Jerwis y Crowcroft: Psicosis y Neurosis

Salud mental. Conflictos mentales. Persona psicótica. Realidad. Distorsión. Ansiedad. Fobia. Histeria. Depresión. Manía. Esquizofrenia. Distimia

  • Enviado por: Morgana
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 11 páginas
publicidad

INTRODUCCIÓN:

En Salud Mental no existe un consenso claro en lo que se refiere a los distintos trastornos y su clasificación. Se han dado muchas explicaciones diferentes a la enfermedad mental. Esto es porque la enfermedad mental tiene dimensiones físicas, psíquicas y sociales diversas. Las tres explicaciones básicas son una confluencia de estos tres elementos: BIO-PSICO-SOCIAL.

La concepción del "loco" ha variado mucho a lo largo de la historia. Las primeras explicaciones que se dieron fueron de tipo religioso y mágico. Posteriormente evoluciona el concepto de "loco" de forma que se los identifica con los animales salvajes y por lo tanto se considera necesario encerrarlos para proteger a la sociedad. El siguiente paso fue la explicación del "loco" como animal doméstico al que había que cuidar, empiezan en ese momento las primeras clasificaciones y se empiezan a buscar las causas. A mediados del S.XX empieza en desarrollo de los tratamientos psicofármacos. Estos no curan, pero quitan algunos síntomas. Paralelamente aparece Freud y el Psicoanálisis. A partir de los años 60 empieza la psiquiatría socia y crítica. También más o menos en esa época aparecen las teorías sistémicas.

Desde el modelo médico no se intenta una comprensión de los trastornos sino atacar a los síntomas, las explicaciones son de tipo biológico. El psicoanálisis intenta una comprensión del enfermo y se centra en los factores psicológicos. Existen muchos otros modelos.

En este trabajo intento hacer un análisis y comparación de la clasificación de los trastornos y , en menor medida de las explicaciones que se dan a esos trastornos de dos autores: Andrew Crowcroft y Giovanni Jervis. Estos autores exponen en sus libros "La Locura" y "Manual Crítico de Psiquiatría" respectivamente, su visión de las enfermedades mentales, su clasificación, sus causas y su explicación.

1. NEUROSIS Y PSICÓSIS:

La primera distinción que debemos hacer, según Crowcroft, es la que se refiere a Neurosis y Psicosis. Puede ser muy difícil, dice Crowcroft diferenciar una neurosis grave de una psicósis. La solución nos la plantea de la siguiente manera: " El neurótico vive parcial o totalmente en nuestro mundo, un psicópata no sólo está fuera de su mente, sino también fuera de nuestro mundo.".

"Una neurosis implica un conflicto mental. Refleja tensiones internas y respuestas inadecuadas a la tensión". "El neurótico divide nuestro mundo, actúa como si la realidad fuera igual para él que para cualquier otra persona, comparte nuestra forma de vida, aunque le resulte más difícil". Para un neurótico "el carácter de la realidad permanece inmodificado".

"La persona psicótica, tiene problemas muy graves en relación con su ambiente y otras personas, los hechos de la realidad de su mundo difieren profundamente de los del nuestro. Generalmente, parece no notar la diferencia entre su mundo y el nuestro."

Jelvis define la Neurosis como "un conjunto de mecanismos psicológicos concretos, que pueden ser más o menos dominantes , durante periodos más o menos extensos de la vida de una persona" . Nos habla de "trastornos neuróticos" tales como "las ansias, inseguridades, fobias, rituales, nerviosismos". Aunque utilice otras palabras, estos mecanismos son, en definitiva las "tensiones internas y respuestas inadecuadas a dichas tensiones", de las que habla Crowcrof en su libro. Las "fobias" y "rituales de tipo obsesivo" entrarían dentro de lo que Crowcrof llamaba "neurosis obsesiva". Los dos autores hablan de histeria, y de ansiedad.

Dice Jelvis que "El sujeto neurótico distingue siempre con claridad entre la propia personalidad, o las propias intenciones y los síntomas neuróticos que advierte como trastornos". Esto explica aquello que decía Crowcrof de que "el neurótico vive parcial o totalmente en nuestro mundo". Es decir, que su realidad es la misma que la de las demás personas con excepción de los momentos en que se manifiesta el mecanismo psicológico concreto que no se considera "normal" ( corriente en las demás personas), generalmente por sus "dimensiones". Digo por sus dimensiones porque , tal y como añade Jelvis: " Los trastornos neuróticos entran en la realidad cotidiana de todos nosotros, los cuales -cuando permanecen dentro de unos límites razonables- son aceptados como parte del panorama de la normalidad. Una minoría de personas tiene trastornos neuróticos suficientemente serios como para obstaculizar las actividades diarias de la vida cotidiana; estas son las personas designadas como neuróticas."

La diferencia fundamental entre neurosis y psicosis es , (según Jelvis, y coincidiendo con aquello que decía Crowcroft de "el carácter de la realidad permanece inmodificado"), que el neurótico interpreta la realidad "según los modos y los criterios típicos del ambiente en que vive y ha sido educado" mientras que en la dolencia psicótica "la interpretación personal de la realidad por parte del individuo es difícil de entender por parte de quienes pertenecen a su mismo ambiente cultural. Para el psicótico las relaciones entre los diferentes aspectos significativos de la realidad ya no son percibidos con seguridad. El psicótico tiene dificultad en entender quién es él mismo como sujeto, como persona, con su cuerpo, y como individuo social".

2. TRASTORNOS DE TIPO NEURÓTICO; CLASIFICACIÓN DE CROWCROFT Y DE JERVIS:

El siguiente esquema intenta representar la clasificación de los tipos de neurosis que establece Crowcroft:

Estados de Ansiedad

NEUROSIS Neurosis Obsesiva Física Amnesia

Histeria Mental Trastornos de la conciencia.

Casos de múltiple personalidad

Estado de ansiedad " es aquel en el que el temor experimentado alcanza un nivel muy alto y cualquier síntoma físico parece ser resultado del mismo".

Histeria "no tiene definición breve. Existe, por un lado, la persona histérica y, por otro, los síntomas histéricos". Respecto a los síntomas físicos del histerismo, el autor habla de que "la histeria puede imitar casi cualquier síntoma de enfermedad física". De entre los mentales , indicados en el esquema, se menciona el de múltiple personalidad, como muy poco frecuente. "El mecanismo básico de la histeria - continua el autor - es la disociación, que representa, una fuga hacia la enfermedad, buscando una ventaja inconsciente."

La Neurosis Obsesiva, "se caracteriza por un sentimiento abrumador de coacción. Al mismo tiempo, siente que debería oponerse a sus coacciones y sabe que interfieren con la vida normal". "Las ideas obsesivas son expiatorias, tratan de vencer, mediante una especie de magia mental, un peligro más profundo."

Clasificación de Jervis:

Al intentar comprender las neurosis nos encontramos con que , según Jelvis, el ansia es un síntoma fundamental. Ansia normal es, - dice el autor- “Un estado psicológico de expectación con relación a acontecimientos que nos concierne: es el estado de alarma, atención y vigilancia que sigue a una primera vaga señal de peligro y precede a la manifestación actual del propio peligro”. El ansia que consideramos fuera de lo normal es el ansia conflictiva, es decir, aquella en la que el sujeto no sabe como reaccionar ante una decisión, y las posibilidades de actuación se le presentan contradictorias e incompatibles. “Consecuencia del conflicto - dice Jelvis- , así como la falta de plena consciencia de él, es un sufrimiento, un desequilibrio, o un inestable y desagradable equilibrio, la neurosis.”

Fobia: “Significa sentirse obstaculizado por una angustia irracional e invencible hacia algo que habitualmente, de acuerdo con el sentido común, no debería provocar temor ni tanta ansia; el fóbico es racionalmente consciente de que este temor es injustificado u obsesivo, pero sin que por ello consiga vencerlo.”

Obsesión: "Es sentirse obstaculizado por la necesidad irracional e invencible de realizar determinados actos, de pensar algo específico, o de abstenerse de otros actos concretos; también la necesidad de repetir indefinidamente esta obligación mecánica, sin conseguir sofocarla. También en este caso el individuo es consciente de la insensatez sustancial del acto obsesivo, pero no consigue evitar su repetición. La obsesión es un ritual puesto en marcha para calmar el ansia, pero que pasa a ser autónomo, y se convierte en una esclavitud en la medida en que el ansia no se calma, y el ritual sigue constante e inútilmente en marcha".

Histeria: En lo que respecta a este concepto, Jelvis, coincide plenamente con la definición que nos daba Crowsoft, llegando a utilizar los mismos términos, tales como "disociación", "situación de fuga" . "Lo específico de la histeria - dice Jelvis - es que el síntoma es producido instrumentalmente por el individuo con el fin de comunicar a los demás un malestar psicológico que no sabe expresarse de otra manera y de recabar algunos beneficios." . Jelvis explica que el individuo que reacciona con histeria nos esta comunicando algún tipo de malestar o necesidad que no se atreve a expresar de forma clara, porque no es aceptable socialmente, y lo expresa de forma retorcida.

3. TRASTORNOS DE TIPO PSICÓTICO: CLASIFICACIÓN DE CROWCROFT Y DE JERVIS:

Crowcroft considera los siguientes trastornos:

Crónicas

Orgánicas

Agudas

PSICOSIS

Psicosis afectiva.

Simple

Funcionales Hebefrénica

Esquizofrenia Catatónica

Paranoide

Psicosis Funcionales:

Psicosis afectivas. Tipos de reacción afectiva. Psicosis maniacodepresiva: Según el autor estos nombres se atribuyen a un grupo de desequilibrios mentales en los que el trastorno básico afecta a las emociones. Los individuos experimentan "periódicos cambios de humor. Durante una temporada se encuentran en un estado de extrema euforia; en otra están profundamente deprimidos." Se destacan tres características fundamentales de este trastorno:

  • La perturbación fundamental es la de los sentimientos.

  • Esta perturbación es periódica.

  • La recuperación de un ataque deja la personalidad completamente intacta.

En lo que se refiere a la depresión el autor habla de "una profunda desesperación que puede llevar al suicidio". También hace referencia al concepto de culpa; La persona "siente que sólo tiene lo que se merece. Su culpa le impide buscar ayuda." Crowcroft opina que" las enfermedades depresivas surgen de una complejidad de relaciones y exigencias interpersonales", distingue además , entre otras, la depresión endógena grave con características como la "manifestación externa de sentimientos", "retraso psicomotor" y "autoacusaciones". La melancolía evolutiva que se manifiesta mediante "ideas hipocondríacas", "ansiedad morbosa" y "sentimientos de irrealidad y vacío". Las depresiones exógenas o reactivas: " reacciones patológicas de sufrimiento ante esfuerzos fácilmente comprensibles" " Se caracterizan -dice el autor- por una tensión y ansiedad más pronunciadas que otros aspectos." La persona que las padece "tiende a inculpar a otras personas por la manera en que se siente."

La otra cara de este desequilibrio es la manía. Según el autor en la psicosis maniacodepresiva , "la manía o la depresión pueden aparecer solas o alternándose la una con la otra" . La persona en fase de manía: "No tiene ningún sentido de la introspección, y no se ve como enfermo" , "siente que su vida se ha intensificado inmensamente", "se siente enriquecido, seguro de si mismo, inocente.", "habla rápidamente", "es excesivamente activo y agitado".

"Existen numerosas variedades de manía, - dice el autor- que oscilan desde una versión suave: hipomanía, hasta la manía hiperaguda. "

Esquizofrenia: "Consiste en un grave desequilibrio del pensamiento, de la conducta y de los sentimientos y en una disminución cada vez mayor de interés por las cosas que le rodean; el paciente vive de la imaginación más que de la realidad y a menudo se encuentran en él decepciones y alucinaciones". Crowcroft distingue seis síntomas fundamentales:

1. Desequilibrios del pensamiento: Se puede manifestar ,según dice el autor, como desequilibrio formal de pensamiento ( "Ausencia de ideas básicas. Las ideas ya no están ordenadas lógica y abstractamente, sino que tienden a volverse concretase e incluso pueden mezclarse sin tener un sentido"), autismo o pensamiento fantástico, interpenetración de temas o condensación ( "mezcla de ideas no relacionadas lógicamente" ), supra-inclusión ( "problemas para separar lo relevante de lo irrelevante"), bloqueo del pensamiento ( "Corte en la sucesión de ideas"), presión de pensamiento ("Las ideas parecen salir atropelladamente de la cabeza") etc….

2. Cambios emocionales: Se pueden manifestar como: despersonalización ( "El enfermo sabe que ya no está ligado al ambiente por un repertorio de reacciones emotivas normales. Siente que ya no es él mismo. En el sentido en que los sentimientos están en el fondo de nuestro ser, siente que ya no es persona". ), desrealización ( "Cuando el mundo exterior parece haber cambiado, parece haberse vuelto extraño." ), atenuación de las emociones ("La capacidad de experimentar en profundidad emociones adecuadas a la situación se pierde gradualmente".), emotividad incongruente ( "Como si sus sentimientos se refirieran a una escala de tiempo diferente de sus pensamientos o de la situación en que se encuentran".)

3. Desequilibrios de la voluntad: Se pueden manifestar como una "debilitación del poder volitivo" ( La persona que lo sufre "cree que sus pensamientos y sentimientos, las palabras que utiliza y su conducta, todos le han sido impuestos desde fuera y están por encima de su control"), la ambivalencia ("actitud emocional que expresa simultáneamente amor y odio.")

4. Interferencia con el índice de coordinación de los movimientos corporales: ( "Síntomas Catatónicos.")

5. Quimeras y Alucinaciones: Quimera ("Es una creencia que no coincide con la realidad, que no puede corregirse por medio de un llamamiento a la razón de la persona que la concibe y está en desarmonía con la educación y el ambiente de la misma.") Crowcroft distingue dos tipos de quimeras: las primarias ,"Creencias anormales, muy características de este tipo de psicosis", y las secundarias, "El enfermo intenta dar un significado a sus extrañas experiencias. Racionaliza, podríamos decir, lo irracional". Continua Crowcroft "los contenidos de las quimeras son influenciados por el medio social del enfermo."

"La experiencia quimérica se acompaña, a menudo, con alucinaciones, de forma que la falsa creencia intensifica la falsa percepción o la alucinación confirma la creencia irreal del paciente."

Alucinaciones ("Impresiones mentales de vivencia sensorial, que tienen lugar sin un estímulo exterior." )

Psicosis Orgánicas:

En las psicosis Orgánicas, "Las condiciones se originan, evidentemente, por influencias físicas ejercidas sobre el cerebro o por una lesión del mismo cerebro". "Cuando es aguda suele ser el resultado de algún proceso tóxico que afecta al cerebro. Este tipo de psicosis ha sido definido como sintomática y suele ser potencialmente reversible. El delirio de una fiebre aguda constituye un ejemplo. Los síntomas mentales son sólo parte de los síntomas de la fiebre. El enfermo se halla en un estado de confusión aguda o delirio". "Las enfermedades mentales crónicas pueden surgir cuando ha tenido lugar una grave lesión cerebral - Crowcroft pone como ejemplo la sífilis y la demencia senil - El tejido cerebral, una vez lesionado, sólo puede volverse a unir formando cicatrices; de aquí procede el carácter crónico. El enfermo se halla en un estado de confusión crónica (delirio crónico).

Crowcroft distingue los siguiente síntomas propios todos de las psicosis orgánicas en general:

  • La inteligencia resulta afectada.

  • La comprensión y la memoria se deterioran y el pasado resulta más real que el presente.

  • La sensación de tiempo y lugar del paciente está desorientada y su nivel de concentración se modifica a cada instante.

  • Las emociones se vuelven inestables y volubles.

Por último Crowcroft nos habla de las psicosis orgánicas causadas por fármacos.

Clasificación de Jervis:

Inflamaciones

Orgánicas Intoxicaciones agudas

Trastornos tóxicos y degenerativos

Simple

PSICÓSIS Esquizofrenia Paranoica

Catatónica

Endógenas Hebefrénica

Distimia

Psicosis Endógenas:

La clasificación que hace Jelvis de los trastornos psicoticos es muy similar, aunque utilizando algunos términos diferentes, a la de Crowcroft. Jelvis identifica las psicosis orgánicas con "auténticas enfermedades debidas a alteraciones evolutivas del cerebro". Las psicosis endógenas son las que Crowcroft llamaba funcionales. "Llamadas así -dice Jelvis- en cuanto nacen de dentro". Entre ellas Jelvis distingue la esquizofrenia y la distimia. Esta última se refiere a la psicosis afectiva de Crowcroft. Jelvis apunta, con respecto a las psicosis que las distinciones nunca son claras, en muchos casos se pueden dar al mismo tiempo dos tipos de psicosis, por otra parte la gran mayoría de las psicosis vienen acompañadas por reacciones de tipo neurótico. Jelvis habla de "experiencias repentinas y breves, es decir, agudas, de tipo psicótico que pueden aparecer por los motivos más diversos".

Distimia: Es el tipo de trastorno maniacodepresivo que definía anteriormente Crowcroft. Jelvis nos habla por separado de la depresión y la manía e intenta explicar el mecanismo de cada una. La depresión -dice Jelvis - "es un desequilibrio del tono de humor. Se considera anormal y por tanto de incumbencia psiquiátrica cuando es de intensidad y duración excesivas, o se presenta en circunstancias que - según el sentido común -no lo justifican". El autor distingue las depresiones endógenas identificadas con el mismo nombre por Crowcroft, de las cuales dice Jelvis que "surgen sin causas aparentes". Por otro lado sitúa la reacción depresiva que seria la depresión exógena o reactiva de Crowcroft. En la explicación del mecanismo de la depresión Jelvis hace referencia, coincidiendo con Crowcroft, al concepto de culpa y a la importancia de la respuesta social que se le da al deprimida así como la importancia de las experiencias vitales. Crowcroft nos hablaba de "una complejidad de relaciones y experiencias interpersonales".

La manía esta expresada, desde mi punto de vista, con bastante exactitud en estas palabras de Jelvis: "La manía es una modalidad de fuga: es proyectarse hacia delante hasta el punto de perder contacto con el presente; es perseguir justificaciones y soluciones siempre futuras; la imposibilidad de detenerse en buscar la realidad de uno mismo; haber perdido el lugar de la reflexión y de la propia presencia; dejarse arrastrar por una excitación que conduce a dispersarse en una distracción continua, en los infinitos detalles de una realidad que huye vertiginosamente de los dedos"

Esquizofrenia: Jelvis identifica en el caso de la esquizofrenia características típicas de la misma que no son exactamente las mismas que había reconocido Crowcroft . "El diagnóstico de esquizofrenia suele formularse sin la menor vacilación, cuando en un sujeto determinado aparecen estas cinco características. Ni el autismo, ni los delirios, ni las alucinaciones son , por si solas exclusivas de la esquizofrenia". A pesar de las diferencias Jelvis apunta: "Se sostiene habitualmente que en la base de la esquizofrenia existe una escisión, una disociación entre pensamientos, afectos y voluntad"; esto es en definitiva las características de las que hablaba Crowcroft. Las siguientes son las cinco que identifica Jelvis:

  • Aislamiento de la realidad: ("Dificultad, muchas veces dramática, en establecer de manera espontánea una fluida relación de sintonía y de comunicación con los demás. Autismo".)

  • Los delirios: delirio es lo que Crowcroft llama "quimera". Según Jelvis, el delirio es "una creencia que tiene dos características: 1. Es inaceptable según los criterios de sentido común de las personas que pertenecen al mismo ámbito cultural del delirante. 2. Es de importancia central en la visión del mundo del delirante". Existen delirios de persecución, de grandeza, de referencia, de celos, de negación, fantásticos, lúcidos y confusos etc…. Dice Jelvis que "En la esquizofrenia, el delirio es el modo en que la pérdida de la relación con uno mismo y la pérdida de la relación con la realidad toman forma, a veces de repente, en un interpretación de esta realidad alterada". "El delirio se forma siempre en una situación psicológica o material de soledad y de ausencia de verificación con los demás; casi siempre en una situación de impotencia social".

  • Las alucinaciones: Se trata, coincidiendo con la definición que daba Crowcroft , de "La percepción de algo que no existe y que es considerado real". "En las alucinaciones visuales, las alucinación forma parte de una experiencia perceptiva globalmente alterada. Estas, prácticamente nunca se presentan en condiciones de conciencia lúcida y despierta; toda la consciencia de la realidad es incierta y confusa, todas las percepciones son inseguras". "En las alucinaciones auditivas, el sujeto puede estar perfectamente lúcido y despierto: parece percibir el mundo ambiente de manera normal salvo por el hecho de que oye voces o sonidos inexistentes."

  • "Conservación de una inteligencia normal y - en general - de un estado de perfecta orientación en el tiempo y en el espacio".

  • "La extrema dificultad del individuo en entender de qué modo su comportamiento puede ser considerado anormal en relación con los comportamientos más aceptados socialmente".

  • La clasificación de las distintas esquizofrenias es la misma que la de Crowcroft, pero la explicación que da Jelvis de cada una me resulta más clara que la del otro autor. En los paranoicos - dice Jelvis - "prevalecen los delirios", en los catatónicos "existe una separación mayor respecto a la realidad y prevalecen la inmovilidad o crisis graves de agitación", los hebefrénicos "caracterizados, sobre todo si se trata de individuos jóvenes, por un comportamiento fatuo, evasivo, infantil, frecuentemente excitado, aparentemente incoherente" y la esquizofrenia simple "dominan sin otros síntomas evidentes, la desaparición lenta y gradual de las iniciativa, y una fría distancia de la vida afectiva y de la realidad".

    Jelvis define la situación psicológica del esquizofrénico de la siguiente forma:. "No sabe quién es, no sabe definirse a sí misma si no es con extrema fatiga y de manera insegura, retorcida, distorsionada y con artificios simbólicos; no se siente dueña de si misma y , de manera particularmente aguda, no se siente dueña de su cuerpo, no entiende las relaciones que ligan a las restantes personas y, en especial a las que están en posición de poder; está perpleja, insegura, se siente vacía, innatural y asustada; vive en una situación real de opresión y exclusión, que advierte confusamente, pero a la que no sabe dar un nombre; siente que cualquiera de sus comportamientos es equivocado, o enfermo, o inmoral, o chiflado; tiende a recluirse en si misma, pero percibe este aislamiento como insoportable".

    Psicosis Orgánicas:

    Jervis coincide en su definición con Crowcroft aunque no utilicen la misma terminología. Para Jervis las psicosis orgánicas son "autenticas enfermedades debidas a alteraciones evolutivas del cerebro". Sobre las psicosis orgánicas agudas, dice que "se deben a estados tóxicos cerebrales" y de la misma forma que Crowcroft, nos habla de "confusión mental". Añade que se dan otros síntomas, como "una desorientación temporal y espacial", "disminución de la lucidez, siendo esta la condición básica de la disgregación de las relaciones con el ambiente", "desorden interior", "dificultad de controlar mediante la razón la irrupción de ideas, representaciones mentales y sentimientos". Esto, como se puede observar, coincide con las características generales de las psicosis orgánicas que señalaba Crowcroft, aunque expresado de forma diferente.

    Las psicosis orgánicas crónicas son identificadas por Jervis con las "demencias". Por las características que se le atribuyen parece tener una clara similitud con los "delírios crónicos " de Crowcroft. Estas son: "disminución de la memoria", "disminución de las capacidades críticas", "dificultad en entender la realidad", "grave dificultad en adaptarse a realidades ambientales alteradas".

    ÍNDICE

    INTRODUCCIÓN.

  • NEURÓSIS Y PSICÓSIS.

  • TRASTORNOS DE TIPO NEURÓTICO: CLASIFICACIÓN DE CROWCROFT Y JERVIS.

  • TRASTORNOS DE TIPO PSICÓTICO: CLASIFICACIÓN DE CROWCROFT Y JERVIS.

  • CONCLUSIÓN.

    CONCLUSIÓN:

    En la clasificación de los trastornos y sus síntomas, la valoración general que puedo hacer es que; aunque con algunas diferencias en lo que se refiere a terminología, los dos autores coinciden de forma considerable. Algunas de las diferencias que cabe destacar, son, por ejemplo las características básicas de la esquizofrenia, entre las que Jervis identifica dos ( la 4 y5. ) , las cuales no son mencionadas en ningún momento por Crowcroft.

    También son coincidentes en muchos casos, aunque este no es el tema de estudio de este trabajo, los factores que ambos autores consideran fundamentales a la hora de que se desarrollen trastornos de tipo mental. Uno de los apartados del libro "La locura" de Crowcroft, nos habla de la "psiquiatría social", y dentro de esta la importancia que tiene en el tratamiento de las enfermedades mentales, la "terapia social". Por su parte Jervis hace referencia continuamente a la desviación y la imagen social del desviado como factores importantes en la naturaleza del trastorno mental. Como si contestara a esto Crowcroft dice en su libro que "Los síntomas de la psicosis son relativos a nuestra cultura. Tal vez una psicosis absoluta no existe, sino que parecemos disponer, exclusivamente, de criterios sociales para detectar estos síntomas. En este sentido, todos los síntomas son relativos a la cultura en que aparecen."

    Para terminar, y como valoración personal, tengo que decir que este trabajo me ha sido realmente útil a la hora de hacerme una idea global de los distintos trastornos mentales y sobretodo en la distinción entre neurosis y psicosis. Sobretodo, en lo que se refiere a los síntomas externos de cada variedad de trastorno. Aunque por otro lado la lectura del "Pequeño diccionario razonado de psiquiatría" me ha ayudado mucho en la comprensión de los mecanismos y las causas de estos trastornos.

    BIBLIOGRAFÍA:

    * "LA LOCURA". Andrew Crowcroft. Alianza Editorial. Madrid 1971.

    * "MANUAL CRÍTICO DE PSIQUIATRÍA" (10 elementos críticos). Giovanni Jervis. Editorial Anagrama. Barcelona 1977.

    * Apuntes de clase.