Historia del siglo XVIII

Historia universal contemporánea. Antiguo Régimen. Monarquías absolutas. Absolutismo. Sociedad estamental. Ilustración. Despotismo ilustrado

  • Enviado por: Kayla Tanith
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 7 páginas
publicidad
cursos destacados
Master Gestion de Proyectos + Preparación de la Certificación PMP-PMI
Universidad Católica San Antonio de Murcia (UCAM)
¿Deseas aprender cómo mejorar y gestionar proyectos empresariales? Realiza este Máster online y no solo accederás a...
Solicita InformaciÓn

Programa en Calidad ISO 9001 y Dirección y Gestión de Proyectos
ECOL
Qué gran idea sería poder tener una guía definitiva de cómo cumplir con los requisitos de la ISO 9000; un único...
Solicita InformaciÓn

publicidad

El Antiguo Régimen

Hasta mediados del s. XVIII, la sociedad europea se basaba en una economía agraria. Era estamental y desigual en cuanto a derechos y libertades: los súbditos vivían bajo el poder de la monarquía absoluta, cuya legitimidad se consideraba de derecho divino (el rey solo era responsable ante Dios, su autoridad era ilimitada).

En la segunda mitad del s. XVIII hasta comienzos del s. XIX, entran en crisis las estructuras del Antiguo Régimen y se va imponiendo la cultura de la ilustración que se pone en practica con la primera revolución burguesa; primero, en las Trece Colonias de Norteamérica, cuyo resultado fue la independencia de Estados Unidos y, posteriormente, con la Revolución Francesa, cuyas ideas difundió por Europa el imperialismo napoleónico.

  • El Antiguo Régimen

  • Fue una forma de gobierno que regía la política, la economía y la sociedad hasta el comienzo de la revolución francesa, antes del desarrollo de la revolución industrial y de las revoluciones liberales burguesas.

    Éste régimen caracterizó a Francia y a gran parte de los Estados europeos.

  • Las Monarquías absolutas

  • En lo político, el Antiguo Régimen se caracteriza por una monarquía absoluta, hereditaria y centralizada, cuya legitimidad se consideraba de derecho divino, ilimitada.

    El monarca concentraba en su persona todos los poderes, controlaba el ejército, las instituciones y la administración del Estado.

    Para afianzar su poder, el rey no convocaba aquellas instituciones que asesoraban al monarca en temas públicos y las ignoraba sistemáticamente.

  • La Sociedad Estamental

  • La sociedad se organizaba en estamentos. En ella distinguimos:

    • La Nobleza, que tenía como misión el gobierno y la defensa armada de la sociedad. Vivían de las rentas de su patrimonio o del desempeño de cargos públicos; alta nobleza y baja nobleza.

    Aproximadamente las dos terceras partes de las propiedades de la tierra pertenecían a la nobleza y a la iglesia.

    • El Clero, que se ocupaba de las relaciones con dios y de la cultura. Según su jerarquía y riqueza, se dividía en: alto clero, formado por obispos, de procedencia noble y solían ser hijos segundones; bajo clero, formado por de procedencia popular.

    Tanto nobleza como clero eran privilegiados, tenían estatutos jurídicos propios, leyes particulares y se diferenciaban radicalmente de los miembros de la sociedad. No pagaban impuestos y cobraban tributos en beneficio propio.

    • Tercer Estado, el estamento no privilegiado, formado por los demás sectores de la sociedad. Aproximadamente era el 90% de la población total y su función era trabajar para los otros estamentos.

    La sociedad del Antiguo Régimen fue una sociedad rural que vivía esencialmente en función de la tierra, en torno a la cual giraba la vida de la mayor parte de la población.

  • Economía Agraria

    • La economía era predominantemente agraria de tipo tradicional y feudal. En ella trabajaba el 80 o 90% de la población. La agricultura afecta a todo el contexto de la economía y especialmente a los otros sectores económicos más importantes: la artesanía, las manufacturas y el comercio, que dio lugar a la formación de la rica burguesía.

    La mayor parte de la producción la controlaban los estamentos privilegiados, predominando el régimen señorial que regulaba las relaciones de producción.

    Las técnicas de cultivo eran muy antiguas, escaseaban los animales para el trabajo de campo y las semillas eran de baja calidad. Todo ocasionaba una baja producción que estaba sometida a crisis naturales, dando lugar a la crisis de subsistencia: escasez de alimentos que originaban hambre y que iban seguidas normalmente de revueltas políticas y sociales. La actividad agraria estaba presidida por el régimen señorial. La iglesia seguía cobrando el diezmo de la producción agraria.

    En la segunda mitad del s. XVIII, con el aumento de la población y la subida de los precios agrarios, así como el progresivo avance de la economía de mercado se va a producir una serie de luchas y enfrentamientos entre los grandes propietarios y los campesinos que van a ser una de las causas importantes del desencadenamiento de revoluciones como la francesa.

    • La actividad preindustrial se distingue en a) trabajo artesanal, basado en técnicas rudimentarias y tradicionales, dónde el trabajo humano es el elemento fundamental de la producción; b) manufactura, que se distingue de la fábrica porque en ella no se utilizan todavía las máquinas.

    • El comercio, que desarrolla el capitalismo comercial basado en el afán de lucro. El Atlántico es el eje principal des comercio europeo cuya especialidad son las especias, los metales preciosos y los esclavos.

    Las colonias son el gran recurso de este comercio europeo originándose una expansión colonial que produce la creación de grandes compañías de comercio.

  • La Ilustración

  • Es un movimiento cultural e intelectual que ejerció gran influencia en Europa durante el s. XVIII, también fue llamado Siglo de las Luces.

    Los ilustrados difundieron el Racionalismo, que consistía en liberar al hombre de su incultura mediante una actitud intelectual, crítica y reformadora.

    Sus ideas básicas fueron difundidas esencialmente a través de La Enciclopedia, una especie de diccionario razonado de las ciencias, las artes, y las técnicas donde colaboraron la mayor parte de los pensadores ilustrados. La cultura de la ilustración fue un instrumento ideológico para luchar contra las estructuras de la sociedad y la cultura del Antiguo Régimen, los privilegios estamentales y los dogmas de la Iglesia Católica. Las nuevas ideas de libertad e igualdad del pueblo fueron impulsadas por la burguesía, que promovió las denominadas revoluciones burguesas contra el absolutismo.

    Se divulgaron dos ideas importantes, la división de poderes de John Locke y la comprobación y la razón como formas de entender e interpretar el mundo por Isaac Newton que impulsaron definitivamente el pensamiento ilustrado.

  • El Despotismo Ilustrado

  • Sistema político de gran parte de las monarquías europeas del s. XVIII. Su lema era: todo para el pueblo pero sin el pueblo. Esto significaba que los monarcas debían ocuparse de sus súbditos pero sin la participación del pueblo. Así, la monarquía absoluta se vuelve ilustrada y se caracteriza por la utilización del poder real para promover la realización de reformas en general pero sin cambiar el sistema político. En sus formas de gobernar se aplican reformas como estas:

    • Política centralizadora: racionaliza la administración central y local, uniformando las peculiaridades del régimen feudal.

    • Política fiscal sin privilegios: se pasa de un impuesto personal a un impuesto según la riqueza urbana, racionalizando la multitud de impuestos existentes con una contribución única.

    • Política educativa básica: el Estado asume la responsabilidad de la educación de los súbditos mediante los planes de estudios. Se reduce el monopolio de la Iglesia y se rentabiliza la ciencia buscando su utilidad.

    • Política eclesiástica: se reducen los privilegios y el poder del clero.

    El servicio al pueblo fue el objetivo común de los políticos.

  • La Influencia de las Ideas Ilustradas

  • Lo que se refiere a las creencias, las ideas religiosas cristianas van a verse nuevamente en crisis. No se trata solo de criticar los privilegios del clero, sino que se pone en duda la posibilidad de que existan religiones reveladas.

    Basados en la razón, los filósofos ilustrados se ramifican en dos direcciones: el deísmo y el ateísmo.

    • Los deístas son partidarios de una religión natural; creen en un Ser Supremo y practican una moral basada en la tolerancia religiosa y en la filantropía.

    • Los ateos negaban la existencia de Dios afirmando que todo se reduce a la materia y a las sensaciones experimentadas por seres sensibles.

    En cuanto a las ideas económicas, se desarrollan tres teorías principales: el mercantilismo, la fisiocracia y el liberalismo económico.

    • El mercantilismo: consistía en atesorar moneda a través del comercio (capitalismo comercial) protegiendo la industria nacional.

    • Los fisiócratas: ilustrados que criticaban el mercantilismo. Revalorizaron el papel de la agricultura, porque solo ella aumentaba la cantidad de productos; la industria solo transformaba los productos de la naturaleza y el comercio los intercambiaba, pero tampoco los producía.

    • Los liberalistas: propugnaban la riqueza en el trabajo, en la producción y en el ordenamiento económico regido por la ley de la oferta y la demanda, sin intervención del Estado.

  • Fin del Antiguo Régimen

  • La independencia de Estados Unidos

  • Las trece colonias, una vez expulsadas las tribus indias que las poblaban, fueron ocupadas por grupos diversos de emigrantes que llegaron a América en busca de trabajo o libertad. Su economía era sobre todo agraria.

    • Otras actividades económicas importantes eran: el comercio de pieles, la pesca de bacalao y ballenas, la explotación de los recursos naturales y la construcción naval. En general, su actividad comercial era muy importante.

    Políticamente estas colonias gozaban de una cierta autonomía. No tenían representantes en el Parlamento y en cada una de ellas había un gobernador y un consejo nombrados por el rey. Existía también una asamblea de colonos que aconsejaba al gobernador y que se elegía libremente. La sociedad era eminentemente rural.

    • La Guerra de los Siete Años supuso grandes pérdidas económicas para Inglaterra. Impuso a las colonias el pago de unos derechos de aduana por la entrada de productos ingleses.

    La evolución de la economía, especialmente las dificultades financieras, el desarrollo de nuevas formas de producción industrial y del comercio, estaban minando la situación política y social.

    Se reúnen los delegados de nueve colonias en Nueva York para luchar contra éstas medidas. Se boicotean las mercancías inglesas e Inglaterra cede, pero acaba imponiendo nuevos impuestos en el té, periódicos, papel y vidrio (Motín del Té).

    Se reúne en Filadelfia un congreso de delegados de las Trece Colonias que suspendió el comercio con Inglaterra y se publica la Declaración de Independencia.

    Aparecen redactados los Derechos Humanos de acuerdo con las ideas liberales difundidas en Europa. La guerra se generaliza y se internacionaliza al recibir los colonos la ayuda de Francia y España. Inglaterra reconoce la independencia de estas colonias y se firma el tratado de Paz de Versalles donde se reconoce internacionalmente la independencia americana. Estas colonias se transforman en trece estados soberanos.

    Se constituyó el Estado Federal con una constitución de derechos del hombre y la división de poderes. El Gobierno federal controla los asuntos de defensa, la política extranjera y el comercio exterior.

  • La Revolución Francesa

  • Fue una revolución liberal que marcó el momento histórico en el que la burguesía francesa acaba con el absolutismo monárquico y la organización jurídica y fiscal que favorecía a los estamentos privilegiados.

    Las dificultades financieras se agravaron y se intentaron introducir reformas impositivas que chocaron con los intereses de los grupos privilegiados. Se convoca los Estados generales que se reúnen en Versalles y comienza la evolución hacia una situación revolucionaria, al plantear al tercer estado el voto individual, ya que representaban la mayoría de la población francesa. Francia estaba sometida al Antiguo régimen. Su estructura social era esencialmente aristócrata, basada en el privilegio y la propiedad territorial.

    El tercer estado se convierte en Asamblea constituyente junto con el clero y la nobleza liberal.

    Para oponerse al ejército del rey y liberar a los prisioneros, el pueblo asaltó la cárcel de la Bastilla. Se crearon las comunas revolucionarias y la aristocracia emigró fuera de París.

    La Asamblea aprobó la abolición del régimen feudal, la Declaración de los Derechos Humanos y del Ciudadano. Se proclamó una constitución por la que Francia se convirtió en una monarquía parlamentaria con división de poderes que promulgaba igualdad ante la ley y el sufragio censitario. Se declaró la libertad de comercio del trigo y se prohibieron las huelgas y asociaciones obreras. Se desarrolla así la obra de la Asamblea Legislativa.

    Los girondinos, defensores de los intereses de la gran burguesía, controlaron la situación.

    Ante las amenazas de Austria y Prusia, Francia declaró la guerra a Austria. Se forma la Comuna insurreccional de París y se asalta el palacio de las Tullerías. El rey es destituido y encarcelado. Se convocaron elecciones.

    Se declaró abolida la monarquía y se proclamó la República de Francia. En la Convención Nacional republicana no participaron los sectores monárquicos y los diputados se dividieron en tres tendencias: los girondinos, moderados y conservadores; los jacobinos, radicales; y la llanura, sin opiniones fijas.

    El pueblo francés comenzó a convertirse en un ejército nacional dispuesto a defender y difundir la revolución y sus ideas por toda Europa.

    Los hechos más destacados de la Convención girondina fueron:

    • Juicio y ejecución de Luis XVI.

    • Las levas en masa, ejército numeroso capaz de hacer frente a los enemigos interiores y exteriores de la revolución (Napoleón Bonaparte).

    • Libertad del comercio de trigo, subió el precio del pan y el descontento popular.

    • Movimiento contrarrevolucionario que provocó un levantamiento campesino.

    • Guerra internacional declarada por Gran Bretaña y otros países a la nueva República Francesa.

    • Victoria de Valmy contra los austríacos y prusianos. Se salva la revolución.

    Ante la presión internacional, se nombra un Comité de Salvación Pública para hacer frente a la guerra. Los girondinos intentan frenar el entusiasmo revolucionario del pueblo. Sin embargo, los jacobinos tomaron el control de la convención.

    Se organizó la Convención jacobina. Para salvaguardar la revolución, se tomaron medidas radicales, con la creación de tribunales especiales. Comienza la <<Época del Terror>>. Se reprime tanto a los girondinos como a los más exaltados.

    Se aprueba una nueva constitución de carácter democrático, que estableció el sufragio universal. El fin del gobierno era el bien común.

    Uno de los fracasos jacobinos fue la implantación del Máximo, por lo que las masas populares se exaltaron provocando el guillotinado de su líder Robespierre.

    Se organiza la Convención thermidoriana que controló la llanura. Declararon abolida la ley del Máximo, suprimen la comuna y se dio paso al Directorio.

    La tercera constitución estableció un poder ejecutivo dirigido por el Directorio, un poder legislativo en manos del Consejo de los quinientos y el Consejo de los ancianos, y el sufragio censitario.

    La situación de crisis, tanto social como económica y política, favoreció el triunfo del golpe de Estado del general Napoleón Bonaparte. Disolvió el Directorio y el Consejo de los quinientos e instauró el Consulado.

  • El Imperialismo Napoleónico

  • El Consulado marca el final del proceso revolucionario en Francia; el poder es tomado por la alta burguesía. Napoleón Bonaparte tras el golpe de Estado que dio puso fin a la Revolución Francesa. Es nombrado primer cónsul por un período de diez años. Instaura una dictadura personal, imponiendo un sistema político en el que acapara la mayor parte de los poderes.

    Se aprobó la constitución por plebicismo popular, desapareciendo de ella la Declaración de los Derechos de Hombre y la división de poderes.

    Napoleón representa los intereses de la burguesía financiera y de negocios, las clases populares se mantienen en unas difíciles condiciones de vida.

    Sus reformas más importantes fueron: decretar una amnistía, que supuso el retorno de muchos exiliados, firmó el Concordato con la Iglesia Católica, se comprometió a mantener al clero; creó el Banco de Francia y una nueva moneda, promulgó el Código Civil, transformó la enseñanza en un servicio público, adoptó medidas de asistencia social y controló la libertad de prensa.

    Napoleón I pretendió construir un imperio europeo encabezado por Francia. El Imperio napoleónico supuso el mantenimiento del poder socioeconómico de la burguesía. Duró diez años y lo organizó federalmente comprendiendo, además de estado francés, los estados vasallos, sometidos al Emperador en materia militar, gobernados por parientes de Napoleón, y los estados aliados protegidos.

    En ellos se suprimieron las instituciones del Antiguo régimen, se reorganizó el Estado y se instauraron sistemas constitucionales, difundiéndose las ideas liberales.

    El cambio de signo de la guerra y las crisis económicas decidieron la retirada del apoyo de la burguesía a Napoleón I.

    La derrota de los ejércitos de Napoleón frente a las potencias europeas en la batalla de las Naciones, hace que el imperio se derrumbe y Napoleón fuera recluido en la isla de Elba.

    Después de la primera abdicación y la definitiva derrota de Napoleón en Waterloo, llegó la caída del Imperio, tras la recuperación del poder durante los Cien Días.

    Vídeos relacionados