Imperio hispánico

Historia. Monarquía autoritaria. Reyes Católicos. Inquisición. Mesta. Validos. Cronología

  • Enviado por: Tweety
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 3 páginas
publicidad

EJE CRONOLÓGICO

Reyes Católicos (1469 - 1516)

Llegada a América (1492)

Expulsión de los judíos (1492)

La Casa de Contratación (1503)

Carlos I (1516 - 1556)

Reforma protestante (1517)

Sublevación de las Comunidades (1520 - 1521)

Rebelión de las Germanías (1521 - 1523)

Paz de Augsburgo (1555)

Felipe II (1556 - 1598)

Felipe III (1598 - 1621) Duque de Lerma

Felipe IV (1621 - 1665) Conde Duque de Olivares

Guerra de los Treinta Años (1618 - 1648)

Paz de Westfalia (1648)

Paz de los Pirineos (1659)

Carlos II (1665 - 1700)

Felipe V (1701 - 1759)

Carlos III (1759 - 1788)

Carlos IV (1788 - 1808)

Fernando VII (marzo de 1808, por unos días)

José I

TEMA 1: El Imperio Hispánico (CONCEPTOS)

Monarquía autoritaria: tipo de monarquía instaurada en algunas regiones como Francia, Inglaterra y la Península Ibérica durante el siglo XV. Esta se basaba en el reforzamiento del poder de la monarquía sobre unos territorios unificados más o menos afines. Para ello los monarcas contaron con agentes complementarios, un ejército permanente, una burocracia, una diplomacia y una hacienda.

Reyes Católicos: estos fueron Isabel de Castilla y Fernando de Aragón. Reinaron España a caballo entre los siglos XV y XVI. Durante este periodo llevaron a cabo una unificación territorial que dio comienzo con el matrimonio de ambos (1469), lo que supuso la unión de sus reinos. A esto le siguió la anexión de Granada (1492), la recuperación del Rosellón y Cerdeña (1493) y la anexión de Navarra (1512). Junto a la unificación territorial se llevó a cabo la unificación religiosa, que rechazó la religión musulmana y judía, e impuso la cristiana, para ello en 1478 se creo el tribunal de la Inquisición que fue el encargado de esta tarea de cristianización. Durante este reinado se restableció la autoridad real y el orden público, recortando el poder de la nobleza y el clero y reorgnizando la Santa Hermandad. También se llevó a cabo una proyección exterior mediante la cual se produjo la anexión de Canarias, Melilla, Orán, Bugía, Trípoli y Nápoles. Mediante el matrimonio de sus hijos se consiguió también la unión con Portugal y el aislamiento de Francia.

Inquisición: conocida también como tribunal del Santo Oficio. Fue creada en 1478 bajo el reinado de los Reyes Católicos tras la orden de estos de expulsar a los musulmanes y judíos. Su misión era velar por la pureza y la unidad de la fe, y perseguir a los herejes y conversos acusados de judaizar.

Santa Hermandad: espacie de milicia urbana encargada de reprimir la delincuencia y el bandolerismo señorial, que cobró especial importancia en los siglos XV y XVI tras su reorganización por los Reyes Católicos.

Encomiendas: institución legal que cedía a los colonizadores, un territorio con unos indios que trabajaban para él a cambio de un salario. El encomendero, en contrapartida, se comprometía a protegerlos, instruirlos y evangelizarlos.

Las Mitas: institución legal que obligaba a los indígenas a participar por turnos en trabajos colectivos. Se estableció frecuentemente en la explotación de minas.

La Casa de contratación: organización creada en Sevilla en 1503 por los Reyes Católicos, que servía como aduana para controlar las entradas y salidas de mercancías y pasajeros. Organizaba los viajes utilizando un sistema de flotas por el que los transportes iban escoltados por navíos de guerra.

La Mesta: institución creada en el siglo XIII encargada de estructurar la ganadería lanar. Era una asociación que defendía los derechos de los ganaderos, organizaba la trashumancia anual y controlaba las cañadas o zonas de paso de los rebaños.

Carlos I: rey de España desde 1516 a 1556. Nacido y educado en Flandes, fue hijo de Felipe el Hermoso y Juana la Loca. Durante su adolescencia recibió como herencia de sus abuelos un conjunto inmenso de posesiones que aunque cadecían de cohesión le convirtieron en la máxima autoridad del mundo cristiano. En 1519 fue nombrado emperador de Alemania con el nombre de Carlos V. Llegó a España por primera vez con 17 años rodeado de una serie de consejeros flamencos que ocuparon los puestos claves. El desconocimiento del país y del idioma, junto a sus primeros pasos orientados a la financiación de su elección como emperador provocaron un descontento general ante sus súbditos españoles. A lo largo de su reinado, Carlos I se vio envuelto en una serie de contiendas. Se enfrentó a los protestantes, a los turcos y a Francia. En el fin de su reinado el emperador cedió la parte hispánica de sus posesiones y los Países Bajos a su hijo Felipe, y la parte centroeuropea y los derechos al título imperial a su hermano Fernando.

Sublevación de las Comunidades: levantamiento producido en Castilla durante los años 1520-21 contra la política imperial de Carlos I. Este fue protagonizado por la pequeña nobleza y las clases medias de las ciudades que temían perder sus fueros. Esta fue duramente reprimida por el rey y la alta nobleza.

Rebelión de las Germanías: revolución que tuvo lugar en Valencia y Mallorca durante los años 1521 y 1523, en el que los artesanos y campesinos cristianos se levantaron contra la nobleza y los terratenientes, que dispusieron del apoyo de los moriscos. Esta fue duramente reprimida por el rey Carlos I que contó con la colaboración de la alta nobleza.

Paz de Augsburgo: paz firmada en 1555 por Carlos I, la cual supone el reconocimiento del derecho de cada príncipe a decidir la religión de sus súbditos. Esta ponía fin a las numerosas batallas que se lidiaban entre los príncipes alemanes, que aprovechando la reforma protestante iniciado por Martín Lutero en 1517, luchaban para obtener su independencia frente al emperador.

Felipe II: hijo de Carlos I y heredero del reino hispano y los Países Bajos. Su reinado fue desde 1556 a 1598. En 1561 estableció la corte y la capitalidad en Madrid. En líneas generales, Felipe II mantuvo una política de colaboración con la rama austríaca de los Habsburgo y se erigió en defensor a ultranza del catolicismo. Para ello impulsó la actuación de la Inquisición y el cumplimiento de las medidas adoptadas en el Concilio de Trento. Extremó las medidas de censura de las ideas heterodoxas y quiso acabar con la tolerancia religiosa de la que gozaban en la práctica los moriscos del reino de Granada. Felipe II heredó también muchas contiendas de su padre como las de Francia y las de los turcos. Felipe II sufrió la sublevación de los Países Bajos como consecuencia de la propagación del calvinismo, la oposición a la fuerte presión fiscal y los deseos de independencia. Estos contaban con el apoyo de Inglaterra y finalmente en 1648 fe reconocida su independencia.

Validos: personas encargadas de los asuntos de gobierno durante el reinado de los últimos reyes de la casa de Austria. Estos eran personas de plena confianza en cuyas manos quedaba realmente el gobierno de reino.

La Guerra de los Treinta Años: tubo lugar entre los años 1618 y 1648. La contienda comenzó en Alemania y posteriormente se extendió a otras naciones europeas. Intervinieron en el conflicto Inglaterra, Dinamarca, Suecia y posteriormente Francia en apoyo de los protestantes y en contra de la expansión de la casa de Austria. España y Portugal lucharon en apoyo del imperio austríaco y en defensa del catolicismo. El conflicto finalizó con la firma de los tratados de Westfalia, por los que España reconocía la independencia de Holanda. Esta guerra sometió a España a una nueva sangría de hombres y dinero. Además significó el punto de inflexión definitivo en el proceso de decadencia generalizado en el siglo XVII.

La Paz de Westfalia: se firmó en 1648 en Westfalia para poner fin a la Guerra de los Treinta Años, en la que luchaban católicos y protestantes. Su firma implicó un nuevo ordenamiento político de Europa bajo el principio general del equilibrio y certificó el final de la supremacía española, que entre otras pérdidas reconoció oficialmente la independencia de Holanda.

La Paz de los Pirineos: esta paz firmada en 1659 por Felipe IV puso fin a las contiendas que tras la Guerra de los Treinta Años se seguían sucediendo entre España y Francia. Mediante esta, España cedió a Francia los territorios catalanes del Rosellón y parte de la Cerdeña, y varias ciudades de Flandes.

TEMA 2: Absolutismo e Ilustración (CONCEPTOS)