Historia general d ela comunicación: La Edad Moderna

Imprenta. Sociedad. Política. Escritura artificial. Libro impreso. Cultura. Alfabetización. Reforma. Contrarreforma. Prensa. Francia

  • Enviado por: Jara
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 8 páginas
publicidad
cursos destacados
Curso de reparación de teléfonos móviles / celulares
Curso de reparación de teléfonos móviles / celulares
El curso de Reparación de Telefonía Celular o Móvil está orientado a todas aquellas...
Ver más información

Curso completo de piano - Nivel básico
Curso completo de piano - Nivel básico
Este curso de piano está pensado para todos aquellos principiantes que deseen comenzar a tocar el piano o el...
Ver más información

publicidad

Historia General

de la Comunicación

Tema 2. LA EDAD MODERNA: LA REVOLUCIÓN

DE LA IMPRENTA

Podemos situar el comienzo de la Edad Moderna en 1453, cuando Constantinopla es tomada por los turcos. Otros autores apuntan también como inicio de esta etapa 1448, fecha de invención de la imprenta, o 1492, año del descubrimiento de América. Sea como fuere hemos de tener en cuenta que el paso de una época a otra es siempre progresivo, no se produce de la noche a la mañana, por lo que tenemos que considerar el paso a la Edad Moderna como un fenómeno complejo que conlleva cambios en las estructuras:

  • Política: empieza la expansión de ciertas unidades políticas y comienza la era de los grandes descubrimientos geográficos.

  • Social: surge una nueva clase, la burguesía, de comerciantes y mercaderes que rompe con la estructura socio-económica vigente.

  • Comunicativa: comienza a existir una comunicación mayoritaria frente a la atomización existente en el medievo. La imprenta propiciará la difusión masiva de textos e imágenes, lo que supondrá un enorme impulso para la comunicación que en cierto modo podríamos calificar de “masiva” al producirse la apertura del flujo comunicativo

No podemos considerar que sea el surgimiento de la imprenta lo que determina todos estos cambios ya que este invento nace en un contexto que favorece su aparición. En primer lugar se dio una serie de cambios formales que harán posibles el desarrollo y la difusión de la cultura escrita y los libros impresos, éstos se dan en:

  • letras,

  • formas de escritura,

  • extensión del papel

  • y la estructura textual (en el s. XIII monjes irlandeses inventaron la escritura con palabras separadas).

En segundo lugar, existen también transformaciones en las estructuras política, social y económica que ayudan a entender el nacimiento de la imprenta:

  • Factores sociales.

    • La generalización de la lectura silente (que se daba en los monasterios) permite un acceso más individual a los textos escritos y supone un gran avance en la percepción e interiorización de las obras. Aumenta así la capacidad analítica, lo que acelera el desarrollo de la imprenta que concretará esta situación.

  • Factores políticos.

    • Existe ya un sector de comercio de libros (s. XIII-XIV), sobre todo alrededor de las universidades bajomedievales. Los libreros y comerciantes investigan medios mecánicos para poder reproducir textos, con lo que pretenden acumular materiales y ampliar el mercado.

    • El fenómeno de la Reforma se extiende gracias a la imprenta, pero también hemos de tener en cuenta que entre los reformistas hay gran cantidad de burgueses, libreros y comerciantes que buscan un mayor beneficio económico y pretenden escapar al control de la Iglesia Católica. Se forma entonces un círculo de influencia: mientras estos burgueses ponen sus medios a disposición de Lutero propiciando una difusión más amplia y rápida de sus ideas, la Reforma intensificará enormemente el uso de la imprenta.

Queda entonces claro que la imprenta surge gracias a un contexto favorecedor y que, aunque es un elemento que fomenta y ayuda a acelerar una serie de cambios, no es causa de estos cambios.

La imprenta se configura como elemento fundamental del cambio político y económico y será utilizada como instrumento propagandístico, pero no podemos ver la historia como un algo dominado por el determinismo tecnológico. Los avances no determinan la historia, sino que surgen en un marco histórico que facilita su aparición. Así la transición de la Edad Media a la Edad Moderna se debe a un conjunto de causas mucho más complejas que abarca distintas dimensiones.

A pesar de todo esto, la aparición de la imprenta se considera toda una revolución que supuso la ruptura de las barreras espacio-temporales, una visión distinta del mundo, la estandarización del conocimiento,...

  • La escritura artificial y el libro impreso

  • Si bien se ha considerado de manera universal a Guttemberg como inventor de la imprenta es necesario decir que realmente su trabajo fue añadir a los mecanismos que se estaban investigando dos novedades creando un sistema más económico y eficaz:

    • tinta que no emborrona el papel,

    • tipos metálicos de una aleación flexible pero fuerte de cobre, estaño y antimonio que pueden ser usados varias veces sin romperse.

    La imposición final del mecanismo de Guttemberg se debe también a que el papel había sustituido casi por completo ya al papiro como soporte.

    El primer ensayo exitoso con este sistema se realiza en 1448 y en 1456 se imprime ya la primera obra con él: la Biblia. A partir de aquí se sucederán cambios y transformaciones relacionados con la creciente importancia de la cultura escrita. El primer ejemplo de ello es que comienza a cobrar relevancia el concepto de autoría, mientras que en la época anterior lo importante era la finalidad y los autores eran desconocidos. La imprenta facilitará además la difusión de libros en un marco geográfico más amplio y períodos de tiempo más cortos.

  • Cambios más importantes que introduce la imprenta

      • Cambios en la vida cultural:

    • Estandarización y fijación de las lenguas vulgares ya que se pueden reproducir textos sin variación con respecto a los originales y se van imponiendo las lenguas vulgares como lenguas de ciencia por encima del latín. Con la invención de la imprenta empiezan a editarse la primeras gramáticas.

    • Estandarización del conocimiento gracias a la difusión más amplia y más cercana en el tiempo de los distintos saberes y a la apertura de las áreas de conocimiento. Los científicos no tienen que copiar libros y pueden dedicar más tiempo a la reflexión, con lo que también aumenta el número de teorías. A partir de este momento comienza a desarrollarse la revolución científica humanística.

    • Nuevas formas de aprendizaje y de acceso al conocimiento. Disminuye la importancia de las reglas mnemotécnicas y del acceso a la lengua oral. Se puede acceder de manera más individual, directa y fácil a los textos con lo que se inicia el autoaprendizaje y se profundiza en otras formas de aprendizaje.

      • Cambios puramente comunicativos:

    • Emisores: La imprenta propicia el surgimiento de toda una nueva clase, nuevos oficios relacionados con la difusión de la información a través de los libros (impresores, libreros,...).

    • Receptores: Gracias a la imprenta surge también todo un nuevo público lector ya que, aunque no podemos decir que los niveles de alfabetización aumenten con la imprenta, el hecho de que puedan imprimirse imágenes y dibujos permiten el acceso a la información al público iletrado.

    Por otra parte, durante los siglos XVI-XVII los clérigos y profesionales liberales serán quienes más libros acumulen, pero si en el siglo XVI los textos de carácter religioso son los que más se imprimen, en el siglo XVII se reproducirán más los textos científicos, lo que demuestra un cambio progresivo del público lector y sus intereses.

    Otro punto es el hecho de que al principio la lengua empleada en la impresión de libros era el latín, pero poco a poco vamos encontrando cada vez más libros escritos en lengua vulgar y ya en el siglo XVII el latín queda reducido al ámbito cultural y científico. Esto es prueba del cambio del público lector, pero más allá se trata también de una estrategia de aquellos que controlan el flujo informativo para ampliar el mercado al hacerlo más accesible ya que la lengua vulgar es aquella que domina la mayor parte del público potencial.

    • Medios: Se considera que en 1532 la imprenta llega a América llevada por los españoles a México, esto es una muestra de la importancia de la tecnología en la difusión de la información. Llegados a este punto cabe decir que en un principio Gutemberg pretendía que el mecanismo de la imprenta fuese secreto, si bien las deudas contraídas le obligan a acoger aprendices que, tras la invasión de Maguncia, se marchan extendiéndose por toda Europa. Esta desbandada de impresores dará lugar a un nuevo fenómeno comunicativo, ya que permite la difusión cada vez más rápida de la tecnología contribuyendo a la estructura comunicativa.

    • Contenidos: A partir de aquí la importancia de la tecnología y sus avances se irá incrementando y su difusión será más rápida y mayor su arraigo (el uso papel se generaliza en un siglo, el de la imprenta en 20 años y la televisión en 10), esto es se acelera la implantación de las tecnologías relacionadas con la información en el sistema comunicativo debido a que la necesidad de información es cada vez mayor, sobre todo en los procesos de transformación (política, cultural y económica) ya que una transición requiere la difusión de nuevas ideas (capitalismo, Reforma protestante,...).

    En este momento los libros ya no son lo único que se difunde, empiezan a surgir publicaciones con un contenido informativo pero sin periodicidad fija aún (en Francia los ocasionales, en España los relaciones,...). Éstas publicaciones se difunden simultáneamente en toda Europa y durante un tiempo conviven con los noticieros manuscritos. Suelen tener unas pocas hojas e incluían grabados y titulares con un cierto tono sensacionalista que indican la intención de sus autores de atraer a un público lo más amplio posible, adquiriendo interés comercial. En ellas se insertaban también noticias que podían ser verdaderas o falsas respondiendo a una clara intencionalidad comercial y propagandística.

    La imprenta también otorga importancia a la imagen como medio de información. Hasta entonces la imagen tenía un acceso restringido, la imprenta facilita su difusión y su acceso se generaliza, convirtiéndose la imagen en un nuevo instrumento de propaganda dada su enorme capacidad de impacto y a su alto grado de veracidad ya que se establece una distancia entre el emisor y el receptor [todo este proceso se intensificará con la invención de la fotografía a partir de los siglos XVIII-XIX y más tarde con el cine y la televisión la imagen se convertirá en un medio de difusión de la información, hasta desembocar en la tª de la sospecha].

  • El papel de la imprenta en la historia.

  • 2.1.1.1 El Humanismo y la Revolución Científica.

    Además de la Reforma y la Contrarreforma hay dos fenómenos de importantes dimensiones en los que la imprenta tiene una relevancia considerable: el Humanismo y la revolución científica. Podemos decir que ambos movimientos cristalizan en los siglos XVI-XVII, si bien ya con anterioridad había empezado el resurgimiento de la cultura clásica y se comenzaron a aplicar pautas empíricas en los estudios científicos (mediados de los s. XIV-XV). De cualquier modo esos fenómenos se intensifican con la imprenta, teniendo siempre en cuenta que se da en un contexto favorable.

    Por una parte la imprenta propicia el desarrollo de algunos estudios relacionados con el pasado grecorromano, favoreciendo la unificación del conocimiento en torno a la cultura clásica. También tendrá su importancia -la imprenta- en el desarrollo del arte renacentista, ya que gracias a ella se podrá conocer la identidad de los autores surgiendo así el concepto de artista.

    Por otra parte la expansión científica se verá facilitada por la imprenta ya que, además de uniformizar el conocimiento y facilitar su difusión, abría la puerta a la reflexión al facilitar el acceso y generar la impresión de libros (Copérnico en astronomía, Servet en medicina,...). Hay que decir que el desarrollo de esta nueva ciencia no fue sencillo ya que se ejerció una gran represión tanto por parte de los católicos como de los protestantes.

  • La alfabetización.

  • Otro fenómeno que se produce en la Edad Moderna es la extensión de la alfabetización que se ve favorecida por la lucha por extender la doctrina que mantienen protestantes y católicos. Podemos decir que la creación de escuelas era un instrumento de ambos bandos para formar mentalidades acordes con su doctrina. Pero también hay que tener en cuenta que esta estrategia produjo efectos colaterales que favorecieron la alfabetización. Esto culmina con lo que ciertos autores han llamado la revolución comunicativa en los siglos XVI-XVII, aunque no podemos tratar por igual todos los casos, esto es, no fue lo mismo en las zonas rurales que en las urbanas, para los pobres que para los ricos, para las mujeres que para los hombres, y hay que contar con que, aunque aumentó el grado de alfabetización, las cotas de analfabetismo seguían siendo enormes.

  • La comunicación en la Reforma y Contrarreforma

  • Uno de los fenómenos de la época en los que mejor observamos la importancia que adquiere la imprenta es en la Reforma Protestante que, junto con la Contrarreforma, puede considerarse el acontecimiento con implicaciones propagandísticas y comunicativas más importante de toda la Edad Moderna.

    Las Tesis de Lutero no diferían de la profundización doctrinal que supuso cualquier otra herejía de la Edad Media, la única diferencia es que la doctrina luterana se difundió ampliamente y con una gran rapidez gracias a la imprenta. Desde 1517 (cuando Lutero cuelga sus Tesis en la puerta de la iglesia de ??????????) a 1520 se publican unos 300.000 textos en los que se plasman las ideas luteranas que son conocidas en Alemania en unos 15 días y en el resto de Europa en un mes aproximadamente.

    Otro elemento que favorecerá la amplia difusión del luteranismo será la identificación por parte de las instancias del poder político con esta nueva doctrina vista como instrumento para oponerse a la Iglesia católica. Esto implica:

    • La adhesión de gran parte de la burguesía para escapar del control y las limitaciones impuestas por la Iglesia.

    • La adhesión de: a) los príncipes alemanes enfrentados a la corona española, bandera política del catolicismo, en su lucha por la independencia; b) el rey Enrique VIII de Inglaterra al que la Iglesia no permitía divorciarse de Catalina de Aragón.

    La reforma fue un fenómeno de consecuencias propagandísticas muy importantes. Lutero y sus seguidores pusieron en marcha una estrategia de persuasión encaminada a llegar a todos, tanto a los estamentos privilegiados como a los que no. Pero llegará un momento, cuando surge el movimiento de los inadaptistas encabezado por ???????????? que van contra el sistema feudal, en el que Lutero suaviza su actividad propagandística y se acerca más al poder. Tenemos que entender que lo que pretendía el Protestantismo era acabar con la Iglesia tradicional, no con el sistema vigente y los inadaptistas suponían una oposición radical al orden establecido, por eso Lutero rebaja el tono de sus afirmaciones contra lo establecido, produciéndose así un cambio de orientación del fenómeno de la Reforma que ya no se dirige a un público tan amplio sino más restringido.

    Los soportes empleados para ejercer la propaganda de la Reforma serán varios. Entre ellos:

    • En un principio la propaganda se vehicula a través de publicaciones dirigidas a las clases medias y altas. Los textos son de carácter filosófico y las ideas se exponen cuidadosamente.

    • Más tarde se editan panfletos, publicaciones de carácter popular, en los que el mensaje se presenta de forma más simple para que llegue con mayor facilidad a los más desfavorecidos.

    • Se publicarán también textos en forma de diálogo con una finalidad persuasiva, son los dialógenes, que permiten el razonamiento.

    • El grabado también será un recurrido medio de expresión de la doctrina luterana. En ellos los eclesiásticos serán presentados gordos y feos, degenerados que poco a poco se irán asimilando a cerdos. Será un soporte muy eficaz, tanto que llegará a convertirse en prioritario.

    • Por otra parte, la predicación en el púlpito no deja de ser importante.

    El lenguaje utilizado en todos estos casos será próximo al de los menos favorecidos, se utilizan así pautas comunicativas que pretenden acercarse al pueblo. Otro rasgo característico va a ser la utilización de signos religiosos o de la música que funcionarán como instrumentos difusorios muy importantes.

    Cabe decir también que los reformistas eran partidarios no sólo de la difusión de la doctrina por parte de los clérigos, sino también a través de los padres de familia y los jefes de taller, lo que propicia que la predicación se haga más amplia y extensa.

    La reacción de la Iglesia católica que pretendía contrarrestar los efectos de la Reforma Protestante es conocida como la Contrarreforma, se trata de una lucha contra clérigos protestantes, contra la difusión de su doctrina y por recuperar el control.

    La Contrarreforma fue un proceso largo y, aunque comenzó antes, sentó sus principios básicos en el Concilio de Trento, entre 1543-1565. Este fenómeno tuvo una dimensión claramente propagandística y según esto se utilizaron diversos medios con el fin de “vencer” a los protestantes, aunque ya en un momento tardío. Algunos de los más importantes son:

    • El establecimiento de licencias de comunicación. Se crean índices de obras cuya lectura está permitida y de aquéllas prohibidas y se establecen castigos para aquéllos que lean libros no permitidos.

    • El empleo de un aparato represivo ya establecido en la Edad Media: la Inquisición.

    • La colaboración de los reinos absolutos en esa represión.

    • El uso de la imprenta que permitirá fijar las pautas propias de las celebraciones del rito católico y también a través de este instrumento se llevan a cabo estrategias para crear vocación. En la difusión de imágenes ejercerá también un papel muy importante.

    Toda la estrategia de persuasión de la Iglesia quedó demostrada con la creación de dos instituciones orientadas al mantenimiento de la ortodoxia católica:

    • La Congregación para la Propaganda de la Fe (FIDE) encargada de la fijación de la doctrina.

    Empieza a funcionar en 1572 y en un principio estaba compuesta por 3 cardenales, si bien se fue haciendo cada más compleja con el tiempo. Por una parte esta organización establece las pautas propias de la doctrina y, por otra, reprime todo movimiento contrario. Es la primera organización en la que se usa el término “propaganda” tal y como lo entendemos hoy en día.

    • La Compañía de Jesús (jesuitas). Esta congregación religiosa nace en 1534 con el fin de difundir la doctrina a nivel transnacional y con vinculación directa con el papado.

  • Los primeros pasos de la prensa

  • En la Edad Moderna podemos hablar ya del surgimiento del periodismo, refiriéndonos a que la difusión de las publicaciones periódicas se extiende. Este fenómeno se encuadra en el contexto de una época convulsa caracterizada por las revueltas en contra del sistema vigente contra las que lucharán nobleza y poder como aliados. Será de esta forma como se establezcan las monarquías absolutas.

    Ante esta situación, esta etapa de transformación de lo establecido, la necesidad de información se hace cada vez más evidente, produciéndose fenómenos de todo tipo que propiciarán la aparición de los periódicos. Algunos de ellos son:

    · La guerra de los 30 Años.

    Se empiezan a editar publicaciones de muy corta periodicidad y sin ser ésta fija (por eso aún no podemos hablar de periodismo). Cada una de ellas pertenecerá a uno de los bandos, justificando así su postura y denigrando la contraria.

    · Frondas.

    Se trata de revueltas contra el Absolutismo que tendrán lugar en Francia y serán encabezadas por Mazarino. De aquí surgirán publicaciones contrarias a las monarquías absolutas que recibirán el nombre de Mazarinades.

  • La comunicación social en los siglos XVII y XVIII

  • El modelo absolutista: Francia

  • En Francia la comunicación se verá marcada por varios acontecimientos. En primer lugar hay que tener en cuenta que empieza a surgir una oposición al Absolutismo personificado en Mazarino que propicia la aparición ,entre 1648-1653, de publicaciones contrarias al cardenal denominadas genéricamente Mazarinades. Pero no sólo apreciaremos fenómenos de publicismo (que no periodismo) en países en conflicto, sino en todas las monarquías absolutas puesto que la necesidad de propaganda es algo inherente al Absolutismo ya que, si su base es el origen divino del rey, es necesario ejercer una propaganda que impacte en la mente de los súbditos. En palabras de Maquiavelo, “el príncipe no sólo debe serlo, sino parecerlo”. Se requiere pues una estrategia comunicativa persuasiva dirigida a todas las capas de la sociedad, de este modo el Absolutismo es un régimen desde el que se ejerce la propaganda estatal de forma sistemática, propaganda que tiene que ver con instrumentos evidentes como la estética barroca, la estructura y función de la corte, la arquitectura, etc. Esto es así hasta tal punto de que, si pensamos en esta época -s. XVI-fin. XVIII-, pensamos en la estética y el arte barrocos (corte de Mª Antonieta, Versalles,...).

    Entre estos elementos de la estructura comunicativa los más destacables tienen un carácter represivo. Según Manuel Vázquez Montalbán, de entre estas estrategias comunicativas podemos destacar varias:

    • Sistema concesionista (el privilegio)

    Se trata de un sistema que no permite el ejercicio de impresión ni de las artes sin un privilegio real que se concedía a personas de confianza de la corte. Esto era evidentemente muy limitador, pues sólo podían ejercer tales actividades aquellos que tenían permiso.

    • Sistema de licencia única

    Según esto, cada obra que quería imprimirse debía recibir una licencia de impresión, las reimpresiones incluso necesitaban una licencia nueva.

    • Represión de la heterodoxia política y religiosa

    Se trata de un control político y religioso del que se encargaba la Inquisición preferentemente.

    Además de esto, las monarquías absolutas realizarán una propaganda de carácter expansivo. Para ello utilizan la imprenta para editar publicaciones que, si en principio eran ocasionales, irán aumentando su periodicidad debido al contexto problemático hasta que en 1604 se edita la primera publicación periódica: el Mercurius Gallo Belgicus, una publicación anual que pretende justificar los fines e intereses de la monarquía. Pronto los mercurios se convertirán en una práctica habitual entre las monarquías europeas, pero se demostrarán insuficientes.

    Con el triunfo en 1631 de la primera revolución burguesa, la Revolución Holandesa, surge una publicación semanal en el ámbito de la monarquía francesa e impulsada por Richelieu: la Gazette de La France. El periodista que se encarga de llevarla a cabo es Teophraste Renaudot y en ella se expresa de forma explícita que lo que se pretende es exaltar los fines de la monarquía, aunque también constituye un intento de ofrecer a la burguesía una institución que le facilitara el desarrollo de su actividad comercial y financiera evitando así que se acercase (la burguesía) a otro tipo de publicaciones de carácter liberal. Esto marca un cambio de tendencia importante en la monarquía marcado por la intención de ofrecer a los burgueses capitalistas un tejido cada vez más significativo y fuerte, unas reformas que les motiven lo suficiente como para mantener su fidelidad al Absolutismo.

    En este contexto se sitúa el arranque del Despotismo Ilustrado, régimen que tiene en sí mismo un carácter contradictorio. Se trata de establecer reformas que impriman el mayor dinamismo económico y cultural que contemplan las clase burguesas, que no son tan siquiera consultadas a la hora de llevar a cabo estas reformas. Es el “todo para el pueblo pero sin el pueblo”, por ello resultarán insuficientes. En el ámbito de la información, por ejemplo, suponen la puesta en marcha de publicaciones con un cierto tono liberal, pero que en cuanto se apartan de ese pequeño margen de libertad son censuradas. Pero ni la superioridad económica, ni la difusión de ideas liberales y antiabsolutistas podrán ser evitadas. Esta situación conducirá inexorablemente en la primera mitad del siglo XVII en Gran Bretaña y Holanda, y en el siglo XVIII de modo más generalizado, a que se produzcan una serie de levantamientos conocidos como las Revoluciones Burguesas que acabarán con el régimen absolutista y los restos del sistema feudal, propiciando en inicio de la Edad Contemporánea en 1789.