Historia de las Universidades

Historia universal. Universidad medieval. Ideas de Newman, Jaspers y Ortega y Gasset

  • Enviado por: El remitente no desea revelar su nombre
  • Idioma: castellano
  • País: Perú Perú
  • 7 páginas

publicidad
cursos destacados
Curso completo de piano - Nivel básico
Curso completo de piano - Nivel básico
Este curso de piano está pensado para todos aquellos principiantes que deseen comenzar a tocar el piano o el...
Ver más información

Iníciate en LOGIC PRO 9
Iníciate en LOGIC PRO 9
Vamos a ver de manera muy sencilla y en un breve paseo de poco más de una hora como funciona uno de los...
Ver más información


1. ¿Cómo se inician las primeras Universidades?

Como se sabe, la educación en sí, nace cuando nace el hombre. Los conocimientos, la información, la educación, etc., existe muchos años antes que se formara la institución conocida como Universidad. Grecia y Roma formaron una muy buena base de educación, saber e investigación, con maestros, alumnos; fue la época de los grandes eruditos, de la grandes escuelas y liceos, de los grandes sabios, como Aristóteles o Platón, que sin existir el término Universidad, supieron forjar una excelente masa de conocimientos que hasta nuestros días influyen.

La Universidad es una institución de larga y compleja historia, que ofrece caras diversas al observador según las épocas y según los países. Sirve a la vez a distintos fines que no siempre es fácil reducir a una idea central.

La aparición de la burguesía acompaña el nacimiento de las Universidades. Esta naciente burguesía se organiza por medio de las asociaciones, en el principio asociativo hallará la clave de su fuerza. Fruto de ese espíritu asociativo son las universidades, estudiantes y maestros de las escuelas antiguas, se asocian en corporaciones autónomas.

2. La Universidad Medieval

La Universidad Medieval es una de las más grandes creaciones de la civilización occidental, pero su grandeza nace de su perfecto enraizamiento en la sociedad que le dio vida. La idea de cristiandad impregna a las universidades medievales. El Estado Nacional no se desarrolla hasta los últimos tiempos de la Edad Media y las universidades aparecen en el momento en que la idea política básica es la Cristiandad y no la de Estado Nacional,

De aquí se deriva también su trascendencia política. Como corporaciones libres integradas en el sistema de la Cristiandad, las universidades no son solo centros del saber sino que hacen oír su voz y consideró su deber no encerrarse es sus reas puramente académicas y no rehuyó tomar partido en las polémicas decisivas de su época.

La enseñanza universitaria se ajusta a las condiciones de la época, la imprenta no existía y los manuscritos eran raros y costosos, por ello la enseñanza se centraba el la lectura. En la Universidad Medieval se enseñan los saberes de la época: la Teología, el Derecho, la Medicina y la Filosofía, teniendo por centro a Dios y a la Teología por la reina de las ciencias. Junto a ese espíritu la Universidad Medieval, otro aspecto se ha destacado siempre como rasgo esencial suyo y ha influido considerablemente en la meditación sobre la Universidad, su carácter comunitario.

A partir del siglo XV la Universidad se enfrenta a un nuevo ambiente y unas nuevas condiciones sociales que plantean su desafío a la gloriosa institución medieval. Dos de los rasgos característicos del inicio del mundo moderno repercutan inmediatamente en la Universidad: el triunfo del Estado Nacional y la Reforma.

El Estado Nacional que se difunde con el Renacimiento hace que las universidades pierdan progresivamente su carácter de instituciones de la Cristiandad.

La Reforma y su secuela de las guerras de la religión, provocan la división de las universidades en católicas y protestantes y la ruptura de la unidad religiosa}; se forman universidades luteranas.

3. La Universidad Napoleónica Historia de las Universidades

En Francia la revolución da el golpe de muerte a la antigua Universidad. El 5 de Sep. De 1793, una ley de la Convención suprime pura y simplemente todas las universidades. La enseñanza superior se reorganiza sobre la base de las escuelas especiales, una de ellas es la Escuela Politécnica de París. La Universidad Imperial es una de las tantas universidades que tuvo influencia de la famosa ordenación napoleónica, creada en 1986 y organizada 2 años después, tiene un concepto distinto de la que comúnmente se podría denominar Universidad, era más bien un organismo estatal al servicio del Estado.

La Universidad Napoleónica unida a las viejas universidades, hacen que el modelo francés encontrara imitadores, países como el nuestro adoptan algunas enseñanzas. Pese a todos esos inconvenientes, permitió una revitalización de enseñanza superior, porque el estado en que se encontraban a principios del siglo XIX no era bueno. Sin embargo, otros países como Rusia siguen hoy fuertemente influida por el modelo napoleónico.

Francia y los países que lo imitaron resuelven el problema de la Universidad por el camino de suprimirlas en su forma tradicional y organizar en forma distinta la enseñanza superior, aplicando un nuevo sistema relacionado al estado centralista y burocrático que surge con la revolución. Al principio del siglo XIX se produce también un movimiento de reformas de las Universidades de Oxford y Cambridge, únicas universidades inglesas entonces existentes. En Alemania el Public School, el movimiento renovado provoca la fundación de la Universidad de Berlín, en 1810, que inicia la nueva era de la Universidad Germánica.

La Universidad Inglesa, la Universidad Alemana y la crisis de la primera post guerra inspiran la meditación de quienes buscan la “idea de la Universidad”. De ella saldrán algunos estudios fundamentales a lo que es necesario hacer referencia.

4. La idea de la Universidad según Newman Historia de las Universidades

El pensamiento de Newman respecto a la Universidad se mueve en un triple plano: Justificar el estudio de la Teología como Ciencia; mostrar que el respeto a la ortodoxia católica no es incompatible con el ambiente de libertad y de comprensión que es necesario para la existencia de una Universidad y, por ultimo, establecer que el fin principal de ésta es la “educación liberal” de sus discípulos, este ultimo punto para Newman tenía carácter general.

El problema de la educación liberal se plantea encuadrado en una agria polémica que agitó el campo universitario durante al juventud del cardenal y que bajo distintos aspectos se ha prolongado hasta hoy. Cuando en 1800, la Universidad de Oxford reformó su sistema de exámenes para acabar con el ambiente de relajación que en el siglo XVIII había alcanzado proporciones alarmantes se dio que el examen intermedio que debían alcanzar todos lo candidatos al grado de bachelor of arts, comprendía tres pruebas, una de religión otra lengua y cultura clásica y otra tercera de matemática y ciencias físicas. Contra este sistema se alzaron voces de los que propugnaban una rigurosa especialización profesional.

Contra esta posición surgió la defensa del sistema de Oxford concebido con un espíritu de “educación liberal”, que es el conjunto de conocimientos y la disciplina intelectual que un hombre ha de tener como tal, con independencia de su concreta actividad profesional o de su especialización. No es un medio para alcanzar otros fines, sino que es un fin en sí misma, que tiene un fin tangible, real e idóneo.

Newman sostiene que la investigación no es uno de los fines esenciales de la Universidad, tampoco lo es la formación de científicos. Ha de basarse precisamente en la idea de la “unidad del conocimiento”, es decir en la idea de que todas las ramas del saber están entre sí en íntima relación, porque son en realidad parte de un todo. El fin de la educación liberal, es la formación intelectual del estudiante, su misión es conferirle unos hábitos y unos modos de pensar que dilaten su horizonte espiritual y disciplinen y ordenen su capacidad de juicio y el ejercicio de su inteligencia, esa formación intelectual va dirigida a su vez a modelar un tipo humano determinado

Para lograr estos fines la Universidad ha de convertirse en “imperio del saber y la cultura”, en que reine un ambiente de mutuo intercambio de ideas y en que se discutan el ámbito y la función de cada rama de la Ciencia y sus relaciones recíprocas. La obra de Newman refleja el ideal de la educación inglesa en la época victoriana, creación de una élite de hombres dotados de una preparación general y de una determinada actitud ante la vida.

5. Idea de la Universidad según Jaspers (Alemania)

La Universidad Alemana fue modela para la universidad europea. La moderna Universidad Alemana surge en 1810 con la fundación de la Universidad de Berlín (estado prusiano). Los promotores y verdaderos padres de la nueva universidad fueron los pensadores: Fitche, Schlemaier y Guillermo de Humboldt.

La nueva Universidad es fruto del espíritu nacionalista que se desarrolla en Prusia. La Universidad de Berlín se funda en la capital para permitir el trasiego de ideas y la influencia cultural en los grupos sociales que dominan el estado prusiano, elevando así el nivel cultural y promoviendo en ellos el espíritu nacional. La Universidad es una corporación al servicio de la Ciencia. Ciencia e investigación serán la clave de la idea alemana de la Universidad. Jaspers centra la idea de Universidad de acuerdo con aquella tradición en el cultivo de la Ciencia. En ella se realiza el querer saber originario que en primer término no tiene otro fin que el de llegar a saber qué es lo que es posible conocer y qué es lo que por medio del conocimiento resulta de nosotros, su misión consiste en buscar y trasmitir la verdad por medio de la ciencia. La reflexión de Jaspers se centra en la naturaleza de la ciencia como esencia misma de la Universidad.

La Investigación constituye la tarea primordial de la Universidad, la Ciencia y la Investigación exigen como condición indispensable que pueda existir una libre búsqueda de la verdad. La libertad espiritual constituye así una consecuencia forzosa del fundamento necesario de la vida universitaria. Jaspers reivindica con fervor la concepción liberal de la Universidad que no puede estar sometida a ningún monopolio ideológico.

De esta idea central de la Universidad al servicio de la Ciencia nace también el punto de vista de Jaspers respecto ala enseñanza y a la formación universitaria. La enseñanza se centra en la base científica que han de recibir los estudiantes. Jaspers rechaza la posibilidad de la existencia de un ideal formativo que trascienda el nivel intelectual. La Universidad sólo puede dar una formación científica.

El estudiante y el investigador centran su actividad en parcelas limitadas del saber, sólo de esa forma puede realizarse una labor seria en cualquier campo de la Ciencia. Jaspers reafirma la idea tradicional de la Universidad como unidad y no como simple agregado de centros y escuelas diversas.

6. Idea de Universidad según Ortega y Gasset

La obra remonta a 1930 y su trascendencia ha sido grande y merecida tanto entre nosotros como en otros países. Representa sin duda la mayor aportación del pensamiento Español al problema que nos ocupa. La clave de la posición de Ortega está en colocar la Cultura y no la Ciencia en el centro de las tareas universitarias.

El punto de partida de Ortega es precisamente la crítica a la idea de que era preciso imitar el modelo de la Universidad Alemana y adaptarla a nuestro país. Pero, aparte de este factor circunstancial, Ortega afirma que la Universidad Alemana, con su culto a la Ciencia, había producido la desintegración cultural del hombre moderno.

Para remediar esta situación, Ortega proclama que la misión de la Universidad no es el cultivo de la Ciencia, sino formar hombres cultos, trasmitir y elaborar la Cultura. Así definida la misión de la Universidad, que por determinar que se entiende por Cultura, en el sentido orteguiano. La Cultura es el sistema de ideas vivas que cada tiempo posee, el sistema de ideas desde las cuales el tiempo vive. La Cultura no se presenta por tanto en la exposición de Ortega como una suma de conocimientos, sino como un conjunto de ideas vitales, ideas que guían la existencia humana y justifican las decisiones que en cada momento adopta el hombre.

Ortega, como ya se ha advertido, no niega en absoluto la importancia de la Ciencia ni de la Investigación. Ve en ellas, “el humus donde la enseñanza superior tenga hincadas sus voraces raíces”, pues sin contacto con la Ciencia, con su incesante fermentación, la Universidad terminaría degenerando en “sarmentoso escolasticismo”. Pero Ciencia e Investigación deben ocupar “una zona circular” a la Universidad y no intentar absorber su centro ni usurpar la auténtica misión de esta que es la Cultura.

La Universidad cumple con este fin cultural centrando su núcleo en una Facultad de Cultura, es decir:

I) La imagen física del mundo (Física)

II) Los temas fundamentales de la vida orgánica (Biología)

III) El proceso histórica de la vida humana (Historia)

IV) La estructura y funcionamiento de la vida social (Sociología)

V) El plano del Universo (Filosofía)

Tales materias deben enseñarse como disciplinas culturales y no como ciencias.

7. La Universidad Norteamericana

La idea americana de la universidad no es la de una comunidad por un principio único: hoy la gran Universidad Americana es mas bien un conjunto de comunidades y actividades mantenida unida por un nombre común, una dirección común y propósitos afines. La Universidad actual y sobre todo la Universidad del futura esta condicionada por un conjunto de factores que la diferencian de lo que fue la Universidad decimonónica.

Hoy, asistimos a la llamada masiva a las puertas de la universidad de grupos cada vez más numerosos como consecuencia de la democratización de la enseñanza. Ellos plantean ingentes problemas materiales (edificios, profesores, residencias, etc.) pero además da un nuevo tono a la Universidad.

La trascendencia que la Ciencia y la Técnica tiene para la sociedad actual, la demanda para un número cada vez mayor de especialistas e investigadores, la conciencia de que nuestro futuro depende en gran parte de ellos, de su número y de su calidad. La nueva Universidad ha de formar un número cada vez mayor de especialistas y técnicos de la más diversa clase, que han de enfrentarse con un mundo en continua evolución y no vivir en los caminos trillados del profesionalismo de antaño.

La Universidad aparece como una de las fuerzas que hade cooperar a este fin común y sus tareas se integran dentro de unos proyectos generales de investigación y de enseñanza. No es posible ya analizar la Universidad como ente aislado, sino en conexión con el conjunto del sistema de educación y de progreso y técnico de un país. Esa preocupación de los problemas nacionales propia de la Universidad actual no debe hacer olvidar que hoy no es posible pensar o educar solo a escala nacional, la Universidad no puede desconocer esta realidad.

Las dos tareas fundamentales de la Universidad siguen siendo hoy, la educación y el avance del saber, lo que cambia es la perspectiva en que se sitúan esa dos misiones, ambas son ahora tareas nacionales, la Universidad esta ligada a esa misión y en ella ha de encuadrar sus actividades.

METODOLOGÍA DEL TRABAJO UNIVERSITARIO

(HISTORIA DE LA UNIVERSIDAD)

Vídeos relacionados