La comunicación no verbal; Flora Davis

Psicología. Comunicación humana. Gestos. Expresiones. Saludos

  • Enviado por: Natts
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 6 páginas

publicidad
cursos destacados
Curso completo de piano - Nivel básico
Curso completo de piano - Nivel básico
Este curso de piano está pensado para todos aquellos principiantes que deseen comenzar a tocar el piano o el...
Ver más información

Curso de reparación de teléfonos móviles / celulares
Curso de reparación de teléfonos móviles / celulares
El curso de Reparación de Telefonía Celular o Móvil está orientado a todas aquellas...
Ver más información


La comunicación no verbal

Flora Davis

Flora Davis, la autora de este libro, nos transmite todos sus conocimientos adquiridos de la investigación en el campo de la comunicación no verbal.

Gracias a muchos investigadores especialistas en diversas facetas de la comunicación no verbal, Flora Davis, nos intenta explicar desde un punto de vista menos científicos, con ejemplos del día a día, los temas de los que a ella le parecen más interesantes.

“La comunicación no verbal” expone diversos temas asociados a las investigaciones que se han realizado hasta su momento (1973 cuando fue publicado) sobre la comunicación no verbal.

Comienza aclarando que la comunicación verbal no sería nada si no estuviese acompañada de la comunicación no verbal, puesto que ésta apenas engaña, mientras que la verbal puede verse influenciada por los intereses de la persona. En cambio, todo lo que engloba la comunicación no verbal: gestos, mirada, expresiones, etc. es muy difícil de ser manipulado por el locutor.

Además, los gestos, posturas, etc. exteriorizan lo que cada locutor siente y piensa realmente y acontecen en un tiempo apenas perceptible para el consciente de nuestro cerebro. Sólo analizándolo en películas pasadas a plano lento, el experto en cinesis podrá captar y percibir la comunicación no verbal que está existiendo en ese momento.

Según los especialistas en cinesis, cuando nacen los bebés se les da a conocer su sexo, si son niños se les tratará de manera distinta a si son niñas. Esto hace que los hombres y las mujeres actúen, se muevan, y se comuniquen de manera distinta en todas las culturas, aunque en cada cultura se muevan de manera diferente los hombres y las mujeres. También realza que los seres humanos no establecen la diferencia entre el hombre y la mujer por una sola característica sexual visible, sino por la suma de todas ellas, más el hecho de que los hombres y las mujeres se mueven de manera totalmente distinta.

Se han realizado multitud de estudios acerca de los comportamientos durante el galanteo, y según se afirma en este libro, en la mayoría de las situaciones entre dos o más personas de diverso sexo existe el galanteo aunque no sea de una manera consciente. Analizando películas sobre el galanteo, se ha comprobado, que el “amor” a veces puede hacer bella a una persona: la mirada brilla, las líneas del rostro flácidas dejan de serlo y el labio inferior se hace más pronunciado. También la pareja se ocupa más de su arreglo personal: se tiende a jugar con el cabello y a arreglarse la ropa.

Mostrar las palmas de las manos es otro gesto propio del galanteo, pero que en la vida cotidiana uno solo es consciente cuando no se realiza.

El libro nos explica detalladamente cómo se realizan los estudios de cinesis mediante la proyección de películas en las que aparecen diversos personajes con psiquiatras.

Después de varios años de estudio de estas películas, los especialistas en cinesis han llegado a la conclusión de que gran parte de la base de las comunicaciones humanas se desarrolla a un nivel por debajo de la conciencia, en el cual, las palabras sólo tienen una relevancia indirecta. Al estudiar estas películas, Birdwhistell, descubrió también que la cinesis también se puede descomponer en “kine” movimientos apenas perceptibles, “kinemas” movimientos portadores de sentido cuando se tratan en conjunto. Esta clasificación de movimientos, puede ser alterada y modificada, y algunos sustituir el significado de otros. Las normas de la comunicación humana son tan complejas que no puede ser analizada a simple vista y tienen que ser transcritas, por ello Birdwhistell ideó un sistema taquigráfico.

Gracias a este sistema se ha contemplado lo repetitivo que es el movimiento del cuerpo humano.

Otro de los descubrimientos importantes que comenta el libro es que algunas veces, el comportamiento no verbal, contradice lo que se está expresando, y no subrayándolo.

Una de las ideas más revolucionadoras que aparecen en este libro, es lo que dice el doctor Birdwhistell, que considera que nosotros adquirimos nuestro aspecto físico y no hemos nacido con él. Por eso explica que algunas personas de cierta región se parezcan tanto. Y también porqué marido y mujer se parecen a lo largo del tiempo.

También abarca el tema de la similitud entre gestos de animales y humanos.

Los etólogos han estado estudiando, analizando y comparando los sistemas de comunicación de los hombres y animales. Existen movimientos que son muy similares entre el hombre y algunos simios. Según parece todos los animales salvajes se saludan entre sí, y los simios lo hacen de manera muy similar a la de los hombres.

Aunque existen saludos en ciertas culturas que difieren totalmente de las otras, aun así, el saludo sigue siendo universal a toda la humanidad debido a que se trata de una secuencia de actos y no un acto aislado.

El rostro humano permite realizar multitud de gestos, éstos pueden mezclarse con otros.

Los investigadores de la comunicación no verbal, están bastante interesados en descubrir a través de los gestos cuando una persona miente. Se demostró que hay ciertas personas que no se les nota aparentemente cuando mienten, otras sin embargo, a través de sus gestos, mostraban claramente cuando lo hacían.

También se estudia intensamente las miradas. La mirada fija y sostenida es una forma de amenaza para muchos animales, así como para el hombre. En todas las culturas, la mirada fija es desaprobada, aunque algunas son más estrictas que otras. Esto es debido posiblemente a que el contacto ocular nos hace sentir abiertos, expuestos y vulnerables.

Existen pruebas de que cuando una persona mira algo que le agrada, las pupilas se dilatan.

Las manos, son otro punto importante a tener en cuenta dentro de la comunicación no verbal, puesto que aunque la mayoría de las personas son conscientes del movimiento de las manos de los demás, lo ignoran, dando por sentado que se tratan de gestos sin sentido. Sin embargo, los ademanes comunican: a veces esclarecen el mensaje hablado poco claro, y otras veces revelan emociones de manera involuntaria. Cada individuo posee su propio estilo de gesticular, y en parte, el estilo de una persona refleja su cultura. De la misma manera que cada cultura posee su propio estilo de movimientos característicos, también tiene su repertorio de emblemas, que son los movimientos corporales que tienen un significado preestablecido.

Hay que aclarar que los ademanes han sido estudiados desde diversos puntos de vista, y que cada uno obtiene resultados distintos, aunque todos con una cierta lógica.

Se sabe, que cada individuo posee su propia “burbuja” y si otra persona irrumpe en ella, hará que se sienta incómodo.

En cada cultura, existe una diferente distancia de cada microespacio. Para los norteamericanos por ejemplo, les gusta colocarse a 70 centímetros aproximadamente; sin embargo a los latinoamericanos les gusta colocarse bastante más cerca; esto hace que se cree un problema cuando se encuentran frente a frente.

Pero no es un problema real. Esto viene dado, porque los norteamericanos tienen una cultura de no contacto.

Albert Scheflen descubrió que, con sorprendente frecuencia, las personas imitan las actitudes corporales de los demás; a esto se le denomina, posturas congruentes. Normalmente, cuando dos personas comparten un punto de vista, comparten también la postura. También descubrió que la mayoría de las personas parten de un repertorio de posturas muy limitado y cambian de posición según frecuencias predecibles. En centros de investigación se considera que a veces los problemas psicólogos personales llegan a incrustrarse en la estructura corporal.

Otros especialistas en cinesis han descubierto que el cuerpo del hombre baila continuamente al compás del discurso. Este ritmo se altera cuando existen algunas enfermedades o trastornos cerebrales como la esquizofrenia. A este estudio se le llama la “sincronía interaccional”; esto es casi imperceptible en la vida real, puesto que pasa muy velozmente. Es variable, algunas veces está presente de una forma muy sutil y otras de una manera más intensificada.

El olfato también toma papel en la comunicación no verbal. Aunque en la mayoría de las culturas occidentales se tienden a rechazar los olores. Los olores corporales humanos se intentan erradicar, y ocultar a través de perfumes y otros elementos. Aunque esto bien podría ser una ventaja, puesto que no estaríamos preparados a prestar tanta atención a los olores con las grandes aglomeraciones a las que nos exponemos habitualmente. Aunque existen personas que tienen una aguda percepción olfativa. Al igual que el olfato, el contacto también es un sentido bastante importante en la comunicación no verbal ya que muchas personas entran en contacto cuando están interactuando con otras personas. El contacto es fundamental para un bebe recién nacido, necesita el contacto de su madre, con la que ha estado ligada esos 9 meses, y después del gran shock que supone nacer, privarle del contacto materno es un error. En este libro se cuenta como actualmente, existe muy poco contacto entre las madres y sus hijos.

Rudoloh Laban fue el que comenzó el estudio del “esfuerzo-forma” que se centra en la manera en que se hacen las cosas. En estos estudios se centran en la proporción entre gesto y postura evaluando su participación; las actitudes corporales; el flujo de esfuerzo que puede ser tenso o relajado; el flujo formal y la figura que se refieren al modo en que el cuerpo utiliza el espacio.

En la última parte del libro, Flora Davis da una opinión personal sobre como ve ella el futuro en la comunicación. Da por hecho que todas las personas van a interesarse por la comunicación no verbal y van a seguir las pautas para poder controlar sus gestos, etc. Y ella misma se da cuenta que desde que investigó y realizó todas esas entrevistas es mucho más consciente de la comunicación no verbal que tanto ella como otras personas mantienen.

Opinión personal

Sinceramente, “La comunicación no verbal” me ha resultado un libro bastante pesado de leer. No conseguía avanzar de los dos capítulos por día, puesto que me saturaba el lenguaje que en él empleaba Flora Davis. Nombra mucho investigador, científicos, y libros que no se retienen en la mente, puesto que tienen nombres complicados y lo que hacen desde mi punto de vista es confundir.

Los temas que abarca son interesantes, aunque para ciertas personas puede parecer algo estresante que todos los gestos que hacemos incluso sin darnos cuenta signifiquen algo que en ocasiones no queremos mostrar.

Sin embargo, después de haberme terminado el libro, al repasarlo me ha gustado ir leyendo párrafos de éste y recordarlo y creo que necesito una segunda lectura para que me guste más.

Quizás Flora Davis ve demasiado a la tremenda estos temas, puesto que da por hecho que en el futuro, todo el mundo se va a preocupar por manipular los gestos que realiza para poder mentir y manipular mejor a las personas, en eso yo creo que se equivoca porque ya han pasado unos cuantos años y todavía son minoría los que se preocupan por la comunicación no verbal, a parte de los investigadores y psicólogos.

1

6

natts