Historia de España en el siglo XIX

Cortes de Cádiz. Decretos. Constitución de 1812. Fernando VII. Emancipación de las colonias americanas. Regencia de María Cristina y de Espartero. Isabel II

  • Enviado por: Meiga
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 9 páginas
publicidad

En la segunda mitad del s. XVIII dos ideas políticas distintas:

Antiguo régimen: -Monarquía absoluta. Se apoya en la burocracia, un ejército profesional y permanente.

-Sociedad estamental: Nobleza (estamento cerrado y con privilegios), Alto clero (mismos privilegios que la nobleza), bajo clero (igual que el campesinado), Tercer estado (sin privilegios ni derechos. Destaca la burguesía).

- Mercantilismo y control del Estado. Fundamentos: enriquecer la nación, desarrollo agrícola e industrial, protección al comercio y gremios.

Liberalismo: - Liberalismo basado en: soberanía nacional, división de poderes, defensa d los derechos humanos, creación d constituciones, establecimiento de un sistema parlamentario, el Estado protegerá a la nación, los derechos y creara instituciones.

-Sociedad de clases basada en la riqueza de cada persona. Es una sociedad abierta.

- Liberalismo económico, basado en: libertad de comercio y producción, sin control del Estado, regulación del comercio por la ley de oferta y demanda, progreso económico, favorece la acumulación de capital, la industrialización y la creación de mercados internacionales.

REVOLUCION POLITICA: LAS CORTES DE CADIZ (1810-1814)

Un pequeño grupo de ilustrados pretenden realizar una revolución burguesa.

La Junta General Suprema, presidida por Floridablanca y formada por 30 miembros de distintas tendencias políticas, organizo la defensa del territorio español y ejerció funciones de gobierno en los territorios que no reconocían la soberanía francesa. Por el avance francés se trasladó a Sevilla y después a Cádiz. Convocaron Cortes, pero los fracasos españoles provocaron su disolución. El poder pasa a un Consejo de Regencia que continuo con el proceso y en 1810 convoca elecciones. Se reunieron en Cádiz y acudieron diputados de las regiones libres y ocupadas. La mayoría eran liberales, por eso las cortes de Cádiz tuvieron esta ideología.

Las Cortes intentaron organizar el gobierno de la nación liquidando las instituciones del Antiguo Régimen.

OBRA LEGISLATIVA: DECRETOS Y CONSTITUCIÓN.

DECRETOS: -Libertad de imprenta.

-Supresión de derechos señoriales

-Abolición de la Justicia Señorial y del Tribunal de la Santa Inquisición.

-Disolución de los gremios.

-Decreto de desamortización, se incautaban bienes de las órdenes militares y religiosas suprimidas. No se puso en práctica.

CONSTITUCIÓN DE 1812: El 20 de diciembre se forma una comisión para redactarla, integrada por 14 miembros. El texto definitivo fue aprobado el 19 de marzo de 1812.

Rompía con el Antiguo Régimen, al establecer que la nación española era libre e independiente y no era propiedad de ninguna familia. Afirmaba la soberanía nacional.

Era larga y dura, tenia influencia de la constitución francesa de 1791y Americana.

-Principios sociales: Soberanía nacional, división de poderes (ejecutivo, legislativo y judicial), los diputados son elegidos cada 2 años por sufragio masculino indirecto, religión oficial la de la iglesia católica, monarquía constitucional, régimen de derechos y libertades (propiedad, pensamiento e imprenta) y establecimiento de un ejercito permanente.

La Constitución y la obra legislativa de las Cortes de Cádiz son anuladas al regreso de Fernando VII, pero sirvió para fijar los principios del liberalismo español.

Fue reinstaurada durante el trienio liberal y estuvo vigente de 1836 a 1837. Después sus postulados fueron adaptados a las necesidades de cada época.

FERNANDO VII (1814-1838)

CONTEXTO INTERNACIONAL: en 1814, tras vencer a Napoleón, las potencias vencedoras se reúnen en el Congreso de Viena y deciden volver a la situación del Antiguo Régimen.

Rusia, Austria y Prusia crean la Santa Alianza para reprimir cualquier intento liberal en Europa. Fernando VII ve respaldadas sus ideas favorables al Antiguo Régimen.

FASES DEL REINADO DE FERNANDO VII:

1ª Fase (1814-1820): Los absolutistas querían que Fernando VII llegase y restaurase el absolutismo y los liberales querían que jurase la Constitución.

Fernando VII llega e España el 14 de marzo y es recibido con gran fervor.

En valencia toma contacto con un centenar de diputados absolutistas y le entregan el “Manifiesto de los Persas”, en el que se pide una vuelta al Antiguo Régimen.

Anula las cortes de Cádiz y su obra legislativa.

En Madrid inicia una represión contra los liberales y los afrancesados.

Su reinado en esta época se caracterizó por la inestabilidad y la ineficacia. Económicamente el país estaba destrozado y los intentos de reformas fueron inútiles.

Los liberales intentaron varios pronunciamientos pero fracasaron.

2ª Fase (1820-1823) Trienio Liberal:

En enero de 1820 el teniente coronel Rafael Riego se pronuncia a favor de la Constitución de 1812.

El pronunciamiento triunfa en: LA Coruña, Oviedo, Murcia, Barcelona, Zaragoza y Madrid. Fernando VII se ve obligado a jurar la Constitución de 1820.

Se reunieron nuevamente las cortes y se formó un gobierno liberal que trato de poner en practica las reformas liberales decretadas en 1812.

Dos problemas:

  • La actitud conspiradora de Fernando VII, que pidió ayuda a la Santa Alianza

  • La división del liberalismo en: doceañistas y exaltados.

Los doceañistas, eran liberales moderados, que pretendían hacer reformas pactando con el rey. Los exaltados pretendían implantar reformas sin contar con la opinión del rey.

Aparecen las sociedades patrióticas, en las que se reunían intelectuales para discutir varios aspectos, que con el tiempo serán el germen de futuros partidos políticos.

La mayor parte del pueblo español que vivía de la agricultura y residía en las zonas rurales, fue perjudicada por el liberalismo. El establecimiento de libertad de contratación permitía a los propietarios fijar las condiciones y precios de los arriendos, con lo que muchos campesinos no pudieron pagar y quedaron desalojados. Además aparecen nuevos impuestos.

En 1822 se producen unas proclamas absolutistas en Navarra, Valencia, P. Vasco y Cataluña. Uno de estos grupos dominó la Seu de Urgel y estableció una regencia para restaurar el poder del rey que resistió 4 meses.

A nivel internacional, el triunfo de la revolución liberal tuvo una gran repercusión. Las potencias absolutistas temieron que se extendiera por Europa por eso atendieron las peticiones de Fernando VII a la Santa Alianza, y en el Congreso de Verona se decidió que Francia enviara un ejercito (Los Cien Mil Hijos de San Luís, al mando de Duque de Angulema) a España para que volviera el absolutismo. Este ejército vence sin dificultad por la ausencia de resistencia.

En 1823 Fernando VII vuelve a gobernar de forma absoluta.

3ª Fase (1823-1833) La Década Ominosa

Tras establecerse como absolutista Fernando VII toma las siguientes medidas:

-Creación y mejora de caminos y carreteras.

-Apoyo ala industria siderúrgica que surge en Andalucía.

-Apoyo a la industria textil catalana.

-Fundación de una rudimentaria Bolsa de Valores.

-Creación del consejo de ministros, que aconsejaban al rey.

Estas reformas molestaron al sector absolutista más reaccionario, que formaron el “Partido Apostólico” a favor de Carlos Maria Isidro, será el germen del carlismo.

En 1827”revuelta de los Agraviados o Malcontents”; en el norte de Cataluña por parte de los absolutistas más reaccionarios (campesinos y sectores descontentos del clero y el ejercito). Pedían un gobierno puramente absolutista y la reimplantación de la Inquisición. Triunfó en algunas zonas rurales del norte y en Vic, Cervera y Manresa. El ejército consiguió acabar con la sublevación.

En 1830 en Europa se produce una revolución liberal, que anima a los liberales españoles a intentar nuevos pronunciamientos, como el de Torrijos, que será descubierto y ejecutado. La represión de Fernando VII vuelve a ser muy cruel y se producen ejecuciones (Maria Pineda).

La cuestión sucesoria

En 1829 fallece la esposa del rey. Dos posibles sucesores: Carlos, defensor de los realistas, y un heredero directo de un nuevo matrimonio del monarca.

Fernando VII se casa con Mª Cristina de Nápoles. En marzo de 1830 se puso en vigor la Pragmática Sanción de 1789, las mujeres ya pueden acceder al trono. Los partidarios de Carlos protestaron. En Octubre nace la infanta Isabel. Bandos: Carlistas, defensores de Don Carlos, y Cristinos o Isabelinos, apoyados por liberales, que defienden a Isabel.

En 1823 creyéndose a punto de morir, Fernando VII firma un documento por presión que deja sin efecto la Pragmática Sanción. Una vez recuperado firma una amnistía, abre las universidades y restablece la Pragmática Sanción. Isabel es nombrada heredera y Carlos se exilia a Portugal y sus partidarios preparan la guerra. En 1933 Fernando VII muere y Mª Cristina asume la regencia mientras Isabel es menor de edad. Los carlistas se alzan en armas. Comienza la 1ª Guerra Civil del S. XIX.

EMANCIPACION DE LAS COLONIAS AMERICANAS

Situación política, social y económica

Política: Tenían el mismo sistema político que la metrópoli, aunque había una legislación propia de las colonias que complementaba la peninsular.

Social: Los españoles peninsulares ocupaban los altos cargos políticos.

Los criollos ocupaban cargos en los ayuntamientos, constituían la burguesía de las colonias, tenían haciendas ocupaban cargos en el ejercito o eran comerciantes. Una minoría intelectual entro en contacto con las ideas ilustradas y liderarán el movimiento emancipador. Pretendían conseguir el poder político pero sin cambiar la estructura social.

Había mestizos, zambos e indios que trabajaban las tierras o minas. Más abajo están los esclavos negros.

Economía: Predominaban las grandes plantaciones (café, azúcar, tabaco…) trabajadas por esclavos negros.

Se desarrollo cierta artesanía local y un comercio internacional monopolizado por la metrópoli.

Proceso de independencia.

La idea d independencia surgió de la minoría criolla ilustrada, influida por la independencia Americana y la Revolución Francesa. A partir de 1808, la Guerra de la Independencia española, se extiende a otros sectores sociales que reclamaban un cambio político y una transformación social.

Ante la debilidad española y el vacío de poder que e produce tras la guerra, se crean unas juntas en las colonias que van a pedir la independencia.

Surgen unos enfrentamientos internos entre los partidarios de la independencia y los que quieren permanecer en la metrópoli.

En Méjico se produjo también un enfrentamiento entre los criollos y os indígenas, liderados por Hidalgo, que pretendía reformas sociales. La burguesía se asusto y frenó durante un tiempo el proceso emancipador.

La primera zona que consiguió la emancipación fue Argentina, dirigido por José San Martín.

En 1814, Fernando VII envía tropas para terminar con el levantamiento. Consiguió apaciguar algunas zonas, pero desde 1816 San Martín desde el Sur y Simón Bolívar desde Venezuela unirán sus esfuerzos y consiguen derrotar a los españoles en la Batalla de Ayacucho (1824).

Solo Cuba y Puerto Rico siguen en posesión de la corona.

LA ETAPA DE LAS REGENCIAS

Al ser Isabel II menor de edad asume su madre, Mª Cristina, la regencia (1833-1840) y después Espartero (1840-1843). Durante esta época se crean las bases del Nuevo Estado Liberal.

Hay un periodo de transición al liberalismo y a partir de 1836 triunfa la revolución liberal.

En 1833 estalla la Guerra Carlista, es un conflicto dinástico y la lucha por la alternativa entre absolutismo y liberalismo.

PRIMERA GUERRA CARLISTA (1833-1840)

Se enfrentan los partidarios de D. Carlos Mª Isidro y los isabelinos o cristinos que apoyaban el trono de Isabel II.

Los carlistas defienden el Antiguo Régimen. Su lema es: Dios, Patria y Rey.

Tenían apoyo de la nobleza media, el bajo clero y el campesinado. Las zonas donde tiene influencia: País Vasco, Navarra, norte de Cataluña y el Maestrazgo.

Los isabelinos son partidarios de las reformas liberales. Les apoyaba: la burguesía, el alto clero, alta nobleza, el proletariado y los campesinos del sur. También les apoyaba la mayor parte del ejército.

Apoyos internacionales.

Los isabelinos recibieron ayuda de Portugal, Francia y Reino Unido (Junto a España forman la Cuádruple Alianza), defendían el liberalismo en el occidente Europeo.

Los Carlistas recibieron apoyo moral de la Santa Alianza.

1Fase

En el País Vasco y Navarra. Los carlistas al mando de Zumalacarregui tienen éxitos; Realizan una guerra defensiva y de guerrillas. La muerte de Zumalacarregui en Bilbao supone la pérdida de la iniciativa carlista.

2ª Fase

Los carlistas organizan expediciones llegando hasta Cádiz y cercanías de Madrid.

3ª Fase

Desde 1837 los carlistas no tienen suficientes recursos para ganar la guerra y poco a poco disminuirá.

El carlismo sufre una crisis interna, se dividen en: apostólicos, ultras y transaccionistas. En 1839 se firma el Convenio de Vergara entre el carlista Maroto y el isabelino Espartero. Establecía la negociación para el mantenimiento de los fueros en P. Vasco y Navarra y la integración de los oficiales del ejército carlista al ejército real.

La derrota total fue en 1840.

REGENCIA DE Mª CRISTINA (1833-1840)

De 1833 a 1840 se empieza a consolidar la revolución liberal.

El gobierno fue confiado a Cea Bermúdez, que quería reestablecer el Despotismo Ilustrado, pero la situación de guerra carlista y el descontento de lis liberales hacen que Mª Cristina se dirija hacia el camino liberal. En 1934 nombra presidente del gobierno al liberal a Martínez de la Rosa.

Martínez de la Rosa elabora un régimen constitucional aceptable también para la corona y concibió una serie de reformas urgentes: desaparición de los gremios, supresión de la Inquisición, creación de milicias urbanas y redacción del Estatuto Real (1834).

El Estatuto Real era una Carta Otorgada similar a la vigente en Francia:

- soberanía entre el rey y las cortes

- No hay declaración de derechos

- Cortes bicamerales: Estamento de Procuradores y Estamento de Próceres

- Sufragio muy censitario.

- La justicia la ejercía la corona.

Esto solo satisfacía a los moderados más liberales. Los liberales radicales quería una Constitución y unas reformas más profundas.

Se producen las primeras protestas contra el gobierno. En Madrid y Barcelona la gente asalta conventos y matan a frailes, acusados de carlistas y desatar una epidemia de cólera. Es la primera revuelta anticlerical grave.

En 1835 los progresistas protagonizan numerosas revueltas urbanas, queman conventos y fábricas. En Madrid los amotinados ocupan los principales puntos de la villa y enviaron una petición a Mª Cristina en la que pedían: reunión de cortes, libertad de prensa, nueva ley electoral, reorganización de la milicia nacional, hombres para hacer frente a la guerra…

La regente llamó a Mendizábal, un liberal progresista, que inicio un programa de reformas. Presidió durante 7 meses y sus objetivos eran: terminar con la guerra carlista y acabar con el déficit de la hacienda española.

Para terminar con la guerra carlista le pidió un préstamo a G.B. pero esta no se lo concedió y creo el ejecito de la “Quinta de los Cien Mil”.

Para solucionar el problema de la hacienda decreto la desamortización de los bienes del clero regular (1836) y secular (1837). Se pretendía crear un grupo de campesinos defensores del liberalismo, pretendían que los campesinos adquirieran estas tierras.

Estas tierras fueron compradas por la nobleza, la burguesía o las clases medias que eran las únicas que podían pagarlas ya que el gobierno no ofreció facilidades a los campesinos para adquirirlas.

La reina destituyo a Mendizábal en 1936 y puso de presidente a Isturiz, un moderado.

Se producen sublevaciones en varias ciudades españolas y se fueron extendiendo.

En 1936 unos militares se amotinan en el palacio y obligan a la regente a anular el estatuto real y poner en vigencia la Constitución de 1812.

La regente crea un nuevo gobierno presidido por Calatrava y con Mendizábal como ministro de hacienda. Medidas del gobierno de Calatrava: ley de imprenta, se amplia la milicia nacional, se disuelve el régimen señorial, desvinculación de mayorazgos, continuación de la desamortización, convocatoria de cortes extraordinarias para saber si redactan una nueva constitución, terminar con la guerra carlista.

Las nuevas cortes redactan una nueva constitución la de 1837.

Constitución de 1837.

Constitución progresista con concesiones a los moderados. Con esta constitución se trataba de crear un marco aceptable para todos los liberales.

Se firma la autonomía de cortes. Se implanta la libertad de imprenta y la autonomía de los municipios, se establece una milicia nacional, se amplia el sufragio censitario y se firma la soberanía nacional.

Se admite el bicameralismo, y se rebaja el poder moderador de la corona.

REGENCIA DE ESPARTERO (1840-1843)

La actitud de los moderados que optaron por el pronunciamiento como forma de llegar al poder. Fracasaron en 1841 pero lo siguieron intentando con la ayuda de Mª Cristina exiliada en París, e intentaron derrotar a Espartero.

Los progresistas se dividieron. Uno de estos se separo de Espartero porque este gobernaba de forma muy personalista y autoritaria al margen de las cortes. Este grupo pedía reformas más radicales (reparto de la tierra desamortizada, difusión de la enseñanza, disminución del presupuesto militar)

Se producen tensiones en el ejercito entre los altos mandos vinculados a Espartero (Ayacuchos) y el resto d militares.

El gobierno preparaba un tratado de comercio librecambista con Inglaterra que permitía a este país a vender sus productos textiles en España sin obstáculos. Esto perjudicaba a la industria catalana, que querían que existiera un arancel que les protegiera de la competencia inglesa. Esto provocó un levantamiento popular en Barcelona, ya que los trabajadores veían peligrar sus puestos de trabajo. Esta revuelta pudo ser sofocada tras el bombardeo de Barcelona. Moderados y progresistas unieron sus fuerzas para terminar con el regente.

En 1843 se unen ambos para realizar un pronunciamiento en Andalucía en contra de Espartero que se extiende por toda España y obliga a Espartero a abandonar la regencia y a exiliarse a Inglaterra.

Las cortes deciden proclamar reina a Isabel II con trece años.

ISABEL II (1843-1868)

CARACTERISTICAS DEL REINADO

-Permanencia del régimen liberal de tendencia conservadora que quedara plasmado en la Constitución de 1845.

-Apoyo de Isabel II hacia las posturas políticas más moderadas.

-Incapacidad de la reina para conectar con la realidad del país.

-protagonismo de los militares en la vida política del país. Se consolidan los cambios de gobierno mediante los pronunciamientos militares. Los políticos conscientes de su debilidad acudirán al ejército.

- Participación parlamentaria de los partidos burgueses.

-Empeoramiento de las condiciones de vida del campesinado y del incipiente proletariado industrial. Los gobiernos ante las protestas del sector emplean la represión, suprimen las asociaciones obreras y a veces ejecutan a sus líderes.

Grupos políticos.

Partido demócrata: Surge en 1849. Es una escisión de los progresistas. Se consolida en el bienio progresista. Ideas: soberanía nacional, división de poderes, política desamortizadora, libertad de comercio, igualdad ante la ley, sufragio universal masculino.

Carlistas: reivindican el foralismo.

Unión Liberal: surge en 1850 como una escisión de moderados y progresistas. Trato de fomentar el progreso del capitalismo y la descentralización administrativa.

En el reinado de Isabel II se consolida un liberalismo doctrinario. Es un liberalismo conservador que pretende una soberanía compartida y un sufragio muy restringido que permite el voto solo a los adinerados.

El partido moderado se mantiene en el poder durante casi todo el periodo, menos 1854-1856, en el que gobiernan los progresistas tras un pronunciamiento. En la última etapa los moderados entran en crisis y caen con la reina.

ETAPAS

Etapa moderada (1844-1854) y constitución de 1845.

En 1844 suben al poder los moderados con Narváez. Une todas las fuerzas moderadas y lleva a la práctica el liberalismo doctrinario. Fue muy duro, reprimió cualquier intento de rebelión. El nuevo régimen se concreto en la Constitución de 1845.

Constitución de 1845. Recoge las ideas básicas del moderantismo.

-Soberanía conjunta del rey y las Cortes.

-Supremacía del ejecutivo frente al legislativo

-El monarca amplia sus atribuciones.

-Exclusiva religión católica y compromiso de mantenimiento del clero y culto.

-Supresión milicia nacional.

-En principio declaración de derechos parecida a la del 37, después disminuyen su aplicación.

-Cortes compuestas por Senado y Congreso.

-El senado aumenta su poder. Miembros elegidos por la reina.

-Los miembros del congreso se eligen por sufragio censitario.

Reformas. Pretendían acabar con la reforma del estado liberal en el sentido moderado.

-Queda suspendida la desamortización y se devuelven a la iglesia los terrenos no vendidos.

-Se publica la Ley de Imprenta que limita las publicaciones y establece una censura.

-Se crea la Guardia Civil para mantener el Orden público.

-Se publica un Código Penal y se elabora un proyecto de Código Civil que no fue aprobado.

-Continúa la centralización y organización administrativa que en 1845 queda consolidada mediante distintas normativas. Los alcaldes de municipios de más de 2000 habitantes y capitales de provincia eran nombrados por la Corona, y los demás por el gobernador civil.

- Se centraliza la instrucción pública y se organiza la enseñanza según el modelo francés.

-Se reforma la hacienda con impuestos directos e impuestos indirectos.

-En 1851 se firma el Concordato con la Iglesia católica, que pretendía mejorar las relaciones. Roma acepta la venta de bienes ya realizadas y el Estado establece una dotación para el mantenimiento del clero y del culto y la devolución de las tierras no vendidas.

A partir de 1851se produce una crispen el moderantismo. El presidente, Bravo Murillo, presentó un proyecto de reforma constitucional de carácter autoritario y antiparlamentario, esto genero la oposición d progresistas y moderados, lo que le obligo a dimitir.

Le sucedieron unos gobiernos inestables y con escándalos de corrupción.

EL BIENIO PROGRESISTA (1854-1856)

Comenzó con la revolución de 1845. Empezó con un pronunciamiento de generales moderados dirigidos por O´Donnell, que buscaban un cambio de gobierno. Depuse del enfrentamiento de Vicálvaro, se publicó el Manifiesto de Manzanares, reclamando unas reformas que le permitieron obtener el apoyo de los progresistas, demócratas y republicanos. La crisis económica provoco revueltas populares en varias ciudades protagonizadas por las clases populares. El gobierno dimitió, Espartero sube al poder y O´Donnell sube como ministro de guerra.

Los progresistas vuelven al poder y desarrollan una intensa labor legislativa. Medidas:

  • Ley General de ferrocarriles, Estada principal impulsador del tendido ferroviario.

  • Ley de Bancos y Sociedades de Crédito, para una organización bancaria moderna.

  • Ley de desamortización, obra de Madoz en 1855. Desamortización de los bienes de la iglesia, propiedades rústicas y urbanas del estado y municipios.

Finalidad: amortizar la deuda y financiar obras públicas.

Provoco: Menos recursos económicos para los ayuntamientos y privo a los campesinos del uso colectivo de estos bienes.

  • Constitución de 1856, no llego a promulgarse. Contiene los principios políticos del partido progresista. Se limita el poder de la corona y soberanía nacional. Declaración de derechos individuales detallada y precisa. Senado y Congreso elegidos por sufragio censitario y reestablecía la Milicia nacional.

Las condiciones de las clases populares no mejoran y no se tienen en cuenta sus demandas, esto genera un clima de conflictividad social. La crisis económica provocó levantamientos en Barcelona, en 1855, los trabajadores pedían la reducción de impuestos, abolición de las quintas, reducción de la jornada laboral y mejora de salarios. En 1856 grava levantamiento en el campo con asalto de fincas y fábricas. La situación provoca una crisis del gobierno: espartero dimite y O´Donnell sube al poder pero dimitió.

EL RETORNO AL MODERANTISMO (1856-1868)

1ª ETAPA (1856-1868)

La reina nombra jefe de gobierno a Narváez. Medidas:

  • Suspenso de las desamortizaciones

  • Anulación de las disposiciones de la ley de prensa.

  • Ley de Instrucción Pública (1857), promovida por Moyano, que declara obligatoria la enseñanza primaria.

La forma de gobernar de Narváez no gustó a las cortes y la reina llama a O´Donnell para formar al gobierno.

En 1858 se inicia el “gobierno Largo” de la Unión Liberal que dura asta 1863. Medidas: - Estabilidad política.

  • Progreso económico. Construcción ferroviaria y obras públicas. Notable desarrollo en la Industria catalana y construcción de altos hornos en Asturias Y País Vasco.

  • Intervenciones en el exterior para recuperar el prestigio nacional.

En Abril de 1860 los carlistas intentan un levantamiento en San Carlos de la Rápita. Fue sofocado y se obligo al pretendiente a renunciar a sus derechos dinásticos para ser liberado

En 1868 hubo una insurrección campesina de Lonja, pero se extinguió rápidamente al carácter de un programa revolucionario y del apoyo de partidos progresistas y demócrata.

En 1863 O´Donnell presenta su dimisión y la reina entrega el poder a los moderados.

Entre 1863 y 1868 gran inestabilidad política, con varios gobiernos dirigidos por Narváez u O´Donnell. La crisis se refleja en:

  • Crisis política: el régimen isabelino fue perdiendo sus bases de apoyo. Los progresistas se niegan a seguir participando en la elecciones, se acercan a los demócratas y recurren a métodos insurrecciónales para cambiar el gobierno y terminar con la monarquía de Isabel II (Primavera de 1866) Los demócratas aumentan sus seguidores y tuvieron relación con la Sublevación de los sargentos del cuartel de San Gil (1866) seguida de una dura represión.

  • Criticas de los universitarios, a destacar la de Emilio Castelar, los estudiantes se manifiestan en la Noche de San Daniel en su apoyo.

  • Crisis económica. Primero se hunden los valores ferroviarios y después la Bolsa. En la industria textil catalana hay una crisis de subsistencia.

  • Crisis social producida por el aumento de paro.

Progresistas, demócratas y republicanos firman el Pacto de Ostende (1866), para acabar con el régimen y la monarquía isabelina, luego se unen los unionistas.