La casa de Bernarda Alba; Federico García Lorca

Literatura española contemporánea. Generación del 27. Vida y obra. Argumento y personajes

  • Enviado por: Melyssa
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 6 páginas

publicidad
publicidad

El movimiento está basado en la Generación del 27.

García Lorca, Federico (1898-1936), poeta y dramaturgo español; es el escritor de esta nacionalidad más famoso del siglo XX y uno de sus artistas supremos. Su asesinato durante los primeros días de la Guerra Civil española hizo de él una víctima especialmente notable del franquismo, lo que contribuyó a que se conociera su obra. Sin embargo, sesenta años después del crimen, su valoración y su prestigio universal permanecen inalterados.

Nació en Fuente Vaqueros (Granada), en el seno de una familia de posición económica desahogada. Estudió bachillerato y música en su ciudad natal y, entre 1919 y 1928, vivió en la Residencia de Estudiantes, de Madrid, un centro importante de intercambios culturales donde se hizo amigo del pintor Salvador Dalí, del cineasta Luis Buñuel y del también poeta Rafael Alberti, entre otros, a quienes cautivó con sus múltiples talentos. Viajó a Nueva York y Cuba en 1929-30. Volvió a España y escribió obras teatrales que le hicieron muy famoso. Fue director del teatro universitario La Barraca, conferenciante, compositor de canciones y tuvo mucho éxito en Argentina y Uruguay, países a los que viajó en 1933-34. Sus posiciones antifascistas y su fama le convirtieron en una víctima fatal de la Guerra Civil española, en Granada, donde le fusilaron.

Sus primeros poemas quedaron recogidos en Libro de poemas, de 1921, una antología que tiene grandes logros. En 1922 organizó con el compositor Manuel de Falla, el primer festival de cante jondo (véase Flamenco), y ese mismo año escribió precisamente el Poema del cante jondo, aunque no lo publicaría hasta 1931. El Primer romancero gitano, de 1928, es un ejemplo genial de poesía compuesta a partir de materiales populares, y ofrece una Andalucía de carácter mítico por medio de unas metáforas deslumbrantes y unos símbolos como la luna, los colores, los caballos, el agua, o los peces, destinados a transmitir sensaciones donde el amor y la muerte destacan con fuerza.

Tras los Poemas en prosa, escribió en Nueva York un gran ciclo profético y metafísico en el que el autor apuesta por los oprimidos, sin dejar de sacar a relucir sus obsesiones íntimas. El ciclo iba a constar de dos libros, Poeta en Nueva York, escrito entre 1929 y 1930, pero que no se publicó hasta 1940, y Tierra y Luna, del que algunos poemas fueron incluidos en Diván del Tamarit, concluido en 1934, aunque también se publicó póstumamente.

Calificados muchas veces de surrealistas, los poemas de esa obra clave de García Lorca que es Poeta en Nueva York, expresan el horror ante la falta de raíces naturales, la ausencia de una mitología unificadora o de un sueño colectivo que den sentido a una sociedad impersonal, violenta y desgarrada. Por su parte, los incompletos Sonetos del amor oscuro, escritos durante una temporada en Nueva Inglaterra (Estados Unidos), expresan una desesperación más personal y constituyen unas muestras admirables de erotismo, que sólo recientemente han sido dadas a conocer.

Otro importante poema de Lorca, dentro de la línea del neopopulismo, es el Llanto por Ignacio Sánchez Mejías, de 1935, una elegía compuesta al morir ese torero intelectual, amigo de muchos de los poetas de la generación de Lorca. Mientras que los Seis poemas galegos, del mismo año, consiguen trascender las referencias populares evidentes.

El teatro de Lorca es, junto al de Valle-Inclán, el más importante escrito en castellano durante el siglo XX. Se trata de un teatro de una gama muy variada con símbolos o personajes fantásticos como la muerte y la Luna, lírico, en ocasiones, con un sentido profundo de las fuerzas de la naturaleza y de la vida.

Entre sus farsas, escritas de 1921 a 1928, destacan Tragicomedia de don Cristóbal y Retablillo de don Cristóbal, piezas de guiñol, y sobre todo La zapatera prodigiosa, una obra de ambiente andaluz que enfrenta realidad e imaginación. También pertenece a la categoría de farsa Amor de don Perlimplín con Belisa en su jardín. De 1930 y 1931 son los dramas calificados como “irrepresentables”, El público y Así que pasen cinco años, obras complejas con influencia del psicoanálisis, que ponen en escena el mismo hecho teatral, la revolución y la homosexualidad, a partir de un complejo sistema de correspondencias.

Dos tragedias rurales son Bodas de sangre, de 1933, y Yerma, de 1934, donde se aúnan mitología, mundos poéticos y realidad. En Doña Rosita la soltera, de 1935, aborda el problema de la solterona española, algo que también aparece en La casa de Bernarda Alba, concluida en junio de 1936, y que la crítica suele considerar la obra fundamental de Lorca. Al comienzo de su carrera también había escrito dos dramas modernistas, El maleficio de la mariposa (1920) y Mariana Pineda (1927).

El mundo de García Lorca supone una capacidad creativa, poder de síntesis y facultad natural para captar, expresar y combinar la mayor suma de resonancias poéticas, sin esfuerzo aparente, y llegar a la perfección, no como resultado de una técnica conseguida con esfuerzo, sino casi de golpe. La variedad de formas y tonalidad resulta deslumbrante, con el amor, presentado en un sentido cósmico y pansexualista, la esterilidad, la infancia y la muerte como motivos fundamentales.

La casa de Bernarda Alba; Federico García Lorca

El tema del libro va de que una mujer no deja salir sus hijas y no les deja tener relaciones con hombres.

El tema central aparece normalmente a causa de un conflicto, de un amor imposible por el enamoramiento de 3 de las 5 hijas de Bernarda Alba y la oposición entre el amor y el deseo con la frustración y la desgracia como final.

El autor también presenta en cada personaje sus problemas individuales.

Los personajes sufren por la opresión de la clase social en que viven (Bernarda impone

en sus hijas que se queden solteras, según ella no se necesita un hombre para vivir).

Toda la obra, es una lucha contra las normas establecidas por la protagonista y del pueblo.

Como temas secundarios, Lorca nos quiere presentar en esta obra: la pureza espiritual que Bernarda intenta conseguir, continuar la cárcel en la que viven sus cinco hijas. La herencia es una tema secundario, pero que está presente ya que algunas de las hijas de Bernarda sienten una envidia inmensa hacia Angustias, la mayor de todas ellas

Esta obra se basa en la realidad de aquella época, en lo que lo primordial era mantener el orden y la reputación de la familia de cara al pueblo.

El argumento en si de la obra se clasifica en tres actos. En el primero encontramos que el marido de Bernarda muere y lo entierran, en el entierro las hijas lo critican y entonces Bernarda habla con las hijas y con una de ellas se enfada porque se había fijado en un hombre el mismo día que enterraban a su padre. Bernarda se lo recrimina. Cuando llegan a casa Bernarda habla con las mujeres de luto y hablan sobre si sus hijas tienen de tener novio pero Bernarda dice que no porque los hombres que hay en el pueblo no son del tipo de sus hijas. Después Adela habla con su hermana Magdalena y le dice que quiere salir a la calle y que no quiere que su madre la domine, pero sus hermanas le aconsejan que no o haga y al final no la dejan hacerlo.

Aún estaba medio llorando cuando las otras hermanas vinieron y dijeron que pasaba Pepe el Romano y todas fueron a la ventana para mirarlo pero Adela al principio no quería pero al final no se pudo estar y fue con sus hermanas. Cuando Pepe ya pasó y las hermanas estaban con Bernarda apareció María Josefa que es la madre de Bernarda, y le dijo que se quería casar a pesar de su edad e irse del pueblo, y Bernarda le dijo a la criada que la encerraran a su habitación.

El segundo acto se abre con La Poncia que habla con las hijas de Bernarda sobre sus experiencias con sus hombres. Adela estaba escuchando cuando le preguntaron que qué le pasaba, que tenia cara de cansada, y ella dice que nada, pero al final descubren que esta cansada y con ojeras porque por la noche se pone a la ventana y cuando pasa Pepe se desnuda para que la vea, pero sus hermanas le dicen que nunca será para ella. Entonces las hermanas de Adela discuten con La Poncia, si Adela esta preparada para enamorarse de un hombre como Pepe. Cuando estaban discutiendo sintieron los muchachos que ejercían de segadores, como pasaban por la calle cantando, entonces todas las hermanas se fueron a la ventana a mirarlos.

Cuando acabaron de pasar, una de las hermanas, Angustia, se quejó que alguien le había quitado el retrato de Pepe, y se puso a chillar; de repente salió Bernarda y preguntó quien le había quitado el retrato pero nadie salía, entonces lo buscó y lo encontró entre las sabanas de Martirio; Bernarda la pegó.....

Cuando pasó todo eso, Bernarda ordenó a sus hijas a dormir a la cama y habló con La Poncia. Hablaron sobre las hijas de Bernarda y le explicó que había en el pueblo una mujer que uno hijo y no sabia de quien era y lo mató; des de aquel día esa mujer es maltratada por los hombres... acabaron tarde de hablar y se fueron a dormir.

En al tercer acto encontramos a Bernarda y Prudencia hablando sobre sus vidas y entonces Bernarda le pregunta sobre su marido y Prudencia le responde que esta enfadado con sus hermanos por la herencia y que está enfadado con su hija por contestarle. Cuando acabó el tema, se durmieron.

El día siguiente Adela y Martirio hablaban sobre quien de ellas dos le pertenece Pepe y llegan a la razón de que Pepe solo quiere Angustia por el dinero. Entonces Adela y Martirio discuten y sale Bernarda, y comienza una discusión entre Adela y Bernarda. La discusión llegó al fin de que Bernarda cogió una escopeta y disparó contra Pepe que estaba en la calle, pero no le tocó. Adela se cree que esta muerto y se muere, y entonces con la muerte de Adela, Adela muere virgen. Bernarda dice que nadie diga nada sobre el tiro de la escopeta sobre Pepe el Romano.

Como ya se dice, no es una obra con muchísimos personajes. Existen como en todas los que constituyen el centro y núcleo de la obra y otros que son parte de lo esencial en ella:

Bernarda: Tiene 60 años y es la madre de las hijas del libro. Es una mujer malévola, recta, autoritaria, altanera y egoísta. Vive pendiente del qué dirán sus vecinos.

María Josefa: Tiene 80 años y es la madre de Bernarda. Según se da a entender en la obra, está loca. Pero yo no lo creo así. Porque como dice Lorca: “Cuando se intenta encontrar la libertad, sólo se consigue llegar a habitaciones más cerradas donde se halla la locura-María Josefa o la muerte -Adela. Tal vez, ella haya llegado a tener este estado de locura, pero al menos defiende en todo momento la libertad de la persona, su derecho a recrearse como mujer y a vivir.

Quizás es porque desde que empezó a envejecer Bernarda la tiene encerrada en un cuarto de su casa y por eso siente más la necesidad, aunque sea ya vieja a de ser libre y hacer lo que le apetezca.

Angustias: Tiene 39 años y es una de las hijas de Bernarda, es la hija que se tenia de casar con Pepe el Romano. Ricachona, egoísta y casi cuarentona, reprimida y totalmente individualista.

Magdalena: Tiene 30 años y es una de las hijas de Bernarda. Es comprensiva y buena. Es la única también, que defiende la juventud de Amelia y Adela.

Amelia: Tiene 27 años y es una de las hijas de Bernarda. Es junto Adela, de las más jóvenes. Tímida. Vive con ella, el sentimiento de libertad cerrado. Siente el deseo de casarse y de disfrutar de la vida. No quiere seguir siendo una reprimida como la mantiene su madre.

Martirio: Tiene 24 y es una de las hijas de Bernarda, y quería a Pepe, e incluso le quitó el retrato a Angustias. Es la cuarta hija de Bernarda. Joven. Egoísta, y siente unas ganas de vengarse de su hermana Adela increíbles. Siente ese amor reprimido e imposible.

Adela: Es una de las hijas de Bernarda. Amaba con locura Pepe y estaba convencida que le amaba. Tan sólo tiene 20 años, es la más joven de la casa, la más romántica, la más guapa e ingenua (no se da cuenta que Pepe el Romano, resuelve únicamente sus necesidades sexuales, al ver el problema final en la casa; decide huir como un cobarde. La única que intenta romper todas las normas que su madre impuso desde la muerte de su padre y la que a pesar de todo y de todos intentará conseguir su felicidad.

La Poncia: Es una mujer de 60 años. Que lleva 30 años sirviendo a Bernarda. Está cansada de su egoísmo hacia sus hijas, de que trate tan mal a la gente. Odia la hipocresía. Siempre ha ido con la sinceridad hacia Bernarda por delante. Le enseña incluso los problemas de su casa y ella se dignaba ignorarlos.

Criada: Es una de las criadas de Bernarda y tenia 50 años. No juega un papel importante en la obra, sus apariciones son pocas. Únicamente para opinar y enterarse de los problemas de la casa.

Pepe el Romano: Era el hombre más querido del libro, y se dejaba querer por las hijas de Bernarda, y tenia 25 años.

Otros personajes: Prudencia, Mendiga, las cuatro mujeres y una muchacha. Vecinas de Bernarda.

En cuanto a la estructura interna del libro se divide en tres partes, la introducción, el desarrollo y las conclusiones.

En la primera parte se refleja la manera de ser de los personajes, Como se refleja en Bernarda que es muy exigente y positiva, o como Adela es contraria a las ideas de su madre.

En la segunda parte se be como la madre no deja salir a sus hijas y que tampoco deja tener novios.

En la tercera parte se ve como se desenlaza la historia, con Adela que contesta a Bernarda, Bernarda intenta matar a Pepe con la escopeta....

Por lo que al estilo se refiere el autor del libro, Federico García Lorca, se adapta al tipo de lenguaje según si la gente tiene más cultura o menos cultura. Si el publico es culto la obra la escribirá con un lenguaje culto, en cambio, si el publico tiene un nivel de lenguaje no tan culto, utilizará otro tipo de lenguaje.

La Casa de Bernarda alba es un drama andaluz altamente poético, aunque no emplea versos.

Su intención es artística en todo momento; es la escenificación no de la situación general de las mujeres de España, sino de una familia extrema andaluza.

Aunque no tenga versos no puede calificarse de realista.

Los personajes de ésta: gritan, lloran y se desesperan, solo que no lo hacen en verso

El lenguaje de Bernarda Alba es el lenguaje andaluz llevado muchas veces a su esencia. Utiliza refranes y dichos populares, piropos u obscenidades.

Lenguaje muy natural y cotidiano. Se abandona después para convertirse en lenguaje

cargado de valores dramáticos.

Lento, gradual en el primer acto, rápido en el segundo y muy rápido en el tercero, donde el lenguaje realista se abandona casi desde el principio.

Se puede ver un lenguaje, entendedor, fácil. Que Lorca utilizó en casi toda la obra.

Los refranes y expresiones aparecen casi abundantemente en gran parte de la obra:

Hay que aclarar en parte que el lenguaje de La Poncia, es más vulgar. Acorde con su clase social, es simplemente una criada poco instruida. En cambio el de las hijas o el de Bernarda mismo es mucho más culto

En este libro se refleja la sociedad que había tiempos lejanos, y la falta de libertad y de decisión que había para la mujer en aquellos tiempos.

Casa de Bernarda de Alba, una tragedia que no según el prologo del libro no se considera drama. Es una de las obras teatrales de la literatura La contemporánea más

fáciles de leer, gracias a su vocabulario, sencillo y muy apropiado a cada personaje, los temas tratados ( el amor, la represión, el odio la hipocresía, el egoísmo, etc.) son muy interesantes. Y que a pesar de que la obra estuviera escrita en 1936, refleja muchos problemas de la sociedad actual, sea entre familiares como entre amigos; pero suceden.