Iglesias de Chiloé

Historia chilena. Archipiélago. Monumentos mundiales. Colonización. UNESCO (United Nations Educational, Scientific and Cultural Organization). Indígenas. Arquitectura religiosa. Mitología. Constumbres. Gastronomía

  • Enviado por: Matea
  • Idioma: castellano
  • País: Chile Chile
  • 29 páginas

publicidad
cursos destacados
Graba audio con Apple Logic Pro 9
Graba audio con Apple Logic Pro 9
En este curso aprenderemos a realizar grabaciones de audio de calidad utilizando Apple Logic Pro 9. Exploraremos todo...
Ver más información

Cómo montar un Ordenador
Cómo montar un Ordenador
En este curso te guiamos de una forma muy práctica y gráfica, para que puedas realizar el montaje de tu...
Ver más información


CHILOÉ NUESTRA TIERRA

'Iglesias de Chiloé'

Alumnas:

.

Curso:

.

Sub-sector:

Iglesias de Chiloé.

En diciembre del año 2000, la UNESCO confirió la calidad de Patrimonio de la Humanidad a catorce iglesias distribuidas en el Archipiélago de Chiloé. Posteriormente, con fecha 27 de junio del 2001, agregó a su lista del Patrimonio Mundial otras dos iglesias postuladas.

Se reconoce así el valor universal excepcional que representan estos monumentos, característicamente construidos en madera y cuya data de fundación se remonta al siglo XVIII.

Las 16 Iglesias que componen la nómina son: Achao, Aldachildo, Caguach, Castro, Chelín, Chonchi, Colo, Dalcahue, Detif, Ichuac, Nercón, Quinchao, Rilán, San Juan, Tenaún y Vilupulli.

Colo.

Es quizás la más escondida y misteriosa de las iglesias de Chiloé, y es que la pequeña iglesia de San Antonio de Colo muestra solo a pocas personas sus secretos y sobre todo el hermoso paraje donde fue enclavada. San Antonio de Colo tiene status eclesial de capilla. Su periodo fundacional, según se ha podido rastrear, sería de fines del siglo XVIII. La actual iglesia aparece indicada en un plano de 1785, si bien la data de la construcción actual se fija a fines del siglo XIX. La iglesia de Colo fue declarada Monumento Nacional el 10 de agosto de 1999. La capilla de Colo es una iglesia pequeñita, el interior es rustico y esta bien tenida en cuanto a las piezas originales y, por ejemplo, mantiene sus altares laterales y confesionarios. Ha tenido pocas transformaciones en el tiempo. También conserva una interesante colección de santería y exvotos.

Tenaùn.

Ya en 1734 el pueblo tenia una capilla, la que fue reemplazada por una iglesia construida en 1779 por el padre Nolberto Fernández, franciscano del Colegio de Ocopa (Perú), llegado a estas tierras tras la expulsi6n de los sacerdotes jesuitas. La actual iglesia dataría de 1860 y habría sido levantada con tres torres para así manifestar la importancia del lugar. Una lapida de mármol, de 1866 da cuenta de la antigüedad de la iglesia. El edificio actual habría sido intervenido a fines del siglo XIX, cuando se hizo una remodelación del diseño original y se instalaron las torres definitivas. Cabe consignar que las dos torres menores son decorativas y están sobrepuestas en el techo. El estado actual de esta iglesia es regular, ya que las bases de piedra están apoyadas en terreno erosionado, hecho que fue descubierto recientemente. Sí se destaca la permanente preocupación que la comunidad local ha tenido en su conservación.

San Juan.

Construida a principios del siglo XIX, esta es una de las iglesias que con mas fidelidad se ha mantenido. Sin los arcos característicos la fachada de otros templos exponentes de la Escuela Chilota de Arquitectura Religiosa en Madera, esta iglesia es en su interior una joya de singular belleza. El blanco es el color que predomina en el interior y todos los detalles de la ornamenta están hechos con rojo y algunos detalles en negro, así como también de los altares para la santería. Conserva aun su pulpito y mucho de su alhajamiento original. El único cambio que se le ha hecho al templo de San Juan es poner luz eléctrica, pero para eso se compraron lámparas que no rompieran con el estilo del templo. Para la tranquila comunidad de San Juan una de las mejores noticias vino en agosto de 1999.

Dalcahue.

Monumento Nacional desde Julio de 1971, fue declarada en noviembre de 2000 por la Unesco como parte de la Lista del Patrimonio Cultural de la Humanidad. De estilo neoclásico, esta iglesia tiene como patrona a Nuestra Señora de los Dolores. Tal como sucede en el resto del archipiélago, la historia de Dalcahue esta fuertemente ligada a la evangelización del pueblo aborigen realizada a partir del siglo XVII principalmente por los sacerdotes jesuitas. Con seguridad se sabe que en 1902 se realizaron obras de terminación de la construcción, y
desde entonces el edificio ha sufrido alteraciones importantes en la renovación de pinturas interiores entre 1920 y 1930 (oportunidad en que fueron borrados los decorados neoclásicos, imitación mármol, que tenia en su interior), renovación de pinturas exteriores, ejecución de la escalera de acceso y la instalación de la cabina en el coro (Consejo de Monumentos Nacionales, 1999). Pero en su interior, la iglesia de Dalcahue guarda otras riquezas, como sus retablos laterales, cuyas características se inscribirían dentro de los estilos Directorio o Imperio, según Guarda (1984). Además conserva interesantes piezas de imaginería religiosa en madera policromada como la de Nuestra Señora de los Dolores y Nuestra Señora del Carmen, ambas imágenes de vestir.

Achao.

Santa María de Loreto de Achao se levanta orgullosa, consciente de que es una de las iglesias más importantes del Archipiélago. Es la construcción de madera de más antigua data que se ha conservado en el sur de Chile y, junto con eso, es la única iglesia que efectivamente fue construida por los sacerdotes jesuitas que realizaban en el siglo XVIII la llamada "misión circular".En 1754 fue cerrada la misión de Chequián y los misioneros se trasladan a la residencia de Achao donde se comienza a construir una iglesia. Cabe precisar que sólo la nave central y las laterales datarían del siglo XVIII. Iglesia de tres naves, por concluir, obra toda de madera y techo de pizarrilla con tres puertas a la calle, coro alto y el piso enrajado su presbiterio y dos confesionarios; adornada por dentro con molduras; tres campanas grandes y dos menores; vivienda contigua obra toda de madera. Las columnas son salomónicas y se aplican motivos vegetales, propios del barroco, en diversos elementos. El famoso retablo que preside la nave central presenta una prolija confección y rica ornamentación, que se expresa, por ejemplo, en la pintura que imita cortinaje. La torre actual, de hecho sería de principios del siglo XX y en la década del 60 se renueva completamente, así como se reviste todo el exterior de tejuela tapando el revestimiento original. Popularmente conocido es que la iglesia de Achao no tiene tablas clavadas (si bien esto de no tener clavos en la estructura es una condición compartida con todas las iglesias). De hecho, su estructura interna esta hecha con ensambles de madera. Otra de las razones es "mostrar la calidad de la madera, del alerce, del ciprés y lo mostramos tal como es, puro. La iglesia fue declarada monumento nacional el 08 de septiembre de 1999.