Incendio forestal

Fuego. Tipos de incendio forestal. Catástrofes ambientales. Destrucción de bosques. Reforestación

  • Enviado por: El remitente no desea revelar su nombre
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 4 páginas
publicidad
cursos destacados
Auxiliar de Biblioteconomía
Formabi
Abre las puertas a una nueva profesión trabajando en las bibliotecas o centros de documentación de diputaciones,...
Solicita InformaciÓn

UF0347: Sistemas de Archivo y Clasificación de Documentos
Centro de Estudios Adams
Realizar la gestión administrativa de las actividades vinculadas a la administración de recursos humanos y de la...
Solicita InformaciÓn

publicidad

CONTAMINACION ATMOSFERICA

¿Qué es un Incendio Forestal?Siniestro causado intencional, accidental o fortuitamente por el fuego que se presenta en áreas cubiertas de vegetación, árboles, pastizales, maleza, matorrales y, en general, cualesquiera de los diferentes tipos de asociaciones vegetales.

Incendio forestal

Incendio forestal
Tipos de incendios forestalesSe conocen tres tipos de incendios, determinados básicamente por los combustibles.

-Incendio de copa, de corona o aéreo.
Afecta gravemente a los ecosistemas, pues destruye a toda la vegetación y en grados diversos daña a la fauna silvestre. Se propagan por la parte alta de los árboles, su ocurrencia en México es poco frecuente, se estima su presencia en menos del 7% del total.
-Incendio superficial.
Daña principalmente pastizales y vegetación herbácea que se encuentra entre la superficie terrestre y hasta 1.5 metros de altura. Deteriora sumamente la regeneración natural y la reforestación. En México es el más frecuente (poco más del 90%). Se presentan en ecosistemas con baja densidad de vegetación, con presencia de pastizales y de vegetación herbácea.
- Incendio subterráneo.
Se propaga bajo la superficie del terreno, afecta las raíces y la materia orgánica acumulada en grandes afloramientos de roca. Se caracteriza por no generar llamas y por poco humo.

Incendio forestal

Incendio forestal

Incendio forestal
Definición de áreas por riesgo de incendios forestalesLos bosques son atacados por varios factores como plagas y enfermedades, cortas clandestinas, cambios de uso del suelo e incendios. Estos últimos provocan daños a los elementos de los ecosistemas forestales (suelo, vegetación, fauna, agua). Su impacto se deriva de la velocidad con que el fuego se propaga y la intensidad de calor que genera; éstas dos características están definidas por las condiciones que se presenten en una región dada, lo cual implica que habrá zonas donde el fuego se propague más rápido y otras donde sea más intenso.
En un mismo bosque pueden existir áreas con diferente riesgo de incendio; al conocer cuáles áreas son las de mayor riesgo de incendio se podrá priorizar aquellas áreas en las que se enfocarán las estrategias y recursos de prevención.

Variables que definen el riesgo de incendio

La aparición de incendios forestales es producto de diversos factores; sin embargo, la manifestación de éstos generalmente obedece a un patrón determinado. Con frecuencia las áreas de más alta posibilidad de incendio se encuentran próximas a caminos, carreteras o poblados, así como en áreas de fuertes pendientes, zonas de pastoreo, lugares de recreo, áreas en aprovechamiento maderable, etc.

Las condiciones que influyen en la presencia y propagación de incendios son las siguientes:

a) vegetación
b) materiales combustibles
c) profundidad de materia orgánica
d) elevación
e) pendiente
f) exposición
g) proximidad a caminos
h) cercanía a áreas agropecuarias
i) práctica silvícolas
j) clima
k) servicios

INIFAP.- folleto informativo Núm 1 1996

Incendio forestal

Incendio forestal
Temporada de IncendiosLa temporada de incendios coincide con la época seca, que comprende principalmente los meses de enero a mayo, dependiendo de la situación geográfica de las diferentes regiones.

Incendio forestal

Incendio forestal
Causas de incendiosLas causas son de diversa índole se presentan de diversas maneras de acuerdo con las regiones del país, a diferencia de los tipos de incendios varían según el tipo de vegetación, su espesura o densidad, pendiente y tipo de suelo, entre otras variantes.
La causa principal de los siniestros se debe en el 97 por ciento de los casos a descuidos humanos, por accidente, intencionalidad o negligencia; pero fundamentalmente la utilización del fuego con fines agropecuarios
Se diferencian en tres grupos:
Negligencias o descuidos (quema de pastos, actividades agropecuarias, aprovechamientos forestales, otros trabajos forestales, industrias, limpia de desechos de vía, fumadores, fogatas, excursionismo.
Intencionados.- por indefinición de la tenencia de la tierra, obtención de autorizaciones para aprovechamientos forestales, uso del fuego para caza furtiva, rencillas entre particulares y/o comunidades
Otras causas.- rayo, ferrocarril, líneas eléctricas, maniobras militares, vehículos y maquinaria en áreas forestales.

Incendio forestal

Incendio forestal
Cultura del fuegoNuestros antepasados respetaban a la naturaleza y tenían una relación con ella de manera que no se veía afectada por sus actividades, sin embargo el desarrollo constante del hombre una vez ya siendo sedentario modificaron en gran medida sus actividades y sus necesidades de uso de los recursos naturales con los que disponía fue siendo cada vez mayor.

En nuestros días este desarrollo humano se ve aun más acelerado y es directamente proporcional al uso de los recursos naturales, pero la capacidad de la naturaleza para renovar estos recursos es infinitamente menor a la capacidad de "aprovechamiento" lo que da como resultado una escasez del recurso como es el caso de los recursos forestales. Si agregamos a esta sobreexplotación de los recursos descuidos en la utilización o en nuestras actividades, debido en gran parte al crecimiento demográfico, de los mismos recursos el problema se agudiza y el deterioro es aún mayor.

Ahora bien hablando de este recurso hay que denotar que la principal causa de los incendios es provocado por el hombre aun y cuando hay que denotar que los antiguos habitantes aprendieron a manejar el fuego a la par que perfeccionaban sus técnicas de caza y pesca, pudiendo conseguir también eliminar la vegetación natural y convertirla en terrenos semidesérticos óptimos para la cacería. Se tiene que mencionar también que son innumerables explicaciones en cuanto a Dioses, origen y usos que se le daban al fuego en las mitologías. Como ejemplo podemos citar a Los Incas que practicaban la quema de bosques con la creencia de que al hacer esto los dioses harían llover.

El antiguo campesino solía tomar sus precauciones para quemar su granja y que el fuego no se propagara mas allá pero actualmente debido a las largas temporadas del verano el suelo se ve afectado y su vulnerabilidad a incendiarse es cada vez menor lo que implica que se pierdan varios miles de hectáreas al año debido a la rápida propagación del fuego.


En México, se estima que entre el 50% y 80% de los incendios forestales tienen su origen en las quemas agrícolas que se salen de control o se hacen descuidadamente. Entre 1970 y 1990, se perdieron 17, 000, 000 hectáreas de bosques, el 30% del total existente hasta entonces. En los últimos diez años, las pérdidas anuales van de 700, 000 a 1, 000,000 de hectáreas; esto es, entre el 1.7% y el 2.2%.

Más allá de ser estos incendios de bosque y matorrales sólo un problema forestal, por el hecho de que estos están generando emergencias ambientales transnacionales y de dimensiones mundiales; fuego, humo y cenizas causan problemas a la salud están repercutiendo negativamente a la diversidad biológica, contaminando la atmósfera y agravando el efecto invernadero que se ven reflejados en interrupción de actividades sociales y económicas. Este es el hecho fundamental del por que debemos de tener una cultura de fuego y en general una responsabilidad ambiental.

El fuego en la Agricultura
El fuego tuvo un papel mul importante en el desarrollo de la agricultura, ya que fuera de las zonas de lluvia, los primeros cultivos no hubieran sido posibles si las tierras no se hubieran quemado. Hasta cierto punto, el fuego era necesario para expandir las zonas de cultivo.

Desde la época precolombina, la agricultura de la roza - tumba y quema ha sido parte fundamental de la producción agrícola en muchas partes de México. El fuego es utilizado para preparar una parcela para cultivar ya que facilita la limpia de vegetación y ayuda a liberar sus nutrientes, lo que aumenta la riqueza de la tierra, generando una mejor cosecha.

La fertilidad de la parcela disminuye con los años por lo que ésta es abandonada temporalmente y se trabaja sobre un nuevo terreno.

Las prácticas de roza - tumba y quema son vistas como un ciclo, ya que los terrenos quemados pueden ser utilizados después de algún tiempo y bajo ciertas restricciones.

Incendio forestal

Incendio forestal
Tendencias HistóricasUno de los hechos más alarmantes que afectan los ecosistemas de nuestro planeta es el aumento en el número de incendios. Desde hace varios años, el crecimiento de la población mundial ha tenido un impacto negativo en el medio ambiente, destruyendo muchos de los recursos naturales; uno de ellos es la masa forestal. La manifestación más común de dicha destrucción es la deforestación, que conlleva en consecuencia, el deterioro de nuestro hábitat.

Los incendios y el cambio de uso de suelo con fines agropecuarios son causas determinantes de la deforestación. De acuerdo con cifras presentadas por la FAO, la destrucción de bosques entre 1990 y 1995 fue de 13.7 millones de hectáreas, únicamente en bosques naturales de países en desarrollo.

En México, los incendios representan el 2.2% de las causas de la deforestación, a las cuales se aúnan la tala ilegal. El desmonte, cambios de uso de suelo autorizados, plagas y enfermedades forestales, básicamente. Sin embargo, dicho porcentaje se traduce en importantes efectos en la estabilidad de los ecosistemas de nuestro país.

En el período de 1994 a 1997 se presentaron 30,109 incendios que afectaron 807, 199 hectáreas. En el año de 1998 hubo 14, 445 incendios, afectando 849, 632 hectáreas. Si comparamos estos datos, tenemos que en un solo año se quemaron 5.2% más de hectáreas que en el período de cuatro años anteriores antes mencionado.

Las entidades que tuvieron mayor número de incendios ese año fueron el Distrito Federal, Estado de México y Michoacán.

Es importante destacar que en el período de 1988, el 73.1% de incendios fueron superficiales, correspondiendo a pastizales, matorrales y arbustos. Esto indica que las áreas afectadas pueden ser recuperadas en la siguiente temporada de lluvias.

Durante 1999 se presentaron 7, 979 incendios que destruyeron 231, 061 hectáreas. En el año 2000 se registraron 8, 560 incendios que afectaron a 234, 839 hectáreas.

Incendio forestal

Incendio forestal
Los efectos del niño y la niñaHasta hace algunos años era muy difícil que los bosques tropicales se dañaran gravemente por los incendios porque llovía casi todo el año y la humedad en la materia orgánica del suelo impedía que el fuego se propagara. En la actualidad cuanto más se prolonga el verano, mayores son los daños ocasionados a la naturaleza por los incendios forestales debido a la fragilidad que presentan los ecosistemas del sistema tropical.

Los fenómenos del "niño" y "la niña" han tenido mucho que ver en lo citado en el párrafo anterior, es decir en el curso climático a nivel mundial. En México el Niño se presentó en 1997 propiciando diversos disturbios en el clima, generando las sequías más severas de este siglo con temperaturas que alcanzaron registros sin precedentes históricos en el noreste, centro y sur del país.

Durante 1998, se presentaron las condiciones más extremas y contrastantes registradas desde 1941. Durante el invierno, las temperaturas mínimas fluctuaron entre -5 y -12 grados centígrados, lo que provocó graves heladas que secaron gran parte de la vegetación.

Por otro lado se presentó el fenómeno conocido como "La Niña", cuya característica principal es el enfriamiento de la superficie (del Océano) acompañado por fuertes lluvias, lo que causa el desbordamiento en ríos y lagos. El fenómeno del niño provocó en México una época inusual de sequía y agravó la destrucción forestal causada por los incendios que se generaron. De hecho, el fuego es responsable en 30% de la destrucción de bosques cada año. Los incendios ocurridos y la destrucción que causaron en 1998 fueron reportados como catástrofe nacional. Al final de la época de sequía más de 14, 000 incendios fueron reportados y aproximadamente 600, 000 hectáreas fueron quemadas.