Lazarillo de Tormes

Renacimiento literario. Novela picaresca. Localización. Autoría. Argumento. Personajes

  • Enviado por: Monica Oliva
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 10 páginas
publicidad
publicidad

1.- SITUACIÓN.

  • Época histórica.

  • El nombre completo de la obra es “La vida de Lazarillo de Tormes, y de sus obras y adversidades” se publicó en Burgos, Alcalá de Henares y Amberes en el siglo XVI (año 1554) en la época del Renacimiento. En estos momentos, España vivía uno de sus periodos históricos de mayor esplendor con los reinados de Carlos I (1516-1556) y de su hijo y sucesor Felipe II (1556-1598).

    En el año 1519 Carlos I fue coronado emperador en Alemania, convirtiéndose en el monarca más poderoso de su tiempo al unir a la Corona española el titulo de emperador del sacro imperio romano-ger-mánico. Como resultado de la política imperial llevada a cabo por Carlos I se produjo la hegemonía de España en el mundo.

    El reinado de Carlos I estuvo salpicado de numerosos conflictos tanto en el interior como en el exterior. Dentro de nuestras fronteras estalló la guerra de la Comunidades de Castilla (1520-1522).

    En el exterior los conflictos fueron también numerosos: guerra contra los turcos, contra Francia y contra los protestantes alemanes partidarios de Lutero.

    Como consecuencia de las continuas guerras, la sociedad española tuvo que soportar una profunda crisis económica que provocó el empobrecimiento de las clases populares, la despoblación del campo y las consiguientes emigraciones a las ciudades con el surgimiento de multitud de mendigos y marginados.

    Por otro lado, la convivencia social se vio gravemente deteriorada por el enfrentamiento entre cristianos viejos y nuevos. Este conflicto se acentuó en la segunda mitad del siglo XVI con la implantación de los estatutos de limpieza de sangre, mediante los que se vetaban determinadas actitudes sociales a los conversos, como desempeñar cargos públicos y estudiar en las universidades. En relación directa con este clima de intolerancia, un nuevo valor social adquirió una desmesurada importancia: el honor o la honra, es decir, la consideración o estima social del individuo en razón de su origen.

  • Momento literario (características generales).

  • La difusión de la cultura experimentó un extraordinario auge durante el época del Renacimiento. En el terreno literario este propicio clima cultural favoreció, en la segunda mitad del siglo XVI, la revitalización de algunos géneros narrativos y la creación de otros nuevos, acompañado de un incremento notable del publico lector, a pesar de ser analfabetos mucha gente de la época.

    En la producción narrativa de este periodo pueden distinguirse dos corrientes fundamentales:

    -Una narrativa d tendencia idealista, caracterizada por la idealización del sentimiento amoroso, la estilización de ambientes y personajes y la fantasía. Entre este tipo de narraciones destacan las novelas de caballería y las novelas pastoriles. En las primeras se narran fábulas aventureras protagonizadas por caballeros andantes. En la segunda, pastores irreales que viven historias en medio de una naturaleza idílica.

    -Una narrativa de tendencia realista, con propósito de verosimilitud y afán de critica social. Este tipo de narraciones tiene su manifestación más importante en los relatos dialogados, género muy cultivado por humanistas y erasmistas a imitación de los clásicos griegos y latinos.

    Además, del género narrativo, el lírico alcanzó también un gran desarrollo en la época. Persisten las formas poéticas tradicionales heredadas del siglo anterior, pero en el Renacimiento se incorporó a la poesía española el endecasílabo y su más importante combinación estrófica: el soneto.

    2.- AUTOR: VIDA Y OBRAS.

    La obra el Lazarillo de Tormes es de autor anónimo, es decir, que no se sabe cual fue el escritor de dicha obra. Se dice que el autor quiso ocultar su nombre por el marcado tono anticlerical que tiene la obra, por la originalidad literaria que suponía presentar una obra cuyo protagonista absoluto es un marginado social. Debió de ser todo un riesgo para el autor y quizá prefirió ocultar su nombre en previsión de los reproches que pudieran hacérsele, tanto de carácter moral como literario.

    Podemos decir que los más probables de ser el autor de esta obra son: Fray Juan de Ortega, fraile de la orden de San Jerónimo; a Diego Hurtado de Mendoza (1503-1575), poeta, historiador y diplomático durante el reinado de Carlos I; a Sebastián de Orozco (h. 1510-1580), dramaturgo toledano, y a Juan de Valdés (h. 1499-1541), humanista y escritor.

    3.- RESUMEN DE LA OBRA ELEGIDA.

    TRATADO PRIMERO: A Lázaro le pusieron de nombre Lázaro de Tormes porque Lázaro nació en el río Tormes. Su padre se llamaba Tomé González y su madre se llamaba Antona Pérez. Su padre murió cuando Lázaro tenía ocho años, fue preso por robar en el molino y confesó que lo había echo y fue a prisión. Después del juicio fue desterrado y en el destierro cuidó de las mulas de un caballero, pero poco después murió en una batalla contra los moros. Entonces su viuda madre y él se tenían que buscar la vida y se fueron a vivir a la ciudad de Salamanca, donde su madre preparaba comida para los estudiantes y también lavaba ropa de mozos de caballos. La madre de Lázaro empezó a tener relaciones con un mozo negro llamado Zaide y Lázaro acepto la relación porque notó que él traía mejor comida a casa. Al poco tiempo Lázaro tuvo un hermano. Después de un tiempo el negro y la madre de Lázaro fueron castigados porque se querían y se separaron.

    La madre de Lázaro se puso a trabajar de criada de un mesón. Pasó un día un ciego por el mesón y creyó que Lázaro sería un buen guía para él. El ciego le pidió a la madre si podía llevarse al niño y la madre acepto. El ciego le prometió a la madre que lo cuidaría y que lo trataría bien pero no fue así. El ciego era un hombre muy listo e inteligente. Un día le pasaron por enfrente de una estatua de toro y el diego le dijo que escuchara el ruido de dentro, entonces Lázaro se arrimó y el ciego le dio un golpe muy fuerte en la cabeza y le dijo el ciego a Lázaro que un guía de un ciego tenia que saber más que el diablo. Lázaro aprendió tanto como el ciego, pero a fuerza de golpes. El ciego y Lázaro ganaban comida y dinero porque el ciego rezaba a la gente y se la daban. Aunque ganaban mucho dinero, el ciego era un avaro y no le daba de comer. Lázaro tenía que remediárselas para robarle comida al ciego de manera que este no se enterara. El ciego guardaba la comida en un bolso y cada día le quitaba un poco. Lázaro cada vez se hizo mas listo, le hizo un agujero en la jarra del vino y cuando Lázaro había bebido, lo tapaba con cera, un día el ciego lo descubrió y le rompió la jarra en la cabeza. Además de que el ciego le pegaba y le trataba mal, pero Lázaro no se quedaba corto. Lázaro aprendió mucho de él. Ya cuando Lázaro se harto de cómo le trataba el ciego le engaño y le hizo saltar contra un poste de piedra diciéndole que había un gran charco, el ciego salto con fuerza y quedó inconsciente con una herida en la cabeza, entonces Lázaro se marchó y no volvió a ver al ciego.

    TRATADO SEGUNDO: A los pocos días Lázaro llegó a un lugar llamado Maqueda, donde se encontró con un clérigo. Este le tomo como ayudante para la misa. El clérigo no daba de comer a Lázaro, y Lázaro decía: “escapé del trueno y di en el relámpago, porque era el ciego para con éste un Alejandro Magno”. Lázaro dormía sobre de paja en el suelo. Y mientras el cura comía carne, él solo comía un pedacito de pan con un poco d sopa, y cada cuatro días sus amo le daba una cebolla para comer. El clérigo guardaba toda la comida en un arca cerrada con llave. Un día se le presento a la puerta de casa un calderero, Lázaro le mintió diciéndole que había perdido la llave de un arca y que si por favor le podía conseguir una que encajase que el se la pagaría. Y así fue como Lázaro consiguió la llave. Pero eso no era todo porque el clérigo contaba y recontaba los panes cada día y Lázaro no se podía arriesgar a que el clérigo le pillara así, y se le ocurrió a Lázaro comer el pan por la noche a mordiscos muy pequeños como si lo royera para que así su amo creyera que habían sido los ratones ya que el arca tenia algunos agujeros. Y así fue, lastima que el clérigo tapó los agujeros con maderas y clavos. Entonces él con un cuchillo comenzó a rascar la madera del arca que era muy vieja y enseguida se rompió, entonces el clérigo pensó que podía se una culebra. Y así estuvo comiendo, hasta que un día cuando Lázaro escondía la llave del arca en su boca, esta se puso de tal manera que cuando respiraba se oía un ligero silbido y el clérigo creyó que era la culebra que se comía la comida y le dio un garrotazo tan fuerte que le hizo sangrar la cabeza. Lázaro tardó ocho días en recuperarse y cuando ya podía caminar el clérigo le echo de casa y dijo que no quería como ayudante a tan diligente persona.

    TRATADO TERCERO: Durante quince días que le tardo en cerrar la herida de la cabeza, llegó a Toledo donde vivía de las limosnas que muy amablemente la gente le daba. Entonces se encontró un día con un escudero bien peinado y con buenas ropas, y este le dijo que si buscaba amo. Lázaro aceptó, pensando que se iba a acabar el pasar hambre. Él que tan bien bestia resultó ser en realidad un muerto de hambre al que nadie conocía verdaderamente y tenia una casa oscura, húmeda...

    El escudero no tenia ni un bocado que echarse a la boca, este amo era el más pobre de los que había tenido Lázaro. El escudero marchaba por la mañana y volvía tarde y sin nada de comer, y en la casa no había nada de comer. Cuando Lázaro terminaba las tareas que el escudero le pedía, marchaba a pedir limosna por las casas del pueblo y era entonces Lázaro quien daba de comer al escudero. Lázaro decía: “y no tenía tanta lástima de mí como del lastimado de mi amo, que en ocho días maldito el bocado que comió”. Entonces se prohibió la mendicidad en el pueblo porque había habido un mal año en cuanto a cosechas y demás, entonces Lázaro comía de la caridad de sus vecinas, que él era muy amigo donde pasaba muchos ratos que el escudero le dejaba solo. Tan mal vivían que un día cuando se llevaba a un muerto en procesión la viuda de este decía: “Marido y señor mío, ¿a dónde vos me llevan? ¡A la casa triste y desdichada, a la casa lóbrega y oscura, a la casa donde nunca comen ni beben!” entonces Lázaro corrió hasta la casa de su amo pensando que traían el muerto a la casa. Tiempo después el escudero marchó como un día cualquiera pero no volvió dejando al chico solo y muchas deudas con él. Por lo que vinieron buscándolo y como solo encontraron al chico quisieron hacerle responsable pero al ver que el no sabia nada de su amo le dejaron en paz y así fue como Lázaro fue abandonado por este amo.

    TRATADO CUARTO: Lázaro busco a su cuarto amo y este fue un Fraile de la Merced al cual las vecinas le encomendaron. Gran enemigo del coro y de comer en el convento. Lo único que le gustaba a este amo y hacia era caminar muchísimo y se pasaba la mayor parte del tiempo caminando. Este amo le dio a Lázaro los primeros par de zapatos que rompió en si vida, solo le duraron ocho días los zapatos. Lázaro se cansó de seguir su trote a todos lados y se fue, por eso y por otras cosas que no dijo.

    TRATADO QUINTO: El quinto amo de Lázaro fue un buldero que como dice Lázaro que era “el más desenvuelto y desvergonzado y el mayor echador bulas” .Al buldero se le ocurrían siempre mil maneras de vender bulas. Una vez en un pueblo estuvo el buldero predicando tres días como de costumbre, pero no conseguía vender bulas, entonces un alguacil que trabajaba para el, hizo ver que le poseía el demonio cuando estaba hablando mal de las bulas divinas y entonces el buldero le curó con una de sus bulas. Todo era un montaje pero entonces no pararon de vender buldas. En ese pueblo y en los pueblos de los alrededores se corrió la voz con mucha rapidez. Al cabo de cuatro meses donde paso bastantes fatigas Lázaro decidió dejarlo porque lo creía un embustero.

    TRATADO SEXTO: Después del buldero Lázaro estuvo con un maestro de pintar panderos con el que sufrió mil males pero que pronto abandonó para ir a dar con un capellán. El capellán puso en su poder un asno y cuatro cántaros y un azote y empezó a vender agua por la ciudad. Le fue tan bien el negocio que en cuatro años reunió una pequeña fortuna y tubo para comprarse buenas ropas y dejó al capellán porque ya no necesitaba el negocio.

    TRATADO SEPTIMO: Cuando abandonó al capellán dio con un alguacil pero vivió poco tiempo con él, porque le parecía ese un trabajo muy arriesgado y peligroso, ya que una noche los persiguieron a pedradas y solo el consiguió escapar. Después marchó y se asentó con el arcipreste de San Salvador para el cual hacía de pregonador, anunciando sus vinos. El arcipreste le prometió casarse con una de sus criadas y Lázaro acepto. Vivieron muy bien durante mucho tiempo, pero las malas lenguas decían de su mujer que ya había parido tres veces. Pero a él no le importó y defendió siempre a su mujer hasta el punto de pegar a la gente que hablaba mal de ella y así fue como nadie le decía nada y el consiguió paz en su casa. Entonces el Emperador entró sus cortes en la ciudad de Toledo y se hicieron grandes regocijos y fue así como el prosperó y siguió cultivando su fortuna.

    4.- ESTUDIO DE LOS PERSONAJES PRINCIPALES.

    LAZARILLO DE TORMES:

    El Lazarillo de Tormes es el protagonista de esta obra. Representa a la clase baja y vagabunda, ya que se tiene que ir recorriendo ciudades con amos que lo trataban mal y no le daban de comer. A la fuerza de que los amos le maltratasen, él fue aprendiendo y se hizo un buen pícaro. Cuando se hizo mayor se casó.

    TOMÉ GONZALEZ:

    Este era el padre de Lázaro. Trabajaba en un molino. Fue acusado de robar, y lo confesó, fue encarcelado. Cuando salió de prisión se fue a servirle a un mozo, y poco después muere.

    ANTONA PÉREZ:

    Esta era la madre de Lázaro. Después de morir su marido se enamoró de un mozo negro y se tuvieron que separar. Después se fue a un mesón donde se encontró con un ciego y entregó a Lázaro al ciego.

    ZAIDE:

    Era un mozo y padrastro de Lázaro. Lo capturaron por robo y fue azotado.

    EL CIEGO:

    Este fue el primer amo de Lázaro. El ciego le enseño a Lázaro a ser más astuto, tramposo, pero a fuerza de los golpes. Es ciego tambien le enseñaba a Lázaro a como conseguir la comida y el dinero y no le daba de comer casi nada. El ciego y Lázaro se ganaban la comida y el dinero haciéndose pasar el ciego por curandero. Lázaro lo abandona porque no le gustaba la vida que llevaba con él.

    EL CLERIGO:

    Es el segundo amo de Lázaro. Este amo a igual que el otro no le daba de comer, incluso menos que el ciego. Lázaro tuvo que robarle la llave donde guardaba el pan de las misas, hasta que lo descubrió y lo echó.

    EL ESCUDERO:

    El escudero es el tercer amo de Lázaro. Iba muy bien vestido pero estaba en la más pura miseria y Lázaro se creía que era un hombre rico. Lázaro tenia que ir pidiendo limosna y comida para el escudero y él. El escudero tenia muchas deudas. Un día se fue el escudero de casa y vinieron unos hombres pidiéndole el dinero a Lázaro y él no se lo pudo dar. Y no volvió a aparecer el escudero.

    EL FRAILE DE LA MERCED:

    Este es el cuarto amo de Lázaro. Este amo le gustaba mucho andar, que hasta Lázaro rompió su primer par de zapatos y el fraile le dio otro par. Lázaro lo abandona porque no podía seguirle el paso.

    EL BULDERO:

    Es el quinto amo de Lázaro. No duró mucho con él porque era muy mentiroso. El buldero hizo un pacto con un alguacil para hacer un drama donde el alguacil se muere y después resucita con las bulas, y esto hacia el buldero para que la gente creyera que las bulas eran milagrosas y poder venderla y que la gente le dieran dinero por ellas.

    EL PINTOR:

    El pintor es el sexto amo de Lázaro. Este pintor era pintor de panderos. Pero al poco tiempo Lázaro lo deja.

    EL CAPELLAN:

    Séptimo amo de Lázaro. Es el primer amo de Lázaro que le ofrece un sueldo. Con este estuvo cuatro años. Este le dejo a Lázaro un asno y se fue vendiendo agua por la ciudad. Lázaro lo abandonó hasta que reunió el suficiente dinero para ropa.

    EL ALGUACIL:

    Es el octavo amo de Lázaro. Lo dejó muy pronto porque el oficio era muy peligroso.

    EL ARCIPRESTE DE SAN SALVADOR:

    Este es el noveno y ultimo amo de Lázaro. El arcipreste le dijo a Lázaro que le conseguiría una esposa, que eres una de sus criadas.

    LA CRIADA DEL ARCIPRESTE DE SAN SANVADOR Y ESPOSA DE LAZARO:

    Esta es la mujer con la que Lázaro se casa y le trae la felicidad. Cuando se casó con ella no volvió a pasar hambre.