La Galatea; Miguel de Cervantes

Siglo de Oro de la literatura española. Novela (narrativa) renacentista pastoril. Argumento y personajes

  • Enviado por: Carmen Cgv
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 9 páginas

publicidad

Resumen de la Galatea

Primer libro de la Galatea

Elicio (Pastor de las riberas del Tajo enamorado de Galatea) cantaba sus penas enamorado de Galatea (pastora de las riberas del Tajo, protagonista central del libro), que era una pastora, pero de gran entendimiento. Ella ni lo quería ni lo dejaba de querer.

Llega ERASTRO (pastor, rústico ganadero) también enamorado de Galatea, pero valorando el amor de Elicio por ella de más valía que el suyo. Le dice a Elicio que no lo considere una competencia que por eso no se iban a dejar de hablar. Los dos se ponen a cantar acerca de la hermosa Galatea con zampoña y rabel. De repente oyen alboroto y ven un pastor corriendo perseguido por otro con un cuchillo en la mano que lo logra alcanzar y le clava dos puñaladas. Les dice a ellos que no le den sepultura porque no se lo merece porque era un traidor. El hombre se va.

Ellos lo entierran en el campo sin saber lo que había pasado entre los 2 pastores.

Elicio se fue para su casa, se adentró en el bosque y oyó unas quejas, reconoció la voz del pastor homicida y se acercó hasta él, y Elicio le pidió que le contara su historia, este pastor se llamaba Lisandro (pastor de noble linaje, de las riberas del Betis, enamorado de Leonida que muere asesinada), nació en las orillas del Betis, y de padres nobles, donde allí en su pueblo nació una pastora llamada Leonida (Hija de Parmindro y hermana de Crisalvo, enamorada de Lisandro muere a manos de Crisalvo), las familias estaban enfrentadas así había 2 bandos contrarios, unos los padres de Lisandro y otros los padres de Leonida. Eran enemigos pero Lisandro se enamoró locamente de Leonida. Este no sabía como solucionar el problema, se hizo amigo de Silvia (pastora de la ribera del Betis, amiga de Teolinda, pariente de Carino y el amor de Crisalvo) amiga de Leonida. Silvia tenia un pariente llamado Carino (el astuto, pastor de las riberas del Betis, pariente de Silvia y compañero de Crisalvo; muerto por Lisandro), que era amigo del hermano de Leonida Crisalvo (el cruel, pastor de las riberas del Betis, hermano de Leonida, ala que mata; amigo de Carino, enamorado de Silvia; muerto por Lisandro), el cual era muy malvado. Lisandro le dijo a Silvia que amaba a Leonida, esta le escribió otra carta dándole esperanzas. Carino que se lo dijo a Crisalvo, y Carino empezó a decir cosas muy feas de Silvia. Pero aquí viene la traición ya que una noche Lisandro dejó a cargo a Carino de Leonida y esa noche abuso de ella el bestia, y el sinvergüenza de Carino se la llevó a otra aldea donde se la entregó a Libeo (pastor del que Carino finge ser amigo y que muere al acompañar a Leonida) donde también le ofreció su cuerpo a Leonida. Pero ocurrió una desgracia ya que Crisalvo por el camino creyendo que era Silvia mató a su hermana Leonida. Lisandro se encontró a su amada muerta por el camino y le preguntó quien la había matado y contestó que había sido su hermano. Lisandro cogió un puñal y mató a Carino y a Crisalvo (el cual se había confundido, ya que se creía que era Silvia no su hermana) y esta fue la historia trágica de Lisandro.

El pastor Elicio le dio muchos ánimos. Elicio metió en su cabaña a Lisandro. A la mañana siguiente Elicio, Erastro y Lisandro se pusieron a pastar con las ovejas y se encontraron a Galatea con su rebaño, ambos se quedaron mirando su hermosura. Elicio le preguntó si se podían ir con ella, pero Galatea respondió que iba a un arroyo que había quedado con su amiga Florisa (pastora de las riberas del Tajo, amiga de Galatea). Estando ambas pastoras en el río vieron como una pastora venía lamentándose y llorando, Florisa y Galatea salieron al encuentro y le preguntaron que le pasaba.

  • Historia de la pastora - Teolinda (pastora de la riberas del Henares, hija de Parmindro enamorada de Artidoro, que se lo quita su hermana gemela Leonarda)

Comienza diciendo que ella era labradora y trabajaba con los ganados. Dice que un día llegó una amiga suya Lidia (pastora de las riberas del Henares, amiga de Teolinda y enamorada de Eugenio) y le contó que se había marchado el hombre del cual estaba enamorada, Eugenio al cual Lidia le había regalado una cinta y esta mañana había visto esa cinta en otra mujer llamada Leocadia (pastora de las riberas del Henares, hija de Lisalco, a la que Eugenio dedica atenciones) y Lidia pensaba que le había sido infiel. Teolinda no le hizo caso a Lidia y le dijo que eso eran cosas de niñerías, y Lidia le contestó que jamás se viera ella atrapada en las garras del amor. Pero al cabo de unos días Teolinda salió a pasear por el bosque con un grupo de pastoras y se encontraron con un grupo de pastores dónde Teolinda se enamoró de un pastor. Por lo que se lamentaba de lo que le había dicho a Lidia acerca del amor ya que ella estaba enamorada, Teolinda le dio a su enamorado Artidoro (pastor enamorado de Teolinda, pero que acaba casándose con Leonarda; hermano gemelo de Galercio y también de Maurisa, hijos de Brisenio) una guirnalda de recuerdo. A muchas fiestas iban y bailaban.

Cuando entre tanto Galatea y Florisa oyeron que se acercaban unos hombres con sus perros ya que estaban cazando y resultó ser el padre de Galatea, Aurelio (el venerable, pastor de las riberas del Tajo, Padre de Galatea) quien le dijo a su hija que se fueran a comer con ellos y así lo hicieron. Galatea le dijo a Teolinda que se quedara en su casa unos días y así terminaría de contar su historia. Y dirigiéndose a casa de Galatea se encontraron por el camino al pastor Lenio (pastor desamorado de las riberas del Tajo, luego enamorado de Gelasia; estudió en Salamanca) el cual estaba cantando una canción de amor. Después de tener palabras mayores Lenio y Erastro por el amor de Galatea todos se dirigieron a sus respectivos hogares, donde Lisandro se despidió de Elicio, para regresar a su hogar.

Segundo Libro de la Galatea

Sigue la historia de Teolinda

Siguió contando Teolinda que seguía su gran amor por Artidoro, bailaban, reían, cantaban, hasta que un día llegó a la aldea LEONARDA (Pastora de las riberas del Henares, hermana gemela de Teolinda, enamorada de Galercio, pero se casa con su gemelo Artidoro) la hermana de Teolinda, que se parecía mucho a ella, un día por la mañana salió la hermana Leonarda a sacar el ganado y se tropezó con Artidoro, el cual la confundió con Teolinda y le dijo palabras de amor. Leonarda sin decirle que ella no era su hermana le dijo que era un grosero. Artidoro se quedó asombrado ante la reacción de su amada Teolinda. Al enterarse Teolinda de esta situación a la mañana siguiente fue a buscarlo pero Artidoro ya no estaba. Ya habían pasado 9 días sin verlo.

Galatea y Florisa le dicen que se quede en su compañía para ver si así lo encuentra o sabe noticias de él, y se pusieron a contar un secreto, y de pronto oyeron al sonido de una zampoña, y respondió Teolinda, que aquellos que cantaban eran los pastores de su aldea Tirsi y DAmón (pastor de las riberas del Henares, originario de las montañas de León y criado en la Mantua Carpetania, amigo de Tirsi y Elicio, enamorado de Amarili). Los cuales conocieron muy pronto a Teolinda y le dijeron que venían en busca de Elicio que su amigo el cual estaba enamorado de la hermosa Galatea, y que venían a las bodas de Daranio (Rico pastor de las Riberas del Tajo que se casa con Silveria a despecho del pobre Mireno) y al seguir andando oyeron que Elicio se puso a cantar. Pronto lo reconocieron, Elicio estaba en compañía de Erastro. Elicio se puso muy contento al ver a sus dos antiguos amigos, Tirsi se puso a cantar una canción donde salía el nombre de Fili (es el amor de Tirsi sólo se la cita), y Damón se puso a cantar una canción donde salía el nombre de Amarili (Pastora a la que Damón ama, no toma parte en la acción).

Todos se pusieron a caminar y por el camino se encontraron con una ermita donde Erastro, le dijo a sus amigos que allí se encontraba un ermitaño que todavía no había averiguado quien era, que tocaba el arpa. Todos entraron a la ermita y se lo encontraron casi desmayado. (Este ermitaño se llamaba Silerio (Caballero de Jerez, amigo de Timbrio, enamorado primero de Nísida y luego de Blanca, con la que se casa); el cual les dijo que les iba a contar su historia pero que antes deberían regresar a la aldea.

  • Historia de Silerio -

Comienza diciendo que era amigo de Timbrio (caballero de Jerez, amigo de Silerio y enamorado de Nísida, con la que se casa), participó en una guerra, y embarcándose Silerio en el barco hacía Barcelona se encontró a su amigo Timbrio encadenado ya que lo iban a matar. Lo rescato y se dirigió hacia una iglesia, pero le echaron las culpas a Silerio y lo encarcelaron para ejecutarlo.

Cuando le llegó la noticia a Timbrio, tenía que ir en busca de su amigo ya que estaba allí por su culpa. A Timbrio lo habían apresado porque fue atracado por unos bandoleros: pero una noche se produjo un incendio y todos los de la prisión se escaparon incluido Silerio. Donde el cual con algunas heridas se dirigió hacia Barcelona y años después se dirigió a Nápoles donde se encontró con su amigo Timbrio, que tenia una enfermedad. Timbrio estaba locamente enamorado de una tal Nísida (hermana gemela de Blanca de padres españoles y nacida en Nápoles, de la que se enamoran Timbrio y Silerio, y acaba casando con Timbrio), pero tenía pocas esperanzas. Entonces Silerio pensó en ayudar a su amigo con Nísida, se hizo truhán, iba cantando y así entró en casa de Nísida ya que iba allí a cantar Silerio, se hizo muy amigo de Nísida, a tal extremo que le llevó la carta de amor que Timbrio había escrito, declarándose a Nísida. Esperando su amigo Timbrio de que a Silerio le gustaba Nísida, un día se lo pregunto a él, le respondió que el estaba enamorado de su hermana Blanca (aunque no era cierto, pero le gustaba Nísida). Cuando Silerio estaba terminando de contar su historia oyeron que se acercaban unos pastores y era Daranio el que se casaba. Tirsi, Damón, Elicio, Erastro y Silerio estuvieron hablando con él hasta que se fueron aquella noche a casa.

Tercer Libro de la Galatea

Sigue Silerio contando su historia. Diciendo que Timbrio luchó con un enemigo llamado Pransiles (Caballero de Jerez, enemigo de Timbrio), diciéndole a Nísida que si en aquella batalla moría Timbrio que llevará en el brazo una toca blanca, pero la batalla fue ganada por Timbrio pero a Silerio se le olvido ponerse en el brazo la toca blanca y cuando Nísida lo vio venir sin la toca blanca en el brazo se desmayó, hasta pensaron que estaba muerta, y mientras Timbrio se dirigió hacia Nápoles. Al cabo de un día se enteraron de que Nísida no había muerto sino que había sido un desmayo. Y de esto se enteró Silerio que se dirigió a Nápoles para decírselo a su amigo Timbrio, y allí se encontró a los padres de Nísida, el cual le dijo, que una noche habían desaparecido su hija Blanca y Nísida, y ante esta situación Silerio decidió acogerse, aposentarse en la ermita. Cuando ya se disponían para hacer las bodas Daranio

Y Silveria (pastora de las riberas del Tajo que casa con Daranio, aunque estuvo enamorada de Mireno) Elicio, Erastro, Tirsi y Damón vieron al pastor Mireno (pastor de las riberas del Tajo, enamorado de Silveria que se casa con Daranio), el cual había sido novio de Silveria y por obligación de sus padres se tenía que casar con Daranio, estando Mireno enamorado de ella. Y como Elicio iba a su boda Mireno le entregó una carta para que se la diera a Silveria, diciéndole, que lo había engañado. Que él todavía estaba enamorado de ella...

Aquella noche se casaron Daranio y Silveria, donde se produjo un gran banquete. Con 4 pastores llamados Orompo, Marsilio, Crisio y Orfenio cantaron una égloga, que hablaban del amor, de la belleza de su pastora Silveria...de la muerte. Cada uno de los cantos posteriores exponen su dolor, su amor, su pena ...

Entraron en la plaza unos nuevos pastores llamados Francenio, Lauso y Arsenio, quienes cantaron poemas y canciones. La fiesta de la boda duró hasta que se hizo de día.

Cuarto libro de La Galatea

Al día Siguiente, Teolinda se despidió de Galatea y Florisa ya que se iba para ver si encontraba a Artidoro. La acompañaron Galatea y Florisa y por un prado oyeron unas voces. Teolinda, Galatea y Florisa se escondieron para ver quienes eran.

  • Historia de Rosaura y Grisaldo -

Pero Teolinda reconoció la voz de Rosaura (dama noble y rica, hija de Roselio, señor de una aldea enamorada de Grisaldo y que es raptada por Artandro), hija de Roselio, señor de una aldea. Que esta estaba acompañada por Grisaldo (caballero, hijo del rico Laurencio, señor de aldeas, prometido a Leopersia, pero enamorado de Rosaura)que es de rica condición. Grisaldo estaba obligado por sus padres a casarse con Leopersia (pastora de la aldea de Grisaldo, hija de Marcelio, con la que se dice que ha de casar Grisaldo, pero a la que deja por Rosaura). Rosaura era su amada y le estaba diciendo a Grisaldo que si se casaba con esa mujer se mataría, Rosaura lloraba y ambos se abrazaron y de mientras la criada de Rosaura se quitó el velo, y Teolinda reconoció aquella mujer ya que era su hermana Leonarda (pastora de las riberas del Henares, hermana gemela de Teolinda, enamorada de Galercio, pero que se casa con su gemelo Artidoro). Galatea y Florisa se dieron a conocer y Leonarda y Teolinda se abrazaron. Grisaldo de mientras le estaba diciendo a Rosaura que mientras Grisaldo fuera a su aldea, que se quedara con ellas en casa de Galatea. Y de este modo se despidió Grisaldo de Rosaura. Galatea le preguntó a Rosaura que cómo había conocido a Grisaldo: Comenzó diciendo que siendo Grisaldo amigo de su padre se lo trajo a su casa y allí ya se enamoró de él, y se aman a escondidas, hasta que un día apareció un joven aragonés llamado Artandro (caballero aragonés, pretendiente de Rosaura, la enamorada de Grisaldo, a la que rapta), donde el padre de Rosaura lo quería casar con ella, Grisaldo, se lo creyó y se dirigió a la tierra de Galatea que es allí cuando se vuelven a ver y se prometen amor eterno. Aquí termina la historia de Rosaura. Teolinda seguía hablando con su hermana Leonarda diciéndole esta Teolinda que Todos en la aldea se pensaban que Artidoro te había secuestrado y le preguntaron por ti, pero el decía que nunca te había visto, y es que resultó que aquel no era Artidoro sino su hermano gemelo Galercio (pastor enamorado primero de Gelasia y Luego de Leonarda; hermano gemelo de Artidoro). Teolinda se dio cuenta una vez que vio a su hermana Leonarda que Artidoro no estaba con ella. Y entre tanto oyeron por los matorrales un pastor cantar una canción de amor dedicada a Silena (pastora de la que estuvo enamorado Lauso y luego ya no, sólo se la nombra) . Galatea no sabía quien era esa tal Silena y con las mismas se marchó. Por la plaza se tropezaron a Elicio, Erastro, Damón... y vieron que venían 5 caballeros y dos damas y se pusieron a hablar y a nombrar al pastor Lauso (pastor de las riberas del Tajo, amigo de Francenio y Damón, libre de amores, que anduvo por España, Asia y Europa; Enamorado de Sileria, abandona su amor y recupera su libertad), quienes recitaron su canción. Todos quedaron asombrados de la belleza de Galatea. Y entre tanto se produjo una disputa entre Lenio y Tirsi donde el padre de Galatea, también llegó a la plaza para oírla. Lenio se basa en su desamor. Por el contrario Tirsi lo que hace es defenderse y expone su alabanza defensa del Amor.

Lenio se ha basado en el desamor y Tirsi ha dado sus razones en defensa del amor. Cuando terminan la disputa Elicio oyó nombrar el nombre de Nísida. Entonces pensó que haber si se tratar de la misma Nísida que Silerio, y efectivamente, aquel caballero que llegó a la plaza era Timbrio y Nísida, el que se había partido para Nápoles. Elicio le contó que su amigo Silerio se hospedaba en una ermita, el cual estaba ya cansado de tanto buscar a Timbrio. Elicio les indicó el camino hacia la ermita también iba la hermana de nísida, Blanca. Y andando por el camino se encontraron a una pastorcilla que pedía que la acompañasen, ésta se llamaba Maurisa (pastora joven hija de Briseno, hermana de Artidoro y Galercio, de la que se enamora el anciano Arsindo).

Y todos los demás fueron a ver lo que ocurría, y pasó lo siguiente; su hermano estaba poniéndose en el cuello una cuerda, y le estaba diciendo a otra pastora, la cual se llamaba Gelasia, que lo quisiera; pero Gelasia le contestó que no, que ella estaba en desacuerdo con el amor. Esto que oyó Lenio, se acercó a ella y le dijo que él también estaba a favor del desamor, que la invitaba a su aldea y así se fueron Lenio y Gelasia disculpándose por no poder ir a la ermita de Silerio. Mientras Teolinda y Leonarda se habían desmayado al ver a aquel pastor ya que tenía un gran parecido al de Artidoro y al de Galercio. Las hermanas se pusieron a discutir si era uno o era el otro.

Al final Rosaura se acercó y a la hermana de aquel pastor, Maurisa, le preguntó por Galercio y por Artidoro, y aquel que estaba allí era Galercio, Artidoro andaba por los montes de la aldea. Maurisa venía de la aldea de Grisaldo, el cual le había dado en recado, que le dijera a Rosaura que dentro de unos días vendría a por ella y se casarían en secreto de sus padres que mientras estuvieran en casa de Galatea cuando comentó lo de Galercio a Leonarda, ésta decidió seguirles (Galercio y a Maurisa).

Pir un lado unos se iban a la ermita, y Elicio y Erastro alabando el amor Galatea fueron acompañándola todo el camino

Quinto libro

Mientras los pastores llegan a la ermita, donde Silerio estaba tocando el arpa. Timbrio pensó que para no sobresaltarlo con su llegada se pusieran a cantar escondidos para ver si conocían su voz. Pero Silerio, no la conoció. Pero la voz de Timbrio sí la reconoció. Todos se abrazaron, y del asombro Silerio se desmayó. Una vez sentado Timbrio y Nísida y lo que le ocurrió en su viaje a Nápoles. Al pensar que Nísida estaba muerta decidió dirigirse hacia Nápoles donde se sobrevino una gran tormenta en la nave que iba. Dice que una noche, tras dormirse se despertó al lado de dos mujeres, creyendo que estaba soñando y resultó ser que esas dos eran Nísida y Blanca. También cuenta que fueron atacados por unos turcos que apresaron a Nísida y a Blanca y que al intentar rescatarlas fue herido creyendo incluso que se iba a morir. Después de esto llegaron a las playas de Barcelona dirigiéndose después a Toledo para pedirles perdón por todo a los padres de Nísida y Balanca, Una vez que terminó su cuento Timbrio le dijo a Silerio que Blanca estaba enamorada de él. Entretanto llegó el padre de Galatea diciendo que se había encontrado a Darinto (caballero amigo de Timbrio y Nísida, enamorado de Blanca que lo estaba a su vez de Silerio) en un monte llorando de pena. Aurelio le pidió por favor a Timbrio que lo acompañara para ver qué le ocurría. Cuando fueron a buscar a Darinto no estaba pero oyeron a los pastores llorar que eran Elicio y Erastro. Elicio le cuenta a Damón que está así porque Galatea es a la persona que más ama en este mundo. La que esta mañana Elicio se dirigía hacia la ermita, y el padre de Galatea le dijo que iba a casar a Galatea con un joven. Elicio se quedó asombrado y por eso se puso a llorar. Mientras estaban allí Damón y Elicio vieron llegar a 8 pastores y éstos decidieron seguirles, y entre tanto se pararon a oír la canción que cantaba Galatea acompañada por las demás que se basaba en que ella no se quería casar con él, que si se producía el casamiento sería en contra de su voluntad. La pena de Darinto era que él estaba enamorado también de Blanca y sabía que ella se iba a casar con Silerio. Por otro lado Elicio le dijo a Galatea que si no estaba enamorada de aquel hombre, que no se casaría, que él se opondría. Por otro lado Elicio, Erastro, Galatea, Florisa... se enteraron que Rosaura había sido secuestrada por Artandro, que se la había llevado a Aragón. Había que avisar a Grisaldo, luego llegaron Timbrio, Nísida, Blanca y Silerio publicando sus bodas. Todos se pusieron a cantar para celebarlo: Lauso, Damón... al cabo de un tiempo vieron llegar a Arsindo y a Maurisa que venían a ver lo que le había pasado a Rosaura y trajeron nuevas noticias como que Lenio el desenamorado estaba locamente enamorado de Gelasia. Y por otro lado Teolinda al no ver a su amado había perdido la cabeza, así se consolaba con ver el parecido de Galercio. Galatea le contó lo que le había pasado con Rosaura y Maurisa, se fue corriendo a contárselo a Grisaldo, una vez pasado esto vieron como se acercaba el anciano sacerdete Telesio y los reunía a todos para hablarles acerca de algo. Les rogó a todos los pastores que todos por la mañana estuvieran todos en el valle de los cipreses para rezar por el alma del pastor Meliso.

Al cabo de un rato vieron cómo venía Lenio muy desconsolado cantando su desesperado amor hacia Gelasia y a la vez llorando. Todos los pastores que allía habían se pusieron a consolarlo ya que él estaba en contra del amor, todos después de eto se fueron a sus aldeas.

LIBRO SEXTO Y ÚLTIMO

A la mañana siguiente nada más salir el sol todos los pastores se dirigieron al valle de los cipreses donde este valle se va describiendo, sus arroyos, los ríos, la verde hierba, las flores. Rezaron todos y le cantaron o le dedicaron una elegía a Meliso. Cantanda por Damón, Lauso, Elicio... Todos estaban alrededor de la sepultura y se pusieron una corona de cipreses en la cabeza. Aquí es cuando aparece el Canto de Calíope en este canto se nombra a muchísimos poetas como Gil Polo, Góngora... También podemos señalar aspectos clásicos y de la mitología.

Pero lo curioso es que este canto aparece cantado por una ninfa que se llama Calíope que aparece en la sepultura de Meliso. Después de esto Aurelio dijo que todos se fueran a dormir la siesta en el arroyo de las palmas. Todo por el camino se pusieron a cantar y estando cantando vieron como dos pastoras que resultaron ser Teolinda, Maurisa. Cogían de los brazos a Galercio ya que se iba a caer por el río, pero lo salvaron. Y al cabo de un tiempo se vio a la malvada Gelasia sentada en lo alto de una montaña la cual se puso a cantar pero de pronto echó a correr y la causa de esto fue que venía Lenio para estar con ella, por ello se marchó. Lenio se puso a maldecirse.

Teolinda se puso a contarle que la traidora de su hermana se fue en busca de Artidoro lo encontró. Se hizo pasar por Teolinda y se casó con él. Ya que Galercio estaba locamente enamorado de Gelasia y no de Leonarda. De los dos pastoras que salvaron a Galercio uno era el lusitano con el que iba a casar a su hija Galatea. Y éste le dijo que dentro de tres días sería la boda. Galatea le escribió una carta a Elicio pidiéndole ayuda y él le contestó diciéndole que le ayudaría que no se preocupe. Elicio reunió a todos los pastores para convencer al padre de Galatea para que no la casara con aquel lusitano.

1

9