La fierecilla domada; William Shakespeare

Teatro barroco isabelino. Literatura inglesa. Romanticismo. Obra shakespeariana. Argumento

  • Enviado por: Sergio Fernández de Cossío
  • Idioma: castellano
  • País: México México
  • 4 páginas
publicidad
cursos destacados
Curso de reparación de teléfonos móviles / celulares
Curso de reparación de teléfonos móviles / celulares
El curso de Reparación de Telefonía Celular o Móvil está orientado a todas aquellas...
Ver más información

Curso completo de piano - Nivel básico
Curso completo de piano - Nivel básico
Este curso de piano está pensado para todos aquellos principiantes que deseen comenzar a tocar el piano o el...
Ver más información

publicidad

Ensayo de la obra la fierecilla domada de William Shakespeare

En esta obra el autor retoma, según la introducción, una obra ya antes escrita, pero él le da lo que se le llama el estilo shakesperiano, pues se ve como en sus demás obras teatrales un método de escritura muy clásico de él, por ello, la obra tiene una gran alusión a la época en que el autor está situado, pues su lenguaje es muy del tiempo de la obra. En la cual se plasma como un noble le juega una broma a un borracho y harapiento hombre que se encuentra fuera de una cantina y sedado por los efectos del alcohol, el noble planea bien su bufonada y para ello recurre a los miembros de su corte, así pues confecciona una gran befa en tanto llegan a su casa, en esta, ya instalados, una compañía teatral arriva y pide al dueño de la casa que si puede pasar la noche en sus aposentos, siendo que el noble ya conocía a los cómicos les pide que representen una obra de teatro que el recuerda haber presenciado una vez y que lo hagan así pues con la mayor sutileza posible, pues no es para él sino para un invitado suyo que supone nunca ha visto una obra como estas y por ello la deben representar con la mayor sutileza posible. Al día siguiente el hombre se despierta y el plan se va desarrollando según las aspiraciones del noble y entre todo se presentan los cómicos dispuestos a desempeñar su trabajo y así da comienzo la obra.

Esta sinopsis que hago del comienzo de la obra es un comienzo muy imaginativo y bueno para darle introducción a la obra que es por demás graciosa y divertida, pues William Shakespeare trabajo bien en la obra, pues su narración no es muy extensa, lo que muchas veces hace a una obra tediosa para digerir y mucho menos con lagunas en este campo narrativo, pues lo hace en un punto exacto, cosa que pocos autores logran.

La obra es en resumen un padre (Bautista) que tiene dos hijas por demás bellas y una es “La fierecilla domada” (Catalina) y la otra (Blanca) atractiva y discreta. A la primera nadie la pretende y por ello su padre desea que se case a demás de odiar su forma de ser y lo cruel que se porta con su hermana y por ello no deja que Blanca se case hasta que la primera contraiga nupcias, así pues llega a la ciudad un joven llamado Lucentio que es acompañado de sus sirvientes (Biondello y Tranio) ellos escuchan la conversación entre los pretendientes de Blanca y las dos hermanas, se enamora Lucentio de la joven más dulce y lucubra un plan para poder enamorar a Blanca, pues tiene armas importantes para lograr una estratagema genial, se hace pasar el por Cambio un maestro de Letras, mientras que Tranio se convierte a la vez en Lucentio, él cual va a pretender a Blanca junto con Gremio y Hortensio, Estos al saber que el padre no dejará ver a la hija menor hasta que la mayor no tenga pretendiente también deciden hacer un proyecto para que no se les impida ver a Blanca, Hortensio se hace pasar por maestro de música y así entre los dos (Lucentio y Hortensio) trataran de ganar el amor de Blanca, mientras tanto un amigo de Hortensio he llegado a verle, Petruchio: su nombre, le cuenta al visitado que ha dejado Verona pues su padre ha muerto y busca matrimonio, esto le viene como anillo al dedo a Hortensio y le plantea la idea de enamorar a Catalina, la cual no es más que una mujer que hace con sus palabras molestar al que se le ponga enfrente y decide aplicar una ley (la del más fuerte) y así enamorar a la díscola mujer.

En el párrafo anterior (que sería la síntesis del primer acto) los protagonistas planean entre ellos sus ideas, por consiguiente nos da un adelanto de lo que sigue de la obra y esto hace que nos interese el desenlace, por ello nos adentramos en lo escrito, y nos anima a imaginar un fin, pero conforme la lectura avanza cambia la idea de un final, pues los sucesos que se presentan hacen que de un giro nuestra percepción de la obra, cosa por demás interesante, que trata de hacernos sentir Shakespeare con esta obra y lo cual hace muy bien, por eso cabe decir que es una obra que me ha gustado mucho y sobre todo por el corte que le da el autor, lo que hace que me anime a leer más de este celebre escritor inglés.

Después de una disputa entre hermanas, no muy común, pues que hermano pega a con un látigo al menor, que gracias a Bautista no llegó a mayores, este pleito fue ocasionado por los novios de Blanca, pero habiendo terminado todo llegan así pues Lucentio, Hortensio, Tranio (disfrazados), Petruchio y Gremio se presentan ante Bautista para hacer de su conocimiento de los nuevos maestros y de las pretensiones de Tranio así como las de Petruchio y reafirmar las de Gremio, el dueño de la casa, pues invita a Petruchio a que hable así pues con Catalina, después de haber cerrado el trato sobre la dote que recibiría la hija, Petruchio comienza a hablar con la fiera que no esta dispuesta a ser domada, pues se lo da a conocer mientras Petruchio habla Con ella y esta le deja ir unas cuantas palabras contra él, pero él con astucia le contesta a ella y todo queda en disputa, pero acuerda casarse con ella lo antes posible pero por medio de una clase de enredos hacer que el padre consienta que el matrimonio se realice al siguiente Domingo. Acto seguido Bautista se encuentra contento de tener ya instructores para su hija menor, así pues Hortensio y Lucentio comienzan con las clases y después de una disputa entre quien dará las clases primero hace ver Blanca que ella tiene derecho a decidir, por lo cual escoge a Lucentio este le explica a la joven quien es y cuales son sus pretensiones, pero ella desconfía de sus palabras y va con Hortensio, este le hace al igual que Lucentio ver entre líneas quien es y sus intenciones, pero Blanca no esta en lo más mínimo de acuerdo con Hortensio, pero la apuración de preparar a su hermana para la boda hace que ya no pueda hablar más con Hortensio.

Este es otra de las escenas de la obra, la cuál vemos que se trata de reafirmar la maldad de la hermana haciendo imaginar al lector los azotes que le iba a dar Catalina a Blanca, también la gran imaginación para hacer que Blanca supiera la verdad de lo que tramaban sus pretendientes, pero siempre siendo de una manera amable y fina, otro punto para analizar sería como una boda cambia la situación de los acontecimientos que uno vive y que es por demás que no debería importarnos a menos que fuera nuestras nupcias y no trato de ser egoísta, pero es la verdad o más bien lo que trata de hacernos ver el autor.

En la segunda escena del tercer acto de esta obra que lleva por nombre la Fierecilla Domada del autor William Shakespeare que fue escrita alrededor del año 1593, es ya el domingo, día de la boda de Petruchio con Catalina, y este primero no aparece, los invitados esperando y como es de suponer que la novia este más que enojada, entre tanto Petruchio llega, pero vestido de una forma inapropiada y no accede cambiarse de ropa, pues pese a que el padre le ofreciera ropa no la toma y le alega que es con él y no con sus vestidos con lo que “Lina” contraerá nupcias. Mientras tanto Tranio y su patrón conversan acerca de cómo va la conquista de la dulce Blanca y comentan como el maestro de música lo vigila, también maquinan un plan para que alguien sustituya al padre de Lucentio y de garantía de la viudedad que le pedía Bautista a Lucentio, continuando con la síntesis; la boda se realiza y en ella pasa un pequeño incidente al momento en que el cura le pregunta a Petruchio si acepta a la esposa y él da un grito y después de eso golpea al sacerdote, termina la boda y ya están felizmente casados, cuando resulta que en medio de la fiesta le comenta el marido a la esposa que es necesario irse y van a comentárselo Bautista, que por lo tanto deben abandonar el lugar, obviamente para que Petruchio llevara a cabo sus planes.

En este acto se ve como sigue involucrando la imaginación el autor y como se confecciona paso a paso la verdadera trama, tanto por las ideas que Tranio le expone a Lucentio, así pues como con el marido, que luchará con todas sus fuerzas para domar a su nueva esposa y cree que la única forma de hacerlo es usando la misma técnica que ella, ser un desgraciado con su esposa, por eso el vestido que usó para la boda y golpear al sacerdote, eran pequeñas cosas que hizo con ese fin, por ello es una obra por demás cómica y a la vez entretenida, eso es lo que la hace tan característica.

Bueno pues salen los recién casados y criados a la casa de campo, allá los esperan y antes de llegar entre el frío y el lodo caen del caballo, claro, todo obligado por Pertruchio, y así entre tantas cosas que le hace en su casa de campo a la esposa, para domarla, usa como pretexto que la cama esta mal hecha, para no dejarla dormir, que la comida esta fría o mala, para que no coma y ese tipo de cosas, su plan es que después de tan mal trato, ella estará como una seda para que pueda vivir feliz.

Otra escena se desarrolla en la casa de Bautista, en la cual los “maestros” siguen “acechando” a la hermana de la recién casada, y Lucentio lo consigue y obtiene de ella un beso, en eso Hortensio los ve al igual que Tranio, por esto, los dos deciden renuncian a pretender el amor de una mujer tan cruel y sin más Hortensio, va tras una viuda que lo había estado frecuentando, a lo que Tranio, vestido siempre como Lucentio sale para ir a contarles a los enamorados de lo que ha pasado, en eso llega a la ciudad un pedagogo que viaja de Mantua y que tiene gran semejanza al padre de Lucentio, pero de esto Lucentio se entera por su sirviente Biondello y así pues va Tranio a convencer a este hombre con mentira, pues le dice que el Duque por querellas ha ordenado la muerte a los viajeros de Manta en Padua y le ofrece que se quede en la casa hasta que se vaya, pero a cambio de hacerse pasar por Vicentio y le explica los acuerdos para con el padre de Blanca.

Mientras tanto catalina ya cansada de estar sin comer y sin dormir, le pide a Grumio, el cuidador de la casa de campo de Petruchio que le dé de comer, pero el no hace más que mencionarle platillos y ponerle peros a todo, pero en eso entra el marido con Hortensio y trae el desayuno para ella, en eso le dice que le gustaría ir a casa de Bautista a presentar a Lina con lo mejor de mejor, claro de esa época, por lo mismo llaman a un sastre para que le pruebe los vestidos que trae para Lina, como es costumbre comportándose como un patán Petruchio con el sastre, lo insulta, le grita y le hace reproches sobre su ropa y la esposa al ver que nada le gusta a su marido, lo trata de hacer comprender sobre la moda y todo, pero no lo logra, por eso el sastre sale más que enfadado de no haber podido satisfacer las necesidades de su cliente, luego su amada esposa le hace ver que la hora para salir, hacia Padua, es ya muy tarde y que no llegarían sino hasta la cena, pero a esto Petruchio le contesta que el saldrá a la hora que al él le plazca.

Luego hay varias escenas pequeñas que no describen sino más que nada la presentación de Vicentio, el falso, a Bautista, para darle fe a este último de la viudedad que entregará a Blanca y mientras ellos hablan Lucentio arregla que se realice el matrimonio sin que Bautista se entere, entre tanto, vienen de camino Petruchio, Catalina y Hortensio; cuando hete aquí que se encuentran con el verdadero Vicentio, al cuál ponen al tanto de lo que sucede y le piden que los acompañe para el mismo se cerciore de lo que acontece.

En el momento que están por contraer nupcias Blanca y Lucentio, Biondello, el sirviente de Lucentio se da cuenta que el verdadero Vicentio a llegado y se pone como loco, pues eso estropea todos los planes de Lucentio, mientras tanto este se ha topado con el usurpador, pero este último alega que él es el verdadero Vicentio y logra persuadir a todos, entre la confusión que observa Vicentio cree que su hijo esta muerto, pues ve a Tranio vestido con las ropas más finas, a todos creyendo que es Lucentio y en eso lo manda Tranio a aprender, pero unos instantes después llega Lucentio y explica a Bautista y Vicentio que mientras todos estaban actuando el se ha casado con Blanca, luego de que se ha ordenado todo ofrece Lucentio un desayuno a su nueva familia y en eso en la plática de sobremesa, la viuda de Hortensio, comienza a pelearse con Catalina por que le dice que es un dolor de cabeza para su marido y a continuación de esto se ponen los hombres a platicar, mientras apuestan que Catalina ha sido ya domada a la perfección y por este motivo apuestan 100 coronas, así pues para probar la docilidad y disponibilidad de las mujeres con quien cada cual esta casado, pero de las tres sólo Catalina viene la llamado de su marido, al saberlo las otras dos que ha sido motivo de apuesta su obediencia replican contra sus maridos y en esto Catalina les hace ver como deben de ser para con sus esposos y eso es el final para que se vea como una mujer como es debido.

El final es la parte que más me impacta, pues el autor hizo una gran hazaña al imaginar un final, tan significativo y que al final de todo logro ser más dócil que su hermana misma y que la viuda de Hortensio, por consiguiente no es un final ni cursi ni fuera de tino, sino que por el contrario que es acertado y de los mejores que he leído, en otro aspecto, la obra se apega y nos refleja como ha sido la vida en esos tiempos históricos y sobre todo las costumbres que imperaban en la antigua Gran Bretaña donde se había criado el autor.