Henry Purcell

Música clásica barroca. Barroco musical. Biografía

  • Enviado por: Paula Bañuls Carrión
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 9 páginas
publicidad
publicidad

Música

ÍNDICE

  • La música Barroca.............................................................................................. 3

  • El músico barroco........................................................................................ 3

  • La primera etapa del Barroco en Italia................................................. 4

  • La música barroca en Francia................................................................... 4

  • La ópera en Inglaterra............................................................................... 4

  • Biografía............................................................................................................... 5

  • La formación musical.................................................................................. 5

  • Su obra.................................................................................................................. 6

  • La música instrumental............................................................................... 6

  • Música religiosa............................................................................................ 6

  • Música profana............................................................................................. 6

  • Música para la escena................................................................................. 7

  • Bibliografía........................................................................................................... 8

  • LA MÚSICA BARROCA

    La música barroca abarca la época comprendida entre los años 1600 y 1750 aproximadamente. Durante este siglo y medio la música participa en algunas de las características de las artes plásticas del Barroco: es muy cargada, lo que a través de la música se presenta con un tipo de música pesada, que no se detiene hasta el final, que va por bloques. La música barroca era innovadora, porque hasta ese momento, era muy importante la música vocal (polifonía), y los instrumentos solo acompañaban, sin embargo a partir de este momento, se favorece la utilización de los instrumentos, fomentada entre otras maneras, por la aparición de dos grandes marcas de instrumentos. Aparece el suite, un tipo de música, que utiliza el aire y los ritmos de la música utilizada en las danzas, que son opuestas, si un tiempo es rápido el otro es lento, y si el primero es binario, el segundo es terciario, aunque este tipo de música, en el barroco, no se hace para bailar, sólo para escuchar, y son compuestas para piano. Aparecen, la sonata, que hace referencia a música para ser interpretada (sonada), aunque más tarde en el clasicismo cambia; la sinfonía, que son obras escritas para orquesta; y las óperas, que son obras dramáticas, vocales instrumentales, que aparecen como obras teatrales, en las que en vez de hablar, se canta. La ópera aparecio en Italia, cuando un grupo de señores, querían hacer resurgir las tragedias griegas, cantándolas. La primera ópera fue Orfeo, que se estrenó el año 1607, y fue compuesta por Claudio Monteverdi.

    El músico barroco

    Hay que situarse en el contexto de una época que pertenece todavía al llamado Antiguo Régimen y en la que casi toda la producción musical está sujeta al gusto y al beneplácito de la nobleza, a cuyo servicio están los músicos. Desde está perspectiva, se entiende, que no era la “inspiración” la que guiaba por lo general el trabajo del compositor, sino el interés de satisfacer las exigencias musicales de determinado noble o corte, amoldando su trabajo al tipo de música que este servicio requería. Los compositores se veían limitados, además, por los músicos, cantantes e

    instrumentistas. Por otra parte, la música era mucho más “viva” que en la actualidad: una misma obra podía alterarse sin reparo. A todo ello cabe añadir la costumbre de la improvisación, que facultaba a los instrumentistas y a los solistas vocales. Esto pasaba sobre todo en el campo de la ópera.

    Este fenómeno también se producía, en cierto modo, en el campo de la música religiosa vocal.

    La primera etapa del Barroco en Italia

    Con el Barroco, Italia adquirió la primacía mundial en el campo de la música, manifestándose esencialmente en dos vertientes: la música instrumental y la vocal. Esta última sufrió profundas transformaciones a finales del siglo XVI con la aparición de la ópera.

    Por primera vez, los compositores no dirigían sus obras a nobles más o menos filarmónicos, sino a un público que pagaba por asistir a un espectáculo musical y que tenía derecho a imponer sus propios gustos y preferencias.

    La música barroca en Francia

    La música barroca en Francia, no estuvo aceptada en un principio debido, sobre todo, al “clasicismo oficial” adoptado por la monarquía francesa, que rechazaba cuanto había en la estética barroca de fantasioso e irreal.

    Cuando finalmente se aclimató la ópera en Francia, no derivó de la italiana, sino que tenía un estilo mucho más llano y sencillo que está.

    La ópera en Inglaterra

    En Inglaterra la implantación de la ópera se frustró, en un principio, por la guerra contra los espectáculos llevada a cabo por el régimen de Cromwell, en el momento en que la ópera italiana empezaba a extenderse por

    Europa. No llevarla a Inglaterra, ni, Sir William Davenant, ni John Blow. Sin embargo, pocos años después, Henry Purcell, autor de una extraordinaria ópera y varias “semi-óperas”, lo consiguió.

    BIOGRAFÍA

    Henry Purcell nació en un día indeterminado entre verano y otoño de 1659, probablemente en Westminster, un barrio de Londres, en el seno de una familia de músicos. Su padre, también llamado Henry, había tomado parte como cantante y actor en la representación de la primera ópera inglesa y más tarde fue maestro de la abadía de Westminster. Su tío Thomas fue músico de la corte del rey Carlos II. Su hermano menor, Daniel, fue también músico.

    La formación musical

    A los 10 años entró a formar parte del coro de la Capilla Real. Ocupó el cargo de conservador de los violines del rey, y en el 1679, sucedió a John Blow en el puesto de organista de la Abadía de Westminster. En 1682, fue nombrado organista de la Capilla Real.

    Henry Purcell, escribió, anthems, (composiciones corales, con textos religiosos no litúrgicos), una ópera, Dido and Aeneas (Dido y Eneas), que fue su única ópera auténtica, odas (poemas escritos para ser cantados, con el acompañamiento de un instrumento), fantasías (composición musical instrumental con forma libre), sonatas, música ceremonial, instrumental de cámara y más tarde las llamadas “semi-óperas” (música de acompañamiento para obras teatrales)

    Murió en Londres el 21 de noviembre de 1695, en la cumbre de su fama. Fue enterrado en la abadía de Westminster, cerca de la galería del órgano.

    SU OBRA

    Las cualidades de su música se deben a las peculiares circunstancias en que vivió. A causa de la guerra civil entre Carlos I y el Parlamento, casi se

    interrumpe la vida artística del país, lo que produjo que los compositores ingleses no avanzaran como los demás de Europa.

    Pero con la restauración inglesa, Carlos II envió a algunos de los que serían los maestros de Purcell a Francia, para que estudiasen la música de ese país, y más tarde al enseñarselo, este hizo una mezcla de todo, sacando el estilo de ópera de Inglaterra. Su obra muestra elementos de tres estilos diferentes.

    La música instrumental

    En la música de Purcell, tiene dos partes diferenciadas, la tradicional y la italiana.

    Las fantasías para cuerda, siguen las pautas de la música inglesa para viola. Su estilo se parece al del madrigal polifónico, donde cada instrumento recibe la misma importancia.

    Las 12 Sonatas a tres partes fueron compuestas en un estilo totalmente diferente; Purcell dice en su prólogo que se “esforzó por imitar fielmente a los más famosos maestros italianos”. También escribió suites.

    Música religiosa

    También se da una mezcla de estilos. Los full anthems (composiciones sobre texto sagrado para conjunto vocal) de Purcell siguen un estilo tradicional.

    Después, la música religiosa de Purcell se inscribe en general en el género conocido como el verse anthem, en la cual alternan solistas, coros y violines.

    Música profana

    Los verse anthems probablemente deben algo en su forma a las odas reales. En ellas el texto versificado, era muchas veces de escasa calidad literaria, pero su mayor extensión, comparada con el anthem, permitía que la

    parte solista adquiriera una importancia primordial. Las odas comienzan con una obertura al estilo francés y tienen solos para voces seguidos de secciones corales que prolongan los solos.

    Incluso cuando utiliza formas italianizantes o versos pastoriles, no suele haber sentimentalismo en Purcell, sino más bien una actitud irónica.

    Música para la escena

    Su talento como escritor de canciones hace que sus obras para el teatro sean muy atractivas. Consiste en danzas y act tunes (“melodías para actos”), y canciones, que a veces son simples melodías y otras se presentan en forma de dúos con diálogos. La música de Purcell enriquece de tal manera las emociones de los protagonistas, que en el plano del drama humano la ópera en ningún momento deja de ser muy emocionante. La imposibilidad de componer óperas al estilo de Dido and Aeneas hizo que Purcell volviera al género exclusivamente inglés conocido como “semi-ópera”.

    BIBLIOGRAFÍA

    • Los grandes compositores (Salvat)

    • Enciclopedia Encarta 2000

    • Enciclopedia Larousse 2000

    • Enciclopedia Larousse de la música (Argos Vergara)

    • Historia de la música y sus compositores

    • Historia general de la música (Desde el renacimiento al barroco)

    • Enciclopedia de la música (Hamel & Hürlimonm)