Iguana como animal doméstico

Zoología. Conservación. Clasificación. Distribución. Hábitat. Alojamiento. Alimentación

  • Enviado por: Toni Martinez
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 6 páginas
publicidad
cursos destacados
Transformada de Laplace
Transformada de Laplace
En este curso aprenderás todo lo relacionado con la transformada de Laplace. Los temas a grandes rasgos son: 1....
Ver más información

Tutorías de Matemática y Ciencia en vivo
Tutorías de Matemática y Ciencia en vivo
Este curso es en relidad un medio de pago para aquellos que deseen tomar el nuevo servicio de tutoría que presta...
Ver más información

publicidad

¿Las Iguanas sustituyendo a los perros y los gatos?

En algunos hogares del mundo ya se ha empezado a sustituir al habitual animal de compañía por uno de estos preciosos reptiles. Estos animales un cuidado parecido al del resto de animales. Lo esencial que hay que saber es que comen verduras (lechuga, perejil...), necesitan dosis permanentes de calcio y que es fundamental que estén al sol.

Las iguanas son unos animales preciosos que se conforman con poco en los hogares. Crecen a una gran velocidad y el cuidado indebido de estos animales puede causar infecciones en el animal que pueden acabar con su vida. Tienen una rápida adaptación al la vida con el ser humano y no son en ningún momento un peligro para el ser humano. Estos animales mantienen un gran parecido con aquellos enormes dinosaurios que dominaron la tierra durante años.

Estos reptiles empiezan a ser conocidos ahora que pueden permanecer años en hogares sin ser algo loco o extraño. Las iguanas son reptiles que pueden tener vida bastante independiente por lo que no hay necesidad de estar siempre encima para cuidarlo. Las iguanas no necesitan ser paseadas al aire libre en grandes extensiones de terreno para poder desarrollar sus músculos como el resto de animales ya que se conforman con una pequeña extensión de terreno en donde hacer sus necesidades y tomar el sol y el aire. Las quemaduras en la piel de estos reptiles puede causarles ciertos daños permanentes por lo que hay que vigilar el tiempo y la temperatura.

La actitud de la gente ante las criaturas más extrañas suele ser más favorable actualmente que en el pasado. Los ecologistas nos han hecho conscientes del temor, muy real, de que muchos animales exóticos estén sufriendo una terrible disminución de sus poblaciones, debida principalmente a la destrucción causada por el ser humano, o al menos a la alteración del medio ambiente. La iguana verde o iguana común es uno de esos animales amenazados.

Estos reptiles son conocidos por sus impresionantes exhibiciones y rituales de cortejo y defensa, en los que efectúan movimientos levantando el cuerpo y agitando la cabeza con vigor de arriba a abajo. Viven principalmente en América y, fuera del hemisferio occidental, sólo en Madagascar y Fidji. Los lagartos de la familia de las iguanas son similares a los lagartos de Eurasia excepto por sus dientes, sólidamente unidos al borde interior de la mandíbula.

Conservación

Los esfuerzos de los ecologistas en los últimos años han convencido a los gobiernos de muchos países acerca de la importancia de preservar sus variedades de vida silvestre, y actualmente las iguanas están listadas en los apéndices de la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies de Flora y Fauna en Peligro, lo que significa que el comercio internacional de las especies sólo se permite bajo licencia especial. Otros causantes del problema es la baja responsabilidad de algunos gobiernos y la importación ilegal a diferentes países.

Clasificación

Las iguanas verdes pertenecen al suborden saurios. Dentro de los saurios hay 19 familias de lagartos, que comprenden un total de más de 3.000 especies. La iguana verde y todos sus parientes pertenecen a la familia Iguanidae. Cada grupo de Iguánidos pertenece a un grupo menor, llamado género. Esta iguana solo comparte su especie con una más, la iguana del Caribe, Iguana delicatissima.

Distribución y Hábitat

La iguana verde vive en hábitats adecuados desde el sur de México hasta el centro de Sudamérica, incluyendo algunas islas del Caribe. En otros lugares, como Miami y Florida se las ha introducido artificialmente con éxito. La iguana es de vivir en una gran variedad de hábitats, pero suele preferir los lugares con mucha vegetación, o en las orillas de los ríos en las que abundan gran cantidad de piedras y rocas. Es una gran trepadora y pasa la mayor parte de su tiempo asolándose en las ramas altas de los árboles.

Descripción

Con una longitud máxima de dos metros, la iguana verde es una lagarto grande, fuerte y espectacular. Su cuerpo es de sección ovalada y vertical, y la cabeza es relativamente grande con el hocico. Sus extremidades consisten de cinco largos dedos con grandes garras. Posee una papada espectacular bajo su garganta. Sobre la parte central superior, desde el cuello hasta el primer tercio de la cola, se extiende una cresta de puntas aguzadas en la nuca, pueden tener hasta cinco centímetros de altura. Su cuerpo está cubierto de escama, y la cabeza está cubierta por escamas grandes en forma de placa.

Alojamiento de las Iguanas

Realmente no hay reglas estrictas referentes al alojamiento de las iguanas, pero hay algunas cosas que hay que tener en cuenta. La jaula en la que se mantiene al animal o a otros reptiles suele llamarse terrario. Este tiene que ser de tamaño suficiente y ha de estar provisto de los sistemas de apoyo a la vida necesarios (calefacción, iluminación, control de humedad, ventilación, etc.). sus formas son variadas, y es bueno tener un terrario bien adornado para que sea presentable a la vista. Los terrarios para iguanas necesitan varios accesorios tanto funcionales como decorativos. Hay variados tipos de cubiertas para el suelo, pero la más esencial es la grava, se recomienda no usar arena porque sus granitos podrían introducirse en las escamas del reptil. Las piedras pueden ser de gran variedad de colores, no solo sirven de decoración sino también para que el animal se pueda asolear, hacer ejercicio y mantener sus garras a una medida determinada. Los troncos y las ramas son muy importantes para las iguanas trepadoras, como las iguanas verdes; toda la madera que se ponga en el terrario tiene que ser lavada y bien cepillada, para evitar enfermedades en el animal. Las plantas vivas dan un toque estético, pero a veces no logran sobrevivir por el ambiente en que uno se encuentra, entonces podrían aplicarse diversas plantas artificiales. Toda la decoración mencionada no solo significa vista, al animal le hace bien sentirse en un hábitat natural y cuanto más parecido sea mejor será. Hay necesidades más importantes que la decoración, como estos son animales que no pueden vivir en cualquier estado de clima, deben ser tratados especialmente. La calefacción es esencial. La iguana, como otro reptil tienen sangre fría, y deben ser mantenidos a una temperatura entre 28 y 35 °C, reduciéndola a unos 18 a 22 °C por la noche. Hay diversos sistemas de calefacción, pero el más usado es la piedra eléctrica, que mantiene estas temperaturas. La iluminación es otro de los factores importantes. La luz solar o un buen sustituto son primordiales en la vida de la iguana para poder mantener su estado de salud. Los rayos Ultra violeta fundamentales porque ayudan a estimular la producción de vitaminas D3 en la piel. Hay que dejar que las iguanas reciban luz solar natural sin filtrar para evitar enfermedades. Las iguanas necesitan que la atmósfera sea moderadamente húmeda, y la mayoría de los calefactores tienden a crear una atmósfera seca. Esta humedad puede ser introducida en el terrario de diferentes formas, una de ellas es rociando varias veces al día, para que el animal se encuentre conforme. La ventilación debe ser la justa, no debe tener un terrario totalmente destapado, porque en caso de que haga frío el animal lo sufriría, tampoco de estar muy cubierta, pero con solo un agujero de cada punta alcanza para que la iguana se sienta a gusto.

Alimentación de las iguanas

Un factor importante en la dieta de las iguanas de cautiverio es la variedad equilibrada con la que se alimentará al animal. En su estado salvaje, las iguanas adultas se alimentan de vegetales, hojas , flores y frutas. A veces pueden también comer invertebrados, pequeños vertebrados y podredumbre. Entonces, podríamos decir que las iguanas pueden considerarse como reptiles omnívoros. El alimento invertebrado es esencial porque proporciona las proteínas necesarias durante el período de crecimiento. A medida que los reptiles maduran, la cantidad de alimentación vegetal aumenta. Las iguanas adultas son herbívoras en un 80 %, hay que darles una gran variedad de verduras, como zanahorias ralladas, calabaza, papa hervida, zapallo, etc., y frutas, como bananas, manzanas, peras, melón, frutillas, cerezas, ciruelas, etc. Con respecto al 20 % restante, comen una variedad de alimentos animales, como los gusanos de harina, saltamontes, y grillos. También pueden comer algo de carne, o ratoncitos pequeños, y siempre en cantidades moderadas, porque puede ser dañino para su salud. Regularmente es convenible espolvorear sobre la comida un suplemento de vitaminas y sales minerales en polvo.