Judíos en España

Historia Antigua y Moderna. Comunidad judía española. Establecimiento. Pensamiento. Arte hebreo

  • Enviado por: Flash
  • Idioma: castellano
  • País: Argentina Argentina
  • 7 páginas
publicidad
cursos destacados
Cómo montar un Ordenador
Cómo montar un Ordenador
En este curso te guiamos de una forma muy práctica y gráfica, para que puedas realizar el montaje de tu...
Ver más información

Iníciate en LOGIC PRO 9
Iníciate en LOGIC PRO 9
Vamos a ver de manera muy sencilla y en un breve paseo de poco más de una hora como funciona uno de los...
Ver más información

publicidad

Llegada de los judíos a España: 1- Siglo III a.c. Los judíos fueron traídos por Pirro

Fuente Oral. Comentario de Isaac Abrabanel.

2- Siglo II y III d.c. Sarcófago de Terragona, con

Símbolos judíos y textos en Hebreo. Fuente escrita.

3-Siglo II y III d.c. Lapida trilingüe, escrita en Hebreo,

Latín y Griego.

Época Musulmana: Siglo VIII al XV. En el año 711 el conquistador musulmán Tarik, cruza el Estrecho de Gibraltar y comienza la conquista musulmán en Europa. En el norte de España quedaron algunos reinos cristianos y al sur el Emirato de Córdoba. Ellos no obligaron a los conquistados a convertirse sino que protegían a los judíos de las persecuciones de los cristianos, les permitieron reconstruir sus ciudades y rehacer sus vidas.

Edad de Oro: Siglo IX, X y XI. Era una época en la cual la comunidad judía se fue fortaleciendo cada vez más. Los judíos atraídos por las condiciones propicias y seguras que les ofrecían los gobernantes musulmanes. Ellos se fueron interesando cada vez más en su cultura.

Eran tiempos de tolerancia en la cual personas de talento gozaban de libertad para alcanzar muy altas posiciones en el estado musulmán sin importar su origen.

Jasdai Ibn Shaprut: estudio lenguas y medicina, fue nombrado ministro de relaciones exteriores atendía asuntos entre el Califa y otros reyes y otros gobiernos y también cobraba impuestos en los puertos aduaneros.

Shmuel Halevi: también llamado Hanaguid (el príncipe). Por su facilidad para la escritura, la poesía y su inteligencia, fue nombrado secretario del visir de Granada cumpliendo su función durante 25 años.

Iehuda Halevi: era un escritor, pensador y poeta de extraordinario talento, vivió en varios lugares de España. Su sueño inalcanzable era establecerse en Israel. Su obra filosófica más importante es el Cuzari, en la cual un rey de Caucáseo se convierte al judaísmo al encontrar las verdades de esta religión.

Maimónides (Rabí Moshe Ben Maimón): es considerado el más grande pensador judío de todos los tiempos. Fue filósofo, medico, comentarista de la Mishna y el Talmud y jefe de una comunidad judía en Fostat, Egipto. Sus obras más importantes fueron Mishne Tora, More Nevujim y Guía de los Perplejos. Cuando la ciudad de Córdoba fue ocupada por los almohades, tuvo que retirarse con su familia y peregrinar por distintas ciudades hasta establecerse en Fez.

Kehila: la kehila fue en la Edad media una sociedad de individuos activos que regulaban la vida judía en todos sus aspectos. Era asimismo tribunal ético, sanedrín y marco en el que todos participaban de todos los acontecimientos tristes o felices del grupo.

Adaptación de la kehila a la sociedad gentil: Los judíos en la Europa Cristiana Medieval viven en una organización feudal que cree en una sola religión, que afirma ser la única religión verdadera, pero sin embargo los tolera. A los judíos se les concede ciertos derechos, lo cual les asegura una especie de status legal separado de la sociedad circundante.

Los judíos requerían cierto grado de autogobierno, por lo tanto tenían interés en recibir derechos de autonomía. Al mismo tiempo el mundo medieval era bastante inseguro por lo tanto requerían de protección y amparo que solo podía ser otorgado por el señor feudal.

La concesión de derechos a los judíos se llevaba a cabo a través de un documento jurídico obligatorio, el cual le otorgaba a la Kehila derechos como corporación. Este documento recibía el nombre de Ketav Kium o Carta de privilegios.

Kehilot Ashkenaziot: la conducción de estas se dividía en dos áreas:

Secular: % Parnasim o Rashim (lideres político-organizadores de la kehila)

% Shtadlan (intercesor entre la kehila y el poder gentil)

Espiritual: % Talmidei Jajamím (autoridad espiritual, maestros, jueces y predicadores de

la moral)

Almajas (Kehilot Sefaradiot): la conducción constaba de:

% Naguid

% Consejo de ancianos

% More (maestro)

% Rav de la corte

Problemáticas comunes:

A. Cómo adecuar las leyes judías a las leyes del pueblo: cuando se presentaban contradicciones entre las leyes del pueblo y la ley gentil, debía actuar de acuerdo a la ley del reino siempre y cuando no contradiga las leyes de la Tora.

B. La toma de decisiones: la toma de decisiones la llevaban a cabo los miembros “dignos” de la kehila quienes votaban por mayoría. Los casos particulares se los veían hasta llegar a un acuerdo entre la Kehila y la persona afectada.

C. Distribución del pago de impuestos: los miembros de la kehila declaraban ante un “maarajim neemanim” (tasadores) los bienes que poseían y sus ingresos y con respecto a eso se les calculaba el pago de los impuestos.

Rabenu Guershom: era un sabio estudioso de la Tora quien fue tomado en la kehila de Maguncia como líder espiritual. Creo varias Takanot (ordenanzas) que se implementaban en las Kehilot Ashkenaziot, tales como la unificación de la familia, los derechos de las mujeres, mejoramiento de las relaciones entre judíos, el respeto y cuidado de la privacidad, la tolerancia a los judíos conversos que volvieron al judaísmo y el evitar los errores en las copias de los manuscritos sagrados.

Rabí Shlomo Itzjak (Rashi): nació en 1040 en la ciudad de Troyes, Francia. Estudio Tora con alumnos de Rabenu Guershom y también lenguas, filosofía y ciencias. Además fue Rav de su Kehila y Av-bet-Din (jefe de tribunal). Su obra principal consistió en la elaboración de un método para una mejor comprensión del Talmud. Sus comentarios eran tan importantes que aparecieron en las impresiones del talmud.

Asambleas de Shum: eran reuniones que comenzaron en el siglo XII, llevadas a cabo una vez por año en alguna ciudad o feria importante. En estas intervenían los jefes de las comunidades, que en muchos casos también eran sabios destacados, para discutir y resolver los problemas que iban surgiendo en las Kehilot siempre de acuerdo a la Halajá.

Las cruzadas: fueron expediciones religioso-militares, realizada por los cristianos de la Europa Occidental desde 1905 hasta mediados del siglo XIII. Fueron 7 u 8 en total.

Las comenzó el Papa Urbano II cuyo objetivo era recuperar los lugares santos de peregrinación en Tierra Santa (Palestina) que habían caído en mano de los turcos musulmanes.

Causas de las cruzadas: % Políticas: contiendas entre la iglesia y la nobleza.

% Sociales: Nobles rebeldes. Derechos de los campesinos

Pisoteados.

% Demográficos: alta densidad de población.

% Económicas: Malas cosechas. Rutas comerciales bloqueadas.

Robos a mercaderes.

% Religiosas: recuperar los lugares santos en Palestina.

Daños producidos a los judíos: durante las cruzadas los judíos fueron afectados de diversas formas. Los cruzados atacaban sus kehilot que se encontraban de paso a Palestina, los reyes eximían de las deudas a la gente que les debía a los judíos y el pueblo en general los agredían constantemente. Esto genero un odio ciego a los judíos y causo su aislamiento en el mundo en el que vivían.

Oficios de los judíos en la Edad Media: los oficios que los judíos ejercían eran:

  • Dentro de los servicios comunitarios había jazanim, melamdim y grabaim, quienes se encargaban de la recaudación de impuestos, shojatim (matarifes) e inspectores.

  • Dentro de la agricultura había judíos poseedores de tierras en España e Inglaterra, judíos campesinos y viñetarios en Grecia, Italia y Francia y judíos arredentarios, administradores de tierras ajenas. Ellos llevaban a cabo una pequeña industrialización de los productos agrícolas, produciendo vinos, harina y aceites, los cuales se comerciaban al exterior, en las ciudades y en el campo.

  • Los oficios y artesanías que había eran: panadero, carnicero, tejedor, tintorero, sastre, peletero, zapatero, peluquero, perfumista, orfebre, artesano vidriero, herrero, carpintero y talabartero. Algunos de sus productos se comerciaban en el exterior o dentro de la ciudad.

  • Dentro de lo financiero se llevaba a cabo la acuñación de monedas, la contaduría y administración del tesoro real y se hacían préstamos con intereses a: reyes y funcionarios, a miembros del clero e iglesias, a municipios y a individuos.

  • También existía un estrato social de pobres cadenciados que no podían mantenerse por sus propios medios y cuya subsistencia dependía de los fondos de tzedaka destinados por la kehila.

Los judíos en el préstamo a interés: se dedicaron a la usura por diversos factores:

  • Tenían permitido ejercer la usura, a diferencia de los cristianos.

  • Poseían mucho dinero de su actividad comercial anterior, a pesar de que había poco dinero circulando.

  • Empezaron a tener competencia en el comercio porque los católicos comenzaron a viajar por las vías marítimas.

  • El odio antijudío provoco que fueran saqueados y atacados.

  • La aparición de gremios, los cuales eran católicos, produjo que los judíos se quedaran fuera de varias actividades comerciales.

Actitudes religiosas frente a la usura: La iglesia decía que el préstamo a interés o usura era una abominación, porque decía que era una actividad sucia que contaminaba el alma, y por tanto, estaba prohibida su práctica. También decía que el comercio en general, era reprobable, y en particular, el comercio de dinero. Este, era considerado peligroso para el alma, pues desde el punto de vista de la iglesia, la apartaba de sus verdaderos fines espirituales.

En cambio la Tora decía que solo estaban prohibidos los préstamos con intereses para sus hermanos judíos.

Protección a los judíos: gozaban de la protección de la corona ya que pagaban los impuestos puntualmente y eran fieles al señor feudal (nunca causaban problemas y obedecían sus órdenes al pie de la letra). Además el señor feudal les otorgaba autonomía en el gobierno y en la economía.

Comercio Judío: se pueden destacar dos observaciones las de Dinur y las de Pirenne:

Dinur decía que las características del comercio de los mercaderes judíos eran:

    • Un gran alcance, ya que comerciaban entre diferentes países y ciudades, y comerciaban mercaderías de exportación, productos alimenticios de diversos tipos, vestimentas y calzados y también artículos de lujo y ornamentación.

    • Su gran organización, ya que mantenían relaciones frecuentes y estrechas entre los judíos de diferentes lugares, formaron sociedades entre ellos y los dueños del dinero efectivo y artesanos, y contaban con diversos medios de transportes, que en su mayoría eran propios.

    • Métodos innovadores como el uso de ordenes de pago (similar al actual cheque), lo cual daba mayor rapidez y seguridad a las actividades comerciales, y el pago de adelantos o anticipos a los productores, los cuales ayudaban a mantener proveedores estables y clientes fijos.

En cambio Pirenne decía que no había otros mercaderes que no sean los judíos y que lo único que ellos comerciaban eran especias y telas preciosas provenientes de Egipto, Siria y Bizancio, los cuales estaban dirigidos a una clientela muy reducida, y que sus ganancias debieron de ser muy importantes, pero al final de cuentas se debe considerar que su papel económico fue accesorio. El orden social no hubiera perdido nada si hubiera desaparecido.

En conclusión Dinur decía que los judíos eran importante comerciantes, con un gran organización y que utilizaban métodos efectivos, en cambio Pirenne decía que solo comerciaban cosas destinadas a la aristocracia, por lo tanto su papel económico era accesorio.

Situación jurídica de los judíos: en la Europa Medieval Cristiana se los consideraban a los judíos como siervos de la cámara del rey, siervos del rey, siervos perpetuos, etc., según los siguientes fundamentos:

% Fundamento Jurídico: se lo consideraba al judío como un extranjero permanente según la tradición germánica.

% Fundamento Religioso: se los consideraban deicidas (asesinos de dios), por lo tanto los señores en nombre de dios podían quitarles sus pertenencias.

% Fundamento Histórico: los judíos habían sido traídos a Roma como esclavos.

% Fundamento Económico: engrandecían el tesoro del rey.

Expulsión de los judíos de Inglaterra: esta se llevo a cabo debido a que el gobierno de Inglaterra, el cual poseía un modelo administrativo ordenado, comprendió que los judíos manejaban gran parte del dinero del dinero del país, por lo tanto decidieron privarlos de la usurearía. Luego con la aparición de los usureros Italianos, sumado a lo sucedido con los judíos, el reino de Inglaterra opto en 1290 por echar a todos los judíos del país.

Presión popular antijudía: en la sociedad judía medieval se transmitieron valores y mensajes en contra del judaísmo a través de diferentes medios (caricaturas, espectáculos públicos, pinturas, canciones y esculturas).

Se acostumbraba a llevar a cabo Dramas de la Pasión en los cuales se remarcaban a los judíos como asesinos de Jesús (deicidas) y a Judas Iscariote como un judío traidor, avaro y codicioso, quien vendió a Jesús por muy poco dinero.

Se tomaba a Jesús como la encarnación del bien, quien había venido a salvarla, y Satanás como la encarnación del mal, como la encarnación del mal, quien había venido a destruir a la humanidad. Por lo tanto a los judíos se los consideraba seguidores del Diablo, traidores, interesados, etc. y se los relacionaba con todo lo malo (excrementos, suciedad, cerdos, diablo, codicia).

Acusaciones a los judíos:

  • Asesino Ritual: se decía que los judíos sacrificaban un niño cristiano para la Pascua. La elección del lugar donde se realizaría se elegía un año antes en una asamblea de rabinos.

  • Profanación de la Hostia: se creía que los judíos conseguían clandestinamente una hostia, la cual la mutilaban de todas las formas posibles (mordían, quemaban, cortaban, trituraban, etc.), lo que producía que brote sangre de la hostia y se produce algún acontecimiento milagroso.

  • Los Judíos como Brujos, Magos y Envenenadores: se consideraba a los judíos practicantes de la magia debido a que Satanás (quien era constantemente relacionado con los judíos) concretaba los deseos de sus cómplices en la tierra, brujos y brujas, que planeaban derrocar y destruir a la cristiandad.

  • La Peste Negra: se pensaba que los judíos eran quienes propagaban la peste negra, ya que ellos eran los menos afectados gracias a sus medidas de higiene. Se creía que contaminaban el agua para poder contagiar a lo cristianos y poder aniquilarlos.

  • Expulsión de los Judíos en Francia: luego de la expulsión de los judíos de Inglaterra en 1290 se establecieron en Francia. Los judíos fueron expulsados reiteradas veces, por diversos motivos (económicos, sociales y religiosas), aunque terminaban volviendo a pedido de los reyes franceses, ya que su ausencia producía una negativa sobre la economía. Esto fue así hasta que en 1391 los judíos fueron expulsados definitivamente.

    Código de las siete partidas: eran leyes antijudias creadas durante el reinado de Alfonso X y entran en vigencia cien años después, 1365. Estaban destinadas para controlar a los judíos, que la religión no progrese, destruir el judaísmo, que no aumenten los adeptos, eliminar las relaciones entre judíos y cristianos y para discriminarlos.

    La Situación de los Judíos en la España Cristiana: luego de la reconquista los reyes españoles buscaban poblar los territorios de España, por lo cual les convenía poseer habitantes judíos, además eran una importante fuente de dinero para el rey. En cambio la Iglesia y los comerciantes y artesanos cristianos los odiaban por su religión y los consideraban eran una competencia económica.

    Judíos Conversos: en el año 1391 se produjo una ola de conversiones de judíos, produjo diversos problemas sociales y religiosos. Los nuevos cristianos gozaban en todos los aspectos los mismos beneficios que la sociedad cristiana, lo que les permitió acceder a nuevas fuentes de poder y a elevadas clases sociales, lo que antes tenían prohibido por ser judíos. Esto produjo envidia hacia los nuevos cristianos por su posición privilegiada en la escala social y económica y la sospecha de que mantenían el judaísmo utilizando el cristianismo como una pantalla. A los conversos se los comenzó a llamar despectivamente marranos.

    La Iglesia comprendió que fue un error tratar de convertir a la fuerza a tantos judíos al cristianismo y comenzó a sospechar que muchos aun practicaban la religión en secreto, a esos judíos se los llamo criptojudíos o herejes judaizantes.

    Unificación de España: en el año 1469 Fernando de Aragón e Isabel de Castilla contraen matrimonio, unen dos de los bloques que formaban la Península Ibérica en un solo reino. Juntos se proponen terminar definitivamente con la reconquista, restablecer la autoridad del estado y hacer de España una potencia internacional. En el año 1479 se decidió por formar una unidad religiosa, por lo tanto debían terminar con el tema de los conversos y la cuestión de los judíos, por lo tanto se creo la Inquisición Española.

    Inquisición Española: era un tribunal creado por la corona y la Iglesia a fin de vigilar la pureza de la fe de los nuevos conversos. Este fue creado porque los Reyes Católicos por estos factores:

    • La determinación de lograr la uniformidad religiosa en España, a pesar de su gran población judía y musulmana.

    • El fracaso de la política de conversiones forzosas para realizar este fin.

    • El miedo de que las medidas incompletas pudiesen ocasionar una contaminación de la cristiandad, en la que los falsos cristianos pervirtiesen a los verdaderos.

    El Papa en 1478 autorizo a los Reyes Católicos a crear un tribunal de la inquisición y les concedió la conducción de este mismo. En 1480 se creo se determino que todos los judíos deberían ir a vivir en juderías y en 1481 se instalo el primer tribunal en Sevilla.

    La Inquisición: este fue un tribunal eclesiástico creado en el siglo XIII a fin de juzgar los delitos de herejía, la cual se había convertido en un serio problema para la Iglesia Católica. Hereje se consideraba a cualquiera que seleccionase sus propias creencias y verdades. Únicamente los cristianos podían ser considerados herejes.

    El procedimiento de la Inquisición española:

  • Los inquisidores se instalan en la ciudad y publican un “edicto de gracia o de edicto de fe”, que era una invitación para denunciarse a si mismo o para denunciar a otro judío.

  • Sugerían a la gente para ir a denunciar.

  • Anotaban todos los datos en un sumario y calificaban al hereje según en diferentes nivel.

  • Cuando se consideraban que los hechos anotados eran positivos, se hacia un pedido de arresto, detención y encarcelamiento.

  • Se torturaban a los detenidos para que confiesen a fin de obtener más información.

  • Se determinaba si el acusado era culpable de herejía, y si esto era así seleccionaba la pena.

  • El ultimo paso era el “Auto de Fe”, una ceremonia religiosa y civil, en la cual se leía y se llevaba a cabo la sentencia. En esta concurrían las autoridades y el pueblo (la asistencia era obligatoria).

  • Aquellos que no eran condenados a la muerte, se les daban otras penas, siendo la prisión la más frecuente. Todas las condenas del santo oficio también implicaban el embargo de todos los bienes del condenado y la infamia asociada a su nombre y al de sus descendientes. Si bien se habían salvado de la muerte física eran considerados muertos en lo civil y en lo económico.

    La expulsión: ante la imposibilidad de dar solución al problema de los conversos quedo claro que la crisis no podría ser resuelta mientras los nuevos cristianos estén en contacto con los judíos. El Inquisidor General Tomas de Torquemada pidió a los reyes de tomar medidas drásticas con los judíos, aunque los monarcas se negaron ya que todavía faltaba por conquistar Granada, la cual estaba en manos de los musulmanes, y los judíos aportaban un gran capital, el cual servia para afrontar la guerra.

    Cuando se completo el proceso de la reconquista en 1942, los reyes firmaron un decreto cediendo a la Iglesia y en especial a Torquemada el permiso para llevar a cabo la expulsión.

    En el decreto se decía que los reyes ya habían tratado de todo con ellos (convertirlos al cristianismo, castigarlos, etc.) y por lo tanto se decidió echarlos de España. Para esto tendrían cuatro meses en los cuales deberían vender, permutar, donar sus bienes, porque no se les permitiría salir del país con oro plata dinero y monedas y otras cosas que estén prohibidas sacar. A todo judío que se lo encontré en el país o alguien que este escondiendo a alguno, luego de los cuatro meses, se les retirarían todos los bienes y se los condenaría con la pena de muerte.

    Vídeos relacionados