Lazarillo de Tormes

Literatura española Siglo de Oro. Novela picaresca. Narrativa renacentista. Pícaro. Argumento. Contexto social. Personajes

  • Enviado por: Jai
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 12 páginas
publicidad
cursos destacados
Escritor
CCC
¿Te has visto en la necesidad de contar algo por escrito y no has encontrado las palabras adecuadas? ¿O no has sabido...
Solicita InformaciÓn

Humanidades (Título Propio)
Universidad Católica de Ávila
Si eres un apasionado de la historia, tienes la oportunidad perfecta de convertirte en un experto en ello y además...
Solicita InformaciÓn

publicidad

ÍNDICE.

CONTENIDOS PÁGINA

Índice............................................................................................................ 1

  • Autor de la novela y posibles autores................................................... 2

  • Fecha y lugar de edición........................................................................... 2

  • La novela picaresca en El Siglo de Oro................................................. 4

  • Descripción de los personajes principales............................................ 7

  • Resumen de los diferentes tratados..................................................... 9

  • Opinión personal sobre la novela............................................................ 12

  • 1. AUTOR Y POSIBLES AUTORES.

    El autor del Lazarillo de Tormes es anónimo, aunque se han elaborado diferentes hipótesis sobre quien podria ser el autor de la obra que ya se ha convertido en un clásico de la literatura española. es una carta escrita en forma de autobiografía. En concreto, es la autobiografía de un pregonero, hombre de clase social muy baja, llamado Lázaro de Tormes.

    Entre los diferentes escritores que podrían ser reconocidos como autores de esta obra se encuentran: Diego Hurtado de Mendoza, Lope de Rueda, los hermanos Valdés ... pero, de momento, no existen las suficientes pruebas para reconocer a alguno de los escritores mencionados como autor de la obra.

    En realidad dos son los creadores de la novela picaresca: un autor desconocido y Mateo Alemán (que imitó conscientemente la estructura y el significado del Lazarillo en su novela Guzmán de Alfarache, publicada en dos partes, la primera en Madrid (1599) y la segunda en Lisboa (1604). Entre una y otra parte, en 1602, aparece en Valencia una segunda parte apócrifa del «Guzmán», firmada por Mateo Luján de Sayavedra).

    2. FECHA Y LUGAR DE EDICIÓN.

    En 1554 se imprimió en Burgos, en Alcalá de Henares y en Amberes, un libro con el título de Vida de Lazarillo de Tormes y de sus fortunas y adversidades, donde se narra la historia de un individuo de clase baja que cuenta sus miserias de forma autobiográfica con un realismo sorprendente. Esta clase de novela rompe con todos los moldes de la narrativa a la que estaba acostumbrado el lector. Hay razones para pensar que debió de existir una edición anterior, quizás de 1553, pero no se ha conservado ningún ejemplar de esta edición. El libro se hizo pronto popular y se reimprimió muchas veces. Su popularidad se extendió más allá de España, y fue traducido al francés en 1560; al inglés en 1576; al holandés en 1579; al alemán en 1617; al italiano en 1622. Esta obra marcó el inicio de un nuevo género literario: la novela picaresca, de gran importancia en la literatura española del Siglo de Oro y que produjo frutos abundantes hasta mediados del s. XVII.

    Lazarillo de Tormes
    Lazarillo de Tormes
    Portada de la edición Burgos (1554) Portada de la edición Alcalá (1554)


    Lazarillo de Tormes

    Portada de una de las ediciones del "Lazarillo de Tormes" (1557)

    3. LA NOVELA PICARESCA EN EL SIGLO DE ORO.

    Puede considerarse la novela picaresca del Siglo de Oro como un género literario con ciertas características comunes a todas las distintas creaciones, aunque cada obra difiere de las otras en su tratamiento de los rasgos formales y de contenido. Algunas de esas características, esquematizadas, son:

    -El antihéroe suele ser un hombre de baja extracción social.

    -El relato suele estar narrado en primera persona.

    -Esta autobiografía comienza al menos con la niñez del protagonista.

    -El pícaro va de un lugar a otro, trabajando para distintos amos.

    -Presencia de crítica o denuncia social.

    -La vida del pícaro es un conjunto de aventuras.

    -La narración sirve para justificar una vida (presente) sin honor.

    -Los sucesos narrados hablan de una realidad que el lector reconoce como cercana y posible.

    -Suele ser un muchacho joven, aunque también hay pícaras.

    -Es astuto y tiene un conocimiento práctico de la vida.

    -Cuando su situación social o material mejora, no es por mucho tiempo.

    -Las adversidades de la vida hacen que su carácter sea cínico.

    -Apenas tiene moralidad.

    -Nunca se da por vencido.

    -Ama la libertad.

    -Suele andar alejado de líos amorosos.

    -A pesar de sus desdichas nunca le falta esperanza.

    -Es un vagabundo.

    -Los rasgos negativos de la personalidad del pícaro se acentúan en novelas posteriores al Lazarillo (El Guzmán de Alfarache).

    Desarrollo de las notas esenciales:

    1. El protagonista es el pícaro, categoría social, procedente de los bajos fondos que, a modo de antihéroe, es utilizado por la literatura como contrapunto al ideal caballeresco. Su línea de conducta está marcada por el engaño, la astucia y la trampa ingeniosa. Vive al margen de los códigos de honra propios de las clases altas de la sociedad de su época. Su libertad es su gran bien. Una libertad condicionada por su ascendencia, que el protagonista relata al lector para que comprenda su norma de vida, condicionada o determinada, en parte, por sus coordenadas existenciales.

    2. Carácter autobiográfico. El protagonista narra sus propias aventuras, empezando por su genealogía, que resulta ser lo más antagónica a la estirpe del caballero. La forma autobiográfica estará en función de la orientación de crítica social que ejercerá la novela picaresca; al proyectar el autor su personalidad sobre un personaje ficticio, esto le permite exponer con mayor libertad sus propias ideas.

    3. Una doble temporalidad. El pícaro aparece en la novela desde una doble perspectiva: como autor y como actor. Como autor se sitúa en un tiempo presente que mira hacia su pasado y narra una acción, cuyo desenlace conoce de antemano.

    4. Estructura abierta. El pluralismo de aventuras que se narran podrían continuarse; no hay nada que lo impida, porque las distintas aventuras no tienen entre sí más trabazón argumental que la que da el protagonista.

    5. Carácter moralizante. Cada novela picaresca vendría a ser un gran "ejemplo" de conducta aberrante que, sistemáticamente, resulta castigada. La picaresca está muy influida por la retórica sacar de la época, basada en muchos casos, en la predicación de "ejemplos", en los que se narra la conducta descarriada de un individuo que, finalmente, es castigado o se arrepiente.

    6. Carácter satírico. La sátira es un elemento constante en el relato picaresco. El protagonista deambulará por las distintas capas sociales, a cuyo servicio se pondrá como criado, lo que le permitirá conocer los acontecimientos más íntimos de sus dueños. Todo ello será narrado por el pícaro con actitud crítica. Sus males son, al mismo tiempo, los males de una sociedad en la que impera la codicia y la avaricia, en perjuicio de los menesterosos que pertenecen a las capas más bajas de la sociedad.

    El Lazarillo de Tormes.

    La forma autobiográfica, rasgo común de todas las novelas picarescas, es la primera nota que caracteriza el relato del Lazarillo. Lázaro nos relata la historia de su vida: Lázaro nace en Salamanca, cerca del río Tormes, en el seno de una familia pobre, y desde niño se ve obligado a servir a varios amos (ciego, clérigo, noble, fraile, buldero, pregonero). Lázaro terminará independizándose y, ya casado, disfruta de una situación que él considera próspera.

    En este relato autobiográfico aparecen dos categorías temporales: un "ahora" que se explica a través de un "antes". Lázaro dirige su relato a una persona de rango superior ("Vuestra Merced"), a quien cuenta su "caso": las dudosas relaciones entre la mujer de Lázaro y el Arcipreste de Sant Salvador, cuya casa ella frecuenta. Este caso es el núcleo configurador en torno al cual se organiza la narración. La unidad estructural gira en torno a la convergencia de todo el pasado en el ser presente de Lázaro que cuenta su vida para justificar su "caso", un caso de honra. Lázaro no hace sino justificar una conducta moral muy particular aprendida de los labios de su madre: arrimarse a los "buenos", aquellos que le ayudan a sobrevivir.

    Los sucesos fundamentales de su vida expresan el proceso educativo del protagonista. Lázaro, hombre de vil origen, educado en la astucia y en el engaño por el ciego, busca una honra que le proporcione un provecho que, al fin, consigue, como nos relata en el "Tratado VII". En la novela hay dos planos narrativos: el del autor y el del protagonista; los dos planos se interfieren por medio de la ironía, aunque en dos sentidos diferentes: Lázaro cuenta su vida como si de un triunfo se tratase, mientras el autor cree todo lo contrario; Lázaro, desde su perspectiva, considera que ha llegado a buen puerto; para el autor, por el contrario, aquella situación es el colmo de la degradación moral.

    En cuanto al estilo del Lazarillo, está escrito dentro del "estilo humilde", el origen social de Lázaro exige al autor seguir las normas de la poética del estilo bajo. Cada estilo debía acomodarse a unos temas y a unos personajes para conseguir el "decoro", cualidad artística que consiste en hacer hablar a los personajes de acuerdo con su procedencia estamental. Por ello, el autor coloca al pícaro y al mundo que lo rodea dentro de una verosimilitud narrativa, en consonancia con su personalidad y el medio ambiente en el que vive. Esto se consigue intentando que la lengua sea un reflejo de este telón de fondo social; de ahí que abunden los vulgarismos y un estilo coloquial, con el que se intenta un acercamiento a la situación existencial del protagonista y de su medio ambiente.

    4. DESCRIPCIÓN DE LOS PERSONAJES PRINCIPALES.

    -Lazarillo de Tormes: es el protagonista de la novela. Representa la clase baja y vagabunda de la época. Es un antihéroe, astuto, dependiente para poder subsistir, y un pícaro. Iba de amo en amo para satisfacer su hambruna. Cada amo era una situación social diferente. Una vez pudo conseguir la felicidad, pudo tener una vida más estable.
     

    -Tomé González: Padre de Lázaro de Tormes. El es acusado de robo, y es mandado a servir a un mozo donde poco después muere.
     

    -Antona Pérez: Madre de Lázaro. Entrega a Lázaro a un ciego para que le sirva de guía.
     

    -Zaide: Padrastro de Lázaro. A Zaide lo capturaron por robo, y fue azotado.
     

    Lazarillo de Tormes
    -El Ciego: Primer amo de Lázaro. Es el personaje que más influye en la vida de Lázaro ya que éste le enseña a ser astuto, malicioso, tramposo, y hasta vengativo. El ciego le enseñaba las cosas a Lázaro a través de los golpes. Este le enseña también a obtener comida y a conseguir dinero. El ciego era tramposo y avaro. Era un mendigo como Lázaro. El fingía que sabía predecir el sexo de los bebés de las mujeres embarazadas, y lo hacía sólo para obtener dinero, y a veces servía como supuesto médico. Lázaro lo deja ya que éste no le traía la felicidad que él buscaba: Comida.

    El ciego y el Lazarillo.

     

    -El Clérigo: Segundo amo de Lázaro. Representa el tema de la corrupción del clero, ya que es avaro (al igual que el ciego) e inescrupuloso. Guardaba el pan de la misa en un arca para comérselo él solo. Es inescrupuloso porque le ofrece a Lázaro comida que supuestamente había sido pulverizada por ratones. La avaricia del clérigo lo ciega de la realidad. 

    -El Escudero: es el tercer amo de Lázaro. Representa las falsas apariencias de la época. Lázaro pensaba que él era un hombre rico y de muchos bienes, pero luego se da cuenta de que es todo lo contrario de lo que él pensaba. En este caso, los papeles entre el amo y Lázaro cambian: el escudero depende de Lázaro en vez de Lázaro depender del escudero. El escudero luego lo abandona, y Lázaro vuelve a la calle.
     

    -El Fraile de la Merced: es el cuarto amo de Lázaro. Le da a Lázaro su primer par de zapatos. El es un fraile corrupto ya que es promiscuo. Las ansias de Lázaro en este momento no eran por mujeres, sino por comida, lo que hace que Lázaro lo deje. Una vez más, Lázaro vuelve a mendigar por las calles.
     

    -El Buldero: es el quinto amo de Lázaro. No tuvo muchas relaciones con él, razón por la cual Lázaro lo deja. Fue el amo más falso de toda la novela. Representa la falsa religiosidad. El buldero vendía bulas solamente para lucrarse de las ganancias, y convencía a la gente para que las comprara. Era tan falso que llegó al punto de hacer un pacto con un alguacil para hacer un drama donde el alguacil iba a fingir haberse muerto, y luego haber sido revivido milagrosamente por las bulas, y esto lo hacía el buldero para hacer creer la gente que las bulas hacían milagros. Lázaro lo deja porque éste no lo atendía.
     

    -El Pintor: es el sexto amo de Lázaro, pero estuvo muy poco tiempo con él. Representa la clase renacentista culta y artística de la época. Al poco tiempo, Lázaro lo deja.

     

    -El Capellán: Séptimo amo de Lázaro. Es un oportunista que se vale de otras personas para recibir beneficios. Este le ofrece el primer trabajo con sueldo. Lázaro estuvo cuatro años con este amo, hasta recibir la cantidad de dinero que él necesitaba para comprarse ropa usada y una espada. Una vez Lázaro obtuvo lo que necesitaba, dejó a su amo y su oficio.
     

    -El Alguacil: Octavo amo de Lázaro. El alguacil representaba la ley. Lázaro encuentra el oficio de su amo muy peligroso, así que lo deja.

    -El Arcipreste de San Salvador: Noveno y último amo de Lázaro. Este le consigue una esposa a Lázaro. Representa la corrupción del clero ya que habían cuentos sobre relaciones entre la esposa de Lázaro y el arcipreste.
     

    -La Criada del Arcipreste de San Salvador: Mujer con la que Lázaro se casa, y la que le trae parte de la felicidad. Una vez se casa con ella, satisfizo su hambruna, y llegó a una estabilidad en su vida.

    5. RESUMEN DE LOS DIFERENTES TRATADOS.

    Tratado Primero


        El primer tratado comienza con Lázaro de Tormes contando la historia de su infancia. Su sobrenombre proviene del lugar donde nació, que fue el río Tormes. A los ocho años, su padre, Tomé González, fue acusado de robo y obligado a servir a un caballero en contra de los moros. Durante esta expedición perdió su vida.


        Lázaro y su madre, Antona Pérez, se fueron a vivir a la ciudad donde ella cocinaba a los estudiantes y les lavaba la ropa a los mozos de caballos del comendador de la Magdalena. Ella comenzó a tener relaciones con un mozo llamado Zaide, y Lázaro aceptó la relación entre ellos porque notó que él traía mejor comida a casa. Luego, nació el hermano por parte de madre de Lázaro, pero la felicidad les duró muy poco, porque Zaide robó y fue capturado y azotado.


        En un mesón conoció su madre a un ciego, al que le pareció que Lázaro le podía servir como guía. Su madre le dio permiso y Lázaro partió junto al ciego. Este era muy astuto y, más que cualquier otro, le enseñó a Lázaro lo difícil que era la vida. El ciego, también, era muy avaro y apenas le daba de comer. Cuando finalmente Lázaro se cansó de vivir con el ciego, engañó a su amo para que se diera contra un palo para poder salir de él.

    Lazarillo de Tormes

    El ciego y el Lazarillo a orillas del Tormes, Salamanca.

    Tratado Segundo

    En este tratado Lázaro se encuentra con un clérigo. Lázaro acepta el trabajo que le propuso el clérigo. A Lázaro no le fue muy bien en este trabajo, ya que el clérigo era avaro y no le alimentaba decentemente. Llegó el momento en el que Lázaro se cansó, y decidió robarle el pan de la misa para poder comer. Para poder conseguir el pan, sacó una copia de la llave del baúl donde estaba el pan, lo sacó una noche y se lo comió. El clérigo al enterarse de esto, decidió asegurar el baúl, pensando que eran ratones que se comían el pan, pero cuando encontró que era Lázaro lo despidió de su trabajo.

    Tratado Tercero

    Lázaro llegó a Toledo, donde, por quince días, vivió de limosnas. Un día, se encontró con un escudero de muy buena apariencia, quien fue su próximo amo. Su nuevo hogar fue una casa con poco alumbrado. La casa carecía de muebles. Lázaro entonces se dio cuenta que el escudero, aunque aparentaba ser un hombre de buena familia, en realidad era pobre. Para poder comer, Lázaro tuvo que mendigar, y darle parte de lo que recibía al escudero. Un día el gobierno de esa área prohibió mendigar por las calles, y Lázaro, por suerte, consiguió comida a través de unas vecinas. El escudero estuvo sin comer durante ocho días, hasta que consiguió un real para mandar a Lázaro a comprar comida al mercado. Más tarde los dueños de la casa del escudero fueron a cobrar el alquiler de la casa, pero el escudero se excusó y desapareció. Lázaro se quedó una vez más sin amo.

    Tratado Cuarto

    Las vecinas llevaron a Lázaro al Fraile de la Merced, quien sería su próximo amo. Al fraile le gustaba mucho caminar y visitar. Tanto caminaron, Lázaro y el fraile, que en ocho días Lázaro rompió su primer par de zapatos. El fraile fue el primer amo en regalarle unos zapatos. Lázaro se cansó de seguirlo y lo abandonó.

    Tratado Quinto

    En este tratado, Lázaro se encuentra con un buldero. El buldero engañaba, junto a un alguacil, a la gente, tratando de convencerla para que creyeran en sus ideales. Por ejemplo, ellos hicieron un "drama" para que la gente creyera en los milagros. Después de cuatro meses Lázaro dejó al buldero, y siguió camino.

    Tratado Sexto

        Su próximo amo fue un maestro pintor de panderos, con el cuál duró muy poco. Una vez, Lázaro entró a una Iglesia, donde se encontró con un capellán, este fue su próximo amo. El capellán le dio a Lázaro un asno y cuatro cántaros de agua para ir a venderla por la ciudad. Este fue el primer trabajo que tuvo Lázaro, en el cual, ganaba comisiones todos los sábados. Estuvo en esas condiciones durante cuatro años, y, ahorrando poco a poco, pudo comprarse su primera espada y ropa usada. Después de haber mejorado su apariencia , dejó al capellán y también dejó su oficio.

    Tratado Séptimo

    El siguiente amo de Lázaro fue un alguacil. Duró muy poco con él porque le pareció que el oficio de su amo era peligroso.

    Llegó el día en el que el arcipreste de San Salvador vio a Lázaro y lo casó con una criada suya. Vivía muy bien con su nueva esposa, en una casa al lado del arcipreste. Luego comenzaron a formarse cuentos sobre su esposa y el arcipreste. La mujer de Lázaro lloró mucho por estos cuentos, pero Lázaro la tranquilizó, decidió no hacerle caso a los cuentos para que no hubiera una intervención en su felicidad.

    Finalmente llegó a un período de estabilidad en su vida, y para él no había nada mejor.
     

    6. OPINIÓN PERSONAL

    Me parece bien que nos hagan leer libros, y mejor aún que sean libros clásicos de la literatura española, ya que de esta manera, a parte de fomentar la lectura, también conocemos un poco más de historia sobre nuestro país y sobre nuestra literatura.

    En cuanto al libro, no me ha parecido muy largo de leer, lo que más difícil me ha resultado es entender algunas expresiones y palabras, por el modo en que está escrito (castellano antiguo).

    Por otra parte me impresiona la vida que tenían las personas pobres de esta época, y como mediante el dinero, podemos conseguirlo todo.


    - 3 -