Hispania Prerromana

Historia del Derecho. Organización. Costumbres. Normas. Gayo. Estrabón

  • Enviado por: María Lana Garrido
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 2 páginas
publicidad

COMENTARIO DE TEXTO

La España prerromana del último milenio antes de Cristo estaba formada por un mosaico de pueblos con distintas formas de vida gracias a las inmigraciones indoeuropeas y al desarrollo de los colonizadores que se produjeron en dicha época.

Hay cuatro áreas culturales según Gallo en la Península Ibérica. Precisamente vamos a centrarnos en el estudio de los cuatro primeros textos, los cuales hacen referencia a los pueblos del Norte y del Noroeste: Galaicos, Astures, Cántabros y Vascones (mas tarde tribus vascas). Estos textos son redactados por Estrabón; geógrafo griego que pasó gran parte de su vida en Roma y en Alejandría durante la época de Augusto, viajó por las regiones del Imperio Romano y como consecuencia de sus experiencias escribió “Geografía” desde una concepción geopolítica, debido a que tenía un carácter histórico y explica las relaciones del hombre con el medio geográfico. Se le llamo Geógrafo, debido a la autoridad de la que gozo en la Antigüedad.

El autor en su primer texto profundiza sobre la vida de las treinta tribus existentes entre el Norte y el Noroeste de la Península Ibérica. En ellas encontramos formas similares que las caracterizan como si de una unidad se tratase. Las principales fuentes de riqueza eran el cultivo de la tierra, la recolección de frutos, en la que encontramos principalmente la bellota como materia prima de numerosas aplicaciones posteriores como la harina para el pan, el ganado, y metales como el oro y la plata. La mayoría de la tribus no sabían sacar provecho de estos bienes y preferían las luchas de guerrillas y escarceos entre ellas, sacrificando a su vez, para el Dios de la Guerra, hombres y caballos. Los romanos para terminar con todo, hacen que las tribus montañesas bajen a los llanos y que formen en vez de ciudades, poblados, y a su vez colonias. En resumen, podemos ver como los campos se dejan a un lado dedicándose a la milicia, la tierra no produce y todo queda poblado de ladrones.

En el segundo texto deja de lado la vida diaria de las tribus para estudiar las distintas costumbres reinantes. Principalmente el “cómo comen”: estando sentados sobre bancos alrededor de las paredes, organizados según edades y dignidades; el intercambio de especies y no de monedas y por último la expulsión de la patria o de la ciudad para quienes no cumplían lo acordado.

En el texto tercero, nos dice que las mujeres eran las encargadas de trabajar la tierra y al poco tiempo de dar a luz se dedicaban a sus maridos.

Finalmente en la cuarta lectura, nos habla de un cierto loco heroísmo existente en el que cuando los hombres eran crucificados cantaban himnos de victoria hasta morir (costumbre salvaje). También nos habla de la ginecocracia, que consiste en que el hombre dota a la mujer, la mujer hereda y está obligada a casar a los hermanos; siendo esto un hecho no civilizado.

Como conclusión, indicar que aquí Estrabón ha analizado los modos de organización, su economía, sus luchas y las costumbres de la tribus.