Juan Pablo II

Biografía y pontificado. Teología. Nacimiento e infancia. Juventud. Karol Wojtyla. Obrero industrial. Universidad. Sacerdote. Obispo auxiliar. Obra e influencia. Pensamiento. Religión. Creencias

  • Enviado por: Ana
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 11 páginas
publicidad
publicidad

Juan Pablo II

NACIMIENTO Y NIÑEZ

Según la versión Wojtyta no hubo dolor. En el momento del nacimiento, la madre pidió a la partera que abriera la ventana para que los primeros sonidos que oyera el recién nacido fueran los cánticos en honor a María, madre de Dios.

La partera se apartó del pie de la cama y abrió de par en par los postigos. De súbito, el pequeño dormitorio se inundó de luz y del sonido de las vísperas de mayo en honor de la Santísima Virgen, desde la iglesia de Nuestra Señora, precisamente en el mes de María. Y, así, los primeros sonidos escuchados por el futuro papa Juan Pablo II fueron los himnos a María entonados en la Iglesia parroquial justo en frente del lugar donde nació, un humilde piso propiedad de unos judíos en la población de Wadeowice, en Galitzia.

* * *

Desde la muerte de su madre la única fuente de alegría fue su hermano Edmund que desgraciadamente murió el 5 de diciembre de 1932, está muerte fue experimentada por Karol con mayor conocimiento. Tras la muerte de Edmund el padre de Karol se encargó totalmente de él; tan pronto jugaban al fútbol como zurcían calcetines.

Karol Józef Wojtyla fue concebido en tiempos de guerra entre la recientemente independizada Polonia y la República Soviética de Lenin. El 7 de mayo de 1920, en el último mes de embarazo de Emilia Wojtyla, las fuerzas polacas arrebataron al Ejército Rojo la ciudad de Kíev. Emilia contrató a una partera y preparó la habitación para su hijo. Tenía 36 años era una mujer frágil; seis años antes había perdido una hija, Olga. Su marido de 46 años de edad era teniente pero era ya mayor para acudir al frente, de modo que tuvo que velar por su hijo de 13 años, Edmund, durante el difícil embarazo de Emilia.

El 18 de mayo, día del parto de Emilia, miles de polacos se alineaban en las calles para aclamar a Pilsudski conquistador de Kiev. Ese día la nación polaca proclamaría al mundo que había recuperado su grandeza de antaño.

En 1904 Karol y Emilia Wojtyla recién casados se trasladaron a Wadowice, en la que Karol Wojtyla servía como escribiente. En 1906 nació su primer hijo Edmund que era una joya; en 1914 nació Olga que murió tempranamente desde entonces la salud de Emilia fue precaria pero el nacimiento de Karol le mantuvo el ánimo. Karol fue educado por Emilia cristianamente, aprendió pronto a hacer la señal de la cruz y leía a menudo la Biblia; cuando Karol empezó a asistir a la escuela a los 6 años la vida de Emilia se tornó más fácil pero su estado continuo empeorando. Los logros de sus hijos le deportaron grandes alegrías: Edmund estudiaba para médico y las calificaciones de Lolek eran excelentes.

El 13 de abril de 1929 Emilia fue trasladada al hospital y Lolek recibió con brusquedad la muerte de su madre. Dado al amor que Lolek tenía hacia su madre Juan Pablo II resalta que las madres dan la vida por sus hijos.

JUVENTUD

A la edad de 18 años, Karol y su padre abandonaron Wadowice y marcharon a Cracovia. Fue a una universidad llamada Jagellónica, inició la licenciatura en Lengua y Literatura polacas.

Los reglamentos de la facultad de letras le obligaban a un mínimo de 10 horas de clase por semana: Karol se inscribió en 36, los temas le apasionaban.

Solía charlar con un sacerdote, Figlewicz, con frecuencia. El primer viernes de cada mes se confesaba.

Su principal afición era el teatro; se incorporó a "confraternidad teatral", grupo universitario responsable de preparar las representaciones ruidosas del mes de mayo. Escogen "El caballero de la luna". A Karol le toca interpretar el papel de "Taurus".

El joven Karol Wojtyla fue un estudiante feliz. Lástima que su felicidad duró sólo un curso: en septiembre de 1939 comienza para Polonia la página más sangrienta de su historia.

El 1 de septiembre fue primer viernes de mes y Caerle Wojtyla, estudiante de segundo curso de Filología polaca en la universidad de Cracovia, fue a confesarse y a ayudar al padre Figlewicz en la misa pero aquel día no pudieron terminar la conversación. Hitler decidió la "Guerra Relámpago". Las tropas alemanas cruzaron la frontera polaca: es la guerra. La radio transmite que los hombres y mujeres mayores de 14 años deben dirigirse hacia el este pero cuando llegaron les obligaron a regresar a Cracovia; encontraron la ciudad custodiada por patrullas alemanas, y en la torre más alta una bandera con la cruz gamada. Los jóvenes polacos habían perdido la guerra sin empuñar un fusil.

KAROL WOJTYLA, OBRERO INDUSTRIAL

Caerle Wojtyla, a causa de la guerra, interrumpió sus estudios y trabajó como obrero en las canteras de piedra de las industrias químicas Solvay.

Los nazis llevaron a la práctica un programa que tendía a machacar la esencia de Polonia, sus reservas espirituales: la fe religiosa y el fervor patriótico. La primera medida fue cerrar para siempre las universidades, las escuelas técnicas y los centros de enseñanza superior de toda Polonia.

Caerle había formalizado ya su inscripción para el curso 39-40 pero Hitler consideraba a los polacos una raza d esclavos y ordenó eliminar todas las semillas culturales.

Solamente existía un medio para liberarse de la deportación y quizás de la muerte: Ocupar un puesto en las brigadas de trabajo, naturalmente militarizadas. Los alemanes no podían fiarse de colocar aquellos muchachos humillados en las filas de su ejército. Y de momento ni siquiera los necesitaban.

Caerle Wojtyla, uno entre tantos, con el sueño universitario truncado, buscó trabajo. Él y su compañero de universidad Juliesz Kydrinski se colocaron en las canteras de piedra de Zakrowet, que servían materiales a la fábrica química "Solvay".

Cuando les trajeron a la fábrica, Caerle ocupó un puesto en las calderas y después en un depurador. La "Solvay" producía sosa para industrias de jabón, vidrio y papel.

RESISTIENDO AL INVASOR

La promoción universitaria a la que pertenecía Caerle, decidió poner en marcha una iniciativa para defender los valores culturales y religiosos de Polonia frente a la invasión germánica. Crearon un grupo teatral, que se llamó pomposamente "Teatro Rapsódico", dirigido por Mieczyslaw, que llegaría a ser uno de los actores y directores más afamados de Polonia. El grupo se estrenó con una obra del poeta Julius Slowacki titulada "Krol Duch" ("Rey Espíritu") drama histórico en torno a la figura de San Estanislao, obispo de Cracovia, defensor insobornable de la fe, asesinado en 1079 al pie del altar por haber plantado cara al rey Boleslao. El éxito fue rotundo, y consagró como primer actor al joven Caerle Wojtyla.

La gente acudía entusiasmada en las veladas del "Rapsódico". Aquellos jóvenes consiguieron mantener encendida una antorcha sagrada y calentar con ella el corazón temeroso de sus compatriotas. El milagro estuvo en que nunca los cazara una patrulla de vigilancia nocturna.

Por estas fechas, del año 40 al 42. le ocurrió a Caerle un percance no muy claro: Dicen que yendo al trabajo cayó al suelo víctima de un atropello. A causa de este accidente Caerle pasó varias semanas en el hospital con fractura de cráneo.

En 1941 el padre de Karol cayó enfermo y Karol tenía que trabajar en las canteras, cuidarlo y encargarse de la casa. La madre de su amigo Juliusz se ofreció para ayudarles. Una tarde, al llegar Karol del trabajo, encontró a su padre muerto: El señor Wojtyla había partido silenciosamente y Karol se lamentó:

Me ha ocurrido por tres veces una gran tristeza. Todos ellos, mi madre, mi hermano, mi padre, se fueron de este mundo sin que yo tuviera el consuelo de acompañarles en el último instante.

Una persona que influyó poderosamente en la vida espiritual de Karol fue Ian Tyranowsky, "el sastre místico" que dirigió a Karol por el camino cristiano.

KAROL WOJTYLA SERÁ SACERDOTE

Karol tuvo la fortuna de conocer una familia de apellido Szkock, que le acogió cariñosamente como uno de los suyos. Pronto los amigos de trabajo, de oración y de teatro vienen con Karol a merendar, a charlar, a descansar bajo el techo de aquella familia.

Los amigos del círculo Tiranowski habían notado que en la primavera de 1942 Karol consumía todas las tardes libres de compromiso teatral en largas sentadas solitarias ante una virgen auxiliadora que preside un altar de la parroquia salesiana. Allí había ido madurando una vocación. La hizo pública el propio Karol a sus amigos del "Rapsódico " cuando preparaban un estreno: Que dieran su papel a otro porque quizá él no podría acudir siempre a los ensayos. La vocación de Karol surgió pues, en el clima espiritual y heroico de la resistencia polaca.

PROFESOR UNIVERSITARIO Y OBISPO AUXILIAR

Dos días a la semana Karol dará sus clases en Lublin y el resto de la semana continuará sus trabajos pastorales con los estudiantes de Cracovia. Además su arzobispo le encarga la cátedra de ética en el seminario sacerdotal.

Don Karol viaja de noche, toma un tren a las once y lega a la estación de Lublin a las cinco de la mañana. El departamento de ética tiene como titular al dominico padre Bednarski, a cuyo lado funciona Wojtyla como profesor agregado. En este trabajo permanecerá desde los treinta a los cuarenta años y desarrollara su pensamiento: "El hombre" era el centro de enseñanza. El hombre, la persona humana, es sagrado, en el pensamiento de Wojtyla.

Karol Wojtyla no iba a ser definitivamente un "filósofo". La divina Providencia tenía bien tejidos sus hilos. A las puertas del verano de 1958, muere el obispo auxiliar de Cracovia. Comienzan a circular listas con el nombre de los candidatos para sucederle. Los curas de Cracovia no incluyen en ellas a don Karol: demasiado joven, demasiado intelectual...

Sin embargo, el arzobispo de Baziak destrozó los pronósticos: Eligió a Wojtyla. Ocurrió en pleno verano, el 4 de julio, de 1958. Tenía 38 años, el más joven de los obispos de Polonia en aquel momento: "auxiliar del administrador apostólico de Cracovia, monseñor Eugenio Baziak".

UN JOVEN OBISPO AMIGO DE TODOS

En julio de 1958 Karol Wojtyla es nombrado obispo auxiliar de Cracovia. Tenía 38 a los el más joven de los obispos de Polonia en aquel momento.

El caso es que en los días de su consagración episcopal hubo ya presentimiento. Existe una foto de Karol con dos líneas escritas al margen por abuela Irene. Ella se metió a profetisa y vaticinó con letra firme: "Este un día llegará a Papa de Roma".

Monseñor Baziak le encomienda dos tareas principales: una llevar adelanta la visita pastoral de los pueblos de la diócesis otra continuar como profesor de Ética en el Seminario de Cracovia y en la Universidad de Lublín.

Monseñor Wojtyla, decidido a no interrumpir su producción filosófica en las revistas del ramo, va a quedarse muchas noches sin dormir.

Los sacerdote de la diócesis le llaman "don Karol" y "doctor Karol". Le aguardan con ilusión en sus parroquias para la visita pastoral que han preparado con sumo cuidado.

Las visitas pastorales son prácticamente idénticas en todas partes y constituyen un día de fiesta para la comunidad esperado con entusiasmo. El obispo corresponde con su amabilidad. Valora el esfuerzo y el trabajo de los sacerdotes y fieles, les anima en sus dificultades.

Por testimonio de los curas de Cracovia sabemos que "don Karol", el joven obispo, procuraba con especial interés suavizar las tensiones que siempre se han planteado entre sacerdotes mayores y sacerdotes jóvenes:

"El joven obispo Wojtyla sabe que eso ha de ser así, que no hay un desarrollo vital sin tales tensiones y oposiciones entre distintas posturas".

ESCRITOR Y PUBLICISTA

Los papeles de Karol Wojtyla han sido recopilados cuidadosamente.

La recopilación de la bibliografía del profesor Karol permite comprobar cómo en los primeros años de obispo, a pesar de las visitas pastorales, don Karol continuó entregado resueltamente al trabajo universitario. Así se lo tenía mandado el arzobispo Baziak: El obedeció, a costa de robar horas al descanso y de aprovechar con avaricia los resquicios del tiempo.

Daba sus clases en Cracovia y en Lublín. Acudía a semanas y congresos filosóficos. Publicaba estudios científicos. Sin dejar de mano las colaboraciones periodísticas en su querido semanario, el "powszechny".

De la lectura de los trabajos filosóficos del profesor Wojtyla y de su "presencia activa" en el horizonte intelectual polaco de los años 1950 a 1965, se deduce con certeza la "vocación" universitaria de nuestro obispo.

Hoy sigue siendo uno de los autores que más a fondo conoce el pensamiento de Max Scheler, al que dedicó su trabajo de habilitación.

El ensayo filosófico que dio más notoriedad a los trabajos del profesor Wojtyla fue "Amor y Responsabilidad" " El amor no es nunca una cosa toda hecha y simplemente "ofrecida" a la mujer y al hombre; se ha de ir elaborando.

El amor no es nunca sino que va siendo. Don Karol no abandonó nunca su relación con los jóvenes.

DON KAROL ENFERMO

En el paso de 1959 a 1960, monseñor Wojtyla, el joven obispo auxiliar de Cracovia, cae enfermo. Sin embargo, los médicos informan que no padece cosa de cuidado. Pero hay peligro de complicaciones por lo que el obispo tendrá que resignarse a un plan severo. A base de descanso: Tiene que dormir más horas y eliminar un lote de trabajo cada día y salir al campo. Karol disfruta un paréntesis de paz.

Juan XXIII ha pensado que la Iglesia debe cumplir una misión: ayudar a los hombres de buena voluntad para que el mundo pase del equilibrio del terror a la paz.

El Concilio ha de darnos "una luz más penetrante para entender nuestro tiempo. Y un fervor más intenso".

Wojtyla no va a participar en al Concilio como obispo auxiliar. La divina Providencia va preparando el camino. El 14 de febrero de 1962, muere de un ataque al corazón Baziak.

Eligen para este cargo al obispo Wojtyla. Pronto este gobierno "provisional" será "definitivo". Porque Roma decide nombrar arzobispo de Cracovia a monseñor Karol Wojtyla.

El 11 de octubre de ese mismo año, estamos en 1962, Juan XXIII inauguraba solemnemente en Roma Las sesiones del Concilio Ecuménico Vaticano II.

EL TEMPLO DE NOWA HUTA

Difícil lo tiene el nuevo arzobispo de Cracovia. La archidiócesis tiene en 1962 millón y medio de fieles. Cuenta con 1600 sacerdotes, lo que no está nada mal. Pero la situación política de Polonia empeora a ojos vista.

Los jerarcas de Moscú han hecho ver a Gomulka que desde luego el partido comunista debe aplastar a los malditos obispos embaucadores del pueblo.

La defensa de Polonia contra la dictadura impuesta por Moscú se apoya en un eje religioso encabezado por dos personalidades de excepción: el cardenal Wyszynski de Varsovia, y el arzobispo Wojtyla de Cracovia. Dos estupendos campeones de la libertad de su pueblo. Nada más hacerse cargo de la diócesis Karol decidió resolver un problema espinoso que la diócesis tenía pensado desde hace tiempo.

En las afueras de Cracovia estaba surgiendo una de las nueve concentraciones industriales más vistosa del mundo socialista: Nowa Huta, Nueva Siderurgia. Estaba pensada como un modelo de ciudad socialista para el futuro. Sólo un detalle se les había olvidado en el proyecto: la iglesia y como los hombres que allí vivían la pidieron sólo quedó esperar los trámites, pero el permiso no llegaba y el propio arzobispo puso manos a la obra. De 1962 a 1965 alterna sus estancias en Cracovia con los viajes a Roma para poder asistir al Concilio.

UN JOVEN CARDENAL

Los obispos polacos emprendieron un iniciativa pastoral importante. Decidieron celebrar en 1966 el milenario polaco. Quisieron dar una dimensión universal a estas celebraciones, y para ello dirigieron una carta colectiva a los obispos de los otros países invitándoles a venir y pidiéndoles sus oraciones a favor de la comunidad cristiana de Polonia.

Este hermoso gesto de reconciliación y perdón fue mal interpretado por las autoridades polacas y les sirvió de pretexto para desencadenar contra los obispos una campaña de difamación y desprestigio. Pero el pueblo no cayó en la trampa y acudía en masa a las celebraciones religiosas.

En mayo de 1967, el Papa Pablo VI anunció el nombramiento de 27 nuevos cardenales. Entre los nombrados se encuentra el arzobispo de Cracovia, desde entonces, su eminencia el cardenal Wojtyla.

Como cardenal Karol Wojtyla tendrá que hacer en adelante frecuentes viajes a Roma. Las autoridades pueden ponerle obstáculos para entrar y salir de Polonia, le pueden entretener horas y horas en las ventanillas que controlan el pasaporte pero a el le tiene sin cuidado.

VAN A HACERLE PAPA

Para el otoño de 1969 Pablo VI había convocado un "Sínodo extraordinario" dedicado a tratar sobre las relaciones de la Santa Sede y de las Conferencias Episcopales.

Roma va tejiendo su cerco en torno a Karol Wojtyla, o mejor, la providencia esta preparando el camino. Un buen día le llamaron del Vaticano, le encomendaban predicar los ejercicios espirituales del Papa.

Un día se le anuncia que entrada la noche del domingo 6 de agosto de 1978, Pablo VI ha muerto. Los cardenales del mundo son convocados a Cónclave. Hay que elegir Papa nuevo. Wojtyla regresa a Cracovia muy satisfecho porque han elegido a Juan Pablo I. Pero un mecanismo misterioso ha comenzado a rodar.

Juan Pablo I morirá enseguida. 33 días con la sonrisa en los labios, hay que elegir otro Papa nuevo.

JUAN PABLO II

Trescientas mil personas aguardan en la Plaza de San Pedro. Los cardenales llevan encerrados desde la tarde del sábado, dos días de votaciones, domingo y lunes.

Las bocanadas de humo blanco dan la buena noticia: ¡ Tenemos Papa! El cardenal Felici anuncia " Habemus Papam" Carlos cardenal Woitiua, arzobispo de Cracovia. La gente esta sorprendida ¿quién es ese Carlos?.

"Alabado sea Jesucristo" dijo Juan Pablo II a la multitud que le aplaudía.

Al Papa se le quiere porque representa a Jesucristo en la tierra. Se ha abierto una nueva página en la historia de la Iglesia.

EL PAPA HABLA A LOS JÓVENES

¿QUÉ QUIERE DIOS DE MÍ?

El papa ante esta pregunta nos responde con los siguientes discursos:

Cristo os necesita

Me dirijo sobre todo a vosotros, queridísimos chicos y chicas, jóvenes y menos jóvenes, que os halláis en el momento decisivo de vuestra elección. Quisiera encontrarme con cada uno de vosotros personalmente, llamamos por vuestro nombre, hablaros de corazón a corazón de cosas extremadamente importantes, no sólo para vosotros individualmente, sino para la humanidad entera.

Quisiera preguntaros a cada uno de vosotros:

-¿Qué vas a hacer de tu vida? ¿Cuáles son tus proyectos? ¿Has pensado alguna vez en entregar tu existencia totalmente a Cristo? ¿Crees que pueda haber algo más grande que llevar a Jesús a los hombres y los hombres a Jesús?

Roma, 13-V-1984.

"¡Sígueme!"

Jesús se hace escuchar en el silencio y en la oración. En este clima de intimidad con Él, cada uno de vosotros podrá percibir la invitación, dulce y al mismo tiempo firme, del Buen Pastor que le dice: "¡Sígueme!".

Muchos de vosotros estáis llamados a hacer presente el sacerdocio de Jesús; otros muchos a darse totalmente a Él viviendo una vida casta, pobre y obediente; muchos a lanzarse como misioneros por todos los continentes. Muchas jóvenes están llamadas a ofrecer su amor exclusivo a Cristo, único esposo de su vida. Cada llamada de Cristo es una historia de amor única e irrepetible.

¿Cuál es vuestra respuesta? ¿Os falta tal vez coraje para responder que sí? ¿Os sentís solos? ¿Os preguntáis si es posible comprometerse en el seguimiento de Jesús de modo total y para toda la vida?

Si Él os llama y atrae hacia Sí, estad seguros de que no os abandonará. Muchas veces leemos en el Evangelio: "¡No tengáis miedo!"

Roma, 13-V-1984.

"¡Ven y sígueme!"

Como última palabra, a todos vosotros los que me escucháis esta tarde querría deciros esto: el motivo de mi misión, de mi viaje por los Estados Unidos, es deciros a vosotros, decir a cada uno -jóvenes y ancianos-, decir a cada uno en nombre de Cristo: "¡Ven y sígueme!".

¡Seguid a Cristo! Vosotros solteros aún o que os estáis preparando para el matrimonio, ¡seguid a Cristo! vosotros jóvenes o viejos ¡seguid a Cristo! Vosotros enfermos o ancianos vosotros los que sufrís o estáis afligidos; los que sentís la necesidad de cuidados, la necesidad de amor, la necesidad de un amigo, ¡seguid a Cristo!

Boston, 1-X-1979.

¡Ven a mi lado!

A cada uno de vosotros os digo: escuchad la llamada de Cristo cuando sentís que os dice: "Sígueme". Camina sobre mis pasos. ¡Ven a mi lado! ¡Permanece en mi amor! Es una opción que se hace: ¡la opción por Cristo y por su modelo de vida, por su mandamiento de amor!

Boston, 1-X-1979.

Dejaos "capturar" por Cristo

Él sigue llamándoos, sigue invitándoos; Él, que es "el Camino, la Verdad y la Vida". Sí, Cristo os llama, pero os llama de verdad. Su llamada es exigente, porque os invita a dejaros "capturar" completamente por Él, de tal modo que veréis toda vuestra vida bajo una luz nueva. Él es el Hijo de Dios, que os revela el rostro amoroso del Padre. Él es el Maestro, el único maestro cuya doctrina no pasará, el único que enseña con autoridad. Él es el amigo que dice a sus discípulos: "Ya no os llamo siervos..., sino que os he llamado amigos", y demuestra su amistad entregando su vida por vosotros.

Roma, 14-IV-1981.

Cultivad esta semilla

Por esto, digo a todos los que han sentido ya esta llamada en su corazón: cultivad esta semilla, abríos con alguno que pueda dirigiros, y, sobre todo, sed generosos. La Iglesia os necesita; El Señor mismo os necesita, como cuando se sirvió de los pocos panes de un muchacho para saciar a una multitud de gente.

Vicenza (Italia), 5-IX-1979.

Jesús necesita jóvenes

Jesús necesita jóvenes de entre vosotros que sigan su llamada y quieran vivir como Él, pobres y célibes, para ser así un testimonio vivo de la realidad de Dios entre sus hermanos y hermanas.

Dios necesita sacerdotes que acepten la llamada a ser buenos pastores al servicio su Palabra y sus sacramentos.

Necesita religiosos, hombres y mujeres, que dejen todo para seguirle y servir así a los hombres.

Necesita seglares cristianos que se ayuden mutuamente y ayuden también a sus hijos en la consecución de la plena madurez del ser humano en Dios.

Dios necesita hombres que estén dispuestos a socorrer y a servir a los pobres, los enfermos, los abandonados, los oprimidos y los olvidados espiritualmente.

Munich, 19-XI-1980.

Encontraréis dificultades

¿Creéis que yo no las conozco? Pero yo os digo que el amor vence cualquier dificultad. La verdadera respuesta a cada vocación es una obra de amor. La respuesta a la vocación sacerdotal, religiosa, misionera, solamente puede surgir de un profundo amor a Cristo. Esta fuerza de amor os la ofrece el mismo como don que se añade al don de su llamada y hace posible vuestra respuesta. Tened confianza en aquel "que es poderoso para hacer que abundemos más de lo que pedimos o pensamos"

Roma, 6-5-1979

"Señor, que vea"

Os invito ahora a cada uno personalmente, a que dirijáis una confiada y sincera petición a Dios, como aquel ciego de Jericó que dijo a Jesús: "Señor, que vea". ¡Que vea yo, Señor!, cual es tu voluntad para mí en cada momento, y sobre todo que vea en que consiste ese designio de amor para toda mi vida, que es mi vocación. Y dame generosidad para decirte que sí y serte fiel en el camino que quieras indicarme: como sacerdote, como religioso o religiosa, o como laico que sea sal y luz en mi trabajo, en mi familia, en todo el mundo.

Buenos Aires, 11-V-1987.

El "amor hermoso"

Y si tu llamada es a la vida familiar, al matrimonio, aprende de Cristo el amor que no se queda en insatisfactorios sucedáneos del amor: el placer, el sexo, el poder, la riqueza. Aprende de Cristo el amor superior, el amor sacrificado que sabe dar, el amor hermoso. El que nos muestra María, la madre del amor hermoso.

Quito, 30-Y-1985.

OPINIÓN DE UN CRISTIANO

El Papa actual, es uno de los más queridos y admirados de cuantos han sucedido a San Pedro. Recuerdo cuando estuvo en España, la misa que se celebró en el estadio de fútbol Santiago Bernabeu de Madrid. A ella asistieron más de un millón de personas. Todos vimos como defendió con firmeza la unidad de la familia y condenó rotundamente el crimen del aborto.¡Error! Marcador no definido.

Después vino a Zaragoza, visitó a la Santísima Virgen del Pilar, y en el museo de la Basílica, nos dejó un rosario y un solideo blanco con el que se había cubierto la coronilla. Es un autentico líder universal. Que Dios nos lo guarde muchos años.