Inquisición: origen del Santo Oficio

Historia religiosa. Inquisidores. Actos de fe. División territorial. España. Imperio español. Leyenda negra. Intrumentos de tortura. Pena capital

  • Enviado por: Chb
  • Idioma: castellano
  • País: México México
  • 7 páginas
publicidad

Origen del Santo Oficio de la Inquisición

Después de haber expulsado a los moros, España era una gran extensión de tierra sin unidad y sin un líder. Así cada región se regía por sí misma y era independiente de las demás.

El 18 de octubre de 1469, Isabel de Castilla y Fernando de Aragón contrajeron matrimonio; un matrimonio poco común para esa época, pues se casaron por amor entre ellos, y no por un arreglo político o social de sus familiares; así fue como el reino de Aragón y el reino de Castilla se unieron, y al ser estos dos de los más grandes e importantes de la península ibérica, se logró llegar a una fuerte unión entre todos los habitantes. Así pues, se formó el reino de España. Establecieron la religión católica como la oficial de España.

Al ser estos reyes muy tolerantes permitieron que judíos y musulmanes habitaran en España, siempre y cuando tuvieran algún negocio u otra razón de importancia para quedarse.

Isabel “la católica” daba un lugar muy alto a la iglesia en su reino, y a las personas que se convertían al catolicismo, las trataba con especial cuidado, cariño y afecto. Es por eso que algunos musulmanes y judíos empezaron a convertirse a esta religión falsamente, sólo para acceder a puestos en el gobierno, y a escondidas seguían practicando su religión original. Eso sería descubierto rápidamente por el pueblo español

La reina Isabel, al verse traicionada por estas personas, personas a las que se había entregado y había tratado de una manera especial, se molestó, (esa es la reacción lógica de una persona traicionada) y creó una institución especial, llevada por la Santa Iglesia para juzgar a estas personas traidoras a la religión y a la patria. Esa institución sería llamada El Santo Oficio de la Inquisición.

¿Cómo fue la Inquisición española?

Los jueces de esta institución eran llamados Inquisidores y su función era descubrir y penalizar herejías y traiciones a la Iglesia Católica, ellos tenían el poder de mandar a la hoguera a personas que traicionaran a la iglesia, para que fueran consumidos por las llamas.

Los inquisidores eran estudiantes de derecho, que no eran expertos en el tema y no tenían experiencia juzgando, es por eso que eran muy bondadosos, y aplicaban sanciones muy leves a las acciones que las ameritaban.

Las ejecuciones públicas eran llamadas actos de fe, se llevaban a cabo en plazas públicas, a la vista de todos los habitantes del lugar. Pero para que se pudiera llevar a cabo un acto de fe, era necesario que varias instituciones religiosas y civiles acordaran que fuera realizado, es decir, el trámite para un acto de fe era largo y complicado.

Al ser los inquisidores estudiantes de derecho, necesitaban pruebas para declarar a una persona culpable, por ejemplo, a una persona acusada de brujería, no se le podía procesar, por el hecho de que no había pruebas físicas contundentes para declarar su culpabilidad. Por la misma razón, no creían en la tortura como un medio para obtener la verdad, aunque si fue aplicada. De los 3000 o 4000 procesos llevados a cabo por la inquisición, en menos del 2% se utilizó la tortura, de las personas que fueron torturadas, menos del 1% recibió tortura más de una vez, pero ninguna persona recibió el tormento una tercera vez. Todos estos datos están en la biblioteca de la Universidad de Salamanca, en el registro oficial de la Inquisición.

En ese mismo registro esta detallado cada proceso llevado a cabo, se plasmaba en papel todo lo relacionado con el caso, desde el origen de la acusación, hasta el resultado del juicio, pasando por todos los paso que se siguieron par obtener la verdad acerca del caso y poder dictar un veredicto.

La inquisición dividió el territorio español en 20 tribunales, al ser una extensión tan grande de tierras, cada tribunal debía cubrir miles de kilómetros cuadrados. Cada tribunal era llevado por dos o tres inquisidores, y cada caso debía ser revisado por un inquisidor, por lo que no lograban abarcar la demanda de casos que les presentaban. Cada inquisidor tenía que trasladarse al lugar de los hechos para llevar un caso, los caminos de España en ese entonces eran muy largos, sinuosos y complicados, los efectos del tiempo hacían todavía más difícil el traslado, el calor agobiante del verano y el frío que calaba hasta los huesos del invierno, junto con la nieve y el hielo, hacían que fuera verdaderamente difícil viajar. Por ese motivo, los inquisidores viajaban poco. Por lo mismo, se puede deducir que miles de españoles de la campiña, nunca se enteraron de lo que era la inquisición, y mucho menos llegaron a conocer a un inquisidor.

Pero esas no eran las únicas dificultades para los inquisidores. Cuando por fin llegaban a algún poblado o campiña, donde debían realizar un juicio, con mucha frecuencia se encontraban con una ignorancia impresionante por parte de los habitantes del lugar, lo que hacía todavía más difícil su trabajo.

La España de entonces

En esos tiempos, los españoles eran los hombres más atrevidos, valientes e intrépidos de toda Europa, es por eso que se lanzaron a la conquista de nuevas tierras, colonizaron y se apropiaron de un territorio impresionantemente grande. Se llegó a decir, que en el Imperio Español nunca se hacía de noche, por ser tan extenso, cuando en una orilla oscurecía, en la otra estaba amaneciendo. España era la primera potencia mundial, tenían los mejores barcos, el mejor ejército (se apoderó de casi toda Europa), la economía más fuerte, en todo España era la mejor, y por mucho.

Al ser el imperio español tan poderoso, surgieron envidias, odios y aborrecimiento por parte de los demás europeos, sobre todo en Inglaterra. La filosofía inglesa estaba fuertemente influenciada por Maquiavelo. Su doctrina aconseja el empleo de la mala fe cuando sea necesario para sostener la política de un Estado, de modo que empezaron a hacer mala fe a los españoles, así surgió la leyenda negra.

La leyenda negra

La historia de la Inquisición española fue escrita por los ingleses, que al aplicar el maquiavelismo degeneraron la verdadera intención y función de esta institución de justicia Española, a continuación expresaré lo que los ingleses contaron al mundo acerca de la inquisición, y contrapondré la realidad.

La principal arma que utilizaron los ingleses fueron los escritos hechos por Montannus,(que se acaba de descubrir que no existió), él era una “víctima de la inquisición”, fue desterrado de España, y era inquisidor, por lo que conocía perfectamente todo el proceso, empezó a escribir, contando como eran las salas de tortura (que no existían) y muchos otros mitos a cerca de la Inquisición.

Comenzaron a crear insultos hacia los españoles, dándoles la difusión suficiente como para que recorrieran toda Europa

Los ingleses mintieron sobre todos los aspectos de la inquisición, desde lo que era hasta su función y procedimiento.

Inglaterra comenzó por crear una falsa imagen de la inquisición y de los que la formaban, dijeron que era una institución diabólica, siendo fundada por la Iglesia Católica, también dijeron que los que la formaban eran adeptos a religiones satánicas, y que eran súbditos de la bestia, del demonio, cuando los inquisidores no necesariamente eran religiosos, podían ser laicos, pero pertenecientes a la iglesia católica.

Se cuenta que en la Inquisición utilizaron la “dama de hierro de Nuremberg” cosa que nunca sucedió, para empezar, es un invento alemán (su nombre lo dice) y no se conocía en España.

Decían también que las cárceles inquisitorias eran verdaderamente crueles, en un estado de suciedad impresionante, y que el trato a los reos excedía del barbarismo. La realidad es que las cárceles inquisitorias eran mucho mejores en situación y todo que las civiles, había presos civiles que dentro de la cárcel preferían blasfemar o cometer una herejía para que los trasladaran a una cárcel de la inquisición, pues la situación ahí era mucho mejor.

También se cuenta que la Inquisición llegó a juzgar a poblaciones enteras por herejía o brujería y que ejecutaron en hogueras y horcas a todos los habitantes, cosa que nunca sucedió, como lo dice en los registros de la Inquisición en Salamanca.

¿Y los demás que?

Se “sabe” mucho de lo que sucedió en esa época en España, de cómo según esto eran intolerantes y muy crueles pero no es fácil conocer como era la situación en el resto de Europa. Que era mucho peor.

Los franceses ejecutaron a más de 300 personas por herejes en 5 o 6 años, y en el resto de Europa casi 150,000 personas murieron por herejía. En España ejecutaron a entre 40 y 50 en todo un siglo.

En Inglaterra una persona podía ser ejecutada públicamente por maltratar, nisiquiera destruir, un jardín real. Arrancar una rosa bastaba para ser mandado a la horca.

En Francia, el robo de ovejas era penalizado con la muerte en una hoguera o en la horca.

Inquisición, instrumentos de tortura y pena capital

Ese es el título de la exposición temporal que actualmente está en el Palacio de Minería. Comenzó en Florencia, Italia en 1983 y actualmente tiene fama internacional.

El título es la primera contradicción que encontré en el lugar, basta fijarse en la primera palabra, no hace falta ver el resto. Inquisición es esa palabra, y la exposición sólo cuenta con instrumentos utilizados y creados de 1800 a 1900, cuando la inquisición se desarrolló en los siglos XV y XVI, teniendo su decadencia a principios del siglo XVII.

La exposición pertenece a un consorcio de 18 propietarios particulares europeos y estadounidenses.

Es impresionante y llamativo el morbo que inyectan en las explicaciones de cada uno de los instrumentos, palabras como dolor insoportable, muerte lenta y dolorosa, tortura fundamental, despedazar, triturar, suplicios atroces, por nombrar algunos están marcados especialmente en cada uno de los textos.

Marcan la tortura no como algo del pasado, sino algo que se vive actualmente en el mundo, cosa que no es falsa, pero en ningún momento dejan en claro que los instrumentos de la exposición ya no están en uso, es fácil confundirse y pensar que la dama de hierro, la silla de interrogatorio o el aplastacabezas siguen en uso actualmente. La tortura sigue en uso, pero ahora, la principal preocupación del que la ejerce es no dejar marcas visibles, por lo que nunca utilizaría ninguno de los instrumentos mencionados, es más fácil que utilicen el conocido “Tehuacanazo”.

No tuve la oportunidad de escuchar a ningún guía, pues fui en domingo, y los domingos no hay guías oficiales, lo que sí había era un señor que le estaba explicando a un grupo de jóvenes la exposición. Fue casi divertido ver todas las contradicciones que escuche, algo que me quedó muy gravado fue la siguiente frase: “los inquisidores españoles del s. IXX utilizaron el aplastacabezas para obtener la información que estaban buscando aplicando presión poco a poco, y en cuanto el torturado decía la verdad, se le destrozaba la cabeza de un solo golpe”. Como se puede ver, le pone “mucha crema” y me llamó mucho la atención eso de los “inquisidores españoles del siglo IXX”.

hoguera f.

Fuego al aire libre que levanta mucha llama.

Maquiavelo, Nicolás (1469-1527). Escritor y político italiano. Descendiente de una familia patricia de Florencia. Desempeñó altos cargos en la administración del Estado. Cayó en desgracia con la llegada al poder de los Médicis, y su destierro le permitió reflexionar sobre las fluctuaciones políticas. Fue uno de los primeros pensadores que plantearon una concepción autónoma de la ciencia política. Sugestionado por el ejemplo de la unidad francesa, quiso transportar el mismo ideal renacentista a la península itálica.

Su metodología política aparece por primera vez recogida en Il Principe (1513). El frío realismo y la llamada a la violencia y a la intriga han motivado una versión degenerada de la obra de Maquiavelo. La investidura autoritaria que aconsejaba al «príncipe», o jefe, era únicamente un medio para acabar con la nobleza y su dominio feudal sobre el país. Un poder centralizado representaba entonces una necesidad para el progreso.