High Tech

Arquitectura futurista. Corrientes arquitectónicas. Orígen. Representantes. Precursores. Estética. Características. Tecnología de los materiales. Imagen

  • Enviado por: Eduardo Bojos
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 22 páginas
publicidad
cursos destacados
Iníciate en LOGIC PRO 9
Iníciate en LOGIC PRO 9
Vamos a ver de manera muy sencilla y en un breve paseo de poco más de una hora como funciona uno de los...
Ver más información

Curso de reparación de teléfonos móviles / celulares
Curso de reparación de teléfonos móviles / celulares
El curso de Reparación de Telefonía Celular o Móvil está orientado a todas aquellas...
Ver más información

publicidad

El High Tech

El High Tech es la corriente arquitectónica que se apoya en la Alta Tecnología para expresar su imagen, utilizan a la tecnología como un fin en si, no para llegar a alguna parte. Es el afán por enseñar las estructuras, el acero, el concreto, vidrio y mostrarla como parte estética de la edificación.

Esta tendencia encuentra sus orígenes ideológicos en el movimiento moderno llevando al extremo las teorías y el estilo de éste. Esta arquitectura se apoya en los avances tecnológicos para denotar su imagen.

Esta nueva tendencia nos introduce más allá de la mera imagen. Nos introduce las variables de la ingeniería dentro del proceso de planeamiento y nos ha proyectado consideraciones estructurales en la iconografía arquitectónica.

Marco histórico:

El High Tech

Origen

  • Sus orígenes formales se encuentran en el Tardomoderno.

  • Afán por enseñar las estructuras, el acero, concreto, vidrio y mostrarlos como parte estética de la edificación.

  • Encuentra sus orígenes ideológicos en el Archigram. Llevando al extremo las teorías y el estilo de sus predecesores (característica del nuevo movimiento). La arquitectura futurista del Archigram utilizaba en sus extremos básicamente la misma tecnología del acero, el vidrio y el concreto pero aplicadas de una manera diferente.

- Se apoya en los avances tecnológicos para denotar su imagen.

- Ha introducido a los ingenieros en los proyectos arquitectónicos ( no solo en los procesos constructivos, sino también en la expresión de la imagen en la arquitectura).

Arquitectos como Norman Foster y Richard Rogers se niegan a ser catalogados como arquitectos del High Tech, aunque son los más famosos exponentes de dicho movimiento. Estos arquitectos a su vez estudiaron en las mismas universidades teniendo como influyentes a Charles Eames, Raphael Soriano, Craig Ellwood y Pierre Koening.

Representantes:

- Sir Norman Foster

- Sir Richard Rogers

  • Sir Renzo Piano

  • Sir Michael Hopkins

(Nicholas Grimshaw, Alsop, Stormer, Jan Kaplicky, Amanda Levete, de Future Systems, o Ian Ritchie).

Impulsantes Ideológicos

  • Desde el 1996 al ascenso de estos arquitectos ha coincidido con una expansión de los horizontes económicos en la forma del Millenium Fund.

  • Efecto de renovación y ampliación del vocabulario.

  • La arquitectura de tecnología ha mantenido su interés como un estilo, empírico e inexpresivo, porque consigue mantener la vigencia de un argumento impreciso, que ha ocupado un lugar estratégico y central en el Movimiento Moderno: su insistencia en que la arquitectura debería justificarse solamente en cuanto a función y razón, excluyendo categorías tradicionales tales como la `estética' o el `estilo', que podría liberar de estas reconfortables limitaciones de la arquitectura, considerada como lenguaje formal, destapando la caja de Pandora de las posibilidades de elección creativa.

  • La arquitectura High Tech depende para su vitalidad e interés de la aplicación de adelantos técnicos que suelen tener poco que ver con criterios de economía, función u otras racionalizaciones.

La inspiración y el ímpetu original de la arquitectura tecnológica surgieron de muchas fuentes, locales y foráneas (Europa y parte de Norteamérica). Fuentes británicas muy diversas. Alison y Peter Smithson y James Stirling fueron importantes. El proyecto de la Hjunstanton School, con estructura de acero vista, suelo de hormigón prefabricado e instalaciones, influyentes en su momento, las formas libres de fibra de vidrio de la exposición “La Casa del Futuro”.

Las cubiertas de vidrio y acero de la Facultad de Ingeniería de Leicester y de la Biblioteca de la Facultad de Historia de Cambridge tuvieron una inmensa influencia, como posteriormente los moldeados de plástico, a lo Pop Art del edificio Olivetti en Haslemere. Los proyectos de Cedric Price, el Fun Palace, y muchos mas influyeron en las visiones del Archigram.

Algunas de las fuentes de la arquitectura tecnológica provenían de los

norteamericanos:

  • Case Study Houses, California.

  • Las de Charles Eames y Craig Ellwood.

- Los prototipos de escuelas y los sistemas de ensamblaje de Ezra Ehrenkrantz.

  • El compromiso con la investigación y los nuevos materiales de Eero Sarinen.

  • Las estructuras geodésicas y las disquisiciones `filosóficas' de Buckminster Fuller.

- Foster y Rogers hicieron estudios en Yale, donde estudiaron con Stirling, y tuvieron influencias norteamericanas.

Las fuentes francesas de la High Tech son limitadas, pero cruciales:

  • La Maison de Verre, de Pierre Chareau y Bernard Bijvoet.

- Las obras de Jean Prouvé, como la Maison du Peuple de Clichy con sus

revestimientos y muros cortinas.

  • La preferencia de la High Tech por las piezas hechas ex profeso en lugar de las prefabricadas, obtenidas como ejemplo de Jean Prouvé.

  • La Maisson Supendue de Paul Nelson, pudo servir de inspiración.

- La Maisson de la Publicité de Oscar Nitschke como precursora del Centro Pompidou.

Primeros Ejemplos

A causa de la II guerra mundial, el High Tech no surgió en París. Se pudo ver en el proceso de reconstrucción en la Inglaterra posbélica, asumiendo las lecciones aportadas por la movilización industrial durante el período de guerra, aplicación de la industria en el sector de la construcción, humana y responsable socialmente, aunque formalmente menos sugerente, que la High Tech. Trantandose de un movimiento de escuelas prefabricadas que especialmente en los primeros momentos, dio lugar a una serie de edificios de gran calidad y buen funcionamiento.

Historia

La Ingeniería como estética

  • Para los años sesenta y setenta surgen ciertos tipos de estructuras. Fueron la vanguardia del momento, al ser acogidas por conceptualistas independientes, aunque innovadoras, no se hubiesen impuestos, sino gracias a las grandes constructoras que adoptaron como rutina la prefabricación pesada.

  • Las grandes empresas europeas reducieron al máximo su gama de productos en nombre de la rentabilidad y la productividad. En esas condiciones el margen de maniobra dejadas a los ingenieros conceptualistas en la construcción parece muy estrecho. Para ellos se trata no tanto de inventar sino de emplear al máximo los recursos existentes en la industria.

- La fascinación por los materiales y los productos de otras industrias vienen a reemplazar así la relativa estabilidad del mercado tradicional de los productos de construcción.

  • Las transferencias de tecnología, a menudo anecdóticas desde la aeronáutica. La arquitectura naval, el automóvil, etc... Son las compensaciones a una cierta frustración.

- El ingeniero debe hallar una trayectoria justa entre el rol de un creador

nostálgico separado de los apremios y aquel técnico integrado a un sistema de producción que tiende cada vez mas hacia soluciones uniformizadas.

  • El expresionismo tecnológico, apareciendo a principios de los anos 1970. De ahí en adelante de Reliance Control (Foster y Rogers Arch., Tony Hunt Ing.), el Centro Pompidou (Renzo Piano o Roger Arch. Obe Arup Ing.), son las resoluciones tecnológicas puras de cualesquiera problemas funcionales. También estas edificaciones seminales son los proyectos emblemáticos de una utilización de la tecnología considerada como parte de la imagen arquitectónica. Siendo estas las opciones lógicas posibles, las cuales contemplaban las exigencias a priori de un diseño estético.

- En el Hong Kong y Shanghai Bank, Norman Foster invirtió el principio

estructural que había puesto principalmente en uso la Obe Arup.

Menos eficaz y menos puro solo desde el punto de vista estructural, la solución realizada tiene la ventaja de explicar mejor lo que pasa. Luego de la forma y de la función que sigue? "La forma debe ser la promesa de la función". - Horatio Green Hough.

La tecnología como un fin en si es la corriente High Tech estigmatizada por Frank Newby. Aunque el Mys-Tech, error de la tecnología mística, ha conocido en estos últimos 10 anos una obstrucción considerable, estando en tres o cuatro países europeos, durante el mismo periodo los Estados Unidos repitieron las estructuras metálicas de los rascacielos que luego fueron revestidas de una engañosa cubierta de mármol y granito. Italia, España y Austria exploraron vías diferentes y originales. Japón copia algunas versiones de edificaciones High Tech, pero en Gran Bretaña y Francia, y en menor medida en Alemania están los lideres de dichas arquitectura tecnológica. L' institut du Monde Arabe de Nouvell, el liceo del Futuro-scped' Architecture Studio, los Woyds de Rogers, La revista Science Bury de Griemshaw, son los logros diversos de esta visión del rol de la tecnología igualmente si los registros sensiblemente diferentes el fondo queda igual.

Utilizar la técnica o la imagen de la técnica como expresión plástica de una cierta contemporaneidad. Este enfoque podría modificarse considerablemente en los 90 para re-encontrar una expresión tecnológica más discreta, el rol del ingeniero concepto en esta concepción no quedara como menos absolutamente esencial.

La posición histórica del High Tech

  • La arquitectura High Tech exalta la era que vivimos.

- Cada generación contribuye con su experiencia y conocimientos a la

arquitectura de su propia época.

...Porque ir al pasado a buscar una imagen arquitectónica de otra época, de otro

tiempo?...

...Por que plagiar el pasado cuando hay tanto que decir del presente? Eso no

significa negar la historia ni su continuidad...

El High Tech

Tecnofilos

La tecnofilia es una afección espiritual. Construcciones de una manifestación palmaria de objetividad aplicada al mundo de la materia. Desprendimiento de la sólida gravidez tectónica habitual. La tensa delgadez y la inmaterial transparencia de sus volúmenes remiten a un mundo elevado y sutil, exacto y luminoso, que transciende la densa y desordenada penumbra de lo cotidiano. Su mecánica futurista promete una ciudad de cristal, geométrica y resplandeciente: una utopia de angeles de metal, cuerpos galacticos almas inconsutiles.

Los edificios de alta tecnología han prestado su figuración a proyectos

emblemáticos de la metrópolis global:

- Aeropuertos.

- Estaciones de alta velocidad.

- Torres de comunicaciones.

- Sedes de compañías.

- Parlamentos e instituciones publicas.

- Grandes edificios.

Del transporte y la administración a las construcciones simbólicas, todos han hallado en los destellos del vidrio y el acero, el reflejo de su proyecto de cosmopolis planetaria. Y si el movimiento acelerado produce un cierto vértigo del futuro, al mismo tiempo es imposible no sentirse atraído por la meticulosidad relojera del montaje, la ingravidez fascinante de la transparencia y la perfección formal de la tracción.

Formas leves y optimistas han convertido en un estilo internacional, anónimo y preciso, captado en un futuro de abstracta exactitud. Las geometrias cartesianas y la transparencia sublime, el racionalismo francés y el romanticismo germánico se han fundido en unas imágenes aristadas y curativas que los europeos han adoptado como figura de tranquilizante certeza y esperanzada redención.

Las arquitecturas tecnofilas, en su omisión del pesimismo y su cohesión a un proyecto de civilización cosmopolita, dan forma cabal a la inmaterial levedad del universo de la comunicación instantánea y la realidad electrónica. Los cristales de luz son los nódulos visibles a las redes impalpables que enmadejan el mundo, y por las que circula el fluido inaprensible y equivoco de la utopía contemporánea: un espacio incorporeo, abstracto e infinito; una ciudad virtual.

Características

Compresión y Tracción.

Dos fuerzas que soportan los materiales, son de Caín y el Abel de la High Tech.

Cualquier material puede soportar correctamente las compresiones, pero en su propia naturaleza este esfuerzo lleva una penalización, la abultada sección que exige la estabilidad, el pecado original del pandeo. La compresión es gruesa y torpe.

Las tracciones suponen la máxima elegancia en la transmisión de esfuerzos. La sección mínima para soportar la carga no debe sufrir ningún abultamiento de su geometría por problemas de la inestabilidad. Incluso no es necesaria ninguna rigidez del material; el cable se tensa al recibir la carga. La tracción es flexible e inmaterial.

Materiales

Cables y vidrios. Arquitectura que procura extraer sus recursos formales de la expresión de la evolución técnica de nuestros días. No es la arquitectura la que sigue a la técnica, sino que ésta evoluciona en la dirección que marcan estos tecnófilos.

magen de la liviandad, la movilidad y la transparencia sean los puntos fijos hacia los que se mueve la técnica con la nunca bien subrayada mediación de esos grandes especialistas de la ingeniería ligera.

Los fabricantes de vidrio están en el mundo de la arquitectura. Otro material es el acero estructural, por su cualidad de soportar grandes esfuerzos con una sección relativamente reducida, es uno de los materiales utilizados para conformar el armazón de grandes colosos incorpóreos, los cuales se elevan a gran altura o recorren grandes distancias sin recurrir a un solo apoyo estructural.

Precursores

La Tech gang de Rice, Francis y Ritchie, el RFA, que se constituye en París en 1981, pero todos los miembros están en las obras anteriores, a partir de ese momento colaboran en las obras y arquitectos subsiguientes. Los tres trabajaron en Ove Arup, Rice participó en el Pompidou, Ritchie y Francis en la Willis, y los tres en la Villette. Las grandes vidrieras de este edificio sintetizan los dos elementos más característicos de la innovación técnica contemporánea: el vidrio sujeto por puntos y las estructuras de cables como paradigma de los modernos elementos traccionados.

Estuvieron con Hopkins en el Lord's Mound Stand y en el Aztec West Reception Building: con Foster en Stansted, con Rogers en Epone y la Lloyd's; y con Grimshaw en el Western Morning News.

Cuna del High Tech

El High Tech se ha convertido en el estilo preferido de la clase dirigente

británica, en sus edificios representativos.

- Nicholas Grimshaw ha construído el pabellón británico de la Expo 92 de

Sevilla.

  • La Terminal de Waterloo para los trenes del Túnel del Canal.

- La nueva puerta de entrada a Gran Bretaña.

- Norman Foster, el Aeropuerto de Stansted.

- Instituciones británicas: las Sackler Galleries de la Royal Academy y la

rehabilitación en curso de patio central y la rotonda del British museum.

  • Hong Kong and Shanghai Bank, Foster.

- BBC, Foster.

  • Michael y Patty Hopkins construyeron la nueva sede Omera de Glyndebourne.

- El nuevo edificio de oficinas parlamentarias en Westminster.

- Richard Rogers, edificio Lloyd's.

Las razones para el ascenso de la High Tech en Gran Bretaña son diversas: una de ellas es que Foster y Hopkins son dos de los mejores arquitectos del mundo.

Gran Bretaña dispone del caudal de experiencia técnica e industrial necesario para hacer alta tecnologia, la High Tech francesa suele depender de la experiencia técnica de Ove Arup.

La arquitectura de la alta tecnologia aparece como en contraposición sincera y sería: sus formas vienen configuradas por motivos funcionales y estructurales que no quedan ocultos. Las estructuras elegantemente vistas y las transparencias luminosas de la High Tech dan lugar a una arquitectura espectacular que no deja de impresionar ni la erudita más convencida.

La arquitectura de la alta tecnologia, se encuentra atrapada en una auténtica. A pesar de su obsesión con el pasado, esas clases dirigentes no dejen de sentirse atraídas también por el ciegre optimismo y el aura de brillantez tecnológica de la High Tech.

La difusion de un modelo

En los primeros proyectos, la preocupación por la transparencia lleva a la implementación de una fachada criticable por su elementalidad y por la carga térmica que suponían, pero la piel del edificio se ha sofisticado en pocos años.

La fachada formada por pantallas de cristal líquido de Toyo Ito proyectó para el Instituto de Cultura Japonesa en París habría sido un paso más en la carrera de la sofisticación de la piel convertida en una sutil envolvente capaz de pasar de la transparencia a la opalescencia.

Esfuerzos para incrementar los niveles de iluminación con vidrios grabados o con materiales aislantes y traslúcidos, así como las nuevas vías que se dibujan para la protección térmica del edificio.

La tecnologia High Tech

La tecnologia de Punta

Se encuentra en la vanguardia, por ser consecuencia directa o indirecta de los últimos descubrimientos científicos de la época a que pertenece. Es utilizada por el High Tech en muchas de sus soluciones estructurales, asi se convierten en prototipos, en precursores del uso de los materiales y las nuevas técnicas constructivas.

Tecnologia de los materiales constructivos

Para el 1870, la revolución industrial comenzó, y la gran estructura

representativa de estos priemros años fueron los puentes metálicos, abriendo estos el potencial del nuevo material constructivo el cual tenia propiedades totalmente diferente a todos los demás materiales constructivos que se conocían hasta la fecha, la tecnología tradicional.

Otro material que revoluciona en la época moderna es el concreto ( Le

Corbusier). La combinación del concreto, acero y vidrio se proyecto

magistralmente en Ville Savoie. Buen manejo de la luz, el espacio, y la forma de una manera no menos espectacular.

En los años 30, Mies Van der Rohe nos mostró una imagen extremista del moderno rascacielos, el modelo medieval se invirtió completamente.

La tecnología de los materiales del High Tech

Introducción de un panel electro-cromático, una verdaderamente inteligente fachada puede ser conseguida. Control de la piel de la edificación. Utilizan puntos electrónicos que transmiten información integrados a la piel del edificio.

La piel del edificio es un panel de información de tres dimensiones, e

instalandoles paneles solares cuyo mantenimiento no cuesta virtualmente nada, se toma la energía del sol por unos paneles en la misma fachada.

El contexto

Foster y Hopkins toman en cuenta el contexto, pero lo hacen de un modo tan puramente formal que no afecta a aspectos culturales de mayor escala.

El High Tech se ha convertido en un estilo que depende, en gran medida, de la carísima fabricación artesanal de piezas que tan sólo parecen haber sido hechas a máquina. Es esencialmente formalista, obsesionada con crear composiciones meticulosas, terminadas y cerradas, que sus autores se niegan a ver traslucidas por muebles, letreros, obras de arte y demás, a menos que sean estrictamente los adecuados.

El prestigio de la marca

La arquitectura de la alta tecnologia, con sus pretensiones, se ha convertido en un `arte culto' que se expresa en un lenguaje particular, destinado a glorificar la personalidad del arquitecto.

Dogmática en su esteticismo, rechazando materiales industriales tan baratos y cálidos como el contrachapado y el cartón, a favor de otros tan caros y fríos como el acero y el vidrio laminado. Las ideas sobre tecnología de punta en esta arquitectura suelen estar irremediablemente trasnochadas: aprovecha al máximo la tecnología de la era industrial tardía.

Los edificios están sellados a base de grandes cristaleras de vidrio tintado de suelo a techo, con lo cual quienes están en el interior quedan por completo aislados de la calle.

La High Tech ofrece una arquitectura de calidad que sobresale por encima de las modas frívolas, las poses filosóficas y la confusión generalizada que domina la escena arquitectónica. La disciplina de la estructura y la construcción vistas significa que generalmente los edificios presentan un cierto rigor intelectual y una grata complejidad formal, así como un sentido de la presencia física, sus obras poseen un carácter táctil.Carácter esquemático. Tiende a ser a-espacial; prefiriendo los volúmenes abiertos e inarticulados.

El High Tech y su imagen

Arquitectura Futurista

Fuente de inspiración: usualmente objetos mecánicos o la cristalización de efectos dinámicos aplicados a cuerpo de cualquier forma y tamaño. Presencia de arquitectura que se apoya de la espontaneidad de la fabricación de la edificación, siendo clara y reconocible y revolucionaria, determinando la fuente que le ha dado el “stylo”a la edificación, y los principios fundamentales de este como, por ejemplo, como lo es por analogía, el mundo de las maquinarias para los edificios futuristas.

La percepción de la estructura manofacturada se transforma en una libre interpretación; cualquiera que examine una estructura arquitectónica del entorno le esta permitido (y en cierta forma obligada), a tener su propia visión y concepción del edificio, y aunque siga teniendo su visión del mismo, se le puede presentar algo que de alguna manera sea inestable que le cambie la visión del mismo, simplemente desmantelando y re-ensamblando los elementos del proyecto.

La imagen arquitectónica del High Tech:

- Seducción de la imagen

- Son tan expresivos que atraen la simpatía d ecualquiera.

Es la ventana hacia el futuro lo que seduce.

  • Potencial simbólico

- Lo importante es la potencia y la seguridad de la high Tech como símbolo.

La High Tech sigue inmersa en el ingenuo optimismo de Herman Kahn y Bucky Fuller, y del Swinging London de los sesenta, que es cuando y donde la mayor parte de sus representantes se convirtieron en arquitectos.

La arquitectura de la alta tecnologia ha cambiado inmensamente desde entonces, y en muchos aspectos ha luchado por dejar a un lado esas ingenuidades y se ha tratado de mantener a la altura del pensamiento contemporáneo.

La imagen arquitectonica y el contexto.

Las innovaciones tecnológicas y la revolución en la electrónica han traido un cambio radical en la practica del diseño de la arquitectura contemporánea.

El “boom”en la tecnología del procesamiento de datos ha producido un estilo interactivo de arquitectura,uno con complejos sistemas como redes de

telecomunicaciones y sofisticadas plantas de ingeniería. Los edificios deben ser “racionales”, creados para ser capaces de manejar funciones complejas,

resultantes directas de los sistemas de comunicación, desde el control climático hasta el manejo de todas las operaciones de mantenimiento de planta.

Una nueva actitud ha sido adoptada en el terreno y en el ambiente en genral. El cambio global en el manejo de la información ha sido determinado por las características formales del edificio. Esta autonomía se convierte en una nueva forma que la que el arquitecto no crea por casualidad, sino con la intención especifica de manipular la fuerza perceptiva del edificio.

El edificio en sí parece poseer la increíble capacidad de catalizar su entorno en la misma manera que el mismo cambia.

La imagen y el usuario.

Los clientes regularmente cambian, los usos cambian, y la manera de trabajar dentro del proyecto cambia... esto es algo inevitable.

El edificio debe ser lo mas flexible posible de manera que pueda soportar estos cambios sin que deje de ser aprovechable.

La imagen interior

En el High Tech la imagen se transmite en el interior de la misma manera que se hace con el exterior.

El High Tech tiende a eliminar los elementos aislantes que encierran la planta.

El espacio, no queda definido por el su forma ni por sus limites sino por sus características espaciales: su circulación, su escala, su luz, siendo este el elemento que define la jerarquía de los diferentes espacios contenido en uno mayor.

La imagen de la técnica

En los últimos 20 años, la “technoimágen”esta de moda.Quizás esta arquitectura es el reflejo de las esperanzas del hombre de un futuro de progreso. La tchnoimágen barre en los concursos internacionales y revistas de arquitectura. Un inglés, dream team de la técnica exhibe las portentosas imágenes de la modernidad, cristalizadas en sus edificios. Un no menos reconocido francés nos deleita con sus edificios inteligentes.

De la madurez de la escuela es prueba la variedad de tendencias: el progresivo clasicismo de Foster se aleja de la radical inmediatez de las construcciones de Rogers, tanto como del eclecticismo de Grimshaw o del tradicionalismo de Hopkins.

Comunes en el rigor ingenieril de Ove Arup como de los revolucionarias

propuestas de Archigram. La expresión arquitectónica de la técnica y un

catecismo; contra tectónica, liviandad; contra opacidad, transparencia; contra solidez, movilidad; contra espesor, delgadez; y contra materia, en fin,

inmaterialidad.