Ideas en la expresión oral

Lenguaje. Oratoria. Textos propios. Ideas principales, secundarias. Procedimiento. Transmitir ideas

  • Enviado por: El remitente no desea revelar su nombre
  • Idioma: castellano
  • País: México México
  • 6 páginas
publicidad
cursos destacados
Cómo montar un Ordenador
Cómo montar un Ordenador
En este curso te guiamos de una forma muy práctica y gráfica, para que puedas realizar el montaje de tu...
Ver más información

Graba audio con Apple Logic Pro 9
Graba audio con Apple Logic Pro 9
En este curso aprenderemos a realizar grabaciones de audio de calidad utilizando Apple Logic Pro 9. Exploraremos todo...
Ver más información

publicidad

MANEJO DE IDEAS EN LA EXPRESIÓN ORAL DE TEXTOS PROPIOS.

Las ideas, es un proceso elaborado mentalemente, para transmitir algo que nosotros sabemos y queremos dar a conocer. Al decir que es un proceso elaborado se refiere a que cuando vamos a transmitir una idea tenemos que madurar mejor lo que vamos a decir o escribir, ya no podemos sentarnos a escribir en un papel lo que vamos sintiendo, debemos saber lo que vamos a transmitir. Esto no quiere decir que nos volvamos complicados sino que debemos tratar debe de ser claro.

Simplemente cuando nos dirigimos al jefe de laboratorio de la escuela para pedirle material de investigación, ya estamos haciendo la transmisión de una idea, en algo tan breve como memorándum de siete lineas. Esto parcece muy claro y fácil, pero si yo digo un automóvil, ya estoy dando una idea ¿no?. Bueno, estas dando un objeto, un concepto abstracto, que no se define realmente, en cambio si dices "un automóvil viejo" ya estas dando una idea más clara.

Digamos que lo que hacemos para comunicarnos y redactar es ir dando ideas pequeñas, que se complementan unas a otras y definen todo el asunto.

CLASIFICACIÓN

PRINCIPALES: Un texto debe ser comprendido como una unidad cuyas partes se relacionan entre sí a través de las ideas principales, que en los planteamientos fundamentales para desarrollar el tema, es importante localizar dichas ideas, pues sólo con la integración de todas ellas conoceremos con exactitud lo sustancial del discurso.

La idea principal es lo que el autor en sí quiere comunicar.

Para localizar la idea principal de un párrafo, se utilizan diferentes procedimientos.

Procedimiento A:

1.- Lee atentamente el párrafo elegido.

2.- Subraya las oraciones que consideres que contienen la idea principal; deshecha aquellas que ejemplifiquen, expliquen o repitan con otras palabras la idea fundamental.

3.- Resume las oraciones subrayadas.

Ejemplo:

"La explotación comercial del gusto de los jóvenes -excelente fuentes de ganancia- inventó una cultura de la juventud y crea verdaderos ghettos* culturales: rechazo del mundo y de toda tradición de valores: deseo de movilidad y cambio, modas siempre nuevas y provocadoras en la vestimenta, germanías secretas, costumbres particulares, ritos de iniciación, cultos de la velocidad, de la violencia, deseo de estar en la última palabra, de eliminación de los héroes y reemplazo de estos por ídolos: James Dean, Humphrey Bogart, personajes de West Side Story, etc."

Subrayemos:

"La explotación comercial del gusto de los jóvenes -excelente fuentes de ganancias- inventó una cultura de la juventud y creó verdaderos gettos culturales."

Con nuestras propias palabras podriamos decir que la idea principal de este párrafo es la siguiente: La explotación comercial del gusto juvenil inventó una cultura de la juventud.

Procedimiento B:

1.- Lee atentamente le párrafo elegido.

2.- Formula las siguentes preguntas: ¿Quién?, ¿qué?, ¿cómo?, ¿dónde?,

¿cuándo?, ¿por qué?.

3.- Contesta la preguntas anteriores de acuerdo con el párrafo, así podrás formular la idea principal que éste contiene.

"Contagiados, espoleados, padecemos aqui en América urgencia romántica de expresión, nos sobrecogen temores súbitos: queremos decir nuestra palabra antes de que nos sepulte no sabemos qué iminente diluvio."

  • ¿Quién? nosotros.

  • ¿Qué? padecemos urgencia de expresión.

  • ¿Dónde? en América.

Idea principal: Nosotros los americanos, padecemos urgencia de expresión.

En forma más estricta y detallada, las ideas principales se dividen en ideas ejes e ideas complementarias.

La idea principal eje es la parte fundamental del razonamiento, el hilo conductor que nos lleva a descubrir el esquema mental del escritor; por esto sólo podemos llegar a la idea principal eje condensando lo más importante de las ideas principales complementarias.

Las ideas principales complementarias se localizan en el texto mismo; son las que amplian, perfeccionan y complementan a las ideas principales eje, de ahí que primero se deban localizar aquéllas para poder deducir estas últimas.

¿Cómo localizar las ideas principales complementarias?

  • Hay que tener presente el tema del texto para relacionarlo con cada uno de los párrafos.

  • Se debe analizar los párrafos para encontrar cada una de las expresiones importantes que desarrollen el tema: estas son las ideas principales complementarias y generalmente se encuentran una o dos en cada párrafo.

  • Se pueden enlazar las ideas complementarias de un párrafo con las siguientes como un recurso para identificarlas.

  • Se recomienda hacer una lectura vertical de las ideas principales complementarias, para identificar cualquier elemento innecesario, dado que se pretende localizar sólo lo fundamental y dejar de lado los detalles.

  • Hay que observar que estas expresiones no pueden eliminarse sin que se altere la escencia del contenido.

¿Cómo encontrar las ideas principales eje?

  • Se debe atender a las ideas principales complementarias de cada párrafo, pues de estas van a deducirse.

  • Hay que buscar la relación existente entre las ideas principales complementarias de los diferentes párrafos, para formar bloques de ideas correlacionadas. Una idea eje puede estar desarrollada por las ideas comerciales complementarias en uno o varios párrafos.

  • Se tiene que condensar lo substancial de las ideas principales complementarias, para formar la eje.

Las ideas principales eje y complementarias constituyen la estructura básica del texto.

SECUNDARIAS: Hemos tratado hasta aquí sólo ideas principales eje y complementarias, pero como estas siempre necesitan apoyarse en las ideas secundarias para estructurar debidamente el texto.

Las ideas secundarias a demostrar, aclarar y hacer accesible el contenido global del texto.

Estas se clasifican en afines, ejemplos y comentarios.

Ideas secundarias afines, son aquellas que refuerzan, reintegran, confirman, enfatizan lo expresado en las ideas principal.

7.- [La historia del partido del gobierno es, durante estos años , una historia de control de los caudillos y caciques. Y ésa es una de las funciones principales.] En general puede decirse que todos los procesos de concentración del poder presidencial tinen en su origen, como una de sus funciones, el control de los caciques - de sus paridos , de sus secuaces, de sus presidentes municipales -, fenómeno que no implica sino indirectamente la desaparición de los caciques.

La idea principal, que aparece en cursivas, y la secundaria, entre corchetes, dicen lo mismo; de ahí que se la denominemos afín.

1.- Incluso a principios de los treintas el poderío del caciquismo era todavía enorme: [Rodríguez Triana en Coahuila; Rodrigo M. Quevedo en Chihuahua; Carlos Real en durango; Melchor Ortega en Guanajuato; Saturino Osornio en Querétaro; Rodolfo Elías Calles en Sonora; Tomás Garrido en Tabasco; Galván, Aguilar y Tejeda en Veracruz; Matía Romero en Zacatecas.]

Lo mismo se hace con este párrafo donde vemos la idea principal complementaria en cursivas y entre corchetes la secundaria de ejemplo que se ha incluido para apoyar y demostrar una situación concreta .

Las ideas secundarias de comentario son aquellas que agregan observaciones sobre las ideas principales.

11.- Esto no quiere decir que las relaciones personales, características de la política denominada por los caqiques, no sigan exitiendo en forma notable en el panorama mexicano. [ El mejor modo de todavía de descubrir la afiliación política de un individuo, en la intimidad de los elementos políticos, consiste más que en buscar el partido al que pertenece o la ideología que sustenta, en hallar su parentesco, lugar de origen o cercanía con un jefe: háblase así todavía de un cadernista, avilacamachistas, alemanistas, ruizcortinistas y quizás un poco menos de lópezmateístas.]

Advierta el comentario marcado entre corchetes: es una observación que puede eliminarse sin que el texto sufra alguna modificación importante.

Las ideas secundarias pueden eliminarse sin que se afecten los planteamientos fundamentales del texto.

RELACIÓN DE LAS IDEAS PRINCIPALES Y SECUNDARIAS.

En un texto el tema siempre se encuentra distribuido en los diferentes párrafos que lo integran, de ahí que todo esté relacionado con una estructura unitaria.

En cada párrafo es necesario la cohesión de todos los enunciados y esto se logra relacionando las ideas principales con las secundarias hasta integrarlas.

Asimismo la secuencia y la conexión de los párrafos entre sí le confiere unidad a todo el texto.

Pero si bien es cierto que las ideas principlales se pueden independizarse, las secundarias no tienen la posibilidad de existir sin aquéllas. Su importacia estriba en que aclaran y dan cuerpo a las pimeras.

Esto puede detectarse con la lectura misma; se pueden leer sólo las ideas principales y comprender perfectamente el sentido de lo escrito, pero no es posible hacer lo mismo solamente con las ideas secundarias, pues no le encontrariamos sentido completo al texto.

Bibliografía:

Redacción uno.

El arte de utilizar el

lenguaje para transmitir

por escrito y con buen

gusto las ideas.

Adolfo Dominguez, Luis.

Editorial: Diana

Primera edición. 1976

Páginas: 149 a 153

De la oración al párrafo

Lourdes Martinez Lira

Editorial: Trillas

tercera edición

Páginas: 68 a 75

Redacción Dos.

Expresión de Sensaciones,

sentimientos, ideas, juicios

complementarios.

Luis Adolfo Dominguez

Editorial: Diana

Primera Edición. 1978

Páginas: 107 a 111

Redacción e investigación

documental I.

Volúmen III

Sara Díaz Muñoz et-al.

Editorial: SEAD de la UPN.

Primera Edición. 1980.

Páginas: 72 a 89.