Labio leporino y paladar hendido

Enfermedades. Deformaciones boca. Diagnóstico. Tratamiento. Habla y lenguaje

  • Enviado por: El remitente no desea revelar su nombre
  • Idioma: castellano
  • País: Chile Chile
  • 2 páginas
publicidad
publicidad

El labio leporino y el paladar hendido

Cada uno de nosotros ha tenido un labio leporino y un paladar hendido en los primeros meses del desarrollo en el vientre de la madre.

El paladar hendido es una hendidura o apertura en el paladar superior. El labio leporino y el paladar hendido pueden presentarse simultáneamente pero también pueden ocurrir por separado. La boca del feto se forma durante los primeros tres meses del embarazo. Durante este tiempo, las partes del paladar superior y el labio superior normalmente se unen. Cuando esta unión no ocurre, el niño tiene un labio leporino y/o paladar hendido.

Casi 1 de cada 600 bebe tiene un labio leporino.

Cirugía: El labio y/o el paladar afectado puede repararse mediante cirugía a edad temprana, el bebé tiene que tener por lo menos 10 meses y pesar 5 Kilos. Después, se reparan el labio leporino y el paladar hendido, uniendo los tejidos que no hicieron fusión antes del nacimiento del bebé. Antes de corregir la anormalidad con cirugía, se puede usar una prótesis, o paladar artificial, para cerrar la abertura en el paladar hendido, y así posibilitarle al bebé a alimentarse del pecho de su madre y hacer los sonidos que son los comienzos del habla.

Efectos:

Alimentación: Estos bebés pueden tener problemas serios para la lactancia materna o artificial. Se han diseñado aparatos especiales que permiten a estos niños mamar de sus madres o de un biberón. Por otra parte, estos pequeños ingieren mucho aire, y es necesario ayudarles a eliminar los gases con frecuencia. Alimentar así a un bebé lleva mucho tiempo al principio, pero se hace más fácil cuando los padres aprenden a satisfacer las necesidades de su niño.

Problemas del oído: Los niños con esta enfermedad suelen padecer de más infecciones del oído, debidas al desarrollo incompleto del paladar. Los niños con labio leporino deben estar bajo supervisión constante de un especialista en garganta, nariz y oído, para evitar daños permanentes al oído debido a infecciones crónicas.

El habla y el lenguaje: La pérdida de la audición puede ocasionar problemas de aprendizaje en cuanto al desarrollo del habla. El niño con paladar hendido debe examinarse a temprana edad para practicarle cirugía reconstructiva. La voz de éstos tiene una cualidad nasal pero después de la cirugía puede someterse a una terapia para:

  • El desarrollo del lenguaje.

  • La articulación (pronunciación correcta de vocales y consonantes).

  • El balance de resonancia (calidad del tono de voz).

El Citibank, banco americano, realiza una cruzada a nivel de países del tercer mundo, incluido el Perú, gracias a la cual se operan a miles de niños con este problema.

En el Perú esta cruzada se realiza durante una semana una vez al año .Durante esta semana, médicos peruanos y norteamericanos operan a cientos de niños que llegan a lima de todas partes del país.

Recomendaciones:

Odontología: Los niños con labio leporino y/o paladar hendido deben llevarse a un odonto-pediatra lo más pronto posible para asegurarse que las mandíbulas del niño son de la forma y tamaño correcto, corregir la posición de cada diente, y mantener una buena higiene oral dental.

Evaluación psicológica: Acoplarse a las necesidades de un niño con estos problemas orales suele ser muy difícil para cualquier familia. La ayuda de un psicólogo y de grupos de apoyo (asociaciones de afectados) puede ser muy valiosa para que la familia como grupo dialogue, discuta entre ellos la situación y ventile sus sentimientos y temores.

Mediante a lo que e explicado

¿cómo crees que seria tu vida si recién hubiera nacido tu hermano que tiene el labio leporino y el paladar hendido?