Homo videns: La sociedad teledirigida; Giovanni Sartori

Literatura universal contemporánea. Medios de comunicación. Televisión. Imagen. Progresos tecnológicos. Revolución multimedia. Síntesis

  • Enviado por: Pandros
  • Idioma: castellano
  • País: México México
  • 5 páginas
publicidad
publicidad

Universidad Nacional Autónoma De México

Cuidad universitaria

Facultad de derecho

Sociología general y jurídica

Homo videns

La sociedad teledirigida

Homo videns

Giovanni Sartori

Síntesis:

Toda la tesis gira en torno al homo sapiens, el cual no se diferencia mucho de los primates, ah no ser por el lenguaje, auque muchas especies de animales (en especial los primates) se comunican en base a un lenguaje, el homo sapiens continuamente habla consigo mismo. El punto central de la tesis de G. S. es el hecho de que la televisión modifica radicalmente y empobrece el aparato cognoscitivo del hombre.

Tal y como inicia el primer capítulo con el nombre de la primacía de la imagen, la cual da a conocer desde el titulo la superioridad, ventaja que tiene la imagen. Empieza a comentarnos que las civilizaciones se desarrollan con la escritura, ya que es el tránsito de la comunicación oral a la palabra escrita lo que desarrolla a una civilización. Leer y tener algo que leer era un privilegio antes del s. XV pero gracias a la invención de la imprenta da pie al diario (s. XVIII). Aunque la radio fue el primer gran difusor de comunicaciones, de ahí parte Sartori a decir que el hombre es un animal simbólico capaz de entender lo abstracto, pero fue así hasta la invención del televisor, ya que transformó al hombre en un animal vidente, ya que ahora para él cuentan mas las cosas representadas en imágenes que las cosas dichas con palabras. Todo esto es un cambio radical a la dirección de la evolución del hombre ya que lo remite a sus capacidades ancestrales.

En tanto a los progresos tecnológicos, habla de la enciclopedia, pero ya tomando el tema del video-niño es un tema de suma importancia, comenta que antes los acontecimientos del mundo los conocía por escrito, actualmente se nos muestran, la explicación está en función de las imágenes. Es indignante como es que el televisor no es solo un instrumento de comunicación sino que es “la nana” de los niños, la televisión es la primera escuela del niño, esto conlleva graves consecuencia ya que el niño formado en las imágenes del televisor se reduce a ser un hombre que no lee y condenado a ser un adicto a por vida a los videojuegos.

Cuando habla de progreso explica que no es necesariamente un aumento cuantitativo a un mejoramiento si no que esté acompañado de un progreso sustancial.

En cuanto a la capacidad de entender dijo que la televisión produce imágenes y anula conceptos, y de este modo atrofia nuestra capacidad de abstracción y con ella toda nuestra capacidad de entender. La idea es un concepto necesario para la razón, lo que nosotros vemos o percibimos concretamente no produce ideas. El hecho de que la imagen no da, por si misma, casi ninguna inteligibilidad, la imagen debe ser explicada mejor y solo así, la relación entre los videns y los sapiens mejoraría. Un progreso que es sólo cuantitativo y que comporta una regresión cualitativa no constituyente un avance.

Por eso el hombre que lee está decayendo rápidamente, bien se trate del lector de libros como el de periódicos. El hecho de que la imagen no da por si misma ninguna enseñanza, la imagen debe ser explicada, y la explicación que se da de ella en la televisión es insuficiente.

Para los que apoyan los nuevos medios de comunicación es saber mediante conceptos es elitista, mientras que el saber por imágenes es democrático o para todos, pero, atrofia muchísimo la capacidad de comprensión.

Ahora la televisión se ve superada por los medios multimedia, el televisor es un instrumento monovolante que recibe imágenes a un espectador pasivo, mientras que en el mundo multimedia es un mundo interactivo y polivolante.

Ahora el problema es si el Internet producirá o no crecimiento cultural, en teoría si por que el que busca conocimiento ahí lo encuentra, pero en la práctica no sucede lo contrario. Las posibilidades de Internet son infinitas y pueden ser positivas si el usuario la utiliza para adquirir información y conocimientos por genuinos intereses intelectuales, por el deseo de saber y de entender. Por lo que puede sobrevivir el televisor es por que es más fácil y cómodo ver pasivamente que el acto de ver activamente en las navegaciones en la red.

En la opinión teledirigida, la video-política es parte fundamental para la toma de opiniones; saber de política es importante aunque a muchos no les importe, por que la política condiciona toda nuestra vida y nuestra convivencia. La video-política no solo caracteriza a la democracia sino al poder de la imagen que es muy usada en las dictaduras, actualmente el pueblo opina de acuerdo a cómo la televisión le induce a opinar.

El poder de la imagen se coloca en el centro de todos los procesos de la política contemporánea; la televisión condiciona fuertemente el proceso electoral y a su vez también condiciona el gobierno.

La opinión pública es un dato que se da por descontado, pero esta opinión no es solo porque es del público sino que también es de la res publica, pero ésta al estar expuesta a flujos de informaciones sobre el estado de la cosa publica. El radio y el periódico no alteraron sustancialmente a la opinión.

Pero la fuerza arrolladora de la imagen rompe el sistema de reequilibrios y retroacciones múltiples que duraron durante casi dos siglos; la televisión destrona a los llamados líderes intermedios de opinión los cuales establecían la forma que debíamos de creer. La televisión se exhibe como un portavoz de una opinión pública, pero en realidad la televisión refleja los cambios que ella promueve.

En los gobiernos de los sondeos, los sondeos son respuestas que se dan a preguntas pero las respuestas varían mucho dependiendo en el modo en que se formulen las preguntas, los sondeos por regla general son débiles ya que el encuestado se ve forzado a contestar; tenemos también el problema de la fácil manipulación de los sondeos (así como el referéndum que es su institucionalización), como conclusión los sondeos no son instrumentos de la democracia (vox populi) sino que es la expresión de poder de los medios de comunicación sobre el pueblo.

En cuanto a la información G. S. aclara que informar es proporcionar noticias pero puntualiza que la información no es conocimiento, ya que la información no lleva a comprender las cosas por que la ésta da solamente nociones de los objetos.

En cuanto a la información de relevancia las televisoras informan poco o nada y muchas veces mal. El periódico excluye al analfabeto que no lo puede leer mientras que la radio llega también a los que no saben leer ni escribir por eso se puede decir que la radio complementa al periódico.

Pero la televisión tiene un grave problema ya que la información que da es solo la que puede filmar y si no hay filiación no hay ni siquiera noticia. Cuenta que al comienzo de los noticieros eran simples lecturas de estudio pero después se de un nuevo inicio de la televisión, la cual era mostrar las cosas de las que se habla, la cual esto luego la convierte en una obligación de mostrar, tal es actualmente la necesidad de los noticieros que llegan a fabricar acontecimientos ya que ahora emplean 20 min. de su media hora de duración en saturarnos de trivialidades de noticias que no tienen ninguna importancia. Ahora la imagen se ha convertido en la enemiga de la abstracción, en suma lo visible nos aprisiona en lo visible ya que para el hombre que puede ver es lo que existe y lo que no ve no existe. En la preferencia de los espectadores se encuentra en acontecimientos nacionales o regionales, lo cual es muy preocupante por que el hombre que no sabe nada sobre el mundo es evidente que no se interesara por él.

Otro problema muy importante es que la televisión no puede acceder a ciertas partes del mundo sobre todo donde hay dictaduras y matanzas por tanto al no haber televisión en esos lugares, para el nuevo televidente ni siquiera existen estas atrocidades y los dictadores no son inculpados. La televisión tiende a convertir todo en un espectáculo e incurre en un grave daño que nos desinforma sobre nuestra realidad. Por eso el informar debe de ser comunicar un contenido.

Algo que le da mucha credibilidad a la televisión es que la imagen no miente pero esto no quiere decir que la televisión no miente si no que puede mentir o falsear la verdad; por eso el video-dependiente tiene menos sentido crítico que quien es aun un animal simbólico adiestrado en la utilización de los símbolos abstractos, al perder la capacidad de abstracción perdemos también la capacidad de distinguir entre lo verdadero y lo falso.

En la democracia la video política con su incidencia en la formación de la opinión pública afecta en demasía sobre los procesos electorales. La televisión convierte la carrera presidencial se convierte en un espectáculo. La emotivación de la política es una política dirigida y reducida a episodios emocionales como lo son los asesinatos, raptos o etc.…

La imagen rompe con el delicado equilibrio entre pasión y racionalidad. En tanto a la aldea global de McLuhan dice que la cámara de televisión no llega a la mitad del mundo, lo que significa que existe un mundo oscurecido y que la televisión incluso consigue que nos olvidemos de él. Un problema de la democracia actualmente es que la mayor parte del publico (votantes) no sabe casi nada de los problemas públicos.

Opinión:

Al estar en plena revolución multimedia, el homo sapiens (producto de la cultura escrita) se esta convirtiendo en un homo videns (producto de la imagen en superioridad a la palabra). Pero la televisión cumple un papel determinante para ésta transformación.

La primacía de la imagen que ha dado los medios de comunicación sobre lo razonable o lo inteligible nos lleva a ver sin entender, por eso la televisión debe explicar mucho mejor, pero no es así lo cual ha acabado con el pensamiento abstracto, y con esto sus consecuencias.

Un problema muy grande que pude observar es que la televisión es capaz de crear una opinión pública así como la creación de un video-niño en un adulto sordo de por vida a estímulos de la lectura y del saber transmitidos por la cultura escrita.

Lo que me sorprendió muchísimo fue, que es un claro ejemplo del poder de los medios en la formación de opinión y de emotividad, que en la retransmisión en Estados Unidos de la caída del muro de Berlín en 1989 fue un fracaso televisivo, y en la transmisión en directo de la ABC fue ampliamente superada por la grabación del estudiante chino frente al tanque en la plaza de Tiananmen, lo cual es un evento con escasa relevancia sustancial.