Ilustración y Kant

Movimientos filosóficos siglo XVIII. Filosofía ilustrada racionalista. Pensamiento kantiano. Critica de la razón pura y práctica. Naturaleza humana

  • Enviado por: El remitente no desea revelar su nombre
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 17 páginas
publicidad
publicidad

LA ILUSTRACIÓN

La ilustración fue un amplio movimiento de ideas que influyó en todos los campos (segunda mitad del siglo XVII y XVIII). Aunque venía preparado por el pensamiento filosófico desde el inicio de la filosofía moderna, cobró especial auge durante el período anterior a la revolución francesa, que fue su consecuencia práctica más directa e importante.

Las características principales son:

confianza ilimitada en la capacidad de la razón para resolver todos los problemas humanos. Los ilustrados pensaban que la humanidad había vivido en una etapa infantil y que sólo ahora había alcanzado la madurez.

la razón ha de ser crítica, conocedora de sus posibilidades y sus límites aunque se descubra que es limitada, esto no va a suponer una dificultad porque para ellos la razón es suficiente para guiar al hombre.

la razón será práctica, pues la teoría debe estar en función de las necesidades humanas, e decir, que su función más importante es el conocimiento y el dominio de la naturaleza, la construcción de una ciencia experimental. La razón debe servir también para construir una ética, un modo de vida más humano, cuando nos gobernemos por la razón se acabarán los tabúes, las conductas irracionales.

en lo político, puso los cimientos del pensamiento liberal, principios de la revolución francesa. Todos los hombres por ser racionales somos iguales, y por tanto iguales ante la ley. Para que la convivencia sea pacífica y justa basta con que los hombres sean ilustrados.

el camino para lograr que la humanidad progrese será la educación, porque sólo de ese modo se logrará que todas las personas sean razonables. Para ellos la ignorancia es causa de todo mal.

el progreso indefinido: la humanidad que ha vivido anclada progresará continuamente en todas las órdenes cuando las relaciones con la naturaleza y los demás sean racionales.

La razón crítica tuvo su principal representante en Kant y hay que ver qué podemos conocer para entender a Kant.

Para ser razonable, lo primero es conocer a fondo la propia razón, sometiéndola a examen. La tarea de la razón crítica la resume Kant en tres cuestiones:

¿qué puedo conocer?

¿qué debo hacer?

¿qué me cabe esperar?

Las tres se resumen en: ¿qué es el hombre?. Por tanto, la antropología es el tema principal de la filosofía ilustrada.

IDEAS

El pensamiento de Rousseau es puramente político: el pensamiento político clásico representado por Platón (los sabios deben dominar) y Aristóteles (define al hombre como animal racional porque conoce lo bueno y lo malo) buscó modos racionales de organizar la vida social. Ambos partían de un concepto claro de lo que es el BIEN COMÚN. En el pensamiento moderno se formulan nuevas teorías políticas. Quien influye en Rousseau es Hobbs, que piensa que el hombre no es social por naturaleza porque cada uno es distinto de los demás, dice que el hombre es un ser egoísta por naturaleza, sólo busca su propio bien. Para Hobbs, la principal preocupación de cada individuo es la supervivencia.

Estas dos ideas. Que el hombre es malo y que la sociedad tiene como fin principal la seguridad de los ciudadanos le llevaron a formular una teoría política en la que la sociedad debía funcionar como una máquina. Hobbs defiende que el poder debe ser absoluto para garantizar el bienestar de los súbditos. El único consenso posible y válido es el contrato inicial por el que se decide que exista un poder político que evite la lucha todos contra todos. Cualquier otro consenso posterior debilitaría el poder ya que si quien gobierna depende del gobernado, realmente no gobierna.

Rousseau parte de otros principios: en origen, el hombre es bueno por naturaleza pero no es un ser social (como Hobbs). El origen del mal hay que buscarlo en la sociedad y en la cultura. Las desigualdades entre los hombres aparecieron al aparecer la propiedad privada y las injusticias en la convivencia. Ante esto, el hombre natural reaccionó transformándose en un ser racional y moral mientras que antes vivía el bien y la justicia de modo espontáneo y natural. ESQUEMA DE KANT

  • Introducción:

    • Vida

    • Obra

    • El intento de Kant:

      • ¿es la metafísica una ciencia? ¿es equiparable a la física y a las matemáticas?

      • Planteamientos y problemas fundamentales.

      • Crítica de la razón pura:

        • Introducción.

          • Análisis del racionalismo

          • Análisis del empirismo

          • Juicios sintéticos “a priori”

          • Criticismo

        • Estética trascendental.

          • ¿qué es lo trascendental en Kant?

          • Espacio y tiempo: formas “a priori” de la sensibilidad

          • Matemáticas

        • Analítica trascendental

          • Formas “a priori” del entendimiento

          • Juicios y categorías

          • Sujeto trascendental

          • Física

          • Fenómeno y noumeno

          • Idealismo trascendental

        • Dialéctica trascendental

          • La razón

          • Tendencia a ir más allá de la experiencia sensible

          • La idea ¿qué es para Kant?

          • Ideas de la razón: alma, mundo y Dios

          • Ética: crítica de la razón práctica:

            • Tránsito a la razón práctica a la moral

            • Aspectos fundamentales de la moral de Kant

            • Crítica del juicio:

              • Problema del mundo en su totalidad

              • Mundo natural: reino de la necesidad

              • Mundo moral: reino de la libertad

              • El juicio reflejo

              • Representación finalista de la naturaleza

              • Teoría del progreso en Kant.

              • INTRODUCCIÓN

                Obra:

                Tiene cuatro períodos:

                1-Precrítico (hasta 1765): Kant es racionalista y seguidor de la filosofía de Leibniz aunque no la conoce directamente, sino a través de Wolf. Obras: “pensamientos sobre la verdadera medida de la fuerza viva”, “historia general de la naturaleza y teoría del cielo”, la única base posible para una demostración de la existencia de Dios.

                2-Escéptico (1765-1770): Kant está influido por Hume, se aparta del racionalismo para ser empirista. Obra: “sueños de un visionario explicados mediante los sueños de la metafísica”.

                3-Crítico (1770-1800): se inicia con la disertación con la que Kant recibió el título de profesor ordinario de Konigsberg que lleva como título: “sobre la forma y principios del mundo sensible e inteligible”.

                Obras: de filosofía teorética: “crítica de la razón pura” y “prolegómenos a toda metafísica futura”.

                de ética: “crítica de la razón práctica” y “fundamentación de la metafísica de las costumbres”

                de estética: “crítica del juicio” y “lo bello y lo sublime”.

                de filosofía del derecho: “metafísica de las costumbres” con dos escritos: “primeros principios metafísicos de la teoría del derecho” y “primeros principios de la teoría de la virtud”.

                filosofía de la historia: “idea de una historia universal desde un punto de vista cosmopolita” y “la paz perpetua”.

                “Antropología”

                4-Obras póstumas (1800-1804): inicia una serie de escritos publicados después de su muerte. Son un intento de realizar una síntesis de las tres críticas.

                Perfil psicológico de Kant:

                Laborioso, muy inteligente y ordenado, pensador liberal, como buen ilustrado. Recibe influencia de la revolución francesa.

                Profundo sentimiento religioso de influencia materna, pertenecía a una rama protestante llamada pietismo, que destacaba por ser una rama que produce una gran religiosidad de corazón y sentimientos sin manifestaciones externas.

                EL INTENTO DE KANT

                ¿Es la metafísica una ciencia? ¿es equiparable a la física y a las matemáticas?

                La postura inicial es preguntar cómo ha sido posible que los filósofos hayan pretendido conocer lo real y al hombre sin antes plantearse si esto es posible. Superando a Hume afirma: “vamos a analizar las condiciones del conocimiento científico en las ciencias existentes y que han cosechado triunfos en las matemáticas y la física de Newton para después aplicarlas a la metafísica y dilucidar si sobre ellas puede haber ciencia”.

                Planteamientos y problemas fundamentales

              • demostrar contra el escepticismo de Hume que el saber científico tiene una validez objetica.

              • Demostrar que con el procedimiento válido dentro de los límites de la experiencia si es posible o no la metafísica.

              • Fundar una moral autónoma

              • Investigar si es posible tener una representación finalista (que tiene un fin) del mundo físico de la naturaleza.

              • De estos cuatro problemas, el central es la posibilidad de la metafísica como ciencia. Para Kant toda la filosofía no es más que una actividad especulativa encaminada a contestar cuatro preguntas:

                ¿qué puedo saber?-conocimiento-dos obras

                ¿qué debo hacer?-ética-dos obras

                ¿qué puedo esperar?-religión-“crítica del juicio” y “la religión en los límites de la razón pura”

                ¿qué es el hombre?-antropología- “antropología” e “idea de una historia universal”.

                CRÍTICA DE LA RAZÓN PURA

                Introducción

                Kant analiza primero los elementos del conocer y los toma de las dos corrientes filosóficas anteriores a él: racionalista y empirista.

                Para el RACIONALISMO los elementos del conocer son ideas innatas independientes de la experiencia, comunes a todos los seres racionales y por tanto universales. Partiendo de ellos se deducen por análisis otras verdades con necesidad lógica según el modelo del procedimiento natural.

                Para los EMPIRISTAS no existen verdades innatas y tratan de extraer todos los conocimientos de lo sensible, por tanto, no es análisis deductivo, sino síntesis, el pensamiento añade experiencia a experiencia y los ejes de la síntesis son la sucesión y la coexistencia, no la necesariedad como lo era para el racionalismo. La experiencia es contingente siempre y nunca necesaria, es relativa a lo que ha sucedido y su validez no puede extenderse al futuro ni es universal.

                Kant observa que el procedimiento de los racionalistas es dogmático en cuanto que presupone las ideas innatas a las cuales les atribuye un valor objetivo. Contra el empirismo dice que en él se descuida el examen de las condiciones que hacen posible la experiencia. Según el racionalistmo, el procedimiento cognoscitivo es deductivo, es decir, se deduce de algunos principios innatos otras verdades. Este procedimiento es el juicio analítico, en el que el predicado no expresa nada que no se halle contenido en el sujeto, sino que se limita a explicarlo. Los juicios analíticos son necesarios porque el pensamiento debe reconocer como verdadero en el predicado lo que ha reconocido como verdadero en el contenido del sujeto, y tal reconocimiento es “a priori”, independiente de la experiencia. Los juicios analíticos tienen el de ser universales y necesarios porque tienen el inconveniente de ser inútiles en cuanto en tanto no aumentan el saber que ya poseemos.

                En el empirismo el procedimiento típico es el juicio sintético que es mediante el cual se le añade a un conocimiento poseído otro nuevo, el predicado no está incluido en el sujeto, el predicado añade por síntesis al sujeto algo nuevo, pero tal aumento de conocimiento es meramente “a posteriori” y no tiene carácter de necesidad y universalidad.

                Kant dice que es necesario entonces encontrar un juicio que resulte de un elemento “a priori” no derivado de la experiencia y de un contenido “a posteriori”. Tal juicio es el juicio sintético “a priori” para Kant.

                Para que el conocimiento sea universal y necesario como dicen los racionalistas y al mismo tiempo concreto como los empiristas el conocimiento debe ser “síntesis a priori”. Para Kant, lo “a priori” es el elemento racional que establecen relaciones universales y necesarias entre los fenómenos de experiencia.

                Con esta teoría, Kant va a explicar cómo se constituyen los juicios sintéticos “a priori” primero en las matemáticas y luego en la física para planteárselos en la metafísica luego y demostrar si es una ciencia y si es equiparable a la física y a las matemáticas.

                El método de someter a la crítica a la propia razón recibe el nombre de criticismo: sólo si se somete la razón pura al juicio de la misma razón, es decir, sólo con sustituir el dogmatismo por el criticismo se podrá restaurar la metafísica sobre . por tanto, el objetivo es someter a la razón a juicio para saber si tiene capacidad para poder resolver los problemas que intenta. Lo único que puede juzgar a la razón es ella misma, por eso hay que someter a la razón a la crítica.

                Estética trascendental:

                ¿qué es lo trascendental? “llamo trascendental a todo conocimiento que se ocupa en general no tanto de hechos, objetos, entes,... como de nuestro MODO DE CONOCERLOS en cuanto que este conocimiento puede ser posible “a priori””.

                ¿qué es la estética? Viene de “aisteses”, que significa sensación. En Kant es el estudio de la sensibilidad y para Kant la sensibilidad es la capacidad de tener representaciones mediante la afección que procuran los objetos. Para Kant la sensibilidad está hecha de intuiciones, de “golpes”, una sensación es una impresión que el objeto produce en la sensibilidad y a lo que Kant llama intuición empírica.

                - Formas “a priori” de la sensibilidad

                El primer grado de actividad sintética “a priori” del sujeto es la intuición o sensibilidad y se pregunta cuáles son esas formas “a priori” y afirma que son el espacio y el tiempo que no las obtenemos del exterior, sino que son formas de nuestra intuición con las que ordenamos las sensaciones externas (espacio) e internas (tiempo) (lo que para Aristóteles eran accidentes, para Kant son universales, necesarias y “a priori”).

                Cualquier sensación no puede ser intuída más que junto a otra ( en el espacio) o antes o después de otra (tiempo). Fuera de estas dos formas “a priori” universales y necesarias de la sensibilidad, según kant, no es posible concebir experiencia alguna. Kant define la intuición como aprehensión inmediata de las sensaciones ordenadas en las formas a priori del espacio y el tiempo.

                - Aplicación a las matemáticas

                Kant parte del dato indudable de que los teoremas matemáticos no se derivan de la experiencia, pero se aplican a la experiencia. El juicio sintético “a priori” de las matemáticas se constituye gracias a la unión de dos principios, componentes del mismo: un elemento material (“a posteriori”) o materia del conocimiento que son las impresiones sensibles procedentes de la experiencia del mundo exteriori y otro elemento formal independiente de la experiencia, que son las formas “a priori de la facultad

                , constituída por los

                Para Kant, las impresiones sensibles son caóticas, pero serán estructuradas por esas formas “a priori”, innatas e universales y necesarias para el ser humano. Estas formas “a priori” en matemáticas son el espacio, que posibilita el juicio sintético “a priori” de la geometría y el tiempo, que posibilita el juicio sintético “a priori” de la aritmética.

                En la intuición pura del espacio podemos diseñar las figuras de la geometría y en la intuición pura del tiempo podemos diseñar o construir los números con la adición de la unidad sucesiva. Gracias a esto, son posibles los juicios sintéticos “a priori” en la matemáticas, por ejemplo: 7+5=12, el concepto 12 contiene algo nuevo respecto a 7 y 5 y al de la suma de ambos y esto hace posible las matemáticas como ciencia.

                Analítica trascendental:

                Kant habla de otra facultad cognoscitiva que es el segundo grado de la actividad sintética y es el entendimiento. La multiplicidad de las impresiones sensibles estructuradas por espacio y tiempo son recibidas por el entendimiento que las someterá a una nueva estructuración en virtud de las formas a priori que él tiene, que son las CATEGORÍAS. Nuestro espíritu, además de intuir sensiblemente un objeto, puede también pensarlo.

                El entendimiento por medio de esas categorías universales y necesarias constituye las impresiones sensibles en objetos, forma los conceptos de las cosas. Conceptos: sujetos o predicados de posibles juicios. Para Kant los conceptos no son extraídos de la realidad, son formas a priori. El entendimiento es para la facultad de juzgar, y juzgar es clarificar las intuiciones sensibles, determinarlas, ordenarlas, según los tipos de juicios. Según esto se darán otras ordenaciones, otras categorías:

                juicios

                Por la cantidad:

                Por la cualidad:

                Por la relación:

                X la modalidad:

                - Sujeto trascendental

                Viene a ser esa unidad que unifica en un sujeto los dos grados de actividad sintética a través de las formas a priori de la sensibilidad y del entendimiento. Las diversas unificaciones operadas por el entendimiento son unificadas a su vez por la conciencia (no moral) que el yo tiene de sí mismo. Todas las representaciones van acompañadas del convencimiento de que todas pertenecen a una sola conciencia y esa es el centro común de todas las representaciones y condición suprema de su unidad. Es el “yo pienso”, la unidad sintética que unifica y ordena según las leyes universales del pensamiento todas las representaciones posibles de todas las posibles conciencias empíricas.

                El “yo pienso” es el legislador de la naturaleza, el constructor del mundo de la experiencia, y lo es como actividad trascendental sintetizadora de los datos de experiencia a través de las formas “a priori”. Por tanto el sujeto trascendental es quien unifica las categorías.

                Según Kant, “somos nosotros mismos quienes introducimos el orden y la regularidad de los fenómenos que llamamos naturaleza y no podríamos descubrirlo si la propia índole de nuestra mente no las hubiera establecido originariamente, por eso, y por absurdo que parezca afirmar que el entendimiento es el origen de las leyes de la naturaleza y de su unidad formal, tal aserción no deja de ser exacta y acorde con la experiencia”.

                Las leyes de la naturaleza son las que el entendimiento impone “a priori” a la naturaleza, no dependiendo de ella y en cuanto que la naturaleza deberá ser conocida siempre a través de estas formas: las categorías, en las que actúa como forma en la construcción del juicio sintético “a priori” de la física en el que la materia son las impresiones sensibles ya ordenadas anteriormente.

                - Fenómeno y noúmeno:

                Dado que las impresiones sensibles procedentes del exterior son estructuradas y por ello modificadas por las formas “a priori”, se deduce que nuestro conocimiento no es especular sino que al conocer nosotros modificamos los datos provenientes de los sentidos, de ahí que nos sea imposible conocer cómo son tales cosas externas a las que Kant llama cosa en sí o Noúmeno. Lo que conocemos son las cosas tal como se nos presentan a través de nuestras formas “a priori”, que son los Fenómenos. Llama Noúmeno a lo incondicionado, a lo que existe más allá del Fenómeno, que puede ser pensado y conocido por la razón pura.

                - Giro copernicano:

                Kant habla de que ha producido una revolución copernicana de la filosofía. Como Copérnico, invirtiendo la concepción astronómica de Ptolomeo, puso el sol como centro del sistema, así Kant invirtiendo la posición tradicional, según la cual el sujeto se adecua al objeto, Kant pone el sujeto en el centro de la realidad como ordenador y constructor del mundo de la experiencia. Por tanto el problema de la relación entre el orden de las ideas y de las cosas y ano existe, pues no hay orden que descubrir en las cosas, sino el orden que el pensamiento da a las cosas.

                Antes de Kant se sostenía que el papel activo en el tema del conocimiento era el de la cosa conocida y no el del sujeto que se limitaba a recibir los estímulos del mundo exterior. Kant cambia el papel del sujeto y por eso afirmará que su teoría del conocimiento supone una revolución copernicana.

                - Idealismo trascendental:

                La teoría de Kant es el idealismo y se conoce por ese término a toda teoría del conocimiento que sostenga que no conocemos las cosas tal como son en sí, dado que el sujeto cognoscente constituye, al menos en parte, el objeto conocido y puesto que en este idealismo el papel fundamental está en las formas “a priori”, recibe el nombre de idealismo trascendental.

                Dialéctica trascendental

                Para Kant, la realidad no se agota sólo en los fenómenos, nosotros recibimos las impresiones sensoriales y por tanto existe una realidad en sí de la que provienen esas impresiones, en cuanto que aprehendemos la realidad como aparece a nuestra conciencia, a través de las formas subjetivas del espacio y del tiempo y de las categorías.

                Pero Kant se pregunta: ¿se contenta el espíritu con este saber como sistematización de los fenómenos y la experiencia? ¿No es connatural a él la exigencia de unificar la totalidad de la experiencia, de alcanzar la unidad incondicional y absoluta? ¿No es precisamente lo incondicionado absoluto el objetivo de la metafísica?

                Sistematizado el saber físico-matemático se presenta ahora el problema de cómo es posible una metafísica como ciencia y para eso comprobar si en metafísica son posibles los juicios sintéticos “a priori” que han hecho posible la ciencia física y natural. Para Kant conocimiento es síntesis de una forma “a priori” y de un contenido “a posteriori”. Si falta alguno de estos elementos ya no hay conocimiento. Habrá una forma vacía o un contenido ciego. La totalidad de las cosas y de sus condiciones, lo incondicionado, no nos es dado por ninguna experiencia, por tanto, aplicar en este caso las formas a priori del entendimiento es hacerlas funcionar en vacío.

                -¿cómo funciona la razón?

                Por razón, Kant parece entender la más alta capacidad intelectual, algo por encima del entendimiento. La razón razona, reduce los principios a unidades supremas, el trabajo de la razón se apoya en el entendimiento, pero la razón llega a sus propios principios que son pocos e incondicionados.

                La exigencia de la razón es alcanzar lo incondicionado, pero la razón tiene una inevitable tendencia a ir más allá de la experiencia sensible, pero cuando la razón pretende tener conocimiento de lo incondicionado (lo que no viene dado por experiencia), su pretensión es injustificada porque hace uso ilegítimo de las formas “a priori” sólo válidas dentro de los fenómenos de la experiencia. La razón funciona con ideas y Kant llama ideas a una forma pura privada de contenido. Por tanto, las ideas de la razón pura se pueden reducir a tres (que se corresponden con los problemas de la metafísica): alma, mundo y Dios.

                a) ALMA: la razón tiende a pensar el alma como sustancia simple idéntica a sí mismo. Para Kant, persona es el ser que posee conciencia de su identidad numérica en diferentes intervalos de tiempo. El alma es pensada pro la razón en relación con los objetos del espacio, pero ocurre, según Kant, que este pensar no se apoya en ninguna intuición sensible. Y del pensar no se puede pasar al ser, por tanto, una posible psicología racional (ciencia que estudia el alma) cae por tierra como ciencia, que sobrepasa las fuerzas de la razón humana, de tal forma que en pura ciencia nada puede ser afirmado del alma, aunque se tenga un indicio de que pueda existir el yo pensante.

                b) MUNDO: algo parecido ocurre con la idea del mundo. Al estudiarla, Kant lo hace con antinomias (tesis-antítesis de la misma idea). Tesis: el mundo implica la existencia de un ser necesario que sea su causa. Antítesis: no existe un ser necesario consta del mundo. A lo que concluye: tanto a favor de una como de otra existen argumentos pausibles y en el mundo sensible no hay intuiciones que permitan conocer esos temas. Por tanto, parten de un presupuesto falso ( la tesis y la antítesis), del presupuesto del que puede ser conocida la idea de la totalidad de los fenómenos cuando jamás tal idea nos es dada en la intuición.

                c) DIOS: Kant analiza las pruebas utilizadas tradicionalmente para demostrar la existencia de Dios y las analiza afirmando que Dios es una idea de la razón pura pero como no tenemos intuición sensible en que apoyarnos sobre Dios, no puede haber conocimiento racional y en este sentido critica el argumento ontológico de San Anselmo y las cinco vías de Santo Tomás. Trata ambas pruebas por el mismo nivel y dice que todas ellas superan un ilegítimo paso del pensar al ser porque de Dios nada podemos conocer por intuición sensible. Kant concluye que la razón pura no puede invadir el campo de la metafísica como ciencia de la totalidad del saber y de lo real y no puede invadirlo ni para afirmar ni para negar. La razón pura se halla constreñida a afirmarse en el ámbito de la experiencia donde puede dictar leyes y frente a lo suprasensible o incondicionado no le quede más remedio que reconocer que las exigencias de la metafísica son insuprimibles y responden a una necesidad invencible del espíritu humano y que nada excluye a que además de los fenómenos exista un mundo en sí, lo incondicionado, porque pensar su existencia no implica contradicción, por tanto, en ciencia acerca de lo suprasensible e incondicionado nada podemos afirmar ni negar, sólo pensar, así que la metafísica no es equiparable a la física y a las matemáticas.

                ÉTICA: crítica de la razón práctica

                Negada la posibilidad de la metafísica como ciencia, los problemas que esta plantea, no siendo negados, son traspasados del campo de la razón pura al de la razón práctica, es decir, de la moral.

                - Aspectos fundamentales de la moral kantiana:

                Para Kant, el conocimiento es universal y necesario, no por el contenido suministrado por la experiencia, sino por la forma “a priori”. Del mismo modo, si la moral ha de tener los caracteres de la universalidad y de la necesidad, tales caracteres no pueden ser dados más que por una forma “a priori”.

                Kant sostiene que para que la moralidad tenga validez objetiva y universal necesita esa forma “a priori” que es una ley pura la única que puede garantizar su validez universal.

                Antes de estudiar cual es esa ley en concreto, él estudia lo que llama imperativos. Parte del hecho de la moralidad como algo que existe, parte de la existencia de un orden moral que va dirigido a la voluntad humana intentando regular su conducta mediante un conjunto de normas morales. Estas se formulan imperativamente, en cuanto que imponen un mandato a la voluntad. Por tanto, para Kant, toda normal moral es imperativa, pero no toda norma imperativa es moral. Entonces de plantea estudiar cuáles son las normas imperativas y cuáles de esas son morales.

                Kant distingue imperativos categóricos e hipotéticos. Los HIPOTÉTICOS son aquellos que representan la necesidad práctica de una acción posible como medio de conseguir otra que se quiere por tanto será un imperativo provisional y no absoluto. Dentro de los hipotéticos se distingue: problemáticos: aquellos en los que la condición es posible pero no segura; y asertóricos: aquellos en los que la admisión de la condición de la imperatividad de la norma es cierta.

                Tanto los problemáticos como los asertóricos no son leyes morales. A los problemáticos les llama reglas de la habilidad y a los asertóricos consejos de la sagacidad. Para Kant sólo son leyes morales los imperativos categóricos.

                Los imperativos CATEGÓRICOS imponen una norma de conducta de un modo absoluto y sin condición.

                Para Kant para que la moralidad tenga validez universal y objetiva es necesario que la voluntad sea independiente de todo posible objeto particular y que se determine según una ley o forma “a priori” incondicionada.

                Tal ley es para Kant el deber. Es imperativo porque es un mandato inexorable y es categórico porque es incondicionado, es decir, no está subordinado a ninguna hipótesis. El deber es el imperativo categórico y es “a priori” porque no procede de la experiencia, por tanto es universal, objetiva, válida para la voluntad de todos los seres racionales.

                Kant formula el imperativo categórico de tres modos:

                1-“obra de modo que la norma de tu conducta sirva como norma de conducta universal”

                2-“obra de modo que uses de la tanto en ti como en los otros siempre como fin y jamás como medio”

                3-“obra de modo que tu voluntad pueda ser considerada como hacedora de una legislación universal”

                Para Kant el hombre no es sólo razón pura o práctica o voluntad pura, es también inclinación natural, la moralidad para Kant es una disciplina interior, una lucha entre la ley que exige ser activada y que no cesa de mandar aún cuando es transgredida y nuestras inclinaciones que nos incitan a satisfacer nuestros deseos empíricos. Para Kant la acción es verdaderamente moral cuando implica el sacrificio de nuestra persona, cuando es cometida sólo con respecto a una ley, cuando se actúa con el deber por el deber, cuando prescindimos de todo objeto particular de la voluntad y no nos queda más de la pura forma de la ley.

                - La voluntad

                La acción particular (donde se aplica la voluntad) se constituye en moral cuando es querida en la forma, en la ley, no por los efectos que de ella pretendemos sacar, sino por el deber de hacerlo. Sólo es buena la acción que se realiza conforme a la ley y es buena la voluntad que se determina según la ley. Cuando la voluntad no es determinada por la ley la acción cesa de ser moralmente buena, por lo tanto la voluntad humana no puede determinarse más que por la ley moral que ella se impone a sí misma. La voluntad, para Kant, es una voluntad autónoma e incondicionada.

                - Actitud de la voluntad ante el imperativo categórico:

                a)la llamada voluntad santa o buena voluntad, que es aquella que actúa por respeto a la ley, ley que cumple única y exclusivamente por la dignidad y el respeto que le tiene. Estas acciones son las acciones por deber.

                b)voluntad de buenas costumbres(voluntad legal): cumple la ley moral no por respeto a ella, sino por otras inclinaciones. A estas acciones les llama acciones conforme al deber.

                c)voluntad moralmente mala: viola la ley moral. Para Kant sólo la primera tiene valor moral, la voluntad en cuanto manda por la conciencia del deber y sin tener en cuenta el resultado, es un valor absoluto.

                Mientras que las formas “a priori” de la razón pura estaban ligadas a la sensibilidad y eran formas de los datos sensibles, la forma “a priori” de la voluntad (imperativo categórico) es independiente de toda condición empírica, es incondicional.

                La voluntad moral nos da una determinación positiva, aunque no de orden teórico, sino práctico, de la cosa en sí, por tanto, hemos pasado a lo suprasensible. Va a plantearse de modo lícito examinar de nuevo los problemas de la metafísica, pero desde el plano de la razón práctica.

                - Postulados de la razón práctica (metafísica desde la ética):

                a)no podría existir la voluntad autónoma si el hombre fuese un ser natural sujeto a la necesidad mecánica que gobierna el mundo de la experiencia física, por tanto, la LIBERTAD es un postulado indispensable de la moralidad. La razón práctica se ve obligada a admitir la libertad como la condición necesaria de la moralidad.

                b) la virtud es ciertamente un bien moral incondicionado, pero no es el bien completo y perfecto. Para que nuestras aspiraciones sean satisfechas es necesario que a la virtud se le añada la felicidad. La virtud es la condición indispensable de la felicidad, es necesario hacerse dignos de ser felices. De la realidad de realizar la perfección y de conseguir el bien sumo y de la imposibilidad de realizarlo en esta vida, nace la filosofía en la inmortalidad del alma. Por tanto, la INMORTALIDAD DEL ALMA es el segundo postulado de la razón práctica.

                c) para realizar el bien completo y perfecto, para conseguir la virtud y felicidad es necesario un tercer postulado: LA EXISTENCIA DE DIOS. Como en la naturaleza nada garantiza la unión de virtud y felicidad es necesario postular la existencia de una causa en el mundo distinta del mundo que será el principio de conexión de felicidad y virtud y esta causa es Dios.

                Por tanto con los tres postulados de la razón práctica, la libertad, inmortalidad del alma y Dios, Kant entra de lleno en los temas de la metafísica, aunque falta el tema del mundo que lo va a estudiar en la crítica del juicio.

                Conclusión: La razón pura no podría permanecer indiferente ante los problemas de la metafísica y la razón práctica no puede evitarlos porque son necesarios. Por tanto, el problema que Kant intenta solucionar no se cifra ahora en la posibilidad de conocer los objetos de la metafísica, sino en si debo creer en su existencia. Por tanto, la razón práctica cree que la voluntad es libre, que el alma es inmortal y que Dios existe.

                Para Kant el creer es racional porque es reclamado por el principio de la ley pura y afirma que acerca de la metafísica no hay ciencia sino sólo creencia, es decir, la fe moral.

                CRÍTICA DEL JUICIO: ¿qué puedo esperar? (cosmología)

                Según la crítica de la razón pura, existe otro problema: el mundo. Para Kant, la naturaleza, al ser casi constituida por el intelecto, se haya determinada mecánicamente según un rígido orden causal.

                La naturaleza fenoménica es el reino de la necesidad. La razón práctica, cuya forma “a priori” es la ley, el imperativo categórico, para Kant es el reino de la libertad. Mundo natural y mundo moral son antitéticos, el mundo natural es indiferente a los valores morales y el mundo moral realiza los valores morales en la interioridad de la conciencia prescindiendo de la necesidad natural. Pero el hombre participa de ambos: del mundo natural necesario y del mundo moral libre. Se plantea cómo conciliar ambos mundos. Esto lo estudia en la crítica del juicio, y para solucionar el problema crea un nuevo principio: EL JUICIO REFLEJO

                El juicio reflejo: dada la intuición del particular, la mente se refleja en él para concertarlo con un universal, que no es concebido, sino vivido en el sentimiento. La crítica del juicio tiene por objeto los juicios reflejos con los que los particulares de la naturaleza son referidos a un orden universal de finalidad en que se hayan comprendidos.

                Los juicios reflejos, que hacen posible una representación de la naturaleza, son de dos formas: estético y teleológico.

                JUICIO REFLEJO ESTÉTICO: la representación estética es una intuición de la pura forma de lo bello. “Si contemplando un jardín, ahuyentando cualquier utilidad y cualquier preocupación gnoseológica, es decir, desinteresadamente, y produciéndome placer la armonía con que están dispuestas sus flores, digo: el jardín es bello”, al decir el jardín es bello pronuncio un juicio estético, con el que refiero el particular al universal. Bello es lo que da a todos el goce desinteresado. Kant nos hace pensar en una concordancia entre la naturaleza y nuestra facultad de conocer, como si la naturaleza hubiese sido constituida para suscitar en nosotros este goce.

                JUICIO REFLEJO TELEOLÓGICO: se pone de manifiesto la armonía entre las partes de un organismo viviente y el hecho de ser pensado por nosotros como determinado por un fin. La explicación de este juicio nos autoriza a pensar que responde a la actuación de los fines de nuestra vida moral.

                Los juicios reflejos sólo tienen valor regulativo, enderezan nuestras investigaciones como si en todas las cosas de la naturaleza existiese una unidad armónica dirigida a un fin.

                TEORÍA DEL PROGRESO (¿qué es el hombre?)

                - Rasgos de la ilustración alemana:

                Se suele situar en el tiempo que comprende desde la revolución inglesa (1668) a la revolución francesa (1789). En Inglaterra surgieron los ideales ilustrados, pero se llevaron a la práctica en Francia. En Alemania maduraron con Kant. En su obra “la paz perpetua” trata de materializar los grandes ideales de progreso y emancipación que tenía la ilustración.

                Rasgos: emancipación de la razón, una razón que se libera de la autoridad de las tradiciones. Se formula “atrévete a pensar” (ya lo había dicho Diderot en la Enciclopedia). Será la defensa de una razón audaz, empírica, que encuentra su modelo en el método científico usado por . la razón ilustrada se da cuenta de sus límites y oscuridades y lo típico humano será no poseer la verdad de un modo dogmático, sino tender hacia la verdad.

                - Ius-naturalismo racionalista y el estado de derecho:

                la ilustración es una época humanista que lucha por la conquista de los derechos básicos del hombre que se van a concretar en la igualdad y libertad. Es un humanismo científico que se esfuerza por encontrar en la naturaleza física y humana los fundamentos racionales desde los cuales sea posible conseguir la organización social. El ius-naturalismo inspira cualquier proyecto de reforma social basado en los principios de libertad e igualdad para todo el género humano, independientes de su raza, cultura y religión. También se defenderá un estado de derecho basado en la libertad y la igualdad.

                - Deísmo secularizado y el optimismo de la ilustración:

                El desarrollo de la razón trajo consigo una nueva concepción de la moral y de la religión que dio lugar a un proceso de secularización o valoración simplemente racional de lo específico de la religión. El deísmo será la religión cultural y racional, aquello que la razón humana sólo puede admitir con independencia de la razón.

                - Confianza en el uso crítico y en la autosuficiencia de la razón.

                El afán es liberarse de dogmas metafísicos y de prejuicios morales.

                NOCIONES KANTIANAS ACERCA DEL DERECHO, LA HISTORIA Y LA SOCIEDAD.

                Derecho:

                Kant piensa que la lucha tiene sus raíces en la naturaleza humana, de tal forma que la paz no es lo natural entre los hombres, sino una conquista de su voluntad consciente. Es como un imperativo de la razón, como un deber.

                Defiende que es el legislador quien posee la noción de la voluntad general, de lo que debe o no debe legislarse para el pueblo.

                El medio del que se sirve la naturaleza para impulsar el pleno desarrollo del hombre es el antagonismo entre los hombres, lo que llama insociable, sociabilidad de la condición humana que explica la tendencia humana a vivir en sociedad como el medio más perfecto, pero una vez en ella, el egoísmo, pereza, el querer, el disponer a su antojo, produce discordia entre los hombres. Por eso para Kant el hombre es un ser social y antisocial a la vez, pero la naturaleza se vale de las convergencias y antagonismos para producir una concordia superior, la sociedad. La sociabilidad aparece en Kant como un imperativo ético.

                Formar la sociedad mediante un contrato social es para Kant un deber, un imperativo de la razón, razón ética que formula en nosotros un reto irrevocable, no ha de haber guerra y hay que alcanzar la paz perpetua. Es la ética la que impulsa los principios fundamentales del orden social. En cuanto a la estructura de la sociedad se inspira en Montesquieu, siguiendo los modelos clásicos de la división de poderes: legislativo, ejecutivo y judicial. De ellos depende la salud del estado y defiende que deben estar separados ya que si se confunden se caería en el despotismo.

                Historia:

                Formula el principio de plenitud histórica, según el cual todo lo que es posible alguna vez llegará a ser real si verdaderamente es posible. A partir de este principio establece la legalidad de la historia en tres propuestas:

                a) Las disposiciones naturales de una criatura racional están destinadas a desarrollarse alguna vez de manera concreta y adecuada.

                b) Las disposiciones naturales humanas que apuntan al uso de su razón se desarrollan en la especia y no en el individuo.

                c) El hombre debe permitirse que las últimas generaciones cosechen el trabajo de las anteriores y no debe buscar otra felicidad que la que él mismo, libre del instinto, se procure desde la propia razón.

                Kant defiende la idea de un estado mundial cosmopolita que sirve de principio regulativo del ámbito internacional. Afirma también que esta idea está surcada de dificultades que ponen en peligro esa paz perpetua a la cual él aspira, porque siempre habrá estados que olviden esos principios y prefieran declarar la guerra. Afirma que hoy por hoy los estados no quieren salir del estado de naturaleza propia y constituir un estado civil que incluya a todos. El derecho a la guerra es el límite real para el logro del ideal cosmopolita y afirma que es moderadamente optimista contemplar la historia como progreso y que ese ideal podrá llegar a conseguirse. La finalidad de la naturaleza y de la historia es siempre positiva.

                Sociedad:

                Clasifica las formas de un estado según quienes posean el poder supremo o según las formas de gobierno.

              • según quienes posean el poder supremo se dan tres posibles modos de estado:

              • autocracia: gobierna uno solo

                aristocracia: gobiernan unos pocos

                democracia: gobiernan todos.

              • según las formas de gobierno hay dos tipos:

              • despótica: utiliza la voluntad pública como voluntad particular del gobernante.

                Republicana: es la que defiende Kant y responde a la noción ideal de Constitución. En ella se dan la separación entre poderes y descansa en los principios de igualdad y libertad entre ciudadanos. La define como reunión de un número mayor o menor de hombres bajo las leyes del derecho. El estado será la garantía de ese derecho.

                Kant señala tres fases para la implantación de un estado universal:

                a)Punto de partida: estado individual de una determinada nación o pueblo que deberá tender como modelo hacia una constitución republicana.

                b)Federación de estados libres aceptando entre ellos una constitución encargada de regular las relaciones para establecer entre los estados pactos de paz.

                c)Estado universal: basado en un derecho internacional aceptado por todos y sólo una vez alcanzado este objetivo sería posible y real la paz perpetua. Kant establece seis artículos que condicionan la paz perpetua:

                ningún tratado de paz deberá contener reservas odiosas capaces de provocar una guerra.

                ningún estado independiente puede ser invadido o amenazado por otro.

                deben desaparecer los ejércitos permanentes salvo las milicias voluntarias para autodefensa.

                ningún estado debe contraer deudas para sostener su política exterior.

                ningún estado debe inmiscuirse por la fuerza en la política exterior de otro estado.

                en caso de guerra, ningún estado debe utilizar medios que echen por tierra la paz.

                Universal

                Particular

                Singular

                Afirmativos

                Negativos

                Indefinidos

                Categóricos

                Hipotéticos

                Disyuntivos

                Problemáticos

                Asertóricos

                Apodípticos

                Totalidad

                Pluralidad

                Unidad

                Realidad

                Negación

                Limitación

                Inherencia

                Causalidad

                Comunidad

                Posibilidad

                Existencia

                Necesidad