La verdad sobre el caso Savolta; Eduardo Mendoza

Literatura española contemporánea siglo XX. Narrativa y novela histórica y policíaca. Barcelona años 20. Argumento. Personajes

  • Enviado por: Alba Sànchez Bagués
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 16 páginas
publicidad

ÍNDICE

Introducción 2

Biografía del autor 3

Temas principales 5

Personajes 7

Narrador 11

Tiempo 12

El género y sus características 13

Espacio 14

Conclusión 15

Bibliografía 16

INTRODUCCIÓN

“La verdad sobre el caso Savolta”, una novela policíaca de Eduardo Mendoza.

Ésta ha sido mi lectura del segundo trimestre porque quería leer un libro de intriga policial y, a poder ser, con sorpresas. Compañeros de clase que lo habían leído en el primer trimestre me comentaron que estaba muy bien y que, si me gustaba la novela policíaca, el libro me gustaría. Pues bien, a pesar de su extensión (que, ¿cómo no?, me ha hecho correr a último momento), empecé a leerlo y, al principio, donde se explica todo de una manera muy mezclada y no te puedes hacer una idea concreta de lo que sucede, pensé que no sabía dónde me había metido. Pero, poco a poco, las ideas se van asentando ordenadamente.

Como he dicho, ésta es una novela policíaca con todos sus alicientes (intriga, acción, sorpresa permanente,...). Esta obra, publicada en 1975, obtuvo el premio de la Crítica. Recrea la tensión revolucionaria de Barcelona entre los años 1917 y 1919, período en el que la capital catalana fue escenario de enfrentamientos violentos entre obreros y patronos. Barcelona es una mezcla de bombas y flores, asesinatos y amoríos, llena de vida nocturna, fiestas sociales y ambientes tenebrosos. Los personajes son individuos que tienen una humanidad compleja y una aire caricaturesco.

Ficha técnica del libro:

Título: La verdad sobre el caso Savolta

Autor: Eduardo Mendoza

Género: Novela

Subgénero: Policíaca

Editorial: Seix Barral

Colección: Biblioteca de bolsillo

Edición: 27ª edición en febrero de 2000

Impresión: En España

BIOGRAFÍA DEL AUTOR

Eduardo Mendoza Garriga nació en Barcelona en 1943. A sus cincuenta y dos años, es uno de los autores españoles más leído y el más traducido de su generación. Vivió en Nueva York entre 1973 y 1982, donde trabajó como intérprete de las Naciones Unidas, pero es en Barcelona donde sitúa la mayor parte de sus relatos. Según él, “Barcelona es la cuidad de todos los prodigios, la ciudad de la lengua catalana, de mi patria infantil; la eterna rival de Madrid”.

Eduardo Mendoza

Eduardo Mendoza es uno de los autores que se caracteriza por su afán por lograr una narrativa más legible. Afirma tener un gran respeto por el lector, en el que piensa como alguien con cierta tradición lectora que debe y quiere disfrutar con lo que lee.

En 1975 publicó su primera novela, La verdad sobre el caso Savolta, que le llevó a la fama en el campo literario y con la que ganó el premio a la Crítica.

Aquí tenemos una relación de sus obras y del año en que fueron publicadas:

Novelas:

TÍTULO

AÑO PUBLICACIÓN

EDITORIAL

La verdad sobre el caso Savolta

1975

Seix Barral

El misterio de la cripta embrujada

1979

Seix Barral

El laberinto de las aceitunas

1982

Seix Barral

La cuidad de los prodigios

1986

Seix Barral

La isla inaudita

1989

Seix Barral

Sin noticias de Gurb

1991

Seix Barral

El año del diluvio

1992

Seix Barral

Una comedia ligera

1996

Seix Barral

Otros géneros:

TÍTULO

AÑO PUBLICACIÓN

EDITORIAL

Barcelona modernista

1989

Planeta

Restauració

1990

Seix Barral

Nueva York

1998

Ediciones Destino

El mundo del ritmo

?

Tabelaria y antojos

Barcelona modernista (1989) es un estudio que hizo en colaboración con su hermana y Restauració (1990) es una obra teatral que él mismo tradujo al castellano en 1991, con el título Restauración.

Eduardo Mendoza es un escritor de bien ganado prestigio, cuya obra literaria tiene posibilidades cinematográficas. Así, tres de sus novelas han sido llevadas al cine:

La verdad sobre el caso Savolta: Filmada en España, Francia e Italia en 1980 bajo la dirección de Antonio Drove y con actores como José Luís López Vázquez, Omero Antonutti y Ovidi Montllor, entre otros.

El misterio de la cripta, con el título La cripta: Rodada en España en 1981 y dirigida por Cayetano del Real. Actuaron intérpretes como Mario Gas, Alfredo Luchetti, Arnau Vilardebo, Rafael Aparicio y Blanca Guerra, entre otros.

La cuidad de los prodigios: Dirigida por Mario Camus en 1999 en España y con actores y actrices como Emma Suárez, José María Sanz (Loquillo), Tony Isbert, Olivier Martínez y François Marthouret.

TEMAS PRINCIPALES

Como ya hemos dicho, La verdad sobre el caso Savolta es una novela policíaca, pero no por eso deja de tratar temas como el amor, la soledad, el rechazo social, la marginalidad de algunos barrios de Barcelona, la situación política en la ciudad, el espíritu revolucionario,... todos ellos muy bien enlazados.

En esta novela, el amor es tratado de distintas maneras, según la relación que mantienen los miembros de la pareja.

Los matrimonios de Enric Savolta y Rosa de Savolta, Nicolás Claudedeu y Neus de Claudedeu, y el de Pere Parells y la señora de Parells, no podemos analizar con precisión si son matrimonios por amor verdadero o por conveniencia, puesto que los miembros de las parejas son de una edad ya avanzada y no sabemos sobre su pasado. Con lo que nos dice de ellos deducimos que hay buena relación pero no sabemos hasta que punto.

La mujer del abogado Cortabanyes murió un año después de haberse casado; a pesar de eso, Cortabanyes sigue queriéndola y, aunque muy bien lo disimula, trabaja lo mejor que puede para demostrarse a él mismo que si su esposa siguiera en vida él podría ofrecerle una vida digna.

María Rosa Savolta, todavía una niña, se siente muy atraída por el francés Lepprince. Éste la encuentra muy atractiva pero no la quiere; a pesar de eso, se casa con ella por cuestiones económicas y de herencia, puesto que María Rosa es de una buena clase social y, al haber muerto su padre, él es el candidato para heredar las acciones del difunto y controlar la empresa Savolta.

Teresa, la mujer del periodista Pajarito de Soto, quiere mucho a su marido pero con él se aburre y la “diversión” que necesita la encuentra en Javier Miranda, que la escucha mientras habla, la comprende y la hace feliz en la cama

El amor entre Lepprince y María Coral, quizás porque es un amor “prohibido”, indecente, es un amor que despierta pasiones entre ambos. Es, quizás, más una cuestión de atracción y deseo sexual que de aprecio y comprensión.

Javier Miranda no está seguro de sus sentimientos hacia María Coral; la aprecia, la encuentra atractiva y, quizás, llega a admirarla. A pesar de sus dudas y bajo los trucos psicológicos de Lepprince, Miranda acaba casándose con la gitana pero enseguida su relación es prácticamente de “hola y adiós”: duermen en habitaciones separadas y les cuesta mantener cualquier tipo de conversación. Pero cuando María Coral desaparece Miranda no deja de pensar en ella y, cuando regresa, después de haberse recuperado, decide replantear su futuro junto a ella.

La Doloretas, una secretaria del despacho de Cortabanyes, de unos cincuenta o sesenta años, siente un gran aprecio hacia todos los que trabajan con ella. Este aprecio creo que se hace más intenso hacia Miranda y Serramadriles, hasta el punto que, en especial con Miranda, se crea un afecto parecido al amor de madre.

La soledad es un sentimiento que en varias ocasiones de la obra invade a Javier Miranda. Cuando, debido al matrimonio de Lepprince, Miranda deja de ver a éste, siente que no tiene ningún amigo, cae en una depresión y se refugia en la lectura. Pero llega un momento en que incluso la lectura le molesta. Esta sensación de soledad lo lleva a pensar en el suicidio pero recapacita y cree conveniente ir a vivir con su familia en Valladolid. Una vez allí, la primera sensación es de alegría pero al pasar los días se ahoga y vuelve a sentirse solo aunque está rodeado de los que más le quieren. Decide volver a Barcelona y Serramadriles, un compañero de trabajo, lo anima y lo ayuda.

Cuando Miranda vive con María Coral le sucede lo mismo: está la mayor parte del tiempo con ella pero como su relación es muy neutra (por no decir escasa) siente otra vez la sensación de amargura y de tristeza que le invade todo el cuerpo.

Un caso de rechazo social que se puede apreciar en la obra es el caso de Nemesio Cabra Gómez, un hombre desequilibrado mentalmente. Se aprecia como, por este defecto que tiene, es motivo de burlas y estafas de cuantos tiene a su alrededor.

En esta novela las descripciones de la ciudad de Barcelona, en especial de los barrios bajos, crean una imagen muy clara del tipo de ambiente que vivía la ciudad. La forma con que describe las calles llenas de prostitutas deambulando, los cerrados ambientes taberneros, los personajes más verdes que se pueden encontrar en el cabaret,... forma en la mente una perfecta idea de los tugurios y la degradación de parte de la población debido a la crisis que pasaba entonces la ciudad.

El anarquismo, la burguesía, el proletariado, las explotaciones laborales, la repercusión de la Guerra Mundial en nuestro país,... son descritos desde diferentes puntos de vista. Se enfocan des del punto de vista de quienes encuentran en ello algo de positivo pero también están descritos por otros personajes que ven la parte negativa del asunto. Muchas veces las distintas opiniones en la obra no llegan a enfrentarse; se presentan por separado los personajes que opinan de una manera y los que opinan de otra, como si no tuviesen ninguna relación.

El elemento de conexión que hace que todos estos temas encajen perfectamente en un mismo marco es la situación que estaba pasando Barcelona en aquellos años. Así, no es extraño que hubiera asesinatos ni que aumentaran la prostitución, las estafas y la delincuencia para poder sobrevivir. Como reflejo de cualquiera sociedad, el rechazo hacia individuos diferentes no es extraño y, aunque la ciudad pasara un momento delicado, cada persona sigue teniendo su vida privada, cosa que por ningún motivo impide las relaciones entre la gente, la vida social, el recreo personal ni el amor.

PERSONAJES

En esta obra, según mi opinión, aparecen tres tipos de personajes: los personajes principales, los secundarios y muchos personajes que aparecen esporádicamente y tienen una intervención muy breve, la misión de los cuales es irrelevante.

Según mi opinión estos son los personajes principales de la obra, puesto que tienen un papel importante en el desarrollo de la acción:

Javier Miranda: Es un narrador de la obra y, por lo que a su físico se refiere no sabemos nada. Es un chico joven, tiene veintiséis años cuando empieza la historia y treinta y seis al final. Nació en Valladolid en 1891. Después de haber estudiado dos cursos de leyes, se trasladó a vivir en Barcelona, donde trabajaba como ayudante del abogado Cortabanyes, concretamente como auxiliar administrativo. Su relación con los compañeros de trabajo es buena, pero fuera de la oficina no se relaciona con ellos; durante un período sale a pasear con Serramadriles, que se convierte en un buen amigo para él. Tiene sus ideales un poco confundidos, lo que hace que su carácter no sea demasiado fuerte. Necesita el apoyo y la compañía de algún buen amigo al que pueda ver frecuentemente, sino se concentra en la lectura, se deprime y no se relaciona porque todo le viene grande. Uno de sus mejores amigos es Pajarito de Soto, con el que comparte largas conversaciones desenfrenadas y, sin que el periodista lo sepa, también comparten mujer. Su relación con Lepprince también es muy buena y, cuando de Soto muere, éste se convierte en su mejor e inseparable amigo pero sin llegar, como él dice, “a tener una relación de camaradería”. Miranda siente fascinación por la personalidad de Lepprince en general. Con él se siente protegido. Cuando Lepprince se casa ya no se ven nada a menudo, y eso le hace sentirse solo. Debido a su débil carácter, cuando ha perdido a Lepprince, se refugia en la bebida, se vuelve más sensible e irritable. Cuando deja de beber decide volver a Valladolid con su familia, pero tiene sensación de ahogo y regresa a Barcelona. Las decisiones de Miranda, cuando tiene dudas, son fácilmente manipulables con un poco de “tacto psicológico”. Le cuesta protestar y levantar la voz. Cuando sabe que ha sido utilizado por Lepprince se siente humillado y, después de leer la carta que Pajarito de Soto le envió antes de morir, y después de replantear su futuro junto a María Coral, la pareja decide emigrar a los Estados Unidos, donde él trabaja de agente comercial.

Paul-André Lepprince: Lepprince es un joven francés, quizás un par de años mayor que Miranda. Llegó a España en 1914 y habla un castellano perfecto gracias, en parte, a que su madre era española. Es un hombre escurridizo y pérfido. Se dio a conocer pronto en los círculos aristocráticos y financieros. Desempeña una labor directiva en la empresa Savolta. Es objeto de respeto y admiración, no sólo por su inteligencia, su relevante condición social y su riqueza, sino también por su arrogante figura y sus maneras distinguidas, su elegancia, su cultura, su gusto elegante, su conversación. Es un hombre muy elegante, mesurado, de aspecto fresco y jovial. Lepprince escucha y entiende. Pero su lado oscuro nos muestra un hombre frívolo, ambicioso, insensible para todo lo que no estuviera relacionado con su negocio, y muy egocéntrico e individualista. No hace concesiones a quien se interpone en su camino, pero no desprecia al enemigo y no ve en él la materialización del mal.

Domingo Pajarito de Soto: Periodista de mediana edad procedente de Galicia pero residente en Barcelona. No tiene vivienda ni trabajo fijos. Vive con su mujer y su hijo. Es bajo de estatura, con el pelo negro y brillante, manos diminutas y brazos muy cortos. Sus ojos son abultados y su boca rasgada y carnosa, su nariz es chata y su cuello corto. Acostumbra a llevar una gorra de cuadritos y una bufanda gris, de flecos ralos. Es cabezudo y cretino, ingenuo y está ilusionado por los movimientos del partido anarquista, del que es un seguidor compulsivo. Simple de alma e intención, desea lo mejor para los que lo rodean, en especial para su hijo. Es un hombre bueno pero inconstante, nervioso e irresponsable, ciego para todo lo que no son sus ideales reformistas. Sus depresiones le provocan mal humor y silencio.

Comisario Vázquez: Su nombre completo es Alejandro Vázquez Ríos. Nació en Málaga en 1872. Ingresó en el cuerpo de policía Y le trasladaron a Barcelona, donde reside actualmente. Posee una mirada displicente y una sonrisa medio irónica. Habla y se mueve despacio. Es infatigable, muy paciente y perspicaz. Fue uno de los policías responsables del caso Savolta. En 1920 abandonó el Cuerpo para dedicarse a una empresa del ramo de la alimentación, después de haber sido trasladado a Guinea, a Tetuán y de nuevo a Barcelona.

Estos creo que son los personajes secundarios y, según mi punto de vista, los he ordenado desde el que tiene más importancia en el desarrollo de la acción al que tiene menos:

María Coral: Chica joven, gitana, con un pelo largo, negro y muy espeso. Grandes ojos negros, boca pequeña con unos labios gruesos; su nariz recta y su cara redonda. Va exageradamente pintada pero muy hermosa. Sus apellidos y su origen son desconocidos. Es artista; acróbata en un cabaret, donde hace streeptease. Llegó a Barcelona en 1917. Se entendió con Lepprince, desapareció sin dejar rastro y, pasados unos años volvió a la ciudad. Por intervención de Lepprince se casó con Miranda, pero seguía viéndose con Lepprince. Busca lo que le conviene. Sabe agradecer lo que hacen por ella. Es conformista y un poco alocada.

Cortabanyes: Abogado gordo y calvo. Su nariz parece un garbanzo. Bajo los ojos tiene bolsas amoratadas y sus manos delicadas parecen rellenas de algodón. Tiene un labio inferior grueso, siempre húmedo y colgante y una enorme papada. Al hablar produce burbujas de saliva. Es holgazán, moroso y chapucero. Aparentemente su relación es buena con todos los que le rodean, eso es debido a su obsesión por querer gustar a todo el mundo.

Nemesio Cabra Gómez: Es un obrero bajito, moreno, delgado, sucio y sin afeitar que está en el paro. Cecea ligeramente por culpa de su boca desdentada. Emocionalmente es inestable y, debido a la presencia al fusilamiento de sus compañeros, cuya muerte él podría haber evitado, perdió la cordura y ha pasado un par de años en un sanatorio. Debido al rechazo social y a las mofas de las que ha sido objeto ha sido otra vez hospitalizado.

María Rosa Savolta: Hija única de la familia Savolta. Estudia en un internado, donde recibe una sólida formación y una cultura refinada, y por eso presenta una actitud monjil. Tiene una larga cabellera rubia y es poco más que una niña. Tiene unos ojos grandes y luminosos, su cutis es fino y de un color muy pálido. Cuando cumple los dieciocho años se casa por Lepprince, del que está muy enamorada.

Max: Su nombre verdadero es Víctor Pratz. Es un espía alemán, contratado por Lepprince para pasar armas hacia Francia. Para evitar sospechas Lepprince dice que es su guardaespaldas personal, que es un gran profesional, desertor del ejército alemán y hombre de toda confianza. Acostumbra a llevar un largo abrigo negro y, ocasionalmente, un bombín del mismo color. Su pelo es rubio, casi albino, y sus ojos azules destacan en su cara pálida como la cera.

Nicolás Claudedeu: Es el tío de María Rosa Savolta, por lo que suponemos que, o él o su esposa, es hermano/a de la madre de la chica. Lo apodan “el hombre de la mano de hierro” debido a su estricta seriosidad en el trabajo, aunque acostumbra a hacer muchas payasadas. Es algo rudo en su modo de hacer pero no le falta sentido práctico. Rebosa de vitalidad, posee una voz muy potente y una carcajada contagiosa. Tiene un cuerpo enorme que recuerda al de un gigante de cuento de niños.

Enric Savolta: Es el propietario del 70% de las acciones de la empresa Savolta y el director-gerente de la misma, donde se fabrican armas para la guerra. Es un hombre de cierta edad, pero no viejo (unos sesenta años). Tiene una mirada macilenta, mal color y gestos y voz temblorosos. Parece que alguna enfermedad lo corroa. Es serio y estirado en el trabajo, pero la relación con su esposa e hija y con los amigos es muy buena.

Perico Serramadriles: Empleado del despacho de Cortabanyes. Joven y de espíritu alegre. Posee una cultura simple y sus conversaciones son vacías. Cuando Miranda está deprimido él consigue animarlo per, según la opinión de éste “Serramadriles es un buen compañero de farras, pero un pésimo conversador”. Se deja influir por la moda y se vuelve revolucionario, por lo que quiere ir a saquear conventos y palacios.

Pere Parells: Es el asesor financiero y fiscal de la empresa Savolta. Cada rasgo de su cara vieja, en especial los ojos, demuestran su gran inteligencia. Es libre pensador ateo.

Teresa: Es la mujer de Pajarito de Soto, tiene un hijo y los quiere mucho. Pero de Soto no la satisface completamente y, cuando conoce a Miranda, encuentra en él lo que hecha de menos en su marido. Debe tener unos treinta y cinco o cuarenta años. Tiene pequeñas arrugas alrededor de los ojos y de la boca. Su piel es blanca pero destacan sus mejillas siempre rosadas.

A continuación hay una relación de personajes cuya intervención en tiene muy poca importancia:

Criado: Criado en la fiesta de fin de año en casa Savolta. Rígido, serio e inexpresivo.

Pepín Matacríos: Hombrecillo enteco, de cuerpo esmirriado y cabeza enorme y calva. Gran bigote con las puntas retorcidas hacia arriba.

Josep Turull: Agente inmobiliario. Con ojos grises y fríos bajo unas cejas espesas.

Remedios: Prostituta de cuarenta y tantos años, obesa pero muy simpática.

Rosita: Prostituta muy bondadosa conocida como “la Idealista”.

Peluquera: Mujer de cuarenta años, viuda, flaca, de facciones alargadas, ojos bovinos y dientes irregulares que le provocan ceceo al hablar. Muy charlatana y cotilla.

Matilde: Criada de María Rosa de Lepprince. Muy ruda, bajita, cejijunta, dentona y bigotuda.

Viejo: Anciano anarquista de larga barba cana, vestido con un largo traje negro cubierto de lamparones.

Mestre Roca: Maestro de escuela dedicado sólo a la programación de la Idea (anarquismo).

Lucas “el Ciego”: Pistolero valenciano, bizco pero con una vista muy fina. Es un hombre fanático y violento en extremo.

Dr. Ramírez: Médico de edad, calvo, grueso y tan bien afeitado que olía a masaje facial.

Sereno: Hombre obeso y un poco mayor. Tiene el bigote lacio, triste y teñido de nicotina. Los ojos hundidos y la nariz rojiza.

NARRADOR

Esta obra está narrada por dos narradores distintos. En las escenas donde aparece Javier Miranda, éste es quien nos cuenta los sucesos; pero en las conversaciones privadas o, simplemente, donde Miranda no está presente la historia nos la cuenta un narrador en tercera persona objetivo.

En la mayor parte del libro la historia está contada desde el punto de vista de la primera persona protagonista narrativa. Es en los fragmentos en que Miranda es el narrador y donde el texto pierde parte de objetividad puesto que nos refleja las impresiones que le causan los otros personajes con los que se relaciona y opina sobre su comportamiento. Miranda es uno de los protagonistas de la obra y nos cuenta la historia desde dentro, cosa que la hace más creíble y verosímil. Según en el período de la vida del narrador en que nos encontramos, Miranda es capaz de reflejar más o menos fielmente la realidad; quiero decir, por ejemplo, que cuando Miranda está deprimido y pasea por la calle las descripciones que hace son más pesimistas, es como si sólo quisiera ver la parte mala de la calle, del día, de la gente que le rodea; parece que todos los días sean grises y oscuros. En cambio, cuando está emocionalmente equilibrado, nos cuenta las cosas que le suceden, lo que ve, lo que siente,... con más energía y vitalidad; parece que siempre brille el Sol.

En las escenas en que Javier Miranda no interviene, aparece un narrador en tercera persona, completamente objetivo pero no omnisciente, que nos cuenta lo que está pasando. Si no fuera por él nos perderíamos parte de la historia y no podríamos seguir la trama argumental correctamente. Este narrador tiene la capacidad de mostrarnos la realidad tal y como es, sin deformarla nada en absoluto.

Ocasionalmente, en conversaciones que mantiene Miranda con otros personajes, aunque el primero sea el narrador, nos enteramos de acontecimientos que han tenido lugar en algún lugar donde Miranda no estaba por boca del otro personaje. Por supuesto, esta forma de recibir la información también implica subjetividad.

Ésta es una obra histórica y realista, puesto que Eduardo Mendoza la escribió en 1975 y la obra es un reflejo de la sociedad de principios de siglo XX. El relato nos aporta una visión realista del mundo que tenemos más cerca pero en una época que no es la nuestra. Después de haber estudiado sobre el tema, el autor pretende hacer una crítica a la sociedad de inicios de siglo; pretende mostrarnos los malos tiempos que pasó una ciudad tan cercana como Barcelona a causa de una Guerra que iba a perjudicar a todo el mundo.

TIEMPO

El tiempo externo de La verdad sobre el caso Savolta es histórico, puesto que está ambientada y nos aporta información de principios del siglo pasado, el siglo XX.

Desde que empiezan los hechos de la novela hasta que todo queda resuelto y aclarado transcurren unos diez años, cosa que nos indica que el tiempo interno del relato es extenso.

La forma de tratar el tiempo en esta novela es uno de los aspectos que la hacen más interesante. Para narra la historia se utiliza la técnica del contrapunto, es decir, se cuentan distintas historias que se entrecruzan a lo largo de la narración, todas ellas relacionadas entre sí.

La novela nos cuenta la historia de cómo se complican las cosas para una empresa de fabricación de armas y explosivos cuando uno de sus directivos (Lepprince) crea una red de tráfico de armas, en secreto, para pasarlas a Francia. Esto provoca que los trabajadores pasen muchas más horas en la fábrica sin descansar y esto lleva a un periodista a “meter la nariz” donde no le llamaban. Lepprince cree que este es motivo suficiente para acabar con el periodista pero éste, antes de ser asesinado, habla con Nemesio y se “autoenvía” una carta que va dirigida a Miranda. El ambicioso de Lepprince cree necesario quitar del medio todos aquellos que le molestan; así se carga, haciendo Max la faena sucia, a Enric Savolta y se casa con su hija sólo para obtener sus acciones. También hacen “desaparecer” a Claudedeu y a Parells. Entretanto se narran historias de amor, conversas desenfrenadas, discusiones,... Miranda lee la carta que Pajarito de Soto le había enviado y en donde se explica todo lo que el periodista descubrió. Cuando ya se ha descubierto todo el fraude se encuentra a Lepprince en la fábrica después de un incendio: no se sabe si se ha suicidado, ha sido un accidente o lo han asesinado. Una vez acabada esta odisea de asesinatos y siguiendo instrucciones que Lepprince había dejado por escrito, Miranda se va a vivir a los Estados Unidos con su esposa y, al cabo de uno años van a juicio para cobrar una indemnización por el incendio de la fábrica. El relato acaba sin saber el veredicto del juicio pero diciendo que están en buen camino para cobrar el dinero y poderlo enviar a la mujer de Lepprince y a su hijo.

Por supuesto el relato no está contado cronológicamente y, hasta que has leído toda la primera parte, es difícil hacerte una idea concreta de la relación que tiene cada una de las historias con las demás. El principio de la lectura es desconcertante pero cuando vas enlazando las distintas ideas la intriga se hace más intensa y cuesta dejar el libro.

EL GÉNERO Y SUS CARACTERÍSTICAS

La verdad sobre el caso Savolta es una novela. La consideramos una novela por su extensión y complexidad, tanto en descripciones, como en análisis psicológicos y en los diversos temas que en ella se tratan.

Esta novela pertenece al subgénero policíaco. Tiene todos los alicientes de una buena novela negra: intriga, suspense, sorpresas,...

Una buena manera que ha buscado el autor para mantener al lector en continua tensión para ver lo que pasará es la técnica que utiliza para el tiempo, el contrapunto. Esta técnica le permite cambiar de escenario cuando quiera y poner en escena cualquier otra acción que le interese. Así, cuando de una historia estás a punto de descubrir algún dato interesante, cambian de escenario y debes esperar a que el cambio se repita para poder continuar la secuencia de idea que estabas creando. Podríamos compararlo a los anuncios de televisión cuando estás viendo una película; pero en vez de quedarte mirando los detergentes y las compresas cambias de canal y enganchas la trama de la película que están haciendo en el otro canal y, ya te gustaría volver al canal inicial para saber qué está pasando, pero lo que sucede es que te das cuenta de que esta otra película también está muy bien; y vuelves a esperar los anuncios para echar una ojeada a la película de un tercer canal...

Normalmente, en las novelas policíacas, interviene la policía, un investigador o, simplemente alguien curioso que quiere saber los detalles del crimen pero que, sea como sea, investiga para obtener pruebas y llagar a encontrar el/los sospechoso/s. En este relato, sin embargo, Miranda no intenta averiguar por su cuenta cosas que le puedan perjudicar, sin querer la información llega a él, aunque a veces él debe buscar un poco más para acabar de sacar conclusiones claras.

ESPACIO

El relato se sitúa en la Barcelona de principios del siglo XX. La ciudad es una verdadera protagonista de la obra y se presenta como una mezcla de ideas aparentemente contradictorias.

Las descripciones de las calles, los locales nocturnos, los lugares de comidas, los barrios bajos, el barrio de Pedralves donde vive la burguesía, las viviendas, la mentalidad de los personajes,... Son un conjunto de elementos que ayudan a recrear en la mente el ambiente y el estilo de vida, dependiendo del nivel social, que se vivía en Barcelona.

¿Y por qué Barcelona y no cualquier otra ciudad? En mi opinión y en primer lugar creo que porque esta ciudad es la ciudad de la infancia del autor y la admira mucho. En segundo lugar, porque en Cataluña el movimiento anarquista tuvo una fuerte repercusión en la mentalidad, la sociedad y la política, provocando en muchas zonas una reestructuración de sindicatos de trabajo. Barcelona, capital de Cataluña, junto con sus alrededores (Hospitalet,...) representa la mitad de la población de la comunidad y, por eso fue donde tuvo más repercusión el movimiento anarquista. Es también el lugar donde la información llega con más facilidad.

La descripción detallada y concreta de un determinado ambiente facilita mucho la recreación de situaciones. Por ejemplo, cuando Miranda y Serramadriles van al cabaret, la descripción previa a la entrada al local hace que puedas imaginar que tipo de establecimiento visitan y en que condiciones se encuentra. Con una descripción minuciosa y un poco de imaginación puedes predecir, en cierta medida, algunos acontecimientos.

CONCLUSIÓN

Creo que el mensaje de esta obra de Eduardo Mendoza es que en cualquier civilización, en cualquier cultura y en cualquier época hay aspectos aptos para la crítica. Ninguna época es perfecta, aunque, evidentemente, hay épocas más duras que otras. Supongo que a parte de pretender hacer pasar un buen rato leyendo también intenta inculcar un poco de la cultura de nuestro país que seguro que ignorábamos, aspectos de la vida cotidiana.

Un aspecto fundamental de la obra es el tratado del tiempo; si estuviera redactado de forma lineal creo que perdería mucho del encanto que tiene. La intriga y la tensión a la que te somete la lectura de esta novela es también imprescindible.

La verdad sobre el caso Savolta ha sido una lectura un poco complicada pero que me ha gustado mucho. Me ha gustado la sensación que he tenido al acabar de leer el libro y decir “Uf! Ya está! ... ¿Ya está?!!!”.

BIBLIOGRAFÍA

La verdad sobre el caso Savolta, de Eduardo Mendoza.

Ed. Seix Barral.

Gran enciclopedia Durvan, varios autores.

Vol. 28

Decenium, varios autores.

Vol. Años 80; Ed. Plaza & Janés

Lengua castellana y literatura, Salvador M., Joan F., Marta L. y Joana R.

1º Bachillerato; Ed. Teide

Página web:

http//www.ctv.es/USERS/mjnarganes/pmendoza1.html

16