La guerra de los mundos; Herbert George Wells

Literatura universal contemporánea siglo XX. Narrativa y novela de terror. Invasión marcianos. Alienígenas. Conquista de la Tierra. Supervivencia raza humana

  • Enviado por: Woody Elx
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 17 páginas

publicidad
cursos destacados
Iníciate en LOGIC PRO 9
Iníciate en LOGIC PRO 9
Vamos a ver de manera muy sencilla y en un breve paseo de poco más de una hora como funciona uno de los...
Ver más información

Cómo montar un Ordenador
Cómo montar un Ordenador
En este curso te guiamos de una forma muy práctica y gráfica, para que puedas realizar el montaje de tu...
Ver más información


- Datos del libro:

Autor: Herbert George Wells

Título: La guerra de los mundos

Editorial: Anaya

Fecha y lugar de la última impresión: 2004, Madrid

Número de páginas: 246

- Biografía del autor, obras:

Autor y filósofo político inglés, famoso por sus novelas de ciencia-ficción, que contienen descripciones proféticas de los triunfos de la tecnología así como de los horrores de las guerras del siglo XX. Herbert George Wells nació el 21 de septiembre de 1866, en Bromley, Kent, estudió con una beca en la Normal School of Science de Londres. Trabajó como aprendiz, contable, tutor y periodista hasta 1895, en que pudo dedicarse por completo a escribir. Su relación con Rebecca West, que duró diez años, dio como fruto un hijo, Anthony West, nacido en 1914. Durante los siguientes 50 años escribió más de 80 libros. A lo largo de toda su vida, Wells se preocupó, y dejó amplia constancia de ello, de la supervivencia de la sociedad contemporánea. Durante un breve periodo de tiempo fue miembro de la Sociedad fabiana. Aunque creyó firmemente en la utopía según la cual las vastas y terroríficas fuerzas materiales puestas a disposición de los seres humanos podrían ser controladas de un modo racional y utilizadas para el progreso y la igualdad entre los habitantes del mundo, poco a poco fue volviéndose más pesimista. Así Del 42 al 44 (1944) criticaba a la mayoría de los líderes mundiales de ese periodo; y El destino del homo sapiens (1945) expresaba las dudas del autor acerca de la posibilidad de supervivencia de la raza humana. Escribió asimismo Experimento de autobiografía, antes de su muerte, acaecida el 13 de agosto de 1946, en Londres. Sus principales obras fueron:

1895: “La máquina del tiempo”.

1897: “La visita maravillosa”; “La isla del Dr. Moreau”.

1897: “El hombre invisible”.

1898: “La Guerra de los Mundos”.

1900: “Mr. Polly”.

1914: “El amor y Mr. Lewistam”.

1926: “Verónica”.

1934: “Experimento de autobiografía”.

1937: “Historia breve del mundo”. (ensayo)

- Movimiento literario al que pertenece: Literatura universal contemporánea del siglo XIX y XX.

-Género y subgénero: Novela de ciencia-ficción.

-Tema: trata de la invasión de la Tierra por parte de los marcianos.

-Argumento:

Libro primero: la llegada de los marcianos:

Capítulo 1

Nadie era capaz de presagiar todo lo que estaba ocurriendo en el planeta rojo. Mientras la mayoría de los humanos ni se preocupaban en pensar si había vida más inteligente que nosotros en el universo, los individuos que habitaban Marte se preparaban para el asalto. Llegó el día que desde Marte surgieron unas amenazadoras manchas de gas que se acercaban rápidamente hacia nuestro planeta.

Capítulo 2

Días después de lo acontecido, uno de los proyectiles llegó a la Tierra. En un principio la gente creyó que se trataba de un meteorito, pero Ogilvy fue a comprobar qué era. Para su sorpresa, se trataba de una especie de cápsula cilíndrica en cuyo interior había “gente” viva, ya que se oía un ruido en su interior. Salió corriendo del lugar y fue a ver a su amigo Henderson, un periodista londinense. Ambos volvieron al lugar de los hechos, pero allí el ruido había cesado. Dieron por muertos a los pasajeros, y fueron a buscar ayuda, pero nadie les creía.

Capítulo 3

Al día siguiente centenares de personas rodeaban la masa procedente de Marte. El protagonista se acercó para ver lo que sucedía. La masa cilíndrica parecía cerrada herméticamente y nadie sabía como abrirla.

Capítulo 4

El protagonista volvió al lugar tras descansar. La gente seguía aglutinada en el lugar, esperando ver salir algo del recipiente. De repente, una de las personas cayó al agujero producido por la masa, y poco después la gente vio horrorizada cómo el cilindro se abría para dejar salir a unos seres espantosos. Todo el mundo corrió para ponerse a salvo de las criaturas, excepto el joven que había caído, que desapareció.

Capítulo 5

La gente se hallaba escondida entre matorrales observando el objeto. No ocurría nada. Llegó gente del pueblo que se incorporó al grupo. Algunos de ellos, alzando una bandera blanca se acercaron para dialogar con los seres. Sin embargo, el horror se acercaba. Surgieron unos rayos invisibles que quemaban todo lo presente. La gente ardía, y el protagonista temblaba por el terror de la situación. Por suerte o por desgracia, la radiación paro antes de acabar con él, pero se encontraba solo, a oscuras, y se escondió.

Capítulo 6

Algunas personas había conseguido sobrevivir. Gente que no se encontraba en el lugar en el momento de la catástrofe se acercó. Pero el pánico volvió a surgir pronto al ver que los seres se acercaban.

Capítulo 7

El protagonista huyó desconcertado del lugar. Al llegar al pueblo intentó explicar la situación a varias personas, pero le tomaron por loco y se rieron de él. Cuando llegó a casa le contó todo a su mujer, dejándola impresionada por su relato.

Capítulo 8

La situación iba empeorando. La gente, en un principio no dio importancia ni tan solo a la aparición del cilindro y seguía con su vida normal. Sin embargo los marcianos se preparaban para lo peor. De vez en cuando barrían el área que les rodeaba con su rayo, para eliminar a cualquier atrevido. Las autoridades militares se enteraron del caso y se prepararon, pero para su desgracia, aterrizó el segundo cilindro.

Capítulo 9

El ejército estaba planteando qué hacer con los marcianos. No se sabía si iban a atacar o a esperar. Pero, poco importó, ya que antes de que hicieran nada los marcianos ya estaban atacando. Los cañones del ejército no tenían nada que hacer contra el rayo abrasador de los marcianos. Vista la situación, el protagonista fue a casa, recogió a su mujer, y alquiló un caballo para sacar a su mujer del pueblo.

Capítulo 10

Al llegar a Leatherhead dejó a su mujer en una casa. Volvió a Maybury a devolver el carruaje, pues había prometido devolverlo al dueño. Pero, a la entrada del pueblo, vio como un tercer cilindro llegaba a la Tierra, y como una especie de trípode gigante iba arrasando todo lo que le rodeaba, y se acercaba hacia él. Conforme vio semejante robot, huyó hacia su casa, y por el camino se encontró al dueño del carruaje muerto. Al final, tras contrapiés y complicaciones, logró refugiarse en casa.

Capítulo 11

Una vez establecido en su casa vio como un soldado huía del terror y buscaba refugio en su casa. El protagonista le dejó pasar. Cuando estuvo dentro le contó todo lo que había divisado. Decía que les había eliminado en un momento. Las máquinas gigantes de los marcianos arrasaban todo sin piedad. Los pueblos se iban convirtiendo en cenizas al paso de los gigantes de acero.

Capítulo 12

Cuando hubo pasado el terror, ambos salieron de su casa para ir en dirección a Leatherhead. Se encontraron con gente que aun no sabía lo que estaba ocurriendo. Llegaron a uno de los pueblos de las cercanías. Reinaba la confusión, y los militares instalaban cañones. Pronto llegaron los marcianos, arrasando todo a su paso. En total eran cinco moles de acero las que se acercaron, pero uno de los marcianos fue alcanzado por una granada. El protagonista no tuvo más remedio que esconderse en el río, y casi a punto de morir abrasado por el agua ferviente, logró escapar herido.

Capítulo 13

Herido, muerto de sed y agotado, el protagonista se dirigía hacia un lugar seguro. Cuando paró, delirando, un hombre se le acercó, gritando que era el final. Pero, como bien le explicó el protagonista, todavía no había llegado el final. La guerra volvía a acercarse.

Capítulo 14

El protagonista nos cuenta cómo su hermano está viviendo la experiencia en Londres. Allí no se sabía aun con certeza lo que estaba sucediendo, solo había confusión. Los periódicos iban poco a poco anunciando lo que pasaba en la guerra. Cuando se enteraron de cómo eran las máquinas destructoras, la gente se estremeció. Los ejércitos se preparaban como nunca antes lo habían hecho. Sin embargo, parece que poco podían hacer para abatir a los marcianos. Llegó el día en que llegaron a la ciudad, lanzando una especie de gas pestilente que acababa con la vida de quien lo inhalaba.

Capítulo 15

La situación cada vez se complicaba más. Los gigantes de hierro no cesaban en su afán por destruir a toda la oposición. El ejército hacía todo lo que podía, que no era mucho. Mientras tanto, el protagonista yacía en el suelo con el vicario, hasta que decidieron huir al ver a uno de los destructores acercarse. El cuarto cilindro marciano llegó a la Tierra. Los marcianos habían decidido lanzar una especie de tubos que contenían un humo negro. El humo se esparcía lentamente por todos los rincones, flotaba de manera densa, y acababa con cualquier ser viviente. Cuando no podían utilizar el rayo abrasador, utilizaban este humo, y vista la situación, las tropas decidieron no atacar más, y la gente huir.

Capítulo 16

El protagonista nos cuenta como la gente huía del lugar y cómo su hermano

también lo hizo para ponerse a salvo. Todo el mundo quería salir de Inglaterra cuanto antes, ya que la situación se estaba volviendo muy complicada. Los gigantes seguían con su labor, así que la escapada fue muy dificultosa debido a la gran cantidad de gente que pretendía irse de aquel lugar. Se veía a lo lejos el fuego destructor de las máquinas. Finalmente, el hermano del protagonista paró a descansar. Aunque era difícil descansar en esas circunstancias.

Capítulo 17

Los cilindros marcianos iban llegando a la Tierra. Ya no eran tres, ni cuatro, sino siete los cilindros que habían colisionado contra el paisaje. La gente huía en barco para ponerse a salvo de los invasores, ya que toda Londres había sido tomada por las criaturas. El hermano se embarcó en uno de ellos y vio de lejos como uno de los acorazados de guerra del ejército, el Lanzatruenos, destruía varios armatostes gigantes.

Libro segundo: la tierra en poder de los marcianos

Capítulo 1

El protagonista después de contar lo acontecido desde el punto de vista de su hermano regresa a su situación. Seguía escondido con el vicario, huyendo de la destrucción causada por el humo que desprendían los invasores. Este veneno había acabado ya con centenares de personas, y por el camino no había más que cadáveres. Después de huir, consiguieron refugiarse en una casa. Pero, para sorpresa del protagonista, el quinto cilindro marciano había aterrizado sobre sus cabezas y él yacía en el suelo inconsciente. Al día siguiente recuperó el conocimiento y continuó con su camino.

Capítulo 2

Una vez recuperados por el golpe, el vicario y el protagonista vieron como el cilindro había destrozado parte de la casa, de la cual la gran parte ya no era más que escombros. El protagonista se dispuso a analizar la situación, y a observar el cilindro que acababa de aterrizar. Había una máquina que excavaba en el lugar del cilindro. Los marcianos eran seres muy extraños, el protagonista los observaba con detenimiento y se fijaba de la tremenda diferencia con los humanos.

Capítulo 3

La comida empezaba a escasear entre las ruinas en las que se refugiaban el vicario y el protagonista, lo cual les causó varias discusiones por el reparto de las provisiones. Los marcianos yacían en su agujero trabajando, preparando maquinaria como de costumbre, para seguir destruyendo como había hecho durante todo el tiempo. El tiempo pasaba entre las ruinas, y ambos seguían metidos en aquel agujero.

Capítulo 4

Durante los días que estuvieron atrapados en aquel lugar, el vicario no respetaba para nada a su compañero y se apoderaba de los víveres cuando el protagonista no le veía. Finalmente éste decidió hacer un reparto justo para evitar las discusiones. Pero vista la actitud del vicario, que aun repartiendo equitativamente los víveres no dejaba de hurtar comida en la soledad, el protagonista decidió que se tenía acabar, golpeándolo y dejándolo tendido en el suelo. Una de las máquinas de trabajo marcianas entró en el lugar de los hechos. El protagonista esperó escondido a que se fuera.

Capítulo 5

Volvió a salir de su escondite cuando los marcianos abandonaron el lugar. Seguía encerrado en aquel lugar, pero ahora no quedaban provisiones, los marcianos debían habérselas llevado. El protagonista deliraba, pensaba en todo lo acontecido, en la muerte del vicario, la guerra, cuando de repente escuchó a un perro y pensó en darle caza para evitar que los marcianos lo oyeran, y ya puestos para comérselo, pero fracasó en su intento. Siguieron pasando los días hasta que al final los marcianos ya no estaban. Consiguió salir de los escombros y en la superficie ya no quedaban marciano alguno.

Capítulo 6

Contento de haber salido de aquel agujero el protagonista divisaba el terreno. Todo estaba cubierto de una extraña hierba de color rojizo que debía ser producto de los marcianos. Pero el terreno parecía calmado. Prosiguió su camino pensando dónde podrían estar los marcianos. Supuso que estarían destruyendo otras ciudades porque allí no había ni rastro de humano, ni tampoco de marciano.

Capítulo 7

Una vez hubo descansado, el protagonista siguió su camino para ver si podía encontrar a alguien. Para sorpresa, se encontró con aquel hombre que había entrado en su jardín buscando refugio uno de los días de la batalla. Éste le puso al día de todo lo acontecido y empezó a contarle planes para lograr que todo volviera a la normalidad. Fueron a casa de Putney Hill y comenzaron a trabajar en un plan que tenía pensado el soldado. Pasaban las horas, cuando finalmente el protagonista decidió abandonar ese lugar para proseguir por su cuenta y encontrar el mismo la información que buscaba.

Capítulo 8

El protagonista abandonó el lugar donde se encontraba con el artillero para proseguir por su cuenta. Decidió ir a París para ver que ocurría por allí. Una vez llegó, contempló el panorama : varios marcianos vagaban por la zona, y no había nadie más que ellos. No obstante, también pudo observar como varios de los marcianos yacían muertos en el suelo. La explicación a esto era que los marcianos, en su planeta, sobrevivían sin bacterias y al llegar a la Tierra y ponerse en contacto con ellas al comer caían como moscas.

Capítulo 9

Finalmente los marcianos fueron muriendo. Las bacterias estaban acabando con ellos, y ya no se veía ninguno por las calles. La noticia de que los invasores había muerto recorrió la vuelta al mundo. Pero la situación para el protagonista no era muy buena, ya que en un principio pensó que había perdido a su mujer, y todas sus pertenencias. Todo recuperó la normalidad. Fueron trayendo provisiones a Londres ya que nada quedaba por allí. El protagonista decidió ir a su casa de Maybury. Para su sorpresa, allí se encontraban su mujer, y su primo. Todo había terminado al fin.

- Personajes:

Nota: la ausencia de descripciones del protagonista,incluido su nombre ya que el libro está escrito en primera persona, hace que solo pueda describirse su personalidad y su forma de actuar durante la historia. Aparte de eso, no hay gran cantidad de personajes, ni tampoco de descripciones de ellos en el relato.

El protagonista. Se trata de un hombre que vive felizmente en Maybury con su mujer. Al principio observa junto a su amigo Ogilvy cómo unas manchas de humo surgen del planeta rojo. Poco a poco logra esquivar la muerte a manos de los marcianos gracias a su ingenio y su suerte. No existen descripciones de su físico en el texto. El personaje no evoluciona considerablemente a lo largo de la historia, no sufre cambios personalidad durante su trayectoria.

Ogilvy. Compañero del protagonista. Se trata de un conocido astrónomo (página 13) que descubre junto al protagonista cómo unas explosiones de humo surgen de la superficie de Marte. Por desgracia, Ogilvy muere en la primera barrida que efectúan los marcianos con su rayo abrasador.

Henderson. Compañero de Ogilvy y del protagonista. Periodista londinense que acompaña a Ogilvy y al protagonista al lugar donde yacía el primer cilindro marciano. Él, como Ogilvy, también encuentra su muerte en la primera barrida del rayo marciano.

Hermano del protagonista. Estudiante de medicina (página 92) también vive de cerca la historia, pero desde otro punto de vista. Él se encuentra en Londres, cuando de repente observa cómo el terror se le viene encima. Finalmente se embarca para huir del lugar.

Mujer del protagonista. Vive junto al protagonista en una casa en Maybury. Todo iba bien hasta que ocurrió el desastre. Entonces Su marido decide llevarla a Leatherhead para dejarla a salvo. Al final, cuando el protagonista le da por muerta, la encuentra en su casa temblorosa (página 225) y muerta de miedo.

  • “ ... el dulce y temeroso rostro de mi mujer...” (página 42)

Vecino del protagonista. Antes de que todo ocurra comenta con el protagonista la posible situación de los marcianos.

  • “... porque su generosidad igualaba el entusiasmo que sentía por su jardín.” (página 48)

Vicario. Se encuentra con el protagonista cuando éste huye desesperadamente del lugar de la batalla. Logran huir y finalmente acaban enterrados entre los escombros de una casa. Por su forma de actuar podría deducirse que se trata de una persona egoísta, ya que en vez de distribuir la comida no repara en robarla.

-“...su rostro denotaba gran simplicidad intelectual; le caía la cabellera en rizos encrespados y rubios, casi albinos, sobre la frente estrecha; eran sus ojos más bien grandes que pequeños, de un color azul pálido y de mirada inexpresiva.” (página 88)

Los marcianos. Llegan de Marte con el fin de apoderarse de la Tierra. Se transportan en una especie de cilindros que al llegar a la tierra producen surcos de gran diámetro.

  • “... inteligencias vastas, frías e implacables...”(página 9)

  • “... la redonda masa tenía un rostro. Había abajo dos ojos y una boca cuyos bordes sin labios, temblorosos y palpitantes, segregaban saliva. Suspiraba y latía el cuerpo convulsivamente...” (página 28)

Los zapadores. Miembros del ejército.

  • “Llevaban gorrillas redondas, cazadoras rojas, sucias y desabrochadas, dejando ver las camisas azules...” (página 49)

-Ambientación espacial:

La historia transcurre en diversos lugares, todos ellos cercanías de Londres, incluso en el mismo Londres:

  • “... debió llegar al mismo tiempo a Chobham, a Wocking y a Ottershaw.” (página 36)

  • “...que sonaron en la torre de Pyrfold...” (página 58)

  • “... le habría abandonado en Halliford...” (página 191)

A parte de estos lugares, encontramos una larguísima lista de localidades, como Maybury, Knaphill, Horsell, Leatherhead, y algunos más. Todos estos lugares son abiertos, ya que se trata de pueblos, pero también hay otros lugares, como la casa blanca en la cual se refugian el vicario y el protagonista para no ser encontrados por los marcianos.

-Ambientación temporal:

La historia transcurre en un tiempo aproximado de un mes, ya que el protagonista hacer referencia a ello por el final del texto.

Encontramos ejemplos de cómo transcurre el tiempo en las ruinas de la casa blanca. Allí el protagonista cuenta cómo día a día va evolucionando la situación.

-Manifestaciones de la lengua escrita:

Narración . Primera persona:

  • “Por mi parte no recuerdo otra cosa de mi fuga...” (página 39)

  • “Debí de permanecer exánime bastante tiempo...” (página 39)

  • “Y eché a correr hacia la posada del Perro Atigrado...” (página 53)

Tercera persona:

  • “ La atención de mi hermano se distrajo con la presencia de...” (página 128)

  • “gritaban por detrás furiosas voces” (página 129)

Descripción. Topografía:

  • “... nuestro propio y mas cálido planeta, de verde vegetación y de aguas grises, de atmósfera nublada...” (página 11)

  • “... el negro y silencioso observatorio, la sombría linterna que iluminaba...” (página 13)

Prosopografía:

  • “... tenía la piel roja quemada por los hombros y ennegrecida por el humo.” (página 88)

  • “... eran sus ojos más bien grandes que pequeños, de un color azul pálido...” (página 88)

Diálogo:

  • “ ¿ Tiene usted agua?

  • “ Hace una hora que esta usted pidiendo agua” (página 88)

Vocabulario y registro:

El autor utiliza un vocabulario medio, ya que no encontramos palabras coloquiales y tampoco es de difícil comprensión. Hay que remarcar que sí encontramos algunas marcas de vocabulario culto, tales como:

  • Balbucir: hablar articulando las palabras de una manera vacilante y confusa.

  • Aprestar: preparar.

  • Cataclismo: trastorno.

  • Dolmen: monumento megalítico en forma de mesa.

  • Argéntea: semejante a la plata.

  • Recalcitrante: terco, obstinado en la resistencia

  • Tejavana: cobertizo

-Finalidad de la obra:

El autor busca entretener al público, no es un libro especializado en ninguna materia, es una novela que busca deleitar al lector con la imaginación del autor.

-Público al que va dirigido:

La obra va dirigida a todo tipo de público. La ausencia de contenido violento, de escenas de sexo, o demás hace que sea una obra que pueda ser leída por los más pequeños, aunque es recomendable que el lector tenga ya cierta base intelectual para poder comprender la mayoría de las cosas. Por lo tanto, puede interesar a la juventud, y también a los adultos, ya que es una novela interesante y muy entretenida.

-Vigencia:

Esta novela puede tener una vigencia extensa, ya que se trata de una buena novela de un autor muy conocido, y por tanto puede que se siga leyendo dentro de unos años, o incluso dentro de más tiempo.

-Estilo:

-Metáforas:

  • “Un tren, largo gusano de ventanas brillantes, movedizo tumulto de humo blanco con reflejos de llamas...” (página 40)

  • “Al alejarse surgió otro titán resplandeciente...” Hace referencia al monstruo marciano. (página 69)

-Profusión de adjetivos: se encuentran muchos adjetivos en el texto como por ejemplo:

  • “ llamas verdosas” (69)

  • “ estuche colosal” (79)

  • “ caballo espantado” (119)

-Valores con los que se relaciona:

-Valor: el personaje principal es capaz de reaccionar en los momentos mas delicados pese a estar apunto de perder la vida

-Perseverancia: el protagonista no cesa hasta conseguir ponerse a salvo de los marcianos.

-Amor: el personaje principal demuestra el amor que siente hacia su mujer llevándola a salvo.

-Opinión personal:

Desde mi punto de vista el autor ha sabido reflejar muy bien la obra, tiene una gran imaginación, lo que se puede observar en las descripciones del entorno, llenas de adjetivos que contribuyen a dar belleza al texto.

Por otra parte la novela no es difícil de leer, el registro utilizado facilita en gran medida la comprensión de la obra, lo cual hace que se haga más entretenida y menos densa.

Además, el tema de la novela refleja en gran medida la curiosidad del ser humano hacía el “¿qué habrá en el universo?”, “¿estamos solos?”, tema que lleva durante gran parte de la historia siendo un gran interrogante para todo el mundo.

La simplicidad de su estructura evita que nos liemos al leer, ya que no existe gran variedad de personajes, y excepto un cambio de persona (su hermano) toda la novela sigue un orden cronológico, por lo que es fácil de seguir.

El único inconveniente es la cantidad de lugares que menciona en el texto. El autor las da por conocidas creyendo que los lectores podemos orientarnos en el ambiente cuando menciona varios pueblos, pero el gran numero de lugares hace que sea difícil situarse en el lugar, y cuando vuelve a mencionar el nombre de alguno de ellos cuesta saber si lo ha repetido anteriormente.

Por todo lo demás, podemos decir que se trata de una excelente novela, muy entretenida para la gente amante de las novelas de ciencia ficción.

Índice

Página 1 Datos del libro, biografía del autor y obras

Página 2 Movimiento literario, género, tema, argumento

Página 3 Argumento

Página 4 Argumento

Página 5 Argumento

Página 6 Argumento

Página 7 Argumento

Página 8 Argumento

Página 9 Argumento

Página 10 Argumento, personajes

Página 11 Personajes

Página 12 Personajes, ambientación espacial

Página 13 Ambientación temporal, manifestación de la lengua

Página 14 Vocabulario, finalidad, público y vigencia

Página 15 Estilo, valores y opinión personal

Página 16 Opinión personal