Lazarillo de Tormes

Renacimiento literario. Novela picaresca. Argumento. Estructura. Personajes. Estilo literario. Tiempo

  • Enviado por: Tamara
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 11 páginas

publicidad
cursos destacados
Graba audio con Apple Logic Pro 9
Graba audio con Apple Logic Pro 9
En este curso aprenderemos a realizar grabaciones de audio de calidad utilizando Apple Logic Pro 9. Exploraremos todo...
Ver más información

Curso completo de piano - Nivel básico
Curso completo de piano - Nivel básico
Este curso de piano está pensado para todos aquellos principiantes que deseen comenzar a tocar el piano o el...
Ver más información


ÍNDICE

  • Introducción 3

  • Marco temporal 4

  • Autor 5

  • Resumen 7

  • Temas 8

  • Análisis del personaje 9

  • Conclusión 11

  • Fuentes de información 12

  • Bibliografía

  • I. INTRODUCCIÓN

    La novela de “El lazarillo de Tormes”, fue impresa por primera vez en España en 1544 con el nombre “La vida de Lázarillo de Tormes y de sus fortunas y adversidades”,pesar de que se cree que hubo alguna edición anterior. Tiene gran importancia ya que se considera la primera novela picaresca que apareció en el país.

    La obra es anónima, y más adelante se analizarán los posibles autores y los argumentos dados a estas insinuaciones.

    Está basada en la vida de un pícaro, quien es el narrador y protagonista de la historia. Así, al ser una novela picaresca, él cuenta su propia vida, que a esto lo llamamos autobiografía. La obra entera es una carta que envía Lázaro a alguien desconocido, pero de buena reputación.

    Este trabajo está dividido en cuatro partes, donde se analizaran detalladamente. Dichas partes son las siguientes: El marco temporal, donde se analizará la época en la que se escribió la obra; la autoría, se analizarán los posibles autores; el resumen, se resumirá la novela; los temas, se profundizará en los temas que se hablan durante la novela y su importancia; el análisis del personaje, se analizará a Lazarillo y la conclusión donde se explicará las características de la novela picaresca que se aplican en la novela.

    II. MARCO TEMPORAL

    “Lazarillo de Tormes” la primera novela picaresca española de autor desconocido, considerada como la primera novela moderna. Probablemente existió una edición anterior, quizá de la obra editada fuera de España (seguramente en Italia) tras la muerte del supuesto autor, en 1532. Las primeras ediciones conservadas son las de 1554, impresas en Burgos (Juan de Junta), Amberes (Martín Nucio) y Alcalá de Henares (Salcedo), con el título de “La vida del lazarillo de Tormes y de sus fortunas y adversidades”.

    Esta obra fue publicada durante El Siglo de Oro, el periodo entre el Renacimiento y el Barroco, la "Edad Dorada" se extendió durante el siglo XVI y el XVII, considerada la etapa más gloriosa de las Artes y las Letras españolas. La novela alcanzaría su más alto nivel de universalidad y expresión con Don Quijote de Miguel de Cervantes.

    Según algunos críticos, este tipo de novela surgió una reacción del espíritu español realista contra el falso idealismo caballeresco pastoril. Otros afirman que nació de una sociedad en la que se habían multiplicado los vagos y los desocupados. Las novelas abundan en España en los siglos XVI y XVII. En ellas el pícaro, al narrar su propia vida, se venga de los poderosos que lo han maltratado y despreciado, contando sus defectos y sus debilidades, por eso estas novelas son autobiográficas y satíricas. Resaltaron en este genero: la obra "Lazarillo de Tormes" sin autor reconocido; Quevedo con "La Vida del Buscón"; Mateo Alemán con "Guzmán de Alfarache".

    La picaresca y sus causas: la aparición de la literatura picaresca está relacionada con la situación social de una parte de la población española de la época. Las continuas guerras que mantiene España y la conquista de América hace que en nuestro país abunden los soldados y aventureros inválidos o empobrecidos. Estas personas llevan una vida inestable y sin trabajo fijo. Eran holgazanes y despreciaban el trabajo manual que consideraban humillante. Acostumbrados a correr peligros en la guerra, las pequeñas aventuras para conseguir comida les parecían un riesgo sin importancia. Al reflejarse esta situación en la literatura se crea la figura del pícaro.

    III. AUTOR

    Esta obra, como he mencionado anteriormente, es anónima. Aunque se han hecho diversas investigaciones para lograr el nombre del autor, solo existen hipótesis con argumentos, aunque parezcan señalar a uno en concreto.

    La primera atribución que se dio en el siglo XVII, se refería al del fraile jerónimo Juan de Ortega. La razón por la que se pensó en el como posible autor de la novela, es que el borrador de dicha obra se encontró en su celda y por lo tanto era bastante posible que la hubiera escrito él. A pesar de que esta hipótesis era bastante acertada nunca se encontró una prueba convincente de que aquello era cierto, pues bien podría haberlo escrito otra persona antes de esconderlo en su celda.

    El diplomático Diego Hurtado de Mendoza también figura como posible autor de la obra aunque esta hipótesis no sea tan convincente ya que no tendría mucho sentido que Diego Hurtado hiciese una critica social contra los derechos que el mismo poseía.

    La profesora Navarro, que ha investigado durante tres años la autoría del 'Lazarillo', inició su trabajo al darse cuenta de que faltaba una página en el prólogo de la obra, en la que el autor explicaría el argumento y la intención de la obra y presentaría al personaje protagonista, Lázaro, instrumento de una crítica de origen erasmista en la corte y la iglesia.

    Otros detalles que apoyan la argumentación de la investigadora son el marco temporal escogido para narrar la historia, entre la derrota de Gelves (1510) de Fernando el Católico y la entrada del emperador Carlos V a Toledo en 1525, para celebrar las cortes. Según Navarro, "sólo un fiel e inteligente cortesano como Valdés podía haber escogido con tanta finura el momento que cierra la evocación de Lázaro".

    Otro personaje al que se le atribuye esta obra es Alfonso de Valdés y Juan de Valdés, hermanos. Parece ser que Valdés fue el único autor de esa época, que al igual que ocurre con el autor anónimo de El Lazarillo de Tormes, criticó a los estamentos eclesiásticos. Razón que pudo llevar al autor a no revelar su nombre ya que las consecuencias de esa dura crítica podrían haber sido nefastas para él

    No solamente esos mencionados, estos también son sospechosos de haber escrito la obra: Sebastián de Orozco, el Humanista Juan de Rúa, Herman Núñez de Toledo...

    Dicen que el gran acierto del escritor anónimo es el de crear un personaje que acumula experiencias vitales que van condicionando su comportamiento posterior; el género autobiográfico le permite hacer reflexionar al protagonista sobre su propia vida, con lo que consigue dar a la obra un doble plano temporal: el del momento en que Lázaro cuenta su vida, y la vida transcurrida en el pasado, que se interrumpe con frecuencia con alusiones al presente.

    El lazarillo es una obra esencialmente estilística. Su autor se propuso, ante todo, crear una obra divertida, salpicada de anécdotas, chistes y juegos de palabras. Es evidente, que el escritor se encuentra a disgusto en la sociedad de su tiempo, de cuyas creencias se burla sistemáticamente.

    IV. RESUMEN

    Lázaro era un niño cuando se murió su padre y su madre lo ofreció a un ciego para servirle, sin saber lo mal que iría a pasarlo.

    El primer amo, el ciego, apenas le daba de comer, por lo que el joven acabó robándole, a pesar de los castigos que recibía. Hasta que le dejó.

    Después se encontró con un clérigo al que aceptó servir. Le pasó lo mismo que con el ciego, pero en vez de abandonarlo él, el clérigo le echó.

    Posteriormente empezó a servir a un escudero. Estos dos eran igual de pobres y Lázaro se dedicaba a limpiar la casa y pedir limosna, hasta que el propio escudero se lo prohibió. Cuando un muerto llegó a la casa del escudero, este huyó dejando a Lazarillo con todas sus deudas, de las cuales más tarde se absolvió.

    El siguiente amo que tuvo fue un fraile que le hizo caminar mucho, por lo que le abandonó además de otras causas.

    Más adelante se topó con un bulero, que no vendía ninguna bula, pero un alguacil fue diciendo que las bulas eran divinas para venderlas. Después Lázaro abandonó a los impostores.

    Su último amo fue un capellán, el que le hizo ganar una pequeña fortuna para poder comprarse ropa nueva. Al final lo abandonó porque no tenía necesidad de trabajar. A pesar de su retirada un alguacil le pidió que fuese su criado, pero era una misión arriesgada y la rechazó.

    Se fue con el arcipreste de San Salvador, y se casó con una criada suya, de la que decían que le era infiel. A pesar de esto, Lázaro defendió a su mujer sin límites. Finalmente el Emperador entró en las cortes de Toledo y la fortuna del protagonista se aumentó.

    V. TEMAS

    El tema en el que se basa la novela es en la sociedad de la época. En siglo XVI suceden muchas tensiones sociales, hambruna y miseria, aparte de la ruina económica que abarcaba España. La obra se centra en estos temas, sobre todo el hambre.

    Lázaro hace una crítica social. Él es pobre, a raíz de esto aparece el hambre. El pobre se tiene que buscar la vida, y generalmente son en trabajos miserables, que apenas llega para comer. Esto hace que la gente robe a los que sí tienen. Es decir, la pobreza significa hambre, lo que conduce al robo. Lázaro, como muchos otros de su tiempo, vivía en malas condiciones bajo la amenaza de sus amos, pero muchas veces el hambre le llevaba al robo y al engaño. Era así la única manera de sobrevivir.

    Otro tema que trata es la honra, mezquindad, la marginación y el abandono. La clase social alta marginaba a los pobres, ya que en esa época, el estatus social, las apariencias y el dinero era la base. Esto implica que hubiese marginación y abandono. Los ricos no ayudaban a los pobres, ni siquiera los que mantenían contacto con ellos. Así se refiere en el libro cuando el joven sirve a sus amos, y apenas recibe comida a cambio, lo justo (si eso no era demasiado) como para sobrevivir.

    Uno de los temas más frecuentados es la violencia hacia los menores. Lázaro narra como sus diferentes amos le castigaban fortuitamente. Pero no se refiere solo a maltratos físicos, también le negaban la comida. Pero en la época donde se escribe la novela, no solo le pasa esta clase de cosas al protagonista, a muchos niños más.

    La religión también tiene su importancia. Hay que tener en cuenta que en el siglo XVI el cristianismo estaba totalmente desarrollado en España, después de la invasión de los musulmanes. La mentalidad de la gente estaba basada en la religión cristiana, en la fe hacia Dios. De los nueve amos de Lazarillo, cinco de ellos eran religiosos. El primero fue quien le enseñó a orar, y así trabajó en la iglesia. Además muchas cosas que le pasan se las atribuye a Dios.

    VI. ANÁLISIS DEL PERSONAJE

    LÁZARO

    Lázaro es el protagonista de la novela. Él es quien escribe la carta, en lo que se basa la obra, es al que se va analizar.

    Durante la obra podemos ver que Lázaro es un personaje cobarde: “(...) Al fin vino mi amo a la puerta de la calle y ábrela esforzándome, que bien era menester, según el miedo y alteración, y me tornó a encaminar (...) Ni en aquellos tres días torné en mi color (...)” (Pág. 92). Esto demuestra que la obra no trata de un héroe, como se hacía anteriormente.

    En sus inicios como criado era todo inocencia. (...) Necio, aprende, que el mozo del ciego un punto ha de saber más que el diablo (...) (Pág. 69). Esto explica que los Lázaro cuando era joven era inocente, pero la influencia de sus amos le fue cambiando.

    Para poder conseguir la comida usaba sutileza se las arreglaba él solo: “(...)si con mi sotileza y buenas mañas no me supiera remediar, muchas veces me finara de hambre (...)”(Pág. 38). El hambre que pasa con sus diferentes amos, le obliga a robarle: “(...) Y otro día, en saliendo de casa, abro mi paraíso panal, y tomo entre las manos y dientes un bodigo, y en dos credos le hice invisible no se me olvidando el arca abierta (...)” (Pág. 62) y “(...)Después que cerraba el candado y se descuidaba, (...) que muchas veces del lado del fardel descosía y tornaba a coser, (...) sacando no por tasa pan, mas buenos pedazos, torreznos y longaniza. (...)” (Pág.40) Por eso miente, es un estafador y mentiroso, y así lo describían sus amos: “(...) ¿Sabes en qué veo que las comiste tres a tres?, en que comía yo dos a dos y callabas (...)” (Pág. 45).

    Era un pícaro, de la clase social baja y utiliza todo tipo de trucos con sus diferentes amos, para sobrevivir. No se avergonzaba de pedir cuando tenía hambre: (...) Con baja y enferma voz y inclinadas mis manos en los senos, puesto Dios ante mis ojos y la lengua en su nombre, comienzo a pedir pan por las puertas y casas más grandes que me parecía (...) (Pág.84). Un gran amante del vino: “Yo, como estaba hecho al vino, moría por él” (Pág.41).

    Es un personaje inmoral y malévolo: Y en esto, yo siempre le llevaba por los peores caminos, y adrede, por le hacer mal y daño; si había piedras, por ellas; si lodo, por lo más alto(...) (Pág. 43) No ayudar a su amo cuando lo necesita y es su deber, demuestra un acto de inmoralidad: (...) yo le puse bien derecho frente del pilar, y doy un salto y póngome detrás del poste como quien espera tope de toro (...) cuando se abalanza el pobre ciego como cabrón (...) y da con la cabeza en el poste y cayó luego para atrás medio muerto (...) Y dejéle en poder de mucha gente que lo había ido a socorrer. (Pág. 82). También es vengativo y rencoroso: “Desde aquella hora quise mal al mal ciego (...)” (Pág. 42). Se refiere a lo mal que se lo hizo pasar su amo el ciego, y por ello quiere vengarse.

    Cuando era joven no era consecuente, y no pensaba en las cosas que podían suceder después de sus actos, solo pensaba en satisfacer sus deseos: “(...)no mirando qué me podría suceder, pospuesto todo el temos por cumplir con el deseo(...)” (Pág. 46).

    Defensor de aquello que quiere, es decir, su mujer. “(...) Si me quiere meter mal con mi mujer, que es la cosa del mundo que más quiero y la amo más que a mí (...) yo juraré sobre la hostia consagrada que es tan buena mujer como vive dentro de las puertas de Toledo. Quien otra cosa me dijere, yo me mataré con él(...)” (Pág. 120).

    Era un hombre sin dientes porque su amo ciego le golpeó cuando era joven. (...) Fue tal el golpecillo que me desatinó (...) me quebré los dientes sin los cuales hasta hoy día me quedé (...) (Pág.42). Delgado: (...) Pensé muchas veces irme de aquel mezquino amo, mas por dos cosas lo dejaba: la primer, por no me atrever a mis piernas, por temer de la flaqueza que de pura hambre me venía (...) (Pág.60).

    Después de permanecer con su ropa vieja durante la adolescencia, compra ropa nueva para vestirse como un personaje honrado: (...)al cabo de cuatro años (...) ahorré para vestir muy honradamente de la ropa vieja. De la cual compré un jubón de fustán viejo y un sayo raído, de manga tranzada y puerta, y una capa que había sido frisada, y una espada de las viejas primeras de Cuéllar (...) (Pág. 116).

    Era cristiano, creyente, ya que atribuye los hechos a obras de Dios: “(...) llegóse a mi puerta un caldero el cual yo creo que fue ángel enviado a mí por la mano de Dios(...)” (Pág. 61).

    VII. CONCLUSIÓN

    En este relato autobiográfico aparecen dos categorías temporales: un presente que se explica a través de un pasado (ex ovo). Lázaro dirige su relato a una persona de clase social alta superior "Vuestra Merced", a quien cuenta su las dudosas relaciones entre la mujer de Lázaro y el Arcipreste de Sant Salvador, cuya casa ella frecuenta.

    Esta obra es de estilo picaresco. Los protagonistas son los que narran la historia, y son de la clase social baja. Asociándose así a un lenguaje coloquial y vulgar. Tienen una estructura autobiográfica, en la que un personaje recorre diferentes lugares y ámbitos sociales intentando escalar en la clase social.

    El Lazarillo de Tormes es una obra en la que podemos encontrar una crítica de la sociedad de la época. La visión de un pícaro hacia la sociedad basándose en el dinero: personajes privilegiados (nobles, clérigos) y los no privilegiados, es decir la clase social baja (los trabajadores). En el inicio del prólogo se encuentra una frase mencionada por Lazarillo: "Yo por bien tengo que cosas tan señaladas y por ventura nunca oídas ni vistas vengan a noticia de muchos y no se entierren en la sepultura del olvido, pues podría ser que alguno que las lea halle algo que le agrade, y a los que no ahondaren tanto los deleite."(Pág. 27) Por tanto se clasifica en la clase social baja. Lázaro es un pícaro en la que se centra la novela, ya que es su vida lo que narra. Por lo cual se usa un estilo coloquial, ya que quien escribe la carta es el mismo protagonista, así se adapta al estilo de la clase baja.

    El protagonista narra la historia de un personaje desde su infancia hasta la madurez, y que presenta al hombre adulto como resultado de las vivencias anteriores. Los sucesos fundamentales de su vida expresan el proceso educativo del protagonista. Lázaro, educado en la astucia y en el engaño por el ciego, busca una honra que le proporcione un provecho que, al fin, consigue.

    FUENTES DE INFORMACIÓN

    http://es.wikipedia.org/wiki/Novela_picaresca

    http://cvc.cervantes.es/obref/fortuna/expo/literatura/imagenes/lite3.jpg

    http://mercadocristiano.com/articulo/2566

    http://www.elazarillo.net

    Biblioteca de Consulta Multimedia Microsoft ® Encarta ® 2005.

    BIBLIOGRAFÍA

    ANÓNIMO: Lazarillo de Tormes, Ed. Anaya, Madrid,1985.

    Edición Ángel Basanta

    VV.AA, Enciclopedia Salvat Universal

    VV.AA: La Gran Enciclopedia, tomo 14, Vocento, edición 2005.

    Basado en: VV.AA, E Biblioteca de Consulta Microsoft ® Encarta ® 2005.

    www.elazarillo.net

    Basado en: VV.AA, Enciclopedia Salvat Universal, Págs. 9038/9039

    Basado en: ANÓNIMO, Lazarillo de Tormes, edición Anaya, pág.21.

    Basado en: ANÓNIMO, Lazarillo de Tormes, edición Anaya, pág.21.

    Basado en: ROSA NAVARRO (Catedrática de filología Hispánica), http://mercadocristiano.com/articulo/2566

    Lazarillo de Tormes

    8

    7

    Portada del libro, La vida de Lazarillo de Tormes.