La historia interminable; Michael Ende

Literatura universal contemporánea del siglo XX. Narrativa y novela juvenil fantástica. Argumento. Personajes. Estilo. Estructura

  • Enviado por: Nakoma
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 8 páginas
publicidad

La historia interminable; Michael Ende
1-)Breve resumen del argumento de la obra:

Bastián Baltasar Bux era un niño mas bien gordo y débil, lo que le creaba muchos problemas con sus compañeros de clase porque solían burlarse de él y se reían de la habilidad que poseía de narrar historias inventadas por él mismo. Bastián no era feliz, su madre había fallecido y desde entonces su padre no se preocupaba de él, de cómo se encontraba o se sentía, solo se preocupaba de que no le faltara lo necesario, pero solo las cosas materiales.

Había unos chicos que siempre lo perseguían para burlarse y meterse con él, así que cuando salíó una mañana como otra cualquiera hacia el colegio de su casa, corrió para no ser atrapado por ellos. Era una mañana lluviosa y se encontró empapado ante una tienda de libros tras haber corrido como loco. Entró en la tienda y dentro se encontraba el dueño, Karl Konrad Koreander, al cual no le gustaban los niños. Tras cruzar algunas palabras, Bastián se percató del libro que leía Koreander, éste era un libro de tapas doradas que le llamó mucho la atención. En un descuido del señor, Bastián robó el libro y salió corriendo hacia el desván del colegio para esconderse y no volver a su casa. El libro se titulaba “La Historia Interminable” y en su tapa se veía el signo de dos serpientes de colores opuestos, una blanca y otra negra, que se mordían la cola mutuamente.

Ya en el desván comenzó a leer:

Un mensajero de cada pueblo de Fantasía se dirigía a la Torre de Marfil para ver a la Emperatriz Infantil (el corazón de Fantasía). Todos llevaban la desgraciada noticia de que la “nada” se apoderaba de sus pueblos y no sabían qué debían hacer. Pero cuando llegaron se encontraron con que la Emperatriz estaba peligrosamente enferma y estaba siendo reconocida por los cuatrocientos noventa y nueve médicos de toda Fantasía, pero no lograban el diagnóstico. Y finalmente el número quinientos, Caíron, el médico centauro más famoso, se reunió con todos los demás para comunicar la decisión de la Emperatriz para solucionar el problema. Consistía en que éste, Caíron, debía ir a buscar a Atreyu en el Mar de Hierba y entregarle a Áuryn, el medallón de la Emperatriz, que proporcionaba poderes a quien lo portase y éste podía obrar en nombre de la Emperatriz aunque ella no estuviese presente. Atreyu debía comenzar una búsqueda, recorrer el mundo buscando el por qué de la enfermedad de la Emperatriz y cómo debía curarla.

Atreyu aceptó la petición de la Emperatriz y comenzó una búsqueda de la cual no sabía cuando iba a regresar y si lograse alguna vez su propósito. Atreyu se valió de su caballo, Ártax, y cabalgó hasta los Montes de Plata, luego se dirigió al País de los Árboles Cantores, llegó a la Torre de Cristal de Eribo, las calles de llamas de la Ciudad de Brousch, Muamaz (el Templo de la Selva) y finalmente llegó al Bosque de Haule, donde se encontró a los trolls de la corteza, pero solo a tres de ellos, los cuales se encontraban a mitad ya que habían sido tocados por la “nada”e iban desapareciendo poco a poco, todos los demás se habían marchado. Éstos le contaron lo que había pasado y tras esto vio por primera vez a la “nada”, era cegadora, no se podía explicar lo que veías porque no veías nada, era como si te hubieras quedado ciego.

Esa noche, Atreyu tuvo un sueño, donde se le rebeló que debía dirigirse al norte, al Pantano de la Tristeza donde se alzaba la montaña de Cuerno. Allí vivía la Vetusta de Morla, el ser más viejo de Fantasía. Ésta era una tortuga enorme que le dijo a Atreyu que para que la Emperatriz se recuperara debían darle un nuevo nombre, pero no cualquiera podía dárselo, solo Uyulala, que vivía en el Oráculo del Sur, podría decirle a Atreyu quien debía darle ese nombre. Pero el Oráculo del Sur estaba tan lejos que nunca llegaría a él con vida..

Estaba defraudado, ahora nunca podría saber cómo salvar a la Emperatriz, pero sin embargo, siguió su camino. Tras cruzar un gran desierto de piedras, llegó a las Montañas Muertas donde encontró a Ygrámul “el múltiple” matando a un dragón blanco de la suerte. Atreyu le habló en nombre de la Emperatriz y éste le ayudó contándole su secreto: todo aquel que Ygrámul mordiera podía trasladarse al lugar de Fantasía que quisiera en ese mismo momento por muy lejos que estuviera, pero el veneno de Ygrámul actuaría y sólo duraría vivo una hora al ser mordido.

Atreyu accedió y se trasladó al Oráculo del Sur para ver a Uyulala, pero cuando llegó se encontró con que el dragón blanco de la suerte había escuchado el secreto de Ygrámul y había hecho lo mismo que Atreyu. Éstos se hicieron amigos y viajaron juntos desde entonces.

Estaban muy débiles por el veneno pero se encontraron a los dos colonos, un matrimonio diminutense. La esposa, Urgl, los curó y se recuperaron rápidamente, y el marido, Énguivuck, les contó todo lo que sabía sobre el Oráculo del Sur: existían tres puertas, la primera, La Puerta del Gran Enigma, estaba en medio del desierto sin nada a su alrededor y estaba guardada por dos esfinges que eran las que determinaban quien entraba por esa primera puerta y quien no. La segunda puerta, La Puerta del Espejo Mágico, solo aparecía cuando traspasabas la primera. En ésta uno debía enfrentarse a su verdadero “yo” observándose al espejo, muchos habían salido corriendo viendo cómo eran en realidad. Para que la tercera puerta apareciera, La Puerta sin Llave, se debía traspasar el espejo anterior. Para que esta última puerta se abriese solo se debía olvidar el propósito con el que se había ido y entonces se abriría sola. Tras esta puerta se encontraba Uyulala.

Atreyu se dirigió a la primera puerta y logró traspasarla, pero cuando llegó a la segunda se observó y vio en su reflejo a un niño gordo leyendo un libro en el desván de un colegio. (Bastián supo en ese momento que ese niño gordo era él).

Atreyu traspasó las últimas puertas con facilidad y llegó a Uyulala, la cual le dijo que quien debía darle un nuevo nombre a la Emperatriz era un ser humano y no un ser de Fantasía.

Atreyu voló con Fújur, el dragón de la suerte, hacia las fronteras de Fantasía para traspasarlas y así trasladar a un humano al mundo de Fantasía. Pero se encontraron con los cuatro monstruos gigantescos de los cuatro puntos cardinales, que les dijeron que Fantasía no tenía fronteras.

Mas tarde, se encontraron con Gmork, un hombre-lobo, que les dijo que había un camino para ir al mundo de los seres humanos, era saltar a la “nada”, pero de esta manera lo que hacían era deformarse y convertirse en las mentiras y en los miedos de los humanos. Por lo que a medida que la “nada” avanzara, mas seres de Fantasía se introducirían en ella y aumentarían dichas mentiras y miedos de los humanos y cada vez sería más difícil que uno de ellos siguiera creyendo en Fantasía y no viajarían a este lugar para salvarlo.

Atreyu se dirigió a la Torre de Marfil para comunicarle la noticia a la Emperatriz. Cuando Atreyu llegó y habló con ella se enteró de que ya sabía el motivo de su enfermedad y la cura desde el principio, pero que lo había mandado para que con su aventura atrajese a un lector, a un humano, y así llevarlo poco a poco a Fantasía sin que se diera cuenta. Así que Atreyu había cumplido su misión a la perfección.

Ahora solo hacía falta que ese humano dijera el nuevo nombre de la Emperatriz, y de ese modo viajaría a Fantasía y la salvaría. Bastíán sabía que él era el elegido y dijo el nombre que debía ponerle a la Emperatriz: Hija de la Luna.

Bastián se trasladó a Fantasía y habló con la Emperatriz. Ésta le entregó a Áuryn y lo dejó solo en la nueva Fantasía que él mismo había creado. Detrás del medallón ponía: Haz lo que quieras, esto significaba que debía desear todo lo que quisiera, un deseo tras otro, y todos se irían cumpliendo, pero a medida que lo hicieran, él iba perdiendo un recuerdo de su mundo. El fin de todos estos deseos era conseguir su Verdadera Voluntad, su último deseo, el que más deseaba en el mundo.

Comenzó a investigar la zona donde se encontraba y a medida que avanzaba conociendo nuevos mundos y nuevos seres deseaba cosas como ser el más fuerte, apuesto, el más inteligente, el más sabio....todo se le cumplía a la perfección, pero iba perdiendo los recuerdos de sí mismo, de cómo era en su mundo. Se encontró con Atreyu y Fújur y se hicieron amigos. Pero a medida que pasaba el tiempo, Bastián se volvió vanidoso y llegó a desear gobernar Fantasía, pero esto nunca lo pudo conseguir porque Atreyu se lo impidió. Si Bastián lo hubiera conseguido se hubiera quedado atrapado para siempre en Fantasía sin ningún recuerdo de sí mismo, como un loco. Áuryn estaba influyendo de forma negativa en Bastián. Debía volver a su mundo, pero solo podría conseguir encontrar el camino si lo deseaba, si de verdad quería volver.

Por fin llegó a su Verdadera Voluntad, era amar. Y se dio cuenta que para conseguir este deseo debía volver a su mundo, donde estaba su padre y podría quererlo como nunca. Tras una larga búsqueda del camino de vuelta se dio cuenta de que estaba en el medallón, en Áuryn. Cuando se percató de esto fue impulsado involuntariamente al interior del medallón donde se encontraba la fuente del Agua de la Vida. Ésta debía decidir si dejaba traspasar la puerta para ir al mundo de los humanos haciendo preguntas a quien lo quisiera traspasar. Gracias a Atreyu, Bastián lo consiguió ya que solo podría pasar si terminaba todas las cosas que había dejado a mitad en Fantasía y Atreyu se encargó de acabarlas por él.

Bastián volvió a su mundo y se lo explicó a su padre. Éste no le importó nada, solo quería estar con su hijo y ofrecerle la atención que no le había ofrecido. Bastián también se dirigió a la tienda de Koreander para disculparse por haber robado el libro y descubrió que él también había estado en Fantasía y le había dado varios nombres a la Emperatriz Infantil.

Lo más importante es que Bastián había conseguido al mejor amigo que jamás hubiera podido conseguir, Atreyu, que se encontraba en Fantasía terminando todo lo que él había dejado a mitad de hacer.

La historia interminable; Michael Ende
2-)Análisis del personaje principal:

El personaje principal de este libro es Bastián Baltasar Bux, un niño gordo y débil que se atemoriza por todo lo que él no puede controlar. Vive infeliz en una casa donde solo posee la protección de la figura paterna, su madre había fallecido ya hacía años y no sentía por parte de su padre mucho cariño.

Su mayor afición es leer e inventar historias aunque nadie le valore por eso, menos una pequeña amiga a la que le cuenta las nuevas historias que se inventa y quien le escucha con atención.

Sus deseos son ser una persona valiente y fuerte capaz de enfrentarse a cualquier situación con valentía y salir victorioso como los protagonistas de los libros. Aunque es esto lo que desea no se atreve a enfrentarse a ninguna situación peligrosa.

Vive atemorizado por los compañeros de clase que se burlan de él y lo persiguen por fuera del colegio, y lo menos que le gusta es tener que asistir a clase de gimnasia donde todos se ríen de él porque no es capaz de realizar los ejercicios.

Pero Bastián sufre una transformación en su forma de ser gracias a las aventuras que vive en Fantasía, se vuelve mas seguro de sí mismo, capaz de realizar las cosas sin tener que volverse atrás por miedo.

La historia interminable; Michael Ende
3-) Contextualización de la obra:

La Historia Interminable es una historia que transcurre en la actualidad, Bastián Baltasar Bux es un niño como otro cualquiera que tiene una vida como la de muchas personas de hoy en día.

La historia transcurre en el comienzo en una tienda de libros, luego en el desván de un colegio donde Bastián lee el libro robado en la tienda y más tarde se introduce en él viviendo grandes aventuras en parajes desconocidos llenos de nuevos seres fantásticos. Finalmente regresa a su casa con su padre. Y vuelve a la tienda de libros para dar una disculpa por el robo.

Su autor, Maichel Endel, un escritor alemán, creador de historias fantásticas, relata esta historia en el siglo XX, por lo que hace que los personajes de esta historia vivan esta época en un mundo donde el más débil se siente avergonzado por ser como es ante los demás. Es un mundo donde cada vez la fantasía va perdiendo su importancia y las personas viven en un mundo lleno de mentiras y miedos, sin poseer imaginación que los haga viajar por mundos tan fantásticos como Fantasía.

La historia interminable; Michael Ende
4-) Inventar una pre-historia para un personaje:

Fújur era un dragón blanco de la suerte que viajaba por toda Fantasía tratando de que con su presencia pudiera ofrecer un poco de suerte a los seres que lo necesitaran. Muchos ya lo conocían y cuando pasaba volando sobre sus cabezas lo saludaban amistosamente. Fújur tenía por ley jamás negarle la ayuda a cualquier ser, siempre pensaba positivamente en las cosas, creía que todo siempre acabaría bien por muy difícil que fuese.

Un día, volando sobre el Mar de Hierba, vio a lo lejos a una muchacha que lloraba desconsoladamente apartada de los demás habitantes del lugar. Fújur aterrizó en el descampado más cercano y la llamó. Anaís, que así se llamaba la muchacha, corrió hacia él y comenzó a sonreír. Ella tenía la piel verde y su pelo era largo de color negro-azulado, como el resto de los habitantes del Mar de Hierba.

El dragón la miró fijamente a los ojos y trató de averiguar qué era lo que ocurría sin necesidad de hablar, pero no lo consiguió. La mente de la niña era muy complicada y tenía muchas ideas mezcladas. Anaís le rogó que la ayudara, que si era un dragón de la suerte seguro que tendría éxito en su propósito.

Fújur aceptó ayudarla desinteresadamente y sin saber de qué se trataba.

Anaís le explicó con detenimiento el problema, le explicó que la Emperatriz había hecho que su hermano Atreyu los dejara solos a ella y a su otro hermano que aún no sabía andar a la perfección. Anaís deseaba que Fújur la ayudara a encontrar a Atreyu para pedirle que volviera.

El dragón trató de tranquilizarla y desgraciadamente no pudo ayudarla ya que la decisión de la Emperatriz se debe respetar por muy incomprensible que resultara. Si ella lo había decidido así significaba que trataba de conseguir algo bueno para todos con ello.

Anaís no daba crédito a sus oídos, ¿era posible que Fújur, el dragón blanco de la suerte, quien ayudaba a todo ser vivo, le negara su ayuda a ella?, ¿acaso era preferible que se quedara sola con su corta edad cuidando de su hermano?.

Fújur se fue de allí con un gran remordimiento de conciencia, pero no podía retar a la Emperatriz tratando de que su decisión no fuese cumplida. A partir de ese día todos comenzaron a hablar mal de Fújur, decían que se había vuelto un ser no digno de Fantasía y menos debía ser nombrado con respeto.

Voló sin cesar a toda prisa sobre Fantasía, no se atrevía a parar en ningún lugar, la voz había corrido tan aprisa que lo único que pudo hacer Fújur fue marcharse al desierto. Deseaba morir, no se respetaba a sí mismo.

Fue directo a la guarida de Ygrámul, el múltiple. Éste en cuanto lo vio acercarse lo atrapó y lo hizo su presa. Comenzó a morderlo sin compasión pero Fújur no se defendió, realmente deseaba morir. Poco a poco su vida se iba consumiendo.

Pero de repente apareció un niño, que por su aspecto parecía venir del Mar de Hierba. Habló en nombre de la Emperatriz alzando a Áuryn, el medallón de la Emperatriz. Ygrámul se detuvo y escuchó al muchacho que se presentó, se llamaba Atreyu.

Fújur se dio cuenta de que era el hermano de Anaís y decidió hacer lo posible por salir de las garras de Ygrámul y ayudarle en la misión que la Emperatriz le había encomendado para que pudiera volver pronto con sus dos hermanos.

Así lo hizo y se hizo el mejor amigo de Atreyu. Pronto volvió a ser el dragón blanco de la suerte más querido de toda Fantasía y él volvió a sentirse orgulloso de sí mismo.

La historia interminable; Michael Ende
5-) Inventar otro final para la obra:

Bastián por fin había comenzado a desear regresar a su mundo y poder ver de nuevo a su padre para poder decirle lo mucho que lo quería. Debía encontrar el camino de regreso pero no le resultaba fácil ahora que se encontraba solo sin sus amigos. Se sentía muy culpable por la discusión que él y Atreyu habían tenido por Áuryn. Tal vez Atreyu tenía razón y el medallón no le estaba haciendo bien.

Caminó y caminó y no llegaba a ningún sitio en concreto, todo le parecía igual, creía caminar en círculos pasando por el mismo lugar una y otra vez. La angustia lo recorrió de pies a cabeza, llegó un momento en que ya no sabía distinguir la realidad de su propio pensamiento.

¿Qué podía hacer ahora?, se sentía tan solo, tan abandonado que la pena comenzaba a consumirlo. Áuryn ya no ejercía efecto sobre él y ya no lo cuidaba, se sentía tan débil que creyó fallecer.

Cuando recuperó la conciencia se hallaba rodeado de seres desconocidos que gritaban no se sabía bien si de júbilo o de miedo. Bastián se asustó de aquello, era como si no estuviesen cuerdos, y pronto reconoció el lugar, era donde todos los humanos que habían querido ser emperadores de Fantasía iban a parar tras olvidarse de todos sus recuerdos del mundo de los humanos. ¡Pero si él tenía recuerdos!, ¿o no?, por mucho que pensó no recordó nada, no sabía que venía de otro mundo, ni si quiera ya sabía donde se encontrabas ahora, ya no era consciente de lo que hacía, solo tenía una tristeza dentro de sí inexplicable a la cual ya no le daba importancia porque no recordaba que alguna vez se hubiera sentido de otra forma.

Mientras tanto Fújur y Atreyu lo observaban a lo lejos lamentándose de que todos sus intentos de ayudarle no hubieran resultado.

La historia interminable; Michael Ende
6-) Valoración personal:

En mi opinión este es el mejor libro que jamás nadie podrá leer alguna vez ya que es una historia que te hace que no puedas parar de leer desde el mismo comienzo. No es la clásica historia que puedes imaginarte lo que podría pasar, sino que es todo un mundo de sorpresas que te hace que vuelvas a creer en todos esos seres fantásticos que habías olvidado y por un momento te planteas poder estar participando en la historia de manera real, pero por supuesto, ésta es solo mi opinión.

4