Instituciones, cambio institucional y desempeño económico; Douglas C. North

Ciencias Políticas y de la Administración. Teoría política. Economía. Eficiencia. Mercados

  • Enviado por: Jorge
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 12 páginas
publicidad
cursos destacados
Graba audio con Apple Logic Pro 9
Graba audio con Apple Logic Pro 9
En este curso aprenderemos a realizar grabaciones de audio de calidad utilizando Apple Logic Pro 9. Exploraremos todo...
Ver más información

Cómo montar un Ordenador
Cómo montar un Ordenador
En este curso te guiamos de una forma muy práctica y gráfica, para que puedas realizar el montaje de tu...
Ver más información

publicidad

INSTITUCIONES, CAMBIO INSTITUCIONAL Y DESEMPEÑO ECONÓMICO

DOUGLAS C. NORTH

Trabajo correspondiente a la asignatura Teoría Política

- Comenzaré mi exposición aportando algunos datos sobre el autor del libro, ya que considero importante estar en posesión de una mínima información sobre él. Para obtener esta información me he documentado acudiendo a diferentes obras extraídas principalmente de Internet.

DOUGLAS C. NORTH

(1920 -... )

Economista estadounidense pionero del enfoque de nuevo institucionalismo económico, alternativa metodológica a los viejos marginalismos y keynesianismos y a la economía de los equilibrios estáticos y de la formalización de modelos abstractos. Le fue otorgado el Premio Nobel por considerársele un renovador de la investigación económica por su iniciativa de aplicar la teoría económica y los métodos de análisis cuantitativo a la explicación del cambio económico e institucional en el transcurso del tiempo.

Desempeño económico en el transcurso de los años

Conferencia impartida por Douglas North en la ceremonia de entrega del Premio Nobel de Economía en Estocolmo (Suecia) el 9 de diciembre de 1993. En esta conferencia plantea como alternativa a la teoría económica neoclásica, una variante teórica que toma como fundamento básico del desempeño y desarrollo de una economía, la evolución de sus instituciones en el ámbito temporal, como sustento de una toma de decisiones que, generalmente, los individuos, -cada uno de nosotros- realiza día a día, bajo una tremenda incertidumbre de mercado, con modelos teóricos erróneos y en una dinámica repleta de costos de transacción, los mismos que le restan eficiencia al sistema en su conjunto.

North considera instituciones tanto de iniciativa privada como de gobierno, ya que ambas influyen en el comportamiento de las personas que se ven en la necesidad de tomar decisiones dentro de la economía de mercado. Desentraña la naturaleza de las instituciones y su incidencia en el desarrollo económico. A tal efecto caracteriza la naturaleza del cambio institucional y propone un método aproximado de análisis del comportamiento humano, así como una alternativa de análisis de la historia económica basada en estos nuevos lineamientos concluyendo con los resultados sobre la visión de la historia económica y las políticas de desarrollo económico de finales del siglo XX.

También aporto unas pinceladas que nos sitúen rápidamente dentro del marco de lo que se ha denominado “nuevo institucionalismo”.

- En la década de 1990, un conjunto de conceptos y métodos de análisis económico que se habían estado elaborando durante cuarenta años, encajaron como piezas de un puzzle para componer lo que se ha dado en llamar el "Nuevo Institucionalismo Económico". Entre los más destacados teóricos del neo-institucionalismo podemos citar a los Premios Nobel Douglas C. North, Gary S. Becker, Ronald H. Coase y James M. Buchanan.

La aplicación de los conceptos institucionalistas al análisis del desarrollo económico ha puesto en evidencia las limitaciones de las políticas económicas que se estaban recomendando por parte de los organismos internacionales y aplicando por los gobiernos locales. El neoinstitucionalismo analiza cómo las organizaciones sociales y los cambios históricos van construyendo una senda de desarrollo económico que depende en gran medida del pasado. Las políticas económicas para los países en desarrollo no pueden limitarse a la aplicación mecánica de recetas iguales para todos sino que deben tener en cuenta la historia y las instituciones reales que funcionan en cada país. El Banco Mundial ha llegado a entonar un "mea culpa" con su Informe sobre el Desarrollo Mundial 2002 "Instituciones para los mercados".

Antes de comenzar con el análisis de la obra en sí, aporto otro documento que considero de interés para situarse y tener mayor conocimiento sobre la obra de Douglas C. North.

- Al analizar el papel del estado desde el punto de vista del institucionalismo el objetivo es determinar la eficiencia de las reglas de juego que ha creado. La consideración habitual es que las reglas creadas por el estado deben buscar la eficiencia productiva, o eficiencia asignativa, que mide la cantidad de producto que se obtiene según la asignación de recursos que se haya hecho. Con este criterio, el estado debe crear instituciones que fomenten, impulsen y expandan la producción de la forma más eficaz.

Joseph E. Stiglitz propone valorar las instituciones por lo que llama la eficiencia distributiva, que mide no solo los resultados que se obtienen, sino también la eficiencia con la que estos resultados se distribuyen en la comunidad. Esta perspectiva social está relacionada con la economía del bienestar, con el concepto de coste de oportunidad y con los criterios paretianos. En su formulación más tradicional la eficiencia distributiva se alcanza cuando los recursos se distribuyen de tal forma que maximizan el bienestar de la sociedad.

Douglas North responde a Stiglitz con el concepto de eficiencia adaptativa. Lo que se debe considerar es el modo en que la economía evoluciona a lo largo del tiempo, la inclinación de una sociedad a adquirir conocimientos y a aprender, a inducir la innovación, a correr riesgos y a mantener una actividad creadora, así como a resolver problemas. La eficiencia adaptativa depende del marco institucional que incentive o no este tipo de actitud o predisposición al aprendizaje en un mundo de fuerte dinamismo. En un mundo caracterizado por la incertidumbre, nadie conoce la respuesta correcta a los problemas que confrontamos; por tanto, nadie es capaz de “maximizar” las ganancias efectivamente; de ello se deduce que la sociedad que permita la realización del mayor número de ensayos será la que tenga mayores probabilidades de resolver problemas a través del tiempo.

En su crítica a Stiglitz, North afirma que no se puede dar por cierto que el Estado haya creado las reglas del juego que conducen al crecimiento económico; para North estas reglas son una excepción y tampoco existe ninguna garantía de que serán perpetuas; por tanto el rol del Estado más importante y - más difícil de llevar a cabo- es establecer y reforzar un conjunto de reglas del juego que incentiven a la participación económica y creativa por parte de todos los ciudadanos.

RESUMEN DEL LIBRO

La obra consta de catorce capítulos, estructurados de la siguiente manera:

I.- Introducción a las instituciones

II.- Cooperación: el problema teórico

III.- Supuestos conductuales en una teoría de las instituciones

IV.- Una teoría del costo de negociación del intercambio

V.- Limitaciones informales

VI.- Limitaciones formales

VII.- Ejecución obligatoria

VIII.- Instituciones y costos de negociación y transformación

IX.- Organizaciones, aprendizaje y cambio institucional

X.- Estabilidad y cambio institucional

XI.- La vía del cambio institucional

XII.- Instituciones, teoría económica y desempeño económico

XIII.- Estabilidad y cambio en la historia económica

XIV.- Incorporación del análisis institucional en la historia económica: expectativas y acertijos

Una vez leído el libro, destaco los siguientes contenidos del mismo, siempre procurando no extenderme demasiado:

I

- Las instituciones son las reglas del juego en una sociedad o, más formalmente, son las limitaciones ideadas por el hombre que dan forma a la interacción humana. El cambio institucional conforma el modo en que las sociedades evolucionan a lo largo del tiempo, por lo cual es la clave para entender el cambio histórico.

Ni la economía ni la historia parecen apreciar la función de las instituciones en el desempeño económico porque todavía no ha habido un marco analítico que integre el análisis institucional en la economía política y en la historia económica. El objetivo de la obra de Douglas C. North es proporcionar este marco básico.

El autor se va a interesar por dos tipos de instituciones: las formales (son creadas; por ejemplo las constituciones políticas de los Estados) y las informales (que evolucionan a lo largo del tiempo; por ejemplo el derecho consuetudinario).

Se refiere North a los “organismos” diciendo de ellos que incluyen cuerpos políticos (partidos políticos, el Senado…), cuerpos económicos (empresas, sindicatos, cooperativas…), cuerpos sociales (iglesias, clubes…), y órganos educativos (escuelas, universidades…). Son grupos de individuos enlazados por alguna identidad común hacia ciertos objetivos.

La interacción entre instituciones y organismos hará evolucionar a una sociedad.

Afirma North que la función principal de las instituciones en la sociedad es reducir la incertidumbre estableciendo una estructura estable (pero no necesariamente eficiente) de la interacción humana.

II

Critica el autor que la teoría económica denominada neoclásica, basada en el supuesto fundamental de la escasez y, por consiguiente, de la competencia (y cuyas consecuencias armoniosas provienen de los supuestos de u proceso de intercambio), ha adolecido de comprensión sobre lo que es la coordinación y la cooperación humanas. Afirma North que negociar resulta costoso.

Las condiciones en que puede sostenerse la cooperación han producido una literatura inmensa, tanto en la teoría del juego como en los teóricos del no juego que están interesados en el proceso del modelamiento político.

Russell Hardin defiende que las estrategias condicionales entrañan vigilancia y coacción (mediante amenazas).

Howard Margolis presenta un modelo en el cual la conducta individual está determinada en parte por motivos altruistas. Margolis afirma que los individuos tienen dos tipos de funciones de utilidad, aquellas que favorecen preferencias orientadas hacia el grupo y las que favorecen preferencias egoístas, y que los individuos realizan intercambios entre ambas. Su modelo le permite explicar ciertas pautas de conducta de votación que al parecer caraecen de sentido en el contexto conductual de un individuo que maximiza la riqueza.

En qué condiciones puede existir la cooperación voluntaria sin la solución hobbesiana de la imposición de un Estado coercitivo para crear producciones cooperativas. Históricamente el crecimiento de las economías ha ocurrido en el seno del marco institucional de políticas coercitivas bien desarrolladas. No observamos anarquía política en países de altos ingresos. Por otra parte, la facultad coercitiva del Estado ha sido empleada a lo largo de gran parte de la historia en formas que han sido enemigas o contrarias al crecimiento económico. En verdad, resulta difícil sostener intercambio complejo si no se cuenta con un tercer elemento que haga cumplir por la fuerza los acuerdos.

III

Únicamente cuando entendemos ciertas modificaciones en la conducta de los actores podemos encontrar sensatez en la existencia y estructura de las instituciones y explicar la dirección del cambio institucional.

Para explorar las deficiencias del enfoque de la elección racional en su relación con las instituciones, debemos sondear dos aspectos particulares de la conducta humana: 1) la motivación y 2) el desciframiento del medio.

La conducta humana es más compleja que la que está encarnada en la función utilitaria individual de los modelos de los economistas. Muchos casos no simplemente maximizan la conducta de la riqueza, sino también del altruismo y de las limitaciones autoimpuestas, lo cual cambia radicalmente los resultados con respecto a las elecciones que de hecho hace la gente.

La motivación de los actores que ayuda a dar forma a las instituciones y que provee los medios a través de los cuales el altruismo y otros valores que no maximizan la riqueza entran en la elección.

Las instituciones existen y reducen las incertidumbres propias de la interacción humana. Estas incertidumbres surgen como consecuencia de la complejidad de los problemas que deben resolverse y de los programas de solución de problemas poseídos por el individuo.

Debe determinarse hasta qué punto las motivaciones maximizadoras de la no riqueza influyen en las elecciones.

IV

Una vez que reconocemos que los costos de producción son la suma de los costos de transformación y negociación, necesitamos un nuevo marco analítico de la teoría macroeconómica.

Aunque a veces interesa a las dos partes ocultar ciertos tipos de información, en otras favorece a sus intereses revelarlos. Con este telón de fondo podemos presentar algunas generalizaciones sobre los aspectos de medición de un modelo de cambio de costo de negociación.

V

En todas las sociedades, desde la más primitiva hasta la más avanzada, la gente se impone limitaciones para dar una estructura a sus relaciones con los demás.

En el moderno mundo occidental consideramos que la vida y la economía están ordenadas por medio de leyes formales y de derechos de propiedad. Sin embargo, aun en las economías más desarrolladas, las normas formales constituyen una parte pequeña aunque muy importante del conjunto de limitaciones que dan forma a las elecciones; una reflexión rápida nos sugeriría la abundancia de limitaciones informales.

Podemos definir la cultura como “transmisión de una generación a la siguiente, por la enseñanza y la imitación, de conocimientos, valores y otros factores que influyen en la conducta” (Boyd y Richerson, 1985).

Las limitaciones informales son también características comunes de las economías modernas.

Robert Axelrod (1986) nos ofrece un ejemplo vívido de una norma de conducta sancionada socialmente. La víspera por la noche del día en que iba a sostener un duelo con Aaron Burr, Alexander Hamilton se sentó a escribir todas las razones de por qué no debía aceptar ese reto; una fundamental, por supuesto, era que corría el riesgo de morir. Sin embargo, pese a las abrumadoras bases racionales para no ir al duelo, consideró que su influencia y eficacia en el terreno público se verían severamente disminuidas por tal decisión porque el duelo era el modo socialmente aceptado de arreglar disputas entre caballeros. Las normas sociales dictaban la elección, no las reglas formales.

Los códigos obligatorios de conducta tienen valor únicamente en términos de limitaciones informales, pues alteran la elección cuando el individuo renuncia a la riqueza o al ingreso a cambio de otro valor,

El argumento de Margolis dice que los individuos poseen no una sino dos funciones de utilidad: Las preferencias S están gobernadas por la función usual de preferencia del autointerés, en tanto que las preferencias G son puramente sociales (interesadas en el grupo).

La forma en que la mente procesa información no sólo es la base de la existencia de instituciones sino una clave para entender cómo las limitaciones informales tienen un papel importante en la formación de la elección tanto a corto plazo como en la evolución a largo plazo de la sociedad.

¿Qué es lo que hace que las normas evolucionen o desaparezcan, por ejemplo, el duelo como una solución de diferencias entre caballeros?

Las ideas, las ideologías organizadas, e inclusive el fanatismo religioso desempeñan papeles importantes en cuanto a dar forma a sociedades y economías.

Es importante el hecho de que las limitaciones informales derivadas culturalmente no cambiarán de inmediato como reacción a cambios de las reglas formales. Como resultado, la tensión entre reglas formales alteradas y limitaciones informales persistentes produce resultados que tienen consecuencias importantes en la forma en que cambian las economías.

VI

La creación de sistemas legales para manejar disputas más complejas exige reglas formales.

Veamos un modelo simplificado de una política (situación) compuesta de un gobernante y gobernados. En un entorno así de simple, el gobernante actúa como monopolista discriminador, que ofrece protección y justicia a diferentes grupos de electores o cuando menos la reducción del desorden interno y la protección de derechos de propiedad a cambio de impuestos. Debido a que diversos grupos de electores tienen diferentes costos de oportunidad y de poder de negociación frente al gobernante, se producen distintas negociaciones. Pero también hay economías de escala en la previsión de estos bienes (semipúblicos) de derecho y de cumplimiento. Por consiguiente, se aumenta el ingreso total, pero la división de las ganancias incrementales entre gobernante y gobernados depende de su poder relativo de negociación; cambios en el margen, sea en el potencial de violencia del gobernante o en los costos de oportunidad del gobernado, darán por resultado nuevas divisiones del ingreso incremental. Más todavía, el ingreso bruto y neto del gobernante difiere significativamente como resultado de la necesidad de crear agentes (una burocracia) para monitorear, medir y cobrar el impuesto. Todas las consecuencias inherentes a la teoría de la agencia se dan aquí.

Este modelo de la política se vuelve un paso más complicado cuando introducimos el concepto de un organismo representativo que refleja los intereses de los grupos constituyentes y su papel en la negociación con el gobernante (parlamentos).

La evolución de la política a partir de gobernantes individuales absoluts a gobiernos democráticos es concebida típicamente como un paso hacia una mayor eficiencia política. En el sentido de que el gobierno democrático da un porcentaje cada vez mayor a l acceso del pueblo al proceso de toma de decisiones políticas, elimina la capacidad caprichosa de un gobernante para confiscar riquezas, y desarrolla un cumplimiento obligatorio por un tercero de contratos con un poder judicial independiente de lo cual resulta sin duda un avance hacia una mayor eficiencia política.

Considerando únicamente las reglas formales, tendremos una noción inadecuada y a menudo equívoca de la relación entre limitaciones formales y desempeño.

VII

En condiciones muy simplificadas, es decir, cuando las partes adquieren información perfecta y el juego dura indefinidamente y es jugado por las mismas partes, es posible alcanzar soluciones de cooperación autocumplibles.

Mientras más complejo sea el intercambio en tiempo y en espacio, más complejas y costosas serán las instituciones necesarias para lograr resultados de cooperación.

VIII

Se necesitan recursos para definir y proteger derechos de propiedad y para hacer cumplir los convenios. Las instituciones, junto con la tecnología empleada, determinan esos costos de negociación.

Las instituciones desempeñan un papel clave en los costos de producción.

La relación entre derechos y limitaciones en un intercambio se puede ejemplificar en tres niveles: primero, en el nivel de un intercambio único y recto; segundo, en la relación más compleja y necesaria en el proceso de producción y, finalmente, en la economía vista como un todo.

La moraleja más importante que puede destacarse de este capítulo es que el marco institucional desempeña una función importante en el rendimiento de una economía.

El mercado en su conjunto es un saco mezclado de instituciones; algunas aumentan la eficiencia y otras la reducen.

En cualquier caso, queda claro que este marco institucional es la clave del éxito relativo de las economías.

IX

Entendemos a las organizaciones como entidades ideadas por sus creadores con el propósito de maximizar la riqueza, el ingreso, u otros objetivos definidos por las oportunidades que brinda la estructura institucional de la sociedad.

El conocimiento comunicable es, como lo indica el nombre, conocimiento que se puede transmitir de una persona a otra. El conocimiento tácito se adquiere en parte mediante la práctica y sólo parcialmente es comunicable. Diferentes personas tienen aptitudes innatas distintas para adquirir conocimientos tácitos. No podemos aprender a jugar bien al tenis únicamente leyendo un libro, y aun con la práctica hay diferencias enormes entre jugadores. Lo que es aplicable a cualquier deporte también puede aplicarse a un gran número de aptitudes, entre las cuales la aptitud empresarial es probablemente la más importante.

El marco institucional dará forma a la dirección de la adquisición del conocimiento y de las aptitudes y la dirección será el factor decisivo del desarrollo a largo plazo de esa sociedad.

Contamos con instituciones que premian limitaciones en la producción, en el trabajo y en los delitos y también tenemos instituciones que premian la actividad económica productiva.

Una estructura eficaz de normas no sólo es el premio del éxito sino que tanbién impide la sobrevivencia de las partes mal adaptadas de la estructura organizacional, lo cual significa que normas eficaces disolverán esfuerzos frustrados y que promoverán acciones exitosas.

X

Un punto capital en este estudio es que las instituciones, al reducir el precio que pagamos por nuestras convicciones hacen que nuestras ideas, dogmas, modas e ideologías sean puntos importantes del cambio institucional.

Guerras, revoluciones, conquistas y desastres naturales son fuentes de un cambio institucional discontinuo.

Con la expresión cambio discontinuo el autor se refiere a un cambio radical en las reglas formales, comúnmente como resultado de una conquista o revolución.

XI

¿Qué determina las pautas divergentes de evolución de sociedades, grupos políticos o economías a lo largo del tiempo? ¿Cómo explicamos la sobrevivencia de economías con desempeño persistentemente bajo durante largos lapsos de tiempo?

La evolución del derecho consuetudinario, una forma de cambio institucional, ayuda a entender el cambio institucional general. El derecho consuetudinario está basado en precedentes, por ello proporciona continuidad y predecibilidad esencial que son elementos fundamentales para reducir la incertidumbre entre las partes contratantes. Decisiones anteriores se incrustan en la estructura del derecho, que cambia marginalmente conforme se presentan nuevos casos, o al menos en términos de casos pasados, sin precedentes; ya decididos éstos, se vuelven a su vez una parte del marco legal. Las decisiones judiciales reflejan el proceso subjetivo de información en el contexto de la construcción histórica del marco legal. Ahora bien, si de hecho el derecho consuetudinario es eficiente según ha afirmado un buen número de especialistas en derecho y economía, ello se debe a que el proceso competitivo encabeza la vía de los actores judiciales hacia modelos correctos. Pero si quienes toman decisiones judiciales operan con base en información incompleta y en sus opiniones subjetivas e ideológicamente condicionadas de cómo debe ser el mundo, entonces no es posible hacer ninguna afirmación. Independientemente de cómo entendamos el proceso judicial, el marco institucional continúa y se modifica incrementalmente debido a las actrividades deliberadas de los organismos que presentan casos ante los tribunales.

La vía de la dependencia significa que la historia importa. No podemos entender las elecciones de nuestros días sin trazar la evolución incremental de las instituciones.

¿Qué ocurre cuando un conjunto común de normas es impuesto a dos sociedades diferentes? Un conjunto común de cambios fundamentales de precios relativos o la imposición también común de un conjunto de reglas desembocarán en resultados muy divergentes en sociedades con dispositivos institucionales diferentes.

XII

No podemos ver, sentir, tocar y ni siquiera medir las instituciones; son construcciones de la mente humana. El caso es que aun los economistas neoclásicos más convencidos admiten su existencia y ciertamente las vuelven parámetros en sus modelos.

La racionalidad instrumental, postulado de la teoría neoclásica, da por sentado que los actores poseen la información necesaria para evaluar correctamente las alternativas y en consecuencia hacer elecciones que alcanzarán los fines deseados.

Si nos preguntamos qué es lo que hace imperfectos los mercados nos toparemos con los costos de negociación.

¿Qué hará que el mercado político se aproxime al modelo de costo cero de negociación en el intercambio económico eficiente? Las condiciones de información e institucionales necesarias para realizar este cambio son:

1.- Las partes afectadas deben tener la información y el modelo correctos para saber que el proyecto de ley los afecta y también para conocer el monto de las pérdidas y ganancias.

2.- Los resultados se pueden comunicar a su agente (el legislador), el cual votará exactamente como se acordó.

3.- Los votos se pesarán por el conjunto de ganancias y pérdidas netas de modo tal que el resultado neto pueda evaluarse y para que a los perdedores se les compense apropiadamente.

4.- Este intercambio puede lograrse a bajo costo, de modo que la negociación valga la pena.

La estructura social más favorable para acercarse a tales condiciones e suna sociedad democrática moderna con sufragio universal.

XIII

Las instituciones proporcionan la estructura básica por medio de la cual la humanidad a lo largo de la historia ha creado orden, y de paso ha procurado reducir la incertidumbre. Junto con la tecnología empleada determinan los costos de transacción y transformación y por consiguiente la utilidad y la viabilidad de participar en la actividad económica. Conectan el pasado con el presente y el futuro, de modo que la historia es principalmente un relato incremental de evolución institucional en el cual el desempeño histórico de las economías sólo puede entenderse como la parte de una historia secuencial. Las instituciones son la clave para entender la interrelación entre la política y la economía y las consecuencias de esa interrelación para el crecimiento económico.

Una explicación tradicional del éxito en Europa, contrastado con China, el Islam y otras áreas, es la competencia entre unidades políticas.

XIV

Las instituciones determinan el desempeño de las economías siempre y cuando sean instituciones eficientes.

Se crean instituciones eficientes mediante una política que tiene incentivos internos para establecer y hacer cumplir derechos de propiedad eficientes.

Breve comentario de la obra

- El autor presenta en esta obra su teoría sobre la existencia de relación entre los cambios institucionales que se producen en las distintas sociedades y el desarrollo económico de éstas.

Según North, el ser humano crea instituciones como consecuencia de la incertidumbre que rige en las relaciones humanas.

De este modo habrá sociedades que creen instituciones capaces de estimular el crecimiento económico, mientras que otras sociedades crearán instituciones que den lugar al estancamiento económico.

En mi opinión, y una vez leída la obra, resulta evidente el gran grado de dependencia existente entre la evolución de las instituciones en un determinado país y su nivel de desarrollo económico. Queda claro que a la hora de analizar el crecimiento más o menos rápido, el estancamiento e incluso la recesión económica de un país, las instituciones del mismo deben ser consideradas como una variable muy importante.

Considero muy buenas las reflexiones presentadas por el autor así como la crítica patente a los simplistas modelos de análisis económico aceptados durante muchos años.

Centrándome más en el ámbito de la política (y más concretamente de la teoría política, que es lo que nos ocupa) y desligándome del análisis económico, considero esta obra como un ejemplo de la importancia que tiene en el campo de la Ciencia Política el análisis de las instituciones como base para el entendimiento de la evolución de las distintas sociedades.

En mi opinión el institucionalismo es una parte más de la teoría política que aporta sus teorías y análisis y que considero tan importante como el resto de las partes (teoría normativa, conductismo…), ya que cada una de ellas individualmente consideradas no tendría ni mucho menos el sentido que poseen considerándolas como una parte de un todo. La evolución de cada una de estas partes permitirá la evolución de la Política entendida como ciencia.