La guerra civil española. Causas y consecuencias

Historia de España. Alzamiento nacional. Conspiración antirrepublicana. Desarrollo

  • Enviado por: Jorge Velasco
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 6 páginas

publicidad
cursos destacados
Iníciate en LOGIC PRO 9
Iníciate en LOGIC PRO 9
Vamos a ver de manera muy sencilla y en un breve paseo de poco más de una hora como funciona uno de los...
Ver más información

Graba audio con Apple Logic Pro 9
Graba audio con Apple Logic Pro 9
En este curso aprenderemos a realizar grabaciones de audio de calidad utilizando Apple Logic Pro 9. Exploraremos todo...
Ver más información


TEMA 15 LA GUERRA CIVIL ESPAÑOLA: CAUSAS Y DESARROLLO

A El camino hacia la guerra

Radicalizacion de la vida española

Desde el triunfo de la República, el país había vivido un deterioro de la convivencia social entre españoles, los enfrentamientos entre sectores ideológicos, clases sociales y partidos, se radicalizan con el tiempo. La moderación deja paso al extremismo y radicalizacion. El parlamento también es reflejo de esa radicalidad y los enfrentamientos entre políticos, no solo dialécticos, no son un buen ejemplo para apaciguar ánimos.

Esta radicalidad se manifiesta tanto en la derecha como en la izquierda. Dentro del PSOE el sector mas influyente es el de Largo Caballero que es conocido con el apelativo de “El Lenin Español” y aboga sin tapujos por una República Socialista; con él estarán la UGT, las juventudes socialistas( que se han unido a las comunistas y forman las Juventudes Socialistas Unificadas, JSU) y la Federación Socialista Madrileña (FSM). Los líderes socialistas moderados como Prieto están al margen.

En la derecha ocurre lo mismo, en la CEDA triunfan las opciones proclives al fascismo, los sectores de extrema derecha contrarios a la constitución de 1931 y la República. El papel de Gil Robles como político moderado de diluye y el protagonismo pasa a José Calvo Sotelo, diputado monárquico que abiertamente propone la destrucción del sistema republicano. Falange Española y de las Jons, hasta ahora un partido de poca importancia, comienza a crecer y experimentar un aumento de afiliados; las juventudes de la CEDA se afilian y engrosan el partido, así como sus unidades paramilitares.

Las escuadras falangistas que se enfrentan abiertamente con las JSU convierten la calle en un escenario de lucha, y aunque la Falange es ilegalizada, sus milicias seguirán actuando.

Los Carlistas o Requetés también organizan sus propias milicias y cooperan abiertamente al desorden. Así, la República se ve desbordada, y el orden publico es un problema difícil de resolver y esto favorece los intereses golpistas de la extrema derecha.

Por otra parte, los sectores de izquierda aumentan la sensación de inseguridad con ocupaciones de fincas, huelgas salvajes, quema de Iglesias, enfrentamientos en la calle, etc...

Conspiración antirrepublicana

El triunfo del Frente Popular en enero de 1936 acelero los planes para que una conspiración militar tomara mas fuerza. La Unión Militar Española (UME) unida a sectores monárquicos y falangistas inicia los movimientos, aunque su actividad parece poco practica.

A principios de marzo y por iniciativa de altos cargos de la CEDA se reúnen en Madrid importantes militares derechistas para trazar los planes de un futuro alzamiento militar. Se habla, sin embargo, de que este alzamiento estaría condicionado a que la izquierda iniciara los movimientos hacia una república socialista o comunista.

El gobierno reacciona aunque con timidez, dando los primeros pasos para enviar lejos de Madrid a los altos mandos militares, que considera mas peligrosos: Franco es enviado a Canarias; Goded a las Islas Baleares; Varela y Queipo de Llano también son alejados de Madrid y Mola es enviado a Pamplona, pensando que seria incapaz de entenderse con los carlistas, este fue el error mas grave.

La Falange esta liberalizada, pero desde la derecha de Calvo Sotelo se habla de establecer una dictadura católica y se alienta así a los militares. Sin embargo hay que esperar a finales de Abril para que aparezca como organizador claro y cerebro de la organización un militar (Mola) que se va a hacer cargo de llevar a cabo la conspiración.

Parece que de momento en el alzamiento no están Franco, Gil Robles, pero si están Calvo Sotelo, el conde de Mayalde, Serrano Suñer y que la CEDA y los monárquicos apoyan económicamente el golpe, también apoyan sectores de la burguesía vasca.

El golpe se prevé para el verano del 36 o el otoño, sin embargo, dos acontecimientos puntuales van a agilizar el proceso: a primeros de abril es asesinado el teniente José Castillo, de los guardias de asalto; y a los pocos días Calvo Sotelo es detenido y asesinado por compañeros de Castillo, éste asesinato es el que va a acelerar el alzamiento que se planifica por Mola para el 18 de julio de 1936. Un ida antes estalla el alzamiento en Marruecos.

Alzamiento nacional, sublevación contra el gobierno

El denominado alzamiento nacional se produce inicialmente en territorio Marroquí el ida 17 de julio de 1936 y en concreto en la ciudad de Melilla. Dos días después, el 19, después de haber conseguido que Canarias quedara controlada por los sublevados, Franco llega a Marruecos en un avión inglés alquilado por la derecha monárquica para hacerse cargo del ejercito del norte de Africa.

En la península también en estos días, 16 - 20, se producen alzamientos de guarniciones militares por todo el territorio. El éxito de estos alzamientos va a depender de numerosos factores como la decisión de los mandos militares, de la división que haya entre ellos, de la reacción del propio gobierno o de sus fuerzas de orden publico, de la existencia de organizaciones obreras, etc.

De hecho el alzamiento no cumple el objetivo fundamental que es hacerse con el poder y acabar con el gobierno republicano, pero tampoco el gobierno es capaz de poner orden, ya que en numerosos lugares los militares se hacen con el poder. El resultado a finales de julio es una España dividida en dos partes, una controlada por los militares (España Nacional) y otra controlada por la República (España Republicana).

La España Nacional comprende las islas, excepto Menorca, el norte de Africa y sobretodo Galicia, Castilla-Leon, la Rioja y Alava, Navarra y Aragón, y el estrecho.

La República controla Cataluña, País Vasco, Cantabria, Asturias, gran parte de Andalucía, Extremadura, la Mancha, Levante y Murcia además de Madrid.

En cuanto a recursos humanos y económicos, la España republicana es mas rica debido a la industrialización y gran cantidad de población. Los recursos militares estaban muy repartidos, de 200.000 soldados, 120.000 estaban con los nacionales y 80.000 con la república, sin embargo este tiene la ventaja de controlar la flota y la aviación, pero no los mandos ni los pilotos. Pero el ejercito mejor preparado, armado y decidido es el del norte de España que esta controlado por los nacionales y esta integrado en la Legión y los regulares.

B Desarrollo de la Guerra Civil Española

Fase inicial (Guerra de columnas)

La guerra estalla el 18 de julio de 1936 y finaliza el 1 de abril de 1939.

Los conspirados cuando preparan el golpe militar no pensaban que este iba a derivar hacia una guerra civil, tampoco las autoridades republicanas. Sin embargo, la división del país, el fracaso del golpe lleva a un conflicto civil de resultados imprevisibles. Las primeras operaciones militares son conocidas por los estudiosos como la guerra de columnas, por las que tanto los nacionales como los republicanos tratan de consolidar inicialmente sus propias zonas y ampliarlas mediante la acción de determinadas columnas militares.

La primera operación militar de envergadura fue el paso del estrecho por parte del ejercito del norte de Africa. El apoyo de Italia y Alemania a Franco en esta operación militar fue decisivo para su éxito. La república fracaso, aunque controlaba la flota, en este objetivo de impedir el paso del ejercito, que le hubiera dado una ventaja importante.

Con estas unidades militares, Franco inicia un progreso hacia Madrid, consolidando el dominio sobre la Andalucía del Guadalquivir, saltando a Extremadura y por el valle del Tajo, dirigiéndose hacia Madrid. Por el norte, Mola, ocupa Irún y aísla el País Vasco de Francia; el siguiente paso es presionar Madrid por la Sierra. Los republicanos van a actuar fundamentalmente desde Cataluña, sobretodo con la movilización de los anarquistas que trataran de ocupar las capitales de Aragón, Zaragoza y Teruel; empeño en el que terminaran fracasando, así como en el intento de recuperar las islas Baleares.

Segunda Fase

A lo lardo del 37, tiene dos escenarios: Madrid y el Norte.

Desde finales de 1936 y hasta la primavera de 1937 el objetivo de los nacionales (Mola y Franco) será ocupar Madrid. La presión sobre Madrid se organiza, por el norte: desde Segovia y la Granja; y por el sur: Franco inicia la penetración hacia Madrid por la carretera de la Coruña.

La República va a encargar la defensa de la ciudad al general Miaja, que se va a mostrar como un militar muy experto en guerra defensiva; por otra parte, la llegada de las brigadas internacionales va a aportar gente decidida a la defensa de Madrid.

El ataque franquista es detenido por las defensas republicanas, con lo que Franco cambia de plan estratégico e intenta una táctica de flanqueo (no atacar directamente, sino por los flancos) para aislar a la capital del resto de la zona republicana, lo hace en las campañas de Guadalajara y el Jarama, que terminaran fracasando.

La defensa de Madrid se muestra sólida por lo que en este frente se paraliza la actividad militar para , desde abril hasta finales de año, volcarse en el frente del norte, en la conquista del País Vasco, Santander y Asturias.

La campaña del norte va a recaer sobretodo en Mola, a los requetes navarros y sobretodo va a contar con la ayuda inestimable de la Legión Cóndor, que con sus bombardeos va a ablandar las defensas (cinturón de hiero) y va a desmoralizar a los combatientes republicanos.

La defensa sobre Bilbao se mostró relativamente eficaz en la medida de que el ingeniero que organizo las defensas se paso, con los planos, al bando nacional. Esto favoreció la caída del País Vasco. Santander fue conquistada casi sin lucha ya que de los restos del ejercito vasco que habían escapado hacia Santander, las unidades militares del PNV (Gudaris) se rinden a los Italianos sin presentar resistencia; únicamente resistirán las unidades socialistas, que terminara cayendo también. Asturias resistió mas ya que las organizaciones obreras tenían mucha fuerza. A finales de 1937 los nacionales controlaban toda esta franja que tenia además de interés demográfico interés económico por la industria de armas.

El mando republicano a lo lardo del 37 tratara de abrir nuevos frentes tanto en la zona de Madrid, La Granja, como de Aragón, Brunete y Belchite, tratando de aliviar la presión de los nacionales sobre el frente norte, sin embargo su incorrecta planificación y la incapacidad del ejercito de la república para la ofensiva, no conseguirán este objetivo.

Tercera Fase

En 1938 las operaciones militares se van a desarrollar en Aragón y la cuenca baja del Ebro. Sin embargo los ataques los inician los republicanos que logran conquistar Teruel, sin embargo la ofensiva de Franco para recuperar la ciudad va a ser inmediata y con el empleo de fuerzas superiores en torno a Teruel se libra una de las batallas mas duras de la guerra, debido a las condiciones meteorológicas (-20ºC, nieve,...). La superioridad tanto en hombres como armas y aviones permite a Franco recuperar Teruel e iniciar una rápida ofensiva hacia el Mediterráneo, llegando en pocos días a Castellón y Vinaroz, dividiendo así la zona republicana en dos al dejar aislada a Cataluña.

La batalla del Ebro va a ser la operación militar mas importante después de la de Madrid. Se inicia con el paso del río por el ejercito republicano, una ofensiva que pretende poner en contacto ambas zonas de la república. Franco al comprobar que se enfrenta a las mejores unidades de la república, en vez de limitarse a la defensiva, prefiere una batalla frontal y de desgaste, pensando que los recursos humanos con los que él cuenta son superiores y que el máximo debilitamiento del ejercito republicano del Ebro favorecerá sus intereses estratégicos. Dispone del mejor material y sobretodo de una superioridad en artillería, aviación y carros.

Después de tres meses de lucha, los republicanos tienen que replegarse y el ataque posterior no puede ser rechazado.

Cataluña se abre a las tropas franquistas que conquistan el territorio con facilidad (no hay ningún muerto). Los restos del ejercito republicano del Ebro, junto con políticos, intelectuales, sindicalistas, etc... pasan la frontera para refugiarse en Francia.

El final de la guerra y la derrota del ejercito del Ebro se veía próximo, aunque el presidente de la república, Negrin, pretende resistir a ultranza para tratar de conseguir mejores condiciones en la rendición que se avecina, y también pensando en el eventual estallido de una guerra europea.

Los militares que apoyan a la república, entienden que es imposible resistir y presionan al gobierno para que negocie con Franco que exige rendición sin condiciones.

Por otra parte, Francia e Inglaterra reconocen al general Franco y a su gobierno. Finalmente el 1 de abril de 1939 después de que los nacionales entraran en Madrid sin resistencia, se da por concluida la guerra.

C Proyección internacional de la guerra civil española

La guerra civil española, desde el comienzo, se convierte en un conflicto que atrae la atención internacional.

El aspecto ideológico que esta debajo de la guerra es uno de los factores que origina este interés; en España se enfrentan la democracia representada por la república, apoyada por la URSS, con los ideales fascistas representado por militares sublevados y apoyados por Alemania e Italia. En este aspecto, la guerra anticipa lo que será la II Guerra Mundial.

El factor ideológico asociado a la guerra civil concito en el resto del mundo el apoyo de personas e instituciones en función de sus ideas. La izquierda y las democracias se inclinaron por el bando republicano, mientras que la Iglesia y las dictaduras apoyaron a los nacionales.

A finales de 1936 por mediación de Inglaterra, se funda en Londres un denominado Comité de No Intervención en la guerra civil española, ya que los ingleses temían que una intervención internacional desencadenara la II Guerra Mundial. En este comité participan Inglaterra y Francia (como democracias), Alemania e Italia (como dictaduras fascistas), la URSS (como dictadura comunista) y EEUU. Se establece un compromiso de no intervención, que solo respetaran las democracias, mientras que Alemania e Italia ya desde el principio apoyan la causa de Franco, y la URSS la de la república. El gobierno norteamericano decreto el embargo a España de materias primas y material militar. Sin embargo hizo la vista gorda respecto al suministro de petróleo que la compañía TEXACO hizo a los nacionales. Las ¾ partes de las necesidades de combustible de los nacionales fueron vendidos por Texaco.

El bando republicano recibió el apoyo de la URSS que envía asesores militares y material de guerra a cambio de el oro del Banco de España, valorado en 900 millones de dólares. Los asesores militares soviéticos llegan en calidad de instructores, ya que había que enseñar el manejo del nuevo material.

El apoyo soviético fue interesado, pero también el de alemanes e italianos, que apoyaron con hombres y material; este apoyo se pago con materia primas y prestamos a largo plazo por un valor de unos 850 millones de dólares.

De Alemania llego una unidad de elite, la Legión Cóndor, integrada por 5000 soldados profesionales mas el material correspondiente; son instructores, aviadores o conductores de carros. El estado mayor alemán además tenia encomendado a esta unidad experimentar y analizar el uso y efectos de las nuevas armas. Fue una gran ayuda para Franco.

Los italianos enviaron un cuerpo expedicionario, teóricamente voluntario, aunque en la practica eran 80.000 soldados profesionales. Participo en algunas campañas, pero fue poco decisivo. En la batalla de Guadalajara los italianos fueron aplastados por el ejercito de la República.

El paso del estrecho y el control del Mediterráneo de Franco fue posible gracias a la ayuda francoalemana.

Mención especial merece la intervención de las Brigadas Internacionales, que son unidades de voluntarios que alistados por la internacional comunista van a intervenir en la guerra apoyando la causa de la República. Su colaboración será decisiva en la batalla por Madrid. Son gente que sentía la democracia y la causa republicana y odiaba el fascismo. Sin embargo las Brigadas Internacionales, fieles al compromiso de no intervención terminaron renunciando a intervenir. Numéricamente, combatiendo no fueron mas de 15.000, aunque por la unidad pasaron mas de 50.000 voluntarios.

D Consecuencias de la Guerra Civil Española

Cualquier guerra significa un desastre, pero si es civil, el desastre es mayor porque el odio que subyace detrás de las contiendas civiles es superior.

Dentro de las consecuencias humanas, se habla de un millón de víctimas. Es una cifra exagerada pero a la que se llega si sumamos muertos por la guerra, por combate, por la represión, la mortalidad por hambre y enfermedades además de la disminución de la natalidad y el exilio.

Por otra parte, en los primeros años posteriores a la guerra, el país contó con una población reclusa de mas de 350.000 individuos.

Las consecuencias económicas también son graves, el país tendrá que esperar hasta la década de los 60 para que el PIB se iguale al de 1936. El empobrecimiento del país es indudable, le destrucción de viviendas fue notable, el 10% fueron destruidas, y otras muchas dañadas; ciudades como Teruel quedaron convertidas en un gran solar.

La riqueza del país disminuyo 1/3. Las comunicaciones fueron las que mas sufrieron; carreteras, puertos, aeropuertos, puentes, transportes, etc. fueron objetivos de ambos bandos.

Desde el punto de vista social, los vencedores desarrollaron una política de represión sobre los vencidos. Esta política se apoya en dos leyes: Ley de Responsabilidades Políticas (1939), que atribuye a los jueces, ejercito y Partido Falangista determinar quien incumple esta ley; y la Ley de Represión de la Masonería y Comunismo (1939). La represión de posguerra afectó a una gran cantidad de personas; se ejecutaron al menos a 300.000 personas, los condenados a muerte fueron mas, pero se les conmutó por cadena perpetua.

En 1939 la población reclusa llegaba a los 300.000 individuos, la mayoría eran presos políticos. A finales de 1940 eran ya solo 150.000, y hay que esperar hasta 1950 para que el numero de presos se normalice (30.000).

También hay que añadir que al menos 500.000 personas abandonaron el país. Aunque muchos regresaron, en el exilio quedaron intelectuales, pensadores, artistas, etc. que encontraron acomodo sobretodo en universidades americanas. Así, con la salida de estos personajes intelectuales, etc. se empobrece nuestra cultura.

Otra consecuencia será el aislamiento del país que se terminara de concretar en 1945. Por otra parte el sistema político tras la guerra no tenia vocación de pervivencia y se tuvo que volver a la democracia.

Vídeos relacionados