La Hija de la Noche; Laura Gallego

Literatura. Novela. Siglo XX. Argumento. Vocabulario. Personajes

  • Enviado por: El remitente no desea revelar su nombre
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 8 páginas
publicidad
publicidad

Índice

Página

Ficha bibliográfica 3

Argumento 4

Vocabulario 5-6

Personajes 7

Opinión personal 8Ficha bibliográfica

  • Autor: Laura Gallego.

  • Título: La hija de la noche.

  • Traductor: Sin traductor.

  • Editorial y colección: Editorial Edebé, colección Periscopio.

  • Lugar y fecha de edición: 2004, Barcelona (España).

Argumento

Todo empezó con la llegada de Isabelle en el pueblo de Beaufort. Isabelle había vivido en el mismo pueblo, y tenía muy mala fama por haberse ido a perseguir a su amado Philippe de Latour, un rico. En su regreso compró una mansión en las afueras del pueblo, donde vivió apartada con su criado Mijaíl.

Las cinco comadres del pueblo, curiosas por lo que hacía Isabelle fueron a visitarla, pero al ver que no podía recibirlas por su escaso mobiliario se fueron. Pero dos comadres, volvieron en busca de un chal que habían perdido. Cuando encontraron el chal y lo cogieron oyeron, de repente un grito de algo inhumano.

Para el grito nadie tuvo una explicación lógica, ni tampoco para la muerte de una vaca totalmente desangrada en la granja del señor Morillon. La gente del pueblo, con miedo a la “bestia chupasangre”, decidió organizar una batida para encontrarla, pero no tuvieron nada de suerte.

Entonces, Jerôme, un niño del pueblo, intrigado, decidió ir a espiar que ocurría en casa de Isabelle, la mansión Grisard. Fue de noche, y vio, a través de un ventanuco que daba al sótano, a Isabelle y Mijaíl con un cuchillo ensangrentado encima de una mesa. Al ver esto, Jerôme, se asustó, y volvió de nuevo a la mansión con dos amigos para averiguar que era lo que se ocultaba. Pero esta vez entraron en el sótano. Allí, Jerôme, antes de huir de la mansión, creyó oir a alguien respirar. Los tres amigos corrían de vuelta al pueblo, cuando vieron una persona en el camino. Asustados por si les pillaban, Jerôme y un de sus compañeros, se lanzaron a la cuneta de la carretera, mientras el otro se escondía entre las sombras. Pero de repente, este tercero, vio como una bestia con grandes colmillos y ojos rojos se le tiraba encima.

En un estado de “shock” había quedado el niño que había visto la bestia, y a Jerôme le tuvieron que entablillar la pierna. Pero Jerôme estaba decidido a descubrir que ocurría en esa casa y volvió. Cuando el padre de Jêrome se dio cuenta de que su hijo se habia ido fue, junto a Max, el encargado de la gendarmería, que estaba al corriente de todo lo que ocurría en Beaufort, a la mansión Grisard. Allí cerca, encontraron a Mijaíl con Jerôme inconsciente en sus brazos. Enseguida, el padre de Jerôme fue a buscar ayuda en el pueblo, pero Max, que se dio cuenta de lo que realmente ocurría, volvió en caballo a la mansión. Allí Isabelle, al ver que Max que ya sabía la verdad, decidió enseñarle su secreto. Bajaron al sótano. Entonces Isabelle corrió una pared, y Max pudo ver lo que había. Allí dentro estaba Philippe de Latour, segun Isabelle convertido en vampiro. Pero aquel vampiro era diferente, era racional, y podía controlar sus instintos, hasta podía hablar.

No tenían tiempo, todo el pueblo de Beaufort se dirigía hacia ellos con malas intenciones. Decidió entonces Max, que cogieran su caballo y escaparan.

Pero hacia ellos aún se dirigía el pueblo, que solo se calmó al ver que Jerôme estaba bien, gracias a una persona especialista en vampiros que le curó.

Después de estos extraordinarios sucesos la calma regresó de nuevo al pueblo de Beaufort, que volvió a su diaria y aburrida rutina.

Vocabulario

Agüero (pág. 16)

Mucho tiempo después de que la señorita Isabelle se hubiese retirado a su nuevo hogar en la mansión Grisard, las comadres seguían hablando de ella, preguntándose por qué la antigua lavandera había vuelto del pasado, como un oscuro pájaro de mal agüero, para alterar la tranquila y aburrida rutina de Beaufort.

Definición: Presagio o señal de cosa futura.

Tísica (pág. 18)

Si estuviese tísica, se habría buscado un hotel en la costa.

Definición: que padece una enfermedad en que hay consunción gradual y lenta, fiebre héctica y ulceración en algún órgano.

Cáusticamente (pág. 19)

-Claro, Régine, ¿a quién si no? -replicó la señora Dubois, cáusticamente-.

Definición: De una manera acre, mordicante.

Cicuta (pág. 22)

El terreno que rodeaba la casa estaba invadido por matojos y malas hierbas, y la esposa del notario descubrió con desagrado algunas matas de plantas tan poco ornamentales como cicuta, matalobos, ajenjo y especies peores.

Definición: Planta de la familia de las Umbelíferas, de unos dos metros de altura, con tallo rollizo, estriado, hueco, manchado de color purpúreo en la base y muy ramoso en lo alto, hojas blandas, fétidas, verdinegras, triangulares y divididas en gajos elípticos, puntiagudos y dentados, flores blancas, pequeñas, y semilla negruzca menuda. Su zumo es venenoso y se usa como medicina.

Aldaba (pág. 24)

Fue la señora Bonnard quien, con autoridad, descargó la aldaba sobre la puerta.

Definición: Pieza de hierro o bronce que se pone a las puertas para llamar golpeando con ella.

Páramo (pág. 31)

Aquel escalofriante sonido, que no se parecía a nada que las dos mujeres hubiesen escuchado antes, se expandió hacia el páramo, buscando quizá luz en las tinieblas, o tal vez un alma humana en la que instalarse para poblar sus peores pesadillas por toda la eternidad, y quedó flotando en el aire...

Definición: Terreno yermo, raso y desabrigado.

Casulla (pág. 44)

El párroco se volvió hacia él, todavía con la casulla entre las manos.

Definición: Vestidura que se pone el sacerdote sobre las demás para celebrar la misa, consistente en una pieza alargada, con una abertura en el centro para pasar la cabeza.

Azorado (pág. 45)

Bien, me alegro de que hayas venido a consultarme -añadió al ver que Max parecía azorado-, porque eso significa que va en serio.

Definición: Conturbado, sobresaltado.

Patraña (pág. 51)

-Bien -dijo finalmente-, personalmente creo que es una patraña, pero lo investigaré de todos modos.

Definición: Mentira o noticia fabulosa, de pura invención.

Adusto (pág. 95)

Isabelle cogió los paquetes, con gesto adusto.

Definición: Poco tratable, huraño, malhumorado.

Cataléptica (pág. 119)

Conozco de oídas el caso de una muchacha que quedó cataléptica después de presenciar el asesinato de sus padres.

Definición: Atacado de accidente nervioso repentino, de índole histérica, que suspende las sensaciones e inmoviliza el cuerpo en cualquier postura en que se le coloque.

Horma (pág. 120)

Creo que esos chicos salieron de noche a hacer algo que no debían, y se toparon con la horma de su zapato.

Definición: Molde con que se fabrica o forma algo. Se llama así principalmente el que usan los zapateros para hacer zapatos. Las hay también de piezas articuladas, que sirven para evitar que se deforme el calzado.

Lacio (pág. 164)

Pero Isabelle le acariciaba el cabello largo sucio y lacio, con tanta ternura que el horror dejó paso a la compasión en el corazón de Max Grillet.

Definición: Dicho del cabello que cae sin formar ondas ni rizos.

Personajes

  • Isabelle: mujer joven de rostro pálido, y de aspecto increíblemente frágil. Aunque su aspecto daba esa sensación era ágil de movimientos y de cuerpo muy resistente, tanto que seguía viva después de darle a Latour su sangre periódicamente. Siempre iba vestida de negro, cosa que resaltaba aún más la palidez de su cara.

Psicológicamente era una mujer muy fuerte y valiente, digna de admiración. Ella, durante la historia se guiaba siguiendo un único sentimiento, el amor, el amor que sentía por Philippe de Latour.

Isabelle siempre seguía unas costumbres nocturnas, y por eso ella misma se denominaba como una hija de la noche.

  • Philippe de Latour: era hijo de un marqués rico, y vive encerrado tras una pared corrediza del sotano de la mansión de Isabelle. Era un vampiro por culpa de una mordedura de otro vampiro. Pero el era diferente, era racional, y sabía hablar. Además era capaz de controlar, en parte, su sed de sangre, gracias a Isabelle, que le daba de la suya. Como todo vampiro tenía unos largos colmillos, el ajo le repelía y la luz era mortal para él.

  • Jerôme: era un joven, hijo del alcalde del pequeño pueblo. Intrépido y demasiado curioso. Era un niño valiente y muy desobediente. A Jerôme le mordió Philippe de Latour cuando, por tercera vez fue a casa de Isabelle. Pero gracias a un especialista en vampiros fue salvado a tiempo para no convertirse en uno de ellos.

  • Max Grillet: era el encargado de la pequeña gendarmería del tranquilo pueblo Beaufort. Conocía a Isabelle antes de que se fuera del pueblo. Era un hombre muy pacífico y tenía el costumbre de fijarse detenidamente en las manos de las personas. Solía ir vestido con el uniforme de gendarme.

Durante la historia se enamoró de Isabelle, aunque ella ya lo estaba y sabía que era un amor posiblemente imposible.

  • Mijaíl: hombre de increíble estatura y también corpulencia. Aunque era bastante joven tenía el cabello blanco. Era el fiel criado de Isabelle, y le ayudaba en todo incluso en “reeducar” a Philippe de Latour. Perdió el habla en cuanto vio a Philippe de Latour por primera vez. Desde entonces que sirve fielmente a Isabelle ya que ella paró a Philippe cuando iba atacar-lo.

Opinión personal

Este libro ha estado muy bien. Debo decir que me ha gustado bastante más de lo que esperaba, ya que yo pensaba que sería, por lo que dijo mi profesora Ana en clase, una novela de amores imposibles, género narrativo que no me gusta para nada. Este libro tiene pequeñas partes de amor, pero muy pocas menos de las que yo me imaginaba. Ha estado divertido y entretenido leerlo, y me han gustado sobretodo las partes de confusión y misterio. La historia no se me ha hecho, para nada, pesada de leer, al contrario, si no fuera porque se tienen que hacer resumenes por capítulos, en poco me la hubiera acabado.

El único inconveniente que le he encontrado a la historia ha sido que solo saber que había una “bestia chupasangre”, ya sabía que sería un vampiro, y a la vez he sabido sus características y que temen a la luz. El tema de los vampiros ha sido frecuentemente usado en novelas y películas, y por eso lo conocía de promera mano. Creo que esto de saber des de los primeros sucesos que la “bestia” era un vampiro le ha quitado bastante emoción a la historia. Si la bestia hubiera sido siempre, des de el principio hasta que el libro lo rebela, desconocida para mi, creo que me hubiera gustado aún mas la novela.

La parte que más me ha gustado ha sido cuando se rebela la verdad y los secretos salen a la luz. También me ha gustado cuando finalmente todos los hechos tienen un por que, y muchos se relacionan entre ellos.