Homosexualidad en la antigua Grecia

Problemática social. Mundo ateniense clásico. Comportamiento sexual. Ideales estéticos. Valores. Educación

  • Enviado por: Roberto Pizarro
  • Idioma: castellano
  • País: Chile Chile
  • 19 páginas
publicidad
publicidad

Índice

Introducción

1.-Contexto Histórico: Atenas en el siglo V

Tras la gran demostración de poder que tuvo la democracia Ateniense, producto de las guerras medicas, Atenas se reformulaba como una de las polis, más poderosas de Grecia.

Atenas, tras haber dirigido ampliamente las guerras, consolidó una gran hegemonía, se convirtió en una de las ciudades más ricas y fuertes, de esta manera en el año 479 a.c da comienzo con la <Pentecontecía> de la Poli Ateniense, “los años más venideros”.

Años venideros, que se demuestran en el progreso intelectual y artístico que se desarrolla, de manera que esta polis se transforma en uno de los grandes centros culturales del mundo griego.

Este progreso estuvo dotado de otra amplia gama de factores económicos y políticos, como un gran dominio marítimo, la consolidación de otros productos a parte de los cereales (principalmente el trigo), como la vid y el olivo. Esto sumado a la creciente población, da un impulso gigantesco al desarrollo territorial de Atenas.

Se estimulan los talleres, se comienzan a producir armas, joyas, etc. La industria cerámica también prospera.

En el año 477 a.c, también como una de las consecuencias de esta gran guerra, Atenas junto a otras polis, consolidan una <liga>, de carácter defensiva, llamada Liga Ático-Delica, el objeto de ésta era la unión de las polis, para cualquier invasión de los persas o cualquier invasor.

Así durante los primeros años del siglo V a.c, tenemos una Atenas robustecida en todo ámbito, con un gran perfil frente al ecumene.

Ahora bien en el año 444 a.c se da comienzo a la práctica total de todas estas políticas, más la consolidación de la Democracia, todo a manos de un solo hombre, Pericles, quien consolida este siglo, como el siglo de Oro.

Pericles era un demócrata descendiente de Clístenes, y estaba convencido que el nuevo sistema de gobierno era la llave para conseguir un desarrollo cultural y cívico jamás visto.

Se inicia una superación intelectual, que es el principal gestor del reconocimiento ganado en este siglo, célebres artistas y filósofos de la antigüedad. El arte de la tragedia florecía con Esquilo, Sófocles y Eurípides. Vivía también Heródoto en este tiempo, el llamado padre de la historia, también Tucídides el mayor historiador griego. Anaxágoras amigo de Pericles hizo de Atenas un centro de filosofía, luego aparecía Sócrates el más célebre de los filósofos griegos y por el final de este período su discípulo Platón. Fidias el famoso escultor griego realizó numerosas obras de arte en esta época, entre ellas la gran estatua de Zeus bañada en oro.

Entre las grandes contribuciones que realiza el “Olímpico”, es crear los “mistillos” (sueldos), de manera que los atenienses logran participar mas activamente en la vida pública, de esta forma la política en Atenas paso a convertirse en un “medio de vida”.

Lleva a cabo también la construcción del Odeón, el Partenón, el Erectión, entre otras.

Esto junto a otros aspectos son fundamentales, en la gloriosa Atenas, puesto que el desarrollo de OO.PP, para embellecer la ciudad, dio paso para que Pericles en busca de mayores fondos, tomara el tesoro resguardado en Delos y los gaste en proyectos de su polis.

Con ello se da comienzo a la nueva política de Atenas, que será el eje principal para su decaimiento, el Imperialismo.

El Imperialismo en Atenas, lleva un fuerte factor en contra, la envidia o los miedos que se pueden engendrar en las demás polis, producto de esta gran gloria y fortalecimiento.

En el año 431 se da comienzo con la Guerra del Peloponeso, que romperá toda esta evolución Ateniense y le entregara años de estancamiento.

La causa inmediata de la guerra fue el conflicto de Corcira y Corintios, una enemistad que se basaba por la dominación de la ciudad de Epidamno, y que de ella nos habla el gran Tucidides en su texto “La Guerra del Peloponeso”.

Este conflicto trasciende y es necesario un arbitraje, de esta manera ambas ciudades envían embajadores a Atenas, para que regule esta confrontación. Atenas decide brindar apoyo a la ciudad de Corcira, consiguiendo la enemistad de Corintios, ciudad alineada a otra liga, la del Peloponeso.

Atenas en el conflicto lanza un ataque a las naves Corintias y con ello rompe el tratado fundamental que mantenían ambas ligas, de esta manera se legitima la intromisión de las otras polis, para enfrentar a Atenas.

Así se da comienzo a el enfrentamiento más doloroso para Grecia, un enfrentamiento que trajo como consecuencia el termino de la evolución política, social y económica de Atenas.

Bajo este marco histórico se consagraban los valores Homéricos, que si bien ya no eran los mismos, seguían siendo fundamentales en el comportamiento de toda Atenas y Grecia.

Los valores Homéricos, que se mantenían como base legitimadora de la sociedad de su coyuntura, ahora eran filtrados, por el principal poeta griego Hesiódo, que abre paso a la primera gran transformación social, una nueva connotación a estos valores.

Este gran avance logro que la sociedad se entendiera de otra manera, y permitió todo el florecimiento desde Solón hasta lo que hemos narrado, el siglo V de Atenas.

No es posible entender la sociedad griega, sin la comprensión de estos valores, de esta manera y bajo esta <revolución de valores>, consideramos necesario enmarcar nuestra tema de análisis.

2.-Formulación General

Nuestro tema de investigación es la <Pseudo-Homosexualidad Griega>, y la problemática que nos interesa abarcar es la siguiente: El Comportamiento Pseudo-Homosexual en Atenas durante el siglo V y su carácter Aristocrático.

Nuestra hipótesis es la siguiente “La Pseudo-Homosexualidad en Atenas validó su práctica, en una reinterpretación de los valores Homéricos” piedra angular del comportamiento Griego.

Es por ello que decidimos evocar nuestra investigación en datos que provenían tanto de las costumbres como de la educación, el otro indicador necesario fue trabajar la evolución del concepto de Areté y principalmente su reinterpretación a partir de Hesiódo.

Nuestro Objetivo General consiste en poder explicar la pseudo-homosexualidad griega, y como objetivos específicos nos interesa, hacer una reconstrucción histórica de la sexualidad ateniense, además de comprender el carácter aristocrático y su concepto de Areté.

De acuerdo al desarrollo de nuestra investigación, creemos que somos capaces de entregar una nueva visión de la sexualidad en Grecia, <su práctica en la sociedad>, este ultimo punto ya ha sido bastante inferido por medio de la filosofía de la coyuntura, pero bajo nuestra perspectiva, como es imposible entender la Historia de Atenas sin sus valores, consideramos pertinente, que es imposible entender la sexualidad sin esos valores, e ahí nuestra postura vanguardista.

3.-Marco Teórico, Discusión Bibliográfica

En esta parte del Trabajo solo contamos con dos fuentes bibliográficas, pertinente a nuestro tema de análisis, uno es “Danza Misteriosa” y el otro “Una Historia natural de la Homosexualidad”.

Francis Mondimore en el texto “Una Historia natural de la Homosexualidad”, considera bastante el aspecto erótico que contenían los griegos, para reafirmar la idea que el comportamiento homosexual se daba desde los orígenes de la civilización griega.

Básicamente en su texto no busca explicaciones del comportamiento sexual, cae en descripciones y no profundiza, sin embargo Lynn Margulis y Dorion Sagan en el libro “Danza Misteriosa”, tratan el tema bajo una perspectiva más biológica, desarrollando una hipótesis a lo largo de la evolución humana para consagrar la homosexualidad.

Lamentablemente para nosotros y para nuestro trabajo de investigación toma someramente a Grecia y no profundiza en los detalles, de manera que el análisis que entrega cae en generalizaciones poco especificas y poco históricas.

Habla de una machismo en la cultura griega como causa fundamental para el entender sexual de la civilización, toma como base a Aristóteles y por ende en una perspectiva bastante posterior al comienzo del comportamiento homosexual.

Otro factor que es importante son las fuentes sobre las cuales trabajan, Mondimore trabaja tanto en vasijas, pinturas, poesía y filosofía, lo cual nos entrega una amplia visión de cómo se entendía la sexualidad para la civilización, el problema está en que al tomar el arte como primera fuente, olvida que este se debe a su coyuntura por ende estas piezas son solo huellas de un contexto, en donde hay que profundizar. El arte y todas manifestaciones son una huella de la coyuntura, pero no la totalidad de ella.

Mientras tanto Lynn Margulis y Dorion Sagan, solo investigan la filosofía y dentro de ella principalmente Aristóteles, y solo nos sirve para entender un poco el contexto posterior al que deseamos estudiar (siglo V), debemos adentrarnos profundamente a la filosofía platónica ella es la más vigente al periodo que debemos analizar.

Como mostraremos al desarrollo de nuestro trabajo ambas tesis se conjugan, para contextualizar nuestro tema de análisis, somos bastante más específicos y creemos también que a través de un desglose histórico, se desnuda cada variable que conforma este fenómeno.

Tanto las perspectivas artísticas, filosóficas, intelectuales, biológicas, valoricas, políticas y por ende culturales y sociales, son necesarias para soportar nuestro trabajo.

Desarrollo

1.-Orígenes de los valores y comportamiento sexual primigenio

“Además, a dar la vida por otro únicamente están dispuestos los amantes, no solo los hombres, sino también las mujeres”, así entiende el amor Fedro, uno de los personajes que componen la obra de Platón, pero para comprender el desarrollo de la sexualidad griega y sus valores debemos remontarnos más allá de la composición de la Helade, debemos referirnos al origen de la civilización.

Es preciso también aclarar en este instante, que el comportamiento de la sexualidad en Grecia, para nosotros tiene una fuerte ligazón con la sociedad y con el proceso histórico que comprendía, por ello es necesario fijar nuestros ojos en el comportamiento político-social de esta civilización.

Según el libro Danza Misteriosa, el espacio geográfico es determinante en el comportamiento sexual, como también sabemos, la mentalidad y otros elementos también son influenciados por el <factor geográfico>, de manera que nuestro análisis se remonta a la isla de Creta, el comienzo de una libertad y una amplia cosmovisión.

En la isla de creta la civilización Aquea, tiene un fuerte desarrollo antropocéntrico, esto se da por el <factor geográfico>, la isla le permite a los Aqueos una nueva relación con la naturaleza, donde por sobre todas las cosas, descansa la naturalidad, la flexibilidad y la armonía de las cosas.

“La Familia era primordial, el eje de la sociedad, y con respecto a la esfera sexual tuvo enormes variables, la mujer sostenía una gran libertad, podía frecuentar a banquetes, representaciones teatrales y era jurídicamente igual que el hombre(...)la civilización minoica era un pueblo alegre que disfrutaba pacíficamente de la vida...”

Esta gran libertad y naturalidad, en lo sexual se enmarcaba de la misma manera, “los jóvenes se unían en los campos, sobre la hierba o el trigo recién segado”

La religión se erigió sobre la naturaleza, en su totalidad, es el centro del culto la fertilidad por ende la mujer juega un rol primordial en la composición de esta sociedad, una sociedad matriarcal.

Poseen un alto nivel reflexivo, capaz de venerar al mismo ser humano “la mujer”, entendiéndola como el gran símbolo de fertilidad, por lo mismo en ella encierran todos los misterios y la belleza de la naturaleza misma.

El comienzo entonces de en alto nivel “antropocéntrico” producto de la mentalidad adquirida por factores geográfico (como dijimos anteriormente), ya no son dioses abstractos de carácter antropomorfo como en Egipto o Mesopotamia, sino que ahora es la mujer completa sin transformaciones y con toda su naturalidad.

Así los dos principales dioses son La Diosa Madre y el Dios Toro, ambos con atributos específicos, entre ellos destacan “el valor a fertilidad, rompiendo los tabú sexuales” y la “virilidad”.

Se compone así el primer ideal de ser humano, un humano que sea intelectual, sano (físicamente), espiritualmente dotado, un ser humano complejo e integral, donde el hombre y la mujer toman atributos de su congénere, por ejemplo el hombre debe ser sensible (atributo femenino), sin dejar de ser >viril<.

Este es entonces el primer vestigio de formación, o bien de educación, este es el primer hombre ideal, que se ensalza y se enmarca a modo de ejemplo, dentro de la civilización.

De esta manera lo entendemos como nuestro primer antecedente fundamental en la composición valorica de la civilización.

Tras el decaimiento de la civilización minoica y producto de migraciones se conforma una nueva civilización en micenas, la civilización micenica.

Aquí el comportamiento de la familia, tiene una gran peculiaridad, primero la mujer puede sostener una concubina que será del esposo si la mujer es estéril, la mujer depende del marido y cuando este muere el hijo puede disponer de ella, venderla o devolverla para su casa.

Aquí se encuentra el génesis de un machismo, que en la etapa anterior no existía, se comienza a arrastrar un permanente resentimiento hacia la mujer, debido al poder que ejercía sobre los hijos, en su papel de madre.

De esta manera nace una fuerte división sexista, otro impulso a este fenómeno es el contacto de esta civilización con los dorios, puesto que para algunos estudiosos, el génesis del comportamiento homosexual es el carácter militar de los dorios, donde se enaltece el culto al cuerpo y la pasión por la juventud.

El sincretismo cultural que se da en Micenas, viene mas menos a socavar la importancia de la mujer dentro de la ex-sociedad matriarcal, Micenas era una civilización belicosa y la minoica era sumamente pacifica (como lo hemos especificado), ambos factores entonces se combinan en un nuevo comportamiento de la sociedad, esa es para nosotros una causa relevante para entender el comportamiento próximo.

Posteriormente a esto, consecuencia de una gran presión demográfica, que imposibilitaba la ocupación efectiva del territorio, se produce una segunda migración, que dará origen a Jonia (entre otras), la importancia de Jonia, es la Guerra de Troya, que con ella nace una Aristocracia, robustecida y sumamente rica.

La importancia en sí de la Guerra de Troya, es Homero, este poeta del siglo IX, arma una forma de entender la sociedad, de manera que valida la aparición y la superación de la Aristocracia sobre las demás castas.

Homero lo que realmente construye es una interpretación de los valores practicados de antaño (desde la civilización minoica), por ejemplo: la Kalokagatía, que no es más que la perfección física e intelectual del hombre, algo muy similar al Hombre complejo e integral que fomentaban los minoicos.

El areté, <la virtud>, comprendida en la coyuntura de Homero, solamente era propia de la nobleza, ellos solamente la poseían, puesto que eran descendientes de hombres que habían participado en la Guerra de Troya.

A partir de este concepto la educación se circunda alrededor de él, y “La educación no es otra cosa que la forma aristocrática, progresivamente espiritualizada, de una nación”, de manera que con el tiempo esto <valores exclusivos>, pasaron a ser parte de la universalidad, pero como norma, como Hombre Ideal.

De esta manera es el primer rol, que comienzan a jugar los valores Homéricos, pues ahora pasan a las posteridad no consuetudinariamente, sino que escritos en las poesías de la Iliada y la Odisea.

Luego de la Guerra de Troya y de años venideros en Jonia, se enfrentan aun problema ya conocido por los griegos, la Stenekoría, nuevamente la falta de tierras complica la civilización y deben migrar, en esta etapa histórica es donde aparece Atenas.

2.-Atenas y la conformación de una nueva visión valorica

Atenas, es una de las polis más magnificas de la civilización griega, en ella se encuentran las claves para comprender toda la Helade, es por ello que se constituye como nuestro objeto de estudio.

Atenas, no es muy distinta al resto de las polis, tiene una fuerte estructura monárquica, aristocrática, con una división de poderes simples como el Arcontado y el Areópago.

Una de las diferencias tangibles es el hecho, de que la clase aristócrata que domina en Atenas, no es la misma que la de Jonia, es una aristocracia que se compone de gente trabajadora, campesinos que no tenían tierra y producto de la Stenokoría y la migración llegan las primeras familias y se consideran herederos de esta colonia, pasan a formar entonces una pseudo-nobleza.

Por ende la necesidad de crear un nueva validación, para esta nueva clase que busca ser aristócrata, encuentra respuesta en nuevas interpretaciones de los valores griegos, es también por ello que se explica que tanto Solón, Pisístrato, Clistenes y Pericles, que pertenecen a la Aristocracia, practican una nueva red valorica.

Bien, antes de adentrarnos a la nueva visión valorica es preciso tener en cuenta las dos fuentes principales que sirvieron para una nueva visión social, las dos fuentes son Hesiódo y los Fisicos Jonicos.

2.1.-Hesiódo y los Físicos jonicos, el génesis del cambio valorico en Atenas

Hesiódo lleva a cabo la construcción de una nueva forma de entender la justicia, la Diké, Homero el principal pedagogo de Grecia entendía la Justicia de una manera ajena a la igualdad.

En un principio nos encontramos que Homero explica el derecho con la palabra Themis, es el símbolo de la nobleza de los reyes primitivos y la nobleza, puesto que Homero bien decía que Zeus daba a los reyes “el cetro y Themis”.

Si bien el significado etimológico del Themis es ley, “Los caballeros de los tiempos patriarcales decían que el derecho de acuerdo con la ley proveniente de Zeus, cuyas normas creaban libremente según la tradición del derecho consuetudinario y propio entender y saber”.

De esta manera la justicia no era tal y el comportamiento de la nobleza siempre apeló a la supremacía o beneficio de ellos, pese a ello el concepto de Diké que esta más alejado del entender aristocrático, es rescatado por el poeta Hesiódo.

La Diké entendida como “dar a cada cual lo que se merece”, opone la sociedad a una postura frente a los nobles, y es por ello que en tiempo en donde la isonomía no existe y donde el conflicto entre castas era inmenso, se toma de la poesía de Hesiódo, que hace más grande al Hombre por su trabajo, su labor, que por su sangre.

Sin embargo la pura poesía no posibilita un cambio en la sociedad, es necesario llevar a cabo reformas políticas-económicas para la trascendencia de esta nueva visión, y es justamente lo que sucede en Atenas, en manos de un hombre, Solón.

Solón fue entonces capaz de entender los valores Hesiódicos, y a través de los cambios en la estructura económica y política que llevo a cabo, contribuyo a dignificar el hombre, rompiendo con las viejas castas y abriendo nuevas clases sociales, que solo destacaban por el trabajo arduo que tenían.

El segundo aspecto fundamental para la <revolución valorica> de Atenas, es la influencia de los Físicos Jonicos en la cosmovisión. Como bien sabemos, son filósofos que promueven la equidad del hombre en la naturaleza, producto de su función específica como un ente con cualidades únicas e irrepetibles.

Todos los hombres son iguales, poseemos especiales atribuciones y con ellas cumplimos una función determinada, por ende el Hombre se le comparaba con las estrellas, la forma en que se distribuían en el espacio y la manera en que brillaban en el cielo.

Tratar de contrastar el mundo natural, con el espacio sideral, considerar la polis terrena asociada a la gran polis, que mediaba en los altos cielos, son las nuevas formas de entender al hombre y sus capacidades.

Junto a todos estos antecedentes Solón, el gran político de Atenas, supo conjugar perfectamente todos estos valores, para invertir la vieja sociedad de castas y abrir paso a una sociedad de clases, comprometida con las personas.

Por ello Atenas, es una de las polis más importante del mundo griego, dignifico la figura del hombre, hizo compatible los valores trascendentales que enseñaba Homero bajo una nueva perspectiva, abriendo sendas a toda la gente.

Esta primera revolución de valores, es solo un ejemplo, para poder entender la importancia de los valores Homéricos en el comportamiento social, y que fueron capaces de acompañar y validar a la sociedad de cada etapa histórica.

3.-La Pseudo-Homosexualidad en Atenas y su carácter Aristocrático

3.1.-La Sexualidad, el Hombre y la Mujer.

Ahora podemos adentrarnos, todo lo que hemos analizado anteriormente, nos sirve como antecedente necesario, para estipular cualquier tipo de conclusión que demos en esta parte del trabajo.

Del texto de Francis Mondimore podemos concluir que tanto las obras de teatro griego y las piezas de cerámica de la Grecia Antigua, hablan de un fuerte carácter erótico, donde encontramos en algunas piezas una fuerte pronunciación al contacto homosexual masculino.

Atenas fue la polis donde relativamente la homosexualidad fue más libre, socialmente aceptada y en ciertos aspectos incluso, exaltada. En él los amores pederastas (relaciones entre un hombre y un niño), y sáficos (amor de una mujer hacia otra ), conocieron un florecimiento excepcional, acompañado de un gran prestigio literario, artístico y filosófico.

Gran parte del arte es de inspiración homosexual, empezando por el desnudo masculino, representado a través de la escultura, sobre todo en los siglos IV y V antes de Cristo, también la poesía griega debe gran parte de su inspiración a la homosexualidad como la poesía de Safo.

Safo que nacida en Eresos, la isla de Lesbos, fue considerada como la décima musa, fue para los griegos una importantísima poetiza <trágica>(esencialmente), “inicio un circulo de muchachas que consagradas al servicio de musas se preparaban para su ulterior misión de mujeres, Safo se convirtió en la alegoría y símbolo de la homosexualidad femenina, en el safismo, o amor lesbiano”, su poesía es justamente una de las pocas fuentes que se cuentan para comprender el amor entre mujeres, y consideramos bastante poco pertinente la connotación que se da en el libro de Mondimore, cuando dice que Safo “era una poetiza que amaba a las mujeres y no una lesbiana que escribía poesía”, nada se puede aseverar pues no poseemos las fuentes necesarias.

Si somos más exactos en los datos podemos hablar mas que de una “homosexualidad” una bisexualidad, puesto que el hombre se casaba y bien seguía buscando placer en los jóvenes. Para los griegos el placer sexual y el matrimonio no estaban necesariamente vinculados.

Esta realidad griega de que el Matrimonio no era necesariamente de placer, se puede rescatar de Esparta, por ejemplo cuando los varones tenían la desgracia de casarse con una mujer poco prolífica, tenían que pagar una multa al Estado, por que la idea del Matrimonio era ofrecer mucho hijos para sustentar el poder y la gloria de Esparta. Por lo tanto en el universo griego la realidad del Matrimonio no era ajena, pero el rol que cumplía era especifico, más que una unión basada en el amor (como hoy en día), tenia grandes objetivos sociales, es por ello que en Atenas se asume con tanta naturalidad casarse y seguir buscando placer en otras partes, pues el Matrimonio solo era un contrato.

Este papel que juega el Matrimonio en la sociedad, bien ya lo podemos encontrar como dijimos anteriormente, en la civilización Micénica, donde se comienza a desperfilar el rol de la mujer y su rol en el Matrimonio.

La posición de la mujer en la democrática Atenas no quedó recluida al hogar, como podría suponerse. Llevaba una vida retirada, pero consciente de su rango. Acudía a las representaciones de teatro en Dionisios; mandaba a sus servidores a comprar las cosas, y gozaba del respeto y la libertad, aunque no siempre del marido, quien a consecuencia de sus uniones extraconyugales no solía ser un amante ardiente. Las mujeres casadas no podían asistir a los Juegos Olímpicos, y no porque los atletas saliesen completamente desnudos -las chicas solteras los presenciaban-, sino porque resultaban fiestas populares en la que todos se daban a la juerga desenfrenada. Además, los Juegos pasaban por Corinto, la ciudad de los placeres extraconyugales.

Esta realidad es bastante contradictoria, en el proceso que indicábamos en la civilización micénica, donde se comenzaba a despreciar a la mujer, con Atenas (y este es otro antecedente para nuestra hipótesis), se invirtió cualquier visión o interpretación de la coyuntura y se rescatan los valores dormidos o alejados de Homero, pero que son de relevancia para la sociedad.

En esa búsqueda y re-interpretación, se llega entonces al re-descubrimiento de los valores de la primigenia, la cultura minoica o cretense, por ende a una revalorización de la mujer, que sin embargo nunca fue total, recordemos que la mujer no tenia participación en la política y por lo tanto en la sociedad debe haber tenido algunas limitaciones.

La filosofía también es otro antecedente de la importancia de la mujer en la sociedad y en el comportamiento sexual. Pero resulta sumamente difícil sostener cualquier tipo de teoría sobre la reputación de la mujer en toda la sociedad, o el comportamiento de la mujer en la actividad sexual.

“...los hombres forman sus clanes, y todas las actividades de los atenienses se llevan a cabo en círculos educativos, en gimnasios, en círculos políticos, en reuniones filosóficas y literarias, y en banquetes. Cierto que en ellos había mujeres, pero no eran sus esposas: sólo cortesanas, bailarinas, tocadoras de flauta y de crótalos(...)Vistas las cosas de ese modo, se comprende que en el mismo momento histórico adquirieran preponderancia las hetairas por un lado, la homosexualidad masculina por otro, y el tribadismo o las lesbianas en tercer renglón.”

3.2.-El Concepto de Amor y la Mujer

La moral clásica griega es de acento ciudadano. “El principio espiritual de los griegos no es el individualismo, sino el humanismo”, señala Jaeger. También es humanista la idea griega del amor. Allí no hay morada para el amor individual. Se ama el amor en tanto valor absoluto. Lo único valioso son “las alas que el amor otorga al alma cuando se separa de la baja y fría sensualidad”.

Ahora bien, la importancia del amor en el ideal del hombre griego, es que nos permite entender como se refleja una distinción sexual, entre hombres y mujeres; “Pues bien, el amor de Afrodita de Pandemo verdaderamente es vulgar(...)Este es el amor con que aman los hombres viles(...) aman por igual los de tal condición a mujeres y mancebos; en segundo lugar, aman en ellos más sus cuerpos que sus almas y, por ultimo, prefieren a los individuos cuantos más necios mejor, pues tan solo atienden a la satisfacción de su deseo(...) En cambio el de Urania(...) no participa de hembra, sino tan solo de varón (es este amor el de los muchachos) y que, además, es de mayor edad y esta exenta de intemperancia(...)es a lo masculino donde se dirigen los inspirados por este amor, sintiendo predilección por lo que es por naturaleza mas fuerte y tiene mayor entendimiento”.

Es necesario sellar una idea para continuar al siguiente tópico, la mujer pese a que recuperaba libertades, que se la habían excluido desde tiempo micénicos, la mujer era desvalorizada por su pasividad en el acto sexual, y no por el hecho especifico de ser mujer, puesto que existían mujeres activas en la relación sexual, las tríbades.

Es cosa de leer la filosofía Aristotélica para entender el encarnizado sexismo, en donde se deja la mujer a un lado, considerándola como un “hombre averiado” u “hombre deteriorado” y esto a su vez contradice la <recuperación de libertades> que recién comentábamos, pero como se define el amor uránico en este extracto y como Aristóteles define a la mujer, es solo una generalización del rol de la mujer, pues omite el amor que se da entre las mujeres, ambos tanto Platón como Aristóteles solo se refieren a la mujer heterosexual.

3.3.-La Filosofía y la Educación Pederástica

Ahora si en Atenas el amor homosexual fue puesto al servicio de los más altos ideales de la época, ¿cómo se consiguió esto?, a través de una visión de los valores y la filosofía.

“En primer lugar, eran tres los géneros de los hombres, no dos, como ahora, masculino y femenino, sino que había también un tercero que participaba de estos dos(...)Era, en efecto, entonces el andrógino una sola cosa, como forma y como nombre, participe de ambos sexos, masculino y femenino(...) En segundo lugar, la forma de cada individuo era en su totalidad redonda, su espalda y sus costados formaban un circulo; tenia cuatro brazos, piernas en numero igual al de los brazos, dos rostros sobre un cuello circular(...)además cuatro orejas, dos órganos sexuales(...)Eran tres los géneros y estaban así constituidos por esta razón: porque el macho fue en un principio descendiente del sol; la hembra , de la tierra; y el que participaba de ambos sexos, de la luna, ya que la luna participaba de uno y otro astro”

Esta interpretación filosófica sobre el origen o la explicación más bien sobre el comportamiento “homosexual”, nos entrega una gran información de la naturalidad con la que se entendía el comportamiento sexual para los filósofos.

“Así, pues, cuantos hombres son sección de aquel ser participe de ambos sexos, que entonces se llamaba andrógino, son mujeriegos; los adúlteros también en su mayor parte proceden de este genero, y asimismo las mujeres aficionadas a los hombres y las adulteras derivan también de él. En cambio, cuantas mujeres son corte de mujer no prestan excesiva atención a los hombres, sino más bien se inclinan a las mujeres, y de este genero proceden las tríbades. Por ultimo, todos los que son sección del macho, persiguen a los machos y, mientras son muchachos, como lonchas de macho que son, aman a los varones y se complacen en acostarse y en enlazarse con ellos; estos son precisamente los mejores entre los niños y los adolescentes, porque son en realidad los más viriles por naturaleza”

En esta parte se entiende perfectamente, el desmedro con el que se miraba al heterosexual y la igualdad que se le otorga a la mujer, por que principalmente los parámetros para definir la sexualidad en este periodo son otros.

“En la Atenas Clásica los objetos sexuales eran de dos tipos, no masculinos y femeninos, sino activos y pasivos, agresivos y sumisos”

Pero bien la sexualidad tenia connotaciones <metasexuales>, puesto que simboliza el dominio del activo sobre el pasivo, bajo esta perspectiva se entiende que hombres del mismo grupo social estipulen condiciones y normas que garantizaran la dignidad de la pareja (del mismo sexo).

Era mal visto para los griegos la pasividad en el acto sexual, más que la homosexualidad en sí, es por ello también que en este tiempo, el hombre no veía con buenos ojos a la mujeres, (por su pasividad en el acto sexual), la pasividad era símbolo de poca >virilidad< y de poco valor, pues en el fondo era dejarse dominar.

En el aspecto femenino también se daba esta connotación, era mejor vista la mujer que penetraba sexualmente a la otra mujer, de ahí también el nombre con que les designaba “Tríbade”.

Tenemos aquí dos atributos sumamente necesarios para entender el valor de la homosexualidad, la libertad y la virilidad.

La libertad o la Eleutería, ha sido un concepto que hemos encontrado constantemente en nuestra investigación, pero más que libertad en sí, es el concepto de dominación, tal cual como lo hemos explicitado anteriormente, era mal vista la pasividad sexual, por ser un símbolo de “dominación”, ó sea perdida de la libertad en el acto sexual.

En ese sentido, la civilización Ateniense era más respetuosa a la libertad que cualquier otras cosa, de manera que este concepto no podía ser ajeno al ámbito sexual.

La virilidad: “(...)son en realidad los más viriles por naturaleza” la virilidad sigue siendo uno de los valores fundamentales que permiten enaltecer al hombre, pero ahora no se es varonil por ser hombre, sino que por seguir mi propia naturaleza, ó sea se es más hombre o más mujer por perseguir mi propio sexo.

Este concepto de “perseguir mi naturaleza”, es muy similar a la idea con la que se entiende la educación, con la idea de “perseguir la belleza”, entender la belleza del hombre por sobre las figuras físicas y contemplarse con el aspecto metafísico.

“Perseguir la naturaleza” es entonces la meta sexual, parte de la educación del griego, es estrechar la virilidad no solo por medio del acto sexual, sino que por mi naturaleza.

El amor, la sexualidad, tenían una componente más allá de lo terrenal, eso es lo que trata de explicar Platón en su obra, por ello la “homosexualidad”, no era una práctica sucia, pues tenía normas que la hacían de gran valor.

Sucede que los filósofos, como los políticos, y en general esa reducida y distinguida clase dio pie al florecimiento de la pederastia que la formaban hombres. Estos hombres habían relegado a sus esposas al gineceo y no las dejaban participar en las fiestas públicas ni privadas. La esposa educa a los hijos pequeños, pero luego le son arrebatados para confiarlos a pedagogos

La educación fue fundamental para propagar y sostener el comportamiento sexual, uno de los fenómenos importantes es la educación pederástica.

La educación pederástica estaba compuesta por un hombre mayor activo y uno más joven pasivo, el mayor es conocido por el nombre de “erastes” y el joven de “erómenos”, en el tipo de relación que se forjaba existen varias posturas , pero eso en el fondo habla de las pocas fuentes con las que se cuentan.

Unos dicen que no existió la relación oral y anal, solo se dio la intracural, otros afirman que el modelo pederástico no excluyo la relación oral u anal, del erastes y el erómenos.

La educación de erastes comenzaba aproximadamente a partir de los 12 años hasta mas menos los 17 años, sin embargo no era tan rigurosa.

“Cuando un hombre honrado, enamorado del alma de un joven, aspira a hacer de él un amigo sin mácula y a vivir con él, lo elogia y ve en esa amistad la más hermosa manera de educar a un joven. Pero si alguno parecía estar enamorado solamente del cuerpo, lo declaraba infame y por ello no tenían los amantes menor retención en su trato con los muchachos que los padres con sus hijos y los hermanos con sus hermanos.”

La educación pederástica de por si es la gran contradicción al amor platónico, puesto que nosotros hablamos de la interpretación de Platón y su concepción sobre el amor los ideales metafísicos, etc, y la pederastia por su parte es la muestra concreta de que existía una satisfacción al placer y a los ideales físicos, a la belleza del mancebo que se educaba.

Ahora bien el objeto de la pederastia no solo implica la satisfacción sexual, la pederastia comprendía un modelo de “sumisión, admiración y formación”, y ante este aspecto es fundamental detenerse, más allá de comprender como se efectuaba la relación entre el erastes y el erómenos, es necesario fijarnos en el objetivo.

Es la aplicación de valores comprendidos como necesarios para la educación del adolescente, estos valores para formar parte de la educación y de la formación principalmente deben estar sujetos a un nuevo ideal de hombre, este hombre que se sostenía bajo una nueva perspectiva de virilidad, un hombre de práctica homosexual.

Frente a esto sostenemos entonces que una nueva interpretación valorica afirmó y legitimó cualquier tipo de práctica social en Atenas, de manera que la homosexualidad no es ajeno a esa realidad, el valor de la libertad y la virilidad como lo hemos analizado proviene de la cosmovisión cretense, para después formar parte de los ideales homéricos.

Nunca se dejo ser menos persona por practicar una sexualidad distinta, sin embargo, conviene ser prudente puesto que la misma obra de Platón nos muestra otro aspecto de relieve;“Algunos, en cambio, afirman que son unos desvergonzados. Se equivocan, pues no hacen esto por desvergüenza, sino por valentía, virilidad y hombría, porque sienten predilección por lo que son semejantes a ellos”.

¿Qué es lo que queremos afirmar con esto?, que necesariamente la práctica sexual necesito un soporte valorico, pues no era bien vista la homosexualidad, y en esa campaña de legitimizar la homosexualidad, estuvo la filosofía, la poesía, la educación y el arte entre otros.

Ahora frente a este proceso de legitimización que tuvo la pseudo-homosexualidad, se involucra otra idea necesaria, “la aristocracia”, puesto que la pregunta pertinente es ¿A quién revalido la filosofía del siglo V?.

Bien sabemos que la educación de los siglos anteriores reposó en el ideal del Areté, conocido por su carácter aristocrático, <su exclusividad>.

Cuando señalamos en el tópico de “Atenas y la nueva interpretación valorica”, hablábamos de una nueva forma de entender el Areté. Esto influyo necesariamente en la visión de la sociedad, que ya se estructuraba de una manera distinta gracias a Solón.

La filosofía hija de la nueva interpretación valorica también logra subordinarse de esta interpretación y al buscar nuevas claves antropocéntricas, se llega a una reinterpretación de la interpretación, ¿en qué sentido?, en la educación, la filosofía del siglo V regresa a los parámetros anteriores del Areté, trata de destruir su universalidad y se vuelve a la idea de que el Areté es solo de las “almas selectas”.

“Pero el pensamiento ético de los grandes filósofos atenienses permanece fiel a su origen aristocrático al reconocer que la areté sólo puede hallar su verdadera perfección en las almas selectas”

Las “almas selectas”, son justamente la nobleza, la aristocracia que dormía entre sus pares, esta revaloración de ella se da en todo ámbito, por ello ante su práctica sexual, que no era muy peculiar (la práctica homosexual), puesto que se daba de mucho antes, pero que siempre fue mal vista, fue necesario un soporte intelectual para su validación, eso es justamente lo que se construye en Atenas del siglo V.

Conclusión

En conclusión es imposible tratar de la Homosexualidad en Atenas, como una depravación de animales, es imposible a su vez obviar esta componente sexual a la hora de especificar el comportamiento de la sociedad.

Evidentemente la sexualidad formo parte de esta sociedad y su prudencia, sus valores como civilización constituyeron los principales ejes para moderar cualquier tipo de conductas y a su vez terminar con cualquier tipo de mala practica, como el abuso desbordante de un sexo enfermo, la homosexualidad estaba totalmente sostenida, validada y también regulada por los valores que entendían la sociedad.

Si bien la Homosexualidad no era novedad en el siglo V a.c, la verdadera novedad de la civilización griega, es la peculiaridad con la que asumen este comportamiento, nadie se imaginaria como viril u más hombre al que desea otro hombre, o la mujer que desea otra mujer.

Esa es la gran enseñanza que deja una de las más grandes civilizaciones, no era tan solo la tolerancia, el valor mas característico, sino la madurez, para entender el mundo, la naturalidad con la que asumen las diversas manifestaciones de los seres humanos, la capacidad de entendimiento, capaz de comprender de una manera distinta a las costumbres de antaño.

Sin embargo es fundamental comprender que esta revolución valorica (como hemos señalado en algunas partes del trabajo) se da desde la cúpula aristocrática, la principal clase que usaba este comportamiento sexual, si la Pseudo-Homosexualidad se hubiera constituido en una práctica de clases inferiores, quizás la realidad seria distinta, pues no hubiera contado con todo un apoyo intelectual, artístico y social.

De todos modos no es nuestra idea tanta rigurosidad, lo que si queremos explicar que esta práctica sexual contó con un importante apoyo, producto que la gran mayoría aristocrática usaba esta practica y fue necesaria entonces una validación, para seguir demostrando su soberanía sobre las demás clases, pero no ponemos también en duda que esta práctica sexual haya sido utilizado por personas de diversas clases.

Lo otro verdaderamente peculiar es como este tema, se mantiene al margen, se considera sucio o pagano por muchos, siendo que la civilización griega es la cuna de la humanidad occidental, siempre se borra el sentido sexual, ¿será un nulo entendimiento de su carácter valorico?.

De todos modos nos parece sumamente importante entender la revolución en Atenas a partir de las nuevas políticas de Solón, como se construye una nueva perspectiva sensible de la civilización, como se reestablecen los valores y se pluralizan. Sin duda uno de los importantes hitos en todos los procesos posteriores de Atenas y como hemos demostrado en este trabajo, donde incluso esta revaloración llega a la sexualidad permitiendo un libre juego para su comportamiento.

Bibliografía

  • Una Historia Natural de la Homosexualidad, Francis Mondimore, Paidos,1998.

  • Danza Misteriosa: La evolución de la sexualidad Humana, Lynn Margulis y Dorion Sagan, Editorial Kairós, 1992.

  • El Banquete, Fedón y Fedro, Platón, Editorial Labor, 1981.

  • Historia Universal (Tomo 1), Secco Elauri, Editorial Kapelusz, 1995.

  • La Paideia: Los Ideales de la Cultura Griega, Werner Jaeger, Editorial Fondo de Cultura Económico, 1995.

  • Anecdotario secreto del Amor y el Sexo, Héctor Velis-Meza, Editorial Feria Chilena del Libro, 2003.

Fuentes Escritas

Reflexiones sobre el Modelo Pederástico, http://perso.wanadoo.es/cespejo/pederastia.htm

La Liberalidad Griega, http://www.editorialbitacora.com/armagedon/griegos/griegos.htm

A Una Amada

Paréceme a mí

que es igual a los dioses el mortal

que se sienta frente a ti,

y desde tan cerca

te oye hablar dulcemente

y sonreír de esa manera tan encantadora.

El espectáculo derrite

mi corazón dentro del pecho.

Apenas te veo así un instante,

me quedo sin voz.

Se me traba la lengua.

Un fuego penetrante

fluye en seguida

por debajo de mi piel.

No ven nada mis ojos

y empiezan a zumbarme los oídos.

Me cae a raudales el sudor.

Tiembla mi cuerpo entero.

Me vuelvo más verde que la hierba.

Quedo desfallecida

y es todo mi aspecto el de una muerta...

Safo.

Secco Elauri, Historia Universal (Tomo 1), Kapelusz, 1°Edición, Brasil, 1995, pp143-165, incluida también Cátedra, Jimena Silva, Historia de la Antigüedad, Universidad A.R.C.I.S.

Producto también de las guerras medicas, y por otro lado de la implantación de políticas anteriores, principalmente las realizadas por Pisístrato.

Ático por constituirse entre polis que componen esa región geográfica y Delica por ser el punto estratégico, donde se ahorra la riqueza.

Seudónimo con el que se le llamaba a Pericles, producto de su prudencia, pasividad y elocuencia al hablar.

Secco Elauri, op.cit, p154.

Hesiódo es el primer gran reformulador de los valores, más la lectura de los físicos jonios, Solón construye una nueva forma de entender la sociedad, a su paso le siguen otros lideres, que van consolidando el nuevo sistema, validado entonces, en una re-interpretación de los valores homéricos.

Pseudo-Homosexualidad, puesto que no existe el término “homosexual” en el mundo griego clásico, por ello es más prudente considerarlo como falsa, en el sentido estrictamente conceptual.

La Homosexualidad como concepto taxonómico para definir un comportamiento sexual, nace de mano de las sociedad industriales, y por ende tratar de clasificar de homosexual, el comportamiento sexual de siglos anteriores es poco prudente.

No es solo además por que el concepto de Homosexualidad es meramente moderno, sino por que su uso no esta sujeto a la realidad griega.

Platón, El Banquete, Labor, 4°Edición, España, 1981, p38.

Escrito por Lynn Margulis y Dorion Sagan,

La Liberalidad Griega, http://www.editorialbitacora.com/armagedon/griegos/griegos.htm.

Ibidem.

Ibidem.

Reflexiones sobre el modelo pederástico, http://perso.wanadoo.es/cespejo/pederastia.htm.

Werner Jaeger, Paideia: los ideales de la cultura griega, Fondo de Cultura Económica, 1°Edición, México,1995, p20.

Siglo VIII, año 750 a.c

Werner Jaeger, op.cit, p106.

Ibidem.

Francis Mondimore, Una historia natural de la Homosexualidad, Paidos, 1°Edición, Buenos Aires, 1998.

De aquí para delante, trabajaremos con el concepto de Homosexualidad, para simplificar el sentido en la redacción.

La liberalidad Griega, fuente citada (fu.cit).

Héctor Velis-Meza, Anecdotario secreto del amor y el sexo, Feria Chilena del Libro, 1°Edición, Santiago, 2003, pp72-73.

La Liberalidad Griega, fu.cit.

Ibíd, p42.

Lynn Margulis y Dorion Sagan, Danza Misteriosa: la evolución de la sexualidad humana, Kairós, 1°Edición, Barcelona, 1992.

Platón, op.cit, p56.

Ibíd, p59.

Francis Mondimore, op.cit, p.16.

Platón, op.cit, p59.

La Liberalidad Griega, fu.cit.

Ibidem.

Reflexiones sobre el modelo Pederástico, fu.cit.

Platón, op.cit, p59.

Werner Jaeger, op.cit, p27.

Vídeos relacionados