico: la falta de caridad. No es extraño que la novela fuera incluida, poco después de su publicación en el índice de libros prohibidos por la inquisición. De esta manera ocultavan la visión de los clérigos y su crítica social.

La crítica de la nobleza y la honra se basa en la vida tan facil que tenían los nobles y lo difícil que es salir adelante para quienes fueron olvidados por la fortuna. A través del escudero, el autor muesta la estúpida obsesión que la nobleza tiene por la honra, por las apariencias, y las poco edificantes formas de vida de este sector social. Cuando nombramos las formas de vida de este sector social relacionamos la maledicencia, adulación y el aborreciemiento de la virtud de ser privilegiado.

ESTRUCTURA EXTERNA:

La novela inicia con el prólogo y continúa con la organización de siete capítulos, llamados tratados (quizá en relación con el carácter didáctico que -irónicamente- el autor da a su obra).

Los capítulos están numerados y llevan sus epígrafes, cuya autoría es discutible.
La transición entre los capítulos se produce a veces por encima del epígrafe, omitiendo una de las palabras finales del capítulo anterior: así ocurre en el comienzo del capítulo IV.
Se puede notar también la diferencia de extensión entre los capítulos: mientras que los tres primeros presentan mayor extensión, los cuatro restantes son mucho más cortos, especialmente el IV y el VI.

ESTRUCTURA INTERNA:

Lázaro inicia el prólogo justificando el propósito de la obra, que es el de narrar “cosas tan señaladas y por ventura nunca oídas ni vistas que deben llegar a noticia de muchos y no enterrarse en la sepultura del olvido”. El narrador explica la historia como si fuera una carta dirigida a una persona, llamada “Vuestra Merced”.

El tratado primero engloba la huerfanidad de Lázaro. Su padre fue perseguido por la justicia porque escondía algunos sacos de trigo y de ésta manera tenía que pagar menos impuestos y acabó siendo un mulero de un caballero y murió como leal criado. A su padrastro le acusaron de robar y le azotaron como castigo y a su madre le dieron el centenario (cien azotes). Como consecuencia Lázaro responde a todas las preguntas de la autoridad bajo sus amenazas. Su madre le despide llorando y le anuncia que ya no le verá más. Le comunica que ha sido bien criado y que esta bajo la custodia de un buen amo, el ciego. Contínuamente se remarca el hambre del Lázaro ya que siempre intentaba robarle comida a su amo. Ya que el ciego era muy ávaro y apenas le daba de comer. Cuando finalmente Lázaro se cansa de vivir con el ciego, éste engañó para que se diera contra un palo y así salir de él.


En el tratado segundo se desarrolla en la crítica anticlerical, ya que convive con un clérigo. No lo alimentaba decentemente y era también muy ávaro. Llegó el momento en el que Lázaro se cansó, y decidió robarle al clérigo el pan de la misa para poder comer. Para poder conseguir el pan, el sacó una copia de la llave del baúl dónde estaba el pan, y lo saco una noche, y se lo comió. Al el clérigo enterarse de ésto, decidió asegurar el baúl, pensando que eran ratones que se comían el pan, pero cuando encontró que era Lázaro, el lo despidió de su trabajo.

En el tratado tercero se refleja con los hechos que describe la crítica a la mendicidad y marginalidad. Lázaro llegó a Toledo, donde, por quince días, vivió de limosnas. Un día, se encontró con un escudero de muy buena apariencia, quien fue su próximo amo. Su nuevo hogar fue una casa con poco alumbrado. La casa carecía de muebles. Lázaro entonces se dió cuenta que el escudero, aunque aparentaba ser un hombre de buena familia, en realidad era pobre. Para poder comer, Lázaro tuvo que mendigar, y darle parte de lo que recibía al escudero. Un día el gobierno de esa área prohibió el mendigar por las calles, y Lázaro, por suerte, consiguió comida a través de unas vecinas. El escudero estuvo sin comer por ocho días, hasta que consiguió un real para mandar a Lázaro a comprar
comida al mercado.
Más tarde los dueños de la casa del escudero vinieron a cobrar el alquiler de la casa, pero el escudero se excusó y desapareció. Lázaro se quedó una vez más sin amo.

El tratado cuarto consiste en la siguiente succesión de hechos: las vecinas llevaron a Lázaro a el Fraile de la Merced, su próximo amo. Al fraile le gustaba mucho caminar y visitar. Tanto caminaron Lázaro y el fraile que en ocho días Lázaro rompió su primer par de zapatos. El fraile fue el primer amo en regalarle un par de zapatos. Lázaro se cansó de seguirlo y lo abandonó.

En el tratado quinto Lázaro se encuentra con un buldero. El buldero engañaba, junto a un alguacil, a la gente, tratando de convencerla para que creyeran en sus ideales. Por ejemplo, ellos hicieron un "drama" para que la gente creyera en los milagros. Después de cuatro meses Lázaro dejó al buldero, y siguió camino.

En el tratado sexto su amo fue un maestro pintor de panderos, con el cuál duró muy poco. Una vez, Lázaro entró a una Iglésia, dónde se encontró con un capellán, siendo éste su próximo amo. El capellán le dió a Lázaro un asno y cuatro cántaros de agua para ir a vender agua por la ciudad. Este fue el primer trabajo que tuvo Lázaro dónde ganaba comisiones todos los sábados. Estuvo en esas condiciones por cuatro años, y, ahorrando poco a poco, pudo comprarse su primera espada y ropa usada. Después de haber mejorado Lázaro su apariencia , dejó al capellán y también dejó su oficio.

En el tratado séptimo se asentó con un alguacil. Duró muy poco con él, porque le pareció que el oficio de su amo era peligroso.
Llegó el día en el que el arcipreste de San Salvador vio a Lázaro y lo casó con una criada suya. Vivía muy bien con su nueva esposa, en una casa al lado del arcipreste. Luego comenzaron a formarse cuentos sobre su esposa y el arcipreste. La mujer de Lázaro lloró mucho por estos cuentos, pero Lázaro la tranquilizó. El decide no hacerle caso a los cuentos para que no hubiera una intervención en su felicidad. Finalmente llegó a un período de estabilidad en su vida, y para él no había nada mejor. Ya que era lo que nunca habia conseguido.

OPINIÓN PERSONAL

El libro me ha resultado interesante y entretenido a pesar de lo costosa que resulta en ocaciones su lectura, por el lenguaje castellano-antiguo en que se expresa.

No imaginaba un desenlace semejante y es al final de la obra cuando he logrado comprender el objetivo de la novela picaresca.

No obstante el libro en líneas generales, me ha gustado, y lo recomendaria.