Historia de la información y documentación

Biblioteconomía. Bibliotecas. Evolución histórica: antigüedad, Grecia, Roma, Edad Media, Renacimiento, siglo XVI, siglo XVII. Instituciones documentales. Historia del libro. Imprenta

  • Enviado por: PEDJA
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 49 páginas

publicidad
cursos destacados
Curso de reparación de teléfonos móviles / celulares
Curso de reparación de teléfonos móviles / celulares
El curso de Reparación de Telefonía Celular o Móvil está orientado a todas aquellas...
Ver más información

Cómo montar un Ordenador
Cómo montar un Ordenador
En este curso te guiamos de una forma muy práctica y gráfica, para que puedas realizar el montaje de tu...
Ver más información


Historia de la Información y Documentación de las Instituciones Documentales

Tema 1- Las bibliotecas en la Antigüedad

La historia del libro se remonta a más de 5000 años atrás. Las fuentes que revelan esa información sobre la historia del libro son fuentes griegas y romanas.

El libro surge para transmitir una serie de valores, ya sean materiales o espirituales, esto, está íntimamente ligado al desarrollo de la cultura de las distintas civilizaciones.

Las primeras manifestaciones se dan en Mesopotamia, en Sumer, Acad, Babilonia, etc...

Otra zona importante fue Egipto de modo contemporáneo.

Los conocimientos que vamos a encontrar tratan sobre astronomía, matemáticas, etc...

Cada zona tuvo su material específico: en Mesopotamia fue la arcilla y en Egipto el papiro.

China aporta desde el siglo II a.C. un sistema de escritura muy cercano a Oriente Próximo pero su gran invento fue el papel como materia escriptoria.

La Prehistoria del libro se encuentra en el “LIBRO ORAL”

Los principales materiales utilizados para escribirlas primeras informaciones fueron la arcilla, las plantas, los huesos, piedra, conchas, pieles, telas, etc...

Los procedimientos para fijar esos signos variarán con el tiempo y dependiendo del material que se tratara. Encontramos incisiones, escritura con tinta, impresa, por descarga, eléctrica, etc...

La escritura

Una de las principales razones de su aparición fueron de carácter económico, por el comercio, aunque no se deben descartar las razones de tipo religioso ya que por ejemplo en Egipto la vida era muy religiosa.

Procedimiento de la escritura:

En Sumer se encontraron bolas o cilindros, canos y tabletas de arcilla donde se practicaban las incisiones con unas cuñas lo que posteriormente dio lugar a la escritura cuneiforme.

Estas tablas se inscribían estando aún frescas y se dejaban secar naturalmente salvo que quisieran hacerlas perdurables para lo cual eran cocidas, sino era así se reutilizaban remojándolas con agua.

Con el tiempo una serie de signos desembocaron en el alfabeto.

El PICTOGRAMA fue el dibujo más simple que equivalía a una idea. El paso siguiente fue el IDEOGRAMA que permitía sacar una serie de conclusiones al que observaba ya que se traducía en un concepto.

El tercer paso implicaba cuestiones de carácter fonético y es conocido como FONOGRAMA, ya que no solo tenía un concepto implícito sino que se emitía un sonido al verlo. El último estadio de la escritura fue el ALIFATO (hace 3000 años), antecedente inmediato del ALFABETO.

Se atribuye a los cananeos la invención del alifato que consistía en la transcripción de las consonantes por la vocalización en las lenguas semitas.

Los griegos adaptaron el alifato a su lengua y crearon el alfabeto asignando letras a las vocales.

Esto no solo fue un gran avance para la cultura sino que también facilitó el acceso a muchas personas al pensamiento escrito puesto que se divulgó entre la gente de la calle.

Los pictogramas eran la esquematización más simple de una palabra.

Los formatos a los que podríamos llamar libros son las tabletas de arcilla en la zona de Sumer alrededor del 4000 a.C.. Los centros donde se encontraron tabletas son: NIPUR, UR, URUK y LAGASH, centros culturales y religiosos de la época. Se atribuye la invención la escrituración de estas tabletas al pueblo sumerio. Esta escritura fue en su origen de tipo ideográfico pero evolucionó hasta un tipo de escritura fonética de trazo triangular conocida como ESCRITURA CUNEIFORME( 2500 a.C.)

Los pueblo que siguieron al sumerio son:

-Acadios ( zona mesopotámica 2339-2279)

-Babilonios (2000-1600 a.C.)

-Hititas (1600-1200 a.C.)

-Asirios (1200-600 a.C.)

Los sumerios emplean arcilla para hacer las tablillas y las llamaban DUB los sumerios y TUPPU los acadios. Estos términos derivaron en TÁBULA y este en tabla.

Habitualmente hacían las incisiones por una cara. Estas tablas solían tener forma abombada para su mejor secado y transporte. Tenían aproximadamente doce centímetros de largo y eran básicamente rectangulares. La escritura se hacía en columnas y algunas llegaron a medir hasta treinta o cuarenta centímetros. Otra razón para su concavidad era el poder escribir por el reverso. Cuando los documentos eran muy importantes se cocían las tabletas. Para los documentos de especial relevancia se utilizaban el metal y la piedra. Hay casos en altorrelieve que servían como molde para otras.

El procedimiento al ir escribiendo era amontonar unas tablillas encima de otras formando finalmente un libro que sujetaban a veces con cuerdas. La última de esas tablillas contenía datos como el nombre del propietario del libro, nombre del escriba y cuando procedía, si aquello era una copia o un original. Esta última tablilla recibía el nombre de COLOFÓN. Las tablas estaban numeradas lo que indica que seguían un orden.

Estas tablillas servían a muchos para indicar lo que ocurría en el campo. Esta última función la llevaba el escriba, que tenía un alto status social en el templo.

La escritura se democratizó.

También se hallaron tabletas de arcilla en Grecia y la costa oriental del Mediterráneo, Islas del Egeo y Rumania, aunque estas últimas no han podido ser descifradas todavía.

Se han encontrado aproximadamente un millón de tablillas que contienen muy diversas materias aunque la mayoría contienen hechos administrativo-políticos así como contratos, recibos, pagarés, sentencias judiciales, etc...

Otro tipo de información encontrada es la de carácter diplomático que da noticia de los conflictos entre estos pueblo. A destacar las narraciones de tipo historiográfico que nos han dejado los asirios, aunque de dudosa veracidad. De esta cultura también se han encontrado documentos de tipo astrológico, médico y matemático. El documento más importante de esta época es el CÓDIGO DE HAMMURABI de los años1728 a 1686 a.C. que perteneció a un rey babilónico. Este código consta de 282 leyes escritas en lengua acadia sobre una estela de diorita que se encontró en la ciudad de Susa. Estas leyes regulaban los derechos y deberes de los súbditos y dejaba muy claro los castigos que debían aplicarse a los infractores. Este código recoge la famosa Ley del Talión. Además de ser un código civil era un código penal. También tenía leyes de carácter comercial.

El código de Hammurabi está escrito en una escritura más primitiva que la cuneiforme.

Otra obra importante de este periodo es el POEMA DE GILGAMESH. Epopeya, descubierta en la biblioteca del rey Asurbanipal que narra el diluvio universal. Además cuenta las aventuras del rey Gilgamesh y dedica un capítulo especial a cuestiones como el amor o la amistad. También en esta obra se pone especial interés en la debilidad del hombre frente a los Dioses y lo inútil de revelarse frente al destino.

Otras obras importantes contemporáneas de carácter narrativo y religioso fueron ENUMA ELIS, poema religioso que se recitaba en Babilonia con motivo del Año Nuevo y EL DESCENSO Y RETORNO DE ISTAR, plegarias relacionadas con los cambios climáticos.

Características del libro mesopotámico

  • Escasa difusión entre el pueblo

  • Obras de carácter anónimo

  • Brevedad de las obras

  • Carencia de géneros literarios populares

  • Tardanza en encontrar documentos de tipo literario y narrativo.

Los escribas

Eran, después del realeza, las personas más importantes del reino y estaban muy bien considerados socialmente. A ellos estaba reservado el sacerdocio y los cargos importantes en el ámbito político y administrativo.

Eran los encargados de la enseñanza de los príncipes o llegado el caso, de la ostentación del cargo de Primer Ministro.

Los escribas debían dominar varias lenguas y conocer los dos principales sistemas de escritura del momento como eran el cuneiforme y el jeroglífico, para ejercer su importancia.

Las Bibliotecas en la Antigüedad

Existen dos términos importantes:

  • E-DU-BA (Sumer)

  • BIT-TUPPI ( Acad)

Ambos términos significan Casas de las Tabletas

Era aquel lugar depositario de los textos, que probablemente fueron los centro de archivo. Solían ser dependencias de los templos donde se almacenaban las tablillas.

Otros estudios se refieren al término BIT-TUPPI como escuela además de Casa de las Tablas. En estos anexos nace la escrituración de los hechos acontecidos en la población.

  • Lagash ( Nínive)

Fue una ciudad sumeria de la tercera dinastía Ur, aproximadamente el 2000 a.C., donde se encontraron unos 7000 fragmentos de tablillas de arcilla. Éstos, se hallaron en habitaciones comunicadas entre sí pero aisladas del exterior. Había una estancia con patio interior de donde partían los nichos para las tabletas.

También aquí se encontraron inscripciones en piedra y ladrillo. El documento más importante es conocido como la ESTELA DE LOS BUITRES, conmemoración de una victoria.

  • Ebla

Ciudad situada al nordeste de Asiria, próxima a Ugarit, costera, cuyo periodo de máximo esplendor se sitúa entre el 2600y el 2400 a.C.

Tras este periodo hubo una invasión, la ciudad fue incendiada y buena parte de sus documentos se cocieron. Ebla se reconstruyó pero tras otro ataque termina siendo destruida por los hititas en 1600 aproximadamente.

Entre 1964 y 1975 se realizaron importantes excavaciones que permitieron descubrir en el palacio dos habitaciones con unos 17000 fragmentos de tabletas. Dicen los historiadores que esos fragmentos podrían equivaler a unos 4000 documentos. Otro dato importante era su tamaño, se encontraron distintos formatos de tabletas: de 20 x 20 y de 20 x 40. Había tabletas rectangulares y también ovaladas. Una característica común a todas ellas era que estaban escritas en columnas. Las ovaladas correspondían más a textos de carácter económico administrativo y las cuadradas respondían a otro tipo de materia.

Las tabletas estaban escritas en sumerio lo que sorprende ya que en Ebla no se hablaba sumerio. Estos datos parecen indicar que fueron escribas sumerios los que redactaron esas tabletas. Es muy interesante haber descubierto una incipiente tarea bibliotecaria, todos los datos parecen indicar unas funciones bibliotecarias como la clasificación de materias, signaturas en los lomos y un orden en el descanso de las tabletas en función de tamaños o pesos.

A mediados del siglo XIX, 1850 aproximadamente, es encontrado en Nínive, capital de Asiria, un resto muy importante de tablillas en los restos del palacio real, cerca de 30.000 fragmentos que probablemente pertenecían a una biblioteca muy importante del rey Assurbanipal. Este rey no fue el primero en interesarse por la cultura sino que su padre ya había mostrado tendencias hacia ésta. Todos los textos que hacen referencia a este rey hacen referencia a la gran colección que tuvo en Nínive. Uno de los textos encontrados más importantes fue el “ Poema de Gilgamesh”

La temática de los textos encontrados varía, además de materia económico administrativo, abundaron los textos literarios en los que se tocaban temas como el exorcismo, la astrología y recetas médicas. Ya existía una cierta relevancia del texto científico.

Otro punto importante fue el descubrimiento que se hizo en 1916, en la ciudad de Hatussa. Descubrieron unas 20.000 tablas de arcilla. Este descubrimiento es singular ya que de esas 20.000 tabletas una parte de ellas estaban escritas en acadio mientras que otra parte estaban escritas en hitita. Este descubrimiento pone de manifiesto que el hitita era una lengua singular, indoeuropea y que ha pasado a la historia como la primera de esas lenguas que adoptó la escritura en su sentido más amplio.

El palacio donde se encontraron estos fragmentos estaba dividido en tres salas. Una de ellas seria la ubicada en el palacio real, mientras que las otras dos estaba situadas en anexos al palacio.

Se sabe que en estas dependencias hubo estanterías de madera sobre las que descansaban las tablillas. Ésta trataban temas como la diplomática siendo uno de los textos de más relevancia un tratado con Ramsés II de Egipto.

El pueblo hitita tiene narraciones de carácter historiográfico que son especialmente llamativas por lo fantásticas que son.

  • Ugarit

Es una ciudad que se encuentra en la costa mediterránea de Siria, cercana a

Ebla. Su periodo de máximo esplendor se desarrolló entre el 1450 y 1200 a.C. aproximadamente. A partir de esa fecha se cree que fue destruida por los Pueblos del Mar.

Lo relevante de este centro cultural es que también se encontraron miles de tabletas escritas en diversos idiomas. Una de las características es que alguna de esas tabletas estaban escritas en un lenguaje propio de Ugarit que solo se dio en esa ciudad.

La lengua Ugarítica tenía todos los trazos de ser alfabética. Los estudiosos testimonian que de las siete distintas lenguas en que estaban escritas las tablas, dos de ellas eran de tipo jeroglífico egipcio aunque con singularidades de la zona de Ugarit.

Los reyes de esta ciudad tuvieron su templo archivo-biblioteca, donde siguiendo la tradición mesopotámica, estaban las escuelas de los escribas y las bases de la enseñanza.

La temática de los textos consistía en textos burocrático administrativos y de mitología así como textos de carácter histórico.

Las obras más sobresalientes son:

  • LA LEYENDA DE KERET

  • LA ÉPICA DE AGAT

Ambas obras enfocadas desde un punto mitológico.

    • Egipto

La Cultura de esta población es básicamente nacional y de carácter religioso. En virtud de sus creencias elaboran todo un aparato cultural, político y social. Esto va a determinar un tipo de libro muy concreto, de carácter religioso. A lo largo de su existencia, los egipcios, consiguieron sobrevivir a las invasiones de distintos pueblos como acadios, persas, griegos y romanos pero finalmente sucumbieron bajo el pueblo islámico que cambió la concepción de la vida en el pueblo egipcio.

Gracias a su carácter religioso se han conservado escritos llamados “ LIBROS DE LOS MUERTOS”, testimonio de una vida después dela muerte. Estos escritos se encontraron junto a las momias. Estos libros se escribían para facilitar el viaje a ultratumba. Los investigadores están de acuerdo en manifestar que este cultura fue superior en conocimientos científicos, históricos y literarios. También se aprecia una admiración hacia el escriba al que se confiaban las tareas más importantes. Esta sociedad estaba muy burocratizada por lo que deducimos la existencia de archivos y bibliotecas aunque no se han encontrado físicamente pero hay documentos que atestiguan su existencia. En estos documentos se habla de las “ CASAS DE LA VIDA”, escuelas superiores donde sacerdotes y escribas eran los alumnos. Estas casas de la vida estaban situadas en templos. Un ejemplo es el templo de Horus ( Dios Sol), en la ciudad de Edfú, donde se encuentra una cámara en cuyas paredes están escritos los títulos de 37 obras donadas a la biblioteca. Además del término casa de la vida, encontramos también el de “ CASA DE LOS LIBROS” que eran los archivos en donde se guardaban los documentos de carácter público. En ninguna de las excavaciones realizadas hasta ahora se han encontrado estas casas ni los papiros que éstas debían guardar. Los papiros que se han conservado ha sido gracias a que los guardaron con las momias. También parece que debió haber bibliotecas privadas de las q1ue no tenemos noticia exacta. Todo esto nos lleva a la conclusión de que la información de la cultura egipcia ha perdurado en menor medida por el material utilizado, el papiro.

El papiro es una planta que crecía en abundancia en las orillas del Nilo, de talle triangular al que cortaban la médula en finas tiras que una vez secas se ponían en capas superpuestas por los bordes a las que después añadían perpendicularmente a éstas otra serie de tiras. Una vez conseguida la hoja, se humedecía y golpeaba hasta conseguir un pliego regular y compacto. Este producto se encolaba para poder escribir y se dejaba secar al sol para posteriormente pulirlo. Finalmente las hojas se pegaban de izquierda a derecha en largas fajas. La fabricación de las fajas se hacía en serie, de estos mojones de papiro se iban cortando hojas.

Las dimensiones de estos papiros eran de 12 a 16 centímetros de alto y 40 centímetros de largo. Se pegaban el número que fuese necesario en función de lo que precisase el documento a escribir. Normalmente se escribían de izquierda a derecha en columnas y para leerlos se enrollaban con una mano mientras se desenrollaban con la otra ( izquierda-derecha)

Aunque la utilización del papiro era lo más común, también emplearon la piel, piedra y metales. Los documentos que se escribían en otros materiales fueron los destinados a perdurar en el tiempo.

El papiro fue el material más usado, hasta la llegada del papel, en todas las culturas.

Estos documentos de papiro se conservaban en jarrones, ánforas, cajas de madera o bolsas de piel destinados especialmente a la conservación de estos documentos.

El inconveniente fundamental de este material es su inestabilidad y las ventajas para su conservación son el calor, la arena y la profundidad.

La escritura la realizaban en tinta negra d buena calidad, mezcla de hollín, carbón, goma y agua. Para destacar elementos como títulos, comienza de párrafo, signos auxiliares y al hacer correcciones empleaban la tinta roja.

La tinta permitió ilustrar los libros y tuvo su apogeo durante el Imperio Nuevo, siglos de XVI a XII a.C. Estas ilustraciones cobraron con el tiempo un carácter mágico. Además de las ilustraciones encontradas en los Libros delos Muertos, también encontramos ilustraciones en libros de mitología, medicina, astronomía, geografía y literatura.

En el colofón del libro aparecía el nombre del escriba, la fecha y si el texto era una copia o el original.

Para escribir empleaban unas finas cañas de veinte centímetros aproximadamente a las que deshilachaban la punta unos dos milímetros. Además de los pinceles, los escribas llevaban una funda para las cañas, bolsa para la tinta en polvo y una paleta con dos cuencos, uno para la tinta negra y otro para la roja.

La escritura jeroglífica tiene las siguientes características:

  • Es una escritura sagrada muy difícil de dominar. Está compuesta por más de 700 signos diferentes. Era campo exclusivo de sacerdotes y escribas.

  • Durante más de 3.000 años estuvo vigente, del siglo III a. C. al IV d.C., en Egipto.

  • Esta escritura la encontramos en estelas, paredes de templos y en tinta sobre papiro aunque de manera menos abundante.

  • Aunque algunos investigadores sostienen que la escritura jeroglífica tiene similitudes con la sumeria y que podría ser una derivación, el pueblo egipcio considera esto falso y creen tener un don divino otorgado por Dios.

Además de la escritura jeroglífica encontramos otros dos tipos de escritura de tipo silábico:

  • HIERÁTICA, escritura sacerdotal o sagrada. Se escribía siempre de derecha a izquierda. Se escribía sobre papiro y el testimonio más moderno de este tipo de escritura es del siglo III a.C.

  • DEMÓTICA, es una simplificación de la escritura hierática para el pueblo llano. Se han encontrado documentos con esta escritura del siglo I d.C.

Ambas posteriores a la escritura jeroglífica.

Posteriormente encontraremos ESCRITURA COPTA, cristianos egipcios.

Singularidades de los jeroglíficos:

  • Normalmente se escribía de arriba abajo y de derecha a izquierda.

  • La dirección de la escritura nos la indican la dirección a la que miren los animales.

Esta escritura jeroglífica fue un misterio para los investigadores hasta que tropas napoleónicas descubrieron, en el siglo XVIII, la Piedra de Roseta.

Respecto a la temática de los materiales encontrados, vemos que tratan temas no retratados en otras culturas como el género del cuento con “ EL HABITANTE DEL DESIERTO”, “ SINUHÉ EL EGIPCIO”, “ EL VIAJE DE WANAMÁN”

En el género de la poesía trataron todos los subgéneros: lírico, épico y religioso. Es abundante la literatura científica y la médica.

Los libros egipcios fueron breves y en muchas ocasiones anónimos.

    • China

La diferencia con Oriente Proximo es que en China, en el tercer milenio a. C. ya se encuentran ejemplos de escritura sobre caparazones y huesos. También encontramos ejemplos en piedra, en el siglo V a.C. y sobre otros materiales como metal, principalmente el bronce, entre los siglos XV a.C. y I d.C.

Lo que aparece más normalmente es la escritura sobre tiras de bambú y en tablillas de madera. En ambos materiales se rayaba con un punzón.

Los chinos comenzaban a escribir en el ángulo superior derecho de forma vertical sucediéndose las columnas de derecha a izquierda.

Son escasas las tablas conservadas debido a una quema ordenada por un emperador en el 213 a.C. Aquel acontecimiento desembocó en una creación literaria mayor. Se luchó para recuperarse de la catástrofe y sobre todo por escribir cuanto más mejor.

El material empleado se diversificó. Aunque se seguía utilizando la tablilla, se empezó a utilizar también la seda. Escribían con las cañas de bambú o con pelo de camello. La tinta era negra, mezcla de hollín de pino y cola.

La seda era utilizada por sus buenas cualidades para la escritura, su tersura y suavidad.

Según la tradición, en el año 105 d.C., T'SAI LUN dio con la fórmula del papel que guarda en secreto. No es hasta el siglo VIII cuando los árabes descubren la fórmula y la difunden por Europa a través de España.

China tuvo el honor de ser la descubridora del papel y de la imprenta. Ya entre los siglos VIII y el X d.C. existían en China las planchas de madera y a partir del siglo XI se desarrollaron los tipos móviles.

Tema 2- Las Bibliotecas en el Mundo Griego

La Grecia Arcaica: Creta y Micenas (siglos XVI y XIII a.C.)

    • Creta

Se sabe muy poco de la cultura cretense. Lo poco que se sabe es que la información procede de grabados y tabletas de arcilla encontradas en las excavaciones del PALACIO DE KNOSSOS donde se hallaron grabados y tabletas de arcilla cocidas. También encontramos restos en la zona de PILOS y en MICENAS así como en TEBAS.

La cultura cretense o minoica arranca desde el tercer milenio antes de Cristo y que la cultura de Micenas arranca posteriormente, en el segundo milenio antes de Cristo.

El periodo de esplendor de ambas civilizaciones son los siglos XIV y XIII a.C..

El predominio de ambos pueblos se basó en el dominio marítimo, tanto comerciando como de otras maneras, lo que les llevó a conocer y relacionarse con otras cultural, mesopotámica, asiática y egipcia. Por su movilidad en el mar, los cretenses conocen los sistemas de escritura egipcio y mesopotámico pero deciden crear su propio sistema de escritura utilizando como soporte mayoritariamente la arcilla aunque también utilizaron la esteatita y el marfil entre otros elementos.

ARTHUR EVANS, arqueólogo, acudió a Creta con la intención de descubrir la cultura minoica y así lo hizo. Evans aportó la clasificación en dos grupos de los tipos de escritura que encontró atendiendo en principio a su aspecto:

  • Jeroglífica

  • Lineal

Posteriormente subdividió estas dos dando lugar a:

  • Jeroglífica A y B

  • Lineal A y B

Las tablas encontradas contenían información de tipo administrativo y mercantil, como inventarios de mercancías y trueques entre pueblos. La información de tipo científica no ha llegado hasta nosotros.

Para escribir, aparte de los materiales ya citados, utilizaron la piel y el papiro y se cree que los textos de carácter científico y literario no han llegado hasta nosotros porque fue sobre éstos materiales sobre los que escribieron ese tipo de obras.

    • Micenas.

Esta cultura se desarrolla a partir del segundo milenio a.C. y fue una cultura que tuvo la posibilidad de conquistar Creta y numerosas islas del Egeo.

En sus incursiones a otras islas descubrieron la escritura la cual adoptaron pero con sus singularidades. Esta escritura adaptada terminó evolucionando hasta la llamada ESCRITURA LINEAL B que fue la única que pudo ser transcrita. Esta escritura consistía en un sistema de escritura ideográfico y silábico. La persona que descifró esta escritura lineal fue MICHAEL VENTRIS que entendió esta escritura como bilingüe por su mezcla de ideogramas y sílabas. Este sistema se componía de 87 signos de los cuales, una vez aplicada una técnica criptográfica, 71 representaban vocales y sílabas mientras que los restantes no aportaban ningún valor fonético.

Este sistema de escritura es considerado el GRIEGO ARCAICO.

Obras griegas posteriores hablan de una literatura micénica aunque esas obras no se han encontrado.

Se conservan libros de tablas de arcilla de 25 x 12'5 centímetros aunque la forma más común de las tabletas era la rectangular.

El hundimiento de esta civilización se produjo a finales del siglo

XIII principios del XII. Del periodo posterior a su hundimiento hasta la Grecia Clásica poco se sabe aunque la que sí se conoce es la consolidación definitiva del alfabeto en el siglo III a.C.. Existen numerosas teorías sobre la aparición del alfabeto de las que recogemos dos: HERODOTO, gran historiador griego, concluye que el alfabeto se consolidó gracias a CADMO que lo trajo desde FENICIA. Por otro lado, ANAXIMANDRO teoriza que fueron otros como DÁNAO los que trajeron desde EGIPTO el alfabeto. Lo que sí está claro es que el alfabeto tiene origen semítico con aportaciones de otros pueblos como las vocales de procedencia micénica.

En el siglo VIII se empieza a notar la conciencia de POLIS griega por lo que comienza a haber una serie de autores. En este siglo encontramos obras como “La Ilíada” o “La Odisea” que dieron lugar a la noción de autor y de que el papel de la enseñanza y la extensión de la cultura fueran hechos corrientes.

La Grecia Clásica

En este periodo asistimos a una generalización de escuelas que tenían la función de formar a distintas personas para ocupar puestos relevantes en los distintos cargos públicos. Estos primeros centros de enseñanza son:

  • Escuela de Isócrates

  • Academia Platónica

  • Liceo Aristotélico

Algunos autores han querido ver en estas escuelas las primeras bibliotecas griegas. Evidentemente en estos centros había una gran concentración de libros.

Como la organización política de la polis era compleja, las personas que lo dirigían necesitaban una gran formación por lo que empezaron a darse a conocer distintos libreros que también hacían las veces de editores y comerciantes de libros. Estos libreros tenían a su cargo esclavos que eran los que copiaban en cadena los libros. Para designar a estos libreros se utilizó el término de BIBLIOPOLAI.

Gracias a este comercio del libro se conoce la existencia de los primeros libros de filosofía, ciencia y de nuevos géneros literarios como el ensayo.

Los libros de este periodo tenían las siguientes características:

    • Los griegos conocían desde el siglo VIII el papiro por los que la inmensa mayoría de los documentos de este periodo están hechos en papiro. El documento en papiro griego más antiguo conocido hasta ahora es del siglo IV a.C.

    • Los griegos tenían términos definidos para:

      • Papiro en blanco: CHARTES ( en época latina “Charta”)

      • Papiro escrito: BIBLION

      • Rollo de papiro: KYLINDROS (en época latina “volumen”)

      • Rollo de papiro con varios documentos pegados unos a los otros: TOMOS

Ya que los primeros papiros datan del siglo IV a.C., la escritura en ellos es arcaica y muy compleja de estudiar. A partir del siglo III a.C. y del descubrimiento en Egipto de escritos helenos referidos al mundo griego, permitieron a los investigadores avanzar en los estudios sobre el mundo clásico.

La mayoría de los papiros griegos conocidos proceden de la época de máximo esplendor de Grecia, en el imperio de Alejandro Magno, periodo Helenístico o Tardío en el siglo IV en adelante. En este periodo se afianzaron las relaciones comerciales, culturales, etc...entre Egipto y Grecia.

En relación con los documentos encontramos un dato relevante, el título del libro no solía aparecer y cuando lo hacía era al final de la obra. Los textos se diferenciaban unos de otros por el autor del texto o por la primera palabra del mismo.

Las primeras escuelas atenienses fueron las primeras bibliotecas griegas.

Otra característica de los textos era que la escritura de los mismos era en mayúsculas sin separación entre las palabras. Aunque utilizaron también la letra cursiva para los documentos de tipo no oficial. Uno de los signos utilizados para separan las palabras era el PARAGRAPHOS utilizado para separar los párrafos.

Los tomos se conservaban en cajas o recipientes denominados BIBLIOTEKE o BIBLIOTHEKE. Los kylindros, en época clásica, tenían una longitud de 6 a 7 metros de largo, de 20 a 30 centímetros de ancho y cada papiro tenía de 12 a 15 centímetros de ancho. El kylindros enrollado tenía un grosor de 5 a 6 centímetros. Para escribir utilizaban el CÁLAMO, caña gruesa y hueca cortada como una pluma estilográfica. No se descarta la utilización de pinceles tipo egipcio. La tinta, llamada MÉLAN, se fabricaba con goma mezclada con hollín o sarmientos, teas de pino o heces de vino. Estos testimonios los dejó Vitruvio. La tinta roja se fabricaba con óxido de plomo (minium, actualmente) y para borrar utilizaban la esponja natural o la piedra pómez.

Además de las tabletas, los griegos emplearon también tablas de madera enceraras denominadas DELTOI o PINAX y también tablas de yeso recubiertas de un barniz brillante llamadas LEUCÓMATA.

El instrumento utilizado en estas tablas era el ESTILO hecho de hueso, bronce, hierro, plata, marfil, etc... afilados por un extremo y romos por el otro para borrar.

El encargado de realizar estos escritos era el escriba que en época clásica es un personaje de gran formación y cuidada educación. Los escribas eran retribuidos en función del número de letras que escribían y del tipo de documento que redactaban. Una vez terminada la escritura pasaban a corregirla y en ocasiones se han encontrado anotaciones marginales al texto denominados ESCOLIOS. Parece que fueron frecuentes las ilustraciones en los papiros aunque se han conservado muy pocos.

La Grecia Helenística 330 a.C. en adelante.

En este periodo asistimos al nacimiento de las primeras bibliotecas públicas.

En este tiempo reinaban dinastías rivales en ciudades como Pérgamo, Alejandría, Pella o Antioquia que van a captar la relevancia cultural, social y política de esos momentos. La gran rivalidad estaba entre Pérgamo con la dinastía de los Atálidas y Alejandría con la dinastía de los Ptolomeos.

El papiro irá siendo desplazado por un nuevo material de importantes ventajas de conservación, el PERGAMINO.

Plinio el Viejo nos habla de los orígenes del pergamino y cuenta que fue el rey Ptolomeo V quien preocupado por la fuerza de la biblioteca de Pérgamo decide dejar de exportar papiro a esa ciudad. Esta maniobra ayudó a perfeccionar el pergamino por la falta de papiro y la rivalidad entre Pérgamo y Alejandría.

En Alejandría, muerto ya Alejandro Magno, Ptolomeo I quiso fundar la base de otro imperio tan grande como el de Alejandro, para lo cual trajo sabios e intelectuales de Oriente y Occidente para crear un centro a semejanza de las escuelas atenienses. Uno de los más notables personajes fue Demetrio de Falero, director de la biblioteca de Alejandría, que ayudó al monarca a crear este centro de estudios superiores.

La biblioteca de Alejandría estuvo ubicada en dos sitios diferentes; la primera en el MUSEION una dependencia del Templo de las Musas. La otra dependencia estaba alejada relativamente del anterior y se denominaba TEMPLO DEL SARAPEION que albergaba documentación de distinta naturaleza que el Museion.

La primera noticia que se conoce de la existencia de la biblioteca de Alejandría está contenida en un documento del siglo II a.C. conocido como CARTA DE ARISTEAS A FILÓCRATES, donde entre otras noticias se encuentra la primera traducción al griego de la Torá. En la época de fundación de la biblioteca la población de Alejandría era en gran parte hebrea. Los reyes de la ciudad cuentan con fondos griegos y bárbaros así como con fondo hebreo para satisfacer a esa parte de la población.

Aunque la fundación de la biblioteca se atribuye a Ptolomeo I, fue con Ptolomeo II la época de esplendor de la biblioteca.

En la época de Ptolomeo II además de seguir trayendo sabios, se inician las primeras compras organizadas y un primer nivel organizativo de la biblioteca. El conjunto de la biblioteca estuvo dividido en el Museion y el Templo del Serapeion. La función, distribución y contenido eran:

  • Museion, era la mayor estancia en espacio. Se cree que estuvo ubicado en el Palacio Real y que probablemente contó, en su época de mayor esplendor, con aproximadamente 700.000 obras.

  • Templo del Serapeion, era más pequeño en espacio y no estaba en las inmediaciones del Palacio. Se mantuvo funcionando hasta el siglo IV. En su época de mayor esplendor contó con 45.000 rollos aproximadamente.

  • No existen noticias de cómo fueron los edificios pero está claro que ninguno de los dos precisó de sala de lectura porque el concepto de sala de lectura no se impone hasta la Edad Media.

    En el Museion, cuentan que existía una exedra donde sentarse en bancos para discutir lo que se estaba leyendo. Lo normal era que la lectura se hiciera paseando y en voz alta.

    Sobre lo que sí existen informaciones es sobre los depósitos; siguen los nichos a la manera mesopotámica para guardar los kylindros.

    Otra singularidad fue que se concibió la biblioteca como un centro de estudios superiores.

    Los fondos de la biblioteca eran adquiridos. Parece que una de las obras que sirvió para engrosar el fondo alejandrino en tiempos de Ptolomeo II fue la SEPTUAGINTA, traducción de las obras sagradas judías para sentar las bases de la religión de los judíos. Fueron setenta y dos los traductores, que por encargo de Ptolomeo II, tradujeron las obras judías. Del número de traductores viene el nombre de Septuaginta.

    En tiempos de Ptolomeo II hay una importante referencia de copias de tragedias griegas de Sófocles, Eurípides y Esquilo. También existen datos de que en tiempos de Ptolomeo III se solicitaban préstamos a otras bibliotecas para hacer copias y nunca se devolvieron. Esta noticia es transmitida por Galeno. También existía la práctica de copiar obras en el taller del Museion. Aquí se diferenciaban tres dependencias: atención a los usuarios, área de depósito y taller de copia.

    En la época de Ptolomeo II existía un cierto nivel organizativo.

    - Misión de la biblioteca: recopilar, copiar, comentar y fijar la totalidad de la literatura griega.

    Gracias a este concepto, la idea de biblioteca empieza a tener peso. Una de las máximas directrices de la biblioteca fue facilitar la búsqueda de los libros para su uso y estudio. Se aparta definitivamente la idea de archivo.

    Cuando entraba un libro en la biblioteca lo primero era catalogarlo con datos como su procedencia o poseedor. Este dato era importante para conocer la autoridad de la copia que se hacía. La existencia del taller de copia sirvió para regular el proceso y normas para elaborar las copias. En el taller se dieron una serie de regulaciones para la creación de libros:

      • Extensión del rollo

      • Anchura de las columnas

      • Número de líneas por columna

      • Número de letras por línea

      • Espacios en blanco en los márgenes

    Estas normas se fueron imponiendo e incluso la propia biblioteca alejandrina exigió esto para los libros que mandaban, compraban o copiaban.

    El fondo de la biblioteca era en su mayoría griego, de autor griego o escrito en griego y algunas traducciones al egipcio, las menos, eran las que se hacían de obras científicas o religiosas.

    El pueblo fenicio aportó muchas obras de carácter histórico.

    La literatura en lenguas distintas a la griega nunca contó con el interés de los responsables de la biblioteca.

    Esas obras científicas eran repertorios de datos que quienes los precisasen los podían utilizar. La idea de autor en obras de carácter científico estaba en segundo plano.

    La época de mayor esplendor en cuanto a volumen de fondos, utilización, etc... de la biblioteca fueron los primeros 150 años de existencia.

    LA biblioteca contó con algunos de los principales intelectuales venidos del mundo culto:

    - ZENÓDOTO DE ÉFESO

      • APOLONIO DE RODAS

      • ERATÓSTENES DE CIRENE

      • ARISTÓFANES

      • ARISTARCO

    Zenódoto dejó en la biblioteca ediciones críticas de la obra de Homero y Cíndaro.

    Apolonio dejó en la biblioteca su obra LAS ARGONAÚTICAS.

    Eratóstenes destaca por su labor intelectual dejando en Alejandría su obra CRONOGRAFÍA Y GEOGRAFÍA.

    Aristófanes y Aristarco realizaron su labor durante la segunda mitad del siglo II a.C. Aristófanes destaca como lexicógrafo y editor de Homero. Aristarco fue un importante filólogo autor de obras críticas, editor de los grandes poetas, quien contribuye a la generalización de una serie de signos como el asterisco y los obelos. Inventaron también otros símbolos muy semejantes a los de la actualidad como la coma, el punto o los acentos. Usan y generalizan para la escritura signos como los anteriormente expuestos.

    A Aristófanes hay que agradecerle, según los filólogos, el dejar de escribir la poesía como la prosa sino empezar a escribirla en estrofas.

    Ambos personajes contribuyeron a la elaboración de una lista de autores en función de los géneros, lista que servía para tener un control de lo que salía de la biblioteca y lo que era conveniente que formase parte del patrimonio de la biblioteca.

    El término utilizado para referirse a los autores que figuraban en esa lista era ELEGIDOS y el término latino CLASSICI.

    Hubo algún monarca como Ptolomeo VIII que bajo el nombre de Evérgetes destacó como autor de algunas obras que se conservarían en la biblioteca como su obra COMENTARIOS en 24 volúmenes, en los que se recogen todo tipo de informaciones fruto de su propia experiencia.

    Otro personaje importante es Calímaco que durante el periodo que trabajó en la biblioteca dejó un inventario crítico de la literatura griega elaborado sobre una serie de catálogos sistemáticos ya realizados. Este inventario de Calímaco recibió el nombre de PINAQUES o tablas. Esto sirvió para conocer y ordenar la bibliografía griega y para facilitar su uso y manejo en la propia biblioteca.

      • Fondos de la Biblioteca

    Sobre este aspecto existe mucha discrepancia. Según algunos autores la biblioteca tuvo al comienzo aproximadamente 200.000 volúmenes. Según el autor bizantino Juan Tzetzes esta cifra ronda en realidad los 500.000 volúmenes que clasificó en dos tipos:

  • Obras mezcladas, unas 400.000. Eran cilindros con más de una obra.

  • Obras puras, unas 90.000. Eran cilindros que por el contrario contenían una sola obra.

  • Estas cifras parecen un tanto increíbles ya que parece improbable que a mediados del siglo III a.C. se hubieran escrito tantas obras.

    Otro autor posterior, Aulio Gelio, en su obra NOCHES ÁTICAS habla de 700.000 volúmenes en la época Ptolemaica. En esta obra apunta el dato de la pérdida de numerosos volúmenes durante la conquista de Julio César.

    La postura final es que probablemente en la época de Ptolomeo I, la biblioteca contara con 200.000 volúmenes. Se cifran 500.000 a mediados del siglo III a.C. y 20.000 más en el siglo II a.C.

    Muchas de estas obras estaban repetidas y existían versiones y ediciones diferentes.

    Se sabe que de la obra de Homero había muchos ejemplares y copias.

    Se puede afirmar que la mitad de las obras contenidas en la biblioteca estaban duplicadas.

    Según Hipólito Escolar todas las cifras manejadas están hinchadas. Probablemente los investigadores hinchaban las cifras con ceros. La biblioteca contó en su mejor momento con 10.000 obras o títulos diferentes. Esta cantidad podría haberse duplicado a mitad del siglo I y si le añadimos las copias que podían ocupar más de un cilindro, pudiera llegar la cifra a 50.000 volúmenes.

    Sobre la decadencia y desaparición de Alejandría acaecida en el siglo 391 d.C. existen numerosas obras.

    La obra de Hircio LA GUERRA DE ALEJANDRÍA narra lo sucedido en la invasión de Julio César, la quema de los barcos en el muelle, etc...sin embargo este autor no documenta la destrucción de la biblioteca en su obra. Julio César en su obra GUERRA CIVIL habla también de lo anterior pero no alude a la destrucción de la biblioteca. Cicerón, contemporáneo de los hechos, no menciona en ninguna de sus obras la destrucción de la biblioteca. Estrabón, que vive en Alejandría años después de la destrucción de la biblioteca, no habla de este desastre.

    El primero que menciona la quema de la biblioteca como resultado de la acción militar de Julio César fue Séneca en el siglo I d.C.

    El primero que da noticia de la destrucción de la biblioteca es Plutarco en el siglo I d.C.

    Tras el desastre de la quema del Museo, el Templo del Serapeion cobró importancia. Este templo estuvo en pie hasta la entrada de los cristianos ortodoxos en el siglo IV d.C.

    La biblioteca de Pérgamo

    La biblioteca de Pérgamo es fundada Atalo I, primer soberano de la monarquía de la Atálidas. Éste, quiso fundar una biblioteca tan importante que pudiera competir con Alejandría. Contó con sabios e intelectuales e incluso, cuenta la leyenda que los propios reyes atálidas tenían tanto afán de que su biblioteca fuera como la de Alejandría que llegaron a preparar el secuestro del bibliotecario mayor de Alejandría para que pusiera en marcha le biblioteca de Pérgamo, esto llevó a los Ptolomeos a encerrar a su bibliotecario.

    Con respecto al fondo de la biblioteca, hay varias fuentes como Plutarco que dice que Pérgamo tuvo en su mejor momento unos 200.000 volúmenes. También nos da noticia Plutarco de que estos volúmenes fueron regalados a Cleopatra por Marco Antonio por l que se vi favorecida una vez más la biblioteca de Alejandría en el año 40 a.C.

    Sin embargo, Pégamo destacó por la invención de un nuevo material, el PERGAMINO, que terminó por extenderse.

    Por la rivalidad entre las ciudades de Alejandría y Pérgamo, los Ptolomeos decidieron boicotear la exportación de papiro a Pérgamo lo que produjo la aceleración del proceso de perfeccionamiento del pergamino.

    El pergamino o Charta pergamena, se fabricaba con pieles de carnero, cabra o ternero. El tratamiento que recibía era, una vez arrancada la piel del animal, se rascaba el pelo, maceración de la piel en agua con cal para eliminar la grasa, secado y posteriormente se frotaba con polvo de yeso y se pulía con piedra pómez o similar.

    Las ventajas de este nuevo material eran varias, como que se podía raspar y volver a escribir sobre él, era llamado entonces PALIMPSESTO, la durabilidad del material y que carneros, cabras y terneros se daban en todas las zonas mientras que el papiro solo se daba en una zona determinada.

    El formato del pergamino sigue la tradición del papiro, se almacena en rollos. Sin embargo casi ninguno de estos cilindros se conservan salvo el pueblo judío que conserva el Talmud en formato cilindro de pergamino.

    El pergamino dio origen con el tiempo a una nueva forma de libro, el CÓDEX.

    Los primeros pergaminos fueron empleados también para la encuadernación de los libros primitivos.

    Tema 3- Las Bibliotecas durante el Periodo Romano

      • Introducción

    Roma no aporta nada nuevo a la historia de la información ya que es una prolongación del libro griego. Podemos decir que importaron los modos, ideas y costumbres de los clásicos y las pusieron en práctica en su territorio.

    Materialmente hablando, el libro romano durante la República, continuó siendo un rollo de papiro aunque el material conocido más antiguo es la corteza de árbol o liber. También parece que desde fecha muy temprana emplearon la tela de lino para conservar la documentación histórica en los archivos. Lo más común, a partir del último siglo de la República (I a.C.) fueron las tablas de madera enceradas o cubiertas de yeso. En ambos casos se rayaban con un estilo para escribir. En ocasiones, sobre todo en las cubiertas de yeso, se escribía en tinta. Estas tablas fueron especialmente usadas por los estudiantes que las apilaban para formar libros unidos por anillas cordón. En función del número de tablas que tuvieran estos cuadernos recibían nombres como dúplice, multíplice, etc...

    En un principio, los romanos utilizaron el término Códex para referirse al libro formado por la acumulación de tabletas unidos por anillas o cordón. Posteriormente, el Códex será el libro de pergamino. Los romanos utilizaban términos como CODICILLI para referirse a los libros de formato menor que un folio.

    El primer autor que nos habla del codees de pergamino es Marcial que sitúa la aparición del pergamino entre el 69 y el 96 d.C. Además de darnos esta noticia, se sabe también que el códice de pergamino es corriente a partir del siglo III d.C. y que los rollos quedaron relegados.

    Una de las razones que impulsaron a los romanos a conservar el formato griego fue el seguimiento de sus modas.

    Los botines traídos por los generales romanos tras la conquista de Grecia sirvieron para la creación de las primeras colecciones de libros privadas.

    Además de la primera clase política dominante, que tiene en sus casas colecciones griegas, se empiezan a generar, a principios del Imperio, el comercio de libros.

    El librero que hace también las veces de editor es llamado BIBLIOPOLA. Este personaje usaba esclavos especializados para la copa de los libros. Estos esclavos se denominaban SERVI LITERATII.

    Los esclavos recibían una remuneración en virtud del número de líneas copiadas, hecho que Marcial critica ya que daba lugar a numerosos errores.

    Estos comercios librarios se encontraban siempre en la vía principal de la ciudad y solían colgar de sus paredes listas con las últimas novedades adquiridas.

    En el mundo romano el autor carecía de derechos de propiedad, no recibía nada por la obra salvo que el librero quisiera pagarle por la cesión de su obra aunque no en exclusividad de publicación. Un autor solo podía obtener un rédito de su obra si ésta era encargada por alguien con dinero.

    En esta época asistimos al nacimiento de las bibliotecas públicas.

      • Bibliotecas Públicas Romanas

    En un principio, hubo un proyecto, por parte de Julio Cayo César, de crear una biblioteca igual que la de Alejandría. Se quedó en proyecto porque Julio César murió antes de llevar a cabo este proyecto que había encargado a Barrón.

    La primera biblioteca pública romana se llevó a cabo en el 39 a.C. a cargo de ASINIO POLIÓN. Esta biblioteca estuvo ubicada en el TEMPLO DE LA LIBERTAD y contó con dos secciones; una para obras griegas y otra para latinas.

    En tiempos del emperador Augusto, siglo I d.C. encontramos otras bibliotecas como:

  • Biblioteca OCTAVIANA del 33 d.C.

  • Biblioteca PALATINA del 28 d.C.

  • Ambas bibliotecas contaron con fondo básicamente griego aunque también contaron con fondo latino.

    1-La Biblioteca Octaviana: estuvo ubicada en el TEMPLO DE OCTAVIO y se sabe que contaba con un amplio espacio rodeado por un pórtico con columnas donde había otros dos templos, cada uno de los cuales destinados a una finalidad y dedicados a un dios, uno a Júpiter y el otro a Juno. Uno de los templos interiores estaba destinado a las reuniones políticas mientras que el otro estaba destinado a los encuentros, conversaciones y lectura.

    El responsable de la biblioteca era el liberto Gayo Meliso que destacó por ser un gran dramaturgo y poeta de su época.

    Poco se sabe de los fondos aunque se cree que tuvo un importante fondo griego al que fueron añadiéndose obras latinas.

    2-La Biblioteca Palatina: estuvo situada en el TEMPLO DE APOLO en el Monte Palatino y fue levantada en conmemoración a una batalla.

    Lo principal de esta biblioteca es que se sabe que sólo tenía una sala rodeada de un pórtico columnado donde había decoración estatuaria y retratos de escritores contemporáneos y que en el centro del patio presidía el dios Apolo.

    La colección de la biblioteca fue reunida por Pompeyo Mácer aunque el director de la misma fue un liberto de Augusto llamado Julio Higinio que destacó también por ser un gran filólogo.

    En la biblioteca había además esclavos para copiar las obras y traducir las de idiomas extranjeros.

    El final de ambas bibliotecas llegó con su quema.

    Hubo intentos de levantar bibliotecas durante los tiempos de Tiberio y Vespasiano.

    La BIBLIOTECA TRAJANA o ÚLPIA, año 113 d.C., que estuvo situada en el Foro de Trajano, eclipsó finalmente a todas las demás bibliotecas abiertas en Roma. Esta biblioteca se consideró en su momento como rival de la biblioteca de Alejandría y Pérgamo.

    La biblioteca tenía dos edificios cada cual dedicado a una sección: griega y latina.

    Se sabe que esta biblioteca hizo las veces de archivo imperial además de biblioteca.

    En el siglo IV d.C., época de Constantino, Roma contaba con treinta bibliotecas abiertas.

    Fue el propio Constantino quien en el último tercio del siglo IV tomó la decisión de llevarse la capital del imperio a Bizancio, bautizando a esta ciudad como Constantinopla. Esto dio lugar a un cambio en la situación social, económica, etc...

    Autores como Amiano Marcelino hablan de las bibliotecas romanas “cerradas como tumbas”

    Las fuentes cuentan que las bibliotecas públicas romanas estuvieron divididas en dos secciones (griego y latín) y que sus directores y ayudantes tenían organizadas las tareas a desempeñar:

      • Debían conocer y mantener ordenados todos los libros

      • Debían buscar copistas escrupulosos y personajes cultos para corregir los errores

      • Debían reparar los libros deteriorados

      • No encargar ejemplares lujosos sobre pieles salvo expreso mandato de un superior.

      • Recomendar lecturas a sus superiores.

    No se sabe muy bien quienes eran los usuarios de estas bibliotecas ni sus necesidades.

    Las bibliotecas estaban organizadas por dentro ya que está documentada la existencia de una serie de armarios puestos en la pared y llamados ARMARIA donde se guardaban los materiales. Estas salas donde se encontraban los armaria se pueden considerar las salas de depósito.

    La escritura es heredada de los griegos por lo que escriben en mayúscula pero con el alfabeto latino, a pesar de que en el uso cotidiano fuera común la letra cursiva. La forma más antigua de escritura que se conoce es la ESCRITURA CAPITAL encontrada en un documento llamado PAPIRO DE HERCULANO. Es un tipo de escritura muy angulosa a la que se la denominó CAPITALIS CUADRATA que poco a poco fue redondeándose. Este tipo de letra convivió durante mucho tiempo con la ESCRITURA RÚSTICA. Junto con estoa dos tipos de escritura se desarrolló también la ESCRITURA UNCIAL en el siglo III d.C.

      • Las Bibliotecas privadas.

    Las primeras bibliotecas privadas que se conocen durante el Bajo Imperio Romano son bibliotecas pertenecientes a generales victoriosos que trajeron consigo botines de sus conquistas y entre estos libros.

    En estas bibliotecas se aprecia que conceden importancia, en primera instancia, al archivo y después a la biblioteca por el talante administrativo y organizador de los romanos.

    Fuentes de carácter arqueológico nos dan la noticia anteriormente expuesta.

    • Personajes de los que tenemos noticias que poseían una biblioteca son:

      • Lucio Emilio Paulo, tuvo una de las primeras y más importantes bibliotecas de Roma y fue hecha con los fondos robados al propio rey de Macedonia.

      • Sila, se hizo con una buena parte de los fondos de Aristóteles al que admiró profundamente.

      • Cicerón, tuvo una de las mejores y más importantes bibliotecas privadas repartida entre su casa de Roma y su villa de Ancio.

    Gracias a estas bibliotecas tenemos constancia de otras bibliotecas privadas.

    Autores como Vitruvio fue uno de los literatos que más noticias da sobre la existencia de estas villas de campo e incluso de cómo deben estar construidas éstas en función de que alberguen una biblioteca.

    • Materiales que contenían estas bibliotecas

    Aunque en el siglo II a.C. ya circulaban libros latinos, éstos no se generalizan hasta más tarde. Lo habitual era los libros griegos que engrosaban la mayor parte de las bibliotecas privadas.

    A partir del siglo I se generalizó el documento latino y encontramos obras especializadas por lo que muchas de estas bibliotecas se convirtieron en especializadas. Trataron temas como:

      • Jurisdicción

      • Ingeniería

      • Filosofía

      • Arquitectura

      • Medicina

      • Agricultura

    Esto de acumular libros fue una moda y como tal fue duramente criticada por algunos autores como Petronio, Séneca, que deja una obra llamada “DE TRANQUILITATE ANIMI” en la que critica esta costumbre de llenar la casa de libros

      • Las Bibliotecas Cristianas

    En el periodo del Bajo Imperio Romano, Constantino oficializó la religión cristiana.

    En el “EDICTO DE MILÁN”, año 313, Constantino y Licinio levantan el veto a los cristianos, devolviéndole sus bienes y dejando de perseguirles así como que practiquen su fe libremente. Este hecho supuso un cambio radical en términos socioculturales en Oriente y parte de Occidente.

    Los cristianos quisieron entonces recopilar todo lo concerniente a su religión dando lugar a bibliotecas. Quisieron difundir su palabra.

    Recopilaron, entre otras, las obras de los Padres de la Iglesia.

    Entre finales del siglo III y mediados del IV, las comunidades cristianas poseen una importante colección de obras religiosas que utilizan para sus celebraciones.

    Estos libros tenían un aspecto diferente a los demás, optaron por el códice formado de pergamino que desplazó y sustituyó a los papiros y a las tabletas enceradas. Esta elección supuso la aparición de la encuadernación.

    Para los cristianos, el códex tenía la ventaja de la conservación, el espacio y la comodidad de almacenamiento.

    Estos códices estaban formados por hojas de pergamino y para distinguir unos de otros se tenía en cuenta los pliegues que tenía la hoja de pergamino (biniones, cuaterniones, terniones, quiniones, etc...) En virtud del número de pliegues se pudieron alcanzar hasta 144 páginas.

    Los cristianos tuvieron dos formas de escribir en los códices:

      • Escritura a línea tirada

      • En columnas con foliación, que permitía la cita de un pasaje en concreto.

    El título de la obra seguía estando al final de la misma y se produjo la generalización de los índices y la numeración. Esto permitió un manejo fácil del códex.

    Las primitivas bibliotecas cristianas conservaban los libros en armarios adosados a las paredes de las iglesias y también en espacios excavados en las paredes del propio ábside.

    Fue tanto el apoyo que Constantino dio a los cristianos que hubo un momento en el que se prohibió el culto pagano en Constantinopla y Roma.

    En tiempos de Constantino se tiene noticia de que en Bizancio encargó personalmente la confección de códices cristianos, más menos unos cincuenta, que contenían las Sagradas Escrituras. Sin embargo de esos cincuenta códices ninguno se ha conservado.

    Una de las bibliotecas que mandó construir Constantino llegó a alcanzar los 100.000 volúmenes. Contó con dos secciones, una griega y otra latina y dentro de ésta una subsección de obras cristianas.

    Poco se sabe de otras bibliotecas cristianas, se sabe de una a mediados del siglo III en JERUSALÉN y otra, recogida por PÁNFILO en la ciudad de CESAREA donde se conservó el original hebreo del “EVANGELIO DE SAN MATEO”.

    Quizás fueron importantes estas bibliotecas importantes por la calidad de los ejemplares allí conservados.

    San Agustín nos cuenta que buena parte de los documentos pontificios fueron custodiados en estas bibliotecas.

    Ya no tenían sólo escrituras religiosas sino también patrística sin olvidar la Iglesia Oriental como Clemente de Alejandría, San Juan Crisóstomo que también tuvieron sus propias bibliotecas en dominios fuera de Roma.

    Tema 4- Las Bibliotecas en la Edad Media

      • Introducción

    En el año 330, Constantino refunda en Bizancio la capital del Imperio Romano que se pasará a llamar Constantinopla.

    El hecho de que la capital del imperio se traslade a Oriente pone de manifiesto una decadencia social, cultural y política en occidente y por el contrario pone de manifiesto un auge cultural, social y político en oriente.

    Bizancio tuvo varias épocas desde su esplendor en el siglo IV hasta su conquista por parte de los turcos en el año 1453.

    Los emperadores se rodearon de los sabios más eminentes para crear centros de enseñanza que formaran a las clases dominantes.

    Un dato curioso es que esta cultura que se organiza en torno a Bizancio optó por una lengua griega artificial a nivel oficial. Utilizaron un griego parecido al que se usaba en la época de Perícles. Con esta lengua se realizaron las obras bizantinas y se observa que tenían una cultura muy rígida alejada del pueblo.

    El nivel de alfabetización del pueblo bizantino en esta época era muy alto lo que indica que el pueblo leía y escribía aunque no conociesen el griego implantado.

    Bizancio apuesta por el códice de piel para escribir sus obras y eran unos excelentes maestros en el arte de la encuadernación.

    Durante todo el imperio, el libro, como objeto, tuvo su mayor representación. Procuran que esté bien hecho e incluso incorporan lujosas ilustraciones.

    Encontramos la expresión de “ ENCUADERNACIÓN A LA BIZANTINA” donde las tapas de los libros, hechas de piel, seda, brocad, etc...tenían por lo general, un tamaño superior a las páginas interiores y además en las esquinas se colocaban BULLONES y se colocaban broches para cerrar los libros. Frecuentemente, figuraba el título en el corte inferior del libro. En la primera página era común el LEMMA donde se

    Encontraba el título y en ocasiones un breve resumen o argumento de la obra y en la página final del libro aparecía un INDICE.

    En este momento en Bizancio, aparte de ser un objeto de culto, el libro tenía otras finalidades, por un lado servir a la religión y por otro servir para la formación de profesionales, para el estudio.

    El libro era muy cuidado por lo que se apuesta por la piel dando lugar a un encarecimiento importante y en detrimento de la capacidad adquisitiva del pueblo por el alto coste de los libros.

    Esto se traduce n términos temáticos en libros religiosos y en otros para la práctica profesional. Hay abundantes tratados de los temas más diversos, pero no encontramos una literatura abundante de otra temática.

    Se observa pues, un decaimiento en el comercio del libro por lo costoso de su fabricación y por la escasez de esclavos copistas. El trabajo se especializó mucho más por lo que se encarece la producción de los libros.

    Los maestros y estudiantes acudían a los centros y copiaban ellos mismos los ejemplares.

    Gracias a la proximidad de los musulmanes, los bizantinos, conocieron el papel como material escriptorio y algunos documentos están hechos en papel (siglo VIII).

    Aunque la producción se centró en Constantinopla, hubo tros centro de producción como los ESCRIPTORIA de los palacios imperiales, en los palacios de los patriarcas y en las escuelas superiores.

    También hubo copistas que trabajaron para gente de carácter privado lo que do lugar a la existencia de bibliotecas privadas.

    • La Ilustración

    Podía hacerse en el propio documento o en hojas aparte y el lugar de hacer estas ilustraciones eran los escriptoria o en talleres especializados.

    Estas ilustraciones contaron con una gran variedad de estilos dentro de los cuales se observa la participación de artistas individuales.

    Para decorar utilizaron elementos clásicos. Se observan influencias de Oriente como de Siria, en los cuales lo más llamativo eran los ornatos ornamentales debido a la influencia de las pinturas murales y también a la influencia importantísima de los iconos.

    En cuanto a los colores, empleaban abundantemente el oro y el púrpura combinado con otros colores oscuros que daban ese toque lúgubre tan característico de las ilustraciones bizantinas.

    • La Tipografía

    Dentro de la utilización del griego artificial, la letra más empleada en los códices durante los primeros tiempos, fue la UNCIAL. Pronto se impuso otro tipo de letra más versátil como la MINÚSCULA que se usaba para textos corrientes y copias particulares pero no para textos oficiales en los que se utilizaba la letra uncial.

    El origen de la minúscula lo encontramos en el MONASTERIO DE STUDION que perteneció a TEODORO ESTUDITA. Los documentos más antiguos, del siglo VIII, escritos en minúscula se encontraron en este monasterio.

    • Principales personajes de las bibliotecas bizantinas

    FOCIO, este personaje, que vivió durante le siglo IX, en dos ocasiones fue patriarca de Constantinopla. Poseyó dos bibliotecas importantes y dicen de él que espoleó la separación entre la iglesia griega y la iglesia romana.

    En el siglo IX se da un resurgimiento cultural ya que en el siglo VIII había tenido un fuerte peso el periodo iconoclasta que luchó contra la representación de imágenes.

    Focio es importante porque fue el autor de la más importante obra literaria bizantina como es el MYROBIBLION, conocida también como “Biblioteca”. Fue la principal bibliografía de toda la Edad Media. En esta bibliografía, solicitada por el hermano de Focio, Tarasio, sed escribían 280 obras. Es curioso destacar que en esta obra no se menciona la existencia de Platón ni Aristóteles. De esta bibliografía se dice que incluyó obras paganas y cristianas y de todos los géneros a excepción de la poesía.

    Focio utilizó bibliotecas institucionales a demás de las obras que él poseía para elaborar su trabajo bibliográfico.

    Otros personajes interesantes son JUAN EL GRAMÁTICO Y LEÓN EL MATEMÁTICO primos y que vivieron en el siglo IX. Ambos personajes tuvieron mucho que ver en el renacimiento cultural acaecido en el siglo IX.

    Juan el Gramático fue un gran conocedor de la cultura pagana y dentro de su biblioteca recogió las principales obras de esta cultura. También escribió obras de esa clasificación.

    León el Matemático fue inventor y obispo de Constantinopla y tuvo un gran peso intelectual. También fue profesor. Dicen que llegó a tener la más importante biblioteca científica de Constantinopla.

    ARETAS, que vivió en el siglo X, fue otro obispo, en la zona de Capadocia, que poseyó una biblioteca donde los fondos estaban muy bien definidos, cristianos y paganos, y en algunos de sus libros constaba el precio que había pagado por ellos lo que es relevante para la historia de la información.

    Las bibliotecas más importantes estuvieron en la capital y fueron bibliotecas de tipo institucional.

    • Bibliotecas Institucionales

    La BIBLIOTECA DE LOS EMBAJADORES había sido creada en los tiempos de Constantino, comienzos del siglo IV, por él mismo. Esta biblioteca nace con el espíritu de aglutinar el saber conocido hasta el momento y crear un centro de estudios superiores.

    Esta biblioteca tiene su primer bajón desde su nacimiento en el 330 en el año 475, cuando se quema. No desaparece sino que la reconstruyen y aguanta en pie hasta la invasión turca en 1453. el testimonio de que la biblioteca seguía funcionando pocos años antes dela invasión turca nos la ofrece el español PEDRO TAFUR que visitó la biblioteca de los Embajadores antes de su destrucción.

    Entre estos avatares, en el año 1204, los Cruzados entraron en Constantinopla arrasando y acabando con buena parte del fondo bibliográfico.

    La otra gran biblioteca de Constantinopla fue la BIBLIOTECA DE LOS PATRIARCAS, que fue fundada por el PATRIARCA SERGIO a comienzos del siglo VIII. Al siglo siguiente, la biblioteca se quemó y la restauraron poco después. A destacar de esta biblioteca uno de sus responsables, SAN CIRILO (año 800) que tuvo muy claro el organizar el fondo, separando las obras de uso común de las obras heréticas.

    De ambas bibliotecas se sabe que la manera de guardar las obras era en armarios adosados a las paredes y cerrados con llave. Esto tiene su importancia por que en Occidente encadenan los libros en vez de encerrarlos.

    Cuentan que la Biblioteca de los Embajadores se creó en principio con fines más o menos públicos para la ciudadanía acudiese a la biblioteca pero la biblioteca terminó siendo de uso privado para el emperador y su familia y en segundo término para los funcionarios que allí trabajaban y para las personas con autorización.

    Ambas bibliotecas además de ser las bibliotecas institucionales más importantes tuvieron el cariz de centro superior. Hubo sin embargo centro de estudios superiores que no fueron bibliotecas y cuyo objetivo era formar gente para la política y la religión. Hubo centros especializados en teología y secularización.

    Los monasterios bizantinos fueron centro de enseñanza superior que proliferaron por Bizancio y el resto del Imperio.

    Los centro, pues, podían ser:

      • Bibliotecas institucionales, en Constantinopla

      • Centros de Estudios Superiores, Constantinopla y alrededores

      • Monasterios, Bizancio

    Los monasterios fueron muy importantes para la cultura bizantina. Una de las características más importantes de estos monasterios es que no seguían una orden en particular. Respondían al religioso que estaba al frente del monasterio.

    Dentro del monasterio de Teodoro Estudita , se sabe que hubo una serie de normas impuestas por Estudita. Estuvo muy vigilada la tarea bibliotecaria, el libro estaba muy cuidado. Existía un manual de copia, funciones de los copistas, etc...y que cuando carecían de trabajo, su obligación era leer los libros. También figuraban los castigos en caso de desobedecer las normas.

    En toda la zona de Bizancio destacan dos monasterios. Uno se encontraba en Bizancio y el otro en Italia.

    El MONASTERIO DE SAN JUAN DE PATMOS del siglo XI, se encontraba a las afueras de Constantinopla y se convirtió en una fortaleza que tuvo que aguantar ataques de distintos pueblo.

    De las obras que tuvo el monasterio existe un recopilatorio que indica que en 1201 tenían 330 de las cuales 63 estaban hechas en papel.

    En Italia estuvo el MONASTERIO DE SANTA MARÍA en la localidad de Grotaferrata. Era un monasterio bizantino donde se dirigieron muchas comunidades de religiosos que se sintieron perseguidos en los años de luchas iconoclastas.

    La temática de las obras de estos monasterios fue religiosa que abarcaba desde las Sagradas Escrituras, pasando por obras de los Padres de la Iglesia, obras litúrgicas y vidas de santos.

      • Bibliotecas islámicas

    La cultura árabe tuvo un rapidísimo crecimiento desde la aparición del profeta Mahoma en el siglo VI. Hasta ese momento el pueblo árabe era analfabeto. En menos de un siglo se pasó de una cultura exclusivamente oral a una cultura escrita que compitió con la cultura grecolatina.

    Una de las características predominantes de este pueblo era el nomadismo hasta la época en que comenzaron a asentarse en ciudades.

    La época de ignorancia la denominan “CHAILIYA. Con la dinastía Omeya encontramos los llamados “LIBROS DE LOS ÁRABES”, obras narrativas que cuentan los orígenes de los grupos árabes y sus hazañas bélicas. Junto con estos libros encontramos unos poemas conocidos como “CASIDAS” que también sirvieron para solidificar a los diferentes grupos étnicos y empezar a difundir su cultura común.

    Con la invasión de Bizancio se produjo la conversión del idioma a la lengua escrita, dejando de utilizar la cultura oral, y la aparición y desarrollo de una prosa literaria que una vez más, además de servir de nexo cultural, también sirvió a intereses administrativos.

    Al asentarse los árabes en ciertas zonas, hubo dos ciudades que destacaron como centros culturales y donde se desarrollaron distintas escuelas, una de ellas dedicada a los estudios analíticos y la otra se volcó en los estudios de tipo lingüístico. Estas ciudades fueron CUFA y BASORA.

    Los escribas, que recibían el nombre de “KUTTAB”, son los primeros en aprender el árabe escrito. Hacían las veces de secretarios de los califas y eran los encargados de escribir todos los acontecimientos acaecidos en palacio además de ser los primeros escritores de la primera literatura árabe.

    Los Kuttab debían tener unas características:

      • Conocer el árabe y otras lenguas.

      • Tener una excelente caligrafía.

      • Poseer un bello estilo.

      • Demostrar un amplio conocimiento de la cultura en términos profanos y religiosos.

    Los lugares donde se reunían los expertos eran las mezquitas donde se fundaron poco a poco las primeras bibliotecas árabes. Los fondos de estas bibliotecas estaban formados por obras de referencia y obras de carácter religioso.

    Por lo general, las bibliotecas reunidas en las mezquitas han permanecido pese a los contratiempos.

    El material empleado ayudó a la cultura árabe a su pronto desarrollo; el papel de bajo coste.

    En el siglo VIII el pueblo árabe ya conocía el papel ya que se cuenta que a mediados del siglo VIII, unos fabricantes de papel chinos fueron capturados por unos árabes y llevados a la ciudad de Samarcanda. Tras torturarlos consiguieron la fórmula del papel. Este hecho está fechado en 751.

    A finales del siglo VIII ya había fábricas de papel en ARABIA y BAGDAD.

    En el siglo X, el papel llega a las costas de Egipto y en el XIII entra en Europa a través de España. La primera fábrica de papel de la península estuvo en JATIVA, Valencia.

    Los árabes nos dan noticia del tratamiento y aspecto del papel. Utilizaban restos de soga y trapos de hilo y esa materia prima era desmenuzada y amasada con agua de cal y se dejaba secar al sol. Después se enjuagaba con agua limpia. Tras esto, se le daba forma con una red tensa y se le aplicaba harina y almidón. Para que tuviera consistencia se sumergía en engrudo hecho de almidón o de arroz cocido y finalmente se frotaba con una piedra. En el siglo XIII se denominaba al papel PERGAMINO DE TRAPO.

    Hubo una serie de dinastías como fueron los OMEYAS, ABBASIES y los FATIMIES.

    La primera capital de los Omeya, siglo VII, fue Damasco que tenía unas influencias griegas muy considerables. Esto facilitó el asentamiento de la cultura árabe y ese aprecio por el libro. Fueron los primeros en entender la importancia de los centros para la cultura.

    La “BAIT- al- KUTTUB” o Casa de los Libros estaba situada en Damasco y recibió ese nombre porque hizo las veces de los centros que habían visto los árabes en Grecia.

    El primer califa de los Omeya, Muavia, mandó reunir en esta casa de los Libros, obras griegas, obras de ciencia y filosofía, obras sirias y obras árabes escritas a petición del califa.

    A partir del siglo VIII surge un personaje, IBN-AL-MUCAFFA que es considerado como el creador de la lengua árabe escrita.

    A finales del siglo VIII, la expansión del Islam es ya una evidencia.

    Tras el imperio Omeya, vino el imperio de los Abbasies, del 750 hasta mediados del siglo XIII. El hecho más notable de este imperio es el traslado de la capital a BAGDAD a donde se trasladó el centro político, económico y cultural. Entre otros califas destacamos a AL-MANSUR y AL-MAMUN. En Bagdad se creó una Casa de la Sabiduría o BAIT-AL-HIKMA entre los años 813 al 833 gracias a Al-Mamun. En esta Casa se reúne lo mejor de los libros persas, traducciones, obras bizantinas y nuevas obras de encargo. Desde que se traslada la capital a Bagdad la influencia oriental a la hora de trabajar la cultura escrita va a ser muy llamativa. Esta influencia se observa en el refinamiento que se vive en la cohorte del califa.

    A lo largo de los siglos de mandato de los Abasíes tienen lugar numerosas guerras que no afectaron a la expansión de la cultura y la religión islámica.

    La difusión del libro árabe y del papel contribuyeron a la expansión del Islam.

    Esa Casa de la Sabiduría fue concebida a semejanza del Museo de Alejandría con el espíritu de ser un lugar de colección de libros y como centro superior de investigación. Se sabe que entre los empleados de esta Casa hubo teólogos, lexicógrafos, traductores, astrónomos y especialistas en HÁDICES, narraciones tradicionales referidas a hechos o dichos de Mahoma. Según el Corán, los hádices tenían autoridad en materia de fe islámica. Los trabajadores de esta Casa se reunían semanalmente para contrastar opiniones. Eran reuniones de carácter teológico a las que asistía el Califa. A raíz de estas discusiones periódicas surgió una nueva corriente de pensamiento, MUTACILI, que para la posteridad ha quedado con el nombre de HETERODOXIA.

    Tras la dinastía de los Abasíes vino la dinastía FATIMÍ, que gobernó desde 909 hasta 1173. Esta dinastía se traslada al norte de África, más en concreto a EL CAIRO y posteriormente a España. En El Cairo se levantó gracias a AL-HAKIM II un centro de conocimientos. La biblioteca de El Cairo se refiere al conocimiento y fue denominada como Casa del Conocimiento o DAR-AL-ILM. Esta biblioteca tuvo la misión principal de difundir las ideas religiosas. Los que conocieron este centro cuentan que fue de consulta popular. Acontecimientos diversos acabaron con la biblioteca. En 1068 se consiguió recuperar la biblioteca hasta 1173 cuando se produjo la batalla de SALADINO que termina con la dinastía Fatimí. Lo que quedó de la literatura fatimí se ha encontrado en YEMEN. Lo encontrado han sido manuscritos del Corán, obras religiosas y escritos de filosofía, astronomía y derecho.

    • Bibliotecas Musulmanas en España.

    El proceso de islamización de la Península fue rápido y fácil. La cultura islámica se desplazó por la cultura latina y pronto destacaron los primeros autores literarios y científicos musulmanes. Las bibliotecas proliferaron con personal del Oriente Próximo.

    A partir de la segunda mitad del siglo X encontramos un importante centro cultural en la Península situado en Córdoba. Este centro fue promovido por AL-HAKAM II. Montó todo un centro de estudios superiores en el cual reunió una biblioteca que llegó a albergar unos 400.00 volúmenes que al parecer se obtuvieron por compra y por el trabajo de copia que se hacía en los talleres cordobeses. Cuando hablamos de taller de copia hablamos de la traducción de obras griegas al latín.

    Debemos recordar también a Al-Hakam porque como buen estudioso que era nos legó una obra conocida como “HISTORIA DEAL-ANDALUS”.

    Hubo también ciertas bibliotecas privadas relevantes como la de IBN-TUFAIS que mandó construir su casa como una biblioteca y que se sirvió de los libros de la biblioteca cordobesa para engordar su fondo.

    En poco tiempo, unos cien años, España se convirtió en el camino del conocimiento árabe hacia occidente. Esto se consiguió gracias a la implantación de la ESCUELA DE TRADUCTORES DE TOLEDO que se fundó a comienzos del siglo XI. En esta escuela se trabajaban obras clásicas griegas y latinas así como islámicas. Sigue existiendo una dependencia de Oriente para trabajar y cada vez más la producción libraria que sale de Toledo conseguí mayor espacio en Occidente.

    Se traducían obras del árabe al latín vulgar o al romance y posteriormente al latín culto. Gracias a estas traducciones se ha conocido buena parte de la literatura griega en Occidente.

    Toledo, debe de entenderse como un centro de cultura musulmana y como el punto de partida de los conocimientos científicos árabes.

    Las bibliotecas islámicas destacaron por ser lugares abiertos en los que la mayor parte del fondo era de tipo religioso y en donde más que usuarios había copistas. Solían ser lugares adscritos a alguna otra institución.

    La forma de organización de los libros era en armarios pegados a las paredes, cerrados con llave, algunos de ellos con vitrinas donde se exponían los Coranes. Muchas de estas bibliotecas islámicas contaron con catálogos que a veces no eran más que inventarios y que servían para la ubicación topográfica. En virtud de cómo estuviesen los armarios había una materia u otra ordenada. El orden de los libros seguía una disposición concreta:

      • 1º , los coranes.

      • 2º, libros con citas coránicas.

      • 3º, lo hádices.

    Los musulmanes fueron muy rigurosos a lo largo del tiempo con aspectos como el TÍTULO, AUTOR, MATERIA y FORMATO. La clasificación temática solía responder a tres temas:

      • Religión

      • Letras

      • Filosofía

    Este orden era la jerarquía de los materiales.

    Cuentan que las bibliotecas islámicas crecieron en volumen muy rápidamente sobre todo porque el Corán tenía como precepto la donación de libros como limosna. El fondo se convirtió en monotemático religioso.

    Tema 5- Las Bibliotecas Occidentales en la Alta Edad Media

    Nos situamos geográficamente en la zona occidental a partir del siglo V cuando se habla de decadencia en le Imperio Romano por las invasiones de los pueblos bárbaros.

    Una de las principales consecuencias de las invasiones bárbaras fue el retroceso en el mundo del libro aunque se observa la aparición de pequeños núcleos de bibliotecas cristianas donde se cuidaba de que los documentos que trabajaban fueran conservados bajo llave.

    La aparición y difusión del códice es ya una realidad a partir de estas fechas por lo que se abandonan definitivamente los rollos.

    Para almacenar estos códex se precisa de una serie de armarios colocados de una manera particular.

    Estos hechos traen como consecuencia un nuevo concepto, el de SALA DE LECTURA.

    Las primeras bibliotecas de Roma y su entorno fueron establecidas por los Papas y estaban como en otras ocasiones junto a los templos. Este prototipo de biblioteca romana es extensible al resto de Europa y tuvieron una gran importancia porque ayudaron a la difusión del cristianismo a través de los peregrinos. Estos peregrinos ayudaron a la copia de obras y a trasladar éstas a su lugar de origen.

    Las bibliotecas de los siglos medievales, siglos del V al XII, estuvieron básicamente representadas por los monasterios. Uno de los principales personajes es el creador de una de las más importantes bibliotecas, SAN BENITO DE NURSIA, que en el siglo VI, año 529, fundó en MONTECASINO la más importante biblioteca de la Edad Media. Es una biblioteca de gran importancia ya que su fundador creó también una regla o doctrina adoptada posteriormente por todos los monasterios, la REGLA BENEDICTINA. En este regla, San Benito, obliga a los monjes a leer y a ser cultos y estar formados. Una de las características de esta regla es la trascendencia del monje en la copia de los manuscritos.

    Según la regla, debía de haber un lector siempre, sobre todo en el momento de la comida. Muchas de las lecturas obligadas eran tan importantes como las oraciones. Se fijaron unas horas al día para realizar las lecturas. Estas horas dependían de la luz y las estaciones. Estas lecturas podían ser a solas o en las comidas. Esto obligó a que la biblioteca del monasterio estuviera bien nutrida.

    Montecasino sufrió muchos vaivenes como en la fecha de 585 cuando sufrió su primera destrucción de mano de los LOMBARDOS. En esta ocasión, los monjes huyeron a Roma a refugiarse con el Papa GREGORIO. Los monjes rescataron del fondo todo lo posible.

    En esta época se decidió sustituir el trabajo físico de los monjes por la copia de manuscritos.

    Los monjes permanecieron en Roma hasta comienzos del siglo VIII cuando decidieron regresar a Montecasino y reconstruirlo. Permanecieron tranquilos durante dos siglos durante los cuales el scriptorium creció.

    Tuvieron otro vaivén en el siglo X por los árabes lo que significó otro parón.

    Al regreso de los monjes, el fondo librario se vio aumentado en varias materias: religión, filosofía, historia y ciencia durante los siglos X al XII.

    Este periodo de dos siglos fue el de máximo esplendor del monasterio. El scriptorium sirvió para la traducción de obras nuevas.

    Esta actividad de los siglos X al XII sufre un nuevo Vaivén en 1349 cuando la zona del monasterio sufrió un terremoto suficientemente fuerte como para parar la producción libraria.

    A lo largo del siglo XV se restauró la biblioteca y se inventó la imprenta lo que supuso el aumento de los fondos y que la biblioteca quedara dividida en dos fondos:

    • Manuscritos

    • Impresos

    Al parecer antes de la Segunda Guerra Mundial, Montecasino poseía unos 17.400 volúmenes de los cuales unos 500 eran incunables y unos 1.300 manuscritos y estos últimos serían latinos por un lado e italianos por otro.

    Otro monasterio digno de ser nombrado es el de VIVARIUM al sur de Italia. Fue fundado por CASIODORO que sirvió a Teodorico.

    Casiodoro fundó este monasterio en 540 para concentrar en él un centro de copia de manuscritos. Casiodoro era consciente de que en la biblioteca debía haber obras clásicas y obras contemporáneas de autores que se consideraran relevantes aparte de obras cristianas.

    Vivarium tuvo una biblioteca activa incluso por las noches gracias a la creación de una lámpara de aceite para leer en las horas nocturnas.

    Las colecciones de la biblioteca se guardaban en armarios de madera de manera horizontal y el fondo se dividía en griego y latino.

    El fondo de la biblioteca se realizaba por adquisición o por compra. También se engrosaba gracias a la copia.

    En el monasterio prestaron especial interés a los trabajos de encuadernación y a las ilustraciones internas de los libros.

    A la muerte de Casiodoro se extinguió el monasterio y su biblioteca pasó a la biblioteca romana de LETRÁN.

    El propio fundador del monasterio fue autor de varias obras como “ DE ORTOGRAPHIA”, “DE INSTITUTIONE” o la “HISTORIA DE LOS GODOS” conservadas estas en Letrán. “De institutione” está considerada como la primera bibliografía medieval occidental.

    En Francia nos encontramos con las comunidades que se reúnen en torno a monasterios y catedrales. Además de los cientos de monasterios franceses, las bibliotecas catedralicias fueron importantes centros culturales. Catedrales como las de ARLÉS, CLERMONT, REIMS o BURDEOS rivalizaron con una de las más importantes: LYON, la más relevante por encontrarse en un cruce de caminos.

    En esta época se gestaron numerosas ordenes religiosas como la orden de San Patricio que terminó en Irlanda propagando el cristianismo en el siglo V.

    En España estaban los visigodos. Una vez consolidado el gobierno visigodo, las dos clases del país, convivieron pacíficamente. De hecho muchas clases superiores hispano romanas lograron imponer el latín y el catolicismo y que sus usos y costumbre se respetaran. Numerosos historiadores tildan al siglo VII como el primer siglo de oro español. Como lugares relevantes encontramos el monasterio de SERVITUM que tuvo como monje fundador a DONATO.

    No solo Roma sigue siendo una gran influencia para España sino también el norte de África. Servitum contó con numerosos códices traídos del extranjero.

    La enseñanza secular comenzó poco a poco su andadura. En estos momentos fue necesaria la creación de escuelas episcopales para la enseñanza de los monjes. Gracias a la creación de estas escuelas salieron grandes autores y pensadores del primer siglo de oro español. En esta España encontramos un aprecio por el libro que queda reflejado en bibliografías, reglas monásticas y en la obras “ETIMOLOGÍAS” de SAN ISIDORO DE SEVILLA.

    Hubo godos ilustres que contaron con bibliotecas privadas como Chindasvinto, Recesvinto o Wanba que también fueron autores.

    • Bibliotecas eclesiásticas o episcopales.

    Se centraron en Toledo, Zaragoza y Sevilla.

    Los fondos cada vez eran más variados.

    Sevilla fue la biblioteca más voluminosa. Primero tuvo al frente de su biblioteca a SAN LEANDRO que pronto pasó sus deberes a su hermano SAN ISIDORO que además de arzobispo era Doctor de la Iglesia. Se dice que para la elaboración de su obra ( Las Etimologías) no utilizó menos de ciento sesenta escritores a los que cita textualmente. Esta obra se convirtió en poco tiempo en la enciclopedia del saber de esa época. San Isidoro invitaba al lector de su obra a quedarse con lo que le interesara incluida la literatura pagana. Los versos más interesantes son los que muestran el cambio en la finalidad de la biblioteca para lo cual pone en marcha una regla. San Isidoro prohíbe conversar en la biblioteca ya que su fin no es ese y por primera vez se hace referencia a la existencia de una sala de lectura. También animaba San Isidoro a la copia.

    En esta descripción de la biblioteca se dice que su composición e de salas con armarios para los códices, algunos asientos y algunas mesas para la copia y la lectura silenciosa.

    Por el fondo que tiene esta biblioteca y su uso hoy en día sería una biblioteca especial.

    San Isidoro marcó unas horas al día para el trabajo, otras para la lectura y otras para la oración.

    S. Isidoro era de la opinión de que la lectura acrecentaba la inteligencia y que esta lectura debía perfeccionarse con el coloquio con otros sabios.

    Según la regla, la tarea de guardar los libros le era encomendada al sacristán.

    Este sacristán también era el vigilante de los copistas.

    Alrededor de la Biblia se centraron la mayor parte de las obras que se conservaron en las bibliotecas visigodas. En ninguna biblioteca monástica faltaron las reglas, vidas de santos y obras relacionadas con la vida monacal. Todos los monasterios contaron con su pequeña colección que cambió con la llegada de los árabes en 711.

    SEGUNDO CUATRIMESTRE

    Tema 6- Las Bibliotecas occidentales en la Baja Edad Media

    Siglos XIII-XV

      • La labor bibliotecaria en Europa ( s XIII-XV)

    Hasta los siglos XII-XIII solo se conservaron los libros en los monasterios.

    Aparecieron una serie de ordenes mendicantes como los FRANCISCANOS y los DOMINICOS, que llevan a cabo un papel importante en la recopilación de toda índole.

    Los Franciscanos llevaron a cabo una importante labor en Inglaterra creando un catálogo colectivo de libros conservados en diferentes monasterios en el siglo XIV llamado REGISTRUM LIBRORUM ANGLICAE.

    Esta orden tuvo gran importancia en el establecimiento de las primeras universidades.

    El libro deja de ser por esta época patrimonio exclusivo de los centros eclesiásticos para desplazarse a las universidades, cohortes reales y casas privadas.

    El hecho de que se observe a comienzos del siglo XIII un incremento de la urbanización contribuye a que la vida cultural se desplace de los monasterios a las ciudades. Esta concentración contribuyó también al movimiento delas personas encargadas de la enseñanza: el maestro ya no tiene porqué ser un monje. Esto conlleva una vida intelectual más inquieta.

    Antes de la tercera década del siglo XIII ya funcionaban varias universidades en Europa. En un principio estas universidades funcionaban como colegios universitarios pero al cambiar sus estatutos terminarán siendo universidades.

    La universidad de París, recibe en 1215 el Estatuto que le permite ser facultad. Montpellier y Toulouse vinieron después. LA SORBONA fue fundada en 1257 por ROBERT DE SORBON. En Inglaterra Oxford y Cambridge en fechas similares.

    En España destacan PALENCIA fundada en 1212 y SALAMANCA en 1215. En Italia por estas fechas nacen PADUA, NÁPOLES, SALERNO Y BOLONIA que tenían especial fama porque estuvieron especializadas en una materia.

    La existencia de las universidades puso en marcha un comercio del libro y el negocio de la librería empieza a ser una realidad a mediados del siglo XIII. Era frecuente que cada universidad tuviera su propia librería que funcionaba según unas reglas impuestas por la universidad como era el hacer que todos los estudiantes dispusieran de los libros prestándoselos para copiarlos a cambio de unas fianzas.

    De aquí nació toda una institución.

    El resultado de esta copia de libros para garantizar la originalidad de los libros copiados respondió a la institución de la PECIA.

    Los estatutos universitarios prescribían el funcionamiento de estaciones de libros regentados por libreros o STATIONARII ( s XIII) que eran a su vez editores y en cuyo poder estaban las pecias que se alquilaban a los estudiantes o a los copistas de profesión mediante un precio fijado por las autoridades de la universidad. Alquilaban cuadernos de obras corregidas y aprobadas por las autoridades académicas. El sistema resultó barato y el papel a partir del siglo XIII comienza a circular con fluidez. En estos centros encontramos también las primeras bibliotecas que se formaban por donación, al servicio del estudiante. En estas lo normal era utilizar in situ las obras y solo en el caso de préstamo excepcional era a cambio de otro libro o fianza.

    Las bibliotecas privadas, en este periodo, estaban al alcance de muy pocos.

    Por el nacimiento de la burguesía podemos hablar de una mayor difusión del papel por Europa y de los libros para el público en general.

    Al principio se especializaron las universidades como:

    BOLONIA --- DERECHO

    SALERNO y MONTPELLIER --- MEDICINA

    En el resto de universidades francesas se estudiaba ESCOLÁSTICA, es decir, filosofía.

    En 1276 tenemos noticias de la construcción en Italia del primer molino acuático de papel. A comienzos del siglo XIV ya podemos hablar de los manuscritos de papel por la abundancia de los molinos.

      • El Procedimiento de la Escritura

    Durante los siglos XII-XV se utilizaba la LETRA GÓTICA, también conocida como ANGULAR por su tipo de trazado, o letra ESCOLÁSTICA por la corriente filosófica del momento. Apareció a finales del siglo XII en Francia, cuando las letras necesitan más rapidez.

    Con respecto al papel, XÁTIVA sigue siendo uno de los centros punteros en fabricación de papel. Tras la Reconquista, la ciudad estuvo bajo el mandato de los Reyes Aragoneses por lo que fue creciendo y aportando el rasgo de exportadora hacia Bizancio, Sicilia, Marsella, Túnez y otras ciudades mediterráneas. A partir del siglo XIV la producción del papel pasa a Europa, sobre todo a ITALIA, en ciudades como PADUA, GÉNOVA Y VENECIA incluyendo sus particularidades.

    Con respecto a la encuadernación, a partir del siglo XII, había penetrado en España una encuadernación de tipo ROMÁNICO, motivos variados y con peculiaridades estáticas. Se amplia la gama de motivos con los mozárabes, sustituyendo los motivos religiosos con escenas de la vida real, personajes, edificios, etc...con la introducción de motivos ornamentales propios de los musulmanes. Se han conservado encuadernaciones a partir del siglo XIII donde utilizaban piel aunque también utilizaban madera, metales nobles, telas preciosas, etc...

    Las técnicas más empleadas fueron:

    • Técnica del ESTEZADO, donde la piel era humedecida antes de la estampación para que quedara mejor impresa.

    • Técnica del GOFRADO, la impresión se hacía con un hierro caliente. Esta técnica se denominaba también ESTAMPACIÓN EN FRIO.

    Los MOTIVOS MUDÉJARES fueron los más empleados.

    Los cierres se hacían con las mismas tiras de piel que enganchaban los ojales y con el tiempo se fueron incorporando broches metálicos y cantoneros trabajados.

    A partir del siglo XII la ilustración también cobró un notable desarrollo técnico y una nueva orientación. Se utilizó el oro líquido.

    Otra característica notable es que cada vez con más frecuencia aparecen los libros de menor formato, delicados, de carácter secular y destinados a un público laico.

    Se tiende a olvidar lo simbólico y se tiende a ir a lo real. Se presta mucha atención a los motivos decorativos y las ilustraciones, cada vez más, están al servicio del texto. Las figuras se alargan y se tiende a rodear el texto con bandas decoradas. Obras a destacar:

      • SALTERIO DEL REY LUIS DE FRANCIA

      • SALTERIOS, BREVIARIOS Y LIBROS DE ORAS DE BLANCA DE CASTILLA.

    En esta época destaca como ilustrador el francés JEAN POUCELLE

    En España los elementos orientales que habían impregnado la ilustración se van perdiendo a partir del siglo XIII y lo vemos plasmado en las obras de Alfonso X.

    Destacaron ilustradores de Valencia gracias a DOMINGO CRESPI, hijo, del siglo XIII. El libro de Oras de Alfonso el Magnánimo fue decorado por Crespi.

    En esta época en el ámbito europeo podemos decir que la decadencia monacal comienza a ser evidente.

    Especialmente relevante es la obrad de RICHARD DE BURY, PHILOBIBLION, donde critica a los monjes ignorantes de los libros.

    La temática de los libros es religiosa y literatura científica, filosófica, es decir, docente.

    Este control del libro en los monasterios fue perdiendo poder.

    A mediados del siglo XV toda Europa tenía una enorme influencia italiana, la responsabilidad recae en los Humanistas, propulsores del Renacimiento. Esa influencia viene de PETRARCA.

    En el caso español, el noble MARQUÉS DE SANTILLANA compró abundante literatura italiana en esta época. Son libros escritos con letra humanística o humanista e ilustrados o iluminados con motivos renacentistas, motivos florales, desnudos, angelotes, etc...

    Las obras donde aparecen las nuevas características son obras religiosas como los PASIONARIOS de la CATEDRAL DE TOLEDO, el LIBRO DE ORAS de ISABEL LA CATÓLICA y los CANTORALES de GUADALUPE.

    Esta corriente supuso la vuelta a la cultura clásica y la recuperación de muchos autores olvidados y el descubrimiento de nuevos autores.

    Petrarca va a encarnar al bibliófilo de la época moderna. Él mismo quiso donar su biblioteca privada a Venecia.

    Se llevaron a cabo planes semejantes en Florencia, ciudad de los Medicis. A mediados del siglo XV, en 1414, se funda la BIBLIOTECA MARCIANA y poco después, LORENZO EL MAGNÍFICO crea la BIBLIOTECA LAURENCIANA.

    Sobre estas fechas, NICOLÁS V, crea la BIBLIOTECA DE LA SANTA SEDE.

    Todas estas bibliotecas surgidas, están enfocadas hacia la figura del hombre.

    También surge en este periodo una especie de fiebre en los monasterios por desprenderse de sus tesoros bibliográficos por miedo a la invasión turca.

      • Las Bibliotecas: Universitarias, Catedralicias y Colecciones Reales.

    ( EN LAS FOTOCOPIAS)

    Tema 7- La Invención y Difusión de la Imprenta

      • Antecedentes de la imprenta

    La primera característica es que hay una gran demanda de libros debido a una mayor demanda en la enseñanza y un aumento en las actividades comerciales en torno al libro. A partir de 1400 se observa un aumento en la complejidad de la vida administrativa por lo que se crea más documentación. Aumentan también las corrientes humanísticas que demandan en la sociedad una alfabetización, saber escribir y leer, llave del triunfo en la vida social y laboral.

    La imprenta tiene unos antecedentes. Antes del invento de Gutemberg debemos destacar una serie de técnicas antecedentes inmediatos de la imprenta.

      • PLANCHAS XILOGRÁFICAS

      • TIPOS MÓVILES

      • Las Planchas Xilográficas

      • Durante mucho tiempo se ha creído que las planchas xilográficas habían sido el antecedente inmediato a la imprenta, es decir, su evolución había dado lugar a la imprenta, pero no es así.

        Los antecedentes de las planchas xilográficas se encuentran en CHINA, ya en el siglo II a. C. se imprimieron hojas cuyo texto se encontraba tallado en una piedra lisa de forma que los signos estaban incisos en ella. Con el tiempo se pasó a grabar en planchas de madera.

        En Europa, con métodos muy semejantes a los anteriores, se imprimen también planchas de metal o de madera.

        El nexo de unión entre ambos métodos xilográficos son los árabes que en torno al 1430 producen los primeros libros xilográficos en Europa.

        Estos primeros libros europeos se hicieron en Holanda y Alemania, son los BIBLIA PAUPERUM y el ARS MORIENDI. La primera contenía las Sagradas Escrituras destinadas a aquellos padres predicadores que iban de pueblo en pueblo intentando enseñar la doctrina a los más pobres mediante imágenes. Tuvo mucha incidencia en la enseñanza.

        La segunda obra servía para ilustrar la preparación del cristiano al más allá.

        Otros libros profanos de interés son los DONATOS cuyo autor era Elio Donato que popularizó tanto sus libros que fueron conocidos por el nombre del autor. Eran libros de gramática latina, se hicieron muy populares entre el pueblo.

        Otras materias realizadas mediante esta técnica fueron:

        -Horóscopos

        -Cartas Astrales

        -Libros de Astronomía, etc...

        La xilografía consistía en la reproducción de múltiples ejemplares de un mismo texto mediante una plancha de metal o madera en la que se labraban en relieve las imágenes y el texto que se quería reproducir. Después se entintaba la plancha con tinta hacha de aceite de linaza, betún y tizón. Tras el entinte se colocaba una hoja de papel húmeda y se frotaba o presionaba con una almohadilla y al levantarlo se obtenía el impreso. Esta técnica se empleó sobre todo para las estampaciones acompañadas de un breve texto explicativo.

        Los primeros ejemplos de estampaciones xilográficas son de temática religiosa pero con el tiempo encontramos otras imágenes que servían para adornar las casas.

        Al darse cuenta de las posibilidades de esta técnica también se dan cuenta de las posibilidades de hacer libros. En un principio juntaban varias hojas, de dos en dos, para formar un pequeño libro aunque los libros solían tener entre 20 y 50 láminas. Eran importantes por las imágenes que mostraban. Las tiradas también solían ser pequeñas, de 200 a 300 ejemplares. Esta técnica sirvió para calendarios y naipes.

      • Los Tipos Sueltos

      • En China encontramos los primeros tipos sueltos, hacia el siglo Xi comenzó el uso de tipos sueltos de barro cocido primeramente y después de metal.

        De cada signo se hacía un tipo y esto permitía la combinación de muchos para componer una palabra tras palabra para componer las páginas. Una vez compuesta la página se realizaba la impresión de esos tipos con la característica que después de la impresión, los tipos se podían descomponer para formar otras palabras y por consiguiente reutilizarlas. Este método no tuvo mucho éxito en China debido a los cientos de caracteres del alfabeto chino. El descubrimiento de esta técnica supuso una revolución en el terreno bibliográfico.

        Este sistema pronto se limita debido al gran coste que tiene hacer las páginas.

        El sistema fue efectivo para los libros cortos ya que para obras más largas resultaba muy costoso e incómodo.

        Se dice que esta técnica no llegó a Europa sino que la imprenta se hizo independientemente de los tipos.

          • Gutenberg

        Johan Gutenberg inventa a principios del siglo XV la imprenta.

        Hasta las fechas de nacimiento y muerte de Gutenberg se cuestionan. Se sospecha que nación en 1400 y murió en 1468 aunque otros hablan de 1390 y 1468.

        Gutenberg nació en Maguncia, Alemania en el seno de una familia de orfebres, profesión que él mismo practicó. Aprendió muy rápido y bien esta labor y la de grabador.

        Su nombre real era JOHAN GENSFLEISCH.

        La vida de Gutenberg transcurre entre Maguncia y Estrasburgo donde intenta llevar a cabo ese proyecto de reproducir libros mecánicamente. Para llevar a cabo este proyecto necesitaba financiación y para ello formó una sociedad con varios capitalistas. Esta sociedad tuvo su primera crisis al morir uno de los inversores.

        Tras volver a Maguncia, en 1448, Gutenber consiguió el apoyo financiero de otro rico comerciante, JOHAN FUST.

        La primera obra que hizo Gutenberg fue una BIBLIA que quedó terminada en 1456.

        La obra que imprimió Gutenberg recibe varios nombres:

          • BIBLIA DE GUTENBERG

          • BIBLIA DE MAZARINO

          • BIBLIA DE 42 LÍNEAS

        Es el primer libro impreso en Europa en el que no constan ni la fecha ni el impresor ni el lugar de impresión.

        Fust, en vista de que Gutenberg se retrasaba en los plazos, le pidió la devolución del dinero prestado. Terminaron en el juzgado donde Gutenberg entrega su taller a Fust.

        Posteriormente, Gutenberg fue apadrinado por ADOLFO DE NASSAU quien le concedió incluso la exención de impuestos.

        Gutenberg muere en 1468 prácticamente ciego.

        • La Biblia de Gutenberg

        Constaba de dos volúmenes, con 1248 hojas de gran formato.

        El primer volumen tiene 325 hojas y el segundo 317. Cada hoja contenía 42 líneas a dos columnas. El tipo de letra era gótica, robusta y angular llamada de tipo MISAL. Además de esta letra existían en el texto NEXOS y ABREVIATURAS.

        Las tintas empleadas eran negras y se dejaron huecos para el rubricador.

        El rubricador de esta Biblia, ENRIQUE CREMER, era el encargado de poner la fecha, cosa que no hizo y las iniciales.

        Se conoce que se tiraron unos 150 ejemplares en papel y 30 en pergamino de los que solo se conservan 47 aunque completos solo 4 en pergamino y 17 en papel.

        Fue la obra cristiana más importante de la época como prueba las más de 127 ediciones de biblias que se hacen dentro del siglo XV.

        La Biblia de Gutenberg es la obra más importante de este impresor aunque se le atribuyen otras obras como CATHOLICON DE Juan Balbi, obra de gramática y vocabulario latino hecho en el siglo XIII. Esta obra lleva un largo colofón donde constan el año, 1460 y el lugar de impresión, Maguncia.

        También se le atribuye a Gutenberg la BIBLIA DE 36 LÍNEAS empezada por él pero terminada por sus discípulos.

        Fust, tras quitarle el taller a Gutenberg se juntó con un discípulo de aquél, PETER SCHOEFFER para la realización de otras obras nuevas. De ambos se conserva, una obra de 1457, el SALTERIO DE MAGUNCIA y también un códice de salmos CODEX

        PSALMORUM. Esta obra llevaba impresas en azul y rojo las letras capitales y en el colofón los nombres de Fust y Schoeffer. Esta obra fue reimpresa en 1459.

        Tras la muerte de Fust, Schoeffer se quedó con la hija de aquél y el taller donde el matrimonio continuó imprimiendo hasta 1502. en este periodo imprimieron más de 200 obras diferentes de las cuales destacamos la Biblia llamada BIBLIA DE LAS 48 LÍNEAS que llevó el escudo del editor, característica particular que se dará con más frecuencia a partir del siglo XVI. Además Fust, diseñó un tipo de letra más pequeño para las obras de mayor divulgación.

          • La difusión de la imprenta por Europa

        La invención y difusión de la imprenta marcan un hito en la historia de la cultura y la civilización. La imprenta conforma autoridad al libro. Permitió producir un primer producto uniforme y repetible y muy progresivamente una incipiente producción en masa.

        Según algunos autores, en el primer siglo de la imprenta, los devocionarios y libros de oras en tamaños de bolsillo fueron los más numerosos.

        Gracias a la mecanización de este proceso, el libro deja de ser un objeto precioso e inaccesible para ser algo accesible y movible que llegaba a más mercados lo que da lugar al comercio del libro.

        Desde su comienzo, la imprenta aparece como una industria regulada como cualquier otra y el libro era un objeto rentable y bien hecho.

        La tipografía consiguió entre otras cosas una unificación en el lenguaje, primeramente en el alemán.

        Un taller para su funcionamiento requería fundidores para las matrices, grabadores para los punzones, correctores de pruebas, maquinistas, cajistas, encargados de la impresión, responsables de la composición y el encargado de las tintas.

        La gente que se reclutaba en un taller eran personas relacionadas con el mundo del libro: libreros, copistas, encuadernadores, rubricadores, papeleros, grabadores, estudiantes y universitarios que se dedicaban a la corrección delos textos.

        • Alemania

        Uno de los primeros impresores alemanes fue MENDELIN SELESTAD cuyo taller estuvo en Estrasburgo. Se sabe que redujo el número de páginas para abaratar los libros y que editó en alemán para que llegase a la mayor parte del público. En un principio publicó una biblia en latín de menos páginas y líneas que la de Gutenberg. También publicó otra biblia en alemán.

        Otra ciudad que destacó por ser sede de muchos talleres fue Colonia, donde se llegaron a imprimir mas de 1300 títulos de pequeño formato escritos en latín y muchos otros sobre cuestiones teológicas debido a la influencia de su universidad.

        ULRIC ZELL Y QUENTELL vivieron también en Alemania.

        A Quentell se la debe CRÓNICA DE COLONIA que da noticia del comienzo de la imprenta y que el invento se le debe a Gutenberg.

        Otra de las ciudades mas destacadas del país, donde hubo numerosas imprentas fue Ausburgo. Aquí encontramos los talleres de GUNTER ZAINER. La novedad que encontramos aquí en 1468 es la utilización de grabados de madera que se impondrán en las publicaciones y en el resto de Europa. Cuando imprimían, los huecos dejados para las iluminaciones, se harán con sellos de madera. De Zainer se conserva la LEYENDA AÚREA en dos volúmenes que contiene más de 130 grabados de madera. Importante en Alemania fue ANTÓN KOBERGER que tuvo su taller en Nuremberg alrededor de 1470 y que era el maestro de la utilización del grabado en madera. A él se le atribuye el impulso de los sellos de madera. Tuvo como encargo el LIBER CHRONICARUM de SCHEDEL, obra que contiene cerca de 2000 grabados. Gran parte de estos grabados eran ciudades imaginarias. A destacar la imagen de Jerusalén. En España se conservan más de 40 ejemplares, uno de ellos en la biblioteca Histórica de la Complutense.

        En Alemania a finales del siglo XV había unas 60 ciudades con talleres.

        • Italia

        Las ideas humanistas y renacentistas se verán reflejadas en las publicaciones. Por ese gusto por el arte, tendrán también gran gusto en la confección de los libros. Aportan belleza y novedad en los tipos y la presentación de los libros, a las ilustraciones y abren las miras en la temática.

        Se mantiene la temática religiosa y por otro lado surge la temática renacentista por la vuelta a los clásicos.

        Buena parte de los impresores de Italia son alemanes.

        Hay dos impresores alemanes que viajaron a Italia para trabajar para la Curia: CONRAD SWEYNHEIM y A. PANNARTZ.

        Una ciudad puntera en Italia fue Venecia.

        El más famoso impresor veneciano de origen alemán fue RATDOLT responsable de la invención de la PORTADA. Imprimió la obra CALENDARIO de REGIOMONTANO. En la primera página de esta obra figuran el título, nombre del autor, ciudad, fecha y nombre de los impresores.

        Al final del siglo, se cree que había en Venecia unos 150 talleres de los cuales salió una producción de unos 4000 ejemplares.

        • Francia

        La imprenta se establece en Paría en 1470. Esta tardanza se motivó por la oposición de los copistas, iluminadores, etc... que veían peligrar su empleo.

        Pusieron mucho cuidado en las primeras impresiones que fueron libros de oras.

        A destacar los impresores franceses JEAN DUPRÉ y ANTOINE VÉVARD.

        París siguió enfrascada en la elaboración de obras para el estudio y también libros en latín para alumnos y profesores.

        La competidora de París fue LYON donde la mayoría de libros editados lo fueron en lengua vernácula buscando un público más amplio.

        • Inglaterra

        WILLIAM CAXTON fue el primer impresor inglés aunque aprendió el oficio en Bélgica y su primera obra fue publicada en Brujas en 1473, RECUEL OF THE HISTORIES OF TROYE traducida al inglés por el propio Caxton.

        En 1477, Caxton vuelve a Inglaterra, a su taller de Westminster donde publica el primer incunable inglés THE DICTES OR SAYENGS OF THE PHILOSOPHERS

        • Portugal

        El primer impreso fue la TORÁ publicado en FARO en 1487 en lengua hebrea.

        Además de este taller los hay en Lisboa, Oporto y Chaves.

        • España

        La información es escasa en torno a la introducción de la imprenta, pero se sabe que llegó en los 70 de la mano de impresores alemanes. El camino de introducción fue Italia, por los tipos sueltos con los que empezaron, de tipo romano. La primera obra fue el SINODAL DE AGUILAFUENTE conservado en Segovia y que contenía las constituciones aprobadas en un sínodo celebrado en Aguilafuente en 1472. La finalidad de imprimir este libro fue recordar a los clérigos sus obligaciones. Consta de 48 hojas impresas con un tipo romano, no tiene colofón aunque fue impresa con toda probabilidad antes de que acabase el año 1472 en Segovia por JUAN PARIX.

        A suscitado extrañeza que este documento impreso lo fuera en Castilla y no en Aragón ya que la imprenta entró por el norte de la península. Se supone que Segovia vive en esos años uno de sus momentos históricos, era el centro de la vida política y social en España puesto que en 1474 es proclamada reina de España Isabel la Católica en Segovia. Se puede afirmar que entre 1470 y 1484 hubo en la península dos clases de imprentas:

          • introducidas por los alemanes asentados en Aragón y que trabajan según la normativa Gutenber.

          • escuela española asentada en Castilla donde manejan tipos móviles de madera tallados de forma artesanal.

        Había talleres también en Barcelona, Zaragoza, Valencia y Sevilla en la época del taller de Parix en Segovia.

          • Barcelona

        La primera obra importante fue la GRAMÁTICA de NICOLÁS PERATUS, impresa por JUAN DE SALZBURGO en 1475.

        Salvo obras como la anterior y obras de tipo ético hubo un interés especial por parte de algunos impresores como NICOLÁS SPINDELER en publicar en lengua vernácula. A éste se le atribuye TIRANT LO BLANCH salido de un taller valenciano de Spindeler.

        Spindeler viajó por toda la zona del Mediterráneo estableciendo talleres.

          • Zaragoza

        Encontramos el primer libro impreso que reúne todas las características para considerarlo el primer libro impreso en España, MANIPULUS CURATORUM salido del taller de MATEO FLANDRO en 1475, primer libros que además de llevar la fecha, lleva el nombre del impresor.

        En1476 se publican los FORI ARAGONUM en tipo gótico, en otro taller de Zaragoza.

          • Valencia

        Tuvo una enorme actividad impresora por ese gran potencial económico y cultural de la zona. Se sabe que uno de los introductores de la imprenta fue el alemán JOCOBO VITZLANT. Enseñó el oficio a otros oriundos valencianos y a su muerte, el taller pasó a manos de LAMBERTO PALMART.

        Una de las características del taller de estos impresores fueron las obras clásicas y a ellos se les atribuye una de las partes de SUMMA de Santo Tomás de Aquino.

        En 1482 encontramos publicado el primer libro valenciano, FURS DE VALENCIA y poco después publican la BIBLIA VALENCIANA.

        Spindeler se movió a Valencia de donde salió Tirant lo Blanch, 1490. De esta obra se tiraron cerca de 700 ejemplares.

          • Salamanca

        A pesar de residir allí buena parte de la comunidad universitaria de España, l mayoría de los impresos fueron anónimos. Sin embargo sí sabemos que de esta ciudad salió la GRAMÁTICA CASTELLANA de Antonio de Nebrija en 1492 de tipografía romana.

          • Sevilla

        Tenemos impresores como Antonio Martínez, Alfonso del Puerto y Bartolomé Segura que introdujeron la imprenta en Sevilla aproximadamente en 1477.

        Hay un grupo muy conocido de impresores llamados los COMPAÑEROS ALEMANES que fueron los primeros en tener su sello personal. Fueron relevantes las obras de CRÓNICA DE ESPAÑA, de 1482 y el VOCABULARIO UNIVERSAL en latín y romance de Alfonso de Palencia impresa por los Compañeros que fueron PABLO DE COLONIA, JUAN DE NUREMBERG, MAGNO HERBST y TOMÁS GLOCKNER.

          • Zamora

        El impresor más relevante fue ALONSO DE CENTENERA, impresor característico del periodo incunable español por los tipos que utilizaba, por sus grabados y porque la mayoría de sus libros estaban en castellano y eran de autores españoles.

        Otras ciudades como Burgos, Valladolid, Granada, Pamplona, Palma o Toledo entre otras contaron también con talleres tipográficos. Se contabilizan hasta 26 lugares españoles con talleres de impresión durante el siglo XV.

          • Los incunables

        Por este término se conocen los libros impresos desde el comienzo de la imprenta hasta 1500. Lo que les distingue es la fecha de impresión. Sin embargo algunos autores proponen otra división cronológica, dicen que sus obras más importantes fueron impresas después de 1500 lo que podría prolongarse hasta el 1530. Los hay que hacen alusión a la llegada de la imprenta a otros países para alargar el periodo incunable. Sirva de ejemplo el caso de Escandinavia, donde la imprenta llegó mucho más tarde y el periodo incunable llega hasta 1550. Para Hispanoamérica, los incunables son las obras realizadas en el siglo XVI en Méjico y Perú e incluso con posterioridad en Argentina.

            • Características de los incunables

          • Carecen de portada porque imitan a los códices medievales. Fecha, autor, título y lugar de impresión aparecen en el colofón. Una obra se distingue de la otra por la marca tipográfica situada en el incipit y otros en el final. La excepción de la obra con portada es el Calendario de Regiomontano.

          • Dejaban las ARRACADAS, espacios en blanco destinados a las iniciales diseñadas por el iluminador con posterioridad.

          • Los incunables no tenían división por capítulos y a veces entre un párrafo y otro colocaban CALDERONES.

          • Carecían de pie de imprenta, solo tenían una especie de colofón. La excepción es el Salterio de Maguncia de Fust y Schoeffer.

          • No estás paginados ni foliados pero pronto se recurrió al uso de signaturas, registros y reclamos para encuadernar correctamente.

          • El formato es grande , tipo folio y a dos columnas aunque existen excepciones en Cuartilla.

          • Contienen muchas abreviaturas. Son textos sin apenas espacios en blanco, apenas signos de puntuación y con amplios márgenes.

          • El tipo de letra más común fue la gótica con variantes aunque en el caso español e italiano se usó la de tipo romano, rotunda o redondeada.

          • La mayor parte de los incunables eran de temática litúrgica aunque poco a poco se observa la aparición de obras jurídicas y de literatura clásica para el creciente público.

        Tema 8- Las Bibliotecas en el Renacimiento.

          • Las Bibliotecas Italianas

        Una de las principales características del Renacimiento es el tópico que supone la salida de la oscuridad medieval en la que estuvo la cultura en los monasterios y órdenes religiosas. El Renacimiento es un movimiento cultural, artístico, intelectual, relacionado con todo la profano, el hombre es el centro del universo. Se caracteriza por el naturalismo y no tiene ningún pudor en reflejar todo los relacionado con la cultura del hedonismo. Esta explosión la vamos a observar en una inclinación de los grandes Señores hacia la cultura representada en el conocimiento y los libros. Esta explosión está representada desde el siglo pasado con autores como Petrarca y Bocaccio.

        El primer Renacimiento podemos situarlo en Italia hacia el 1350. Este movimiento pronto tuvo su expansión por toda Europa en el ensalzamiento del Humanismo. El individuo es la razón última de la existencia, es el centro del universo y en trono a él se harán las mejores y más importantes obras.

        Todo esto trajo como consecuencia una devoción hacia los libros y la cultura y este desarrollo se vio propiciado por un auge en las letras, en el comercio del libro y la creación de bibliotecas.

        Podemos decir que unido a todo este espíritu de avance, Italia es el paradigma del caos estamental y estatal.

        Las funciones del bibliotecario, durante el Renacimiento, están definidas a la perfección. No de quedan en conocer las tareas básicas sino que el bibliotecario era la persona más culta, capaz de sugerir a su Señor los textos que debía adquirir y conocer. Además estaba la función de revisar y conocer los textos cuando eran copiados.

            • Bibliófilos Italianos.

        Nombres como Petrarca, siglo XIV o Bocaccio, discípulo del primero o Salutati, ministro de Florencia destacan como pioneros en el avance del Renacimiento italiano. Estuvieron empeñados en valorar al hombre, junto con la vuelta a los clásicos, obras griegas y clásicas romanas. Para ello ponen en marcha a gentes en busca de manuscritos que según estos intelectuales estaban olvidados. Estos autores fueron muy críticos con los monjes de su país porque decían que en el siglo precedente había existido una dejadez con los libros. Por diversos motivos, el auge en el comercio del libro se observa a partir de mediados del siglo XIV y comienzos del siglo XV. Podemos hablar de esplendor en lo que bibliotecas privadas se refiere. Tener una colección significaba prestigio, poder, influencia, etc...Era un signo de modernidad. No solo prima el reunir libros sino reunir libros escogidos. La vida literaria se centró en las grandes ciudades literarias del momento como VENECIA y FLORENCIA gracias al dinero de los grandes banqueros que residían en esas ciudades.

        A destacar la familia MEDICCI, cuyo patriarca COSME, se asentó en Florencia y tuvo grandes asesores al adquirir su colección libraria. Cosme mantuvo el crecimiento de la biblioteca familiar siempre asesorado. Sus hijos la continuaron aunque hay que destacar a LORENZO EL MAGNÍFICO, siglo XV, uno de los Médicis que mayor auge le dio a la biblioteca MEDICEA con grandes obras muy valiosas. Heredó mas o menos 158 ejemplares de códices latinos, carolingios, griegos, hebreos, árabes, etc...y durante su vida, la biblioteca alcanzó el millar de ejemplares. Estas bibliotecas eran para el uso de los propios Señores e intelectuales como PICO DELLA MIRÁNDOLA. A la muerte de Lorenzo, la biblioteca queda dividida, división que intentaron solventar sus herederos un siglo después.

        MALATESTA, Señor de CESENA, fue otro de los poseedores de una biblioteca privada en Italia. Fundó su biblioteca en un convento, sumando sus libros a la colección de los monjes, sirviéndose de los franciscanos para la copia. A su muerte, la biblioteca siguió funcionando.

        La Familia ESTE o DUQUES DE FERRARA contaron con otra biblioteca que tuvo unos 500 volúmenes. La familia se trasladó a MÓDENA donde llevaron su biblioteca. Conserva muchas obras griegas traducidas al italiano.

        En MILÁN, encontramos a al Familia VISCONTI, primera familia que tuvo peso en Milán. Fueron suplantados por los SFORZA quienes tuvieron una gran biblioteca. Se conoce el dato de que durante el primer tercio del siglo XV poseían el millar de volúmenes y además de obras en latín e italiano, tenían obras en francés, lo que demuestra la comunicación con el país vecino.

        El DUQUE DE MONTEFELTRO mandó construir en URBINO un castillo para albergar su biblioteca en la que abundaron manuscritos destacables por sus caligrafías e iluminaciones que en su gran mayoría eran paganos. Los sucesores de Montefeltro aumentaron la biblioteca hasta que en 1630 la biblioteca pasa a engrosar parte de las arcas del Vaticano.

          • El Vaticano

        Lo primero que hay que saber es que la biblioteca del Vaticano no nace en esta época aunque tiene su auge en este periodo.

        De esta biblioteca hay noticias desde el año 649, cuando el CONCILIO DE LETRÁN. Durante toda la Edad Media hay constantes alusiones a los fondos vaticanos pero por razones desconocidas, los libros se dispersaron o se trasladaron con los Papas cuando éstos fueron expulsados en el Cisma de Avignon. Se dice que se llevaron 2400 volúmenes pero cuando regresaron a Roma, muchos quedaron dispersos.

        Parece que los actuales fondos están formados por obras de los siglos XV y XVI porque el Papa Nicolás V estuvo asesorado por expertos buscadores de libros que necesitaban volver a darle prestigio a la biblioteca Vaticana que según ellos debía de haber tenido. Los sucesores de Nicolás V, intentaron mantener esta política de adquisiciones pero será en tiempos de Sixto IV cuando la biblioteca adquiera fondo científico. Al término de la época renacentista llegó a ser la principal biblioteca renacentista del mundo y fue modelo de la biblioteca de Felipe II y el Rey de Baviera.

        Esta biblioteca, durante esos años, consigue todo el reconocimiento.

        En 1527, Carlos V obligó a cerrar la biblioteca tras el saqueo que realizó en la ciudad de Roma. Durante siglos, la biblioteca permaneció cerrada para uso exclusivo de los Papas hasta que a finales del siglo XIX el Papa León XIII permite la consulta de la biblioteca y el archivo instalado junto a la sala de lectura que para entonces contaba con unos 60.000 volúmenes.

        Con respecto al devenir histórico durante estos siglos que se mantuvo cerrada, el papel de la biblioteca Vaticana fue servir a la religión en tiempos de la Reforma. La biblioteca ha terminado siendo uno de los centros de investigación religioso, humanístico e histórico más importante del mundo.

        Se sabe que cuenta con 700.000 impresos, entre ellos unos 7000 incunables y 60.000 manuscritos de valor incalculable. Tiene joyas como el CÓDICE VATICANO, del siglo IV, el VIRGILIO VATICANO, del siglo IV, el VIRGILIO ROMANO, del siglo V y los EVANGELIOS VATICANOS del siglo VIII.

        Hay que destacar también como biblioteca importante la de ALFONSO V, del siglo XV, rey de Aragón, Sicilia y Nápoles. Fue un gran coleccionista y su biblioteca se denominó BIBLIOTECA ARAGONESA que alcanzó una gran importancia en su tiempo y con su hijo Fernando, al dotarla de los medios necesarios para un mejor funcionamiento, traductores, iluminadores, etc...Entre los fondos encontramos códices latinos, griegos, italianos y obras en castellano. Esta biblioteca sufrió varis vaivenes y encontramos sus partes en Francia y España.

          • Bibliotecas Castellanas

        Tanto el rey Juan como su hija Isabel la Católica, no tuvieron bibliotecas propiamente dichas como las conocemos aunque sí hubo colecciones de los monarcas en sus casas y palacios por Castilla y Aragón. Siempre estuvieron asesorados en la adquisición aunque los fondos estuvieron dispersos por sus residencias de Segovia, Granada, Sevilla, Toledo y Arévalo son algunas de los principales lugares onde Isabel tenía casas y colecciones. Es destacable que muchos de los libros monárquicos eran manuscritos y los menos impresos. Del fondo de Isabel podemos destacar tres materias:

          • Libros jurídicos: partidas, fueros, ordenanzas, etc...

          • Libros religiosos

          • Crónicas

        Debemos destacar las colecciones de otras bibliotecas castellanas conocidas por sus usuarios:

        -BIBLIOTECA DE LOS CONDES DE BENAVENTE, instalaron su biblioteca en el castillo que sirvió a Juan II para organizar sus expediciones militares. El responsable de la puesta en marcha de esta biblioteca fue ALONSO RODRÍGUEZ DE PIMENTEL. La biblioteca alcanzó unas expectativas de crecimiento notable además de unas grandes dimensiones. Alonso realizó un inventario delos libros de la biblioteca y a su muerte se publicó un catálogo de las obras de la biblioteca durante y posteriormente a su gestión. Esta biblioteca contenía obras variadas: crónicas, manuales de todo tipo, libros de religión y filosofía, obras de autores árabes. El acceso a estas bibliotecas era restringido solo permitido a los nobles de la cohorte.

        Funcionó la copia de libros. La gran mayoría de obras estaban escritas en papel con excelentes encuadernaciones y buenas ilustraciones.

        Los descendientes de los condes tuvieron gran interés en la continuación de la biblioteca pero entre finales del siglo XVI y principios de XVII es trasladada a Valladolid. Aquí había estado instalada la colección de los CONDES DE CONDOMAR.

        Existen inventarios de cómo se reunió esa colección y qué obras la formaban.

        Una buena parte de la colección de los Condes de Benavente y de los Condes de Osuna se han encontrado a lo largo del siglo XIX dispersos por librerías de la zona castellana.

        Otro noble importante fue ENRIQUE DE VILLENA, personaje importante dedicado a la intelectualidad fue un gran aficionado a los libros de armas, extraordinario políglota y que disfrutaba con las ciencias ocultas. No se conoce el dato de cuántos fueron sus libros pero sí documentos que hablan sobre las materias: griego, árabe, judío, padres de la iglesia, contemporáneos italianos, Juan de Mena, Marqués de Santillana, ciencias ocultas y libros de armas.

        A su muerte, todos sus detractores quemaron buena parte de sus libros, especialmente los de ciencias ocultas.

        El MARQUÉS DE SANTILLANA o IÑIGO LÓPEZ DE MENDOZA, coetáneo de Mena y Villena, fue muy importante en su tiempo. Era de una familia rica aficionada a la bibliofilia y al coleccionismo lo que traía consigo un espíritu especial.

        Esa posición desahogada le permitió hacerse con grandes obras del momento encargadas por él mismo. En todas estas obras aparecían sus armas, emblema y divisa. Sus emisarios recorrieron toda Europa para traerle toda la literatura clásica.

        Sus hijos cuidaron la biblioteca, como Diego, que mantuvo también la actividad literaria durante largo tiempo. La biblioteca estuvo ubicada en el PALACIO DEL INFANTADO en Guadalajara hasta el año 1702 cuando sufrió un incendio. La desgracia de este incendio tuvo graves consecuencias para la colección y las obras realizadas por el Marqués. A pesar de los avatares, la colección se mantuvo más o menos unida hasta 1884, momento en el que el Gobierno compra la colección a los Duques de Osuna.

        Una parte importante de los manuscritos e impresos comprados fueron a la Biblioteca Nacional y otra parte de la colección se esparció por España.

        JUAN DE MENA, fue colaborador del propio Rey. Entre sus aficiones realizó diversas versiones fiables de obras latinas e incluso tradujo para el Rey LA ILIADA.

          • Otras Bibliotecas Europeas

        Francia

        Su monarca, Juan II el Bueno adquirió una importante colección durante su vida. Colección que dejó a sus hijo como Carlos su sucesor. Éste había adquirido muchas obras clásicas que mandó traducir así como los autores del momento y las obras de San Agustín al francés. Para ello, Carlos, habilitó un espacio singular, una de las torre del LOUVRE para albergar su biblioteca.

        Otro hijo de Juan II y hermano de Carlos pero que tuvo menos protagonismo en la vida monárquica fue el DUQUE DE BERRY, Felipe, que destacó por su afición a la bibliofilia. A él se dedicaron algunos de los libros de oras más impresionantes del Renacimiento como el BELLES GRANDES HEURES DE DUC DE BERRY. A su muerte, la colección se dispersa y muchos libros sirvieron como pago de sus deudas.

        DUQUES DE BORGOÑA, contaron con una gran colección libraria conservada en su casa de DIJON. Esta colección, que contenía fundamentalmente libros de características religiosa, fue heredado por su hijo, pero tras su muerte, la colección pasó a la CASA DE HABSBURGO

        Inglaterra

        La familia LANCASTER. El hijo pequeño de Enrique IV fue conocido como DUQUE DE GLOUCESTER y por ser un excelente bibliófilo como toda su familia. Su padre, Enrique IV pasó a la historia por ser el protector de William Caxton

        Hungría

        El rey, MATIAS CORVINO fue importante en Europa por ser un gran bibliófilo y coleccionista. Fue educado dentro del espíritu renacentista y gustaba tanto de las armas como de los libros.

        Tuvo una gran colección libraria y gracias a él entró la imprenta en su país. Tras su muerte la colección desaparece porque su casa es tomada por los turcos.

        Estaba casado con la hija de Fernando de Nápoles, Beatriz de Aragón quien intentó conservar el patrimonio bibliográfico.

        Tema 9- Las Bibliotecas en el Siglo XVI

        Durante el siglo XVI tiene lugar una serie de cambios en Europa, relevantes porque influyeron en la proliferación de bibliotecas.

        En este siglo nacen las bibliotecas que con el tiempo serán Bibliotecas Nacionales.

          • La Influencia de la Imprenta y la Reforma

        Una de las opiniones más generalizada es que la lectura había crecido en el siglo anterior y que sufre un aumento considerable en este siglo. Todo esto aumenta el comercio del libro.

        Hasta la segunda mitad del siglo XVI, el libro conserva características propias de los incunables.

        Un dato interesante es que cada vez mermaban más los vendedores ambulantes de libros ya que los talleres cada vez más hacían de tienda donde se vendían los libros. Se asienta el comercio del libro.

        Aumentaron mucho los libros de estudio como cartillas escolares hasta obras de derecho, medicina, etc...obras de los clásicos y grandes pensadores y no hay que olvidar que se observa a lo largo del siglo un aumento enorme de impresión de obras en Lengua Vernácula lo que no quiere decir que no se publique en lenguas clásicas.

        Además de estas obras educativas aumentan las obras de poesía y novela de Caballería.

        Este aumento del libro, lectura, etc... trajo consigo en la producción libraria una serie de factores para difundir el libro como el abaratamiento del mismo.

        Una de las formas de abaratamiento era un aumento en el número de tiradas que iban ya por miles. Además de ese aumento buscan fórmulas para que el aspecto interno del libro salga más barato como modificar el tipo de letra, cuando el libro lo permite. Se apuesta por la LETRA REDONDA. Este abaratamiento lo observamos en la mayoría de los países. La letra redonda permite una lectura más rápida e introducir más caracteres por línea y más líneas por página. Esta es una constante para toda Europa menos para Alemania, donde emplearán la letra gótica.

        No escatiman en la introducción de ilustraciones hechas de grabados en cobre. Las encontramos en libros de medicina, anatomía, biología, arquitectura, fauna, flora y MAPAS ya que es la época de expansión ultramarina.

        El libro en su conjunto, como difusor de ideas, se convierte ene l protagonista y caballo de batalla de la polémica religiosa que va a sacudir a Europa en el siglo XVI.

        La REFORMA es un movimiento que por un lado nación con el deseo de imponer sus ideas destruyendo lo existente pero también crearon tantos o más libros y bibliotecas como destruyeron.

        Esta cara negativa de la Reforma se observó en Alemania en mayor medida y en Francia así como el Inglaterra y otros países europeos.

        La Reforma contribuyó a poner en marcha el primer cimiento de lo que luego serían las bibliotecas municipales en Francia y Holanda, Lyon y Ámsterdam.

        Los Jesuitas pusieron gran empeño en estas bibliotecas.

        Se observa también en este siglo el surgimiento de las bibliotecas universitarias en diferentes países:

          • Alemania: KONISBERG Y WITTEMBERG

          • España: BIBLBIOTECA UNIVERSITARIA DE ALCALÁ DE HENARES

          • Holanda: UTRECHT Y LEYDEN

          • Suiza: GINEBRA

          • Escocia: EDIMBURGO

        Las naciones más católicas fueron las que contaron con más centros regidos por jesuitas que dan gran importancia la libro con funciones pedagógicas.

        En este siglo, las mejores bibliotecas privadas pertenecieron a gente adinerada. Entre las bibliotecas reales han perdurado tres que hoy tienen categoría de Bibliotecas Nacionales:

          • BIBLIOTECA NACIONAL FRANCESA

          • BIBLIOTECA DE BAVIERA

          • BIBLIOTECA AUSTRIACA

        También de esta época son otras bibliotecas importantes como la de WOLFENBÜTTEL, biblioteca de un noble alemán todavía hoy existente y la BIBLIOTECA DE EL ESCORIAL y la COLOMBINA en Sevilla.

            • Alemania

        Es una nación que tiene una importancia decisiva en la producción y distribución de obra literaria porque su principal interés en este siglo es el de asentar, difundir y adoctrinar al pueblo y a Europa la Reforma Protestante.

        Los alemanes pretendían escindirse de la Iglesia Romana porque para ellos era preciso volver a las fuentes de la Moralidad y la Espiritualidad. Esto se encontraba en las Sagradas Escrituras, obras de los Padres de la Iglesia y la vuelta a los Clásicos. De ahí el interés de publicar la literatura religiosa desde el punto de vista que ellos defienden lo que deriva en el aumento de la impresión de libros y folletos doctrinales.

        ERASMO DE RÓTTERDAM es uno de los Padres de la Reforma Protestante y es quien reedita Sagradas Escrituras, a los Clásicos y las principales obras de los Padres de la Iglesia, para lo cual trabajo con FROBEN que se especializó en la edición de obras en griego y latín llegando a editar más de 250 obras.

        Además de estas obras, hay muchas obras clásicas griegas y latinas en las que Erasmo acompañó comentarios explicativos pero también es autor de varias obras como ELOGIO DE LA LOCURA, ADAGIA y los COLOQUIOS.

        MARTÍN LUTERO era monje. Defiende que la Verdad está en las Escrituras y que el Hombre está capacitado para llegar al Conocimiento a través de la lectura. Dijo también que había que prescindir del magisterio de la Iglesia. Hay una ruptura y un enfrentamiento con Roma.

        En su ciudad natal, Wittemberg, se empiezan a publicar sus obras de la mano de un impresor que se vio pronto desbordado de trabajo necesitando un segundo impresor.

        En 1520, se imprime en Alemania A LA NOBLEZA CRISTIANA DE LA NACIÓN ALEMANA.

        Lutero realizó también una traducción del Antiguo Testamento y la Biblia completa.

        Entre Las obras de Lutero abundaron manifiestos, sermones y obras de carácter polémico. Se conoce la cifra de aproximadamente “ millones de obras.

        En Wittemberg, además de existir una universidad, destacó por ser la ciudad natal de Lutero y por su gran número de talleres. A esta ciudad la sustituyó Francfort, por cuestiones estratégicas y porque allí se celebraban dos ferias anuales. También se hacían ferias en Leipzig.

        El número de obras presentado era bastante abultado y una característica importante era que se presentaban CATÁLOGOS de obras.

          • Las Bibliotecas en Europa

        Italia

        Este país tiene un personaje muy sobresaliente: ALDO MANUCIO. Vive más o menos entre mediados del siglo XV y principios del siglo XVI pero trabajó hasta 1515, año de su muerte.

        Su figura representa el impresor-editor, creía que el acceso a los libros y la cultura debe ser libre.

        Había nacido próximo a Roma donde estudió filología y donde ejerció la docencia a partir de las enseñanzas de GUARINO que le puso en vías de la docencia en FERRARA. Esta actividad docente podría ser fructífera si la encaminaba hacia la producción libraria y se instala en VENECIA donde monta su taller de impresión-edición.

        Su tarea consistió en imprimir de forma sistemática ediciones perfectas de las obras de los CLÁSICOS en griego, autores como Aristófanes, Aristóteles, Tucídides, etc...Este esfuerzo intelectual se vio recompensado económicamente. Sin embargo Manucio busca la manera de llegar a más público sin perder dinero y lo consigue mediante la publicación de los libros IN OCTAVO.

        Con la publicación de estos libros, tuvo un cierto desahogo económico que le permitió preparar obras de Clásicos latinos e italianos.

        Esta colección in octavo tuvo un éxito arrollador. No solo por el tamaña sino que también se preocupó por la tipografía. Manucio, empieza a utilizar un tipo de letra diseñado para él por FRANCESCO GRIFO, que se distingue por ser una letra inspirada en la cursiva papal, es decir, es cursiva o itálica y en su momento se la conoció como LETRA GRIFA, CANCILLERESCA o ALDINA.

        Con posterioridad se conoció a esta letra como BASTARDILLA.

        Con esta nueva colección de libros in octavo se quiso poner en marcha una serie de libros personales (de bolsillo) que pudiesen ser transportados con facilidad. No eran libros destinados a bibliotecas ni a instituciones. El hecho de que redujese el formato del papal más el incluir una letra cursiva, le permitía incluir más texto y más caracteres, una visión económica e inteligente. Todo esto permitía tiradas más amplias.

        Un primer libro de esta colección fueron las obras de VIRGILIO. El primero de esa colección apareció en 1501. Después le siguieron otros Clásicos como Horacio, Petrarca o Dante. Un dato importante es que Aldo Consigue el privilegio de impresor, lo que significaba la exclusiva de imprimir. Aún con todo le salieron muchos imitadores.

        A sus libros se les conoce como Libros Aldinos.

        Además, Aldo, preparaba y corregía cada uno de los textos que le interesaba publicar.

        Las obras que con seguridad fueron más duras de preparar fueron las obras princeps de las obras griegas.

        Plasmó su emblema en todos sus libros (ancla y delfín) cuya leyenda es “Festina Lente”, el ancla representa la seguridad de Manucio y el delfín podría significar el espíritu jovial que tuvo el impresor.

        Muerto Aldo, su taller continuó de la mano de su primogénito y después de su nieto.

        Otros editores fueron los GIOLITO y la familia GIUNTA ( después hispanizada como los Junta).

        Francia

        Hay que considerar que al ser vecino de Italia, Francia está constantemente en conexión con ese país.

        La singularidad del libro francés es que siempre destacaron por tener un gusto exquisito en la iluminación y la encuadernación de las obras.

        Van a intercambiar conocimientos con Italia.

        De este periodo salen algunos de los mejores tipógrafos que además eran artistas, de la historia del libro. Algunos de ellos innovaron nuevos tipos para la imprenta mundial. Fueron por ejemplo GRANJON y CLAUDE GARAMOND que destacaron por ser tipógrafos.

        En el mundo de la edición encontramos a la familia ETIENNE que destacaron como editores.

        El patriarca de los Etienne diseñó unos tipos romanos de gran vigencia en la actualidad. Fueron una familia de editores, filólogos y eruditos. Van a funcionar durante todo el siglo XVI momento en el cual publicaron muchas obras.

        La familia HENRI, el primero de ellos estuvo inclinado por la publicación de obras litúrgicas y también de obras de matemáticas y medicina. Su hijo, Robert, por el contrario fue perseguido por sus ideas calvinistas. Tuvo que emigrar a Suiza, viviendo a caballo entre Francia y ese país.

        A la muerte del rey francés, Francisco I, Robert fue nombrado impresor real. Fue autor de un tesauro que sentó historia en la bibliografía francesa THESAURUS LINGUAE LATINAE . También realizó la obra del Diccionario Francés-Latín, Latín-Francés.

        Esta producción editorial se hizo primero en París y luego en Ginebra.

        La producción editorial de Robert Etienne llegó a alcanzar más de 500 títulos de los cuales apenas un 10% estaban en francés.

        El hijo de Robert hizo una nueva versión mejorada del tesauro de su padre.

        Destaca la ciudad de LYON, lugar estratégico en el cruce de caminos de Europa. Es una ciudad muy importante porque se celebraban ferias y porque desde allí se abría un mercado de importación hacia Venecia, Milán, España, etc...

        La especialidad de las obras que se presentaban en esta ciudad eran obras de derecho civil y también canónigo.

        Esta ciudad alcanza su esplendor a mediados del siglo XVI.

        No debemos olvidar a JEAN GROLIER, uno de los mejores encuadernadores de Francia que tuvo su taller en esta época.

        • Biblioteca Nacional Francesa

        Arranca del siglo XVI y es una colección que nace a instancias de Francisco I. Él, une a su biblioteca privada las colecciones de sus antecesores mas inmediatos y se fue haciendo con otras colecciones de personajes relevantes.

        La primera ubicación de la Biblioteca Nacional Francesa fue en el castillo de FONTAINEBLAU, en 1547.

        Para llevar a delante la gestión de la biblioteca, el monarca eligió a G. BUDE. Este personaje fue un gran humanista y estableció el DEPÓSITO LEGAL.

        Años después de la puesta en marcha de la biblioteca, ésta es trasladada a París donde recibió una importante donación de CATALINA DE MEDICI.

        La biblioteca creció hasta que en tiempos de Luis XIV se conoce la cifra de 70.000 volúmenes dentro de la colección nacional. A finales del siglo XVII, el encargado de la biblioteca abría ésta al público dos veces a la semana.

        A finales del siglo XVIII, la vida de la biblioteca se vio truncada sufriendo diversos expolios y robos. Tras estos, años en 1792, la biblioteca pasa a ser propiedad de la nación lo que implicó cambios internos en la biblioteca y en su gestión y administración.

        Con Napoleón, la biblioteca pasa a llamarse BIBLIOTECA IMPERIAL y ve agrandada su colección.

        Terminado el periodo de la Biblioteca Imperial, pasa a ser nombrada BIBLIOTECA REAL y después, de nuevo, BIBLIOTECA NACIONAL.

        La mayoría de los fondos de esta biblioteca tuvieron un carácter erudito. Sus responsables s hacían llamar Conservadores y tenían la idea de que su trabajo era cuidar el libro antiguo.

        Hoy, la Biblioteca, es una de las más importantes del mundo por la valía de sus fondos antiguos y raros que pertenecen a Europa y Oriente y que fueron reunidos gracias a las incursiones de Francia en el mundo.

        Desde el punto de vista administrativo, la Biblioteca depende del Ministerio de universidades y tiene una finalidad clara orientada a la catalogación reunión de todos los fondos que ingresan por la vía de depósito legal.

        La Biblioteca está dividida en tres secciones:

          • Administración

          • Impresos

          • Documentos Especiales

        Aproximadamente, la biblioteca contaba con 12 millones de monografías, 300.000 manuscritos, 6 millones de estampas, 1´5 millones de mapas, 800.000 monedas y medallas y 500.000 documentos iconográficos.

        • Biblioteca Nacional de Baviera

        Es una biblioteca que nace a instancias del monarca. La andadura de esta biblioteca arranca de 1558, de la mano del DUQUE ALBERTO V que se rodeó de eminentes filólogos y eruditos que le aconsejaban en la compra de materiales, básicamente orientales (manuscritos hebreos y árabes) así como materiales en lenguas eslavas y romances y todos estos materiales van a reunirse para facilitar el estudio y el acceso a los estudiosos.

        Pronto, a su colección se suma la de su tío, Arzobispo de Salzburgo y posteriormente se suma el fondo de la familia FUGGER.

        Años después, en el siglo XVII, en tiempos de Maximiliano I, éste se adueña de la Biblioteca que finalmente acaba siendo cedida en parte al Papa.

        Durante el periodo de dominación napoleónica, las propiedades eclesiásticas se secularizar lo que afectó a un buen número de bibliotecas y a los fondos de la Biblioteca de Baviera, que se vieron dispersos aunque todos los expertos opinan que esta colección fue durante muchos años la mejor biblioteca de Alemania.

        Actualmente la Biblioteca cuenta con unos 4 millones de monografías, 40.000manuscritos y 16.500 incunables.

        Destacan BREVIARIO DE ALARICO de 506 y los poemas medievales CARMINA BURANA.

        • Biblioteca Nacional de Austria

        El principio se encuentra en la colección que heredó de su padre MAXIMILIANO I. Dicen que los libros heredados estaban repartidos en distintos castillo. El que se tomó las molestias de juntar en un lugar esa colección fue MAXIMILIANO II, rey de Bohemia que ejerció de emperador desde 1564. Se le atribuye a él, el hecho de obligar a los impresores a la entrega de tres ejemplares para la biblioteca de cada una de las obras impresas en su territorio.

        Parece que en un primer momento, esta biblioteca permitió el préstamo con cierta generosidad.

        Como la Biblioteca aumentaba, en el siglo XVII, los fondos son trasladados al palacio imperial.

        Las siguientes noticias de la Biblioteca son del siglo XVIII, cuando padeció una gran restricción en cuanto al préstamo hasta que en 1726 se inaugura un nuevo edificio al que se trasladan los fondos del palacio imperial quedando instaurada la Biblioteca.

        Al finalizar la Primera Guerra Mundial y al disolverse el Imperio Austrohúngaro, la Biblioteca pasó a llamarse BIBLIOTECA NACIONAL DE AUSTRIA.

        Con respecto a los fondos, cuenta con aproximadamente 2 millones de monografías muy valiosos, comparables a las mejores joyas del Vaticano como son GÉNESIS DE VIENA, del siglo VI y el SALTERIO DE CARLOMAGNO así como numerosos autógrafos de músicos.

        Suiza

        Fue siempre un paraíso donde se refugiaron buena parte de los intelectuales en el siglo XVI, por diversos problemas, perseguidos por sus ideas y por la publicación de obras heréticas.

        Durante el siglo XVI, se convirtió en un refugio para impresores reformistas y llegó a contar con 60 talleres. Éstos estuvieron dedicados a la producción de obras religiosas no permitidas en Francia.

        A mencionar dos familias de impresores: AMERBACH y FROBEN.

        • Inglaterra

        El desarrollo de la imprenta fue lento en comparación con otros países de Europa.

        A comienzos del siglo XVI solo había 5 talleres en toda Gran Bretaña, a lo que hay que sumar la prohibición de imprimir en inglés por lo que muchos impresores salen de la isla para poder imprimir.

        La impresión en inglés , a comienzos del siglo XVI, estaba prohibida, la publicación de bíblias era la que se llevaba y las obras en inglés se imprimían en el extranjero hasta que desde el gobierno llegó el monopolio que podía imprimir libros con privilegio real, la STATIONER'S COMPANY, cuyos miembros eran los únicos que podían imprimir. Esta compañía tuvo talleres en ciudades como OXFORD, Cambridge y LONDRES, ciudades universitarias.

        Esto funcionó hasta el siglo XVIII.

        • Países Bajos

        Producción libraria de temática religiosa, solamente la ciudad de AMBERES contaba en el siglo XVI con más de 60 talleres. No hay que olvidar la producción de mapas ya que nos encontramos en pleno periodo de expansión europea.

        CRISTÓBAL PLANTINO el mejor y más importante impresor de Amberes donde se instaló pese a ser de origen francés. Se instaló en Amberes en 1555 cuando monta su propio y en muy pocos años llega a ser el mas importante editor e impresor de Europa.

        Trabajó también en la ciudad de LEYDEN a donde acudió por motivos de tipo político, al servicio de la Universidad. A los pocos años, sus obras se conocían ya por toda Europa. Llegó a publicar aproximadamente 600 con mucha variedad tipográfica.

        No se especializó en ningún campo concreto aunque todas sus obras fueron de tipo religioso, científico y político así como de tipo lingüístico, que eran de gran altura intelectual.

        Fue súbdito de Felipe II

        Tuvo un proyecto muy importante como fue la realización de una biblia políglota que mejorase a la Políglota Complutense.

        Este proyecto lo llevó a cabo en la Feria de Frankfurt para presentar el producto y que éste fuera aceptado.

        El Rey a la vista de las pruebas y con su beneplácito hace de mecenas y pone como condición que en la elaboración participara BENITO ARIAS MONTANO.

        La BIBLIA DE PLANTINO es conocida también como BIBLIA REGIA, BIBLIA SACRA O BIBLIA ARIAS MONTANO.

        El Rey le concedió a Plantino la posibilidad de imprimir y publicar libros de rezo que posteriormente serían gestionados por los monjes de El Escorial.

        Biblia Regia

        Tiene 8 volúmenes a tamaño folio. Se incluyen las lenguas originales revisadas, además la Biblia de Plantino se distingue por la inclusión de texto en SIRIO.

        Tomaron los textos de la Biblia Políglota Complutense y se hicieron anotaciones, nuevas traducciones, etc...

        La edición de la biblia comienza en 1568 pero no se termina hasta 1573 debido a diversos problemas con el Papa y la Inquisición.

        Finalmente la Biblia fue aprobada por Gregorio XIII en 1573.

        El Rey finalmente concedió a Plantino el privilegio de Proto tipógrafo, licencia de los negocios de impresión en los Países Bajos.

        Plantino llegó a poner en marcha hasta 10 máquinas de imprenta para poder dar abasto a la inmensa demanda que llegó desde España de su obra.

        Durante estos años de trabajo llegaron de Amberes unos 52.000 volúmenes.

        Al morir Plantino, su yerno JUAN MORETO hereda el taller y la tradición y se mantiene durante casi un siglo el prestigio que había adquirido con Plantino.

        El taller funcionó hasta 1878, año en el cual el gobierno belga se hace cargo del taller para convertirlo en museo, el MUSEO PLANTINO-MORETO.

          • Principales Bibliotecas en España

        España vive un periodo de regencia, la del Cardenal Cisneros. La situación política y religiosa se encuentra inestable. A comienzos del siglo XVI, a diferencia de muchos países, el libro impreso en España tiene las características de los libros del siglo pasado. España va rezagada respecto al resto de Europa.

        Son libros de gran formato, con predominio del colofón sobre la portada, en lo que se refiere a la titulación y el pié de imprenta y también se emplean tipos góticos utilizados para los grabados de madera de Boj.

        En algunos modelos de orlas y frontispicios se observa que no distan mucho de los encontrados en Lyón o en Venecia, lo que quiere decir que hay una gran relación entre los talleres de otras ciudades.

        El progreso de la imprenta y de la producción libraria se debió en gran medida al mecenazgo del CARDENAL MENDOZA y al CARDENAL CISNEROS y a la cultura de los impresores, lo cual significa que eran personas cultas lo que mejoraba la impresión.

        Cisneros es un personaje clave que vive unos años difíciles en España y que es consciente de que al no tener el país una capital fija, hay que centrar la cultura en un punto clave que para él se encuentra en Alcalá de Henares donde la producción libraria mejoraría.

        España, durante la primera mitad del siglo XVI, ve rezagada su producción libraria respecto al resto de Europa. Todo esto se va a ver tapado con la preparación de la BIBLIA POLÍGLOTA COMPLUTENSE. España, más que productor era vendedor.

        El proyecto que concibe Cisneros consiste en una vuelta a los estudios clásicos y a las Sagradas Escrituras con nuevos ojos. Para la correcta interpretación toman como referencia la versión latina de la Biblia, la Vulgata, y también había que tener en cuenta el hebreo para la lectura del Antiguo Testamento.

        Este proyecto solo podía ser llevado a cabo por un personaje como Cisneros, en él convergen el espíritu crítico y el interés por los temas bíblicos.

        Esta Biblia Poliglota tardó bastantes años en llevarse a cabo.

        Para efectuar la preparación de esta biblia, Cisneros mandó llamar a GUILLÉN DE BROCAR.

        Para este fin, Cisneros tuvo que contar con la búsqueda y preparación de manuscritos que posibilitaran su empresa.

        Brocar instala su taller en Alcalá de Henares y fabrica tipos hebreos, griegos y latinos exclusivos para la realización de la biblia.

        Se da como fecha orientativa 1510, como comienzo del proyecto. La elaboración de la biblia duró de 1514 a 1517.

        Esta biblia fue concebida en 6 volúmenes, de los cuales el orden de preparación e impresión no fue correlativo. Parece que el primer volumen en salir fue el 5º que contenía el Nuevo Testamento. El segundo volumen en salir fue el 6º que contenía estudios filológicos. Con posterioridad salieron los 4 volúmenes restantes en los que figuraba el Antiguo Testamento. Estos volúmenes tenían un aspecto y dimensiones particulares. Aproximadamente 370 x 265 milímetros y 1500 folios cada volumen. Las páginas estaban divididas en varias columnas y cada columna contenía una de las tres versiones.

        La fecha en que todos coinciden como momento de su puesta en venta es 1520.

        El Cardenal Cisneros puso mucho empeño en impulsar los estudios de la Complutense. Defiende corrientes como el estoicismo y el nominalismo.

        Cisneros tuvo que contar con ANTONIO NEBRIJA que fue llamado para revisar la edición latina de la Biblia. Parece que a pesar de ser llamado por el propio Cisneros, hubo una serie de incidentes y Nebrija se separó del proyecto.

        • Biblioteca Complutense

        Se crea a comienzos del siglo XVI en Alcalá de Henares de la mano del Cardenal Cisneros que era arzobispo de Toledo y uno de los principales mecenas del libro en España.

        Como era una persona muy culta, nada ortodoxa, no duda en incluir en el fondo bibliotecario de la Complutense manuscritos árabes que había requisado en Granada.

        Esta colección complutense no fue muy numerosa y estuvo repartida por varis colegios universitarios. Se habla de unos 1.000 volúmenes en los primeros años y 6.000 en el siglo XVII.

        A este fondo se la añadió en el siglo XVIII el fondo de los colegios y casas de los Jesuitas.

        A lo largo del siglo XIX van a reunir todas las bibliotecas de los colegios y la universidad se traslada a Madrid donde será ubicada la biblioteca central que será abierta a los estudiantes en 1849. En esa época contaba con 20.000 volúmenes.

        Al crecimiento de esta biblioteca a mediados del siglo XIX se sumó la BIBLIOTECA DE ESTUDIOS DE SAN ISIDRO que había sido una biblioteca jesuita. E n un principio estuvo al servicio de Filosofía y Letras, en un edificio que había en la Calle Toledo hasta que fue trasladada en 1933, momento de la inauguración de la Ciudad Universitaria de Madrid.

        A partir de 1936, la Biblioteca Complutense sufre la Guerra y los libros y manuscritos sirvieron de parapeto para frenar las balas.

        Actualmente la Biblioteca está dividida en más de una veintena de facultades y escuelas. Los volúmenes superan el millar de ejemplares. Se sabe que hay más de 725 incunables, 3000 manuscritos, algunos códices muy conocidos como el LIBRO DEL SABER DE ASTRONOMÍA de Alfonso X y libros raros como la BIBLIA DE AMBERES y la BIBLIA COMPLUTENSE.

        En la segunda mitad del siglo XIX, era la mayor biblioteca que ofrecía servicio al público en la capital y la segunda biblioteca en Madrid en cuanto a volúmenes de libros.

        En marzo de 2001, se agrupó todo el fondo antiguo en la BIBLIOTECA MARQUÉS DE VALDECILLA también conocida como Biblioteca Histórica Complutense.

        La Censura

        A partir de 1502 podemos hablar de censura en España. Ya podemos hablar de este término con Inocencio VIII en el siglo XV.

        Ene se siglo se da una pragmática donde dice cómo ha de ser el libro. El libro ha de estar bien hecho y escrito. Debe estar bien corregido, que tenga buena letra y buena tinta, buenos márgenes y buen papel. Se exigía una licencia previa a la impresión de las obras concedidas por los presidentes de las audiencias y también algunos arzobispos.

        Además de estas licencias para la preparación del libros también se exigía una para importar las obras.

        A partir del Concilio de Trento aparece un organismo de control, la SAGRADA CONGREGACIÓN DEL ÍNDICE que permanece vigente hasta el siglo XX. Su misión era elaborar una lista o índice de los libros prohibidos a los católicos. Los responsables de elaborar estas listas eran la Corona, que delegaba en otros el ejercicio de esta autoridad como en la Inquisición y el Consejo Real.

        Los libros de estos índices eran todos los libros hebraicos, musulmanes y luteranos.

        Las medidas de vigilancia interna de los libros era que es obligatorio consignar el nombre del autor, impresor, lugar y fecha (estas informaciones pasarán a ser el pie de imprenta)

        Estos datos empezaron a figurar en la portada que con el paso de los años se fue configurando con una grabado.

        • Salamanca

        Destacan HANS GYSSER y JUAN DE JUNTA. La familia de este último estuvo en Salamanca.

        A destacar JUAN DE PORRAS.

        • Zaragoza

        Destacan JORGE COCI, impresor de la primera edición del AMADÍS DE GAULA(1508)

        • Barcelona

        Destaca CARLOS AMORÓS que imprimió obras en catalán, castellano y latín. De su taller salió una de las primeras ediciones de La Celestina.

        • Medina del Campo

        Aquí se instaló PEDRO DE CASTRO que imprimió obras de Boscán, Gracilazo, etc...

        • Toledo

        Encontramos a MIGUEL EGUÍA y GUILLÉN DE BROCAR.

        • Sevilla

        Ciudad importante junto con Alcalá de Henares y Madrid.

        Es importante porque se instaló allí una familia alemana, los CROMBERGER. Esta familia puso especial atención en la publicación de novelas, obras religiosas e históricas.

        Hay que destacar a FERNAND(Hernando) DE COLÓN nacido en 1488 y que tuvo unas inquietudes bibliófilas importantes.

        A los 20 años tenía una biblioteca de unos 300 volúmenes traídos de sus viajes.

        En torno a 1537 decide dejar de viajar e instalarse en Sevilla donde monta en su casa una biblioteca, la biblioteca privada más importante de su tiempo en España.

        Al montar la biblioteca se la denominó FERNANDINA y con los años pasó a denominarse COLOMBINA.

        Había reunido libros de ciencia, historia y literatura. Junto con la creación de su biblioteca, Fernando fundó también una escuela conocida como ESCUELA DE MATEMÁTICAS Y NÁUTICA que tuvo el consentimiento real y que debía formar parte de los Colegios Imperiales.

        Muchos ven a Fernando como precursor de la biblioteconomía moderna porque tuvo muy claro que los libros eran algo precioso y que había que cuidarlos, clasificarlos y que no podían ser de acceso público. También concibe su biblioteca con tres índices: AUTORES, MATERIAS y TOPOGRÁFICO.

        La conservación y crecimiento de su biblioteca fue su principal preocupación.

        En sus escritos habla acerca de cómo se ha de conservar su biblioteca: organización, custodia y dar facilidades al lector, que no prestar.

        A su muerte dejó instrucciones de cómo conservar su biblioteca a Luis de Colón. La madre de éste decidió donar los libros al CONVENTO DE SAN PABLO.

        Unos años después, en 1552, la colección pasó a guardarse en la CATEDRAL DE SEVILLA.

        En el siglo XIX se le empezó a prestar atención.

        En tiempos de Fernando de Colón la colección llegó a alcanzar los 15.300 volúmenes, de los cuales 1000 eran códices y 1.000 incunables.

        Nicolás Antonio habla de Fernando de Colón como un gran bibliófilo que se preocupó de su biblioteca.

        • Madrid

        El primer impresor conocido establecido en Madrid fue ALONSO GÓMEZ que establece su taller en 1566.

        Sabemos que el primer impreso que salió de su taller tenía que ver con el pan. El primer libro que imprimió fue PROVERBIOS Y SENTENCIAS del MARQUÉS DE SANTILLANA.

        A partir de esa fecha la imprenta en Madrid fue adquiriendo solvencia porque en esas fechas se establece la Corte en Madrid, un aumento de los centros de enseñanza, aluvión de escritores y autores que se instalan en Madrid, se establece en Madrid la Imprenta Real.

        Para la Imprenta Real y con el privilegio real trabajó JULIO JUNTA, a partir de 1590, privilegio que le permitía importar libros de Venecia, libros de NUEVO REZADO...

        El Escorial

        Se formó a base de compras en el extranjero y legados de nobles.

        Felipe II quiso crear una biblioteca a la altura de las mejores bibliotecas del momento.

        Se rodeó de expertos y sabios del momento para reunir los fondos. Entre sus consejeros se encontraban Juan Pérez de Castro y Ambrosio de Morales.

        Envió comisionados al extranjero para adquirir ejemplares únicos para formar parte de su biblioteca, todo ese proceso se denominó la JUNTA DE LIBROS.

        En Felipe II primó la rareza del ejemplar sobre la cantidad. (ARTÍCULO)

        Cuando Felipe II quiso montar la biblioteca se sirvió se sabios como los anteriormente nombrados.

        La primera remesa de libros fueron 42 obras, 1565, destinadas a los monjes. En 1566, entró un nuevo lote con manuscritos de la casa de Austria, en el que llagaron obras como el CÓDICE AÚREO y el EVANGELIARIO.

        Entre las colecciones de particulares que se unieron a la biblioteca de El Escorial se encuentra la de MARTÍN AYALA , cuya colección estaba especializada en Padres de la Iglesia y en Concilios.

        GONZALO PÉREZ, reunió también una gran colección de manuscritos que fueron a la biblioteca de Felipe II.

        La biblioteca de JUAN PÉREZ DE CASTRO también terminó formando parte de la biblioteca.

        PEDRO PONCE DE LEÓN, inquisidor y obispo de Plasencia, donó su colección de obras y objetos valiosos a el Escorial.

        El fondo más importante de cuantos engrosó la biblioteca fue el de DIEGO HURTADO DE MENDOZA, que dejó sus obras y su biblioteca, junto con cuadros, joyas y antiguallas a El Escorial. Entre las obras que formaban parte de la colección de Hurtado de Mendoza se encontraban obras españolas en catalán, castellano y valenciano.

        Una de las últimas bibliotecas gestionadas en vida de Felipe II fue la de ANTONIO AGUSTÍN, gran coleccionista de originales y arzobispo de Tarragona.

        Con la muerte de Felipe II en 1598, acabó la Junta de Libros pero la colección no se frenó, se siguieron donando bibliotecas como la de ARIAS MONTANO.

          • El Libro en América

        Al llegar a América, los españoles se encontraron en Méjico y parte de Centroamérica, que los indios ya habían descubierto la escritura con anterioridad a su llegada.

        Los libros de los indios estaban formados por largas bandas de muchos codos, hechos a base de fibras vegetales.

        La información que contenían estos libros era básicamente religiosa. El don de la escritura estaba en manos de sacerdotes y personajes principales que eran los que sabían leer y escribir. Estos textos eran utilizados en sacrificios religiosos, en ceremonias y el los cambios de estación.

        Gran parte de los libros estaban escritos en una especie de pictogramas distintos a los de occidente y oriente, llamados GLIFOS aunque también se encontraron libros escritos en lengua maya. A destacar dos libros que originalmente estaban escritos en lengua maya pero transcritos con caracteres latinos. Estos libros son los de CHILAM y el libros de BALAM que contenían tradición oral, calendarios y cantos rituales.

        Con respecto a la cultura azteca, su escritura proviene de la maya y su libro se escribía sobre piel, tela y sobre todo en PAPEL DE AMATE. Se conocen más de una veintena de códices prehispanos hechos en este papel.

        Los españoles tuvieron una serie de inquietudes literarias y evangelizadoras. Esta necesidades vio resuelta por los impresores como la familia Cromberger. Otro impresor, que se instaló en América fue JUAN PABLOS.

        Esta producción consistía en la elaboración de catecismos y manuales de adultos.

        Tema 10- Las Bibliotecas en el siglo XVII

        El siglo XVII es un periodo de crisis económica y cultural. Crisis también en el mundo del libro ya que se produce un cierto declive en el aspecto del libro, que no en la producción libraria.

        En contraposición al siglo anterior, el quehacer librario cae en picado debido a la crisis.

        El esplendor tipográfico también decae ya que se reutilizan los tipos de siglo anteriores que se encontraban ya gastados. A esto hay que sumarle la utilización de malas tintas más un papel malo lo que da una producción pobre.

        Toda esta crisis económica tuvo como consecuencia el retroceso en el negocio de la impresión, va a retroceder la publicación de obras que hablaban de los Padres de la Iglesia y también las obras llamadas Summa.

        Se retrocede también en la lengua en que se solían escribir estas obras: el latín. Sufre un gran retroceso por el conflicto bélico y religioso. A esto hay que sumarle la prohibición de escribir textos sagrados en lengua vernácula.

        Lo que se va a publicar en lengua vernácula está inspirado en la nueva filosofía y en las nuevas formas de atender la naturaleza, poniendo los cimientos de nuevas ciencias como la química, física, biología, etc..

          • Características del libro en el periodo

        El libro, salvo excepciones, tiene un aspecto muy pobre en comparación con el aspecto del siglo anterior.

        Al haber crisis económica, el papel, será grabado con muchos impuestos.

        La temática tiene algo de novedoso y es que por primera vez interesa la novedad, los descubrimientos de personajes como Kepler, Galileo, Copérnico, descubrimientos relacionados con la navegación, etc... Unida a esta divulgación del conocimiento científico hay que sumar el peso de ciertos autores como Cervantes, Shakespeare, Lope de Vega, etc... que ayudaron a que ese arrinconamiento de las lenguas clásicas no se notara tanto por la publicación de grandes obras en lengua vernácula.

        Los conflictos cambiarán muchas cosas, a partir del final de la Guerra de los 30 años, observamos una clara división entre protestantes y católicos lo que significa que los antes subyugados toman un gran papel.

        Otro aspecto llamativo es que aparece una generación de bibliotecarios que ya tienen una idea muy clara de qué es una biblioteca, cómo gestionarla y qué tipo de herramientas se deben crear dentro de la propia biblioteca. La máxima de las bibliotecas es adquirir nuevas obras para lo cual necesitan presupuesto cosa complicada debido a la crisis.

        Hay una conciencia en el asesoramiento al lector.

        El bibliotecario es consciente de que se deben elaborar herramientas útiles como catálogos alfabéticos de autor, de materia y la distinción entre catálogo de manuscritos y catálogo de impresos.

          • Países Bajos

        A lo largo de este siglo se convierten en una gran potencia política tras vencer a Alemania.

        El taller de Plantino había pasado a sus descendientes los MORETO, que son los principales impresores de los Países Bajos.

        De su taller salieron obras muy cuidadas y utilizaron a grandes artistas para la elaboración de grabados para sus portadas como a Rubens. La característica de estas portadas es que se observa un frontispicio, en la página anterior a la portada, con el retrato del autor de la obra o con escenas relacionadas con el contenido de la obra.

        La familia competidora de los Moreto fueron los EZELVIR. El primero de ellos se estableció en Leyden y abrió posteriormente imprentas y librerías en La Haya, Ámsterdam y Utrecht.

        Los Ezelvir hicieron una colección llamada las PEQUEÑAS REPÚBLICAS en 35 volúmenes, también conocidos como los EZELVIROS. Era la descripción de un país, generalmente europeo. Estos libros tuvieron un tamaña especial, de formato pequeño.

        Otra faceta de los Ezelvir era ser libreros al por mayor, no dudaron en adquirir bibliotecas particulares para llevarlas a subasta. No era raro que muchos de esos libros se vendieron al por mayor. Para no perder fama por la venta de libros al por mayor se esmeraron especialmente en la elaboración de las Pequeñas Republicas.

        A destacar el principal editor e impresor de cartografía que fue W. J. BLAEU que obtuvo el primer puesto en la preparación y edición de mapas de Europa. También fue nombrado cartógrafo de la Compañía de las Indias Orientales.

        Sus hijos y descendientes mantuvieron el tallar y se afanaron entre los años 50 y 62 en publicar un atlas conocido como ATLAS MAYOR en 11 volúmenes cuyo texto estaba en latín y del que después se hicieron reediciones en francés y español.

          • Francia

        Se dieron nuevas leyes para preparar los libros, por parte de las autoridades reales.

        Antes, la concesión para imprimir la daba la Universidad de París pero esta autorización pasó a darse de manos del Rey. Así se controlaba lo que se publica tanto en cuestiones religiosas como políticas.

        En Francia, la crisis hizo mella e influyó en la producción de libros por lo cual los impresores decidieron finalmente asociarse creando la COMPAGNIE DE LA VILLE DE PARIS.

        A destacar dentro de esta compañía a S. CRAMOISY principal impresor y editor de la Compagnie, impresor también del Rey. Éste le nombró encargado dela IMPRIMERIE ROYALE (1640).

        Esta imprenta fue creada a expensas de RICHELIEU que censuraba e intentaba dar prestigio a la Corona a la vez que competir con la Casa de Austria.

        Cramoisy hizo fortuna con la edición de libros, con los privilegios y con los derechos de exclusividad. Mantuvo toda su carrera la exclusividad de la publicación de todos los libros de texto de los Jesuitas. Llegó a publicar más de 2500 obras diferentes.

        Con la aparición de la Imprenta Real, Francia vivió una de los momentos más gloriosos en sentido bibliográfico y el favorecimiento de los grabados de cobre y las encuadernaciones lujosas y también excelentes aguafuertes para la decoración.

        COURBÉ, BARBIN y VITRÉ fueron impresores parisinos contemporáneos de Cramoisy. De Vitré destacamos que fue el responsable de preparar y editar una Biblia Políglota en 10 volúmenes. La presentación de la Biblia fue muy buena pero el contenido era por lo menos anodino.

          • Inglaterra y sus colonias

        Se hacen algunas de la Biblia Políglota en el taller de T. ROYCROFT. esta Biblia Políglota tenia 6 volúmenes y se la conoció como BIBLIA SACRA POLÍGLOTA (1657) que necesitó para su realización tipos específicos. Con su portada aparecen las Biblias políglota complutense y la biblia regia de Arias Montano.

        En las colonias norteamericanas se establecieron imprentas en Cambridge (1638) (Massachussets) que se convertirá en HARVARD estuvo regida por SAMUEL GREEN. Fue la primera de las imprentas inglesas en territorio americano.

        También Green estableció imprentas en Boston y Pensilvania, Nueva York (último tercio del XVIII). La primera obra salida de un taller norteamericano fue el “BAY PSALMUM BOOK” obra más o menos completa de la cual sabemos la fecha de publicacion, 1640. Nos dan noticia de que hubo la primera traduccion de la Biblia para los índios americanos.

          • Italia

        No quedó exenta de la crisis europea aunque ciertas ciudades se salvaron como Venecia, Florencia, Roma... Los Giunta fueron sustituidos por PEZZANA y los PINELLI. En 1622, en Roma se fundó una institución llamada CONGREGATIO DE PROPAGANDA FIDE que era una congregación creada para la difusión de ideas determinadas, en este caso, actividades misioneras. PAOLINO fue el encargado de dirigir esta congregación. Tuvo la inquietud de publicar dos catálogos, uno de libros que se imprimían en la congregación y otro un catálogo de tipos usados.

        Disminuyó mucho las publicaciones de clásicos y obras religiosas volcándose en los autores contemporáneos.

          • Alemania

        Quedó en segundo plano en el panorama librario europeo. La lucha de esta época es la partición del país, Munich y Colonia, partidarias de Roma mientras que Leipzig y Wittemberg serán protestantes.

          • España

        Entra también en crisis que es notable en la caída de la producción del papel, merma de talleres de imprenta y en el uso de materiales gastados.

        Los diversos privilegios de venta e impresión habían ahogado muchos talleres de imprenta.

        Pero hay libros con ilustraciones hechas en cobre que suelen aparecer en la portada, eran libros de monarcas y solían tener un aspecto muy parecido, arquitectura clásica en tendencias barrocas. Esas portadas suelen aparecer en edificios y un medallón con el autor de la obra, pie de imprenta y dedicatoria. Eran libros de ricos o de cierta temática como libros de ciencias.

        La semántica más común de este periodo es variada aunque destacan los libros biográficos de la monarquía, obras políticas relacionadas con la monarquía.

        Otra novedad son las RELACIONES que son especies de boletín descriptivo en el que se contaban los acontecimientos de la vida real y cortesana.

        Hay un renacimiento en las publicaciones de tipo religioso con ilustraciones. También hay otras de meditación, vidas de santos y actos de fe.

        Encontramos los libros destinados a los ricos. Obras de ciencia, biología, libros de emblemas y PLIEGOS DE CORDEL que contenían información del día. Narraciones del tipo literario. Este tipo de publicaciones no solían llevar pie de imprenta pero si una ilustración bonita para llamar la atención.

        Madrid

        Cuando se asentó la Corte en Madrid, las obras más importantes de la literatura española del periodo también se asentó aquí. Las principales obras saldrán de los talleres madrileños. Hubo más de 100 talleres en Madrid.

        A destacar el taller de JUAN CUESTA, LUIS SÁNCHEZ, ALONSO MARTÍN, JERÓNIMO DE QUINTANA son grandes impresores que dejaron obras como la primera edición del Quijote (1605) de Juan de la Cuesta, también imprimió otras obras de Cervantes.

        En el terreno de la actividad destacamos tres sucesos:

        • Fundación de la Imprenta Real aunque los antecedentes son del siglo pasado. La principal característica de esta imprenta era la calidad de sus obras en aspecto y contenido. Vino de la mano de la creación de la

        • Hermandad de Impresores, forma gremial de defender los intereses de los impresores. Aparecen las GACETAS que es un antecedente del BOE.

        Valladolid

        En los primeros años del XVII estuvo la corte y hubo una actividad impresora importante

        Salamanca

        Alcalá

        Merma su poderío

        Sevilla

        Salen las obras destinadas a la enseñanza, el entretenimiento y catequización de Sudamérica

        Aragón, Barcelona, Zaragoza y Valencia

        España exportó muchas obras a Italia y Portugal, obras traducidas por autores prestigiosos como Cervantes, Quevedo o Santa Teresa.

        En América siguieron fundándose imprentas como en Bolivia, Guatemala y Paraguay.

        • Antecedentes de las Publicaciones Periódicas

        Había informaciones manuscritas desde el siglo XV que se conocían como AVISOS o NOTICIAS. A lo largo del siglo XVI se va consolidando y de hecho las ciudades importantes como núcleos de comunicaciones van a tener este tipo de informaciones.

        En el siglo XVII encontramos unas publicaciones con carácter semanal llamados AVISA o RELATIONEM que se publicaban en lengua vernácula y con poca extensión, para dar a conocer las novedades acaecidas. Estos documentos se empezaron a dar en los primeros diez años del siglo XVII. Salieron imitadores como las GAZZETES en Francia, CORANTOS en Italia, NOUVELLES en Francia también y las NEWS en Inglaterra.

        Muchos impresores tuvieron que comprar un privilegio para poder imprimir este tipo de documentos. Estos privilegios estaban mediatizados para que se publicara solo lo que el Estado quisiera.

        En 1665 sale a la luz el JOURNAL DES SAVANTS destinada a cubrir las novedades de publicaciones nuevas de tipo literario pero también publicaciones de tipo científico.

        Los científicos tienen una nueva herramienta para enterarse de lo que se hace fuera de su país por lo que existe un gran comercio de este tipo de publicaciones que va de la mano de la creación de las primeras sociedades o academias científicas como la ACADEMIA DEI LINCEI (1603) en Roma, la ROYAL SOCIETY (1663) en Londres y la ACADEMIE ROYALE DES SCIENCES (1666) en París.

        • Elementos Internos del Libro

        Es un periodo de censura en las publicaciones.

        • Era obligatorio consignar en la portada el nombre del autor, impresor, lugar y fecha.

        • El nombre del editor y el impresor, si eran diferentes solían escribirse tras la frase “A expensas de...”

        • El nombre del librero aparecía precedido de “Véndese en...”

        • En el colofón se insistía en concretar la fecha.

        • Otras informaciones que no siempre aparecían en la portada eran:

        - privilegio

        - tasa

        - fe de erratas

        - aprobación

        - licencia

          • Principales Bibliotecas Europeas en el Siglo XVII

        Encontramos las primeras bibliotecas públicas creadas por ricos que responden a la idea de mecenazgo.

        Intervienen bibliotecarios profesionales, las bibliotecas deben ser instrumentos de trabajo. Se da una preferencia la obra nueva que no tiene que ir de la mano de una publicación bonita.

        El bibliotecario tiene en cuenta qué hacer con as obras: se concibe el catálogo.

        Con respecto a la colocación de los libros hay una serie de normas para colocarlos en las estanterías.

        Además del cambio físico de los estantes, tienen los libros colocados por orden de llegada y dentro de este orden por tamaño. Este tipo de estanterías ya no tienen los libros encadenados sino que se ponen telas metálicas.

        • Biblioteca Bodleiana (1602)

        Esta biblioteca ha terminado siendo la Biblioteca de la Universidad de Oxford pero tiene su nombre debido a su mecenas THMAS BODLEY.

        Cuatro años después de su puesta en marcha, la biblioteca contaba con un primer catálogo de todas las obras. La biblioteca se formó gracias a los donativos y las compras de Thomas Bodley.

        Bodley consiguió que la Satationers Company cediera a la biblioteca un ejemplar de todo lo que publicase.

        Los libros estaban en un principio colocados perpendicularmente a las paredes pero cambiaron la configuración a la manera escurialense. Los libros se ordenaban de la siguiente forma, según el criterio de MATERIA:

        • teología

        • medicina

        • leyes

        • artes

        Dentro de cada materia los libros estaban ordenados alfabéticamente. Cada armario tenía una pequeña lista de lo que contenía.

        Bodley consideró esta biblioteca pública, abierta a estudiante e investigadores y siempre señaló cuales debían ser las cualidades del bibliotecario: licenciado, lingüista y soltero.

        • Cambridge, Massachussets (1638)

        Fue el primer centro de enseñanza superior que hubo en Norteamérica. Posteriormente se la conoció como HARVARD debido a su mecenas JOHN HARVARD.

        Contó con la primera biblioteca con carácter institucional del país.

        Esta Biblioteca nació gracias a los donativos de J. Harvard y creció gracias a mas donativos.

        Permitió el acceso a todos los estudiantes ara los cuales estaban destinados los duplicados o los volúmenes muy usados.

        La biblioteca sufrió un serio percance cuando en 1764 sufrió un incendio que acabó con casi toda la colección.

        Hoy en día tiene alrededor de 2 millones de volúmenes.

        • Biblioteca de Dublín (comienzos siglo XVII)

        Es la biblioteca del TRINITY COLLEDGE. Esta biblioteca nació bajo iniciativas particulares.

        Tuvo en un principio el acceso reservado a profesores y poco a poco se abrió a toda la comunidad universitaria.

        Esta biblioteca tuvo una gran ventaja y es que desde 1801 ostenta el depósito legal.

        Hoy es la mayor biblioteca de Irlanda. Cuenta con aproximadamente 1 millón de impresos y unos 3000 manuscritos muy valiosos.

        • Biblioteca de Leyden

        La universidad de Leyden se había puesto en marcha a finales del siglo XVI pero la biblioteca no empieza a funcionar hasta 25 años después.

        Tuvo un crecimiento muy rápido. Desde 1600 hasta nuestros días ha estado funcionando. Tiene un fondo muy valioso, unos 300.000 manuscritos, 2 millones de impresos y unos 40.000 mapas.

        Bibliotecas Privadas

        • Biblioteca Ambrosiana (Milán, 1609)

        Biblioteca dedicada a San Ambrosio y cuy mecenas fue FEDERIC BORROMEO. Nació con el propósito de ser el valuarte contra la Reforma e imitar a la Biblioteca de El Escorial.

        La Biblioteca ocupaba una gran sala de techos abovedados decorado con pinturas. Como seguía a la Biblioteca de El Escorial tenía la misma disposición. Se tardó tiempo en reunir los fondos iniciales que fueron 30.000 impresos y unos 15.000 manuscritos.

        Borromeo creó dos comisiones para dirigir la biblioteca, uno de carácter administrativo y otro de carácter intelectual.

        El bibliotecario encargado tenía la responsabilidad de qué se compraba, asesorar a los lectores y mantener actualizados los catálogos.

        La biblioteca aunque era privada, se abría al público cuatro horas diarias.

        La biblioteca se ha mantenido y hoy en día es Histórica.

          • Francia

        Las principales bibliotecas que se forman en este periodo son privadas. La más importante es la del CARDENAL MAZARINO que creó una comisión para buscar libros en el extranjero.

        Al frente de la biblioteca colocó a GABRIEL NAUDÈ, considerado el precursor de la biblioteconomía porque en 1627 deja una obra titulada “ADVIS POUR DRESSER UNE BIBLIOTHÈQUE ”,

        Primer manual de biblioteconomía.

        Naudé habla de cómo se han de elegir los libros y una vez conseguidos de cómo se han de colocar en la biblioteca de una manera lógica. Proclama que la biblioteca es un lugar de trabajo y debe ser un sitio cómodo y fácil de manejar. El lugar indicado para establecer una biblioteca es el lugar más alejado de la casa.

        La colocación de los libros será el orden de las facultades:

        • teología

        • medicina

        • derecho

        • historia

        • filosofía

        • matemáticas

        • humanidades

        Dentro de esta colocación habría otra según el orden interno de cada facultad.

        El bibliotecario debía prestar servicio al usuario y elaborar los catálogos, imprescindibles para conocer qué hay en la biblioteca.

        La biblioteca de Mazarino se abrió desde 1644 al público todos los jueves por la tarde.

        A Mazarino le salió un imitador, la Biblioteca del ministro COLBERT.

        Esta biblioteca se cree que estuvo ubicada en París.

          • Alemania

        El panorama bibliotecario nos muestra la desaparición de la biblioteca PALATINA DE HEIDELBERG que desaparece por las continuas invasiones de tropas del norte. Maximiliano de Baviera, responsable de esta biblioteca, decide el 1623 regalar buena parte de los fondos a la biblioteca Vaticana antes que los suecos acabaran con todo.

        Gustavo Adolfo de Suecia persiguió duramente a las bibliotecas jesuíticas y los fondos de varias de ellas fueron a parar a la biblioteca de UPPSALA (1620) que creó su universidad en esta época.

        Los alemanes ante este panorama crearon otras bibliotecas como la de BERLÍN en 1659 de manos de FEDERICO GUILLERMO DE PRUSIA.

          • España

        No encontramos grandes bibliotecas institucionales sino privadas. Hubo otras bibliotecas más pequeñas pero importantes como las de JUAN LUCAS CORTÉS, NICOLÁS ANTONIO, MAARQUÉS DE MONDEJAR, RAMÍREZ PRADO, etc...importantes porque sus dueños entendían la biblioteca como lugar de trabajo. Algunos de estos personajes pertenecieron al Consejo de Castilla. Gracias a los catálogos e inventarios se ha sabido que el fondo de estas bibliotecas era básicamente jurídico.

        Nicolás Antonio fue importante por ser un personaje relevante en la bibliografía española. Formó su propia biblioteca concebida como herramienta de trabajo. Era un bibliófilo y bibliógrafo. Es autor de la BIBLIOTECA HISPANA NOVA (1672) y de la BIBLIOTECA HISTANA VETUS. En la BHN, Antonio reúne todos los escritores españoles desde el 1500 hasta sus contemporáneos. Emprendió después la BHV que recogía desde tiempos de Augusto hasta el 1500. Murió antes de ver realizada por completo su obra pero sus ayudantes, como Manuel martín Zaragoza, la terminaron. Ambas obras fueron muy reconocidas. Se cree que a partir del siglo XIX cayó en declive por que su lectura era en latín.

        Las tres grandes bibliotecas de este periodo son:

      • CONDE DE GONDOMAR

      • CONDE DUQUE DE OLIVARES

      • DUQUE DE UCEDA

      • 1- Conde de Gondomar.

        El conde hizo uso de comitivas para encontrar libros fuera y dentro de España. Compró mucho en el extranjero ya que estuvo varios años como embajador fuera de España. Compró muchos libros para su biblioteca sita en Valladolid.

        Su colección libraria se hizo muy famosa.

        Muerto el Conde, sus sucesores y los encargados de la biblioteca controlaron los fondos que eran de unos 15.000 volúmenes. A la muerte del Conde muchos libros desaparecieron aunque muchos de esos volúmenes eran repetidos. Se perdió entre 1/3 de esos 15.000 volúmenes. Conocemos este dato por un índice e inventario de la biblioteca.

        Lo que quedó de los libros permaneció en Valladolid hasta el siglo XVIII. El Marqués de Malpica, sucesor del título vendió la biblioteca a Carlos III y los fondos pasaron a la Biblioteca de Palacio. Otra parte del fondo fue a parar a la Biblioteca Nacional y otra pequeña parte a la Real Academia de la Historia.

        2- Conde Duque de Olivares.

        Para formar su biblioteca utilizó también comitivas para comprar libros, otro medio fueron los donativos y también incautaciones. Dentro de esos donativos destaca el de Andrés Pacheco que donó la obra conocida como BIBLIA o CÓDICE DE LA CASA DE ALBA del siglo XV.

        Instaló su biblioteca en Loeches y a su muerte en 1645, su viuda, decidió donar buena parte de las obras para misas.

        La parte de manuscritos pasó a ser heredada por su sobrino Luis de Haro que la legó a su hijo Gaspar que donó buena parte de los fondos ( más de 1000 ejemplares) a Felipe IV por lo que las obras fueron a parar al Escorial. Otros manuscritos fueron malvendidos y el Códice de la Casa de Alba fue recuperada por sus dueños legítimos.

        3-Duque de Uceda ( 1649-1718 )

        Era un erudito aficionado a la lectura.

        Fue virrey de Sicilia lo que le permitió apropiarse de buena parte del fondo que había allí para su biblioteca particular. Siguió también con la tradición de las incautaciones. Las piezas más importantes de su biblioteca fueron a parar a la Biblioteca de Palacio o Biblioteca Real.

        Hay que destacar esta biblioteca por el lujo de sus instalaciones y por el lujo de las encuadernaciones de los volúmenes.