Herodoto de Halicarnaso

Cronista griego. Viajero. Investigador. Hombre inparcial. Niveles de la historia

  • Enviado por: Chusín
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 3 páginas

publicidad
cursos destacados
Curso de reparación de teléfonos móviles / celulares
Curso de reparación de teléfonos móviles / celulares
El curso de Reparación de Telefonía Celular o Móvil está orientado a todas aquellas...
Ver más información

Iníciate con Ableton Live
Iníciate con Ableton Live
El curso da un repaso general por las órdenes y menús más básicos, para poder generar...
Ver más información


HERODOTO DE HALICARNASO

Halicarnaso es una ciudad doria del Asia Menor, en la que Herodoto vivió en torno al 480 a. C. Su padre se llamaba Lixes, que era un nombre cario y no griego. Todos estos pueblos eran vasallos de Persia y estaba dominados por tiranos. El tirano Ligdamis era el que gobernaba durante la época de Herodoto y fue él mismo quien lo desterró a la isla de Samos. Es en esta isla donde le viene la afición por la Historia. La investigación de aquella época se hacía basándose en viajes con lo que se deduce que Herodoto viajó mucho por Persia, Egipto, Cirene, Felicia, Babilonia, y Escitia (sur de Rusia). Los griegos fueron un pueblo viajero y la finalidad de tanto viaje era la que ya tuvieron los antiguos sabios: el ansia de saber y de conocer los demás pueblos.

El método que sigue Herodoto para la investigación consta de varias partes:

1. La contemplación o ceorie

2. Ver las cosas y observarlas u ofis

3. Prestar oído a todo lo que se le presente o akos.

4. Juicio crítico en la palabra o guome

5. consulta de fuentes.

Cicerón llamó a Herodoto “el padre de la Historia”. Herodoto era un hombre imparcial. De sus múltiples viajes, a Atenas le causó la mayor impresión por que encontró en ella el sistema político de la democracia, del cual quedó prendado. Por aquella época, Atenas era el centro cultural de Grecia. El proyecto inicial que Herodoto tenía de la obra lo convirtió en un enfrentamiento entre griegos y persas. Comienza hablando de Persia, hasta llegar a su época. Menciona todos los pueblos conquistados mediante excursus, en los que se ve la mentalidad típicamente griega. El origen por la admiración de los pueblos griegos estaba ya en Homero. Hesiodo admira el valor y la caballerosidad de los persas; la sabiduría y la religión de los egipcios; el valor de los lacedemonios; la valentía de los atenienses.

Herodoto leyó su obra en Atenas hacia el 445-444 y causó mucha impresión. Allí fue amigo personal de Sófocles, con el que coincide en algunos puntos. Se sintió atraído por los demócratas moderados, no por los radicales. Por este motivo los sofistas influyeron mucho en el mismo tiempo que Pericles.

Herodoto participó en la colonización de Tuios (localidad creada en Sicilia, donde antiguamente estaba Sibaris, que era una población que destacaba por el lujo y la ostentación (fue un ejemplo que frecuentemente utilizaron los de la Iglesia para mostrar los pecados del lujo). Hubo un proyecto panhelénico puesto en marcha por Pericles y donde participó Herodoto, para fundar allí una colonia. Parece ser que Herodoto murió en Atenas sobre el 426 a. C. La obra de Herodoto termina con el fin de la segunda guerra Médica. Las Guerras Médicas se dan entre los persas y los griegos y se les llama así porque antes de los persas los habitantes de Persia fueron los medos. En esta segunda guerra médica ganaron los griegos.

Precedentes de su obra.

Herodoto tiene como antecedentes a los logógrafos, pero fue él el primero que supo darle un sentido a la Historia. El influjo de los logógrafos se nota, por ejemplo, en una serie de historietas que cuenta típicamente de ellos. Un ejemplo es la historieta del rey Darío. Pero la influencia también le viene de los griegos más antiguos, como la epopeya en Homero y la lírica. Herodoto se parece a Homero en los siguientes:

  • La Iliada es la 1ª Historia griega. Este modelo proporciona a Herodoto el tipo de composición y los elementos narrativos. La Iliada transcurre de forma rectilínea pero de vez en cuando intercala excursus. Esta forma de narrar es también la que utiliza Herodoto. Se le llama composición anular, en anillo, y es la forma más antigua de narrar, un recurso de la poesía oral que también practica. Igual que en la Iliada también utiliza la digresión, retrocesos y anticipaciones de lo que va a suceder. También tiene afición por los catálogos (relación de persona, barcos, animales...). Todo el libro II de la Iliada, por ejemplo, es un catálogo de cosas. Emplea también las deliberaciones que preparan la acción . En la Iliada siempre que se va a cometer una empresa se pide consejo y se delibera.

  • La Iliada es una guerra entre troyanos y griegos pero evaluando ambas partes. Herodoto hace exactamente lo mismo. Cuenta la guerra entre griegos y persas evaluando las dos partes.

  • El fin de una epopeya es que no caigan en el olvido las gestas de os hombres. Herodoto hace lo mismo cuando se gana una batalla no se olvida de poner quien lo hizo.

  • Herodoto no le da a los hechos una interpretación pura y logística, sino una interpretación moral, que es lo mismo que aparece en Homero. El hombre es un ser inferior a los dioses, está siempre a su merced. El hombre que quiera superar a los dioses recibirá un castigo, porque los dioses son envidiosos. Este castigo podría ser la locura llamada até (ððð).Esto ya lo decían tanto Homero como Hesiodo y todo aquel que lo intente caerá en una desgracia. Esta concepción del hombre arranca de la lírica que decía que el hombre es un ser completamente inseguro. Herodoto aplica todo esto al mundo en que vive.

  • Todos los personajes que aparecen en la Historia de Herodoto recuerdan a personajes antiguos de tragedia. Todos los personajes son homéricos. Unos son ambiciosos, otros pecan de ingenuidad como Creso (pensaba que por ser el hombre más rico era el más feliz del mundo). O Polícrates de Samos porque creía ser también el hombre más feliz del mundo porque era el más poderoso.

  • Muchos de estos héroes pasan la medida. Se comportan de manera superior, por tanto, los dioses les mandaban esa locura. Así pues son los dioses los que dirigen a los hombres y también la Historia. En esto es en lo que se parece Herodoto a Homero y a la lírica.

    Herodoto como investigador y escritor.

    Herodoto es una persona muy curiosa a la que le interesa todo lo que pasa a su alrededor como todos los detalles geográficos, etnológicos, etc. Le interesa por ejemplo la fuente del río Nilo por los animales exóticos (cocodrilos) o por las costumbres de los pueblos. De este modo la Historia pierde en solemnidad, pero gana en inmediatez y en veracidad. Cuenta la Historia como si fuera para un amigo, de un yo a un tú. Es objetivo e incluso cuando tiene varios relatos tiende a ofrecer el que le parece más conveniente. También racionaliza los mitos (este hecho empezó con Jenófanes de Colofón y los presocráticos). Aunque realmente esto ya estaba incluido en la Iliada y la Odisea.

    La composición de su obra.

    1ª. Lucha de Craso, rey de Lidia, contra los persas.

    Su obra está compuesta en 3 partes:

    2ª. Toda la Historia de los persas.

    3ª. El choque de griegos y persas.

    En medio de estas partes se meten excursus mediante los cuales habla de pueblos como Egipto, Babilonia, Esparta, Atenas, Escitia... Su composición, además de ser lineal, es dramática no descriptiva. Ejemplo de Agamenón que tiene que matar a una de sus hijas, Ifigenia, pues se lo había dicho el oráculo (elemento trágico). Así se va formando la tragedia. Herodoto procede más o menos de la misma manera: el rey Jerjes ha decidido conquistar Grecia. Además golpea el Ponto, el mar, por tanto azota a un dios. En su momento de mayor esplendor se echa llorar por la caducidad de la vida. Finalmente mantiene una conversación con Damasato rey espartano y dice; “¿tú crees que los griegos no me temerán con el ejército que voy?”, - él le respondió- “No, hay alguien más potente: la ley “. De este modo contrapone dos regímenes: el tiránico, basado en la fuerza, y el democrático , basado en la ley. Y cuando se pone a llorar va preparando la forma dramática. Utiliza la lengua hablada, aunque también tiene los inconvenientes del eje hablado: los Anacolutos que rompen el relato y mete otro nuevo, y los paréntesis con cosas que nosotros meteríamos en nota.

    El sentido de la Historia en Herodoto.

    Hay dos niveles dentro de la Historia:

    1º. Nivel personal, individual. Ve la Historia como la perpetuación de los hechos individuales, para que no caigan en el olvido. Igual que hacía Homero.

    2º. Nivel oral. El castigo de la insolencia (ibris, ððρðs) porque los individuos se creen superiores reciben su castigo. Esto no quiere decir que Herodoto no conozca las causas reales de las guerra Médicas, al contrario, sí las conoce, son: el imperialismo persa y el ansia de venganza de los persas contra los jonios. Pero sobre estas causas Herodoto pone el matiz religioso, que es la ibris. Por tanto da a la Historia un sentido religioso profundo. La idea que resuena en la obra es que todos los hombres que pecan reciben su castigo. Ese castigo puede ser inmediato o mediato, el castigo lo recibe toda una generación de aquel al que se haya castigado. Pero para Homero lo divino siempre es causa de confusión porque las cosas divinas son complejas y difícil de explicar e interpretar.

    El hombre, dice Hesiodo, es pura contingencia, esto ya está en la Iliada y la Odisea. La divinidad se separa del hombre en que es inmortal, en que no envejece. El dios también existe y se alimenta de néctar y ambrosía, que era lo que le daba la inmortalidad. En el poder los dioses son más fuertes que los hombres. Esta visión es pesimista del ser humano ya que el hombre no es nada y está sumido en la tristeza.

    Pero al lado de este pesimismo, también hay una visión optimista y es que existe el bien, hay providencia divina y el que la hace la paga. Por eso se busca hacer el bien. El hombre tiene que actuar no sumirse en un mar de desesperaciones. Esta es la mentalidad de toda la literatura griega y en la tragedia lo tenemos. El héroe siempre apuesta por una postura valiente ante la vida. Finalmente decir que el régimen político que admira Herodoto es la democracia porque proporciona la libertad al individuo.