La metamorfosis; Franz Kafka

Literatura universal contemporánea del siglo XX. Narrativa. Pensamiento y relato kafkiano. Biografía. Argumento. Estilo literario

  • Enviado por: Oldsen
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 7 páginas

publicidad

BIOGRAFÍA

Nacido en la Praga de 1883 en el seno de una familia de comerciantes judíos, Franz Kafka se formó en un ambiente cultural alemán, y se doctoró en derecho.

Pronto empezó a interesarse por la mística y la religión judías, que ejercieron sobre él una notable influencia y favorecieron su adhesión al sionismo. Su proyecto de emigrar a Palestina se vio frustrado en 1917 al padecer los primeros síntomas de tuberculosis, que sería la causante de su muerte.

A pesar de la enfermedad, de la hostilidad manifiesta de su familia hacia su vocación literaria, de sus cinco tentativas matrimoniales frustradas y de su empleo de burócrata en una compañía de seguros de Praga, Franz Kafka se dedicó intensamente a la literatura.

Su obra, que nos ha llegado en contra de su voluntad expresa, pues ordenó a su íntimo amigo y consejero literario Max Brod que, a su muerte, quemara todos sus manuscritos, constituye una de las cumbres de la literatura alemana y se cuenta entre las más influyentes e innovadoras del siglo XX.

En la línea de la Escuela de Praga, de la que es el miembro más destacado, su escritura se caracteriza por una marcada vocación metafísica y una síntesis de absurdo, ironía y lucidez. Ese mundo de sueños, que Franz Kafka describe paradójicamente con un realismo minucioso, ya se halla presente en su primera novela corta, Descripción de una lucha, que apareció parcialmente en la revista Hyperion, que dirigía Franz Blei.

En 1913, el editor Rowohlt accedió a publicar su primer libro, Meditaciones, que reunía extractos de su diario personal, pequeños fragmentos en prosa de una inquietud espiritual penetrante y un estilo profundamente innovador, a la vez lírico, dramático y melodioso.

Sin embargo, el libro pasó desapercibido; los siguientes tampoco obtendrían ningún éxito, fuera de un círculo íntimo de amigos y admiradores incondicionales. El estallido de la Primera Guerra Mundial y el fracaso de un noviazgo en el que había depositado todas sus esperanzas señalaron el inicio de una etapa creativa prolífica.

Entre 1913 y 1919 Kafka escribió El proceso, La metamorfosis y La condena y publicó El chófer, que incorporaría más adelante a su novela América, En la colonia penitenciaria y el volumen de relatos Un médico rural.

En 1920 abandonó su empleo, ingresó en un sanatorio y, poco tiempo después, se estableció en una casa de campo en la que escribió El castillo; al año siguiente Kafka conoció a la escritora checa Milena Jesenska-Pollak, con la que mantuvo un breve romance y una abundante correspondencia, no publicada hasta 1952. El último año de su vida Franz Kafka encontró en otra mujer, Dora Dymant, el gran amor que había anhelado siempre, y que le devolvió brevemente la esperanza. Murió en Kierling (Austria) en 1924.

RESUMEN

Una mañana, el joven Gregor Samsa se despierta convertido en un insecto gigantesco. Encerrado en su habitación, su familia, preocupada por su demora le llama a través de la puerta. Cuando consigue enderezarse y abrir la puerta con la boca su familia descubre lo ocurrido. Aterrados, sus familiares tardan en asimilar lo ocurrido. Aunque él con su, cada vez más distorsionada e incoherente habla, intenta volver a su rutina habitual, la actitud de sus padres y allegados se lo impide.

Tras unos momentos iniciales de distanciamiento, la hermana de Gregor, Grete, comienza a sentir lástima por él y le alimenta y le cuida, con esmero y dedicación. La incomunicación hacia ella, a la que se ve obligado Gregor por la imposibilidad de hablar le duele profundamente. Poco a poco así, se va distanciando de toda su familia.

La única persona a la que de vez en cuando ve es a su hermana que le proporciona víveres. Cuando le mencionan a veces dan por supuesto que va a volver a su estado normal y proponen vaciar su cuarto, pero su madre, a la que ve por primera vez mientras comenta esto con su hermana.

No obstante, llegado este punto, un enfrentamiento con su padre termina por incomunicarle casi totalmente de su familia. Una manzana pegada a su caparazón y una grave herida, producto de ella son los resultados de la contienda.

Poco a poco, Grete va descuidando a Gregor. Harta de mantenerle, apenas limpia su cuarto, cada vez cuida menos los alimentos que le suministra y actúa con indiferencia cuando Gregor no se los come. Además, la sirvienta de la casa comienza a utilizar el cuarto de Gregor como una especie de trastero en el que acumulan objetos inservibles. Para ellos Gregor ha muerto y así lo demuestran. La cucaracha no puede ser Gregor, según piensan.

En un último intento de comunicación Gregor sale con gran esfuerzo de su cuarto, y, hostilmente, su familia le hace volver a él. Le encierran con gran alivio. Las lesiones no curadas de Gregor, el hambre y el polvo y la mugre a su alrededor hacen el resto: Gregor muere. Su familia recibe este hecho como una bendición.

COMENTARIO: MORAL Y ALIENACIÓN

Kafka expresa en La metamorfosis su vida interior en dos aspectos: su relación con su familia y, más secundariamente, cierto tipo de alineación.

La vida vacía y gris de Gregor Samsa, llega a su clímax de desesperación cuando una mañana se despierta convertido en una cucaracha. Por un lado, Gregor no entiende lo que le ha pasado, pero por otra parte no le resulta extraño. Ni él ni sus familiares tratan de buscar una explicación lógica a tan extraño acontecimiento, y eso se debe a que lo interpretan como una continuación lógica de esa vida. Poco a poco va experimentando un distanciamiento enorme de su familia hacia él. Ellos no pueden verle ya como quien era, sino como una cucaracha. Él, sin embargo, es el mismo. Lo único que ha cambiado es su imagen exterior y su productividad como trabajador, ya que su nueva condición le hace imposible proseguir su rutina laboral. Estos motivos, pues, llevan a su familia a rechazarlo y a llevarlo como una desgracia.

Kafka utiliza el hecho de la metamorfosis para marcar un punto de cambio, pero realmente nada ha cambiado físicamente en su vida. Su Gregor Samsa es un ser humano que observa insólito cómo su familia se separa de él hasta dejar de verlo como tal y desea sin piedad su fin. La metamorfosis, es un símbolo de otro tipo de cambio. La rutina convierte a Kafka en un ser extraño y alienado, una “cucaracha” y su familia asimila muy negativamente esta circunstancia, barrera de la comunicación con él, desentendiéndose de su condición de ser humano.

Cuando muere, la familia comienza el desarrollo de una utopía que habían creado como consecuencia de su desaparición. Las ilusiones de la familia, son, por tanto, ajenas a Gregor, que acaba por no ser más que un objeto de desgracia que necesita ser expulsado.

Kafka mira con incomprensión esto, pero no con sorpresa. De hecho uno de los mayores méritos de la novela se basa en la credibilidad que consigue atribuir Kafka a esas reacciones en su desarrollo. La moral humana occidental (en la que se desarrolla la historia) se ve así alterada de forma progresiva. La frialdad del mundo, o quizá del propio hombre actual, la han deformado.

Una vez más, comprobamos que en Filosofía se escriben muchos textos inútiles a pesar de Franz/Gregor...

La metamorfosis