Iglesia Católica

Teología. Congregaciones religiosas monoteistas. Comunidad cristiana. Estructura jerárquica. Religiosos. Sacerdotes. Católicos

  • Enviado por: Silvana Ponce
  • Idioma: castellano
  • País: Argentina Argentina
  • 30 páginas
publicidad
cursos destacados
Iníciate con Ableton Live
Iníciate con Ableton Live
El curso da un repaso general por las órdenes y menús más básicos, para poder generar...
Ver más información

Cómo montar un Ordenador
Cómo montar un Ordenador
En este curso te guiamos de una forma muy práctica y gráfica, para que puedas realizar el montaje de tu...
Ver más información

publicidad

La Iglesia

'Iglesia Católica'

Basílica de San Pedro: principal templo de la Iglesia católica, ubicado sobre la colina del Vaticano, en Roma, a la orilla derecha del Río Tíber.

Asignatura: Teología

Carrera: Abogacía

Lugar: San José de Metán

1) La fundación de la Iglesia por Jesucristo

Dios, movido por su bondad, creó libremente el mundo y al hombre a su imagen y semejanza.

El fin propio del hombre por ser criatura de Dios, trasciende las cosas de la tierra, para encontrar su realización perfecta en el fin infinito, que es Dios. Todo lo creado ubica al hombre como el centro y las síntesis del universo, con un destino maravilloso: el de lograr la propia salvación y la de los demás hombres.

Este fin del hombre se descubre por la reflexión de la inteligencia humana, la que permite establecer que el designio Salvador de Dios se manifiesta en una línea descendente: Creación y Redención y en otra línea ascendente: Destinación del hombre a la posesión de su Creador y Redentor. Ambas líneas trazan el itinerario de la historia de la salvación, que encuentra su lugar en la Iglesia.

El Designio Divino de Salvación

Dios Padre creó todo el Universo

Elevó al hombre a participar de la vida divina

Unos son fieles a Dios

Los Escogidos

Otros son infieles a Dios

Los Reprobos

Creyentes en

Dios

Creyentes en Cristo

Iglesia Terrena

Bienaventurados

Iglesia Universal en los cielos

Condenados

En el Infierno

Concepto de Iglesia

El designio de salvación se concreta en la Iglesia.

La Iglesia es el signo y el instrumento instituído por Dios para la unión íntima de los hombres con Dios y para la unión de todo el género humano.

Esta unión que es divina la conquistó Jesucristo y se realiza en la Iglesia que es la manifestación de Cristo en la historia humana.

Por su origen y naturaleza divinos, no es posible dar una verdadera definición de la Iglesia.

La Iglesia de demasiado compleja para poder delimitarla en una definición. Sólo podemos rescatar expresiones sobre su significado:

San Agustín dijo: La Iglesia es el pueblo fiel esparcido por todo el mundo.

Pío XII: la expresión más excelente de la esencia de la Iglesia es la frase con la que se la llama: Cuerpo Místico de Cristo.

El Concilio Vaticano II la describe como la comunidad de fe, esperanza y caridad fundada por Jesucristo en esta tierra, como una estructura visible.

El concepto de Iglesia incluye un elemento visible o social y un elemento invisible o espiritual unidos de modo real.

El Catecismo de la Doctrina Cristiana enseña que la Iglesia de Cristo es la sociedad o congregación de todos los bautizados, que, viviendo en la tierra, profesan la misma fe y ley de Cristo, participan de los mismos sacramentos y obedecen a los legítimos Pastores, principalmente al Sumo Pontífice.

El misterio de la Iglesia

Etimológicamente, Iglesia deriva del término latino Ecclesia que a su vez transcribe el término griego Ekklesía y utilizado en las Sagradas Escrituras y que expresa algunas veces;

  • la comunidad de los cristianos: La Iglesia de Jerusalén (Hechos 8, 1)

  • los que se reunían en las casas particulares: la Iglesia que se reúnen en la casa de Prisca y Aquila (Rom. 16, 5)

  • también designa la comunidad de todos los cristianos (Mto 16, l8)

  • La Iglesia es un misterio de fe divina, es decir lo que vemos con nuestros ojos encierra una realidad divina que sólo se ve a la Luz de la fe y que Dios nos da para nuestra salvación.

    La Iglesia, sacramento.

    El expresión “la Iglesias es el sacramento de Cristo” quiere explicarnos que la Iglesia es la señal y el instrumento instituído por Jesucristo para la unión íntima del hombre con Dios y para la unión sobrenatural de los hombres entre sí.

    Por la Iglesia nos llega la gracia que Jesucristo a conquistado para nosotros.

    La Iglesia como sacramento puede explicarse con esta ecuación:

    Iglesia: Tierra

    =

    Jesucristo: Hombres

    Sacramento de Jesucristo

    Sacramento de Dios

    Origen trinitario de la Iglesia

    La Iglesia procede de arriba, de Dios. Es un misterio de fe que tiene su origen en Dios, no nace de la voluntad del hombre.

    La doctrina de la Iglesia se basa en el dogma principal del cristianismo: la Santísima Trinidad.

    Así el Padre Eterno, creó el universo entero y a pesar de la desobediencia de nuestros padres, no abandonó a la Humanidad sino que estableció un plan de salvación por medio de Jesucristo.

    El Hijo de Dios, enviado por el Padre para salvar el mundo, inauguró el Reino de Dios, la Iglesia, revelándonos los misterios divinos.

    En ella se celebra el Sacrificio de Cristo en la Cruz por el que se realiza la obra de nuestra redención.

    La Eucaristía Significa:

    Fuente de vida sobrenatural

    La unidad de los fieles

    Iglesia

    El Espíritu Santo enviado por el Padre y el Hijo el día de Pentecostés, une y santifica la asamblea de los elegidos por medio de la Eucaristía y de los demás Sacramentos.

    La Iglesia se nos presenta como un pueblo reunido en virtud de la unidad del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo.

    Origen divino de la Iglesia

    Designio del

    PADRE

    de participación en la vida divina

    Misión del

    HIJO

    Santificación por el

    ESPIRITU

    Fundación de la Iglesia por Cristo

    La Iglesia de Cristo fue fundada en la tierra por el Dios- Hombre, Jesucristo. Pero para llegar a ello existió una época de preparación. En la historia de la salvación se pueden distinguir dos etapas: una, preparatoria; otra, constitutiva.

    Etapas

    Preparatoria

    Desde: el origen del mundo

    Hasta: la fundación de la Iglesia por Jesucristo

    Constitutiva: Jesucristo funda su Iglesia especialmente con su Muerte de Cruz: agua y sangre de Cristo son símbolo del Bautismo: Incorporación a la Iglesia y de la Eucaristía: Unión íntima con Dios y los hombres.

    1) Etapa preparatoria

    En el momento en que Dios creó al hombre ya la Iglesia de Cristo estaba prefigurada, luego fue preparada admirablemente en la historia del Pueblo de Israel y en la Antigua Alianza.

    Dios eligió de la estirpe de Abraham a su pueblo predilecto, con el que estableció unos pactos o alianzas, que constituyen la trama del pueblo hebreo:

  • Dios establece un pacto con Abraham y le promete una fecunda descendencia (Gen. 17, 1-8).

  • Dios establece una Alianza con el pueblo de Israel por medio de Moisés en el monte SINAI y revela los diez mandamientos (Ex. 19, 5- 8).

  • Por último, Dios promete a David que el Mesías pertenecerá a su descendencia y constituirá un reino eterno (2 Sam. 7, 12- 16)

  • En todas estas alianzas, la iniciativa es siempre de Dios, son concreciones del designio salvífico de Dios y deben verse como figuras y preparación de la Iglesia de Cristo.

    2) Etapa Constitutiva:

    La constitución de la Iglesia abarca un conjunto de actos en la vida de Cristo.

  • Elección de los discípulos: Jesús eligió a unos cuantos discípulos de entre sus seguidores habituales (vocación de los discípulos).

  • Institución del Primado: Jesús escogió de entre los apóstoles a Pedro y confió a El, el poder sagrado de atar y desatar (Mt. 16, 19) y lo nombró Pastor supremo de toda la Iglesia ( Jn. 21, 15-17)

  • Elección de los Apóstoles: entre el circulo de los discípulos, Jesús eligió a doce, a quienes llamó Apóstoles, para que le acompañaran y luego enviarlos a predicar, con poder de expulsar a los demonios (Mc. 3, 14- 15), los adoctrinó en los misterios del reino de Dios y les hizo partícipe de los poderes de salvación: de bautizar (Mt. 28, 19); de perdonar los pecados (Mt. 18, 18); de celebrar la Eucaristía (Lc. 22, 19).

  • Institución de la Eucaristía: Jesús instituye en la última cena, la Eucaristía, con el mandato de celebrarla siempre en memoria suya. En la Eucaristía se realiza la obra de nuestra redención y representa y realiza la redención de la Iglesia.

  • Muerte de Cruz: Toda la vida de Jesús se ordenó en la fundación de la Iglesia pero los Santos Padres vieron especialmente el la Cruz el nacimiento de la Iglesia.

  • La fundación y crecimiento de la Iglesia están simbolizados en el agua y en la sangre que manaron del costado abierto de Jesús crucificado (Jn. 19, 34) y se halla profetizados en las palabras del Señor sobre su muerte en la Cruz: “Y yo, cuando fuere levantado sobre la tierra atraeré a todos hacia mí (Jn. 12, 32). Con su muerte, Cristo estableció la Nueva Alianza.

    AGUA

    Espíritu Santo

    Bautismo

    Símbolo de crecimiento y fundación de la Iglesia

    Inmolado

    Sangre

    Atestigua la realidad del

    sacrificio de Cristo

    Cordero de Dios

  • Pentecostés: lo que completa la constitución de la Iglesia es la venida del Espíritu Santo.

  • 'Iglesia Católica'

    El Pentecostés de El Greco (1604)

    Desde el día de Pentecostés existe la Iglesia completa, acabada y mani9festada a los hombres como medio de salvación.

    Jesucristo preparó a la Iglesia en sus elementos esenciales: Doctrinas, Sacramentos, Colegio Apostólico, Primado de Pedro, pero quien la consumó y manifestó a los hombres fue el Espíritu Santo, quien enviado sobre la comunidad creyente por el Padre y el Hijo, la bendijo indefinidamente.

    Etapas de la Iglesia Universal

    1) Prefigurada desde el origen del mundo.

    2) Preparada admirablemente en la historia del pueblo de Israel.

    (Antigua Alianza)

    3) Constituida por Jesucristo en los últimos tiempos.

    (Nueva Alianza)

    4) Manifestada en el día de Pentecostés con la efusión del Espíritu Santo.

    2) El pueblo de Dios

    La primitiva comunidad cristiana

    Cuando se produjo la Ascensión de Jesús a los cielos, los Apóstoles y los discípulos regresaron a Jerusalén, donde unidos perseveraban en la oración, junto con María y otras mujeres.

    El día de Pentecostés, el Espíritu Santo descendió sobre ellos, en forma de lenguas de fuego, quedando llenos del Espíritu Santo (Hech. 2,4), a partir de ese momento, los Apóstoles salen del Cenáculo para comenzar la tarea que Cristo les había confiado:”Id y enseñad a las gentes, bautizándolas en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu santo, enseñándoles a observar todo cuanto yo os he mandado (Mt. 28, 18- 20)

    Después que Pedro habló de la Resurrección de Jesús, los que le escuchaban preguntaban que podían hacer para salvarse y Pedro le respondía que debían arrepentirse y bautizarse (Hech. 2, 37- 38).

    San Lucas describe la vida de los primeros cristianos de la siguiente manera:

    • La incorporación a la Iglesia tiene lugar por acoger con fe la Palabra de Dios y recibir el sacramento del Bautismo que nos hace Hijos de Dios.

    • Somos congregados en la Iglesia por la predicación de los Apóstoles y estamos llamados a meditar la doctrina de la fe hasta hacerla propia.

    • Nuestro encuentro con Cristo se realiza del modo más profundo y eficaz en la Eucaristía.

    • Es propio del cristiano tratar a Dios, cara a cara, por la oración personal.

    • Los Apóstoles han recibido poderes divinos para edificar la comunidad de los creyentes; por lo tanto, por voluntad de Cristo, debemos obedecer al Papa y a los Obispos que son sus sucesores.

    • La unión sobrenatural en la Iglesia fortalece el deber humano de la solidaridad; los primeros cristianos nos dan un maravilloso ejemplo de solidaridad, desprendimiento y entrega a las necesidades materiales y espirituales de los demás.

    • La recia vida cristiana, por reflejar la perfección de Cristo, atrae la simpatía de los hombres.

    • El celo apostólico es un deber de todo cristiano, todos estamos comprometidos con Cristo para mejorar la vida de nuestros hermanos en la fe y para atraer a la fe de Cristo a los que aún no están bautizados.

    Los primeros cristianos

    Centraban su vida en Cristo resucitado y en la oración

    Fortalecían su unión

    Con Dios

    Con los Hombres

    Eucaristía

    Se entregaban generosamente a los demás

    Anuncio de fe

    Ayuda material

    La nueva alianza

    La primitiva comunidad cristiana, bajo la inspiración del Espíritu Santo, estaba convencida de ser el Nuevo Pueblo de Dios, prometida en la revelación del Antiguo Testamento (Jerez. 31, 31)

    El fundamento de esta conciencia descansa en el hecho de que Jesucristo realiza la definitiva y Nueva Alianza de los hombres con Dios.

    Antigua Alianza

    Sellada con la sangre de los animales sacrificados.

    Dios Todopoderoso.

    Nueva Alianza

    Sellada por el Hombre-Dios, Cristo con su propia sangre.

    Salvación de toda la humanidad.

    El Nuevo Pueblo de Dios

    La Nueva Alianza, realizada por Cristo en la Cruz, da comienzo a la historia del Nuevo Pueblo de Dios, que se diferencia del antiguo pueblo de Israel que fue una preparación del actual.

    El nuevo pueblo de Dios

    Se compone de

    Judíos

    Gentiles

    Dios llama a todos lo hombres a formar parte de su pueblo

    Su llamada es

    Personal

    Sin condicionamientos familiares y sociales

    La respuesta es

    Personal

    Libre

    Podemos acoger la invitación o rechazarla

    El vínculo que une al Nuevo Pueblo no proviene de la carne o de la sangre.

    Se fundamenta en

    La llamada que Dios Vivo hace a cada hombre.

    La respuesta libre y personal a esa llamada.

    “El Nuevo Pueblo de Dios, está fundado en la muerte de Cristo en la Cruz, que se realiza sacramentalmente en la Eucaristía: “Este es el Cáliz de la Nueva Alianza en mi Sangre”. Los hombres se incorporan al Pueblo de Dios al acoger libremente la Palabra del Dios vivo, y al renacer “en el agua y en el Espíritu” por la recepción del Bautismo.

    CARACTERÍSTICAS ESENCIALES DEL PUEBLO DE DIOS

    • Germen de unidad, esperanza y salvación para todos.

    • Comunión de vida, de caridad y de verdad.

    • Instrumento de redención universal.

    • Enviado a todo el mundo: luz del mundo y sal de la tierra.

    El Concilio Vaticano II ha recogido en sus enseñanzas esta doctrina tradicional y nos presenta a la Iglesia bajo la figura del Pueblo de Dios, cuyas características esenciales son:

  • Tiene por Cabeza a Cristo, “que fue entregado por nuestros pecados y resucitado para nuestra justificación” (rom. 4,25). Es decir, el Pueblo de Dios nació de la Muerte y Resurrección de Jesucristo, doctrina central del Nuevo Testamento. Con su Resurrección, Cristo consiguió el “Nombre sobre todo nombre”, al que se le someten todas las cosas del cielo, de la tierra y de los abismos.

  • La Condición o suerte de los miembros del Pueblo de dios es la dignidad y la libertad de los Hijos de Dios, en cuyos corazones habita el Espíritu Santo como en un templo. El cristiano recibe la filiación divina en el Bautismo, que es una nueva naturaleza de orden sobrenatural, por la que el cristiano queda capacitado para la unión sobrenatural con Dios y con los otros hombres.

  • La Ley o criterio que debe informar la vida de los miembros del Pueblo de Dios es el mandamiento nuevo del amor, Cristo nos mandó a amar a Dios y al prójimo como él nos amó (Jn. 13, 34)

  • El fin propio del Pueblo de Dios es igualmente sobrenatural: la dilatación del Reino de Dios, iniciado por el mismo Dios en este mundo, hasta que sea consumado por El mismo al fin de los tiempos, cuando se manifieste Cristo, y la misma creación sea liberada de la servidumbre de la corrupción para participar en la libertad gloriosa de los hijos de Dios (Rom. 8,21)

    Histórico

    Iniciado

    En Marcha

    Tierra

    El reino de Dios

    Salvación de los hombres

    Creación material

    Servir a los hombres

    Dar gloria a Dios

    Del pueblo de Dios al Reino de Dios

    El Pueblo de Dios tiene como fin dilatar el Reino de Dios, que es una realidad misteriosa: la presencia y la actuación sobrenatural de Cristo en la comunidad de los fieles, en el Pueblo de Dios, es decir señala el Reinado que Jesucristo ejerce por medio de la Iglesia.

    La Iglesia como reino de Dios

    El Reino de Dios presenta tres fases sucesivas:

  • El tiempo de Cristo: Institución (desde el Bautismo a la Muerte)

  • Acción del Bautista: (Mt. 3,2)

    Acción de Cristo: (Mat, 4, 23)

  • El tiempo de la Iglesia: Crecimiento (Después de la Resurrección) (Mt. 6, 10)

  • El tiempo de la Parusia: Consumación (Mt. 25, 34)

  • El Reino de Dios se hace visible por:

    La persona de Cristo

    Hijo de Dios

    Hijo del Hombre

    Camino, verdad y vida.

    La Palabra: el Reino de Dios se asemeja a la semilla que siembra Dios en el alma y produce frutos.

    Los Milagros, signo tangible de la venida del Reino.

    3) Naturaleza de la Iglesia

    Figuras de la Iglesia

    El nuevo testamento nos presenta la vida de la Iglesia bajo figuras e imágenes tomadas de la vida cotidiana. Las principales son:

      • La Iglesia es presentada por Jesucristo como un redil, cuya puerta única y necesaria es el mismo Cristo, Buen Pastor, quien guía y alimenta a sus ovejas hasta derramar su sangre por ellas. Los pastores y sus sucesores, los obispos, están llamados a participar en el oficio en el cielo de Jesús, imitándole en el ejemplo y continuando su misión a través de los tiempos.

      • La Iglesia es también el campo de Dios y la viña predilecta, en la que crece la vid, que es Cristo, el que da vida y fecundidad a los fieles que están unidos a él por medio de la Iglesia.

      • Además, la Iglesia es edificación de Dios, cuya piedra angular es el mismo Cristo. Los apóstoles tienen la misión de construir la Iglesia sobre ese fundamento divino, con fidelidad a la revelación de Cristo, del que recibe firmeza y cohesión sobrehumana. De aquí, también, que la Iglesia sea casa de Dios, en la que habita la familia de Dios; es el tabernáculo de Dios entre los hombres y el Templo Santo de Dios, construido con las piedras vivas que son los fieles.

      • La Iglesia es la esposa inmaculada, a la que Cristo amó y por la que se entregó, para santificarla, embellecerla, custodiarla y unirla a sí de modo insoluble. La Iglesia camina con esfuerzo en este mundo, buscando saborear las cosas del Señor, hasta que se manifieste gloriosa con su esposo.

    En resumen podemos decir que las principales figuras de la Iglesia son:


    Figuras de la Iglesia

    Redil, cuya puerta el Buen Pastor

    Guía

    Alimenta