La Instauración del Nazismo en Alemania

Historia. Primera Guerra Mundial. Segunda Guerra Mundial. República de Weimar. Hitler. Conferencia de Teherán. Conferencia de Yalta. Conferencia de Postdam. Telón de Acero. Plan Marshall

  • Enviado por: Merxus
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 6 páginas
publicidad
publicidad

La instauración del nazismo en Alemania

La república de Weimar

A punto de finalizar la Primera Guerra Mundial, el káiser Guillermo II huyó a Holanda y se proclamó la República, que estableció su capital en la pequeña ciudad de Weimar.

El primer presidente y su gobierno fueron socialdemócratas y elaboraron una constitución democrática. También se firmó el Tratado de Versalles, que establecía la paz con todas las potencias aliadas. Muchos lo consideraron humillante.

En 1921, Adolf Hitler se había puesto al frente de un pequeño partido, el Partido Nacional-Socialista del Trabajo de Alemania, lo reorganizó y lo impregnó con su

Ideología racista y totalitaria.

'La Instauración del Nazismo en Alemania'
Hasta 1925 Alemania vivió años de crisis económica, miseria y paro. La República se vio amenazada por movimientos de izquierda y por varios intentos de golpes de Estado de extrema derecha. Uno de ellos fue protagonizado por Hitler con el apoyo de sectores del ejército.

En su libro “Mi lucha”, Hitler había expuesto su desprecio por la democracia parlamentaria, su odio al socialismo y al bolchevismo y la necesidad de expansión de Alemania que debería unir en un Gran Imperio (el Reich).


El partido Nazi ocupa el poder

La retirada del capital estadounidense como consecuencia de la crisis de 1929 ocasionó el hundimiento de muchos bancos alemanes, lo que provocó a su vez cierre de fábricas, paro y malestar social.

En 1932 había más de 6 millones de parados en Alemania. La gente empezó a inclinarse hacia las propuestas de los partidos extremistas.

Como en Italia, la burguesía rica temió una revolución comunista y apoyó al partido nazi y a sus fuerzas paramilitares (las Secciones de Asalto, S.A, los camisas pardas).

'La Instauración del Nazismo en Alemania'
En las primeras elecciones de 1932, el partido nazi consiguió 13 millones de votos, y en enero de 1933 logró que el presidente Hindenburg nombrase canciller a Hitler. Ya en el poder, Hitler inició una terrible persecución contra sindicatos y partidos de izquierda y ocupó todo el poder adoptando el titulo de Reichsfüher y estableció el III Reich.


El III Reich alemán

La dictadura nazi

La dictadura nazi puede explicarse con su lema: “Ein Volk, ein Reich, ein Führer”.

  • “Ein Volk” (“un pueblo”). El pueblo alemán, representante máximo de la

raza aria estaba destinado a dominar a todas las demás. Se prohibía

cualquier relación con otros pueblos, el judío principalmente.

  • “Ein Reich” (“un imperio”). El objetivo era crear una gran nación/Estado

que abarcaría todas las tierras donde vivían gente de raza germánica

y lengua alemana.

Este gran imperio necesitaría ser ampliado con nuevas conquistas para

Conseguir alimentos y materias primas de otras tierras (teoría del

espacio vital).

  • “Ein Führer” (“un líder o guía”). Hitler era el caudillo carismático.

Se clausuró el Parlamento t se prohibieron los partidos políticos y los

sindicatos. Un solo partido, el nazi, ocupaba todo el poder y se i

Introducía en la Justicia e incluso en el Ejercito (SS).

La policía (Gestapo) se encargó de imponer este régimen por medio del terror. A partir de 1933 se crearon los campos de concentración, para recluir a los opositores y enemigos del Reich. Muchos intelectuales judíos se vieron obligados a exiliarse.

Este III Reich tan ambicioso necesitaba contar con un ejército poderoso. Hitler inició una política militarista y de apoyo a la industria pesada y de armamento.

Una política agresiva que llevó a la 2º Guerra Mundial

La política militarista agresiva de Hitler supuso la remilitarización de Renania, en contra de lo que había impuesto el Tratado de Versalles.

El ejército alemán volvió a entrar en la zona del Rin que el tratado le prohibía, y adquirió grandes cantidades de carros de combate, aviones de guerra, etc…

A partir de 1937 Alemania inició la política de expansión territorial. Después de una gran campaña propagandística, Hitler ocupó militarmente Austria, donde se habían extendido las teorías nazis.

En 1938, Hitler volvió a la carga. Exigió ahora a Checoslovaquia la entrega de sus tierras de los Sudetes, pobladas por una impresionante minoría germánica.

Parecía que esta vez Francia e Inglaterra se opondrían, pero claudicaron de

de nuevo (Conferencia de Munich). Finalmente, Checoslovaquia acabó despareciendo como Estado y tropas alemanas entraron en Praga.

'La Instauración del Nazismo en Alemania'
Aunque había prometido conformarse con lo conseguido, Hitler inició una nueva ofensiva. Tras la firma de un pacto germano soviético con Stalin, reclamo el Dantzing a Polonia y en 1939 la invadió. Esta vez Francia e Inglaterra no lo aceptaron y se desencadenó la Segunda Guerra Mundial.

Causas y contendientes en la 2º Guerra Mundial

Las causas del conflicto

Los orígenes remotos de la Segunda Guerra Mundial hay que buscarlos en el nuevo orden internacional surgido de la Primera Guerra Mundial. El Tratado de Versalles, en lugar de crear un clima de reconciliación entre las naciones, fomentó el surgimiento de la humillación y el resentimiento. Los nacionalistas alemanes no aceptaron jamás las imposiciones de Versalles.

La expansión de la crisis de 1929 creó un contexto de depresión que favoreció el surgimiento de los fascismos. Desarrollaron una política exterior agresiva y de expansión militar. Además, las potencias fascistas desarrollaron una intensa carrera de armamentos que fomentó un clima de tensión prebélica en Europa.

La marcha hacia la guerra

Desde principios de la década de 1930, los Estados fascistas-autoritarios desarrollaron una política expansionista que se concretó en una serie de agresiones bélicas hacia otros países:

- En Asia, Japón buscaba ampliar sus territorios a costa de China. En el año 1931 ocupó Manchuria y, en 1937, inició la invasión de China.

- En África, en 1935, Italia invadió y ocupó Etiopía. En Europa conquistó Albania.

- Italia y Alemania intervinieron en la Guerra Civil española facilitando soldados y armamento a los militares. sublevados

- En Alemania, Hitler, siguiendo su idea de crear un gran imperio con las tierras habitadas por germánicas, se anexionó Austria, los Sudetes y la parte más rica de Checoslovaquia. Estas agresiones alemanas fueron el detonante que acabó desencadenando la guerra.

Las alianzas y el estallido del conflicto

Las primeras alianzas se dieron entre los países fascistas autoritarios. En 1936, Alemania firmó una alianza con Italia, conocida con el nombre de Eje Roma-Berlín. El mismo año 1936, Alemania firmó con Japón el Pacto Antikomintern.

Francia y Gran Bretaña se habían mantenido al margen de estas alianzas. Cuando Hitler ocupó el corredor de Danzing, Francia y Gran Bretaña se comprometieron con Polonia a ir a la guerra si fuera necesario

Para evitar que la URSS se aliara con Francia y Gran Bretaña para ayudar a Polonia, Hitler firmó Pacto Germano-Soviético y atacó Polonia. Los aliados declararon la guerra a Alemania.

Las consecuencias de la guerra

El impacto de la guerra

El balance demográfico de la guerra se situó alrededor de los 50 millones de muertos. Por primera vez en la Historia, más de la mitad de las víctimas totales era población civil. Hubo un elevado número de desplazamientos forzosos de población.

Las destrucciones materiales fueron muy importantes y afectaron los medios de comunicación y las instalaciones industriales. La guerra dejó un profundo impacto moral. Los derechos humanos habían sido sistemáticamente vulnerados y la violencia y la crueldad se habían instalado.

El conocimiento del holocausto judío y las consecuencias de la bomba atómica dejaron un profundo trauma sobre la población.

Las conferencias de Paz

Los tres grandes aliados se reunieron

por primera vez en la Conferencia de Teherán (noviembre de 1943), a la que asistieron Churchill,

Roosvelt y Stalin. Allí se tomaron las primeras medidas militares conjuntas para acelerar el final de una guerra que ya se consideraba ganada

La segunda gran conferencia de los tres grandes tuvo lugar en la ciudad de Yalta (febrero de 1945), donde se decidió la eliminación del régimen nazi en Alemania y la partición de su territorio en diferentes zonas de influencia

La tercera conferenciase celebró en Potsdam. Los nuevos protagonistas (Truman, Atlee y Stalin) se pusieron de acuerdo en diversos aspectos referentes a Alemania y las fronteras de Polonia


En la Conferencia de San Francisco (15 de abril - 26 de junio de 1945), se estructuró la ONU, que venía a sustituir a la desprestigiada Sociedad de Naciones.

Finalmente, en la Conferencia de París (1946) se elaboraron los tratados de paz con el resto de aliados de Alemania.

El tratado con Austria no se firmó hasta 1955 y el país estuvo intervenido por los aliados hasta aquel año.

La formación de bloques antagónicos

El deterioro de las relaciones entre los aliados

Una vez finalizada la Segunda Guerra Mundial, se evidenció un gran antagonismo entre los países occidentales y la Unión Soviética.

La Conferencia de Yalta había dividido Europa en dos zonas de influencia y tanto estadounidenses como soviéticos se mostraron decididos a mantenerlas y a impedir que su rival pudiese ganar nuevas posiciones.

Ambas potencias organizaron un bloque militar de países aliados a su alrededor. En 1949, los aliados de EE.UU crearon la OTAN y, en 1955, la Unión Soviética y sus aliados formaron el Pacto de Varsovia.

Aumentó la desconfianza mutua. Británicos y estadounidenses recelaban de dominio que esta ejerciendo los soviéticos en las zonas liberadas por el Ejército Rojo y la Unión Soviética se sentía amenazada por la bomba atómica que poseía tan sólo EE.UU.

Las causas que provocaron esta situación era fundamentalmente de tipo ideológico. Para afianzar el control de sus respectivas zonas, EE.UU obligó a expulsar a los comunistas de los gobiernos de coalición que se habían formado en algunos países de su área de influencia.

La URSS propició que el Partido Comunista se hiciese con el control exclusivo del poder en los países bajo su influencia. Así, en los Estados ocupados por el ejército soviético se impulsó la formación de las llamadas democracias populares.

La ruptura: el Telón de Acero

La ruptura definitiva entre los dos bloques tuvo lugar en 1947, cuando el presidente estadounidense expuso la que se conoce como la Doctrina Truman. En ella denunciaba la creación de regímenes comunistas y proponía la intervención americana para frenar la amenaza comunista en Europa.

Para ello se aumentó el número de soldados y bases estadounidenses en Europa y se propuso el Plan Marshall, una ayuda económica en forma de préstamos para favorecer la reconstrucción del viejo continente. De este modo disminuiría el riesgo de expansión del comunismo.

La URSS propuso el Informe Jdanov, que denunciaba la actuación de EE.UU. La URSS manifestó su decisión de ayudar a los países que no quisiesen someterse a la influencia estadounidense y potenció la fundación del Kominform.

La partición de Alemania

El primer escenario de enfrentamiento entre los dos bloques tuvo lugar en Alemania. Finalizada la guerra, este país había quedado dividido en cuatro zonas ocupadas.

La URSS ordenó el bloqueo de Berlín. Se ordenó el cierre de fronteras y se aisló e sector occidental de la ciudad.

La crisis aceleró la división de Alemania en dos Estados: la República Federal de Alemania y la República Democrática de Alemania, bajo influencia soviética