Imperialismo

Historia universal. Colonialismo. Causas

  • Enviado por: Spinner
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 4 páginas

publicidad

HISTORIA

El Imperialismo

Introducción

El imperialismo fue un sistema político y económico por el cual un país dotado de una fuerte industria y ejército, domina y explota a otro. Las conquistas coloniales tuvieron lugar a finales del siglo XIX, entre 1875 y 1914 aproximadamente. Las causas de la expansión colonial fueron por las grandes potencias europeas que querían apropiarse de colonias por diferentes motivos, de carácter personal y colectivo, económico, político, cultural y religioso. El crecimiento económico provocado por la revolución industrial provocó cambios sociales muy importantes.

En este periodo apenas hubo guerras importantes, solo conflictos. En 1914, estalló la guerra. La 1º G. Mundial (1914-1918) fue uno de los acontecimientos más graves de la historia de Europa. Las consecuencias fueron terribles por que se enfrentaban usando todos sus recursos las grandes potencias industrializadas, provocó una gran mortalidad de personas. Después de ella nada volvió a ser igual, el siglo XX nacía de un hecho traumático.

Desarrollo

El término de imperialismo se suele utilizar en un sentido más amplio que el de colonialismo porque para mantener la explotación económica de un país, en beneficio de una metrópoli (que es la esencia de la dominación imperialista) no siempre se utiliza un ejército de ocupación ni se mantiene una dominación política directa. Por colonialismo se suele entender una manifestación de imperialismo, en la que la explotación económica se produce a través de la ocupación material del territorio, imponiendo por la fuerza las leyes y la cultura de la metrópoli.

El crecimiento de la economía europea originó la creación de industrias en otros países además de Gran Bretaña, y como es normal, apareció la competencia entre países e industrias que formó la concentración económica que desembocó en asociaciones monopolistas como “cartel”, que es un acuerdo entre varias empresas para fijar precios de venta y repartirse mercados en un determinado sector, para no hacerse la competencia entre ellas y, “trust”, que es una gran empresa que por si sola controla casi totalmente un sector de la economía, estos dos asociaciones se apoderaban de un modo más o menos completo de la producción del país y hubo acuerdos entre ellas y constitución de cárteles internacionales, a nivel internacional o mundial.

Debido a todo esto, se desembocó en cambios ya, que se necesitaba unas nuevas políticas económicas o sea, un apoyo a las empresas nacionales por parte del gobierno. Mientras que el librecambismo (Inglaterra) era una doctrina opuesta al proteccionismo según la cual la actividad económica debe desenvolverse sin la intervención del estado, el proteccionismo se impuso después, es una actitud económica y política que pretende defender la industria y la agricultura de un país de la competencia extranjera, y los gobiernos ponían impuestos aduaneros, aranceles o tarifas aduaneras siguiendo la política económica proteccionista, y junto a él, el colonialismo o imperialismo (1870-1914) explotaron los territorios subdesarrollados.

El imperialismo podría ser de tres maneras diferentes, imperialismo formal o colonialismo, que es la conquista política de territorios, el imperialismo semiformal, en el que un país independiente depende respecto a los capitales de otro y por ultimo el imperialismo informal, que depende de una economía menor de la que tiene el imperialismo semiformal.

Las causas o factores por las que se originó el imperialismo o colonialismo fueron diversas y se podrían clasificar en términos generales, en cinco grupos: económicas, sociales, psicológicas, políticas y demográficas.

Las causas económicas fueron el aumento de la producción y de los capitales derivado de la industrialización, llevaba a unos excedentes en los países industrializados, que se enviarán a las colonias. Los empresarios y hombres de negocios de las metrópolis no tenían competidores en sus colonias porque las leyes lo impedían.

Las causas sociales fueron enviar a los parados a trabajar, de modo voluntario, a las colonias, para evitar conflictos sociales y hasta guerras civiles.

Las causas psicológicas fueron unos deseos de misioneros, maestros, médicos, etc. de ayudar a los africanos o asiáticos llevando la religión cristiana, la alfabetización, la medicina, etc.

Las causas políticas fueron motivos de prestigio o de estrategia de los gobiernos frente a otros países europeos. Ofrecieron a los votantes, en número creciente, la gloria y el orgullo de pertenecer a una nación imperial.

Y las causas demográficas fueron la expansión que se experimentó en Europa y que en muchas ocasiones se transformó en una presión que se difuminaría con la emigración a las colonias. Las emigraciones de Europeos fueron fenómenos muy importantes, los emigrantes se dirigieron sobre todo a América, a Canadá y a América Latina donde había posibilidades de conseguir tierras para cultivar, hallar minas de oro, petróleo...

El imperilismo se caracterizó por las grandes expansiones de los estados capitalistas por ultramar y tuvieron bastantes disputas por Asia y África.

Se crearon conflictos entre naciones y por eso se reunieron en Berlín en 1884 donde se repartieron África y concedieron una gran importancia a la marina militar.

Tras el atentado bosnio contra el heredero austriaco estalló la 1ª guerra Mundial, que fue uno de los acontecimientos mas graves de la historia de Europa.

La 1º Guerra Mundial fue uno de los acontecimientos más graves de la historia europea. Sus consecuencias fueron terribles porque por primera vez se enfrentaron utilizando todos sus recursos las grandes potencias industrializadas. No sólo provocó una gran mortalidad sino que fue el principio del final de la hegemonía europea. Las razones fueron la competencia económica, los conflictos coloniales, auge del nacionalismo agresivo, el militarismo y la política entre alianzas.

La 1ª Guerra Mundial separó a los estados en dos bandos o alianzas, el primer bando era Alemania, Austria-Hungría y Turquía, y el segundo bando era Francia, Rusia y Gran Bretaña. Y estos dos bandos o alianzas tuvieron un largo periodo de enfrentamientos.

Conclusión

El colonialismo les sirvió a las potencias europeas para evitar conflictos sociales internos, para mantener un ritmo acelerado de desarrollo industrial y para evitar la agudización de las crisis fijas del capitalismo.

En los pueblos ocupados el colonialismo influyó al poner en contacto dos civilizaciones muy diferentes entre sí. La cultura europea influyó en las colonias difundiendo conocimientos técnicos e ideológicos que van a conducir al proceso de libertad. Se destruyeron las estructuras sociales de muchos países, introduciéndose una administración más eficaz.

El imperialismo podemos decir que tuvo dos caras, una positiva y otra negativa. La positiva es que ha favorecido el desarrollo de un proceso natural de totalización del mundo, y la negativa que la explotación que implica el hecho colonial, hace de él un fenómeno nefasto.

Entre 1916 y 1918 los alemanes lanzan grandes ofensivas para ganar la guerra. Sus agotados ejércitos fracasan. En 1918 llegan las tropas americanas a Europa, el ejército alemán se derrumba y pierde la guerra.

Notas

Hobson, la principal diferencia era que creía en la perdurable racionalidad de la mayor parte de la sociedad y consideraba que la opinión popular era deliberadamente corrompida mediante la prensa barata por los que tenían intereses en la expansión imperial.

Según Hobson, la estructura plutocrática de la sociedad capitalista, en vista de que la demanda interior se ve frenada por los ingresos de la gran masa, mantenidos constantemente bajos, conduce crónicamente a una acumulación excesiva de capital por invertir. Por esta razón los capitalistas, para evitar el dilema del beneficio decreciente, se ven obligados a buscar lucrativas posibilidades de inversión en territorios ultramarinos, en vez de hacerlo en los mercados interiores demasiado limitados. El punto de vista clásico liberal, atribuye el imperialismo al atavismo subconsciente de una población inflamada por las llamadas nacionalistas de políticos hambrientos de poder.

Hobsbawn, estimuló a las clases medias y trabajadores administrativos a identificarse con el Estado, dando así legitimidad inconsciente al sistema social y político representado por ese Estado.

Lenin, afirmaba que el imperialismo no sólo surgía del capitalismo, sino que además era una etapa real del desarrollo del capitalismo: la “etapa cumbre”, con un numero creciente de conexiones entre capital industrial y el bancario. El imperialismo, según él, es la etapa superior del capitalismo en su necesidad de mercados nuevos. Consideraba el imperialismo en términos de acumulación de capital y de explotación de la mano de obra colonial y semicolonial.

En la concepción del imperialismo de Lenin la exportación de capital se debe a la disminución de utilizaciones rentables del capital en el propio país. Opinaba que el imperialismo terminaría sólo cuando los elementos precapitalistas de la vida social desaparecieran definitivamente.

Langer, define el imperialismo como el simple dominio o control, político o económico, directo o indirecto, de un Estado, nación o pueblo sobre otros grupos similares o la propensión, tendencia o intento de establecer dicho dominio.

3

Vídeos relacionados