Historia de la documentación

Era predocumental. Paul Otlet. Definición. Reglamento de bibliotecas

  • Enviado por: Brujita
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 27 páginas
publicidad
publicidad

  • PRECEDENTES DE LA DISCIPLINA

  • 1. La era predocumental

    Se considera así a la etapa precedente a la labor iniciada por Paul Otlet y Henry Lafontaine. Con Paul Otlet se pone en marcha toda una metodología que contribuye a controlar toda la bibliografía científica y con ese control hacer disponible y dar a conocer al científico y todo lo que se escribe sobre un tema.

    Los orígenes están en la escritura en el 3000 a.C. y con la aparición de las primeras bibliotecas. Después de una etapa oscura (Edad Media) ocurre el nacimiento de la imprenta (S. XV), primer precedente importante. A partir de esa época hay más libros y más necesidad de conocer y controlar el material librario, aparecen además los primeros repertorios bibliográficos. Al avanzar los siglos, se adquiere un carácter más científico. Estos repertorios son el primer instrumento de documentación del medio científico. La bibliografía es el instrumento que controla y da a conocer.

    El problema aparece en el s. XIX cuando hay excesiva publicación y no hay control. A mediados del S. XIX unos eruditos se plantean que el control de la información debería ser una disciplina en sí

    2. PAUL OTLET

    Abogado belga, 1868-1944, hombre d ciencia que estudia muchas disciplinas. Llega a París en 1888 y mientras realiza trabajos hace un sumario de revistas de derecho y la primera publicación es en 1891. Siempre estuvo obsesionado con el control bibliográfico. En 1981 conoce a Lafontaine en la Sociedad de Estudios Sociales y Políticos donde Lafontaine es el encargado de la sección bibliográfica. Esta sociedad es el precedente del Instituto Internacional de Bibliografía Sociológica (1893), creada gracias a la obsesión de Otlet en el campo sociológico y se da cuenta de que no sólo hay que controlar este campo. Se necesita una clasificación con indización, y un pequeño resumen para conocer el contenido de cada publicación, se trata de hacer una renovación porque se avanza e incluyen términos nuevos, para ello se da la necesidad de colaboración entre bibliotecarios y documentalistas y científicos porque establecerá un sistema de normalización (como la CDU) y la colaboración es importante para la cooperación internacional en el campo de la documentación, realizan varios repertorios bibliográficos de carácter sociológico.

    Se plantean crear 5 repertorios:

    • Repertorio Universal de Derecho

    • Repertorio Universal para las Ciencias Sociales

    • Repertorio de Derecho Comparado

    • Repertorio de Estadística Comparada

    • Repertorio General por nombre de autores (su gran proyecto)

    A partir de estos 5 grandes repertorios (todos empiezan pero no los acaban) nace otra idea, la creación de una federación internacional de bibliotecarios y documentalistas, incluyendo también a los archiveros, pretenden que tenga sede en Bruselas.

    Siempre pensaron que esta disciplina tuviera estudios universitarios y una de esos proyectos era la creación de una universidad internacional de documentación donde se estudiaran todas las técnicas de normalización y creación de repertorios bibliográficos. También la creación de una Biblioteca Internacional. Todo ello con sede en Bruselas.

    Se funda el Instituto Internacional de Bibliografía en 1895, el año anterior Lafontaine y Otlet toman contacto con la clasificación de Dewey. En el 95 Piden la autorización para la utilización de la clasificación, para su traducción al francés y su desarrollo y ampliación.

    Ventajas de la clasificación:

    • Universalidad; incluidas las ciencias conocidas hasta el momento

    • Unidad de método; servía para bibliotecas y librerías

    • Ilimitado número de divisiones y subdivisiones; es un sistema de clasificación que responde al principio de orden bibliográfico. (Una cosa en un lugar y un lugar para cada cosa)

    • Creación de un repertorio bibliográfico universal; bibliografía de bibliografías. Este repertorio estaría dividido en materias y por autores. En 1895 se convoca la 1ª conferencia Nacional Bibliográfica con las siguientes propuestas:

    • Creación de un Instituto Nacional de Bibliografía que estudia todo lo relacionado con la bibliografía nacional y con la creación del Repertorio Bibliográfico Universal (RBU). El órgano ejecutivo de este instituto sería la oficina interna de bibliografía que publicaría el repertorio bibliográfico universal clasificadas por la CDU

    • Creación DE centros bibliográficos en todas las ciudades; las noticias que tengan la pasan a la oficina bibliográfica. Las oficinas que proponen que haya en distintas ciudades, no lo consiguen pero esto es asumido por las bibliotecas nacionales que es donde se publica todo lo publicado en un país, para que las nacionales pasen la información alas oficinas tienen que colaborar y ser permitido por los diferentes gobiernos, pero a veces se queda sólo en teoría. EN el S. XIX aún no existe cooperación bibliográfica, sólo el gobierno belga da cobertura legal, en 1896 se suma el británico a través de la Royal Society.

    Las conclusiones adoptadas fueron:

    • Utilización obligatoria de la CDU

    • Seguir presionando a los gobiernos para formar una unión bibliográfica universal con vistas a la creación del RBU.

    • Creación del Instituto Internacional de Bibliografía

    • Creación de repertorios bibliográficos nacionales

    • Uniformidad en la entrada por depósito legal en las diferentes bibliotecas nacionales

    • Los diferentes catálogos y publicaciones de librerías adopten la CDU

    A este Instituto dotan de estatutos y se aprueba su creación como tal el 17 de Septiembre de 1895.

    En los estatutos aparece como misión última la creación del repertorio Bibliográfico Universal, y se dedica a todo lo relacionado con las ciencias bibliográficas, considerado el primer centro de documentación en el mundo. Este Instituto soportó las 2 Guerras Mundiales y las luchas internas entre bibliotecarios y documentalistas.

    En 1931 cambia de nombre y se llamará de Documentación con sede en La Haya (Holanda) por la influencia de los documentalistas holandeses, en 1938 vuelve a cambiar por Federación Internacional de Documentación.

    REPERTORIO BIBLIOGRÁFICO UNIVERSAL

    Se concibe como un catálogo en el que se registra clasifica toda la producción intelectual del mundo, es el conjunto de todas las bibliografías particulares, nacionales o no, todo esto sirve para facilitar el acceso al documento.

    Este RBU es la recopilación más amplia dentro de su materia, contiene producción científica, literaria y artística, también es el más amplio por su extensión. Es universal en cuanto a los soportes documentales, no contiene sólo material librario, sino también revistas y actas, y ya en el S. XX se habla de la necesidad de la Rev. de la Informática.

    Para realizar este repertorio, Otlet y Lafontaine utilizan dos pautas:

    • Estudiar todas las obras de un determinado autor

    • Determinar todo lo escrito sobre un determinado tema.

    Esto será importante para bibliotecas y librerías, es decir para el usuario.

    El último logro de Otlet es realizar este repertorio sobre fichas de 12.5x7.5 cm (tamaño estándar), pretenden la buena conservación del RBU y su permanente ampliación por parte del Instituto Internacional de Bibliografía (IIB).

    En 1905 el IIB disponía ya de algunos repertorios bibliográficos, normalizados sobre CDU y con ficha de 12.5x7.5).

    Otros repertorios son:

    • Repertorio de autores

    • Repertorio de publicaciones periódicas.

    • Repertorio de títulos monográficos

    • Repertorio de materias

    • Repertorio de materias con origen geográfico

    • Repertorio de variados de publicaciones periódicas

    Otra de las grandes obras es el Tratado de Documentación de Otlet publicado en Bruselas en 1934, habla de todo lo relacionado con el mundo de las bibliotecas y de la información en esa época. E subtítulo de esta obra es El libro sobre el libro.

    En 1903 publica las ciencias bibliográficas y la documentación, en 1908, en colaboración con Lafontaine, escribe el Tratado actual de las cuestiones Bibliográficas y la Organización Internacional de la Documentación.

    El tratado de 1934 habla sólo del libro, de su estudio, de las bibliotecas, de cualquier centro de información libraria o no libraria. Como base inicial de este tratado habla de la explosión de información que se está produciendo en la primera mitad del S. XX y la gran lucha de Otlet es controlar todos esos documentos.

    Pretende enumerar unos principios básicos que sirvan para cualquier centro de información. Al final del tratado se añaden tablas de la CDU.

    En la primera parte del tratado, Otlet expone sus ideas sobre lo que es documento en esa época (1934) que fundamentalmente es el libro y habla de la existencia de tres ciencias distintas pero sinónimas entre sí, la Bibliografía, Biblioteconomía y Documentación.

    Los fines de la documentación son:

    • Analizar y ordenar todos los documentos adquiridos para recuperar todos los documentos

    • Generar documentos secundarios, como las bibliografías

    • Conservar todo el pensamiento humano

    • Realizar el proceso con rapidez.

    Para él la Documentación sí es una ciencia que también tiene su técnica. Y ésta es la descripción de los documentos.

    La obra de Otlet es el gran tratado de Documentación, trata de cada una de las partes como de las bibliotecas, de los centros de documentación, de los usuarios, la difusión, proceso documental… Se detiene en cada parte de este proceso, en el sistema de clasificación (aunque no lo explica), y de la informática como medio de control de la Documentación.

    4. FEDERACIÓN INTERNACIONAL DE INFORMACIÓN Y DOCUMENTACIÓN.

    La FID es la heredera del Instituto Internacional de Bibliografía, tiene su sede en La Haya, y es importante el cambio del término Bibliografía por el de Documentación.

    En la actualidad se llama Federación Internacional de Información y Documentación, la información se genere en el soporte en que se genera.

    EL programa de actividades del FID de da a conocer mediante una revista que es el órgano de difusión de la Federación, pero no es la única publicación porque es importante la creación de un repertorio bibliográfico universal y por eso algunas de las publicaciones de la Federación son repertorios o catálogos.

    LA FID divide su historia en varios periodos:

  • 1895-1928. (Desde su fundación) Se caracteriza por el importante papel de Otlet y Lafontaine, y por los cuatro objetivos de Otlet.

    • Realización de la CDU

    • Realización del Repertorio Bibliográfico Universal (RBU)

    • Consolidación del Instituto Internacional de Bibliografía

    • Ficha internacional de 12.5x7.5 cm

  • Donker Duyuis (1929-1959) Era el secretario general, cambia de nombre el Instituto que pasa a llamarse, en 1931, Instituto Internacional de Documentación (FID), en este periodo la CDU se publica en lengua oriental y aparecen los primeros enfrentamientos entre bibliotecarios y documentalistas, el término Documentación del nombre es consecuencia de la pérdida de influencia de los bibliotecarios belgas, que pasa a los documentalistas holandeses, y la sede de la Federación pasa de Bruselas a La Haya.

  • 1959 - 1966; Se caracteriza por la ampliación de su radio de acción hasta Iberoamérica, hasta ahora la FID sólo tenía influencia en Europa.

  • 1966 - actualidad; Se produce la incursión del término “información” en su denominación, en la actualidad denominada Federación Internacional de Información y Documentación, se liman los enfrentamientos entre bibliotecarios y documentalistas con el concepto integrador de P. Otlet.

  • Estos cuatro periodos de la Federación y en un principio del Instituto pretendían unificar los métodos bibliográficos, en especial, la CDU.

    En segundo lugar la FID siempre ha intentado la cooperación internacional entre los centros para conseguir realizar El Repertorio Bibliográfico Universal.

    Un objetivo no conseguido de la FID es convertir la Federación en un centro de coordinación.

    Organización actual de la FID.

    Regulada por Estatutos aprobados el 8 de septiembre de 1971, en los que se habla de una Institución formada por federaciones nacionales y constará de una Asamblea General y de un Consejo que será el ejecutivo de la federación. También aparece como fin último la ordenación, investigación y difusión de la información registrada en cualquier soporte, aunque de fondo permanece la creación del RBU.

    Los miembros de la FID lo son de organizaciones internacionales (UNESCO, ONU...), de organizaciones nacionales (Dirección General de Libros y Bibliotecas...). También forman parte de ella organismos privados, tanto a nivel nacional como a nivel local (medios de comunicación, revistas...).

    La FID también tiene sus propias publicaciones, la más importante se llama Index Bibliographicus, también se realizan distintos repertorios de publicaciones periódicas, que suelen ser por materias, publicaciones de actas de sus Congresos y publicaciones generales en las que se habla de problemas teóricos de la Documentación: formación del documentalista, formación del universitario...

    La FID, anualmente, publica más de 600 documentos.

    5. DIFERENTES TEORÍAS SOBRE EL CONCEPTO DE DOCUMENTACIÓN.

    5.1 Introducción.

    Como tal surge a partir de la Bibliografía científica, de la necesidad de información del mundo científico.

    Los propios científicos e investigadores ven que hace falta no sólo el análisis de los documentos, sino también el control de éstos para difundirlos rápidamente.

    A partir de aquí se dividen bibliotecarios y documentalistas, los primeros tienen, supuestamente, una formación humanística y general, mientras que los documentalistas están más especializados científicamente.

    Los bibliotecarios rechazan la nueva disciplina, no la ven como tal, y consideran la Documentación como parte de la Biblioteconomía.

    Pero la realidad es que sí existe esta disciplina y sí existen los documentalistas.

    Según la FID y la NIDER, la definición de Documentación es:

    “ Reunir, ordenar y distribuir datos de todo tipo de documentos en todos los dominios de la actividad humana”

    El concepto integrador de Otlet conduce a la confrontación, a la aparición de nuevas definiciones y nuevas posturas respecto a la Biblioteconomía y la Documentación.

    Los bibliotecarios mantienen que Documentación no es una ciencia, sino parte de una ciencia superior que es la Biblioteconomía, pero para los documentalistas defienden que aunque no sea ciencia, sí es una técnica de una ciencia superior que son las Ciencias de la Información.

    Clasificación de las diferentes teorías sobre el concepto de Documentación.

    Destacan dos grandes teóricos: López Yepes y Loosjes (bibliotecario y profesor de Información y Documentación de la Universidad de Ámsterdam)

    Loosjes.

    Según él hay unos orígenes de las técnicas documentales que están en la necesidad de análisis y la necesidad de difusión, el análisis es la documentación activa, y la difusión es la pasiva.

    El esquema que propone sobre el estudio de las distintas definiciones son las relacionadas o no con la Biblioteconomía.

    Respecto a las primeras se hace una triple división:

    • Definiciones de superposición: Consideran que la Documentación es una ciencia superior a la Biblioteconomía, también llamadas Definiciones Globales.

    • Definiciones de Yuxtaposición: Ambas son dos disciplinas paralelas, también llamadas Definiciones Paralelas.

    • Definiciones de Subordinación: La ciencia superior es la Biblioteconomía y la Documentación es parte de ella, también llamadas Definiciones de Infraposición.

    Sobre estas teorías habla también un español:

    López Yepes.

    Teoría de la Documentación (1969)

    Establece una triple perspectiva para estudiar la Teoría de la Documentación.

  • P. Biblioteconómica de la Ciencia de la Documentación (Subordinación de Loosjes)

  • P. Documental de la Ciencia de la Documentación (Yuxtaposición y Superposición en Loosjes)

  • P. Informativa.

  • Estas perspectivas son llamadas de distintas maneras, y se encuadran en dos grupos, también llamados perspectivas.

  • P. Preinformativa (P. Biblioteconómica y Documental)

  • P. Informativa: La Documentación es parte de una ciencia superior, la de la Información.

  • Actualmente la teoría más apoyada es la de que la Documentación y la Biblioteconomía son parte de la Ciencia de la Documentación que tienen por objeto el estudio de la información, y la Documentación es parte de este proceso.

    López Yepes estudia la perspectiva Informativa bajo cuatro escuelas:

    • Escuela anglosajona y el concepto de Information Science.

    • Escuela alemana y el concepto de Information Und Dokumentation WISSENSCHAFT

    • Escuela soviética y el concepto de INFORMATIKA

    Perspectiva Biblioteconómica

    BRADFORD. Químico y bibliotecario, llegó a ser vicepresidente de la FID, director de la Comisión Internacional de la CDU.

    Su obra clave es Documentation (1948), gran continuador de la obra de Otlet y aportó el perfeccionamiento y ampliación de las tablas de la CDU.

    En la parte teórica de su obra define la Documentación no como una ciencia sino como la técnica que se encarga de reunir y clasificar los diferentes registros.

    Mientras que la Bibliografía tradicional ofrece meras listas de libros, la Documentación se dedica al material más efímero (tesis, publicaciones periódicas...), él habla del documentalista como analista de esos documentos efímeros.

    Mantiene que las Documentación es la técnica y la Biblioteconomía es la ciencia superior.

    SHERA. Su obra más importante es Documentation (1951).

    Para López Yepes es el representante más importante de la perspectiva biblioteconómica, realiza un estudio sobre la evolución del concepto de Biblioteconomía y Documentación.

    Distingue entre Biblioteconomía general y especializada, siempre relacionado con lo que son bibliotecas generales y especializadas. Para él, la Biblioteconomía especializada origina el término Documentación, pero al conjunto lo llama Organización Bibliográfica.

    Afirma que la Documentación se dedica al estudio e investigación de documentos secundarios, como bibliografías e índices. También debe hacer resúmenes

    La documentación es parte esencial del mundo de la comunicación, pero siempre distinguiendo la Biblioteconomía como ciencia superior.

    ALLEN KENT. También dice que la Biblioteconomía es la ciencia superior, y la Documentación forma parte de ella a pesar de que muchos de los procesos técnicos coincidan en las dos.

    En su obra Documentation (1961), habla de que el enfrentamiento ente bibliotecarios y documentalistas es más suave, esto se debe a que los primeros empiezan a asumir funciones documentales como el análisis. Los documentalistas, por su parte, reconocen que parte del proceso documental es igual que el que se hace en las bibliotecas (selección, adquisición...)

    FOSTER MOHRHARDT. Bibliotecario de profesión considera que la Documentación es una prolongación de la Biblioteconomía. Ambas tienen aspectos comunes, como selección y adquisición.

    En cuanto al tratamiento hay métodos particulares, y también establece diferencias entre las publicaciones de cada una.

    La Biblioteconomía se refiere más al material librario (monografías), más general, y la Documentación utiliza el material más especializado o efímero (tesis...)

    En 1966, en la 32° sesión del Consejo General de la IFLA, publica lo que él considera las diferencias entre las dos, y llega a la conclusión de que todo lo que considera exclusivo de la Documentación puede ser ejercido por las bibliotecas.

    Como funciones de los Centros de Documentación:

    • Automatización y mecanización

    • Técnicas de resumen e indización

    • Técnicas de traducción

    • Formación de documentalistas

    • Ser sistemas de información para la industria

    • Creación de redes de comunicación

    Para él no existe la división entre los profesionales de cada disciplina, y lo ideal sería la creación de escuelas de profesionales, que él llama “Escuelas de Profesionales de la Información”, donde se aprenderían tanto las funciones bibliotecarias como documentalistas. En realidad se le considera un representante de la Ciencia de la Información.

    HERMAN LIEBAERS. Representante también de la perspectiva económica y director de la Biblioteca Real de Bruselas. Su obra más importante se publica en la 32° sesión del Congreso General de la IFLA: Las Bibliotecas y la Documentación. Punto de vista europeo, de 1966. Intenta mostrar un paralelismo entre Biblioteconomía y Documentación, aunque destaca que piense que los bibliotecarios procuran no utilizar el término “Documentación”.

    La conclusión m{as importante de su comunicación a la que llega es que no hay diferencias entre bibliotecarios y documentalistas, son profesionales del mismo campo, el de la información, ambos se preocupan de la calidad de la ficha catalográfica, de la bibliográfica, y de la calidad de la información; así tampoco considera las asociaciones que los representen de manera distinta.

    La diferencia que encuentra es respecto al tratamiento documental, los bibliotecarios describen y los documentalistas analizan, cuando se trata de bibliotecas especializadas también analiza el bibliotecario.

    WILFRED ASHWORTH. Británico.

    Para él la diferencia entre Biblioteconomía y Documentación es sólo terminología, el bibliotecario general o de biblioteca realiza las labores de conservación y descripción, mientras que el de una biblioteca especializada y un documentalista en los centros de documentación son intermediarios entre información y usuarios; da al bibliotecario la función global de la biblioteca y de los Centros de Documentación, sólo distingue que en los Centros tendrán que adaptarse a las nuevas tecnologías.

    ROBERT HAYES. En su obra, en la que utiliza por primera vez el término en inglés “Ciencias de la Información” (1969), habla de la necesidad de información por parte de la sociedad que pueden asumir las bibliotecas, pero siempre va unida al desarrollo de las tecnologías, en los Centros de Información se generan los nuevos Centros de Información: bancos de datos, aunque parece que da importancia a los Centros de Documentación, dice que éstos y la Ciencia de la Información son parte integrante de una ciencia mayor que es la Biblioteconomía, para todos ellos, la Documentación y la Ciencia de la Información forman parte de ella.

    Perspectiva documental

    EDITH DITMAS. Es la primera teórica femenina. Antigua directora de la Asociación de Bibliotecarios Británicos. Considera que la Documentación es un campo más amplio que la Biblioteconomía, aunque ambas tienen el mismo objeto de estudio que es el documento en cualquier soporte, lo que interesa es la información contenida.

    La Biblioteconomía tiene por estudio cualquier tipo de material que contenga información, pero la Biblioteconomía sólo describe el material, mientras que la Documentación maneja todo tipo de documentos en cualquier soporte y extrae el contenido.

    La Biblioteconomía es parte de la estática dentro de la producción de la información porque sólo realiza la descripción física.

    La Documentación es parte de la dinámica porque crea un nuevo documento al analizar. Habla de funciones tanto de bibliotecas como de centros de Documentación, aunque en el segundo caso, algunos servicios son más especializados.

    Funciones:

    BILIOTECAS

    CENTRO DE DOCUMENTACIÓN

    Selección

    Selección

    Catalogación

    Catalogación

    Clasificación

    Clasificación

    Análisis de contenido

    Distribución de información

    Más especializadas por conocer las necesidades de los usuarios.

    Es antecesora de los principios de la cadena documental, como tal. Para ella hay una función sólo para las bibliotecas: custodia (almacén).

    HERBERT COBLANS. En su obra ¿Qué es la Documentación? de 1965, sitúa el nacimiento dela Documentación en la Bibliografía, porque dice que la Documentación crea documentos secundarios, pero le resulta difícil describir documentación por sus distintos significados según los países donde se desarrolle, también habla de la Documentación como un servicio activo orientado al usuario, porque más importante que información o documentos es el usurario, darle información, y esto se ve perjudicado por dos motivos:

  • Falta de adaptación tecnológica de los centros de documentación.

  • Problemas de precisión lingüística que no permiten acceder al documento.

  • Estos problemas llevan a los centros a la cantidad de información que se pierde o se duplica.

    VERHOEF. Bibliotecología y Documentación, de 1960. Fue director del NIDER, la Asociación de documentalistas Holandeses. Trabaja en las diferencias entre Biblioteconomía y documentación, y considera funciones de documentalista:

    • Compilación y localización de la información (también para el bibliotecario)

    • Ordenación: Catalogación (Biblioteca y Centro) y Clasificación (Centro); El documentalista es especialista en la materia que trabaja, sólo él puede precisar el contenido de un documento.

    • Difusión: en los Centros se tienen en cuenta las peticiones de los usuarios. Y la rapidez en la entrega.

    Sigue la línea de Edith Ditmas y considera que la Documentación es una ciencia que asume parte de las funciones de una biblioteca, y se enfrenta a un problema que tampoco ellas son capaces de solucionar: el tiempo.

    SUSANNE BRIET. La Documentación de 1951, uno de los tratados de Documentación sobre todo el proceso. Se plantea la definición de concepto de Documentación: “toda información conservada y registrada en cualquier tipo de soporte” En la introducción hace un estudio histórico que considera la Ciencia de la Documentación, coloca el inicio con la aparición de la imprenta cuyo desarrollo trae consigo la expansión de la bibliografía, precedente de la Documentación, que, como tal, aparece en el último tercio del S. XIX, y nace por la cantidad de información que se genera.

    La Ciencia y su nacimiento va unida a la la información científica y define la Documentación como “ciencia instrumental al servicio de la ciencia científica”. Otras definiciones son “técnica cultural nueva”; “medio de desarrollo”; “nuevo humanismo”

    Caracterizada por la rapidez de difusión, con tratamientos técnicos especiales: análisis y resúmenes de los documentos.

    En este tratado define al documentalista “archivero, bibliotecario y conservador de colecciones, creador de documentos secundarios partiendo de documentos primarios y profesional que se integra dentro de los equipos científicos para hacer llegar la información a los especialistas”. Esto es lo que en la actualidad se intenta, ser parte de un equipo de especialistas en una materia concreta.

    El documentalista tiene como misión especial hacer llegar la información, y del bibliotecario, conservarla.

    Los documentalistas tendrían una preparación más especializada, más general para los bibliotecarios.

    MORTIMER TAUBE. Bibliotecas especializadas y Documentación, de 1952, la Documentación es “la unidad o complejo de actividades cuya misión es preparar, recolectar, analizar, organizar, distribuir y comunicar la información”

    Todas las actividades documentales se relacionan y dependen unas de otras, la especialidad que las contiene es lo que considera documentación como tal, de la que forma parte la Biblioteconomía, que sólo describe, conserva pero no difunde.

    ERICH PIETSCH. Considera que la Biblioteconomía y la Documentación son ciencias independientes. Aunque sus teorías son sobre documentación, al final de su obra no sólo habla de la Ciencia de la Documentación, sino que es pionero hablando de la Ciencia de la Documentación.

    La Documentación es un proceso técnico que hace útiles los documentos, y que se llama Proceso Documental.

    Técnicas modernas de Documentación, 1966. Respecto al documento “soporte el material que permite la supervivencia de la información” La labor fundamental de la Documentación es apoyar para abordar cualquier conocimiento nuevo, y una función principal es conocer cualquier tipo de referencia bibliográfica y de los contenidos de las publicaciones periódicas aunque pasen desapercibidas.

    En la ejecución de esto hay arios problemas:

  • Variedad de idiomas

  • Masa de publicaciones

  • Esto se soluciona con la informática. Y un centro de Documentación para solucionarlo, necesita:

  • Definir el idioma en que debe expresarse

  • Definir la capacidad de entrada de documentos que tiene un centro.

  • Capacidad de recuperación: posibilidad entre el productor de información y consumidor, que lo da el intermediario: documentalista

  • Para él, la información es un producto industrial que se rige por los principios del productor y el consumo y dice que las necesidades informativas deben resolverse por los Centros de Documentación. Para él información y documento están muy relacionados.

    Información: “Forma activa de la labor documental, aportación de los conocimientos deducidos del estudio de la Documentación”, para él, y dentro del contexto de la sociedad actual, información, documentación e investigación son términos relacionados.

    VAN DER WOLK. El documentalista es intermedio entre productor y usuario de la información. La misión del documentalista es identificar, localizar y extraer el dato necesario para el científico, también puede ser labor del bibliotecario pero la debe realizar un documentalista porque utilizará los medios adecuados que no sólo describen, sino que también analizan los documentos y extrae los términos susceptibles de ser recuperados por un investigador.

    Las diferentes escuelas en las que prima la información y no el documento:

    Concepciones informativas de la Documentación

    Que muchos autores hayan considerado que la información y proceso de información sea objeto de estudio de la Ciencia de la Documentación ha hecho que ésta forme parte de la Ciencia de la Documentación con una peculiaridad: su carácter de proceso cíclico, porque la información se registra en su soporte para ser recuperado y difundida y al final se genera otra información.

    Según José M° Desantes Guanter, en 1970, la Documentación es la información de la información que se convierte en permanente fuente de información.

    Para toda la perspectiva informativa de la Documentación, ésta ha superado el concepto de Documentación como objeto de estudio y ha pasado a serlo la información.

    En esto influyen las nuevas tecnologías.

    El desarrollo de esta profesión va unido al desarrollo de la informática, que es muy importante para la recuperación de os documentos en los distintos soportes.

    Concepto de recuperación de información: Surge en la perspectiva informativa unido al desarrollo de la automatización, concepto que aparece en 1950 y cuyo autor es Calvin Mores, para él, el problema vital de la Ciencia de la Documentación es la recuperación de la información, la localización por la cantidad de información que se produce. A esto se une el concepto de selección de información en cualquier tipo de soporte y que los procesos de búsqueda sean por sistemas tradicionales.

    En 1960, Brian Vickery habló de los principios básicos en la recuperación de la información:

  • Establecer normas (internacionales), para utilizar información de cualquier país.

  • Sistema para analizar la información para un acceso rápido. Se preocupa por la búsqueda documental, lo más importante es la solución de la información y responder a las demandas de los usuarios o de los profesionales de la información.

  • Almacenamiento de la información, el tratamiento: descripción, considera al análisis como algo a parte.

  • Puede ser considerado padre de la perspectiva informativa, pertenece a la escuela anglosajona, con el concepto de Ciencia de la Información.

    Escuela anglosajona.

    Nace en la Sociedad Americana para la Investigación Científica, el término Ciencia de la Información nace con la “Revista Anual de Ciencia de la Información” (1960). En esta sociedad, los documentalistas piensan que la Documentación investiga las propiedades y comportamiento de la información y cómo puede ser recuperada para generar información.

    En la primera definición de la revista, la Documentación es un proceso por el que se elabora, distribuye, recopila, organiza, recupera usa la información.

    También hablan de ella como Ciencia Informativa que debe relacionarse con las Matemáticas, Lingüística, Psicología, Lógica, Tecnología de los Computadores, comunicaciones y Biblioteconomía.

    Dos representantes de esta escuela sin Robert y Taylor, con teorías fechadas en 1963. Utiliza el término Ciencia de los Información, y no sólo habla del análisis, sino que para él hay dos teorías dentro del tratamiento documental:

    • Técnica de indización: para recuperar información

    • Técnica de resumen: como el análisis.

    BORKO. Su teoría se desarrolla en 1968, hay un cambio de denominación en el Instituto Americano de Documentación, pasando a llamarse Sociedad Americana para la Ciencia de la Documentación. Este cambio es por influencia de la escuela anglosajona que consideraba (y esto lo refleja en su obra Borko) que Documentación y Biblioteconomía son sólo partes de una ciencia superior, la Ciencia de la Información. Su obra se titula Ciencia de la Información, ¿Qué es?. Para él es una nueva disciplina que investiga las propiedades y comportamiento de la información, en las técnicas, del proceso informativo para dar un eficaz servicio al usuario. Estas técnicas serían almacenamiento, análisis y difusión de la información que serían, dentro de las Ciencias de la Información, la Documentación.

    Considera que la Documentación ha superado el concepto original de ciencia del documento para ser una parte de la ciencia de la información, también considera que siendo una parte es de las más importantes porque su cometido final es la difusión de la información. Para él y la escuela anglosajona, la Documentación, dentro de las Ciencias, tiene un carácter cíclico porque almacena información, realiza un proceso técnico con ella para poder recuperarla después y vuelve a genera información que será almacenada...

    ESCUELA ALEMANA

    A finales de los 60, a consecuencia del movimiento anglosajón, llega a Alemania un nuevo concepto influido por esta escuela, el de Ciencia de la Información y la de Documentación (Information und Documentation Wissenschaft). En un primer momento, el término no lleva “Documentation”, pero Kublitz, en 1969, lo añade y es considerado padre del término y de la escuela alemana.

    Todas las teorías anglosajonas son aplicables a la escuela alemana, aunque Kublitz dice que el proceso de información, desde que se genera hasta el usuario, sólo sería documentación como tal en el proceso de descripción y análisis.

    La Documentación tendría como objeto de estudio las fuentes de información y la creación de documentos secundarios y terciarios.

    Este autor también habla en algún momento de la Biblioteconomía, que considera parte de la Documentación, y se dedica a la descripción y a la creación de bibliografías. Considera más importante a la documentación, porque haciendo también descripción realiza algo que considera vital en el proceso informativo: el análisis de los contenidos reflejados en un documento secundario: los resúmenes.

    Afirma que hoy existe un problema terminológico con esta ciencia y acuña un término para las dos: Ciencias de la Información y de la Documentación, aunque la superior es la primera y la documentación es parte de ella.

    La escuela alemana no ha tenido mucha importancia porque es prolongación de la anglosajona y del concepto de “Information Science”, término aceptado universalmente.

    ESCUELA RUSA

    Correlativo al término inglés “Information Science” y alemán. Las primeras aportaciones al concepto soviético se producen en los 60 a la primera vez que aparece este término aplicado a la Documentación, como parte de la Ciencia de la Información, es en 1966 en que 3 autores que aparecen siempre unidos aplican este término en detrimento del antiguo término Documentalística, la Ciencia de la Información.

    Estos tres autores son Mijailov, Chernii y Giliarevskii. En el mundo soviético el término “Documentación” no arraigase porque hablada de documento, los autores aplican el concepto de Ciencia de la Información de la escuela anglosajona.

    Su obra más importante es Fundamentos de Informática, traducción de 1973.

    El concepto de Informática es el mundo ruso se basa en el desarrollo de la información científica. Para los autores, el desarrollo de la documentación como parte de la Ciencia de la Información, se produce por el desarrollo del mundo científico, considera que esta disciplina tiene por objeto de estudio los campos:

  • La comunicación científica, que se produce por dos tipos de canales: los llamados “formales”, literatura científica, y los “informales”, los contactos personales de los científicos.

  • Recuperación de la Información.

  • Consideran en su obra que término y concepto de “Informátika” es una continuación del “Information Science” anglosajón. También consideran que es una ciencia disciplinar que debe unirse con otras ciencias como la Lingüística, Psicología, Biblioteconomía, Informática (como Ciencia de la Información.)

    GESTIÓN DE LA INFORMACIÓN “INFORMATION MANAGEMENT”

    En las últimas décadas se ha consolidado como una nueva tendencia llamada “Information Management” (Gestión de la Información), cuyos orígenes se sitúan en la gestión de las empresas y su toma de decisiones. Cada vez es más importante, no sólo producir, sino tener información y aumenta la importancia de los departamentos de gestión de la información en el mundo empresarial.

    El precedente de estas empresas es la Inteligencia Americana. Esa primera necesidad de gestionar la información vino del mundo bélico americano. Los primeros que, no llamando a los suyos Centros de documentación, los han generado.

    Esta disciplina como tal es el resultado de la explosión de la informativa que se produce a partir de los 70 y por la entrada de la informática, tienen una premisa fundamental: La información es un bien económico, el mensaje informativo necesita un proceso (Proceso Documental) para sacar la información necesaria al usuario y que le aporte algún bien (económico). La información tiene que ser un recurso muy importante en la empresa. En la actualidad, el departamento de gestión es la Información/Documentación tiene que ver con la toma de decisiones en el mundo empresarial, necesitan la información para disminuir el riesgo.

    Falta el final del lunes 7.05

    La Documentación en España

    En el S. XIX se desarrolla la Organización Bibliotecaria en España, 1835, fecha clave por el Real Decreto de 11 de octubre: LA Desamortización de Mendizábal. Ésta tuvo un mal resultados porque hubo muchos bienes eclesiásticos fueron expropiados y mal repartidos en las bibliotecas por la mala organización. Éste fue el origen de las bibliotecas en España.

    Es vital entender la desamortización porque la Iglesia tenía muchos bienes de archivos y bibliotecas. Para proteger estos bienes se crean en 1837 las Comisiones Artísticas y Científicas que en 1844 se amplían a monumentos históricos. EL fin de las comisiones es realizar un inventario y seleccionar los bienes que eran valiosos para el Estado.

    Al aumento que reciben las bibliotecas de lo desamortizado hay que añadir donativos de los particulares, lo que evidencia esto es que no hay recursos económicos suficientes para conservar y poner los documentos al servicio del usuario. A esto se añade el problema de la falta de personal cualificado. La consecuencia es que es Estado se plantea crear un personal cualificado para esto y aparecen los primeros estudios relacionados con Biblioteconomía y Archivos: Escuela de Diplomática, en 1856 (formación para archiveros y bibliotecarios) En el Decreto Fundacional se da más importancia a los archiveros.

    En 1857 la “Ley de Instrucción Pública” de Claudio Moyano es en título 4, se menciona la importancia de las Bibliotecas, Archivos y Museos dentro del sistema educativo, se establecen los principios de la organización bibliotecaria en España.

    En el artículo 163 se establece que el Gobierno de la nación debe promover la mejora delas bibliotecas, evitando que cada provincia careciera de una, y el aumento de fondos, en cada biblioteca de provincia debían existir fondos sobre ella.

    El artículo 164 habla de los museos y el 165 de los archivos.

    En esta ley se dictan normas sobre organización de las bibliotecas. En el art. 16 se habla de la necesidad de creación de un Cuerpo Facultativo de Archiveros, Bibliotecarios y Anticuarios, tiene que estar especializado según la Institución donde esté ubicado y formación adecuada.

    Todo esto lleva al Real Decreto de 17 de Julio de 1868, por el que se crea el Cuerpo Facultativo de Archiveros, Bibliotecarios y Anticuarios. Antes de esto se hace una reforma general tanto en bibliotecas como en archivos, la reforma en los archivos está motivada por la mala organización y en las bibliotecas por el gran abandono.

    Con esta organización se pretende:

    • Conservar todas las riquezas desamortizadas

    • Aumentar el patrimonio de bibliotecas y archivos

    • Dotarlas de medios eficaces

    • Propagar sus fondos

    En 1860 se pretende hacer la primera clasificación de archivos y bibliotecas.

    Al frente estará el Ministerio de Fomento, la Dirección General de Instrucción Pública y la Junta Superior de Archivos y Bibliotecas. Bajo ellos las Bibliotecas (públicas, nacionales, universitarias y provinciales) y los Archivos (históricos, ¿?, provinciales ¿?).

    Esta Junta tiene como obligación respecto al personal:

  • Hacer cumplir las obligaciones propias de su puesto

  • Provisión de plazas para las distintas instituciones

  • Supervisión de funcionamiento de cada uno de estos centros

  • La primera medida de la Junta en 1868 es la creación del Cuerpo Facultativo, después, en 1869 nacen las primeras bibliotecas populares y en 1901 se establece el Reglamento para Bibliotecas Públicas y Archivos del Estado.

    REGLAMENTO DE LAS BIBLIOTECAS PÚBLICAS

    Regido por el Cuerpo Facultativo de Archiveros, Bibliotecarios y Anticuarios. Divide las bibliotecas públicas en tres categorías:

    • B. Autónomas: Sólo hay un caso, la Nacional.

    • B. Adscritas a organismos de enseñanza superior: universitarias, de Escuelas Superiores, de Institutos técnicos...

    • B. de Departamentos: las de los Ministerios

    Según la Ley de 1901, los Archivos:

    • Generales: Contienen documentos relativos a la nación de carácter general o histórico. En 1901: Archivo Histórico Nacional, de Simancas, de Indias, de Alcalá.

    • Regionales: Contienen documentos relativos a la región o antiguos reinos de España. Archivo de la Corona de Aragón, de Valencia...

    • Especiales: Forman parte de un centro, Instituto o cualquier dependencia de la Administración.

    LA BIBLIOTECA NACIONAL

    La primera biblioteca pública de España. Creada en 1711 por Felipe V, y su fin último era hacer asequible el conocimientos a todas los súbditos del Reino.

    En 1836, el año siguiente a la desamortización, deja de ser propiedad de la Corona, para a despender del Ministerio de Gobernación.

    En 1857, con la Ley de Instrucción Pública de Moyano, se prueba su reglamento de funcionamiento, cuyos objetivos son:

    • Reunir, conservar y aumentar el número de documentos

    • Uso público de la Biblioteca Nacional

    • Se constituya la biblioteca en un Archivo Público con el fin de asegurar los derechos de autores e impresores españoles

    • Se constituya en el Museo Bibliográfico Español

    En 1901, con el Real Decreto de Bibliotecas Públicas, a la Nacional se le da carácter de autónoma y en el reglamento se le obliga a redactar 3 catálogos; de materias, topográfico y de autores. Se redactarán en cédulas sueltas para poderse intercalar. También se prohibió el acceso a cualquier persona ajena a la Biblioteca.

    Según Laso de la Vega, el Decreto de 1901, es el gran estancamiento del sistema bibliotecario español.

    En otro Decreto de 22 de abril de 1938, se vuelve a poner a disposición del público la Biblioteca Nacional, siempre bajo la vigilancia de un bibliotecario.

    Para Laso de la Vega es el nacimiento de la Biblioteconomía moderna española. En 1938 desde la Biblioteca Nacional empieza a hablarse de un término ya conocido en Europa: Documentación.

    LA BILIOTECA DE LA UNIVERSIDAD COMPLUTENSE

    El nacimiento de la entonces llamada “Biblioteca Central de Madrid” se sitúa en otro plan de Instrucción Pública, de 1845, Plan Pidal.

    Estaba formada por tres colecciones:

  • La Biblioteca del Colegio Mayor de San Ildefonso de Alcalá, fundada por el Cardenal Cisneros en 1494.

  • La biblioteca del Colegio de San Marcos, creada por Carlos III en 1787.

  • La Biblioteca del Real Colegio de Farmacia de San Bernardo.

  • Los fondos los custodia un profesor, y en el Plan Pidal, además de la creación de una biblioteca única con tres colecciones, se integran colecciones dispersas en las distintas facultades.

    La organización sería:

  • Ministerio de Instrucción Pública

  • Rector

  • Bibliotecario Jefe

  • Se dispone realizar un catálogo con un criterio único: autores y materias, en hojas sueltas.

    No habrá más cambios hasta el Decreto de 1932, por el que se subordina el servicio de bibliotecas a las necesidades de la Universidad. Todos los documentos, antiguos y nuevos, son propiedad del Estado que los cede a la Universidad para su uso.

    En este Decreto se crean también Seminarios de Bibliografía y Biblioteconomía que se impartirán en la biblioteca y, a pesar del problema de dispersión, se crean otro tipo de bibliotecas que llevarán otra vez al problema, las Bibliotecas de Seminarios.

    El primer director de la Biblioteca es Lasso de la Vega, desde 1932 hasta 1962.

    En 1939, un decreto interno de la Biblioteca aprueba la utilización de la CDU, la traducción que se utiliza es la alemana que cede la Federación Internacional de Documentación (FID), desde 1939 se procede a la traducción al castellano de la CDU.

    La traducción de las tablas abreviadas, el 5% del total. También se adopta la ficha internacional, de 12.5 x 7.5, de encabezamiento variable para la redacción de distintos catálogos.

    La introducción en España de la CDU se limita a las noticias que traía Manuel Castilla, desde 1896. fue miembro del Instituto Internacional de Bibliografía, experto en CDU y único representante español, propondrá que todas las bibliotecas dependientes del Estado y Cuerpo Facultativo utilicen ese sistema único, la CDU.

    A partir de 1939 será adoptada por todas las bibliotecas públicas dependientes del Estado en España. En la década de los 70 empiezan a considerarse obsoletas las técnicas bibliotecarias utilizadas y se introduce el término Documentación.

    En 1935, se celebra el II Congreso Internacional de Bibliotecas, donde se trata:

    • Bibliotecas especiales, sistemas de cooperación

    • Préstamo interbibliotecario internacional

    • Cooperación interbibliotecaria nacional

    • Formación profesional del bibliotecario. Este tema fue el que más repercusión tuvo, y, a pesar de no mencionar el término documentación, sienta las bases del futuro profesional de la Documentación.

    Aquí tendrá un papel importante Ortega y Gasset, con su discurso, Misión del bibliotecario, donde no aparece el término “Documentación”, se cree incluso que no lo conocía, pero equipara al bibliotecario con las concepciones anglosajonas sobre lo que debería ser su profesión, y las bibliotecas especializadas con los Centros de Documentación. En este carácter anglosajón del discurso, destacó el carácter educativo del bibliotecario, su objetivo es educar. Aunque no conoce conceptos de Biblioteconomía, habla de selección de información, que debe realizar el bibliotecario con una visión crítica para una posible difusión de la información.

    Para él la misión es la difusión del fondo, el bibliotecario será un filtro que regule todo lo que se publica. Ortega sabe que todo esto no se cumple y cree que es importante cambiar la formación del bibliotecario.

    JAVIER LASSO DE LA VEGA. (Sevilla 1892 - Madrid 1990) Ingresa en el cuerpo facultativo en 1915, director de la Biblioteca Universitaria de la Universidad Central de Madrid entre 1932 y 1962, profesor de Biblioteconomía de la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad Central y de Documentación de la Escuela de Documentalistas creada en 1964, funda distintas asociaciones de bibliotecarios (ASEABI), colaborador con el CSIC, considerado introductor de las concepciones de Otlet en España, aborda la Documentación independientemente de la Biblioteconomía, considerándolas dos disciplinas diferentes, sus fines son:

    • Dar a conocer la documentación en el mundo de la ciencia, en Cómo se hace una tesis doctoral, de 1947.

    • Explicar que la Documentación no es una ciencia, sino una técnica al servicio de la ciencia, en La Documentación y el progreso, de 1951 y su Manual de Documentación, de 1969.

    Para él, la Documentación: “Técnica al servicio del desarrollo científico e intelectual”. En casi todas sus obras ubica la Documentación en el mundo científico, en dos disciplinas muy conocidas; Derecho y Medicina.

    A partir de los años 40 retoma el carácter pedagógico del bibliotecario, que es extensible al documentalista y establece tres categorías en la profesión:

    • BIBLIOTECARIOS. Trabajan en bibliotecas generales (públicas...)

    • DOCUMENTALISTAS. Trabajan en centros de documentación.

    • BIBLIOTECARIO DOCUMENTADOR. En bibliotecas especializadas, que utilizan técnicas cercanas a la documentación.

    En Cómo se hace una tesis doctoral, de 1947, la introducción habla del discurso de Ortega y Gasset. Para él (Vega) es una constante en todas sus obras la labor pedagógica del bibliotecario, la única misión que justifica la existencia de los Centros de documentación es enseñar conocimientos a científicos o cualquier otro usuario, la conservación queda sólo para las bibliotecas. Es considerado el primer manual publicado en español de la Documentación moderna. En él, se refiere al término Documentación, como Documentación científica, que actualmente sería documentación general.

    Su idea de ser técnica para la ciencia, es compartida por muchos profesionales. Es una ciencia que ayuda y resuelve problemas para el trabajo intelectual y científico. Piensa que para Otlet es una CIENCIA separada de la Biblioteconomía, que la pretensión última de Otlet era realizar el repertorio bibliográfico universal.

    Para Lasso de la Vega la Documentación es la explotación de los documentos y su difusión con distintas técnicas. En su Manual de Documentación, la define, que es similar a las anteriores “Técnica que recoge y ordena por medio de cualquier signo y de cualquier género un objeto, un hecho, un acontecimiento, en suma, todo aquello que se produce y que la memoria humana no alcanza a retener”

    Pretende que la Documentación intente ser la memoria gráfica y sistematizada de la humanidad.

    Dice que hay tres tipos de Documentación:

    • CIENTÍFICA, sinónimo de Doc. General o de la Ciencia de la Documentación

    • ESPECIALIZADA en una rama específica del saber

    • BIBLIOGRÁFICA, la parte técnica de la Documentación.

    En su manual de 1969 dice que históricamente, el origen de la Documentación está en la Biblioteconomía, en las bibliotecas, pero su desarrollo como disciplina es en el S. XX, cuando instituciones y profesión son más complejas ante las nuevas necesidades científicas.

    Establece distinciones entre bibliotecarios y documentalistas.

    • Bibliotecarios: Cataloga, clasificas y ejercen de filtro entre usuarios y documentos.

    • Documentalistas: Agente activo que proporciona la información antes de que sea pedida.

    Considera que el sector industrial contribuye más al desarrollo dela Documentación por la información que necesita y la que genera.

    Al dividir bibliotecarios y documentalistas, también considera que su preparación debe ser distinta, el primero debe tener conocimientos generales y ser especialista en técnicas de catalogación y clasificación. El segundo tiene formación especializada en cuanto a conocimientos, dominar la rama en que trabaje, especialista en técnicas de catalogación, clasificación y fuentes de información.

    En 1952, bajo la sombra de Lasso dela Vega, aparecen las primeras academias particulares para la formación de archiveros y bibliotecarios las clases las impartían miembros del Cuerpo Facultativo.

    De todas las academias surge la Escuela de Documentalistas de la Biblioteca Nacional, fundada por Lasso en 1964 y donde daba clase.

    Entre las asignaturas, las había comunes (Catalogación, clasificación, Fuentes de Información y Principios Básicos de la Documentación) para archiveros y bibliotecarios, y especializadas para cada uno (archivos y bibliotecas / centros de documentación)

    La Escuela funciona desde 1964 hasta 1980, cuando pasa a depender del Ministerio de Cultura y cambió su nombre: Centro de Estudios Bibliográficos y Documentales, donde también se impartían asignaturas de Archivística y Biblioteconomía, a pesar del nombre.

    Desde 1978, se institucionaliza esta disciplina pasando a estudios universitarios, aunque al principio sólo como una asignatura de Periodismo, pero todo un grupo de profesionales luchó por convertirlo en carrera, al principio lo fue en Granada, Barcelona y Salamanca, seguirían todas las Universidades públicas, en las privadas aparece como un curso de postgrado.

    Desde 1978, cuando publica su tratado de Documentación López Yepes, en sus teorías de las perspectivas, aplica para España dos tipos:

    • Autores dentro de la P. Informativa

    • Autores dentro de la P. General (Doc. General = Doc. Científica)

    27