Juegos romanos

Historia universal. Luchas de gladiadores. Naumaquias. Termas

  • Enviado por: El remitente no desea revelar su nombre
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 9 páginas
publicidad
cursos destacados
Las Relaciones Culturales entre Gibraltar y la Comarca
UNED
El fin de este curso es profundizar en la peculiar estructura de un territorio marcado por la frontera como es el Campo...
Solicita InformaciÓn

Didáctica de la Historia del Arte. Recursos y Métodos.
Instituto Superior De Arte - I/art
La Historia del Arte es una disciplina científica autónoma, así como una materia necesaria en la educación cultural...
Solicita InformaciÓn

publicidad

LOS JUEGOS ROMANOS

LAS CARRERAS DE CARROS

Uno de los espectáculos preferidos por los romanos fueron las carreras de carros. Se celebraban en el circo de Roma.

ORIGEN E IMPORTANCIA

En la época de Rómulo, fundada Roma, al no haber mujeres y resultar así imposible así tener descendencia y garantizar la continuidad de la ciudad, pidieron a los pueblos vecinos mujeres en matrimonio, se negaron. Rómulo organizó unos juegos del dios Conso; invitó a sus vecinos; los sabinos y aprovechó la ocasión para raptar a sus mujeres (el rapto de las sabinas).

En un principio, los carros eran conducidos por sus propios dueños, gente de la nobleza; pero cuando se convirtió en un espectáculo, los conductores llamados aurigas, eran libertos o esclavos.

Había cuatro equipos o cuadras: rojo, blanco, azul y verde (la aristocracia era partidaria, en general, de los azules, mientras que el pueblo era de los verdes.

LA POMPA

Prueba de origen religioso. Solemne desfile, el cual lo abría un magistrado que patrocinaba los juegos. Iba vestido con sus mejores galas en un carro magníficamente engalanado. Delante iban músicos y danzantes, alrededor, un gran número de clientes vestidos con túnica blanca, detrás, imágenes de los dioses acompañadas de sus sacerdotes.

Si se cometía algún fallo, el desfile tenía que comenzar de nuevo (Ej.: que algún conductor tocara las riendas con la mano izquierda).

LA CARRERA

Acabado el desfile, daba comienzo el espectáculo. Dos tipos:

  • Carreras con tiros de dos caballos: bigas.

  • Carreras con tiros de cuatro caballos: cuadriga (más frecuentes).

  • a. Solían enfrentarse cuatro aurigas, sorteándose el lugar de salida.

    b. El presidente daba la señal de salida con un pañuelo blanco (mappa) y la barrera, que mantenía a cada carro en su carcer, se bajaba.

    c. La competición consistía en dar siete vueltas en torno a la spina , siendo ganador el primero que lograse atravesar la meta, una línea blanca trazada a través de la pista frente a la tribuna de los jueces.

    El auriga vestía una túnica con los colores de su equipo, en su cabeza llevaba un casco y, en su pecho, numerosas tiras de cuero formaban una especie de coraza flexible. Entre estas tiras llevaba un cuchillo con el que, en caso de accidente, podía cortar las riendas que llevaba enrolladas a su cuerpo y así evitar ser arrastrado por los caballos. Las caídas solían ser frecuentes, pues los carros eran cajones sobre ruedas que apenas tenían peso, y, los aurigas, con el fin de ganar terreno, se acercaban lo más posible a la spina, con lo que el menor roce suponía la caída, la destrucción del carro, y, en muchos casos, la muerte del conductor.

    Para un solo día eran doce carreras, pero a partir de Nerón pasaron a veinticuatro.

    LAS LUCHAS DE GLADIADORES

    Los combates de gladiadores apasionaban también a los romanos y constituían uno de los espectáculos favoritos en el circo.

    ORIGEN Y EVOLUCIÓN

    El primar combate tuvo lugar en Roma (246 a.C.). Los hijos de Juno Bruto, quisieron honrar a la muerte de su padre haciendo luchar a tres parejas de esclavos en el Foro Boario.

    Siglos III y II a.C. el número de combates fue aumentando pero habían perdido su significado ritual.

    Estos espectáculos recibían el nombre de munus (regalo), y era el único espectáculo ofrecido por particulares.

    Muchos políticos recurrieron a ellos para ganarse la voluntad de la gente y obtener sus votos en elecciones. Cuando los emperadores se dieron cuando, se hicieron cargo de la organización de la mayoría de ellos, por lo menos de los que se celebraban en Roma.

    El primer anfiteatro fue de piedra (s I a.C.), los munera se celebraban en el circo o en algún lugar acondicionada. A parte de esta fecha fue el anfiteatro. Los luchadores podían enfrentarse entre sí, en parejas o en grupos. Al comenzar el espectáculo, desfilaban dando una vuelta al recinto y, al llegar a la tribuna le dirigían este saludo: Ave, Caesar, morituri te salutant.

    Gradas:

  • La primera grada estaba destinada a las personas distinguidas (vestales, patricios magistrados, senadores y sacerdotes).

  • La segunda grada estaba destinada a caballeros, ejército romano, tribunos de la plebe y los que poseían la ciudadanía romana.

  • La tercera grada estaba destinada a los que no tenían derecho de ciudadanía romana.

  • La cuarta y última grada se situaban las mujeres plebeyas.

  • Se ponía un toldo que maniobraban un equipo de marineros y así aseguraban la sombra al público.

    Bajo la arena se encontraba un amplio sistema de pasillos y habitaciones que servían de almacén para los equipos escénicos, para las jaulas de los animales y también había estancias para los combatientes.

    CLASES DE GLADIADORES

    Los luchadores pertenecían a categorías diferentes, según las armas:

  • RETIARII: iban medio desnudos, con una especie de taparrabos; como armas utilizaban una red con plomos colgantes, un tridente y un puñal. Solían enfrentarse a otro gladiador, llamado SECUTOR (armado con casco, escudo y espada), ágiles movimientos para evitar ser capturado por las redes.

  • MIRMILLONES, SAMNITAS, GALOS Y TRACIOS, que llevaban casco, coraza, escudo, espada y puñal. Iban armados al modo de los soldados de pueblos derrotados por los romanos.

  • ESSEDARII: montaban en carros conducidos por aurigas. Objetivo: derribar al contrincante o destruir su carro. Los combates solían terminar a pie, en el centro de la arena.

  • EQUITES: montaban a caballo, armados de lanza, casco y escudo. Situados en extremos opuestos de la arena, se lanzaba el uno contra el otro con el fin de derribar al contrincante.

  • Cuando caía un contrincante vivo al suelo, el presidente dejaba en manos del público el destino del vencido. Pañuelos al aire, acompañados del grito mitte, señalaban el perdón, pero si debía ser rematado el presidente lo indicaba dirigiendo el pulgar hacia al suelo. Al triunfador se le premiaba con una palma y se le daba una vuelta al anfiteatro.

    ORGANIZACIÓN Y RECLUTAMIENTO

    Para reclutar a los luchadores, el organizador de los juegos recurría al lanista, hombre encargado de dirigir y administrar una escuela de gladiadores. Estas escuelas eran extensos complejos deportivos con salas de entrenamiento, almacenes, fraguas..., donde trabajaba gran cantidad de gente. Había en Roma, pero sobre todo, fuera de la capital: Capua, Alejandría y Pérgamo. Los gladiadores se reclutaban entre:

  • Condenados ad gladium (a muerte) o a trabajos forzados. Podían redimirse de su pena y recobrar la libertad al cabo de tres años, si su comportamiento les hacía acreedores de ese premio.

  • Hombres libres amantes de las sensaciones fuertes.

  • Al inscribirse, prestaban juramento ante el tribuno de la plebe y pasaban durísimas pruebas. El entrenamiento era muy exigente, hasta alcanzar la perfección. Eran muy esmerados en la alimentación y los servicios médicos que recibían. La víspera de un combate, los que iban a competir tenían derecho a una cena especial, que se les ofrecía en un lugar público.

    VENATIONES, NAUMAQUIAS Y DRAMAS MITOLÓGICOS

    Los romanos celebraban otros juegos en los que intervenían animales, se organizaban batallas navales, o se representaban mitos griegos.

    LAS VENATIONES

    La venatio, que siempre aparecían animales.

    Inicialmente consistía únicamente en una exhibición de animales con el fin de impresionar a los espectadores. Estas exhibiciones dejaron de sorprender al romano y fue preciso añadir emociones más fuertes: surgieron:

  • Las luchas de fieras entre sí: con el fin de que los animales se enfurecieran se les quemaba con antorchas, se los pinchaba con aguijones...).

  • Enfrentamiento de hombres contra fieras: Nerón le gustaba bajar a la arena armado con una maza para enfrentarse con un león y darle muerte, pero habiendo tenido la precaución de arrancarle previamente las uñas y dientes. El pueblo, ignorante de la trampa, aclamaba el valor de su emperador.

  • Hombres arrojados a las fieras: era un castigo deshonroso, en principio reservado a extranjeros que desertaban del ejército, más tarde a esclavos condenados a muerte, y en las persecuciones cristianas, a las víctimas.

  • LAS NAUMAQUIAS

    Reproducciones de batallas navales. La primera la ofreció César en el año 46 a.C. en un lago artificial construido en el campo de Marte. Augusto construyó un enorme estanque. Claudio en el lago Fucino. Domiciano en el Coliseo, un complejo mecanismo que permitió convertirlo en una gran piscina. Lo complicado y caro hizo que las naumaquias desaparecieran pasado el siglo I.

    LOS DRAMAS MITOLÓGICOS

    Eran representaciones teatrales en las que los actores morían o sufrían el castigo que dictaba el argumento del mito representado. Tenemos noticias de la representación del mito de Orfeo, el de Dédalo o el de Ícaro.

    Autores trágicos importantes: Séneca.

    Comediógrafos importantes: Terencio.

    LAS TERMAS

    OCIO Y NEGOCIO

    En la Roma clásica había en casi todas las casas un balneum y el que no lo tenía podía acudir a los baños públicos, que abundaban en todas las ciudades, unos construidos por particulares (balnea meritoria), otros, de mayor tamaño y lujo, construidos por el Estado: las termas.

    Las termas eran propiedad del Estado, el arrendador cobraba una pequeña cantidad, en algunas ocasiones entrada libre. La vida en Roma era muy relajada y dedicaban mucho tiempo al ocio: iban a las termas, a las bibliotecas, salas para reunirse, jardines, palestras donde realizar actividades deportivas.

    CALEFACCIÓN Y AGUA CALIENTE

    Un horno, (hypocaustum) bajo una cámara especial y alentado con carbona, irradiaba aire caliente que era conducido por un tubo a través de las cavidades del suelo y de ladrillos huecos de las paredes. Tres calderas de cobre sobre le horno; una para el agua fría, otra para la de agua tibia y la última para el agua caliente.

    Las primeras termas fueron las que inició Dominiano, superadas por las de Caracalla, donde sus suelos estaban cubiertos de ricos mosaicos, y multitud de estatuas y pinturas decoraban sus paredes.

    Frigidarium: era la sala destinada a los baños de agua fría, una gran piscina donde poder practicar la natación.

    Caldarium: baño de agua caliente. Era la habitación más luminosa y adornada.

    Apodyterium: habitación próxima al pórtico de la entrada donde dejaban los bañistas sus ropas. Había un banco corrido y en la pared unas hornacinas sin puertas, donde se depositaban la ropa y los objetos personales, que quedaban vigilados por un esclavo.

    Tepidarium: habitación de temperatura tibia que preparaba al bañista para la de agua caliente.

    ORGANIZACIÓN DE LOS BAÑOS

  • Los baños se abrían al mediodía y se cerraban al ponerse el sol.

  • En los lugares destinados al baño había departamentos separados para hombres y mujeres. Si no había espacios separados, el establecimiento abría unas horas al día para las mujeres y otras para hombres. En algunas ocasiones, se permitió el baño conjunto a hombres y mujeres.

  • Para el baño se utilizaban aceites, pomadas, toallas para secarse y el strigilis, un raspador curvo con el que los bañistas se quitaban los ungüentos que el masajista les daba tras los ejercicios físicos.

  • 1

    1

  • Vídeos relacionados