Historia de Europa en la Baja Edad Media

Historia universal medieval. Crecimiento demográfico. Feudalismo. Sociedad feudal. Cruzadas

  • Enviado por: Nachete
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 72 páginas

publicidad
cursos destacados
Curso de reparación de teléfonos móviles / celulares
Curso de reparación de teléfonos móviles / celulares
El curso de Reparación de Telefonía Celular o Móvil está orientado a todas aquellas...
Ver más información

Iníciate con Ableton Live
Iníciate con Ableton Live
El curso da un repaso general por las órdenes y menús más básicos, para poder generar...
Ver más información


HISTORIA DE EUROPA EN LA BAJA EDAD MEDIA

PROGRAMA

  • RECUPERACIÓN DEMOGRÁFICA Y CRECIMIENTO AGRARIO

    • La expansión de Europa. Crecimiento demográfico y productividad de la tierra: interrelación de ambos fenómenos.

    • La recuperación demográfica. El ciclo demográfico antiguo y el problema de la escasez de fuentes. Indicadores indirectos de crecimiento demográfico. Causas de dicho crecimiento.

    • La expansión de la agricultura. El proceso roturador: manifestaciones y fases del proceso.

    • Del régimen dominical carolingio al señorial.

  • LA SOCIEDAD FEUDAL: GÉNESIS Y EVOLUCIÓN

    • Revolución feudal

    • La jerarquía feudal

  • IGLESIA Y FEUDALISMO: LA REFORMA ECLESIÁSTICA Y LA LUCHA DE LAS INVESTIDURAS

    • Impacto de la feudalización en la sede Romana.

    • Reforma monástica

    • Reforma pontificia

    • El papel de las fuentes históricas

    • Papas reformadores

  • LA LUCHA POR EL “DOMINIUM MUNDI” Y EL OCASO DE LOS PODERES SUPRATEMPORALES.

    • El impero en la primera mitad del siglo XII

    • El reinado de Federico I Barbarroja y su idea de “domino mundi”. La tentativa imperial de Enrique VI

    • La obra papal: Inocencio III y el IV Concilio de Letrán.

    • Un nuevo emperador: Federico II

    • Crisis del imperio germánico (1250)

    • Bonifacio VIII (1294-1303), defensor de la teocracia pontificia.

    • El cristianismo en los últimos tiempos medievales. El “exilio” de Aviñón y el Cisma de la iglesia latina (1378)

    • La doctrina conciliar y la restauración papa con Martín V en 1417. La nueva religiosidad y la aparición de las herejías precursoras de la

    reforma: Wycliff y Huss.

  • LA EXPANSIÓN MILITAR DE LA SOCIEDAD FEUDAL

    • Las cruzadas

    • La expansión normanda

    • La colonización alemana del este del Elba:

    el “drang nach osten”.

  • EL RENACIMIENTO DEL COMERCIO Y LA DIFUSIÓN DE LA VIDA URBANA

    • Protagonistas. La figura del mercader y los orígenes del comercio

    • Los principales polos comerciales europeos: el mundo mediterráneo. El litoral Báltico y la Europa del Noroeste.

    • Técnicas comerciales: los mercados y las ferias, las mercancías, la moneda y el crédito. Las sociedades comerciales.

    • Los medios de transporte

    • La ciudad medieval. Teorías sobre su génesis

    • La expansión urbana europea entre los siglos XI y XII. Los orígenes de la burguesía. La organización de los oficios. El gobierno de las ciudades y la formación del patriarcado urbano.

  • LA RECEPCIÓN DE LA CULTURA ANTIGUA

    • El pensamiento y la cultura en la plena Edad Media.

    • Las escuelas de occidente a principios del siglo XII. El declive de las monásticas. Ascenso de las escuelas episcopales o catedralicias. Las escuelas urbanas

    • Recuperación de la cultura clásica. Las traducciones

    • Desarrollo de la filosofía escolástica

    • El descubrimiento del derecho romano.

    • Orígenes y desarrollo de las universidades.

  • LA MONARQUÍA CAPETA EN FRANCIA

  • BIBLIOGRAFÍA

    TEMA 1. RECUPERACIÓN

    DEMOGRÁFICA Y CRECIMIENTO AGRARIO.

    El periodo comprendido entre los siglos XI y XIII se considera como Plena Edad Media. Es una etapa diferente a la anterior, considerada la época oscura “Dark Ages” y marcada en gran medida por la escasa productividad, que llevó a una alimentación escasa y desequilibrada, por el bajo crecimiento demográfico, un fuerte procesos de ruralización, una involución del comercio, que queda reducido a mínimos, un gran retraso cultural.

    La Plena Edad Media será considerada por tanto como el despertar de Europa: se darán avances prácticamente en todos los campos, relaciones vasalláticas, reforma monástica. En este periodo también tiene lugar un gran enfrentamiento entre el imperio germánico y el pontificado, que dará lugar a la lucha de las investiduras y a la reforma gregoriana (Gregorio VII). La sociedad Europea se expande, sale de sus fronteras con movimientos como el de las cruzadas, la conquista de tierras al este del imperio germánico (Pomerania). También surgirán las universidades, la primera la de Bolonia (finales del XII), después la de París… En la península ibérica la primera en fundarse será la de Palencia. Debido a ello se verterán al latín las obras recogidas por los árabes desde la cultura clásica.

    Es decir: se darán transformaciones en todos los campos, transformaciones parciales de la realidad que van acompañadas de una transformación fundamental que será el telón de fondo de todas las demás: la implantación del feudalismo en la sociedad occidental.

    LA EXPANSIÓN DE EUROPA. CRECIMIENTO

    DEMOGRÁFICA Y PRODUCTIVIDAD DE LA TIERRA:

    INTERRELACIÓN DE AMBOS FENÓMENOS

    Algunos historiadores piensan que la expansión de la agricultura se da gracias a un crecimiento demográfico anterior que permitió roturar más espacios. Otros en cambio opinan que al aumentar la superficie cultivada, la población se alimento mejor y eso fue lo que llevó al aumento demográfico. De cualquier modo son fenómenos paralelos y guardan cierta interrelación.

    A partir de 970-980, coincidiendo con el final de las segundas invasiones, es cuando comienza a observarse este fenómeno, ya que diminuye el número de individuos dedicados a la labor defensiva y a pesar de que parte de esta población no pasará a formar parte de la mano de obra, sino que se incluirán en la hueste del señor, sobre todo los campesinos más ricos que acabarán formando importantes ejércitos privados (debido a esto se cambiará con el tiempo la prestación de armas por una tasa).

    LA RECUPERACIÓN DEMOGRÁFICA. ELCICLO DEMOGRÁFICO ANTIGUO Y EL PROBLEMA DE LA ESCASEZ DE FUENTES. INDICADORES INDIRECTOS DEL CRECIMIENTO DEMOGRÁFICO. CAUSAS DE DICHO CRECIMIENTO.

    Hasta el final del XVIII nos encontramos con lo que llamamos ciclo demográfico antiguo, caracterizado por una alta natalidad y una elevadísima mortalidad, sobre todo infantil, que darán como resultado un crecimiento vegetativo muy bajo.

    A partir del XI se va a dar un proceso, lento pero mantenido, de aumento de la población. Hacia mediados del XIII se produjo un estancamiento y en el siglo XIV se da una caída importante de la población, debido en parte a la peste negra (1348) que vino a incidir en una población con problemas. La peste negra vino de la zona de Asia y afectó a casi toda la población.

    Para Le Goff, la población de Europa entre 950 y finales del XIII se triplicó, incrementándose en un 140%. Russell da otras cifras: en torno al año 1000 la población de toda Europa sería de unos 45 millones de habitantes. Durante el XI y hasta mediados del XII se apreciaría un crecimiento paulatino aunque lento de la población, llegando a mediados del XII a los 50 millones. A partir de ese momento hubo un crecimiento acelerado hasta finalizado el siglo XIII, llegando la población a los 60 millones.

    El problema para el estudio de esta materia es la escasez de documentos que encontramos: no hay censos de población, a excepción del Domesday Book del 1087 en Inglaterra, redactado por encargo de Guillermo el Conquistador a efectos de impuestos fiscales. Este libro es, además, un catastro. Los censos aparecerán en el resto de Europa a partir del XIII.

    Ante la ausencia de censos se ha tenido que acudir a testimonios y documentos que inciden de forma indirecta en este tema. Lo más importante será la convergencia de estos datos:

    • Documentos de carácter militar y fiscal. Durante la plena edad media se empieza a configurar un fenómeno político nuevo que dará lugar a las monarquías feudales en el XII. Las más representativas serán las del os Capetos en Francia, la Angevina en Inglaterra… Estos reyes necesitarán conocer la población para establecer el impuesto de capitación y también necesitarán saber esto mismo a efectos militares. Se contabilizarán fuegos (familias) no personas, a los que se aplicará un coeficiente para establecer el número de habitantes, dando el número resultados completamente aleatorios. El otro problema es que sólo contabiliza los fuegos de pecheros, y había una población exenta de impuestos muy amplia.

    • Polípticos: libros de administración y cuentas, inventarios de propiedad. Los más antiguos datan de época carolingia. El más famoso lo elaboró un abad de San Germán de los Prados, en los alrededores de París, el abad Irminon (815-819). Suele asociarse a los señoríos eclesiásticos. También se contabilizará por hogares y después se aplicará un coeficiente

    • Análisis familiar, que nos proporciona el dato del coeficiente que aplicaba a los fuegos. También ofrece datos acerca de la media de años de vida: alrededor de los treinta.

    El análisis familiar se consigue de dos formas: a través del análisis de las genealogías que se nos han conservado a partir del X. Generalmente todos se refieren al estamento nobiliario y no se pueden extrapolar al resto de la población.

    El otro método será el análisis de documentos de aplicación del derecho: compras, ventas, donaciones, permutas…Estos documentos aparecen sobre todo a partir del XII que es cuando aparecen los notarios.

    Como consecuencia se incrementará el precio de la tierra al haber una población mayor. Otro indicador del aumento de población será la aparición y desarrollo de ciudades. Las pequeñas aldeas se van a convertir en algunos casos en pequeñas ciudades. Se crearán además ciudades nuevas que se pueblan, no tanto por el crecimiento vegetativo sino por inmigración campesina: fenómeno de inurbación. Otro de los indicadores será la ampliación del campo cultivado, roturado, que indica un incremento de la producción global.

    Las causas de este crecimiento demográfico serán:

    • Transformaciones en el campo y en la alimentación, que se orientan hacia el equilibrio población/recursos, sin poder distinguir claramente si esto es causa o efecto. El hombre se alimenta básicamente de cereales (pan y gachas). El companático (lo que acompaña al pan) lo constituirán hortalizas, aceite,… A partir del XI este companático aumenta, tanto en la producción y consumo de cereal como en la diversificación del resto de la alimentación. El problema es la escasa productividad debido a que ante la falta de abonos la tierra se airea se ventila y se deja en barbecho. Se dará de este modo una agricultura itinerante, clásica.

    • Final del asalto a Europa y a de las segundas invasiones (970-980): los sarracenos cesan su empuje. Los escandinavos (vikingos normandos) se asientan y se dedican al comercio en el ducado de Normandía después de haber saqueado las costas del norte de Europa. Los majiares se asientan en el centro de Europa después de que les venza Otón I en la batalla de Lech Feld (955). También vencerá a los eslavos en el mismo año y en parte por eso es coronado emperador en Roma en el 962 y dará lugar a la creación del sacro imperio romano.

    Todo esto dará lugar a que más brazos puedan dedicarse a la producción en vez de a la labor defensiva.

    Dentro de la alimentación otro aspecto importante será el vino. Se difunde mucho el cultivo de la vid y pronto se va a comercializar como la bebida por excelencia en el sur de Europa (en el norte el predominio será para la cerveza). A partir de época carolingia se extraerá también miel de los bosques. La alimentación también incluirá ahora pesca, sobre todo de río: carpa, salmón, anguilas, cangrejos y también la caza: jabalí, gamo…

    Se tiende a abandonar este tipo de agricultura silvopastoril y se dedican más concretamente al cultivo de cereal. El pan, el vino y el aceite están ya muy relacionados con la liturgia cristiana.

    Al aumentar la productividad habrá excedentes comerciables recurriendo al mercado y habrá un incremento de la circulación monetaria, pasando de una economía de auto abastecimiento, autárquica a una economía monetaria.

    En el XII el proceso roturador y colonizador llegará a su punto álgido. A partir del XIII se frena y en el XIV experimenta un retroceso, pero remonta en el último cuarto del XIV.

    LA EXPANSIÓN DE LA AGRICULTURA.

    EL PROCESO ROTURADOR: MAIFESTACIONES

    Y FASES DEL PROCESO.

    Entre los siglos VIII y X comienza la estructuración por el imperio carolingio en el ámbito político. Ya en siglo X se dará el mismo proceso con el imperio otónida u otoniano. En este mismo siglo X entran en crisis, formándose vínculos feudo-vasalláticos, lo cual lleva a cierta fragmentación del poder

    En lo económico, los primeros intentos de aumentar el espacio cultivado se dan ahora, siendo un proceso difícil debido a que todo el instrumental es de madera. Existe un problema con los abonos, lo que lleva a los cultivos itinerantes, que necesitan un gran número de mano de obra y que a la larga lleva a un desequilibrio entre población y recursos, ya que hasta el siglo XI encontramos aldeas muy poco pobladas frente a grandes espacios vacíos ya que la zona de bosques es muy extensa. Las tierras en barbecho se van abandonando. El tipo de agricultura es el silvo-pastoril: caza y recolección de productos silvestres en montes, ríos y bosques.

    El proceso roturador comienza en el siglo XI debido al crecimiento demográfico y al periodo de calma originado por las segundas invasiones El ager es el espacio cultivado desde el punto de vista geográfico, que rodea la aldea y alrededores; es la zona de huertos en la que se encuentran cultivos donde los aldeanos siembran ajos, cebollas, se utilizan zonas como vertedero y también se dan cultivos dedicados a la farmacología. El perímetro es el saltus, tierra virgen sin cultivo, aunque no es improductiva. Es el bosque del señor, dedicado a la caza, allí están los pastizales del ganado porcino, la miel y la madera.

    SALTUS

    AGER

    HUERTOS

    Según Le Goff, durante la edad media Europa era una especie de negativo geográfico del mundo musulmán. Europa era todo un bosque y para ponerlo en roturación hubo que talarlo intensificándose así las labores en el ager.

    Entre el ager y el saltus no hay oposición, pero si diferencia en los productos. El momento más favorable según Duby es hacia mediados del XII, cuando se ha alcanzado un momento cumbre en el proceso roturador.

    Existen una serie de factores de tipo natural que influyen en este proceso. El clima a partir del XI se vuelve más templado y húmedo, lo cual favorece el retroceso del bosque y facilita los cultivos.

    También se dan una serie de factores tecnológicos internos, dándose la “revolución tecnológica del medievo”. Le Goff afirma que eran avances conocidos desde el mundo antiguo, pero que no se habían utilizado hasta ahora.

    Se dan también transformaciones en el laboreo: ahora se prepara la tierra antes de la siembra, aireándola. Empieza a darse también la roturación trienal: una parte de la tierra queda en barbecho, en la segunda se cultiva cereal de invierno (trigo) y en la otra cereal de primavera (avena) o legumbres.

    En el norte de Europa se usa el arado pesado, frente al antiguo arado romano. A ese arado se le conoce como carruca o charrúa. Comienza además la introducción del hierro en los útiles de labranza. A partir del XI se ponen herraduras a los animales. Por otra parte se sustituye al buey, que se sigue manteniendo en el sur de Europa por el caballo. Se cambia la collera que sujeta al animal: antes era rígida y ahora es una espadilla que sujeta los omóplatos.

    La difusión del molino de agua se da a partir del XI y se usa para actividades diferentes: moler cebada, fabrica cerveza, tundir paños…

    Debido a la demanda de leche, carne, queso… a partir del siglo XIII crece el ganado mayor, porque se tiende a la estabulación del ganado aunque todavía haya ganadería trashumante.

    Todas estas innovaciones no se dieron en toda Europa y no se dieron por igual, y además implicaron grandes diferencias económicas. Se da también una fuerte inversión en el trabajo humano: las fuentes de energía serán el trabajo humano y la fuerza animal.

    Dentro de esta situación es fundamental el esfuerzo conjunto de señores y campesinos. Serán ellos los verdaderos protagonistas: los señores, que son los dueños del espacio y lo controlan, dedicándolo a la caza. Ahora lo ceden a la explotación de los campesinos, ya que de esta manera obtienen algo a cambio: las rentas novales: renta decinial que van a cobrar tanto laicos como eclesiásticos (el Cister las cobrará desde el XII). Se pagan en especie.

    Se favorecerá el asentamiento de campesinos mediante la concesión de cartas pueblas. Son documentos escritos que se dan a mediados del XII en los que el señor del lugar ofrece condiciones favorables de vida para quien se asiente en ese territorio. Implica la creación de un derecho local.

    El campesinado lleva a cabo la roturación de la tierra (se colonizarán nuevas tierras, por ejemplo, al este del río Ebla)

    Un aspecto que se ha destacado mucho es el papel de los monasterios en cuanto a la roturación de nuevas tierras. El monasterio de Cluny vive de las rentas, ya que ellos no trabajan la tierra sino que llevan un tipo de vida nobiliar. Los monasterios cistercienses sí que trabajan la tierra, y suelen estar situados lejos de las vías de comunicación, en el saltus señorial. Se ha comprobado que muchas de esas tierras habían sido roturadas por monjes eremitas que van creando granjas. De todos modos, los verdaderos protagonistas siguen siendo los señores y los campesinos.

    El proceso roturador se manifiesta de tres modos diferentes:

    • Ampliación en los límites del saltus señorial. El campesino va quitando territorio al señor en un proceso lento: rotura los bordes de su parcela que lindan con el bosque del señor. Es algo inconsciente. El bosque señorial a veces estaba mal vigilado y algunas veces no lo percibe debido a eso.

    • Creación de nuevos pueblos: durante la edad Media hay aldeas muy pobladas frente a espacios muy vacíos. Ahora se establecen núcleos en las zonas de bosque, tendiendo a minimizarlo. En la zona de Flandes se toman zonas pantanosas, invadidas por el mar, los polders: estas zonas se desecan, se ponen en cultivo y se colonizan sobre todo en los países bajos. Al este del Elba los germanos conquistan a partir del siglo XII y hasta el siglo XIV y se crean nuevos núcleos de población campesina, de príncipes germanos, colonos, de la orden del Cister hacia el norte y fundaciones de los caballeros de la orden teutónica en la zona de Prusia. En el mar del norte y en el Báltico surgen núcleos pre urbanos entre el VIII y el X, los wik o portus y también surgirán en los ríos que desembocan en esos mares: son lugares de encrucijada mercantil, no son grandes comunidades y sus habitantes tienen ocupaciones diferentes, aunque los más numerosos son los mercaderes. Estos núcleos darán lugar a ciudades a partir del XI. En Francia y Alemania aparecen en el XI las villas nuevas: territorios fronterizos con un carácter militar. Estas ciudades suelen llevar una concesión de carta puebla ya que sino el asentamiento sería difícil en estas zonas conflictivas.

    • Poblamiento intercalar: desde mediados del XIII. Las explotaciones campesinas aisladas o granjas que se concentran en un hábitat disperso y generalmente están pobladas por un grupo pequeño experimentan un cambio de mentalidad: aparece una cerca cerrando los pastos comunales. Este sistema tomará el nombre de bocage. Esto marcará un comienzo del individualismo agrario. El sistema anterior es el llamado de los openfield, campos abiertos. Las cercas actuales impedirán el paso a los pastizales. Este fenómeno tiene lugar en las comunidades del Cister o en pequeñas familias que se conocen como familias de pioneros. Esto llevará a un aumento de la ganadería y de la demanda de carne y productos derivados. Los mejores espacios han sido ya utilizados para el cultivo, con lo cual en cerramiento de campos se dará en las zonas marginales del saltus y sobre todo en las zonas del Atlántico, mediterráneas y en zonas marginales.

    Es en este periodo también cuando comienza la producción artesanal relacionada con el trabajo de la piel, lana, cuero: la vertiente ganadera está relacionada con la demanda de productos y de la artesanal. Es probable que estos artesanos construyeran cabañas provisionales que quedaron como permanentes, ya que presentan espacios cultivados a una distancia relativa. También se dice que tienen relación con la mejora de los utensilios que se consigue con el hierro.

    En el siglo XII asistimos a una expansión agrícola. A mediados del XIII incrementa la demanda de productos ganaderos. Hay además una mejor gestión de los dominios. A finales del XIII se frenará esta expansión debido a la crisis agrícola y demográfica y también a la social. Todo ello desembocará en los inicios del XIV en la peste negra, la crisis demográfica…

    Como consecuencias, la expansión agrícola trajo un aumento del rendimiento agrícola en el XIII y una diversificación de la alimentación, aunque el cereal seguirá siendo la base. A mediados del XIII se denotará una preocupación por gestionar mejor los dominios y por mejorar los rendimientos, aumentando así la productividad.

    Se copiarán en esta época también tratados de agronomía como el de Columela del árabe.

    A mediados del XIII el papado pedirá a los señoríos monásticos que ponga por escrito la gestión de sus dominios. Aparecen así los primeros libros de rentas. A finales del XIII los señoríos eclesiásticos colonizan algunos territorios al este del Elba.

    Como consecuencia de la expansión agrícola surgen una serie de excedentes y se comercializará con ellos: cereales, vino, leguminosas, aceite, pescado en salazón y huevos. La producción artesanal aparece junto con el comercio. Son sectores que viven de las rentas agrícolas pero que no trabajan la tierra: se diversifican los oficios.

    DEL RÉGIMEN DOMINICAL CAROLINGIO AL SEÑORIAL.

    En época carolingia el régimen se basaba en la villa, es decir, en reservas y mansos. La reserva es la propia tierra del señor, es donde vive y es la tierra que trabaja. Los mansos son las parcelas que entregaba y donde vivía la familia campesina. Esta familia le debía una serie de prestaciones a su señor, las sernas.

    Cuando el sistema carolingio cae por la división del mismo y al no haber un poder central fuerte, los nobles toman el poder. Nos encontramos con que la reserva se va reduciendo, se tiende a desentenderse de ella y los mansos se dividen en fracciones, ya que con el aumento agrícola y demográfico el señor puede obtener mayor rendimiento con el cobro de las rentas que con la explotación directa de sus dominios: pasamos de un régimen esclavista a uno de servidumbre. Existirán también algunos campesinos que conseguirán mantener su tierra libre, los alodios. Estos alodios permitían tener control sobre la propia familia, la casa y el propio alodio, la tierra.

    La reducción del territorio de la reserva y de los mansos es una evolución hacia el feudalismo.

    El régimen señorial se conoce también como régimen banal y llevará aparejada la aparición de poderes locales.

    Este régimen señorial podrá comerciar los excedentes del pago en especie, lo que será otra fuente d ingresos para el señor. Además percibe los derechos señoriales por el uso del molino, el horno, la fragua… Representa la percepción de un canon, de una tasa.

    El señor ejerce también el poder militar y judicial: obliga al pago de multas, por ejemplo, que será el derecho más importante ya que por lo general el campesino no puede apelar a nadie superior.
    El señor ejerce una justicia completamente subjetiva y privada que deja al campesino desarmado, y en ocasiones se le somete a las ordalías.

    En cualquier caso, la situación de los siervos ahora será distinta a la de los esclavos: la servidumbre medieval (siervos de la gleba) está más unida a la tierra que al señor. Por otra parte, el esclavo no tenía nada a su propia disposición, mientras que el campesino dispondrá de casa, familia…

    El campesinado trató de escapar de la presión señorial en una primera época, en el siglo XI. Será cuando el señor utilice la violencia para que estos campesinos no se emancipen. En un momento posterior, una vez asentado el sistema, empiezan a concedérsele ciertas libertades al campesinado.

    Todo esto queda reflejado en las cartas pueblas de mediados del XII. Se conceden en territorios fronterizos y habitualmente después de un conflicto. Las cartas de franquicia serán muy parecidas y a veces costaron mucho a los campesinos más ricos. Generalmente limitaban las obligaciones de los campesinos para limitar los abusos señoriales: especificaba multas, derechos de paso, servicios públicos que debe usar… También limitaba las obligaciones militare y también limitaban los impuestos de la main morte: canon que se debía pagar para poder cobrar una herencia.

    No hubo grandes levantamientos, pero si revueltas y sublevaciones para intentar desequilibrar el sistema, pero sin llegar a destruirlo. Estas revueltas no salieron del ámbito del señorío.

    TEMA 2. LA SOCIEDAD FEUDAL. GÉNESIS Y EVOLUCIÓN.

    El término feudalismo surge como tal en el siglo XVII, acuñado por algunos juristas ingleses, pero se difundirá a comienzos de la revolución francesa (siglo XVIII), cuando la asamblea nacional declara abolidos los “derechos feudales”, tratando de hacer referencia a las tasas que pesaban sobre el campesinado por el hecho de mantener las tierras que cultivaban. Hablan de la relación señores - campesinos.

    A propósito del feudalismo se dieron varias tendencias historiográficas, pero dos de ellas serán las fundamentales. Una está en las antípodas de la otra.

    El feudo es un vínculo de unión El feudalismo es un modo de

    que crea obligaciones recíprocas producción económica que

    Es clave para la comprensión del occidente sigue al esclavismo

    fenómeno. y es anterior al capitalismo.

    Sólo es sociedad feudal aquella en Sus características: economía

    la que se den estas obligaciones agrarias, latifundio de aristó-

    de sostenimiento y protección y cratas, campesinos bajo de-

    de trabajo y milicias. Son las rela- pendencia, relaciones extra

    ciones feudo - vasalláticas. laborales y personales.

    El modelo será la sociedad Los aspectos jurídicos, po-

    poscarolingia de Francia y Alemania. líticos e ideológicos son la

    Tendrá su apogeo entre el X y el superestructura del sistema y

    XIII y la decadencia en el XIV. son secundarios.

    Se darán elementos aislados del Tiene sus orígenes en la caída

    Vasallaje en Inglaterra y Cataluña. del imperio romano y la crisis

    O se dará en Castilla (Albornoz). en el siglo XVIII.

    A partir de los 70 los historiadores tomarán una postura intermedia que podríamos adoptar. Implicaría concebirlo como algo institucional y político pero que se apoya en lo económico. Es un sistema de gobierno donde también se organiza la propiedad entre señores que tienen dominio no sólo sobre el mismo terreno, sino que también ejercen su dominio sobre las personas que la habitan. Estos señores dependen de otros que están por encima de ellos, y así sucesivamente. Es una estructura piramidal que concluye en el señor principal. El sistema se manifiesta por el ejercicio del poder que en parte es económico (percepción de rentas) y en parte recaerá en los derechos señoriales (poder judicial).

    Para hablar del origen de feudalismo habría que hablar de la crisis del imperio romano, que estará en la base de las encomendaciones. El feudalismo se generará en el periodo que va del siglo IV hasta el siglo IX o X. Para poder comprender cómo se produjo habría que remontarse al fin del imperio carolingio: Verdum, en el 843 marca el primer proceso de desintegración del territorio y a partir de aquí comienzan a surgir los principados territoriales. A todo este proceso hay que unirle las segundas invasiones, que llevarán a un estado de inseguridad con lo que más débiles buscaran protección. La iglesia sufre un proceso paralelo al de la sociedad civil.

    Todo esto dio lugar al fenómeno de la encomendación: los débiles se ponen bajo la tutela de los poderosos buscando seguridad. Es un proceso que viene dándose desde el siglo III y hasta el año 1000, afectando prácticamente a toda Europa. La encomendación está en la base del régimen señorial. El pequeño campesino entrega sus tierras a un señor, sigue cultivándolas pero tiene que pagar al señor una renta. El pago de una renta implica el sometimiento desde el punto de vista de lo político.

    Existieron también personas que decidieron formar parte también de la hueste señorial, de su mesnada: los milites. El señor, a cambio de esta prestación de servicio de armas, les va a entregar un feudo cuya naturaleza varió con el paso del tiempo: tierra, cargos públicos de gobierno y en muchas ocasiones estos cargos pasaron a ser hereditarios. En las instituciones eclesiásticas pasó lo mismo y los titulares de las abadías; los obispos, pasarán también el cargo a sus herederos.

    En época carolingia comienzan a crearse territorios inmunes, cerrados a la entrada de un señor superior o de los poderes públicos. La mayoría de las tierras eclesiásticas lo serán en esta época. Esto contribuyó al incremento del poder del dueño de las propiedades.

    Por tanto, se llevó a la división en principados territoriales: estados autónomos que se autogobernaban y que, si habían conseguido una carta de inmunidad, estaban cerrados al poder público. Estos principados empezarán a formarse en el siglo X y estarán por debajo del rey, aunque en la cumbre del poder. Ejemplos de este tipo de territorios serán Flandes, Borgoña, Aquitania y Tolosa en Francia, gobernados por una dinastía. En Alemania se dan a partir del XIII y tuvieron importancia más adelante ya que mientras vivieron los Hohenstaufen o Staufen fueron ello los que acumularon todo el poder.

    El proceso de fragmentación continuó llegando incluso a castillos, formándose una red castral que es lo que hoy conocemos como castellanía. Al frente del castillo se encuentra el castellano y a su servicio los nobles, normalmente de sangre, que serán los llamados milites castra. Forman el séquito del señor. El castillo es un símbolo del poder de los señores y normalmente es levantado sin necesidad de la autorización del rey. Además de representar una defensa contra el exterior servirá para controlar y extraer las rentas de la población que se encuentra dentro de la muralla. Estos derechos los ejerce el castellano, pero también puede ejercerlo un señor eclesiástico desde le monasterio, funcionando estos también como mini estados autónomos económica y militarmente.

    REVOLUCIÓN FEUDAL.

    En los últimos decenios del X se establece un periodo de anarquía feudal, y los señores tuvieron que someter al campesinado generándose conflictos entre señores y campesinos y también conflictos interseñoriales.

    Una vez asentadas las sociedades feudales en el siglo XI la sociedad empieza a articularse de forma diferente. Se pasa a otro sistema de explotación de la tierra, el feudal, dejando a un lado el sistema de la villa. Para la implantación de este régimen es fundamental la actuación de los milites para someter al campesinado, además d la implantación de una teoría marcada por la iglesia, un modelo de relaciones sociales.

    La renta feudal va a ser el conjunto de prestaciones, rentas o tributos, diezmos, que debía pagar el campesino al señor a cambio de la protección que este le facilitaba. El pago se hacía fundamentalmente en moneda, especie o trabajo personal.

    Entre los siglo XI y XII prácticamente todas las tierras campesinas quedarán incorporadas al dominio del señor. Los campesinos estaban obligados al pago de tasas, bien de tipo fijo o las proporcionales a las cosechas. Las de tipo fijo eran una determinada cantidad del producto cosechado: cereal, carne, vino… La proporcional a la cosecha será la más importante desde el punto de vista económico. Además debían pagar un canon por la tierra y la casa que habitaban. En algunos lugares, los señores tuvieron derecho al hospedaje (alberga) o a que les dieran de comer (yantar) en sus desplazamientos.

    Los diezmos puestos en vigor en época de Carlo Magno pasarán a ser percibidos por señores laicos en algunos casos, lo que provocará disputas entre laicos y clérigos.

    El señor además cobraba derechos sobre la pesca, la caza, la utilización de los bosques y el tránsito de ganado en los pastos (montazgo). En algunas ocasiones también se cobrará una tasa por el mercado local.

    Existían también unas cargas de las que el campesinado tenía conciencia de que eran ilegales, ilegítimas: los Malos Usos o Malas Costumbres.

    Tuvieron mucha importancia los monopolios por el molino, la fragua, la herrería, el horno… El señor percibía estas tasas en función de su derecho de Ban, de mando, y por ello son conocidas como banalidades. El uso de estas instalaciones era obligatorio.

    En algunas ocasiones, el señor también tuvo derecho a vender sus productos de gran difusión primero.

    Una vez implantado el feudalismo, la prestación militar fue cuestión de profesionales, pero los campesinos debían pagar de todos modos por no ir a la guerra. Este tributo es la fonsadera y se pagaba por los que pertenecían a las tierras del rey, de realengo o a los señoríos monásticos principalmente.

    El ejercicio de la justicia era otro de los derechos más importantes del señor ya que el campesinado quedaba en sus manos. Podía ejercerla el señor directamente o podía hacerlo a través de sus delegados: merinos o bailes. Podían pedir pruebas por escrito o bien someter al campesinado a ordalías. En algunos casos debían pagarse multas que percibía el señor y que además le supondrán una importante fuente de ingresos. También podía confiscar bienes si se condenaba al culpable al exilio cuando el delito era grave. Es un sistema muy lucrativo y muy elaborado.

    Todo este sistema de coacciones es lo que los historiadores del derecho han denominado servidumbre.

    Las prestaciones de trabajo personal, las sernas, se mantuvieron más en el norte que en el sur de Europa. La construcción de castillos era la serna de castillería, la de caminos era la facendera… Además cobraban derechos de paso: en las puertas, las mercancías pagaban portazgo, las personas, peaje y en los puentes se pagaba el pontazgo.

    Existen tres conceptos que serán fundamentales para entender la evolución del feudalismo:

    • Propiedad dominical: la del señor. Incluye la tierra y el campesinado dependiente. Esta es la base de la formación del feudalismo, el origen.

    • Dominio señorial: aparece en el momento en que el señor ejerce el poder sobre los campesinos dependientes. Es un feudalismo ya maduro.

    • Señorío jurisdiccional: es una fase más avanzada que la anterior uy supone la culminación del proceso. Aparece en los últimos siglos de la edad media. El señor puede no ser propietario de la tierra pero ejerce la justicia en su propio territorio. Refleja la tendencia del señor a ir adquiriendo cada vez más poder.

    LA JERARQUÍA FEUDAL. (Diapositivas).

    El rey será el primus inter pares. La alimentación de la clase alta vendrá definida por el consumo de especies de oriente, que son muy caras.

    Los pactos se harán entre dos hombre libres: el dominus y el vasallo. En el siglo XI el vasallo será el mites. En el XII se llamará homo vasallus.

    El feudo es lo que el vasallo recibe a cambio de la prestación. Primero se llamó beneficium y se va sustituyendo por el feudum.

    El señorío es la extensión territorial grande dominada por el señor.

    El feudo se utilizaba para pagar al milites que ayudaba a defender el castillo, para pagar a loa agentes del señor o para pagar la no-beligerancia de los señores vecinos. En un principio este feudo será vitalicio, pero cuando el señor incumple el pacto, el vasallo puede recurrir a un poder superior. Si es el vasallo el que incumple, el señor recupera el feudo. Con el tiempo pasará a ser hereditario, y para recibirlo los herederos tendrán que pagar la tasa de la mano muerta. Si el heredero es un mujer, el señor recupera el feudo ya que esta no puede cumplir con la ayuda militar y tampoco puede dar consejo. Si la mujer decidía casarse el señor elegía al marido. En el siglo XIII se dio la venta de feudos, pero generalmente se vendían al vasallo.

    La concesión del feudo requiere de una ceremonia del homenaje. Consta de tres parte principales: introducción de manos, volo y juramento de fidelidad. La introducción de manos la realiza el vasallo, que las pondrá entre las del señor, que estará siempre en un posición elevada. Después se podían besar. El volo es el acto de expresión verbal en que el vasallo expresa su voluntad de someterse al señor En un principio estas ceremonias son exclusivas del mundo de los caballeros. De aquí se derivan las obligaciones de obediencia del vasallo con respecto al señor y también la de mantenimiento y protección por parte del señor al vasallo. El juramento de fidelidad es la parte sagrada. No se dio en un primer momento, pero al señor le interesa. El vasallo se pone de pie y pone una mano sobre algo sagrado, una reliquia, y jura fidelidad. El vasallo tiene obligaciones de carácter militar, el auxilium y de consejo de corte señorial, tribunal feudal, el concilium. El señor entonces entrega el feudo en la investidura y entonces el vasallo besa la mano de su señor y este le entregaba algo simbólico como tierra.

    La investidura de un caballero era más solemne y complicada, implicando incluso la vela de armas durante toda la noche. El padrino le daba un espaldarazo y ya era un caballero.

    Un hombre podía ser vasallo de varios señores. El ligio sería el vasallaje al señor principal y el plavio el resto de los vasallajes.

    La jerarquía eclesiástica se organizará igual que la laica y sus altos cargos serán altos cargos de la nobleza. Además la iglesia sacralizó el uso de los caballeros con la idea de la cruzada.

    Por debajo de la caballería se encontrarán los Infanzones.

    En todo este proceso serán muy importantes las relaciones de parentesco. Las genealogías se crean como vínculo de unión. Se dan sobre todo en la época de la anarquía feudal. Los nobles se fueron rodeando por parientes y auxiliares para explotar el señorío y todos ello vivirán de la fuerza del campesinado.

    Algunas genealogías de los nobles se inventarán personajes: Hugo Capeto se hace enlazar con Carlo Magno, tratando así de no disgregar los patrimonios, de donde también viene el derecho de primogenitura. Se excluirá a las mujeres de la herencia de tierras (XI-XIII) y sólo heredará determinados bienes, como joyas.

    A partir del XIII comienza el declive de las genealogías y linajes y las mujeres empiezan a recibir tierras. Se hacía por el interés político y económico.

    La iglesia intervino en estas relaciones de parentesco: prohibe la endogamia sobre todo a partir del siglo XI. Nicolás II prohibe las uniones dentro del 17º grado de parentesco. Después la franja se rebajó hasta el 14º. Esto favoreció la disolución de matrimonios, bajo penas de excomunión. Gracias a esto la iglesia controlo patrimonios, herencias y uniones.

    El feudalismo no llegó a todas partes por igual ni fue igual en todos lo ámbitos. En la zona del Rin y el Loira el feudalismo aparecerá en el IX y será un feudalismo precoz y profundo. Desplazándonos hacia el este, los Otones mantuvieron las estructuras carolingias hasta el siglo XI. La lucha imperio/papa favoreció el feudalismo. En la Península escandinava e Irlanda el feudalismo no se dio. En Inglaterra, las estructuras pre feudales de época anglosajona acaban con la llegada del feudalismo de manos de Guillermo II. En los ducados de Normandía y Flandes el feudalismo existente estará concentrado en la persona del duque.

    La iglesia adoptará el mismo sistema feudal y para darle un fundamento teórico creará una nueva ideología dando un nuevo concepto de guerra y paz y promulgando la teoría de la triple funcionalidad de la sociedad, dividida en oradores, belatores y laboratores. Dos obispos serán los que pongan por escrito en el siglo XI; Gerardo de Cambrais en Gesto y Aclalveron de León en un poema dedicado a Roberto el Piadoso.

    Se creará así una ideología e poder para enmarcar a cada uno en su estamento y cada uno asuma su papel. La ideología no obedece a la realidad, pero sí que se usará para justificar la organización feudal.

    TEMA 3. IGLESIA Y FEUDALISMO:

    LA REFORMA ECLESIÁSTICA Y LA LUCHA DE LAS INVESTIDUAS.

    En el siglo X principalmente, pero desde la muerte de Carlo Magno, los hombres se sintieron faltos de una auténtica autoridad, y en falta de alguien a quien recurrir se volcaron hacia lo metafísico, hacia la religiosidad. Tomaron mucha importancia el culto a los santos, a las reliquias, en un modo casi supersticioso. Se ponen de moda nuevos santuarios y nuevos lugares de peregrinación: Santiago, Vezelay, Conques… a los que generalmente se acudía para curarse de una enfermedad. Todo este movimiento será más acusado en el reino franco que en el imperio germánico y es posible debido al aumento económico y a la circulación de moneda.

    En la vida cotidiana la religiosidad también será importante, llegando el obispo a dar bendiciones al comienzo de cualquier empresa.

    Al volcarse hacia estos aspectos metafísicos necesitaron de la mediación de la iglesia. Esta feudalización de la iglesia se refleja en la introducción de obispados y abadías en las relaciones feudo-vasalláticas. El patrimonio eclesiástico, en concreto las “iglesias propias”, estaba manejado por los reyes y los señores feudales. Tanto obispos como abades tienen los mismos intereses que la nobleza.

    A mediados del siglo X, en el imperio germánico será Otón I quien nombre a los altos cargos eclesiásticos y en Francia, como el poder se fragmentó antes, el monarca sólo pudo controlar algunas sedes eclesiásticas y fueron los señores feudales quienes controlaron la mayoría de ellas. Otón I concedió muchas veces el cargo de obispo o abad en beneficio feudal, pasando éste a ser vasallo del monarca y quedando sometido a todas las obligaciones que conlleva.

    Con Otón I será cuando se produzca la mayor feudalización de los oficios eclesiásticos al conceder cargo y en muchas ocasiones territorio, juntando así labores pastorales y laicas, de gobierno y por ello Otón I entregará estos cargos a personas afines a él mismo.

    Además la mayoría del clero llevaba una forma de vida con la que el pueblo no estaba de acuerdo: no cumplían el celibato eclesiástico (es un tema que ya se trataba en los concilios del siglo IV y en el siglo VIII se sigue tratando), llegando a ser frecuente que tuvieran hijos que heredaran los cargos. También se daba la práctica de compra - venta de cargos dentro de la iglesia y de indulgencias (el nicolaismo). El tercer problema fue el de las investiduras laicas: los laicos podían conceder cargos eclesiásticos. Esta intromisión se conoce como cesaropapismo. Debido a esto último surgirá en los monasterios la reforma de Cluny a la orden benedictina, aunque con el tiempo también se feudalizará.

    Todo esto estará en la base de la lucha de las investiduras.

    IMPACTO DE LA FEUDALIZACIÓN

    EN LA SEDE ROMANA.

    En la segunda mitad del siglo IX encontramos al pontífice Nicolás II. Después de él nos encontraríamos en el llamado “siglo de hierro del pontificado”: etapa de decadencia en el mundo eclesiástico. Podríamos prolongar este periodo hasta mediados del XI, pero haciendo una salvedad con Gerberto de Aurillac, preceptor de Otón III y que fue papa con el nombre de Silvestre II. Es un hombre muy culto formado en el monasterio de Ripoll y abarcó casi todas las ramas del saber. Su pontificado va de finales del X hasta el año 1002, 1003.

    La elección de papas estuvo controlada por la nobleza romana, por sus clanes nobiliarios.

    Desde el punto de vista de la religiosidad, de la conversión de pueblos al cristianismo, en este periodo se convierten los eslavos, en el 955 en Recknitz por Otón I, los magiares (húngaros), en el 955 en Lechfeld y también vencidos por Otón I, los normandos en el siglo X cuando se asientan en el ducado de Normandía, los suecos, ya cerca del XII, los daneses en el XI…

    Otón I en el siglo X tuvo una importancia comparable en el imperio

    alemán a la que tuvo Carlo Magno en Francia gracias a las victorias en las batallas y al gran control del poder, que incluía el sometimiento de la iglesia, obteniendo de ella una colaboración importante, buscando para los cargos de la iglesia a personas afines a él. También controló y vinculó a la corona los ducados del imperio alemán. En el 926 será coronado emperador dando lugar al “Sacro imperio Romano - Germánico” y en el momento de la coronación es cuando concede el “privilegio (o sistema) otoniano”: confirma a la iglesia las concesiones territoriales que habían hecho Pipino el Breve y Carlo Magno, que incluían los estados pontificios: un pasillo de Roma a Rávena, pero él se crea la prerrogativa de la elección del papa, que además debía prestarle juramento de fidelidad antes de subir al trono del pontificado.

    Otón II y Otón III (985-1002) siguieron beneficiándose de este privilegio, pero a la muerte del último termina la dinastía Otoniana y el pontificado volvió a quedar en manos de la aristocracia de Roma. Habrá que esperar a Enrique III, a mediados del XI, de la dinastía de los Salios para que en pontificado aparezcan personas cultas e idóneas, surgiendo así una serie de papas que serán los que preparen el terreno para la reforma gregoriana.

    REFORMA MONÁSTICA.

    Es uno de los dos aspectos que presenta la reforma eclesiástica. Esta precede en el tiempo a la pontificia, pero ambas serán paralelas. La fundación de Cluny será la que la represente y la reforma monástica más importante en Europa. Surge en el 910, en pleno siglo de hierro del pontificado, y surge por una concesión del duque Guillermo de Aquitania al abad Bernón: le entrega unas tierras para que se levante en ellas un monasterio y les otorga licencia para construirlo. La nobleza laica intervendrá, por tanto, en el establecimiento del monasterio debido a la preocupación por la salvación de sus almas. El monasterio se levantará en la diócesis de Macon, en Cluny (Borgoña), de donde tomará el nombre. El monasterio se dedicará a San Pedro y presentará dos características nuevas:

    • La exención civil: libre de la intromisión de los laicos

    • Exención canónica: libre de la intromisión del obispado, ya que el monasterio estará completamente vinculado al papado.

    Los monjes elegían al siguiente abad. Seguirán la regla benedictina, pero con una serie de cambios introducidos por Benito de Aniano: es un monje hispano-godo huido de la península ibérica, que crea una serie de monasterios.

    Los monjes de Cluny se dedicarán más al trabajo litúrgico que a los manuales: no trabajan la tierra. De los manuales sólo harán la copia de manuales en los scriptoria.

    En un primer momento arrendarán la tierra. Después contratarán mano de obra asalariada: siervos que entran en dependencia de la abadía.

    Después de la fundación, el siguiente abad, Odón, se produjo la difusión de los monasterios, antes de mediados del X y empezaron a acudir monarcas, obispos, para modificar monasterios ya creados. Será así como se difunda el movimiento cluniaciense, además de aumentar la creación de nuevos monasterios. En un primer momento tuvieron gran influencia sobre la población: casi todas las donaciones vendrían de dependientes, de gente humilde.

    La importancia de los monasterios vino determinada por la importancia de los primeros abades, de los seis primeros en concreto: provienen de la nobleza y además son muy longevos. El momento de mayor prestigio lo tuvo con el abad Odilón, hacia la segunda mitad del siglo XI. En este momento se establece que el abad de Cluny controla a los abades de los demás monasterios, creándose una estructura muy jerarquizada y centralizada, siendo Cluny el núcleo más de 2500 casas extendidas por Borgoña, Flandes, Alemania y el sur de Francia.

    En sus relaciones con el pontificado tuvieron objetivos comunes con ellos y contribuyó a los fines de la reforma debido a su estructura tan jerarquizada en torno a un abad dependiente sólo del papa. Trataron también de restablecer la disciplina eclesiástica, lo cual también beneficia al papado: independencia de los poderes laicos como último fin. Las relaciones de Cluny con el imperio germánico fueron mucho mejores que las de los papas con el imperio, aunque tuvieran unos objetivos comunes en cuanto a la reforma.

    Los monasterios empiezan a decaer en el siglo XII a pesar de l figura de Pedro el Venerable: la centralización acabará siendo inconveniente ya que no se puede establecer un control rígido en todas las casas. Además empezaron a producirse excedentes y a ser comercializados, abandonándose la austeridad de la regla, tendiendo al lujo y abandonando principios como el del ayuno y el de la abstinencia. El papa disolvió la orden en el siglo XVIII.

    En el siglo X surgieron otras reformas monásticas, como la de la congregación de J. de Gorze, en Alemania, en la región de Lorena. Son monasterios que obedece a la idea de “iglesia propia”, gobernada por laicos y contrarias a la reforma gregoriana. Al año de su fundación contaba con más de 100 casas. Estuvo bajo el control de la nobleza germana.

    Otra de estas ordenes, la de los monasterios normandos, estará creada por los antecesores de Guillermo el Conquistador. Se introdujo también una regla reformada en cuanto a la benedictina. Destacaron como centros culturales importantes: serán quienes introduzcan la escolástica: la filosofía medieval.

    De todos modos, el principal competidor de los monjes de Cluny serán los monjes del Cister. Es una red de monasterios que surgen en Cîteaux, también en Borgoña y es también concesión de un duque: el duque Eudes de Borgoña y el territorio será cedido al abad Roberto de Molesmes (1098). El tercer abad, Estaban Harding, les concede la “Carta Caritatis”: sus estatutos, que no se contradicen con la regla de San Benito. Se encomienda a la Virgen María, y será una de las primeras veces que aparece el culto mariano. Frente a la jerarquización de Cluny, ellos son mucho más flexibles, más igualitarios en cuanto a todos los monasterios, con cinco casas madre en lugar de una. Una vez al año se reúne el capítulo general en Cîteaux, al que acuden los abades del resto de las comunidades. Pretendieron una vuelta a la primitiva pureza de la regla, criticando así a Cluny, llegando incluso a tener enfrentamientos entre abades (San Bernardo y Pedro el Venerable, por ejemplo).

    San Bernardo entra en el Cister a mediados del siglo XII y es nombrado abad de Claravall a los pocos años. Predicará la II cruzada y ejerce una influencia importante en la cristiandad del momento y fue un gran defensor de la austeridad de la regla.

    Los monjes del Cister hicieron hincapié en los trabajos manuales, sobre todo en el trabajo en el campo. De ello se encargaban los monjes conocidos como “conversi” o hermanos legos: individuos con una vida anterior desordenada, iletrados…). Ellos no estaban dedicados al coro, se les relegaba de estas oraciones. Se crearán granjas cistercienses, dedicadas a la apicultura, viticultura, ganadería… y formarán colonias agrícolas que después crecerán y formarán aldeas.

    A partir del XIII empezaron a multiplicarse. En los capítulos generales empezarán a intentar controlar esta expansión. Es aquí donde empieza su decadencia. Se expandieron por Alemania, Polonia, Gran Bretaña, Escandinavia y en el sur de Italia y norte de la península ibérica.

    En el siglo XIV la peste negra diezmó los monasterios y desaparecerá con la revolución francesa. En el siglo XIX reaparecerán algunos monasterios.

    REFORMA PONTIFICIA.

    Forma parte de un conjunto de transformaciones que se van a producir en el seno de la iglesia y va a abarcar un largo periodo de duración, superando incluso el periodo de la Edad Media. Un punto importante en estas transformaciones lo marcará el “concordato de Worms”, en 1122. Se llegaría a un acuerdo simbólico, a una situación de compromiso. El siguiente momento importante será el IV Concilio de Letrán, de 1215, pero en un sentido amplio podemos decir que la reforma llegará hasta el Concilio de Trento, en 1545. La política reformista no se ceñirá por tanto a los siglos XI y XII.

    Englobará conceptos como el surgimiento de las órdenes mendicantes a principios del XIII (franciscanos, dominicos, carmelitas…) y también habría que elegir problemas como la herejía: los cátaros (zona de Tolosa), llamados también Albigenses. La lucha entre el imperio y el papado será además una lucha política por intentar conseguir la supremacía de la cristiandad.

    Para los reformadores pontificios lo importante era tratar de conseguir la libertad y la independencia de la iglesia, que hasta ahora estaba sometida a los designios de los emperadores. El desencadenante de la reforma será, paradójicamente un laico, Enrique III, de la dinastía Salia: se hizo llamar patricio de los romanos, autoconcediéndose el cargo y mediante este cargo designará a la persona que le parezca idónea para el puesto de papa. A continuación, el clero y el pueblo de Roma elegían a esa persona de forma canónica. Enrique III eligió a personas cultas, preparadas moralmente, aceptables, terminando con la nobleza romana en la elección de los pontífices. En el sínodo de Sutri, en 1046, Enrique III termina con esto.

    En el 1049 elige como papa a un prelado (obispo) de la región de Lorena: Bruno de Toul, que tomará el nombre de León IX. Era primo suyo y será el primer reformador. Para la curia este procedimiento era incorrecto, pero están sometidos a él hasta mediados del XI, cuando Nicolás II, en el sínodo de Letrán de 1059 se decide a elegir papa a través de una reunión del colegio de cardenales.

    León IX tendrá que ser relacionado con el cisma entre la iglesia de oriente y la de occidente. Se produce a mediados del XI, pero está propiciado desde el siglo IX. De entrada, en el imperio bizantino, el emperador o basileus estaba por encima del patriarca de Constantinopla. En occidente los ámbitos no estarán bien delimitados, lo que por principio facilitó ciertas diferencias. También serán importantes acontecimientos de carácter político: la formación del imperio de Carlo Magno, continuada por la formación del imperio germánico, habría dejado fuera de la influencia de Bizancio al papa y Carlo Magno. Además existen diferencias en cuanto a las cuestiones litúrgicas, culturales, disciplinares… jugando en todo el asunto un papel mínimo las diferencias teológicas.

    A mediados del IX, siendo Focio patriarca de Constantinopla, había tenido enfrentamientos con el papa Nicolás I: el papa dudaba de la legitimidad de Focio.

    El gran problema se desencadenó cuando fue elegido patriarca de Constantinopla Miguel Cerulario, a mediados del XI. Es un personaje violento, ambicioso, intransigente y sobre todo anti - latino. Decidió cerrar las iglesias latinas de Constantinopla y además mando escribir una carta diciendo que no estaba de acuerdo con la liturgia latina y que debía ser retirada, lo que provocó que León IX mandase a Humberto de Silva Cándida como legado pontificio a Constantinopla. Este legado se mostró bastante intolerante, considerando los usos litúrgicos de allí heréticos y llegó a dudar de la legitimidad de Miguel Cerulario como patriarca. Esto provocó un levantamiento en la ciudad de Constantinopla, donde se saquearon las iglesias latinas. Todo esto provocó que el legado pontificio pusiese, en 1054, la bula de excomunión de Miguel Cerulario sobre el altar de Santa Sofía. Miguel Cerulario extendió que quedaba excolmugado todo el clero de Bizancio y excomulgó a Humberto de Silva Cándida. Desde ese momento se produjo la ruptura entre ambas iglesias que llega hasta nuestros días. Curiosamente, León IX había muerto en Abril y estos hechos sucedieron en Junio, con lo que la excomunión era defectuosa.

    EL PAPEL DE LAS FUENTES HISTÓRICAS.

    La reforma pontificia y los reformadores pretendieron volver a la pureza de los primeros siglos de la iglesia, y para ello tuvieron que recopilar la tradición existente referida a esa iglesia. Recopilaron fundamentalmente una colección canónica que se conoce como Decretales Imperiales y en la que se ponía de manifiesto la importancia de la ciudad de Roma como centro de la cristiandad, la supremacía de las instituciones eclesiásticas frente a las civiles y el derecho a recurrir a la sede romana en caso de litigios entre poderes importantes tanto laicos como eclesiásticos.

    Esta recopilación de textos se llevó a cabo sin ningún espíritu critico y muchas eran falsas, inventadas por clérigos cultos del siglo IX.

    También se recogerán capitulares de reyes francos que también estarán falsificadas.

    La finalidad de estas decretales era liberar a la iglesia del sometimiento de los laicos, preservar el patrimonio eclesiástico y liberar a los clérigos de prestaciones como el servicio de armas, al tiempo que se les liberaba de la arbitrariedad de sus señores feudales.

    Todos estos documentos fueron tenidos en cuenta y calificados como auténticos hasta Edad Moderna.

    PAPAS REFORMADORES.

    El primero será León IX, obispo del Norte de Alemania, que además llevó consigo a un equipo de clérigos preparados que le ayudaron en esta reforma, como Humberto de Silva Cándida, Pedro Daminano o Hildebrando, que será el futuro papa Gregorio VII. El pontificado de León IX presenta dos aspectos negativos: la ruptura de las iglesias de oriente y occidente en 1054 y en 1053 el enfrentamiento militar con los normandos, a quienes tratará de hacer sus aliados ante el temor de que el imperio germánico avance hacia el Sur de Italia (ya tenían controlado el norte y no quería verse acorralado. El papado perderá en la batalla de Civitate, León IX es hecho prisioneros y no consigue su objetivo, aunque es liberado poco después.

    Nicolás II, a mediados del IX, consigue establecer un contrato feudo-vasallático con los normandos para controlar el expansionismo germano en el Concilio de Melfi (1059). Concede al caudillo normando el título de Dux de Calabria y Apulca. El caudillo normando se compromete a su vez a defender al pontificado, garantizar la libre elección de papa y ayudarle en el papado. En 1059, en el Sínodo de Letrán, será cuando se elabore el decreto para la elección de pontífices través del colegio de cardenales.

    Gregorio VII, cardenal, subirá al pontificado en el año 1073. Va a ser pontífice durante 12 años y va a dar nombre a toda una etapa de reforma eclesiástica. El Dictatus papae contiene el programa de la reforma. El problema papal será el enfrentamiento con Enrique IV en la “lucha de las investiduras” que marcará toda una época. La cuestión principal era quién debía ejercer el poder sobre los cristianos, si la iglesia o el imperio. El emperador había quedado por encima del papa. En el Sínodo de Roma de 1075 se prohibió la investidura laica y la elección de laicos para cargos eclesiásticos bajo pena de excomunión. Esta prohibición fue quebrantada por Enrique IV, quien eligió al arzobispo de Milás y a una serie de obispos germanos e italianos. Gregorio VII lo excomulga y libera a sus súbditos de su fidelidad. Al mismo tiempo Enrique IV depone a Gregorio VII. Enrique IV pedirá perdón a Gregorio VII en 1077 y este levanta la excomunión. En 1080 se vuelven a plantear la excomunión y la deposición respectivamente. El imperio nombró entonces al anti - papa. Gregorio pide ayuda a los normandos del sur de Italia y llega a una acuerdo con su caudillo, el acuerdo de Cerprano. En 1083 Enrique IV entra en Roma, toma la ciudad y Gregorio VII se recluye en el castillo de Sant' Angelo, donde acuden los normandos a liberarle, le sacan y se lo llevan al reino normando del sur de Italia, donde muere en su exilio en Salerno en 1085. La reforma gregoriana no terminó con su muerte, sino que se va prolongar en el tiempo. El triunfo del imperio se pago con un precio muy alto porque en Alemania se produjo una guerra civil que para controlar, Enrique IV tuvo que hacer concesiones territoriales a los nobles a costa de su propio territorio.

    Los tres problemas del clero en este momento eran:

    • Obispados y abadías manejadas por señores. Las parroquias eran propiedad del mismo dueño de la tierra donde se levantaban. Existía cierta confusión entre el cargo espiritual y las concesiones de tipo temporal. Todo esto provoca un bajo nivel en el clero. También jugará un papel importante aquí la investidura laica, siendo el problema principal.

    • La simonía: compra mediante pago de un oficio o un beneficio eclesiástico. Es un fenómeno muy antiguo, que proviene de los apóstoles, de las sagradas escrituras. Desde la reforma gregoriana cambia de sentido y comienza a considerarse herético, comenzó a ser perseguida.

    • El nicolaísmo: se lucho para que los clérigos fueran solteros y mantuvieran el celibato. Pretenden que los que están ya ordenados dejen a sus mujeres y vivan lejos de sus casas. En el sur de Europa se fue mucho más estricta en cuanto a esta prohibición, concretamente en el IV concilio de Letrán, aunque en él se permite a los papas que se casen.

    En cuanto al problema de las investiduras, en 1059 se determina la elección del papa por los cardenales, prohibiéndose así la investidura laica. En 1122, en el concordato de Worms se firmará entre el papa Calixto II y Enrique V un acuerdo que distinguía entre investidura eclesiástica, que entregaba oficios y cargos eclesiásticos, e investidura laica, que entregaba bienes temporales. Ambas ceremonias se realizaban por separado, para llegar a una solución de compromiso: se quiere contestar a ambas partes y no se contestará a ninguna.

    En Francia se llegó a esta situación con Felipe I, a finales del XI. En Inglaterra se llega a un acuerdo similar a principios del XII y a mediados del mismo siglo el monarca elabora un documento que se conoce como las Constituciones de Clarerdos en el que Enrique II dice que las elecciones de los cargos eclesiásticos las tiene que hacer ellos mismos pero en la capilla real, y entonces el rey ya estará presente.

    Llegar a esta serie de acuerdos fue complicado ya que los beneficios temporales de los obispados eran importantes, llegando los obispos a tener ducados e su cargo.

    TEMA 4. LA LUCHA POR EL “DOMINIUM MUNDI”

    Y EL OCASO DE LOS PODERES SUPRATEMPORALES.

    EL IMPERIO EN LA PRIMERA MITAD DEL SIGLO XII.

    En Francia, los obispados que se conceden como beneficio fiscal son de territorios no importantes, y por ello fueron más fáciles los acuerdos. En Inglaterra no fue tan fácil debido al beneficio feudal que conllevaba la entrega del cargo. De todos modos, donde fue realmente difícil fue en el imperio germánico, donde los acuerdos no se establecen hasta 1122, ya que los beneficios temporales de los obispados eran grandísimos y a los obispos no les conviene la reforma: les retirarían los ducados de los que eran titulares. A largo plazo, los emperadores seguirán manejando a los eclesiásticos: en Worms Enrique V y Calixto II establecen que el rey debe estar presente en la elección del obispo, y muchos nobles además empezarán a formar parte del colegio de elección de los obispos, aunque Worms también supone el inicio de una separación entre el poder terrenal y el eclesiástico, entre iglesia y estado.

    Desde el siglo V, Gelasio I había establecido que existían dos poderes: el terrenal y el eclesiástico, y este último estaba por encima del terrenal. Esta teoría, la de las “dos espadas”, se arrastrará hasta ahora.

    En la primera mitad del XII el papel de la iglesia cambia y empieza a aparecer su futura estructura. A partir de ahora la iglesia estará sólo formada por eclesiásticos y la sociedad civil será la que aglutine a los laicos. Además a partir de ahora la fe no bastará para salvarse, sino que habrá que obedecer al papa, suprimiéndose así la relación directa hombre - dios.

    Todas estas decisiones se ratificarán al año siguiente en Letrán, en 1123, donde además se concede la indulgencia plenaria para el movimiento cruzado.

    Con Enrique V termina la dinastía de los Salios. A su muerte varias familias se van a disputar el trono, ya que la monarquía tiene en Alemania un carácter electivo. Estos candidatos serán la casa de los Hohenstaufen, partidarios de la supremacía imperial y a los que se llamó gibelinos. Por otro lado aparecerá el duque de Sajonia, que apoyaba al papado y pertenecía al grupo de los güelfos. Este último será el elegido. Hasta su muerte habrá un periodo de paz en el imperio, mientras que por papado pasaron varios papas.

    EL REINADO DE FEDERICO I BARBARROJA Y

    SU IDEA DE “DOMINO MUNDI”.

    LA TENTATIVA IMPERIAL DE ENRIQUE VI.

    A mediados del siglo XII será elegido para el trono del imperio germánico Federico I Hohenstaufen, Federico Barbarroja. Será también rey de Borgoña y también de Italia. Será uno de los soberanos más importantes del imperio alemán: fue un personaje muy poderoso que pretendía someter al resto de los reinos y hacerlos vasallos, así como a la iglesia. Tomo para ello como modelo a Carlo Magno y a Otón I. Pretendía el dominio universal y este será el motivo de su enfrentamiento con Alejandro III, un papa enérgico.

    Federico I decide invadir Italia y Alejandro III forma una liga con los ciudadanos del norte que le apoyan (Mantua, Dresde…) y constituirán la liga lombarda. Vence al ejercito del papa en la batalla de Legnano, firmando la paz de Venecia, en San Marcos (1177).

    A Federico II la sucede su hijo Enrique VI, quien pretende una monarquía universal de tipo feudal. Además de heredar de su padre los territorios de Alemania, Italia y Borgoña heredará por matrimonio el reino de Sicilia: se casó con Constanza, que era la heredera del último rey Siciliano. El pontificado se sintió amenazado entonces ya que estaba rodeado por el norte y por el sur..

    Enrique VI murió muy joven, y su mujer muere al año siguiente, con lo que el reino de Sicilia, que si que era hereditario, queda en manos de un menor, Federico II. En el imperio alemán entra una dinastía distinta.

    LA OBRA PAPAL: INOCENCIO III Y EL IV CONCILIO DE LETRÁN.

    A finales del XII nos encontramos en el pontificado con Inocencio III, que sube al pontificado en 1198 y estará allí hasta 1216. Con el se llega al momento cumbre de dominio tanto espiritual como temporal. Tendrá una concepción teocrática y pretende controlar las monarquías europeas. Pertenecía a una familia noble y fue un gran teólogo, estadista y con gran preparación jurídica. También intervendrá en la vida política.

    Juan Sin Tierra fue excomulgado por enfrentarse al pontificado por Inocencio III y declaró vacante el trono hasta que Juan Sin Tierra se doblegó, entro en vasallaje de la Santa sede y se comprometió a pagar una tributo anual. Portugal renovará su vasallaje. Aragón también se declara vasallo. Nápoles y Sicilia siguieron siendo vasallos y además Inocencio III será el tutor de Federico II hasta su mayoría de edad. El rey de Francia, Felipe II, abandonó a su mujer e Inocencio III levanta un interdicto hasta que el rey vuelva a coger a su mujer. En Alemania aparecen dos candidatos al trono y el papa, por los acuerdos establecidos en Worms, actúa como árbitro y elige a Otón IV, pero la primera medida que quiere tomar este es reclamar sus derechos sobre los estados pontificios, con lo cual Inocencio III lo excomulga.

    Una de las labores más importantes de Inocencio III será el fortalecimiento de las estructuras de la iglesia al convocar en 1215 y presidir el IV concilio de Letrán. Lo convoca para impulsar la V cruzada, que saldrá hacia Egipto en 1217, sobre todo a partir del fracaso de la IV cruzada. El segundo motivo para convocar el concilio será la reforma de la iglesia, haciendo hincapié en la formación del clero y en la vida disciplinaria: se perseguirá el concubinato, intentándose así acabar con la transmisión hereditaria de las iglesias, las tierras… que acaban dispersando el patrimonio eclesiástico. Serán problemas que se perseguirán hasta el fin de la Edad Media.

    A este Concilio acuden abades, obispos, cardenales y laicos (monarcas y sus representantes). Se promulgan setenta decretos que pasarán a formar parte de las decretales de Gregorio IX y junto con decreto anteriores y posteriores formarán parte de derecho canónico que se estudiará en las universidades en el siglo XIII, sobre todo en Bolonia.

    Se dan en este concilio los primeros decretos para la creación del tribunal de la inquisición, del Santo Oficio. En estos momentos es episcopal: se encarga a los obispos que investiguen y persigan las doctrinas contrarias a la ortodoxia. Las penas que pueden ejecutar los obispos van orientadas a la confiscación de bienes o a la imposición de multas. Posteriormente, Gregorio IX decide que las penas debe imponerlas un tribunal laico. El tribunal papal, al encontrar culpable a alguien se la entregaba al tribunal laico que imponía las penas. Otras armas de la iglesia para perseguir la herejía serán los órdenes mendicantes, dominicos sobre todo. También se combatirá por medio de las cruzadas contra los albigenses o cátaros, en el siglo XII, por ejemplo. En ésta región esta es la herejía más representativa. El conde de Tolosa apoyará a sus súbditos y el pontífice le quita sus tierras y se las entrega a Simón de Montfort, en el siglo XIII, que será quien persiga a los albigenses.

    En el IV Concilio de Letrán se manda a los clérigos el estudio de las sagradas escrituras para estar preparado para la predicación y para combatir las herejías, poder administrar el sacramento de la penitencia… Con este mismo sentido se ordena que en las escuelas catedralicias exista un maestro de gramática y de teología. A los cristianos se les mando por primera vez confesar y comulgar al menos una vez al año, en la época de Pascua.

    Se concede un segundo lugar a la iglesia ortodoxa de Constantinopla. El papa rechaza la carta magna, salvo unos pocos artículos. Es una carta que presentan los barones a Juan Sin Tierra donde se antepone el papel de los laicos a la función eclesiástica, cosa que no interesa para nada al papa.

    En el plano dogmático, es la primera vez que de forma oficial, y por escrito, aparece la palabra transustanciación: conversión del pan y el vino en cuerpo y sangre de Cristo. Se rebajará la prohibición de los matrimonios del séptimo al cuarto grado de parentesco.

    El IV concilio de Letrán aprueba la orden franciscana y se ponen los cimientos para los dominicos, que surgirán después con Honorio III y a partir de aquí se prohibe la creación de órdenes religiosas debido al enfrentamiento entre clero regular y clero secular: el regular empieza a cobrar diezmos y tiene además bulas papales, privilegios… Se prohibe además a los judíos ocupar cargos públicos y son obligados a llevar un signo de distinción en su vestimenta y a vivir en barrios apartados del resto de la población.

    Muchas de estas disposiciones llegarán hasta el Concilio de Trento, en 1545, aunque en él habrá una voluntad mucho más clara de que se cumplan los decretos.

    A partir de Inocencio III los pontífices se formarán jurídicamente, algo que es necesario para la elaboración de colecciones de derecho canónico.

    UN NUEVO EMPERADOR: FEDERICO II.

    El tutelaje de Inocencio III interesaba a ambas partes: Federico II no hubiese podido conservar el reino de Sicilia e Inocencio III se compromete a garantizar las libertades eclesiásticas y a emprender una nueva cruzada para liberar tierra santa.

    El enfrentamiento fundamental viene porque incumple su promesa de unir el reino alemán con Sicilia, cosa que dejaría arrinconado a los estados pontificios. Cuando cumple la mayoría de edad, Federico II irá a Alemania a recuperar su corona. El imperio alemán estaba ocupado por la dinastía Sajona que prefería la conquista al este del Elba que la de la zona italiana de Pomerania.

    Federico II consigue echar al príncipe y es nombrado rey de Alemania en Aquisgrán en 1215.

    Federico II empieza a quitar privilegios a la nobleza feudal del reino de Sicilia y este reino dejará de ajustarse a los esquemas típicamente feudales: se centraliza la administración, se controla el poder y el monarca comienza a apoyarse en la burguesía. La nobleza feudal entra en crisis. Se parece más a un estado moderno que a un estado feudal. Además es un hombre muy culto: fundará la universidad de Nápoles hacia 1240.

    Fue excomulgado en varias ocasiones porque tampoco cumplía su promesa de encabezar la cruzada. Es pariente de Alfonso X, llega ser cuñado del rey de Inglaterra… Su ideal político fue el de la formación de un imperio universal, unificando Alemania, Italia y supeditando el poder espiritual al terrenal. Fue nombrado emperador por Honorio III en 1220 y después vendrá su enfrentamiento con Gregorio IX. Este enfrentamiento fue tanto militar, en suelo italiano como por escritos de divulgación y manifiestos violentos. La península italiana quedó dividida en dos bandos: los güelfos que afirman que el pontífice es la persona idónea para defender sus intereses y los gibelinos que son partidarios del emperador.

    CRISIS DEL IMPERIO GERMÁNICO (1250)

    Federico II sitúa a sus ejércitos a las puertas de la ciudad de Roma y son derrotados por las milicias romanas, Aún así muere Gregorio IX. Poco después, en 1250, muere Federico II en Sicilia y su heredero será el último de los Staufen, que morirá en el 1256, y para Alemania comienza una etapa sin soberano. Son diecisiete años denominados como “Largo Interregno”, del 1256 al 1273.

    Se presentan tres candidatos al reino. Uno de ellos muere y quedarán dos. Uno de ellos será Alfonso X de Castilla que tiene ciertos derechos al trono. El segundo aspirante es Ricardo de Cornualles, hermano de Enrique III. Ambos eran parientes de Federico II. El papa elegirá a Rodolfo de Habsburgo, en 1273. Con su reinado, Alemania se fragmentará debido a la falta de autoridad del soberano. Durante la segunda mitad del siglo XIII se establecerá cierta supremacía del poder eclesiástico sobre el terrenal. A continuación se alternan una serie de dinastías en Alemania hasta que quede instaurada la casa de Austria, a finales del XIV, que es cuando se tiende a la unificación del territorio gracias a la hábil y afortunada política matrimonial de la casa de Austria: a finales del XV el hijo del emperador Maximiliano, Felipe el Hermoso, contrae matrimonio con la hija de los reyes católicos: Juana la Loca.

    BONIFACIO VIII (1294-1303), DEFENSOR

    DE LA TEOCRACIA PONTIFICIA.

    Al final del XIII sube al pontificado Bonifacio VIII. Vuelve a hacer hincapié en la teocracia pontificia al igual que Inocencio III y IV y además intervino en cuestiones políticas, aunque fracasó en ellas. A partir de ahora se inicia un periodo de desprestigio para la iglesia. Además, los monarcas nacionales están en auge y controlan todos los resortes de poder. Finaliza así la teocracia buscada por algunos pontífices.

    Bonifacio VIII chocó con Felipe IV el hermoso de Francia: un político hábil, un monarca muy fuerte rodeado de especialistas en legislación y derecho romano que hacía hincapié en el absolutismo imperial. Estos enfrentamientos serán anteriores a que Bonifacio VIII promulgue la bula “Unam Sanctam” en 1302. Enuncia la teoría política de Bonifacio VIII: sometimiento del poder temporal al eclesiástico. Felipe IV no lo admitió y Bonifacio VIII lo excomulga y libera a sus súbditos de juramento de fidelidad. Bonifacio será encarcelado y liberado por el pueblo. Pocos mese después morirá.

    Felipe IV hace uso del principio político según el cual el rey es un emperador en su reino, justificando el absolutismo real.

    Bonifacio VIII recopiló todas las disposiciones desde Gregorio IX y las incorporó a las decretales.

    EL CRISTIANISMO EN LOS ÚLTIMOS TIEMPOS MEDIEVALES. EL “EXILIO” DE AVIÑÓN

    Y EL CISMA DE LA IGLESIA LATINA (1378)

    Desde comienzos del XIV encontramos en la iglesia una etapa que comprende tres fases: el exilio de Aviñón, el cisma de la iglesia latina y la etapa de los concilios.

    La primera fase iría del 1309 al 1377. Se inicia cuando Clemente V, pontífice plegado a los criterios de Felipe IV decide trasladar la sede a Aviñón. Los papas de afrancesan y casi todos los papas, obispos y abades serán elegidos de entre los franceses. El papa pierde universalismo. Además se pretende conseguir los mayores beneficios posibles, lo que desprestigió un tanto la institución. En esta etapa tendrá lugar el último enfrentamiento entre el pontífice Juan XXII y Luis II de Baviera, que finalizará con la muerte del monarca. La consecuencia será el surgimiento de una serie de pensadores a favor del poder imperial, como Marsilio de Padua, Juan de París (un fraile dominico)... Afirmaba que la autoridad del papa es superior a la de cualquier cristiano, pero inferior a la del conjunto de los creyentes.

    La segunda fase es la del 378: la sede papal se vuelve a trasladar a Roma debido a que hay una pacificación en los estados pontificios y además debido a la inseguridad que tienen en Francia: ya se ha desencadenado la guerra de los cien años en suelo francés entre Francia e Inglaterra. En este momento cada sector del colegio cardenalicio elige un papa y habrá dos papas considerados legítimos, uno en Roma y otro en Aviñón

    A finales del siglo XIV habrá incluso tres papas entre los que se encontrará el Papa Luna. El colegio les depone pero no quieren abandonar sus cargos. El colegio nombra otro papa y para resolver el conflicto se celebra el Concilio de Constanza, en 1414, lo que da entender que el concilio está por encima del poder papal, creando así un antecedente peligroso.

    La obediencia varió debido sobre todo a problemas políticos: Portugal siempre en contra de Castilla, Inglaterra siempre en contra de Francia…

    LA DOCTRINA CONCILIAR Y LA RESTAURACIÓN

    PAPAL CON MARTÍN V EN 1417.

    LA NUEVA RELIGIOSIDAD Y LA APARICIÓN

    DE LAS HEREJÍAS PRECURSORAS

    DE LA REFORMA: WYCLIFF Y HUSS.

    Este periodo sería el tercero de la etapa final de la iglesia en la Edad Media. El gobierno de la iglesia se unifica y se firma la supremacía del pontificado.

    El problema del debate conciliarista abrirá una crisis teológica y a partir del XIV y el XV la iglesia quedó desprestigiada y los creyentes empezaron a separar cristianismo de catolicismo, haciendo una religión más profunda y personal.

    Desde mediados del XIV surgen unos pensadores como Juan Wycliff en Inglaterra o como Juan de Huss de Praga, que demuestran su oposición a la iglesia. Wycliff critica la riqueza del clero. Los laicos podrían intervenir en la administración de los bienes eclesiásticos. Critico además algunos sacramentos, al papado… Se le expulsó de Oxford pero no fue condenado como hereje, probablemente porque en Inglaterra no hubo tribunal de la inquisición de un modo oficial. Huss es también teólogo y él sí fue quemado en la hoguera en 1417. Sus seguidores son conocidos como los Husitas y sus teorías hablaban de la libre interpretación de las escrituras sagradas, de la salvación por la fe… Serán los antecedentes de la reforma protestante y Lutero.

    Este debate conciliarista finaliza con el Concilio de Basilea a mediados del XV. Declara la supremacía para el pontífice. El debate relativo a la reforma del clero se pospuso hasta Trento.

    TEMA 5. LA EXPANSIÓN MILITAR DE LA SOCIEDAD FEUDAL.

    LAS CRUZADAS.

    Fueron una manifestación de la recuperación militar de la cristiandad a partir del XI, y tiene que ver tanto con el feudalismo como con la reforma de gregoriana.

    Hasta el año 1000 Europa será centro de las invasiones de pueblos del exterior que venían buscando botín y lugares donde asentarse, salvando el paréntesis del siglo VII. A partir del año 1000 serán los europeos los que salgan a buscar fortuna a los límites de la cristiandad ya que ni el incremente agrícola ni el económico serán capaces de mantener a una población creciente. Además tampoco tendrán ciudades suficientes para asentarse. Saldrán en busca de aventura e intentando escapar del control y presión de sus señores. Surgirán así los caballeros o milites, que se dedican al oficio de armas que surgirán d un cierto estatus económico: necesitan tener un nivel alto para ser nombrados caballeros, siendo equiparados muchas veces a la nobleza.

    La iglesia convertirá a estos guerreros en soldados de Cristo, y tendrán como misión defender al débil y a la fe.. Se irá formando así el ideal caballeresco, que defiende a los desheredados, a los débiles y que conlleva una serie de virtudes como el honor, la justicia, la valentía, la generosidad, la verdad…

    El movimiento cruzado viene favorecido por el crecimiento económico y demográfico. En determinados puntos de Europa, como el norte de Italia o el condado de Flandes habrá que tener en cuanta que se produce una pronta superpoblación. La búsqueda de aventura será muy importante: entre el siglo XI y el XIII la movilidad de la población europea será importante pero el desencadenante será el papado, que pretende recuperar el prestigio dañado por el conflicto de las investiduras del siglo XI. La cruzada ocupa un lugar propio dentro de la reforma gregoriana: la iglesia trata de afirmar su supremacía frente a los poderes laicos, que vendría acompañada de cierto prestigio que daría a la iglesia una hazaña como reconquistar Jerusalén, cuna del Cristianismo.

    Las motivaciones, al menos aparentemente, serán religiosas, pero cuando el papa predique la cruzada ofrecerá como recompensa tanto privilegios espirituales como bienes materiales: botín y tierras en algunos casos. También existirán motivaciones militares: las cruzadas representan un buen campo de actuación para los caballeros, motivaciones comerciales: se beneficiarán sobre todo los comerciantes del Norte de Italia (Venecia) ya que serán los que suministren naves y avituallamiento (esta función no fue iniciativa propia, sino que en cierto modo les fue impuesta). Además el emperador de Bizancio les había solicitado ayuda.

    La primera cruzada será promulgada por Urbano II en el concilio de Clermont, en Ferrand, en 1095, aunque la idea fue de Gregorio VII:

    ¡Que vayan pues al combate contra los infieles -un combate que merece la pena emprender y que merece terminarse en una victoria- los que se dedicaban a guerras privadas y abusivas en perjuicio de los infieles!

    ¡Que sean en adelante caballeros de Cristo los que no eran más que bandidos. Que luchen ahora en buena ley contra los bárbaros los que combatían contra sus hermanos y parientes!

    Estas son las recompensas eternas que van a conseguir los que se hacían mercenarios por un miserable salario: trabajarán por un doble honor aquellos que se fatigaban en detrimento de su cuerpo y de su alma. Estaban aquí tristes y pobres, estarán allá alegres y ricos. Aquí eran los enemigos del señor, allá serán sus amigos.

    Urbano II está educado en Reims y será prior de un priorato cluniaciense. Los decretos de Clermont están encaminados hacia la reforma eclesiástica: se prohibirá a los eclesiásticos ser vasallos de señores laicos, por ejemplo. Al terminar el concilio hace público el llamamiento en la plaza. Urbano II muere en 1099, poco después de la conquista de Jerusalén y otros territorios en la primera cruzada. Trató también de conciliar a las dos iglesias, Romana y Bizantina, pero sin éxito.

    La llamada del emperador bizantino se hará porque los turcos Seldjúcidas o Seldyúcidas habían irrumpido en sus territorios, concretamente en la zona de Edessa, en Antioquía. Pide mercenarios que la ayuden a expulsar a los musulmanes de su territorio, ya que les han vencido en Manziquert. La zona de Egipto y de Jerusalén ya no era dominio de Bizancio. El pontificado manda finalmente un ejército cruzado para recuperar las zonas de Jerusalén.

    Desde le punto de vista ideológico debemos relacionar la cruzada con el movimiento de peregrinaje y todo ello hay que ponerlo en relación con la espiritualidad del momento, centrada en el culto a los santos, a las reliquias. Los tres centros principales de peregrinación serán la tumba de San Pedro y San Pablo en Roma, Santiago en Compostela y el Santo Sepulcro de Jerusalén. El movimiento peregrinatorio será un fenómeno histórico importante: el trasiego de peregrinos conlleva un intercambio de modos de vida, de estilos artísticos, de géneros literarios… Socialmente lleva a un intercambio de población. Económicamente llevará a la creación de hospitales, albergues, guías… Además se incrementará el comercio.

    La cruzada podríamos considerarla como una peregrinación que responde a unas necesidades sociales y que rompe moldes sociales, ya que pone en comunicación a laicos, eclesiásticos, hombres, mujeres, campesinos… Existe además un trasiego enorme de reliquias de no probada autenticidad. Además la cruzada se hará en ocasiones como penitencia, primer ode forma individual y después de forma colectiva. En muchas ocasiones se perdona a bandidos o se restan años de prisión. Las ideas de pobreza y de viaje sin retorno no siempre se cumplieron: el equipo era caro y siempre trataban de volver con cuento más botín mejor. La idea de indulgencia será también importante: primero se concederán parciales y después totales o plenarias. Las indulgencias se concedían bien a cambio de donación o de limosnas, mezclando así la obtención de bienes espirituales con el pago de dinero, llegando esta confusión a su punto álgido cuando comienza a cobrarse el diezmo para la cruzada. La primera indulgencia plenaria se dará en la cruzada internacional a Barbastro, Huesca. El pago para obtener beneficios espirituales se mezcla con el diezmo de la cruzada, la “vigésima”. Lo recaudan los eclesiásticos de parte de los campesinos dependientes y se utiliza para armar caballeros para las cruzadas.

    El ideal de cruzada era el de combatir al servicio de la religión para obtener la salvación propuesta por los pontífices. La I cruzada, la “nobiliaria” o “cluniaciense” se predica en 1096 por Urbano II y está formada por dos expediciones. La primera será la encabezada por Pedro el Ermitaño y se conoce como la cruzada “de los pobres”, ya que estaba formada por campesinos con armamento inadecuado. Salen sobre todo a la busca de tierra y botín. Prácticamente todos serán exterminados por los turcos. El segundo movimiento es más conocido y sale bajo mando de los nobles y encabezada por Roberto de Flandes, que cuenta con Esteban de Blois, Roberto de Normandía, Bohemundo de Tarento… Los normandos utilizarán sus dominios en Italia para utilizarlos como cabeza de puente para saltar a tierra Santa, aunque todavía el reino normando no está formado. Fundarán en Siria - Palestina el condado de Edessa en 1098, el principado de Antioquía en 1098 ( a cuyo frente se queda Bohemundo de Tarento), y el reino de Jerusalén en 1099 a cuyo frente queda Godofredo de Bouillón.

    La segunda cruzada se conoce como la “regia” o “cisterciense”. La encabezan el rey de Francia y el emperador de Alemania. La predica San Bernardo, abad de Claravall. Se pone en marcha porque se ha perdido el condado de Edessa en 1146 a manos de los musulmanes. A pesar de las ayudas de los templarios no consiguen recuperarlo, y son derrotados en Damasco.

    Jerusalén es arrebatada por el sultán turco Saladino en la batalla de Hattin, en 1187 y debido a ello se pone en marcha la tercera cruzada, al frente de los tres soberanos más poderosos de Europa en 1089: Federico I Barbarroja, Ricardo corazón de León y Felipe Augusto. Federico I muere antes de llegar a Tierra Santa, ahogado en un río de Asia Menor. Ricardo no consigue recuperar Jesusalén pero consigue que Saladino permita el libre acceso y circulación de peregrinos y comerciantes por la ciudad. Conquista Chipre, que era territorio bizantino (1192). A partir de aquí se pierde el ideal de cruzada desde le punto de vista emocional, religioso así como el atractivo que había despertado. Ahora sirven para el prestigio de reyes e imperios. Se olvidan de los ideales religiosos prevaleciendo ideales mundanos.

    Todo esto se pondrá de manifiesto ya el la cuarta cruzada, en 1198, cuando sube al pontificado Inocencio III. Predica esta cruzada y se desvía de sus objetivos. No llega a tierra Santa. Los cruzados venecianos prestan ayuda al imperio bizantino que fue derrotado. Ahora van a Constantinopla a reclamar lo que se les había ofrecido. El imperio, al no poder pagarles, es asaltado en 1204 y se crea así el imperio Latino, quedando al frente Balduino de Flandes. Los venecianos proporcionan naves y víveres a los cruzados para pasar a Tierra Santa, obteniendo en este momento importantes ventajas comerciales: en el año 1000 habían obtenido una bula que les permitía el comercio con Constantinopla. En el 1087 obtienen otro privilegio, el Acta de Navegación, que les da libertad para comerciar con oriente en general. Por todo ello, a finales del XI Venecia es una república de comerciantes que destaca también militarmente, relacionado todo ello con los orígenes del comercio internacional.

    En la cuarta cruzada, los cruzados se comprometieron a ayudar al dux de Venecia a tomar el puerto de Zara para el comercio de la zona con Dalmacia, enfrete de la península Itálica. Los cruzados ayudan a tomar este puerto. Serán los venecianos los únicos beneficiarios de esta cuarta cruzada.

    El imperio latino que crean los cruzados en Constantinopla durará sólo hasta el 1261, cuando Miguel Paleólogo les expulsa apoyándose en los genoveses.

    Algunos historiadores hablan también para este mometno de la cruzada de los niños (1212). Muchos fueron devueltos al llegar a Roma y otros vendidos como esclavos al llegar a Egipto o a Tierra Santa.

    La quinta cruzada la predicó Inocencio III en el IV concilio de Letrán, en 1215. Se pone en marcha en 1217. Son vencidos en Egipto.

    La sexta cruzada la predica el papa Honorio III en 1228. La encabeza Federico II se Alemania, que había sido excomulgado varias veces por no encabezar cruzadas. Honorio le corona emperador y entonces él encabezará la cruzada. Era un político hábil y llega a un acuerdo con el sultán turco por el que consigue Belén, Nazaret y Jerusalén a cambio de otros territorios en Siria-Palestina. Sin embargo estos territorios se pierden en 1244 definitivamente.

    La séptima cruzada se dirige e Egipto a mediados del siglo XIII. Luis IX, rey de Francia, es hecho prisionero y el rescate parece ser que lo pagan los templarios.

    La octava cruzada se dirige a Túnez en 1270, pero Luis IX contrae la peste y muere en Túnez.

    Los principados cristianos fueron cayendo poco a poco en poder de los musulmanes. En 1291 cae la último fortaleza cristiana: San Juan de Acre.

    La consecuencia más notable de las cruzadas fue la creación de las órdenes militares. Mezcla el ideal monástico y de la violencia de los caballeros. Surgen como culminación del ideal caballeresco para combatir al servicio de Dios: son los miles Christi (soldados de Cristo). Tienen su origen en la protección de los peregrinos que iban a Tierra Santa. Fundan hospitales para ayudar a los enfermos. Se desarrollan gracias a las cruzadas y como finalidad, lucharán contra los infieles para defender la cristiandad. Las primeras órdenes militares que se crean en Tierra Santa entre finales del XI y principio del XII son:

    • Hospitalarios de San Juan de Jerusalén

    • Caballeros del Temple

    • Caballeros del Santo Sepulcro.

    Ya a finales del XII surgen los caballeros de la orden Teutónica. Se crean en Palestina y se les llama para cristianizar Prusia y todo el territorio pagano del noreste de Europa.

    Loa hospitalarios de San Juan de Jerusalén toman la regla de San Agustín. Con el fin de las cruzadas no desaparecerán por completo, sino que se trasladan a Rodas, y posteriormente a Malta, donde Carlos V les convierte en Caballeros de Malta. Cuando Napoleón conquista Europa se asientan en Roma

    Los templarios serán 8 caballeros en un principio que siguen la regla de San Agustín y después la de San Bernardo. Obtendrán donaciones y territorios: fortalezas, castillos, explotaciones agrícolas… Además están libres del pago del diezmo. El primer maestre de la orden del Temple fue Hugo de Payens o Payns y el último gran maestre fue Santiago de Malay.

    Las cruzadas se saldarán con un fracaso, ya que no se cumplieron los objetivos desde tres puntos de vista:

    • Conquista de Jerusalén y de los Santos Lugares. Se conquista en 1099 pero la mantendrán sólo durante menos de un siglo. Además fomentaron el antisemitismo, llegando algunos cruzados incluso a quemar iglesias en Jerusalén. Los musulmanes por su parte fomentaron la idea de la Yihad. Además quedó en entredicho la tradición del peregrinaje.

    • La ayuda solicitada por Bizancio establecerá un contacto entre oriente y occidente desde el punto de vista económico, cultural y político: Bizancio será tomada por cruzados y venecianos. Debido a esto la antipatía entre griegos y latinos irá en aumento, y a ello se le sumarán las diferencias litúrgicas y culturales.

    • Unión de la cristiandad frente a los infieles. Entre los propios latinos latinos se presentan una serie de rivalidades nacionales y sobre todo entre franceses e ingleses, rivalidades personales entre caudillos (Felipe Augusto contra Ricardo Corazón de León). Entre los árabes pasará lo mismo. También se darán rivalidades sociales entre clérigos y laicos ya que el clero va a ser apartado del poder, y también diferencias entre caballeros y poblres: los pobres no se llevaban el botín. También surgirán rivalidades entre las comunidades cristianas occidentales y las comunidades cristianas (no romanas) de la zona de la costa de Siria- Palestina (la iglesia Copta, por ejemplo). Estas últimas comunidades fueron perseguidas.

    Desde el punto de vista árabe, las cruzadas representaron una victoria para ellos mismos: no permitieron el establecimiento de los principados y condados latinos en la costa de Siria-Palestina. Esta victoria del Islam daría pie a que un siglo y medio después los turcos otomanos encontraran fuerzas para invadir Europa. Esta dinastía otomana empieza a configurarse en 1300 sustituyendo a la de los selyúcidas. Los otomanos toman Constantinopla en 1453. Esto represento el fin del imperio griego. En el siglo XVI tomarán Hungría y llegaran hasta las puertas de Viena, de donde son expulsados.

    La idea de cruzada se prolongará en el tiempo hasta que Don Juan de Austria vence a los turcos en la batalla de Lepando (en la costa del Peloponeso).

    El mundo árabe tenía una serie de problemas que arrastran desde época antigua y se acentuaron con las cruzadas:

    • La mayor parte de los caudillos eran extranjeros: turcos, kurdos, armenios… que discuten entre ellos.

    • Incapacidad para crear instituciones políticas estables. Cuando un monarca fallece tiene lugar en muchas ocasiones una guerra civil.

    • Durante las cruzadas los árabes se negaron a abrirse a las ideas occidentales (aprender la lengua, por ejemplo, era considerado una tradición). Los occidentales sí que aprenderán el árabe.

    A partir de las cruzadas y como resultado de lo anterior os musulmanes entran en decadencia y Europa entrará en auge, quedando el mundo árabe replegado sobre sí mismo y a la defensiva, probablemente relacionada con la violencia ejercida en sus territorios.

    Los historiadores hablan de un desarrollo cultural y económico a partir de las cruzadas en occidente. LeGoff critica la exageración de estas aportaciones. Comenta que se trata más de una ilusión que de realidades, aunque si que se dio un fenómeno de aculturación. De todos modos las cosas que unos tomaron de los otros fueron pocas. Los latinos podían aportar poco a los musulmanes, más desarrollados, pero sí se exportarán los estados feudales a los estados latinos de oriente. No habrá un control del pontífice de los guerreros cristianos, sino que habrá estados autónomos, independientes de occidente. Los árabes nos aportaron sus conocimientos en diferentes campos: medicina, astronomía, química, geografía, arquitectura (sobre todo militar) y matemáticas. Se aprenderá la fabricación del papel, el trabajo del cuero y los tejidos, la destilación de alcohol y la fabricación de azúcar. También aportan técnicas agrícolas en relación con los cultivos y las técnicas de irrigación.

    Toda este ciencia greco-árabe no se aprende tanto del enfrentamiento como por contactos mucho más profundos, como los de la península Ibérica: una convivencia pacífica durante siglos o el asentamiento en Sicilia, donde convivirán bizantinos, musulmanes y latinos (normandos).

    Los mejores negocios se harán también en otras zonas: la del Magreb, la de la ciudad de Alejandría, Bizancio… En Siria-Palestina no se darán tanto ya que deja de ser el punto de llegada de las rutas caravaneras.

    Desde le punto de vista occidental, se perdieron tierras, vendidas para financiar equipo, suministros; hombres y prestigio ya que no se consiguen retener las tierras conquistadas. Además las cruzadas costaron mucho dinero a sus promotores.

    La iglesia también creó muchas decepciones, perdiendo más de lo que ganó: concede y vende indulgencias, crea un impuesto especial para la cruzada. Es una parte del diezmo y se conoce como la vigésima. Además creó las órdenes militares, que no consiguen retener tierra Santa, que tenían una serie de privilegios que cuando llegan a occidente se consideran abusivos: la propia iglesia será la que suprima la orden del Temple (Clemente V).

    El recuerdo de los caballeros quedó sobre todo presente en la literatura con el ciclo artúrico: la acción de toda esta literatura se sitúa hacia los siglo V- VI, aunque los textos se recopilan en el XII y se reelaboran

    LA EXPANSIÓN NORMANDA

    Forma parte de la llamada revolución feudal ya que implica el uso de las armas, de la fuerza. Al final del proceso se formará el estado feudal, que dará lugar a la creación de un nuevo orden político.

    Freeman es un especialista de la conquista normanda de Inglaterra.

    En 911, el caudillo normando Rollón obtiene Normandía como feudo para su asentamiento deberá defender el territorio. Es una concesión del rey de Francia Carlos el Simple. Rollón se compromete a prestarle vasallaje. Poco después Rollón es bautizado y es cuando su territorio pasa a convertirse en Ducado de Normandía. A partir de este momento se producirán una serie de transformaciones en el ducado:

    • Restructuración interna, pasando de ser una sociedad tribal y horizontal a ser una sociedad vertical, jerárquica.

    • Transformaciones de las dinastías mediante política e enlaces matrimoniales, tratando siempre de emparentar con nobles francos y con reyes de la dinastía capeta. Son enlaces políticos y territoriales para transmitir patrimonios y derechos. Mediante esta política se configuran cuatro grandes linajes. A principios del siglo XI el duque normando ya era sucesor de Carlo Magno por varias ramas genealógicas, consecuencia de la endogamia, contraria a la exogamia que predicaba la iglesia.

    • Creación de una iglesia normanda mediante la restructuración de monasterios, destruidos en el proceso de las segundas invasiones. Surgirá la reforma de Cluny, Por otra arte crearán nuevas catedrales a las que se dota de un patrimonio importante, estructurando de nuevo obispados y abadías, siguiendo las normas de la reforma pontificia.

    A partir de estas transformaciones los normandos se extenderán por Inglaterra, conquistada en 1066 y que formará el reino anglonormando, y por el sur de Italia y Sicilia, donde se formará el reino sículonormando en 1130.

    En Inglaterra, a principios del XI la pertenencia oscila entre dos ámbitos: el mundo escnadinavo (Dinamarca) o el mundo Sajón. Fue conquista danesa en 1016 por Canuto el Grande (Knut) hasta 1035, cuando muere Canuto. A partir de esta fecha pertenece a Eduardo el Confesor, un noble anglosajón. Muere en 1066 y entonces se plantea un problema sucesorio en Inglaterra (en este momento reino aparte de Gales y Escocia). En teoría el sucesor sería Harold Goldwin, también anglosajón, pero Guillermo el Bastardo, duque de Normandía, se opone porque Eduardo le había prometido el reino. En 1066 desembarca en Inglaterra y vence a su rival en la batalla de Hastings. Guillermo iba apoyado moralmente por el pontificado (lleva el estandarte de San Pedro) y va como representante de la reforma eclesiástica ya que a la iglesia le interesa la reforma del clero inglés.

    En 1066 será coronado rey de Inglaterra en la catedral de Canterbury a pesar de que la conquista duró hasta 1071.

    La batalla fue una batalla feudal, con contingentes proporcionados por los señoríos y formados principalmente por caballeros y mercenarios de Flandes y de Bretaña.

    La historia esta recogida en el Tapiz de Bayeux, desde el desembarco.

    En el reino anglosajón existen unas estructuras protofeudales y Guillermo el Conquistador las utilizó con otras de procedencia normanda, creando así un feudalismo centralizado en la figura del duque que controla todos los resortes de poder, sobre todo el judicial.

    Con la conquista se crea el reino anglonormando, continental e insular y culturalmente francés. Trasladarán allí también el arte románico.

    Poco tiempo después tuvo que vencer rebeliones de anglos y sajones. Pocos siglos después las sociedades estarán ya fusionadas.

    Las consecuencias de la conquista fueron, para Inglaterra:

    • Feudalización del reino

    • Reforma del clero inglés

    • Cambio de la elite dirigente

    • Reparto de las tierras confiscadas normalmente entre nobles y fueron territorios pequeños.

    • Se construirán castillos y fortalezas como síntoma de la presencia militar normanda.

    En 1086 se exigió juramento de fidelidad a todos los vasallos en la Asamblea de Salisbury. En 1087 aparece el Domesday book: censo poblacional/catastro que contiene datos desde antes de la ocupación hasta 1085.

    Para Normandía las consecuencias serán otras:

    • Afianzamiento de la monarquía y de la nobleza

    • Aumento de la riqueza, apoyada ahora por el aumento de recursos procedentes del nuevo reino.

    A largo plazo, y después de la muerte de Guillermo (1087) no se mantiene la unión entre Inglaterra y Normandía ya que sus dominios serán repartidos entre sus herederos.

    En 1154 se instaura la dinastía Plantagenet, con Enrique II. Era conde de Anjou y creará el reino Angevino: es una entidad política que comprende el reino de Inglaterra y territorios de Francia: Normandía y Bretaña de su madre, de su padre hereda Anjou, Maine y Turena y además se casará con Leonor de Aquitania, un ducado que también heredará y que está separado del rey capeto, Luis VII. Enrique II será vasallo del rey de Francia por tanto. Su canciller y obispo de Canterbury será Thomas Becket.

    Enrique II será el prototipo de monarca feudal junto con los capeto de Francia, sobre todo Luis VII. Ejerció una autoridad muy fuerte sobre Inglaterra y también en Escocia a partir de 1174 (se convierte en feudo inglés. El levantamiento de William Wallace será en 1300). La anexión de Galés se produjo hacia 1280, pero se tendrá menos control sobre ella y sobre Irlanda.

    Enrique II recibió un país en desorden y lo dejo en orden, pero agotado de finanzas. Creará el colegio de Jueces, sometió a jurisdicción del estado los delitos de los clérigos… Muere en 1190 y le sucederá su hijo, Ricardo Corazón de León; estuvo poco tiempo en Inglaterra, más preocupado siempre de sus territorios de Francia y de las cruzadas.

    Desde mediados del XI aparecen en la península Itálica, en el sur, una serie de aventureros normandos que acuden bien como peregrinos o como mercenarios contratados por el imperio bizantino y a cambio de sus servicios obtienen tierras, lo que será un aliciente para que la llegada de los normandos vaya en aumento.

    Roberto I, padre de Guillermo el Conquistador, a principios del XI toma la decisión de hacerse peregrino y marchar a tierra Santa. Tiene que imporner a su hijo como sucesor porque era bastardo. Roberto I muere en Nicea, en 1035, antes de llegar a Tierra Santa y esto provocará un levantamiento y una serie de luchas por el poder del ducado. Es una revolución feudal que durará hasta 1047, cuando Guillermo vence al resto de la nobleza normanda, la somete y la asocia a sus propios intereses.

    En el sur de la península italiana se están produciendo una serie de enfrentamientos entre musulmanes y bizantinos. Con la llegada de los sarracenos en las segundas invasiones una serie de enfrentamientos y se conquistarán las islas de Sicilia y Córcega en el siglo IX. Esto favorece a los normandos. De entre los normandos llegados al sur de Italia destaca un grupo dinástico, el de los Hauteville, que se hace con el poder. Además se verán favorecidos porque la península italiana esta dividida en tres parte:

    • Al norte los germanos

    • En el centro el papa

    • El sur y la zona de Venecia donde esta el imperio bizantino, los sarracenos…

    Venecia se mantendrá en una situación de ambigüedad hasta el 1204, actuando de forma independiente, pero en los actos oficiales, documentos, le interesa aparecer como sometida al imperio bizantino por las ventajas comerciales que habían ido obteniendo.

    Los normandos conquistan el territorio de Melfi y de allí partirá todo el proceso posterior. Entran en confrontación con el papa León IX, que es vencido en la batalla de Civitate en 1053. A los pontífices les interesaba el sur de Italia por sus ideas expansionistas, tratando de infeudarse a los normandos y además quieren introducir allí su reforma eclesiástica. Poco después consiguen en el Concordato de Melfi (1059) que el papa Nicolás II reconozca a los normandos sus conquistas de la parte de Calabria y Apulia y al caudillo Roberto Guiscardo le concede el título de Duque de Apulia y Calabria. Los normandos a cambio se comprometen a ayudar al papa en un contrato feudo-vasallático. En la lucha de las investiduras entre Enrique IV y Gregorio VII, este último pedirá ayuda a los normandos y firmará con ellos el acuerdo de Ceprano en 1080. El papa les reconoce una serie de territorios hacia el sur: Salerno, Bari…

    El sucesor de Roberto Guiscardo será, en el último tercio del XI, su hermano, Roger I. Él inicia la conquista de Sicilia en la zona de Mesina y se la quita a los musulmanos. Su sucesor será su hijo, Roger II, que une bajo su poder todo el sur de Italia y Sicilia y es coronado rey en 1130. Reune bajo sudominio todos los terirtorios conquistados y será rey de Sicilia, Apulia y Calabria, formando el reino Sículonormando o de las dos Sicilias. Este reino será original: convivirán en el bizantinos, musulmanes y normandos. Estos dos últimos grupos pagan tributo a los normandos

    La política expansiva de los normando continúa hacia el Mediterráneo occidental: Túnez, Malta… pero pierde estos territorios muy pronto. También lo intentarña hacia el mediterráneo oriental pero también sin éxito. En el XII serán fundamentalmente las ciudades del norte de Italia las que dominen el mediterráneo: Venecia, Génova y Pisa, dominando un territorio desde la península ibérica hasta la costa de Siria-Palestina.

    Las consecuencias de la conquista fueron:

    • Implantación del feudalismo impiortado del ducado de Normandía. Los centros urbanos entran en decadencia y las ciudades que toman la iniciativo será las del norte de Italia.

    • Cambio en el régimen de propiedad de la tierra: la parte oriental de la isla de Sicilia incluirá los grandes latifundios de los nuevos señores, mientras que la occidental estará dominada por las pequeñas propiedades musulmanas.

    • Construccuín de una red castral, símbolo y forma de control político. Son defensivas y además sirven para la recaudación de tributos.

    • Administración tripartita, mezcla de tres culturas. Perdura la administración financiera musulmana, la dohana.

    • La elite cultural estará formada por árabes

    • Cada comunidad tendrá sus tribunales y sus derechos propios

    • Se crea una iglesia nueva: Roger I crea los primeros obispados en Sicilia (finales del XI) que dependen del monarca normando. Esto provoca un enfrentamiento con Urbano II que enviará un legado a Sicilia y Roger I los manda encarcelar. Después de una serie de enfrentamientos el pontífice le concedió la “Bula de la Legal”, que implica que el monarca puede ejercer las veces de legado pontificio en casos de necesidad. El papa no enviará un legado si el monarca no lo desea.

    A finales del siglo XII el reino normando de Sicilia llega al poder de los Staufen, con Enrique VI, hijo de Federico I Barbaroja, cuando este se casa con la heredera del reino de Sicilia, Constanza. Muere muy pronto y el reino de Sicilia pasa a manos de un menor, Federico II, cuya tutela ejerce Inocencio III. A la muerte de Federico II, en 1250, el imperio alemán entra en le proceso del interregno y se crean una serie de principados y de ducados. En el sur de Italia también se asistirá a esta fragmentación política:

    • Al norte las repúblicas marítimas o señoríos despóticos (Venecia)

    • En el centro gobiernan los pontífices, que en el XIV se trasladarán a Avignon

    • Al sur encontraremos los reinos de Nápoles y Sicilia.

    En el sur de Italia había quedado un hijo de Federico II. Adem´sa, Carlos de Anjou, angevino, también tiene derechos sobre el reino de Sicilia por estar casado con una noble siciliana y vence al heredero bastardo en la batalla de Venevento, suplantando a los Staufen en este reino.

    Los angevinos favorecerán el feudalismo y su brutalidad les hizo muy impopulares, lo que provocó el levantamiento de los sicilianos en las llamadas “Vísperas Sicilianas” en el 1282. Los habitantes de Sicilia llaman a Pedro III de Aragón que tenía ciertos derechos sobre el trono al estar casado con una nieta de Federico II, Constanza. Pedro III será coronado rey en Palermo. A continuación hay una serie de luchas por el poder y en el XIV se llega a un reparto por zonas de influencia: Nápoles será para los angevinos, apoyados por el papa y pertenecientes al partido Güelfo y Sicilia será para los aragoneses, partidarios del emperador y por tanto enfrentados al duque de Anjou y al papa.

    En el compromiso de Caspe en 1412 Sicilia queda incorporada a la corona de Aragón. A mediados del XV Alfonso V de Aragón conquista Nápoles con lo que queda reunificado en la corona de Aragón el reino de las Dos Sicilias, fragmentado a raíz de las vísperas hacía más de siglo y medio.

    LA COLONIZACIÓN ALEMANA DEL ESTE DEL ELBA: EL “DRANG NACH OSTEN”.

    Al este de la zona del Elba aparecen los pueblos eslavos, empujados allí por pueblos de más hacia el este. Ocuparán los reinos germanos cuando en el V se dirigen hacia centro Europa. Una parte de estos eslavos del norte se dirigirá hacia la península balcánica y de ahí el surgimiento de Yugoslavia. Serán los “eslavos del sur”. Entre los eslavos del norte y del sur aparece una cuña de otra etnia: los magiares, húngaros. A partir del siglo IX ambos grupos sufrirán la presión de dos imperios que quieren cristianizarlos: Bizancio por el sur que lo conseguirá en gran medida con personajes como Cirilo y Metodio que cristianizarán a búlgaros, servios, rusos… El otro imperio será el germánico que presiona por el oeste sobre los eslavos del norte.

    Al final de todo el proceso los eslavos del norte adoptarán una forma intermedia: crean sus propias instituciones eclesiásticas, dependientes del papa directamente, sin someterse a ninguno de los dos imperios.

    A partir del 918 toman el poder en el imperio alemán los sajones, con Enrique I que lo único que hizo en cuanto a la política expansiva fue consolidar sus fronteras del Elba. Su heredero, Otón I, rey franco y Sajón lleva a cabo una política expansiva entre el Elba y el Oder a partir del 936. En el 955 vence a los pueblos eslavos en la batalla de Recknitz. En ese mismo año vence también a los magiares en la batalla de Lechfeld. Será coronado en el 962 y desde entonces controla obispados y abadías y levantará una serie de instituciones eclesiásticas para la conversión de los

    eslavos paganos. Todos estos obispados pasan a depender del arzobispado de Magdeburgo.

    Aún así su política expansiva fracasa y en el 983 los eslavos se levantan, arrasando y saqueando los obispados levantados por Otón I.

    Los germanos también van a intentar el control de Polonia, Bohemia y Hungría que rechazarán también su política de conquista. Se organiza y forma un estado eslavo. El principal estado va a ser Polonia, un ducado al igual que Bohemia. Hungría será un reino, dejando así de tener estructuras tribales. Crean además sus propias instituciones eclesiásticas, dependientes solamente del papado de Roma.

    Además el fracaso de los germanos también vendrá condicionado por la falta de excedentes demográficos. En el siglo XII sí que se conquistarán esos territorios.

    A partir del XI se producen una serie de mejoras: alimentación, cultura, desecación de tierras pantanosas, mejoras técnicas, crecimiento demográfico… Se producirán excedentes que serán el antecedente de la expansión del siglo XII. Esta expansión presentó dos formas:

    • Pacífica: colonos germanos se trasladan a las nuevas tierras puestas en cultivo. Se les otorgaban unos privilegios. También se asentarán mercaderes, misioneros y órdenes monásticas: agustinos y sobre todo el Cister.

    • Violenta: están enmascaradas por un pretexto religioso, a modo de cruzada para la conversión de paganos. Vino de la mano de príncipes y nobles sajones. Destacaron Alberto el Oso y Enrique el León, de mediados del XII. Consiguen formar una colonia sajona hacia 1170 entre el Elba y el mar Báltico.

    Alberto el Oso se establecerá en Lubeck y la refunda. Más adelante será el centro de una gran actividad comercial, promoviéndose en ellas una sociedad de mercaderes que defiende intereses propios, lo que dará lugar a la Hansa teutónica.

    A la muerte de estos príncipes se encargan de la expansión por el báltico los caballeros de la orden Teutónica. Se encargan de la cristianización de los reinos de Prusia, en el XIII. A finales del XIII sólo Lituania será pagana.

    A pesar de las guerras de la orden teutónica, la actividad espiritual siguió centrada en las órdenes monásticas: el Cister, la orden de los caballeros porta espadas (creada en 1200 se fusionará con los teutones) y también serán importantes los misioneros.

    Desde el punto de vista económico hay que destacar la actividad de los mercados que lleva la entrega de unos privilegios jurídicos. Sustituirán a los mercados eslavos.

    Las consecuencias de la colonización se dejaron notar en varios ámbitos:

    • Desde el punto de vista socio político, la población eslava que sobrevivió a los enfrentamientos militares no fue expulsada, conviviendo ambos pueblos aunque las formas políticas y jurídicas fueron germanas

    • Desde el punto de vista económico, se desarrollan los mercados y existe una expansión comercial importante, sobre todo en el siglo XII. Hasta ese momento el comercio del Báltico estaba controlado por Noruegos y ahora pasa a manos de germanos, hasta el punto de que al Báltico llega a llamársele “el lago alemán”.

    • Culturalmente se asistió a una germanización lingüística y étnica.

    El movimiento expansivo termina en el siglo XIV por la crisis de la Baja Edad Media. A finales del XV el país que destacará culturalmente será Polonia, con la universidad de Cracovia, conde se forma Copérnico.

    TEMA 6. EL RENACIMIENTO DEL COMERCIO

    Y LA DIFUSIÓN DE LA VIDA URBANA

    El crecimiento demográfico y la expresión agrícola, dos fenómenos paralelos e interrelacionados que se manifiestan a partir del XI, van a tener sus consecuencias con el renacimiento del comercio y la expansión de las ciudades. El aumento de la productividad está proporcionado por una mejora de las técnicas agrícolas, una adecuación de los sistemas de cultivo, pasando del sistema bienal al trienal y una ampliación de la superficie cultivada. Todo esto traerá el fin de la economía de subsistencia, típica entre los siglos III y VIII y basada en el intercambio de productos con escasa circulación de moneda. Aparece ahora unos excedentes comerciables y una especialización tanto agrícola como ganadera orientada a la venta de productos. Con el incremento de los excedentes aumenta también la demanda y esto es lo que genera la practica de las actividades artesanales y comerciales. A partir del XI también se producirán intercambios de hombres, de ideas y culturales. Estos intercambios están favorecidos por el movimiento de “La paz de Dios”.

    La expansión comercial presenta dos aspectos: un comercio regional y local entre la ciudad y el medio circundante con muy corto radio de acción y con productos básicos y manufacturados. Dará lugar a la creación de mercados. El otro aspecto del comercio será el interregional, debido sobre todo a las especializaciones. Dará lugar al surgimiento y organización de las ferias, a las que acudirán comerciantes de lugares cada vez más lejanos.

    PROTAGONISTAS. LA FIGURA DEL

    MERCADER Y LOS ORÍGENES DEL COMERCIO

    Según en que historiador nos centremos, se sitúa la figura del mercader en orígenes diferentes. Pirenne habla del mercader como un aventurero, un siervo huido de la presión feudal, un hombre errante, un “tragaleguas”, un “desarraigado” que va con sus pequeñas mercancias vendiéndolas. Con el paso del tiempo fue adquiriendo una mentalidad nueva. Otros autores hacen hincapié en que los primeros mercaderes fueron pequeños propietarios de tierras que empiezan a vender el excedente campesino. Otros piensan que fueron los judías, con anterioridad al XI: realmente estos judíos realizaban el mismo trabajo que cahorsinos, lombardos y templarios. Otros mencionan como origen del comercio el papel que representaron ciudades italianas como Amalfi y Nápoles, que ya comerciaban con oriente antes de la llegada de los normandos.

    En conclusión, podríamos decir que aparece una amplia diversidad de orígenes y que siempre es una figura poco popular, ya que desde el punto de vista de la iglesia el enriquecimiento no se consideraba lícito.

    Poco a poco se fue implantando una ideología que levanta una serie de prohibiciones canónicas sobre el interés, alrededor de finales del XIII. Se empieza a justificar además la existencia de mercaderes y su actividad.

    La actividad comercial más temprana se realiza fuera de occidente, en el mercado oriental y fue dirigida hacia la Italia Bizantina, la España islámica y los mares escandinavos. Se traían especias, sedas, perfumes, joyas… que se intercambiaban con productos locales.

    La Península Ibérica fue la zona de Europa con mayor porcentaje de población urbana (entre un 25 y un 30%) seguida de la zona de Flandes. La mayor parte de Europa sigue siendo un mundo rural, por lo que podríamos concluir que el renacimiento comercial afectará a un pequeño porcentaje de la población.

    LOS PRINCIPALES POLOS COMERCIALES EUROPEOS: EL MUNDO MEDITERRÁNEO.

    EL LITORAL BÁLTICO Y LA EUROPA DEL NOROESTE.

    En el mundo mediterráneo destacan Venecia y las ciudades del norte de Italia. Venecia comerció con el imperio Bizantino. Será la ciudad más próspera de la zona entre los siglos XI y XIII, con rivales como Génova o Pisa. El comercio en esta zona se centró en las especias y en los tejidos, sobre todo en la seda. Generalmente eran mercancías de poco peso pero de gran valor que llegaba a Venecia desde oriente y pasaban a Europa en naves venecianas que iban al mar del Norte, lugar de encrucijada comercial entre el Báltico y el Mediterráneo.

    En el norte de Italia también destacarán ciudades como Milán y Florencia, en la Lombardía. La embarcación típica de la zona es la galera mediterránea. Se crean una serie de sociedades: en Venecia y Lombardía la societa comanditaria. En Génova se conoce como societas maris, y será muy parecida. Funcionaban con un socio capitalista y un mercader que ponía la fuerza de trabajo. Se organizaba para un solo viaje. El capitalista se llevaba tres cuartas partes de los beneficios y el mercader una parte. Con el paso del tiempo se convertirán en compañías comerciales.

    En el mundo Báltico el puerto comercial más importante será el de Hamburgo. Hasta la llegada de los germanos, en el XII, el comercio en esta zona estuvo en manos eslavas y noruegas. Todos estos puertos del mar báltico se asocian en torno a Lubeck y con el paso del tiempo darán lugar a una asociación de mercaderes, la Hansa Teutónica, ya en siglo XIV: es una liga marítima que protege a los comerciantes de los daneses.

    Aquí se movían mercancías de mayor volumen: maderas del oeste, ámbar, miel, cereales… Al Báltico se llevaba sal de Francia, vino de Francia y Alemania. La nave utilizada será la coca.

    En el mundo nórdico serán ciudades importantes Amberes, Brujas, Gante… Actuaban como encrucijada comercial entre el Mediterráneo y el Báltico. Aparecen allí los wiks o portus: lugares de lamacenaje de mercancías o de contactos de los comerciantes. Suelen situarse en la desembocadura de los ríos o en los cursos bajos, altos. Dio lugar a que en algunos casos se desarrollaran núcleos pre urbanos.

    El producto a destacar serían los paños flamencos. La lana inglesa se cargaba y se llevaba a Brujas. Luego se repartía por el resto de Europa.

    TÉCNICAS COMERCIALES: LOS MERCADOS

    Y LAS FERIAS, LAS MERCANCÍAS, LA MONEDA

    Y EL CRÉDITO. LAS SOCIEDADES COMERCIALES.

    Tanto mercados como ferias son contactos terrestres para el abastecimiento de las poblaciones. Los mercados tiene importancia desde el siglo IX. Son semanales y conllevan una protección jurídica especial. Se comercializan productos básicos de cara a la alimentación o productos manufacturados. Afecta a la ciudad y a su medio circundante. Las ferias son centros de intercambio al por mayor. Son anuales y durarán varias semanas. Se suelen desarrollar coincidiendo con una celebración religiosa y su momento de apogeo serán los siglos XII y XIII aunque las ferias más antiguas, en Francia, son las de San Denis que datan de época merovingia. Acuden a estas ferias mercaderes de un radio muy amplio. En Europa hay que destacar la de Winchester y Stanford en Inglaterra, Brujas en Flandes, Verona y Milán en Italia y Champaña en Francia.

    La feria de Champaña, por ejemplo, durará seis semanas y actuaba como redistribuidora en un eje importante Flandes-Milán. Fue un centro muy importante de intercambio donde acudían mercaderes italianos, franceses, ingleses, flamencos, españoles… Fue también un importante centro monetario donde se concedían créditos, se pagaba en plazos y se cambiaba moneda. Fundamentalmente su fama se debió a que los condes de Champaña concedieron una serie de privilegios y protección tanto a mercaderes como a la mercancía, lo que proporcionó un establecimiento y desarrollo del crédito. Su declive comienza a principios del XIV debido a la apertura de una ruta marítima desde la península Ibérica hasta el mar del Norte pasando por el estrecho de Gibraltar una vez superado el peligro musulmán. Además en el XIII se abre un paso transalpino atravesando los Alpes suizos, el paso de San Gotardo que comunica Italia con Flandes y Alemania. Otros motivos serán el auge creciente de París (hacia 1300 tenía unos 80.000 habitantes) y el establecimiento de una importante industria textil en el norte de Italia para la confección de seda en Milán y Florencia y así se suprime en cierto modo la necesidad de los paños flamencos.

    Todas las ferias en general decayeron por la sedentarización del comerciante.

    En cuanto a las mercancías podemos distinguir “mercancías pobres” y “mercancías ricas” según Sapori.

    Las “pobres” serían las de bajo precio y uso común, y serían:

    • Cereal: trigo, avena… sobre todo del centro de Europa y de Crimea (norte del Mar Negro).

    • Vino y cerveza. Vino de Francia, Alemania y sur de Italia y Sicilia.

    • Sal, fundamentalmente como conservante para el pescado. Se dará en el norte de Europa y en la costa atlántica de Francia.

    Las “ricas” serían productos de valor y raros y serían:

    • Esclavos, fundamentalmente para uso doméstico. Se traen de Alejandría y Túnez. También serán importantes los eslavos.

    • Alumbre: metal de Asia Menor utilizado para teñir paños y curtir pieles

    • Textiles de lujo: sedas orientales, paños flamencos y lana inglesa.

    • Especias: canela, pimienta, clavo de la zona del Tigris y el Eúfrates y de Arabia.

    Otros productos serán las pieles y cueros del norte de Rusia y de Escandinavia, el marfil de Finlandia, el ámbar de Prusia y Estonia, la miel de Polonia, el pescado en salazón sobre todo noruego, madera de los bosques de centro Europa (Selva Negra)…

    De cualquier modo los dos productos fundamentales serán las especias orientales y los paños flamencos.

    La explotación minera entra en retroceso hasta el XI, que se ponen en explotación nuevas minas que llevarán al auge de la economía monetaria. Se extraerá plomo de Ingalterra, plata de la zona del Rin, hierro de las vascongadas, hierro y cobre de Alemania y Suecia, oro y plata de Sajonia y Hungría… Surge así una economía monetaria acuñándose moneda en plata en Florencia y Venecia a finales del XII. A continuación se hará en Francia, Flandes e Inglaterra. Ya en el siglo XIII se acuñará en oro. (anteriormente la moneda había estado muy devaluada y los intercambios eran en especie).

    En Castilla se acuña moneda de oro muy pronto y además se pone en circulación moneda que se había atesorado con los botines conseguidos al Islam.

    También habrá que tener en cuenta la figura del prestamista, principalmente lombardos, judíos y cahosianos. Se desarrollan a pesar de las trabas eclesiásticas. Esta muy relacionado con la figura del cambista. Además, el mercader, en primer lugar, se dedicaba al cambio: debido a que hay una gran cantidad de moneda en circulación hay que homogeneizar los valores. Tenía que ser gente culta ya que había que llevar una contabilidad. Ellos serán los primeros banqueros porque estas operaciones se llevan a cabo en bancos o mesas. Son los depositarios de grandes sumas. Los templarios también llevaron a cabo esta función: eran depositarios de dinero en grandes cantidades y además prestaban dinero.

    Desde finales del siglo XII aparecen los primeros sistemas de seguros y las primeras operaciones de crédito, todavía con un carácter muy elemental. En el trece, siglo en que se ponen en relación los tres grandes ámbitos comerciales, aparecerán las operaciones financieras y la letra de cambio.

    LOS MEDIOS DE TRANSPORTE

    Toda Europa se pondrá en comunicación entre sí y además lo hará con el mundo árabe y con el Imperio Bizantino.

    Para el transporte terrestre se carece de una infraestructura suficiente. Se utiliza la antigua red viaria romana, muy deteriorada. Se empiezan por reparar los caminos lentamente. Se abren además pasos importantes como el transalpino de San Gotardo en el siglo XIII. El sistema de acarreo será a hombros de personas, mulas o caballos. Para mercancías de pequeño tamaño pero de valor se utilizarán los carros y las carretas, primero de dos ruedas y después de cuatro. Hay que tener en cuenta el movimiento de paz de Dios que evitará el bandidaje y proporcionará mayor seguridad en los caminos.

    El transporte fluvial y marítimo se emplearía para mercancías de mayor tamaño, volumen y más baratas. El más utilizado es el fluvial, que pone en comunicación el norte de Italia con el Mar del Norte en barcas o barcazas. Todos los ríos navegables se remontaron: el Ródano, el Po, el Rin, el Danubio, el Sena… Se construyen canales. En cuanto a sistema marítimo es el mejor. Se lleva a cabo una navegación de cabotaje que evita el pago de peajes, pero presenta el inconveniente de la piratería. Los ámbitos principales del sistema marítimo serán el mar Báltico y el Mediterráneo oriental (el occidental quedo restringido del comercio por la invasión islámica). La embarcación típica será la galera mediterránea: tiene poca capacidad de carga y necesita entre 100 y 200 remeros. La coca propia del Báltico admite más tonelaje. Esta coca empezará a construirse en Venecia en el XIV.

    Relacionado con la navegación se dan unos avances técnicos importantes, como brújulas de origen chino traída por los árabes, o el astrolabio. Empezarán a actuar a mediados del XIII. También aparecen los mapas portulanos, marinos. Aparecen por primera vez en Génova y luego en Cataluña.

    LA CIUDAD MEDIEVAL. TEORÍAS SOBRE SU GÉNESIS

    Es necesario que confluyan una serie de criterios para poder afirmar de un núcleo poblacional es una ciudad medieval: hay que hablar de un recinto amurallado con una alta densidad de población con funciones artesanales y comerciales y otras funciones variadas, con un mercado estable con un poder económico que se proyecta sobre el territorio circundante y también una cierta autonomía jurisdiccional. Los distintos grupos de la ciudad estarían organizados en cofradías con un régimen jurídico marcado por unos privilegios y franquicias. La elite dirigente forma el gobierno municipal y tendrá un aspecto importante.

    Pirenne destacó que fueron el comercio internacional y los mercaderes errantes los motores, a partir del siglo X, de los núcleos urbanos posteriores. Esta teoría es válida ara su zona, la de Flandes y el Mar del Norte, pero no para muchas ciudades europeas, cada ciudad tendrá un proceso de formación distinto. La tendencia actual es a considerar que fue la economía agraria y el excedente campesino el desencadenante de los núcleos urbanos, teoría defendida por Duby y por García de Cortázar. La recuperación del comercio no se puede situar antes de los 70 del siglo XI, y los núcleos preurbanos aparecieron con anterioridad.

    Las ciudades romanas, con la crisis del II y las invasiones del V pierden sus estructuras administrativas y económicas. La vida se ruraliza y en el año 1.000 surgen núcelos pre urbanos que dan lugar al desarrollo de las ciudades pre existentes (fortalezas, recintos amurallados…) o a la creación de centros nuevos (abadías, castillos o fortalezas feudales…

    Será ahora en la Edad Media cuando la palabra burgo tome su significado: aglomeración de población dedicada básicamente a la artesanía y al comercio. Se suelen adosar a núcleos pre existentes.

    Alrededor del año 1000 existen contrastes respecto al mayor o menor grado de urbanización. Hay autores que se han centrado en ver el grado de romanización pre existente para estudiar la aparición de las ciudades medievales. En el norte de Italia, la lombardía, será la zona más urbanizada entre el siglo XI y el XIII, con una población urbana de entre el 25 y el 35%. La mayoría de las ciudades italianas se asientan sobre el núcleo romano anterior, a excepción de Venecia: su población se asentó entre los siglos VII y el VIII, huyendo de la invasión de los lombardos. Existieron en el norte de Europa tantas ciudades de 40.000 habitantes como en el resto de Europa. Le sigue Flandes en urbanización. En Francia de habla de ciudades de unos 10.000 habitantes.

    El núcleo de la ciudad medieval obedece a esquemas concéntricos y se iban levantando diferentes murallas según la población va creciendo y se va desbordando la muralla anterior. Esto es así en términos generales de la costa. En los lugares de la costa hay una parte por donde la población no puede crecer. Atenderá pues al esquema de “ciudad doble”: los núcleos que van creciendo se adosan, como sucede en Génova, Amalfi… De todos modos, prácticamente cada ciudad será un conjunto único. Normalmente no responde a un plano determinado, sino que forma un conjunto anárquico de núcleos unidos según va creciendo la población. Cada núcleo responde a una fase diferente y suele estar poblado por una etnia específica. Se provoca la modificación del paisaje por la tala de bosque debida a la expansión de la ciudad.

    El desarrollo de determinadas ciudades ha venido marcado por una serie de características:

    • El comercio marítimo costero determinó el desarrollo de ciudades como Pisa, Génova, Nápoles, Amalfi…

    • Ser sedes o capitales políticas del poder, como en el caso de Tolosa.

    • Centros de peregrinación como Roma o ciudades de una ruta de peregrinación

    • Implantación de un monasterio

    • Colonización de nuevas tierras

    • Comercio con el mar Báltico, como en Lübeck, Riga, Dantzing…

    Por encima de esta variedad de ciudades medievales estará su función económica, marcada por la expansión agrícola de entre los siglos X y XII. Le Goff ha comentado que las ciudades han crecido sobre un asentamiento antiguo con el que el parecido físico no será importante, sino la función determinada por el crecimiento económico y demográfico.

    LA EXPANSIÓN URBANA EUROPEA ENTRE LOS SIGLOS XI Y XII. LOS ORÍGENES DE LA BURGUESÍA.

    LA ORGANIZACIÓN DE LOS OFICIOS. EL GOBIERNO DE LAS CIUDADES Y LA FORMACIÓN DEL PATRIARCADO URBANO.

    Desmitificada la idea de que fue el gran comercio internacional lo que provocó la aparición de nuevos núcleos de población, será la expansión de la economía rural con su comercio regional el motor de crecimiento de los núcleos urbanos. También será importante la inmigración de la población campesina a las ciudades. Es un fenómeno de inurbación y será típico de la Edad Media. En un priemr momento provienen de un ámbito circundante y m´sa tarde vendrán de comarcas más lejanas, de ahí el carácter rural de la población de las ciudades. La expansión urbana vino fomentada por el otorgamiento de cartas comunales, franquicias, prerrogativas, exenciones de pago de tasas.

    A los habitantes de los burgos, de las zonas comerciales, se les empezó a conocer desde el siglo X como “burgenses”, que significa artesano, tendero o simplemente recién llegado. A partir de finales del XI comienza la etapa de reivindicación de estos burgueses y llegaron a formar parte del conjunto protagonistas de las ciudades. Comienza entonces a denominarse así al habitante de la ciudad que no era noble, clérigo ni extranjero, que contaba con cierta fortuna y se dedicaba a actividades relacionadas con la artesanía o con el comercio. Los eclesiásticos fueron mucho más reacios que los laicos a admitir el ascenso social de la burguesía de la ciudad.

    Las franquicias y las exenciones que obtienen no afectaron a la totalidad de la población en un principio, sino sólo a los burgueses y generalmente a su elite. En el XIII llegan ya a afectar a comerciantes rurales. Esto les iba liberando en cierta medida de las relaciones feudales, de la justicia señorial y del pago de los diferentes tributos. Todo esto favorecía el asentamiento de nuevos burgueses. En casi toda Europa estas franquicias precedieron a la emancipación del señor de la ciudad, menos en la zona de Flandes, donde la población consiguió al mismo tiempo las franquicias y la emancipación, probablemente debido a que el conde de Flandes era independiente del rey francés

    La historiografía actual acepta que hubo muy pocas revueltas entre señor - burgués. Sólo buscaban asentarse en el sistema, pero no pretenden cambiar las estructuras pre existentes. Las revueltas que destacan están localizadas en el territorio de la Loira y del Rin y entre 1070 y mediados del XII. Desde el XII se produjeron también revueltas entre comunidades rurales y urbanas. La época de revueltas más significativa será a partir de 1280 entre las oligarquías urbanas (el patriciado urbano) y las clases populares (el pueblo menudo), y sobre todo en Italia y Francia.

    Los oficios o corporaciones artesanales que se van a desarrollar sobre todo en el XIII son una consecuencia de la expansión urbana. El antecedente de este tipo de asociación serán las cofradías del X: asociaciones de personas de un mismo oficio con una finalidad religiosa o benéfico-asistencial. Cumplía la función de una especie de seguridad social. En su formación se dieron dos aspectos:

    • Asociaciones voluntarias, con unos intereses y preocupaciones similares y dará lugar a las hansas o gildas: asociaciones de comerciantes con intereses económicos y con afán de ayuda a los hermanados

    • Asociaciones impulsadas desde el poder, sobre todo en lo relacionado con infraestructuras, construcciones y avituallamiento de ciudades.

    Estos dos factores darán lugar a los gremios o corporaciones de oficios. Al frente de cada oficio había una serie de dirigentes que contaba con unos estatutos generalmente elaborados por el poder municipal, que en caso de necesidad imponía multas. Esta intervención se debía al control político que se ejercía sobre las profesiones.

    En los oficios existían tres escalones: maestros, dueños del taller, de la materia prima. Tenían uno o dos oficiales con un salario y con un contrato verbal en la mayoría de las ocasiones. También contaba con uno o dos aprendices que solían ser chicos entre 10 y 12 años, que vivían en casa del maestro y que no percibían ningún salario. La familia y los parientes más próximos también participaban en el taller. Si el aprendiz llegaba a realizar una obra maestra podía ascender a la maestría, pero esto era sólo teórico.

    Entre mediados del XII y del XIII los oficios fueron reconocidos desde el punto de vista jurídico. Podemos hablar de orfebres, toneleros, hierro y metalurgia, madera, pieles y cueros, textil, corporaciones de maestros… Es difícil conocer su número porque se fueron diversificando.

    Fueron utilizados por las clases medias para ascender económica y políticamente. Los poderes municipales de la ciudad mostraron hostilidad hacia ellos, pero con el paso del tiempo alguno de los miembros de estas corporaciones empezarán a formar parte de estos poderes.

    En algunos lugares y sectores, como en el textil, los gremios tuvieron mucha fuerza y llegaron a formar monopolios que frenaban el proceso artesanal ya que evitaban la competencia. Por ello se crearán unas instituciones supracorporativas que controlan los gremios, evitando así los monopolios, como sucedió en Francia e Inglaterra.

    TEMA 7. LA RECEPCIÓN DE LA CULTURA ANTIGUA.

    EL PENSAMIENTO Y LA CULTURA

    EN LA PLENA EDAD MEDIA.

    La idea de un renacimiento cultural en el siglo de Carlo Magno es real, pero serán los eclesiásticos los que recogerán la cultura antigua. Sin embargo, el renacimiento de los estudios monásticos y clericales trajo consigo la recuperación de los escritos latinos y de la cultura pagana, a pesar de haber un grupo de clérigos que rechazó tanto la lectura como la copia de estos escritos, centrándose sobre todo en la Biblia y las sagradas escrituras o escritos de San Isidoro de Sevilla o Gregorio VII.

    El renacimiento intelectual de Carlo Magno y su política en este sentido trató de recuperar fundamentalmente estos escritos religiosos para la reforma del clero. Es un movimiento dirigido desde el poder. Política y cultura se unieron en este sentido.

    El centro de este renacimiento estuvo en la zona de Austrasia, donde se encontraba la escuela palatina de Aquisgrán. Allí no sólo se formó Carlo Magno, sino sus hijos y sobre todo sus nietos. El biógrafo de Carlo Magno,

    Eginardo en Vita Karoli, cuenta que empezó a estudiar tarde pero que tuvo muchas curiosidades. Aprendió a hablar latín, pero no ha escribirlo. En esta escuela se aprnedían cosas relacionadas con la teología y con e latín y su gramática. Los intelectuales maestros de esta escuela provienen de fuera del reino franco: Pedro de Pisa o Pablo Diácono, Teodulfo de Orleans y Benito de Aniano y el más importante de todos, Alcuino de York: fue obispo de Bec, en Normandía y después arzobispo de Canterbury. Fue el educador de Carlo Magno en Trivium.

    En relación con la escritura aparece la minúscula carolina que venía a sustituir una serie de escrituras regionales. El primer documento en aparecer en este tipo de escritura fue la Biblia de Amiens, pero se extendió muy rápidamente: la cancillería de Luis el Piadoso ya la usará. En la escuela palatina ya existía un scriptorium, al igual que en la mayoría de los monasterios y centros de enseñanza: San Martín de Tours, San Germán de los Prados, Corbie, San Denís… en la parte occidental de Francia. En la parte oriental de Francia serán importantes los de Reichenaum, St Gall… No existió una red institucionalizada de centros de enseñanza sino que se basa en Scriptoria monásticos con sus propias bibliotecas. Se elaboran libros para el culto litúrgico, sacramental, evangelios, antifonarios, hagiografía y ambién sobre asuntos relacionados con el derecho canónico, reglas monásticas… Se aprendía a leer en el salterio (libro de salmos). Para los estudios de gramática se utilizaba sobre todo a clásicos como Cicerón. Se copió, por ejemplo, la Guerra de las Galias de Cesar, También a Virgilio, a horacio y Ovidio. Las bibliotecas que existieron aumentaron de volumen. Todos estos textos tenían una finalidad claramente pedagógica y destinada a la enseñanza del clero.

    Hacia el 870, 880, entró en declive debido a las invasiones de húngaros, árabes y vikingos, y se deja de lado lo cultural para centrarse en lo militar.

    El renacimiento otoniano, del siglo X se centrará en las escuelas moásticas, aunque ya en declive, y destacarán las escuelas catedralicias o episcopales: Reims, Chartres, Laon… Aparecen también ahora las bibliotecas particulares y la figura que destaca en el momento será Gerberto de Aurillac (futuro Silvestre II), contemporáneo de Otón III, formado en el trivium en la escuela de Reims y del quadrivium en el monasterio de Ripoll, muy relacionado con el califato de Córdoba. Fue preceptor de Otón III.

    Esta cultura es sobre todo monástica, pero también literaria. Entro en declive a finales del XI, en gran parte por culta del conflicto de las investiduras. Destacarán Reichenau y Hildeshein.

    El renacimiento del XII representa el despertar cultural de occidente, muy relacionado con el resurgir de las ciudades y su desarrollo. Tuvo un carácter fundamentalmente literario, aunque condicionó también la forma de pensar de ese momento. Según Emilio Mitre, el XI represento un retroceso intelectual debido a lo poco dados que fueron los reformadores Gregorianos al pensamiento y a la filosofía. Destaca la figura de San Anselmo (XI).

    Desde el renacimiento carolingio se estudiaban las siete arte liberales. A partir del XI el quadrivium se dejó de enseñar y del trivium se enseñaba fundamentalmente la dialéctica. Donde se producirían mayores avances era en los estudios de teología.

    En el último cuarto del XI la situación fue cambiando y se vuelve a enseñar gramática, física y poesía. La escuela de Montecasino comenzará a estudiar a Hipócrates y a Galeno. Los textos del médico Hipócrates fueron recogidos por Avicena.

    Hacia el año 1100 se produce un renacimiento cultural que viene marcado por una vuelta a los antiguos, una cultura hasta entonces en manos de monasterios y abadías. A partir del siglo XII se recupera además la herencia greco-árabe, recogida por los árabes y traducida al latín ahora fundamentalmente en el reino de Sicilia y en la escuela de traductores de Toledo.

    LAS ESCUELAS OCCIDENTALES A PRINCIPIOS DEL SIGLO XII.

    EL DECLIVE DE LAS ESCUELAS MONÁSTICAS.

    ASCENSO DE LAS ESCUELAS EPISCOPALES Y CATEDRALICIAS.

    LAS ESCUELAS URBANAS.

    A partir del siglo XI los monasterios o escuelas monásticas dejan de ser los principales focos culturales, siendo las ciudades las que recogen el testigo en sus escuelas urbanas, que fueron ayudadas por las monásticas, que nunca se negaron a la formación de estas escuelas. Estas escuelas van a ser, por una parte, municipales (dirigidas por la autoridad municipal) como las de estudios de derecho de Bolonia o las de gramática y lenguaje de Pavía y Rávena. Por otro lado estas escuelas son antiguas escuelas episcopales o catedralicias, dirigidas por un obispo que impartiría teología a los clérigos, que también formaba a juristas y maestros. Estas escuelas se revitalizan tomando nuevo impulso como consecuencia del crecimiento demográfico, de la inmigración campesina y por la movilidad social de la época. Alguna de estas escuelas serán la de Chartres, especializada en arqueología, York, Canterbury, Toledo…

    Sin ser propiamente escuela hay que destacar los monasterios del cister que serán focos de cultural, destacando figuras aisladas como la de San Bernardo y la de Pedro Abelardo en le siglo XII.

    Se produce un cambio en la escritura, pasándose de la minúscula carolina a la gótica. Empiezan a surgir las lenguas romances menos en Alemania, donde en las escuelas y en las iglesias se seguirá usando el latín, aunque no en la administración.

    En el renacimiento del siglo XIII perdura el carácter clerical de la cultura, siendo un clérigo un hombre iglesia y a la vez instruido. Aparece también la figura del maestro independiente con su grupo de laicos, por lo que se produce una secularización del saber. El interés por las artes liberales se desborda por el interés de otros temas: arquitectura, filosofía, medicina, astronomía… Cobrará impulso el libro como objeto de arte por sus portadas, letras iniciales…

    LA RECUPERACIÓN DE LA CULTURA CLÁSICA.

    LAS TRADUCCIONES.

    Occidente se enriquecerá por el conocimiento de textos nuevos. Aristóteles será conocido en el silo XII a partir de las traducciones. También se conocerá de este modo el pensamiento árabe. Hasta ese momento, de Aristóteles sólo se conocía la Lógica ya que había sido recogida en el XI por Boecio. Los que recogieron la obra aristotélica fueron principalmente Avicena, Averroes y el judío Maimónides y también conservamos los comentarios que estos autores realizaron sobre la obra del autor clásico. A estas personas se les planteó el problema de los límites entre razón y fe, antes incluso de ser un problema que se planteen los cristianos. Este se convertirá en el problema fundamental del resto de la Edad Media.

    En los primeros momentos el aristotelismo tuvo muchos recelos y en el siglo XIII incluso se prohibieron los estudios de Aristóteles en le sínodo de París del comienzos del XII en lo referente a estudios de metafísica y filosofía, pero se hizo caso omiso y a mediados del siglo XIII se levantó esta prohibición.

    Ya en el siglo XIV. al final de la Edad Media se tiende a separar razón y fe.

    En la Alta Edad Media se aceptaban sin más las verdades de la fe y es a partir del XII cuando se introduce la razón y el hombre empieza a criticar las verdades de fe.

    En cuanto a las traducciones, se llevarán a cabo en dos ámbitos fundamentales:

    • Reino de Sicilia: durante el periodo de Roger II confluyen gentes muy distintas. También serán importantes Palermo, Roma, Venecia, Pavía…

    • Península ibérica, concretamente en Toledo (la escuela de traductores de Toledo, que no existió nunca como tal, pero confluyen en ella gran número de intelectuales).

    En Toledo estuvo Pedro el Venerable, abad de Cluny, a mediados del XII. Tradujo obras sobre álgebra y alquimia, pero también tradujo el Corán al latín.

    DESARROLLO DE LA FILOSOFÍA ESCOLÁSTICA.

    La escolástica es la filosofía de la Edad Media en la que dominaba la obra de Aristóteles y también la filosofía cristiana que intenta conciliar el aristotelismo con el pensamiento cristiano. Se llevo a cabo en las escuelas urbanas a partir de la primera mitad del siglo XI. Surge junto a un nuevo método de trabajo que se seguirá utilizando después en las universidades y en el que prima la Razón: se lee una obra (lectio) y después el maestro plantea un problema (questio) que se debatía (disputatio). Finalmente se lleva a una conclusión de tipo intelectual (determinatio) que lleva al conocimiento de la verdad filosófica.

    De las corrientes filosóficas del siglo XIII los pensadores más famosos serán dos dominicos:

    • San Alberto Magno, que se interesó por la biografía de Aristóteles e investigó sobre mineralogía y química.

    • Santo Tomas de Aquino, discípulo del anterior. Se formo en Montecasino y pasó por las universidades de Nápoles y Colonia. El centro de su obra lo forma Aristóteles y el conflicto entre fe y razón.

    EL REDESCUBRIMIENTO DEL DERECHO ROMANO.

    A comienzos del siglo XI aparece en la península italiana una serie de manuscritos pertenecientes al código de Justiniano del siglo VI: el Corpus Iuris Civilis. Se descubrieron los manuscritos en el norte de la península italiana y se trataba concretamente de los digestos, de los comentarios de los juristas romanos. Esta obra acentuaba el absolutismo del emperador. Se convertirá en un elemento fundamental para los monarcas y emperadores conformando el pensamiento jurídico y político de la Baja Edad Media y del absolutismo. Tanto los monarcas orientales como los emperadores germanos van a volver los ojos hacia éste código para tratar de reclamar sus derechos. El texto también interesó a los mercaderes porque hablaba de una sociedad urbana.

    Se duda si el texto aparece por casualidad, si son juristas romanos los que los llevan al norte de Italia cuando se quema Roma o si fueron mercaderes los que lo llevaron.

    A finales del siglo XII surge en la península italiana la primera universidad europea que deriva de una escuela municipal, la universidad de Bolonia. Se especializará en estudios jurídicos y concretamente en derecho común. Será una mezcla del derecho romano y del derecho canónico. Este derecho canónico era el conjunto de prácticas y reglas que organizaban la vida de la iglesia. Constaba de las decisiones de los concilios, de las decretales de los papas y comentarios de los padres de la iglesia. Desde comienzos del XII se había necesitado consultar los cánones y decretos pontificios debido a la reforma eclesiástica. Antes de mediados del siglo XII un monje de la Toscana, Graciano recopiló, confrontó y sistematizó por materias la información existente, promulgando el Decreto de Graciano. También se llamó la Concordia de los cánones discordantes.

    En torno a la universidad de Bolonia se formó un grupo de canonistas entre los que destaca Alejandro III, del siglo XII y a partir de él los papas serán más juristas que teólogos: Inocencio III, Gregorio IX, Bonifacio VIII ya del 1300… Gregorio IX mandará a Raimundo de Peñafort que recoja todas las decretales posteriores a Graciano. La publicación se conoce como Las Decretales de Gregorio IX (1234). La glosa del Decreto de Graciano será obligatoria en los estudios jurídicos, y ese derecho canónico sería estudiado en las escuals y tribunales eclesiásticos a partir de 1150.

    ORIGEN Y DESARROLLO DE LAS UNIVERSIDADES.

    Aparecen dos instrumentos que tuvieron que ver con la evolución cultural de XII:

    • Desde el punto de vista de los cultural, aparece le aristotelismo

    • Desde el punto de vista institucional, aparecen las universidades.

    Las universidades surgen entre finales del XII y comienzos del XIII como respuesta a las necesidades sociales. Se produce así un aumento de hombres cultos. Son consecuencia de la secularización del saber, momento en el que las escuelas urbanas empiezan a tener importancia y surgen sobre todo por transformación de las escuelas episcopales.

    La escuelas urbanas recibieron el nombre de Scholas y lo que hoy entendemos por universidad era el Studium Generale. La financiación de estos centros la llevaban a cabo los alumnos y además se apoyaba en parte del diezmo eclesiástico y en las tercias reales. La figura del rector aparece muy pronto. Para la fundación de estos Estudios Generales se necesitan tres requisitos:

    • Voluntad comunitaria, de maestros y escolares con un sentido corporativo y generalmente de procedencia variada, con unas reglas establecidas por ellos mismos aunque los primeros pasos nos son bastantes desconocidos

    • Cierto nivel intelectual por parte de los estudiantes. Es una época de escasa alfabetización y la escritura era exclusiva de una minoría

    • Decisión política, bien pontificia en universidades como la de París de finales del XII especializada en estudios teológicos, la de Tolosa que surge para combatir la herejía cátara en el primer cuarto del XIII o bien podían ser creadas por interés nobiliar o real: Nápoles es creada por iniciativa de Federico II a mediados del siglo XIII con la intención de tener personal bien formado para la administración o la universidad de Montpellier, fundada por los condes de Provenza y especializada en medicina.

    Las principales universidades serán:

    • Bolonia que surge como escuela municipal y la originalidad de esta universidad radica en que es una universidad controlada por los propios estudiantes. Se organiza en cuatro naciones (corporaciones de alumnos con igual procedencia)

    • Salerno, en Sicilia. Especializada en estudios de medicina, cirugía concretamente

    • París. Surge a finales del XII. Consigue sus propios estatutos con Gregorio IX que prácticamente la liberan de la jurisdicción episcopal y quedan bajo el control del pontífice. En el siglo XIII se consigue el derecho de huelga y también la Licentia Ubique Docendi, con lo que cualquier graduado podía enseñar en cualquier otro centro o abrir su propio studium. Esto fue fundamental para la creación de las nuevas universidades. Se obtenía después de pasar un examen. Comparado con esto, el título de doctor era un mero formalismo

    • Oxford es también de finales del XII. En el siglo XIII emigrará de aquí un grupo de estudiantes descontentos y formarán la universidad de Cambridge.

    Poco a poco todos estos estudios generales trataron de imponer su autonomía. Como más importantes destacar las universidades de Bolonia, París y Oxford (en esta última no hubo problmas con la obra de Aristóteles). Contaban con arias facultades que no tenían la misma importancia ni jugaban el mismo papel:

    • Facultad de artes (liberales). Era el nivel inferior y el antecedente de nuestro actual bachillerato. Se entraba hacia los 14 años y los estudios duraban seis. Era necesario ser maestro en artes para acceder al resto de las facultades. Se enseñaba sobre todo lógica y filosofía.

    • Medicina, derecho… Se accedía a ellas entre los 20 y los 25 años.

    • Teología: eran los estudios más largos (12 años) y más importantes. No se podía ser maestro en teología antes de los 34. Es también la facultad con más prestigio.

    En los estudios generales el latín era la lengua utilizada, pero un latón menos clásico que el de Cicerón. El método era el razonamiento escolástico. El instrumento fundamental era el libro, difícil de confeccionar y caro. Con la introducción del papel se abarata. La producción aproximada se calcula alrededor de doce libros por año y taller. La proliferación de ejemplares da lugar a la aparición de las bibliotecas, con los libros encadenados en muchos casos.

    Con anterioridad al 1300 existían 44 universidades en Europa. A partir de esa fecha aparecen en el este de Europa la universidad de Cracovia (1360) y la de Praga.

    Aparecerán colegios como residencias de estudiantes tales como el Kings College.

    En el siglo XIII los monarcas tratarán de controlar estos estudios superiores, ya que empieza a entenderse el saber como poder.

    El declive de las universidades del XIV se debe en parte a que acaban perdiendo su independencia, los monarcas se entrometen y se van alejando de su fin principal: la búsqueda del conocimiento. Además se aristocratizan.

    TEMA 8. LA MONARQUÍA CAPETA EN FRANCIA.

    En el XIII casi todos los estados de Europa tuvieron asambleas de representantes en las que principalmente participará la aristocracia, caballeros, miembros de las jerarquías eclesiásticas y miembros de las ciudades elegidos por el patriciado urbano. La mayoría de la población rural no tenía delegados en estas asambleas.

    La expresión de monarquía feudal aparece como tal en el XII: el rey obtiene su poder fundamentalmente por sus prorrogativas feudales, por el ejercicio de sus derechos señoriales. Acaba sometiendo a todos los príncipes a vasallaje y él será la cúspide de la pirámide, pero estará sometido por las leyes feudales.

    Francia e Inglaterra serán el prototipo de las monarquías feudales. El poder real se vio muy debilitado en el siglo X, en Francia sobre todo por la fragmentación del imperio carolingio, y se restablecerá a partir del XI. Pero será en el XIII cuando su control sobre la administración y las finanazas será mayor. Pudieron ir dominando las estructuras de poder apoyados por la iglesia. Por otra parte hay que tener en cuenta el carácter sacral del monarca y sobre todo la dominación que ejerce sobre todos los resortes administrativos: hacienda, justicia… Utilizarán a fondo este tipo de recursos que les ofrece la constitución feudal para legitimar sus conquistas y todos sus logros a costa de sus principales feudatarios.

    En Francia, los capetos aparecen a finales del X ya de forma definitiva. Anteriormente habían alternado su poder con los carolingios. Reinarán hasta el siglo XIV. Del XIV al XVI gobernarán los Valois, hasta mediados del XVIII gobernarán los Borbones y a continuación la casa de Orleans.

    Luis VI y Luis VII serán los principales reyes de la dinastía capeta en el siglo XII. La continuidad dinástica les será muy favorable. Además antes de morir nombraban a su heredero. Todos los monarcas capetos supieron utilizar y aprovechar las estructuras feudales del momento apoyados por el crecimiento económico. Todos estos reyes concedieron cartas de franquicia a los burgueses, lo que provocó una alianza entre capetos y burguesía. Se apoyarán en ellos para dejar de lado a la nobleza. Además percibían impuestos de esta burguesía y a partir del XIII se crean las alcalabas: impuesto: impuesto muy importante de donde se sacaban beneficios muy altos.

    En cuanto a su postura con respecto a los pontífices, o fueron favorables a ellos en su disputa con los emperadores germánicos o se mostraron independientes.

    Luis VII fue el señor más rico de su reino debido a la buena gestión y administración de su territorios, creando incluso nuevos funcionarios para controlarlos. Se casó con Leonor de Aquitania. Después, alegando un parentesco lejano se separan y Leonor se casa con Enrique II Plantagenet. Su hija se casará con Alfonso VIII, el de las Navas. Todo esto les provocará un estado latente de guerra con Inglaterra.

    Luis VII concedió además numerosas franquicias a muchas localidades de nueva creación: las “nuevas villas” y abolió los ”malos usos”.

    Su sucesor será Felipe Augusto, su hijo y durante su reinado van a aumentar los dominios de la corona francesa a costa de la monarquía inglesa. Su política interior será igual a la de su padre. Entre 1202 y 1206 quita a Juan Sin Tierra Normandía, Maine, Turena, Poitou, Anjou. Entonces Felipe Augusto cambia de nombre de rey de los franceses a rey de Francia.

    Su sucesor, Luis VIII (en el siglo XIII) sólo gobernó tres años, pero el monarca consigue de todos modos expandirse hacia el mediodía francés, al condado de Tolosa.

    Luis IX, menor cuando muere su padre, será el encargado de que llegue a la madurez la administración y el poder monárquico aunque todavía las estructuras son plenamente feudales: el tribunal sigue siendo una curia regia. Tuvo muchos intereses artísticos y culturales y por otra parte es todo un modelo de caballero cristiano. Promulgó unas ordenanzas de carácter general para todo el territorio francés.

    El único territorio de Francia que no es francés es el de la Guyena, que será el motivo de la guerra de los cien años. Lo único que dominarán los ingleses en suelo francés será Calais hasta el siglo XVI.

    BIBLIOGRAFÍA

    • Claramunt, Salvador: Historia universal. Edat mitjana, Barcelona, Editorial 92, 1991

    • Fossier, Robert: La edad media, Barcelona, Crítica, 1988 (3 vols.)

    • Fossier, Robert: La infancia de Europa. Aspectos económicos y sociales, Barcelona, Labor, Nueva Clío, 1984 (2vols.)

    • García de Cortázar, José Angel; Valdeón, Julio: Historia general de la edad media, Madrid, Mayfe, 1970

    • García de Cortázar, José Angel; Valdeón, Julio: Gran historia universal, Madrid, Nájera, 1987

    • Heers, Jacques: Historia de la edad media, Barcelona, Labor, 1976

    • Koenigsberger, H.G.: La edad media, Barcelona, Crítica, 1991

    • Lacarra, José María; Reglá Campisol, Juan: Historia de la edad media, Barcelona, Montaner y Simón, 2ª edición, 1969

    • Laredo Quesada, Miguel Angel: Historia Universal Vicens Universidad. II. Edad media, Barcelona, Vicens Vives, 1ª edición, 1987

    • Manselli, Raúl; Bosl, Carl: L'Europa Medioevale, Turín, 1979-1983. Storia Universale Dei Popoli e Delle Cività, 3 vols.

    • Mitre Fernández, Emilio: Historia de la edad media. I. Occidente, Madrid, Alhambra, 1ª edición, 1988

    • Cabrera, Emilio; Segura, Cristina: Historia de la edad media. II. Bizancio. El Islam, Madrid, Alhambra, 1ª edición. 1988

    • Perroy, E.: La edad media, Barcelona, Destino, 1961, Historia general de las civilizaciones.

    • Ríu, Manuel: Lecciones de historia medieval, Barcelona, Teide, 4ª edición, 1975

    • Suárez Fernández, Luis: La edad media, Madrid, Espasa Calpe, 1984

    • Tabacco, Giovanni; G. Merlo, Grado: La civilttá europea nella storia mondiale. I. Medioevo. V-XV Secolo, Bologna, Il Mulino, 1989

    • Georg Maier, Franz: Las transformaciones del mundo mediterráneo. Siglos III-VIII. Volumen 9. Historia universal siglo XXI. Madrid, Siglo XXI, 1ª edición 1972

    • Dhondt, Jan: La alta edad media. Volumen 10. Historia universal siglo XXI, Madrid, Siglo XXI, 1ª edición, 1971

    • Le Goff, Jacques: La Baja edad media. Volumen 11. Historia Universal siglo XXI. Madrid, Siglo XXI, 5ª edición, 1975

    • Romano, Ruggiero; Tenenti, Alberto: Los fundamentos del mundo moderno. Edad media tardía, reforma, renacimiento. Volumen 12. Historia universal siglo XXI. Madrid, Siglo XXI, 1ª edición 1971

    • Georg Maier, Franz: Bizancio. Volumen 13. Historia universal siglo XXI. Madrid, Siglo XXI, 1ª edición, 1974

    • Cahen, Claude; von Grunebaum, Gustave Edmund: El Islam. Vols. 14 y 15. Historia universal siglo XXI. Madrid, Siglo XXI, 1ª edición, 1972 y 1975.

    • VV.AA: Nueva Clío. La historia y sus problemas, Barcelona, Labor, Vols. 12 al 26

    • VV.AA: La evolución de la humanidad.

    • Atlas histórico mundial, Madrid, Istmo, 1982, volumen I

    • Atlas Historique Larousse, París, Larousse, 1978. (Traducción: Atlas histórico Mundial, Madrid, Debate, 1987

    • Claramunt, Salvador, y otros: Atlas de la historia medieval, Barcelona, Aymá, 1980

    • Grosser Atlas zur Weltgeschichte, Braunschweig, Westermann, 1988

    • Hayt, Franz: Atlas de historia universal y de España, Madrid, Magisterio Español, 1989

    • The time atlas of world history, London, Times books, 1986

    • Génicot, Léopold: El espíritu de la edad media, Barcelona, Noger, 1ª edición 1963

    • Le Goff, Jacques: La civilización del occidente medieval. Barcelona, Juventud, 1969

    • Le Goff, Jacques y otros: El hombre medieval, Madrid, Alianza, 1990

    • López, Rober S.: El nacimiento de Europa, Barcelona, Labor, 1965

    • Brancca, Vittore (ed.): Concetto, storia, mili e immagini del Medio Evo, Firenze, Sansoni, 1973

    • Cardini, Franco: Dal medievo alla medievistica, Génova, Edizioni Culturali Internazionali Génova, 1989

    • Torre, María Assunta del (ed.)Interpretazioni del medioevo, Bologna, Il Mulino, 1979

    • Fasoli, Gina: Guida allo studio della storia. Medievale. Moderna. Contemporánea, Bologna, Patron 3ª edición, 1970

    • Fuhrmann, Horst: Guida al Medioevo, Roma-Bari, Laterza, 1989

    • Natale, Francesco; Pispisa, Enrico: Introduzione allo studio della storia medioevale, Messina, Intilla, 1986

    • Dolcini, Carlo: Guida allo studio della storia medievale, Torino, UTET, 1992

    • Pacaut, Marcel: Guide de l'Etudiant en histoire médiévale, París, Presses Universitaires de France, 1968

    • Quirin, Heinz: Einführung in das studium der mittelalterlichen Geschichte, Braunschweig, Georg Westermann, 1964

    • Halpen, Louis: Initiation aux études d'histoire du moyen age, París, 1952

    • Mitre Fernández, Emilio: Introducción a la historia de la edad media europea, Madrid, Istmo, 1976

    • Pernoud, Régine: ¿Qué es la edad media?, Madrid, Magisterio Español, 1979

    • Romero, José Luis: La edad media, México, Fondo de cultura económica, 8ª reimpresión 1974

    • Ruiz de la Peña, Juan Ignacio: Introducción al estudio de la edad media, Madrid, siglo XXI, 1ª ed. 1984

    • VOCABULARIO DE Pierre Bonnassie

    • Diccionario de Joseph Strayer: diccionario de la edad media.

    HISTORIOGRAFÍA

    • Boudé, Guy; Martín, Hervé: Les écoles historiques, París, Seuil, 1983

    • Gueneé, Bernard: Histoire et culture historique dans l'occident médiéval, París, Aubier-Montaigne, 1980

    • Lacroix, Benoit: L'historien au moyen age, Montréal- Paris, Institut d'estudes mediévales-Vrin, 1971

    • Pauphilet, Albert; Pognon, Edmond: Historiens et chroniqueurs du moyen age, s/l., Gallimard, 1952

    • Smalley, Beryl: Storici nel medioevo, Napoli, Liguori, 1979

    • Cantor, Norman F.: Inventing the middle ages. The lives, works and ideas of the great medievalist of the twentieth century, New York, William Morrow, 1991

    • Capitani, Ovidio: Medioevo passato prossimo. Apunti storiografici: tra due guerre e molte crisi, Bologna, Il Mulino, 1979

    • Falco, Giorgio: La polemica sul medioevo, Napoli, Guida, 1977

    • Menestò, Enrico: Le tenebre e i lumi. Il medioevo tra illuminismo e rivoluzione, Todi, Amministrazione comunale di Ascoli Piceno, 1990

    • Perelman, Chaim: Les catégories en histoire, s/l., Université libre de Bruxelles, 1969

    BIBLIOGRAFÍA BAJA EDAD MEDIA

    RECUPERACIÓN DEMOGRÁFICA Y CRECIMIENTO AGRARIO

    • Cipolla, Carlo: Historia económica de Europa. Volumen 1

    • Duby, George: Guerreros y campesinos

    • Duby, George: Economía rural y vida campesina en el occidente medieval.

    LA SOCIEDAD FEUDAL. GÉNESIS Y EVOLUCIÓN

    • Ganshof: el feudalismo

    • Iradiel, P.: Las claves del feudalismo

    • Salrach: Formación del campesinado en occidente en la edad Antigua y Medieval.

    • Valdeón, J.: El feudalismo

    CRUZADAS.

    • Runciman, S.: Historia de las cruzadas

    • Riley-Smith, J.: Atlas de las cruzadas

    RENACIMIENTO DEL COMERCIO

    • Cipolla, C.: Historia económica. VV volúmenes.

    Juicios de Dios.

    Un particular elegirá al clérigo y cobrará los diezmos de una iglesia que ha construido él en su tierra.

    Se llama así porque va a prevalecer sobre los derechos consuetudinarios locales y nacionales existentes.

    1

    1

    Feudalismo: conjunto de instituciones que crean vínculos de relaciones entre señores y vasallos. Es la interpretación de Ganshof y pone énfasis en lo jurídico y en lo político

    Feudalismo como formación económica y social. Teoría marxista.

    Campesinos que

    pagaban a los diviseros y al monarca

    señor

    Milites naturales o diviseros

    Vídeos relacionados