Hombre griego a lo largo de la historia

Análisis antropológico. Sociedad. Cultura. Geografía. Pueblos. Felicidad. Individualismo

  • Enviado por: Gonzalo Llach
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 7 páginas
publicidad
cursos destacados
Curso completo de piano - Nivel básico
Curso completo de piano - Nivel básico
Este curso de piano está pensado para todos aquellos principiantes que deseen comenzar a tocar el piano o el...
Ver más información

Iníciate con Ableton Live
Iníciate con Ableton Live
El curso da un repaso general por las órdenes y menús más básicos, para poder generar...
Ver más información

publicidad

    A lo largo de la historia de la humanidad, ha habido diversas culturas que se desarrollaron  en distintas ubicaciones geográficas. Muchas de ellas han gozado de opulencia, de gigantescos monumentos, inclusive de riquísima sabiduría, como en Egipto , China o Persia. Pero cierto es que ninguna ha logrado maravillar e influenciar, de modo tal que se convierta en la base del mundo  de occidente actual, como la Griega. En esta manifestación  de seres civilizados, se dieron numerosas ramas de creaciones y ensayos políticos, filosóficos, arquetípicos y artísticos.


       Su auge se dio en el período clásico(480-325 a.C), pero como todo, esta cultura tiene un origen lejano y , por lo demás bastante arcaico, del cual prevalecerán influjos toegónicos ,como los tan nombrados "dioses del Olimpo" durante todo el período griego.


       El hombre, en la cultura griega, tuvo gran importancia y es, en base, a él que se gestaron todos los acontecimientos sociales y culturales.


       En la isla de Creta, floreció la cultura que inició el concepto de occidente y pasó a definir, con su estilo de vida característico,  una nueva visión de la vida en las civilizaciones.


     Creta está localizada en el centro del mar Mediterráneo y  más menos equidistante de todas las costas circundantes: Egipto, Turkía, Chipre etc.


La cruza una cadena montañosa, la que, junto con su escarpada y rocosa geografía, no le permitía desarrollar cultivos que pudieran satisfacer las necesidades de la población. Por esto, se vieron obligados a ir en busca de alimento y recursos en las costas extranjeras.


      Los cretenses habían implementado en sus rústicos botes, una quilla y remos, además aumentaron su tamaño, lo que lo convirtió en un buque apto para navegar en alta mar; hecho que en esa época no ocurría.


    Establecieron vías comerciales, las cuales ,con el paso del tiempo, le permitieron desarrollar una talasocracia basada en esto. Se enriqueció enormemente.


      Como los otros pueblos, difícilmente tenían acceso a la isla, no  se vio obligada a tomar medidas de defensa, lo cual se aprecia en las características de sus casas y palacios. No estaban  ubicadas estratégicamente, tampoco contaban con muros fortificados y denotan gran riqueza y arte en las decoraciones interiores.


 Gracias a esto, el hombre en Creta, como no estaba presionado a la guerra, como gozaba de riquezas, no le quedaba otra alternativa que gozar de la vida y las maravillas que ésta le ofrecía. Se permitió lujos y comodidades que le facilitaran cada vez más su vida. Por ejemplo, se tiene precedente del primer uso de baño en la historia y la ciudad tenía su respectivo sistema de drenaje y alcantarillado. Estos son elementos que no se daban en otras culturas. El cretense vivía para la felicidad y el goce. En un fresco sobre el techo del baño en el palacio de Cnosos, se ve a un hombre nadando con delfines, lo que muestra la riqueza espiritual y el relajo que disfrutaban.  Era una cultura avocada a la felicidad.


        También mostraban ciertos rasgos primitivos; cuando sólo era un simple pueblo pescador. Se puede apreciar en sus dioses. Una estatuilla de la diosa de la sabiduría, que data del 2.300 a.C, tiene cabeza de lechuza, alas, senos y cuerpo humano; dioses en función de la naturaleza.


       Ya por el 2.000 a. C, se inserta junto con el rey Minos, la figura del toro como deidad, del cual derivarán diversas costumbres y rituales.


      Obviamente, Creta, no podía olvidar el arte. Se dio una expresión artística notable, introduciendo nuevos conceptos como los frescos y la proporción de la figura humana.


     Por necesidad, la cultura minoica, fue esencialmente abierta y por consecuencia el hombre y su mente; el arte, los símbolos, las construcciones, todo muestra una apertura y una inclinación hacia la felicidad. Los habitantes de Creta no sólo transaban su economía, sino que también difundían su cultura. Al parecer, según las similitudes del arte egipcio con el cretense, en el cambio entre el reino medio y el nuevo al mando de Amenofis IV, había habido una influencia cretense.


     La única actividad que se podía desarrollar y entorno a la cual giraba la sociedad, era el comercio marítimo.  Por lo que el hombre de la isla, no tenía más remedio que disfrutar y crear actividades para su tiempo libre. El tiempo disponible para la gente común era mucho y no había preocupaciones paralelas; ¡tenía que entretenerse en algo!


       La felicidad que disfrutaban era su tesoro más preciado. Protegían su estilo de vida, no revelaban sus secretos ni sus innovaciones estructurales a los barcos.


       En aquella pequeña isla del Mediterráneo se dieron las condiciones óptimas para que surgiera tal tipo de sociedad que rara vez se volverá a gestar en la historia: armonía y equilibrio, en base, a la felicidad.


       A la fecha en que Minos llegaba al poder en Creta, pueblos indoeuropeos provenientes del sur de Rusia y el este del mar Caspio, se desplazaron hacia el sur  en  migraciones sucesivas hasta establecerse en al península del Peloponeso. " los Aqueos avanzaban en sus caballos, con carros y carretas para transportar sus enseres..." 


    Debido a que eran nómades, no podían rendirle culto a sus dioses en templos o espacios sacros, ni tenían  tiempo para desarrollar una vida religiosa profunda, pero sí sentían mucho respeto por sus antepasados. Los cremaban y sus cenizas eran transportadas en ánforas . Para establecerse en un lugar determinado, se enterraban  y sobre ellas se construía.


        Claramente en sus cultos había muchos elementos primitivos como el respeto por el fuego y su sacralidad, sus antepasados y ancianos, y la presencia de dioses con reminiscencias de animales.


       "Cuando se instalaban, construían sus moradas en forma de rectángulo, precedido de un sencillo pórtico y cubierto con techo de dos aguas; el recinto tenía en su centro el fuego sagrado, el hogar familiar" .


       Gracias a los textos de Homero, rapsoda que plasmó por escrito las tradiciones orales aqueas, se puede ver la influencia que tuvo Creta de alguna forma en este pueblo. (Aunque no se tiene certeza científica de un encuentro entre ambos.)


     Los aqueos ya venían con un cierto tipo de dioses, pero el influjo cretense es innegable. La diosa de la sabiduría tenía rasgos antropomórficos a excepción de la cabeza. Homero en las hazañas de los héroes, alude constantemente a Afrodita con epítetos tales como: " Afrodita la de los ojos de lechuza".


       En la fortaleza de Micenas hay un portal que muestra la presencia de arquitectos de la isla en la obra. La llamada "Puerta de los leones"  cuenta con la innovación de la columna cretense.


          En la Ilíada  se puede constatar que los aqueos eran un pueblo 100% belicoso y que su vida giraba en torno a la guerra, aunque tuvieran otras actividades.  " El poema pinta una sociedad de nobles guerreros, valerosos y crueles, que  debe corresponder  en gran parte al ambiente de la época micénica"     

 
        En gran medida estos pueblos, al ser guerreros por necesidad, desarrollaron una sociedad bélica, en la cual se resaltaba la labor del hombre y su importancia social por medio de sus hazañas de guerra. El héroe en la guerra, quedaba inmortalizado en el campo  de batalla y su fama sería conocida por todas las generaciones futuras(¡incluso hasta nuestros días!).


        Por su condición nómade y bélica no se vislumbraba "un algo más allá de la muerte", sino que esta era una imagen vacua de lo que fue el héroe en vida.


      "El héroe vive de la fama que sus acciones suscitan entre sus contemporáneos, y confía en que ella mantendrá vivo su recuerdo entre sus descendientes..."


       Los protogriegos, debido a que se idolatraba en demasía a los héroes, eran muy individualistas y vanidosos. Buscaban gloria personal y la adulación, más  que otros valores. El hecho de pasar peleando y ser educado para tal propósito gran parte de su vida, les dejaba poco tiempo para cultivar y fomentar otros valores. Ese tiempo lo aprovechaban disfrutando de los placeres mundanos. "Educados desde niños para una dura competencia, sabían, con todo, gozar de la vida: opíparos banquetes con abundante vino y dulce música, relucientes y bien cuidadas armas, briosos corceles y hermosas mujeres, encantaban su existencia" .


        Un elemento característico de los aqueos, es la introducción del Megaron: edificio que consta de cuatro columnas entorno al fuego sagrado. Fue allí donde los reyes transmitían su sabiduría a las generaciones siguientes, lo que será la antesala del ágora.


      Eran machistas, por el hecho de que la guerra es un asunto esencialmente masculino y alguien tendría que velar por los niños; ¡ quién más que las mujeres!
"Aunque el espacio doméstico tenga como señor al paterfamilias es, con todo, un espacio que pertenece por naturaleza a las mujeres: se trata del gineco."


       Sus dioses, con el transcurso de los siglos, tomaron carácter propio, pero no eran idealizados ni tomados como modelo a seguir, sino que eran una proyección de sus vicios y la perfección del poder. Nuevamente cabe citar la magnánima obra de Homero. Apolo, apoyaba en la guerra a los troyanos y entra a luchar; no por compromiso, sino por pura diversión y capricho.


       Ellos vivían en el monte Olimpo  donde bebían ambrosía, tenían frecuentes banquetes y observaban la desgracia humana interfiriendo a voluntad. No eran ideales a seguir, pero sí el mundo y el poder que gozaban era motivo de admiración.


        Las construcciones, eran básicamente fortalezas en las montañas, como la gran acrópolis de Micenas. Son un reflejo del hombre guerrero coetáneo, toscas, listas para recibir un ataque, sin mucho detalle,  mostraban que la prioridad era la defensa y no el lujo, también se ve la grandeza de los hombres en las dimensiones de las piedras utilizadas.


          Los pueblos aqueos dominaron el Peloponeso gran parte del segundo milenio antes de Cristo. Pero en el 1.100 a.C comienza una nueva oleada de pueblos indoeuropeos que descendían hasta la península: los Dorios. Estos trajeron un nuevo invento, el uso del hierro, lo que les permitió doblegar a los aqueos y someterlos; algunos se refugiaron en Asia menor.


       Dicho acontecimiento trajo consigo   un período oscuro y de poco desarrollo. Se puede ver en el arte. Antes de los Dorios, hubo proporción y realismo en la figura humana, en la pintura y la escultura. Pero a su llegada se perdió e intervino un arte de síntesis. Se puede inferir de esto que, por su belicosidad, tampoco podían desarrollar mucho el campo artístico ni social. Estaban "entretenidos" con los aqueos. Este período duró tres siglos y , gracias al contacto con los fenicios, se pudo desarrollar la escritura y con ello el surgimiento de la cultura griega característica. Se plasmaron por escrito las tradiciones orales de antaño(homero) y también hubo quienes, a través de la poesía , rescataron los problemas de la actualidad, que son, hoy en día, verdaderos documentos históricos.
       Hesíodo fue uno de ellos. Él era un campesino de Beocia y cantaba para sus similares. En sus cantos, se refleja la injusticia y la decadencia social reinante(S.VIII a .C). los reyes cobraban impuestos excesivos y mantenían un dominio sobre la clase social baja. Hesíodo los alude constantemente como " los devoradores de presentes". La decadencia es notable: "Y he aquí  que otros padecimientos  circulan entre los hombres, pues la tierra y el mar están llenos de males. Y las enfermedades abruman a su antojo a los hombres..."
       Aduce lo difícil que era subsistir en ese medio socialmente hostil. Relata también las épocas por las que ha pasado el hombre, desde la gloria de la época de oro, hasta su actualidad: la época de hierro. Es menester mencionar también que hace alusión a una época como la de Homero: la de bronce. " Estos hombres se dedicaban a los muy esforzados trabajos de Ares(dios de la guerra) y a actos de  violencia. Grande eran su fuerza y sus manos. Sus armas eran de bronce, porque en aquel entonces no existía el hierro." 
      El hombre respetaba y conocía las tradiciones y su teogonía.
Tal como en los tiempos de Troya existía la búsqueda de la excelencia humana(Areté) en la guerra y sólo los nobles podían acceder ; en Hesíodo este Areté se mostraba diametralmente opuesto. Como ya no había guerras constantes, no se podía dignificar, inmortalizar, ni magnificar al guerrero heróico y cualquier persona podía llegar a dicha excelencia. Por el contrario, la vida era dura, austera y sacrificada. Se inicia una nueva consciencia moral, se dignifica el trabajo manual y la búsqueda del Areté,que iba en sentido  de hacer lo mejor posible la tarea o trabajo que uno tiene que hacer( agrícola o manual)."La justicia es más poderosa y triunfa sobre la injusticia"  "Así, ni el hambre ni otro daño asedian a los hombres justos"  " los dioses desprecian al que vive sin laborar"  "...pero tú debes preferir el trabajo honrado para que tus graneros se llenen de trigo" .
 Es la antesala del humanismo, se toman en cuenta los aspectos terrenos y morales que atañen al hombre, una especie de filosofía "en pañales".


      Claramente, es un hombre que va cambiando, tomando consciencia de su condición y de las injusticias de sus gobernadores. "...y clama la justicia que  se arrastraba conducida por los hombres devoradores de presentes que deciden los juicios con errado criterio..."


     El hombre, en la época de Hesíodo, no tenía otra alternativa que trabajar lo más posible y de la mejor manera posible, debido a que era la única manera de vivir sin prejuicios sociales ni condenas por parte de los dioses o los reyes.


      Grecia era pobre, pero su admiración por el mar, la incitó a descubrir  rutas y fundar colonias en las islas vecinas. El comercio marítimo  era la principal actividad de intercambio económico. En este motivo radicó la importancia de las colonias, las que eran estados con tradiciones comunes y   le permitían controlar las rutas. Esto, sumado con el espíritu individualista heredado de los héroes de Troya, conllevó a la creación  de ciudades estado con  rasgos propios; la Polis.


Era el reflejo del hombre de la época que se había refinado y que , luego de cambios, constituía una nación con la cual se identificaba en todos los aspectos.         

         Gracias a la Polis el hombre desarrollaba sus virtudes y aptitudes, y sus acciones o ideas debían ser un aporte al progreso de la ciudad. A ese tiempo se remonta la política; la vida del hombre en función de la Polis. Esta cualidad tenía gran importancia para los griegos, quienes no concebían  a alguien que pudiera alejarse de la vida política; " el hombre que se marginaba del acontecer político era, para los griegos, una  persona que retornaba a su condición particular, privada: era un hombre incapaz de ofrecer a sus compatriotas el aporte de su pensamiento  y acción".  La Polis lo era todo para el hombre griego. Este aspecto sicovalórico, contribuyó junto con factores comerciales y económicos, al desarrollo de la democracia: sistema en el cual predomina el pueblo en el gobierno de un estado.   Las decisiones se tomaban  en conjunto mediante convenciones  públicas, todos participaban en guiar a su ciudad.
      Había, en el espíritu del hombre griego, y todo convergía, en el afán de desarrollo de este espíritu. Surgieron, posiblemente, las manifestaciones artísticas, filosóficas y culturales más relevantes de la historia.


      En la pintura y escultura, se volvió al realismo y proporción de la figura humana. Hay escultores de primer nivel como Fidias y  Praxíteles. En sus obras, se ve este afán por el hombre y la humanidad que éste estaba descubriendo: obras de gran envergadura y perfección.


       En el ámbito literario, se desarrolló el género de la comedia, que tenía bases de burlas y ridiculizaciones políticas de los gobernantes y gente de alto cargo. No se podría haber dado en otro tipo de gobierno, porque se necesita tolerancia y aceptación; ¡ya había libertad de expresión! También de este esquema de gobierno surgió la retórica: el arte de hablar en público y de persuasión. Generalmente tenía propiedad política o jurídica. Un ejemplo es el de Demóstenes, quien en sus discursos arengaba a los atenienses para estar preparados contra las invasiones de Filippo II.


      Surgieron las bases de la filosofía, destacando entre sus grandes exponentes a Sócrates, Pitágoras, Aristóteles y Platón.
     Era una retroalimentación entre la Polis y el hombre. La Polis era la proyección física del espíritu creativo y progresista del griego del siglo V y principios del IV.


         A lo largo de este escrito se pudo comprobar que hay diversos elementos actuales que se remontan al desarrollo de la cultura citada, como por ejemplo: la búsqueda de la felicidad del hombre contemporáneo, el individualismo tan presente en la competitividad actual, el culto a la belleza, la importancia del trabajo en la sociedad y los valoresmorales. Hubo otros aspectos que no trascendieron mayormente; como los dioses griegos.